You are on page 1of 4

Distinguido participante:

Envíe a este espacio, durante el plazo indicado, la tarea No. 5 asignada


en esta unidad, consistente en:

1-Elaboración de un esquema acerca de:

a) b) Las formalidades para la celebración del matrimonio;

c) Las sanciones aplicables al incumplimiento de las condiciones de


forma o de fondo del matrimonio.

Los elementos constitutivos de la unión marital de hecho;

La unión marital de hecho ha existido desde tiempos pasados, lo que


comúnmente se denominaba concubinato, la cual era al igual que la
unión marital de hecho la decisión libre y voluntaria de un hombre y una
mujer de compartir su vida con el ánimo o la intensión de perpetuar esa
relación en el tiempo y con el fin de procrear y el de constituir una
familia. Esta relación de concubinato empezó a tener su reconocimiento
a partir de la expedición de la ley 54 de 1990, siendo esta ley quien la
definió, y con ello reconoció la unión marital de hecho como aquella
formada entre un hombre y una mujer, que sin estar casados hacen una
comunidad de vida permanente y singular, denominándolos, para todos
los efectos civiles, como compañero y compañera permanente y regulo
los parámetros para su reconocimiento y el régimen patrimonial que los
rige. La Corte ratifica su posición argumentando que, si bien los
compañeros permanentes conforman una familia, ella no genera, ipso
jure , un estado civil, por cuanto es la Ley y más no el juez, la llamada a
asignarle dicho reconocimiento jurídico.La promulgación de la Ley 54 de
1990 se ha desencadenado, un creciente número de litigios en torno a la
declaratoria de existencia de uniones maritales de hechos y la sociedad
patrimonial que de ella eventualmente se deriva, llama la atención de
los administradores del derecho en Familia; sin embargo, los vacíos que
se han creado con la citada ley, han ocasionado en los despachos
judiciales una serie de incertidumbres y una prolongación en el trámite
procesal para dictar la Sentencia, ocasionado por la dificultad,
controversia que genera si la unión marital de hecho puede considerarse
un estado civil o no.

Prohibiciones para contraer matrimonio

Existen prohibiciones para contraer matrimonio, cuyo irrespeto conlleva


la nulidad absoluta de dicho acto.

Algunas restricciones son:

• La prohibición a los menores de edad para contraer matrimonio, sin


perjuicio de las dispensas señaladas por la ley, a las cuales se ha hecho
referencia en los párrafos anteriores.

Tampoco se puede contraer segundo matrimonio antes de la disolución


del anterior.

Está prohibido a la mujer divorciada, contraer nuevo matrimonio antes


de transcurridos los diez (10) meses después de que el divorcio se haya
hecho definitivo; no obstante, la mujer se libera de dicha restricción si el
“nuevo” marido es el mismo de quien se ha divorciado.

Otras restricciones legales para contraer matrimonio en la República Do-


minicana, las no admiten dispensa, son:

La prohibición de contraer matrimonio entre las siguientes personas:

a) Entre todos los ascendientes y descendientes, y los afines en la


misma línea.

b) Entre el padre o madre adoptante y el adoptado; y entre aquéllos y el


cónyuge viudo de éste;
c) Entre los que hubieren sido condenados como autores o cómplice de
la muerte del cónyuge de cualquiera de ellos;

d) Entre hermanos.

e) Cuando una de las partes contratantes o las dos sean dementes.

11.3 Sanciones al INCUMPLIMIENTO de las condiciones de


forma o de fondo.
Debido al carácter del matrimonio, se requieren de algunas condiciones
indispensables para su validez.
El matrimonio que se haya celebrado en incumplimiento de los
requisitos de fondo exigidos por la ley es nulo; asimismo, el matrimonio
efectuado en violación a los requisitos firma puede ser anulable.
De igual manera son aplicables algunas sanciones al Oficial encargado
que no cumpla con las formalidades requeridas por la ley 659 sobre Actas
del Estado Civil.
Algunas de las infracciones castigadas son : el hecho de haber dejado
de cumplir lo dispuesto sobre la inscripción de los certificados y pruebas
de matrimonio, la falsedad de estos actos y el hecho de haber autorizado
o celebrado un matrimonio sin ser funcionario autorizado por la ley.

El numeral 1 del artículo 62 de la indicada ley, indica las sanciones


aplicables al Oficial de estado civil » por no realizar el correspondiente
archivo de las actas, al respecto establece : ~El funcionario que
hubiere autorizado matrimonio según las prescripciones de
esta ley que dejare de cumplir lo dispuesto sobre la inscrip-
ción de los certificaos pruebas de matrimonio de matrimonio,
será juzgado correccionalmente por el Tribunal de Primera
Instancia, y si fuere culpable, se le impondrá una multa de cien pesos
($100.00), o prisión de uno a tres meses.”
En el numeral 2 del artículo indicado precedentemente
quedan establecidas las penas aplicables a los casos de
falsedades: “Las falsedades esenciales a estos actos, cometidos por el
funcionario que hubiere autorizado un matrimonio, se castigarán como
falsedades en documentos públicos, según lo preceptuado por los
artículos 145, 146, 147y 148 del Código Penal Común”
Es importante destacar que las sanciones indicadas en los casos de
falsedades de carácter criminal, ya que son falsedades en documentos
públicos.
El artículo 62 de la ley 659 sobre Actas del Estado Civil, en su
numeral 3expresa: “El que autorizare o celebrare un matrimonio, no
siendo funcionario autorizado por la ley, se considerará culpable de delito
y castigado según su participación, con una pena de uno a dos años de
prisión correccional. ”
Respecto a la falsedad o el engaño que realice alguno de los
contrayentes al Oficial del Estado Civil correspondiente, a
sabiendas de que existen causas de impedimento matrimonial,
el numeral 4 del indicado artículo 62 expresa: “El contrayente que
sabiendo que en su persona existen una o varias de las causas de
impedimento para la celebración del matrimonio consiguiere engañar al
funcionario que deba autorizar el matrimonio, será castigado en la
siguiente forma:
a) si el matrimonio no hubiere llegado a efectuarse, la tentativa se
castigará con pena de uno a dos años de prisión correccional;
b) si el matrimonio se hubiere celebrado, con penas de trabajos
públicos de cinco a diez años; c) estas penas no se aplicarán al
cónyuge que resultare inocente en el delito. ”

3-Realización de un informe, de no más de diez páginas, acerca de las


medidas aplicables por la Ley a los fines de proteger la familia y su
patrimonio, incluyendo las sanciones.