You are on page 1of 6

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE COTOPAXI

EXTENSIÓN LA MANÁ

FACULTAD EN CIENCIAS DE LA
INGENIERIA Y APLICADAS
(CIYA)
Ingeniería en Electromecánica
ATMOSFERA CAPA DE OZONO
LLUVIA ACIDA
NOMBRE:
DAVID QUINTEROS

Curso: Sexto Ing. Electromecánica

Fecha: 24/10/2017

OCTUBRE-MARZO
MARCO TEÓRICO

 LA ATMÓSFERA
El aire que rodea la Tierra es conocido
como atmósfera. La capa de gas que
envuelve al planeta es atraída por la
fuerza de la gravedad y por el efecto
de las bajas temperaturas.

La atmósfera de la Tierra no ha sido


siempre igual, sino que su formación
ha sido el resultado de un proceso de
millones de años. Inicialmente estaba formada por hidrógeno y helio.

En una siguiente fase, el planeta fue bombardeado por una gran cantidad de meteoritos,
los cuales desembocaron en una intensa actividad tectónica y volcánica. Los gases que se
liberaron en la etapa anterior, crearon una atmósfera secundaria con dióxido de carbono,
nitrógeno y gases sulfurosos. Finalmente, fue la propia naturaleza la que cambió la
estructura de la atmósfera.

La atmósfera se divide en las siguientes partes:

1) tropósfera, donde la temperatura va descendiendo de manera progresiva y donde


ocurren la mayoría de fenómenos meteorológicos,

2) estratósfera, donde la temperatura es constante hasta los 50 km, los gases van formando
capas y en ella se encuentra la capa de ozono que nos protege de los rayos ultravioleta del
Sol

3) mesósfera, donde la temperatura se incrementa de manera brusca y luego desciende


hasta los -75 grados centígrados,

4) termósfera o ionosfera, que está situada entre los 80 y los 500 km y donde se llegan a
alcanzar unas temperaturas superiores a los 1500 grados centígrados y
5) exósfera, situada a partir de los 500 km y que constituye la parte de la atmósfera que
entra en contacto con el espacio exterior, considerando que allí no hay gases y por ello el
aire no tiene propiedades ni cambios de temperatura. (Navarro, 2008)

Importancia de la atmósfera para la vida

La atmósfera nos protege de las radiaciones solares perjudiciales procedentes del Sol. El
Sol, además de luz y calor (radiación infrarroja), emite otras radiaciones como los rayos
gamma, los rayos X y los rayos ultravioletas que son dañinos para la vida. Estas
radiaciones nocivas son absorbidas por la termosfera y estratosfera.

Nos protege de los impactos de los meteoritos. Estas rocas procedentes del espacio
exterior son atraídas por la gravedad y caen sobre la superficie terrestre. Al entrar en
contacto con los gases de la atmósfera, a gran velocidad, el rozamiento hace que se
calienten tanto que se ponen incandescentes y acaban desintegrándose no llegando al
suelo. Sólo los más grandes (poco frecuentes) pueden atravesar la atmósfera y llegar al
suelo provocando grandes catástrofes: destrucción de la zona de impacto, cambios
climáticos, extinción de especies, etc. (Ramírez, 2005)

• CAPA DE OZONO

El ozono se encuentro en la
estratósfera, que se desarrolla entre
los 10 y los 50 kilómetros de altura.
Esta capa de ozono resulta
imprescindible para la vida ya que se
encarga de absorber los rayos
ultravioleta que emite el Sol. La
utilización de diversos compuestos químicos presentes en aerosoles, fungicidas,
refrigerantes y otros productos genera un incremento de la concentración de bromo y
cromo en la estratósfera, afectando la capa de ozono. Cuando la capa de ozono se reduce,
también disminuye su capacidad de filtración de la radiación: la mayor llegada de rayos
ultravioletas a la superficie, a su vez, incrementa los casos de cáncer de piel, cataratas y
otros trastornos de salud. (Pérez, 2016)
 LLUVIA ACIADA

La lluvia ácida es una de las


consecuencias de la contaminación
del aire. Cuando cualquier tipo de
combustible se quema, diferentes
productos químicos se liberan al aire.
El humo de las fábricas, el que
proviene de un incendio o el que
genera un automóvil, no sólo contiene partículas de color gris (fácilmente
visibles), sino que además poseen una gran cantidad de gases invisibles altamente
perjudiciales para nuestro medio ambiente.

Centrales eléctricas, fábricas, maquinarias y coches "queman” combustibles, por


lo tanto, todos son productores de gases contaminantes. Algunos de estos gases
(en especial los óxidos de nitrógeno y el dióxido de azufre) reaccionan al contacto
con la humedad del aire y se transforman en ácido sulfúrico, ácido nítrico y ácido
clorhídrico. Estos ácidos se depositan en las nubes. La lluvia que producen estas
nubes, que contienen pequeñas partículas de ácido, se conoce con el nombre de
"lluvia ácida".
La lluvia siempre es ligeramente ácida, ya que se mezcla con óxidos de forma
natural en el aire. La lluvia que se produce en lugares sin contaminación tiene un
valor de pH de entre 5 y 6.
Cuando el aire se vuelve más contaminado con los óxidos de nitrógeno y dióxido
de azufre la acidez puede aumentar a un valor pH de 3. El zumo de limón tiene un
valor de pH de 2.3. La lluvia acida con mayor acides registrada llega a un valor
pH de
Consecuencias de la Lluvia Ácida la lluvia ácida tiene una gran cantidad de
efectos nocivos en los ecosistemas y sobre los materiales. Al aumentar la acidez
de las aguas de ríos y lagos, produce trastornos importantes en la vida acuática.
Algunas especies de plantas y animales logran adaptarse a las nuevas condiciones
para sobrevivir en la acidez del agua, pero otras no.
Camarones, caracoles y mejillones son las especies más afectadas por la
acidificación acuática. Esta también tiene efectos negativos en peces como el
salmón y las truchas. Las huevas y los alevines son los más afectados. Una mayor
acidez en el agua puede causar deformaciones en los peces jóvenes y puede evitar
la eclosión de las huevas.
La lluvia ácida también aumenta la acidez de los suelos, y esto origina cambios
en la composición de los mismos, produciéndose la lixiviación de importantes
nutrientes para las plantas (como el calcio) e infiltrando metales tóxicos, tales
como el cadmio, níquel, manganeso, plomo, mercurio, que de esta forma se
introducen también en las corrientes de agua. (Bolonia, 2007)
La lluvia ácida tiene muchas consecuencias nocivas para el entorno, pero sin
lugar a dudas, el efecto de mayor insidia lo tiene sobre los lagos, ríos, arroyos,
pantanos y otros medios acuáticos. La lluvia ácida eleva el nivel acídico en los
acuíferos, lo que posibilita la absorción de aluminio que se transfiere, a su vez,
desde las tierras de labranza a los lagos y ríos. Esta combinación incrementa la
toxicidad de las aguas para los cangrejos de río, mejillones, peces y otros animales
acuáticos.
La vegetación sufre no sólo las consecuencias del deterioro del suelo, sino
también un daño directo por contacto que puede llegar a ocasionar en algunos
casos la muerte de la especie.
El hombre puede prevenir la lluvia ácida mediante el ahorro de energía.
Mientras menos electricidad se consuma en los hogares, menos químicos emitirán
las centrales. Los automóviles también consumen ingentes cantidades de
combustible fósil, por lo que los motoristas pueden reducir las emisiones nocivas
al usar el transporte público, vehículos con alta ocupación, bicicletas o caminar
siempre que sea posible. (National Geographic, 2010)

Bibliografía
Bolonia, C. (25 de Octubre de 2007). la recerva.com. Recuperado el 14 de Noviembre de 2017,
de ¿Que es la lluvia acida?: http://www.lareserva.com/home/lluvia_acida

National Geographic. (10 de Septiembre de 2010). National Geographic. Recuperado el 14 de


Noviembre de 2017, de Lluvia ácida: http://www.nationalgeographic.es/medio-
ambiente/lluvia-acida

Navarro, J. (03 de Marzo de 2008). Definición ABC. Recuperado el 14 de Noviembre de 2017,


de Atmósfera: https://www.definicionabc.com/?s=Atm%C3%B3sfera#resultados
Pérez, J. (25 de Enero de 2016). Definición de capa de ozono. Recuperado el 14 de Noviembre
de 2017, de Definicion.de: https://definicion.de/capa-de-ozono/

Ramírez, L. (11 de Febrero de 2005). recursostic educacion. Recuperado el 14 de Noviembre de


2017, de Proyecto Biosfera:
http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/1esobiologia/1quincena5/1q5_conte
nidos_4b.htm