You are on page 1of 2

Qué es el Qi

Esta palabra Qi (o Chi) en chino significa originalmente ‘aliento’, ‘soplo’ o ‘vapor’ y se utilizaba para designar tanto
los fenómenos meteorológicos más comunes como los fluidos del interior del cuerpo. Hay que pensar en el qi como
un elemento sutil, movible y energético, que circula por todas las cosas, dándole vida y actividad. No puede tocarse
ni medirse, es algo inmaterial pero a la vez esencial para la vida. Las plantas, los animales y humanos, las emociones
y la mente, el mundo invisible que nos rodea, etc. todo son manifestaciones de esta energía.

Origen y tipos de Qi

En la Medicina tradicional china, la energía qi circula por el cuerpo de los seres vivos a través de canales energéticos
o meridianos. Existen 12 meridianos principales, cada uno de ellos asociado a un órgano o a una función vital
importante. Podemos distinguir 5 tipos de qi principalmente:

Qi original (yuan qi 元气): se trata de la energía que heredamos de nuestros padres y con la que crecemos. Esta
energía se encuentra en los riñones, y cuando se agota, el cuerpo muere. Se trata de una energía hereditaria, y el
origen de toda la energía yin y yang del cuerpo.

Qi aglutinador (zong qi 宗气): también se le llama qi del pecho. Se forma con la ayuda del Qi original. Esta energía qi
se combina con la energía del aire que respiramos y la energía de los alimentos. Es una energía sensible a los
problemas emocionales.

Qi normal (zhen qi 真气): este es el verdadero qi que circula por nuestro cuerpo. Es el estado final y más minucioso
de la energía qi. Para su formación se necesita la colaboración de los dos tipos de energía que hemos descrito antes
(Qi original y qi aglutinador). Cuando el zhen qi fluye por los diversos órganos internos del cuerpo, el qi actúa de
acuerdo a las características de ese órgano, y se le denomina Qi de los órganos. De forma similar, cuando el zhen qi
fluye por los meridianos del cuerpo, se le denomina Qi de los meridianos.

Qi nutritivo (ying qi 营气): es una de las formas que adopta el zhen qi. Es esencial para la nutrición de todos los
tejidos del organismo y el cuerpo humano. Este es el qi que se activa cuando, por ejemplo, nos insertan agujas en
una sesión de acupuntura.

Qi defensivo (wei qi 卫气): es la segunda forma que adopta el zhen qi. De día, circula por el exterior del cuerpo y lo
protege de los factores externos y patógenos. Por la noche, circula por los órganos yin del cuerpo. Es una energía de
rápida circulación y fácil activación.

Según el concepto taoísta de yin y yang, la energía qi se puede manifestar tanto en forma yin como yang. Son la
pareja de elementos energéticos básicos de todas las cosas. Los cambios en la naturaleza son resultado de la
alternancia constante entre estos dos aspectos del qi, presentes en todas partes en diferentes grados y en varias
combinaciones.

Funciones del Qi

Las funciones principales del qi son:

Activar y mover el cuerpo: todos los movimientos del cuerpo son una manifestación del qi, que está constantemente
ascendiendo, descendiendo, entrando y saliendo del cuerpo; el bienestar depende de esta continua actividad
dinámica.

Calentar el cuerpo

Fuente de protección para el cuerpo: el Wei Qi es el responsable de proteger el cuerpo de factores externos como
frío, calor, humedad y otros factores patógenos.

Transformar el cuerpo: el qi es crucial para transformar los alimentos y el aire en otras sustancias vitales, como la
sangre y los fluidos corporales.
Controlar la retención y contención: igual que los neumáticos de los coches necesitan la presión correcta para
quedar sujeto a la rueda y facilitar el movimiento, un qi sano facilita el funcionamiento de todo el cuerpo.