You are on page 1of 2

Aniceto

(Redirigido desde «Aniceto (papa)»)

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Este artículo trata sobre el papa. Para el nombre propio, véase Aniceto (nombre).
Para la película de Argentina dirigida en 2008 por Leonardo Favio, véase Aniceto
(película).
No debe confundirse con San Niceto.
No debe confundirse con San Nikita.

Aniceto

Papa de la Iglesia católica

155-166

Predecesor Pío I
Sucesor Sotero

Información personal

Nombre Aniceto

Nacimiento ha. 98, Emesa (Siria)

Fallecimiento c. 19 de abril de 168jul.


Roma, Italia

[editar datos en Wikidata]

Aniceto (Emesa, ha. 98-Roma, 166) fue el papa n.º 11 de la Iglesia católica de 155 a 166.1
En los inicios de su pontificado recibió en Roma a Policarpo de Esmirna, obispo
de Esmirna, que había sido discípulo de Juan el Apóstol y maestro de Ireneo de Lyon, al
objeto de establecer la fecha de celebración de la Pascua. Policarpo, y la Iglesia oriental
en su conjunto, entendía que la celebración debía realizarse el día 14 del mes
de Nisán independientemente del día de la semana en que cayera. Esta postura que
seguía la tradición johánica y que suponía celebrar la Pascua de Resurrección el mismo
día que los judíos, es conocida como «práctica cuartodecimal» y no era considerada por el
papa Aniceto como correcta ya que entendía, junto a la Iglesia occidental, que la Pascua
debía celebrarse el domingo siguiente al día 14 de Nisán.
Según el relato que Ireneo de Lyon hace de esta visita, parece ser que Aniceto no pudo
convencer a Policarpo, ya que este basó su postura en que «Juan y los demás apóstoles
con quienes él había vivido» celebraban la Pascua de dicho modo. A pesar de las
diferencias entre ambos no hubo ruptura entre ambos y el papa permitió al santo seguir
celebrando la Pascua según la tradición oriental.
Trabó amistad con el apologista Justino junto a quien falleció en 166 tras sufrir martirio
durante las persecuciones del emperador Marco Aurelio.
Parece ser que condenó la doctrina montanista, y que se enfrentó a los gnósticos y a
los marcionistas, aunque no existen documentos históricos que acrediten estas
actuaciones, ya que, según el Liber Pontificalis prohibió a los clérigos que llevaran el
cabello largo, lo que supondría una forma de separarse de los gnósticos que, al parecer,
tenían esta costumbre.