You are on page 1of 3

EL CONCILIO DE TRENTO

REFORMA Y CONTRARREFORMA

La Reforma Católica o Contrarreforma fue la respuesta a la reforma protestante de


Martín Lutero, que había debilitado a la Iglesia.

Para entender los movimientos reformistas que nacieron a lo largo del siglo XV y XVI
hay que comprender, en primer lugar, las circunstancias sociopolíticas de esa época
así como el estado en que se encontraba la iglesia católica.

Nos movemos en una época en la que el Renacimiento estaba en su máximo apogeo.


La sociedad medieval, así como su pensamiento estaba empezando a extinguirse en
toda Europa, si no lo había hecho ya. De esta manera, la sociedad teocéntrica que
propugnaba el medievalismo había sido sustituida por el antropocentrismo
humanista. El pensamiento social y científico ya no giraba en torno a un Dios
Todopoderoso exclusivamente, sino que el ser humano, como ente, había irrumpido
con fuerza en ese pensamiento. Había un nuevo orden. Junto a ello, las ideas y
pensamientos comenzaron a correr por toda Europa gracias a un nuevo invento
surgido el año 1440: la imprenta, creada por Johannes Gutenberg. Este ingenio
facilitó que las copias de los textos se hicieran mucho más deprisa, así como una
menor dependencia de los centros copísticos eclesiásticos. A parte de todo ello, en el
continente, un nuevo grupo social estaba surgiendo: la burguesía. Se trata de una
nueva clase social compuesta, entre otros por comerciantes enriquecidos. Estos eran
partidarios de realizar cambios sociales, y el humanismo era su mejor refugio.
Además, en Alemania, la pequeña nobleza ansiaba mayor independencia y libertad
ante el emperador y ante la alta nobleza, y es que este grupo estaba empobrecido y
la única posibilidad de mejorar su situación era que se produjesen cambios drásticos
en la organización sociopolítica alemana.

La Iglesia no era ajena a todos estos movimientos que estaban surgiendo a su


alrededor, todo lo contrario. Intentó frenar como le fue posible los intentos de
reforma, a los que consideró como herejías.

La Contrarreforma es también una toma de conciencia de la necesidad de hacer


cambios que volvieran a impulsar la fe en Europa. Podemos distinguir dos vías de
actuación católica frente a los cambios reformistas: una vía pacífica o intelectual, y
otra activa o de acción.

1
EL CONCILIO DE TRENTO

La primera vía tiene dos elementos principales, la creación de nuevas órdenes


religiosas que combatieran intelectualmente la Reforma, como es el caso de los
Jesuitas. Son estos, la Compañía de Jesús, la principal orden que se enfrente a la
Reforma. Fundada por san Ignacio de Loyola, propone la enseñanza, las misiones y el
voto de obediencia al Papa como principales argumentos. Pero es sobre todo en el
Concilio de Trento donde se organizará la Contrarreforma. Se desarrolla desde 1545
hasta 1563, y es precisamente su larga duración lo que provocó que no se atajaran a
tiempo muchos de los movimientos reformistas que se estaban llevando a cabo.

En este concilio se debatieron las posturas a tomar así como las posibles soluciones
ante los problemas surgidos. Inmediatamente surgieron dos tendencias, una
conciliadora con la Reforma que acercara posturas y mantuviera unida al catolicismo
y otra postura más conservadora que proponía el mantenimiento actual de la Iglesia y
posturas de intransigencia hacia la Reforma Protestante, que fue la postura que
finalmente se impuso.

Los acuerdos a los que llega el Concilio, son entre otros:

 el mantenimiento de los siete sacramentos


 la exclusividad en cuanto a interpretación de los textos sagrados que tienen
las autoridades religiosas

 la prohibición de la lectura de la Biblia en lengua vulgar

 la importancia del papel del Papa así como si inefabilidad

 la importancia de las buenas obras para la salvación

 el celibato, la obligación de residencia y evangelización

 los registros parroquiales

 los seminarios de formación

La otra vía que se lleva a cabo para frenar a la Reforma Protestante, la que hemos
llamado vía de acción o violenta, está relacionada con dos aspectos fundamentales:
la inquisición y la política de la monarquía de los Austrias. La primera de ellas, la
Inquisición (Tribunal del Santo Oficio) se organizará como un elemento para
perseguir y castigar a la herejía, así como defensora de la fe católica y del concilio

2
EL CONCILIO DE TRENTO

de Trento. Y en segundo lugar el alzamiento de la monarquía de los Austrias,


principalmente con el emperador Carlos V y posteriormente con su hijo Felipe II
como defensores de la fe cristiana y del poder papal.

La revolución cultural

Se querían hacer atractivos los ritos, y se tomaron el arte, con la aplicación de


la decoración barroca, como un medio de difusión y propaganda católica. Fue
un instrumento eficaz de propaganda religiosa destinado a difundir por Italia y
el resto del mundo los dogmas formulados en el concilio de Trento.

 La fatuosidad arquitectónica y urbanística de Roma responden a la


exaltación de la autoridad de la Iglesia y el Papa.
 También la clarificación de la imágenes sagradas que debían exponerse
con un estilo sencillo y comprensible (“esset est pecibit”).

 El arte debía invitar a la devoción sentida.

 El arte debía publicitar el papel interdecesor de los santos y su imagen


como ejemplo a seguir por los cristianos.

 Y por último, el arte debía contrarrestar la ofensiva protestaste que


minimizaba la imagen de la virgen María : Inmaculada concepción,.