You are on page 1of 13

23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno

LA MEMORIA EN EL CINE CHILENO DE LA DÉCADA
DE 1990
Ensayo

Por Claudia Bossay

(Una primera versión de este artículo fue presentada en el IV Encuentro Internacional de
Investigadores de cine chileno y latinoamericano realizado por la Cineteca Nacional,
2013, gracias a las preguntas y comentarios posteriores nace esta versión).

Si bien la asunción a la presidencia de Patricio Aylwin detuvo la tortura y
desapariciones de disidentes políticos de la dictadura, con esta elección no se comenzó
un período democrático per sé, sino más bien una transición entre la dictadura y esa
democracia que vendría en el futuro. De una manera similar, la década de 1990 no fue
un retorno a los modos de representación histórico-políticas que habían en 1970 o en
el exilio, sino que lidió con el pasado silenciado en la medida que le fue lo posible,
tanto en términos económicos como representacionales. A continuación se presentará
una contextualización sobre la transición y luego se evaluarán algunas implicancias
que tuvo esta transición en la tradición de cine que representaba la Unidad Popular y
a dictadura chilena, es decir el cine de trauma o aquel que explora y representa el
pasado traumático del país.

Como lo han expresado varios autores y he explorado en profundidad en otros
artículos, la dictadura atacó violentamente al cine. 1 Cerraron escuelas, se cancelaron
los fondos de ayuda, se revocaron leyes y cerraron alrededor de 330 salas durante los
17 años de dictadura. 2 Además, la amenaza de muerte por hacer cine era tal, que
muchos de los jóvenes que querían realizar cine en Chile, se vieron forzados al
autoexilio. Esto no significa que durante la dictadura no se haya hecho cine de trauma
en el país, sino más bien lo convirtió en una tarea de valientes. Con la transición,
algunos de los cineastas exiliados comenzaron a volver, si bien no permanentemente,
al menos a re establecer vínculos. Por ejemplo, en 1990, el Festival Internacional de
Cine de Viña del Mar, aquel que fuera uno de los lugares fundacionales del Nuevo Cine
Latinoamericano, volvió a abrir sus puertas después de veinte años.
http://campocontracampo.cl/textos/5 1/13

Según lo estratégicamente planeado en las reformas de 1980 a la Constitución. http://campocontracampo. películas como el documental Cien niños esperando un tren.23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno La dictadura chilena mantuvo al cine en línea mediante una fuerte censura fílmica. Además. el autoritarismo de Pinochet estaba basado en la ley. 5 La transición fue. mientras que se mostraba en la televisión abierta o pública en Europa. sino que éstas eran aprobadas o prohibidas en su totalidad. pactada.8 Durante la primera década de la transición. otras figuras militares mantuvieron importantes roles como ministros y decanos de facultades. 3 Sin embargo. 4 En términos políticos. 7 El poder más abusivo del Consejo se focalizaba en la Ley de Seguridad del Estado. Sin embargo. Senadores designados también mantuvieron el status quo y garantizaron que no se realizaran juicios en contra de miembros de las Fuerzas Armadas acusados de delitos contra los derechos humanos. del chileno Ignacio Agüero (1988) fue calificada para mayores de 21 años. estos no intervendrían. en donde mientras se respetaran y mantuvieran las reformas económicas implementadas durante la dictadura (de un orden neoliberal). del Equipo Tercer Año dirigido por Patricio Guzmán tuvieron que esperar hasta avanzada la década del 2000 para ser finalmente exhibidas en el sistema comercial. que en comparación con los sistemas de censura instalados por otras dictaduras en América Latina no censuraban segmentos de cintas.cl/textos/5 2/13 . los presidentes del Senado y de la Corte Suprema de Justicia. Un pacto tácito con los militares y sus aliados políticos de derecha se implementó. y luego fue designado senador vitalicio (hasta el 2002). otras películas como la trilogía de La batalla de Chile. 6 Durante la transición chilena. hasta 1998. por tanto. como es el caso de Palomita Blanca. y los miembros de la Junta Militar. el gobierno electo accedió a pasar por alto sus diferencias con los ex gobernantes del país y las diferencias dentro de la Concertación de partidos políticos con el objetivo de fortalecer una transición pacífica a la "política normal". Particularmente bajo el alero del Consejo de Seguridad Nacional. formado por el Presidente de la República. Bajo esta lógica. de Pablo Perelman (1987- 1990). más de veinticinco periodistas y políticos fueron detenidos al investigar desapariciones y/o corrupciones durante la dictadura. y no se intentara regresar a la política extrema de la Unidad Popular. con el comienzo de la transición. Pinochet mantuvo su papel como Comandante en Jefe de las Fuerzas Militares. de Raúl Ruiz (1973-1992) e Imagen latente. 9 De esta manera. algunas películas que habían sido previamente prohibidas fueron finalmente presentadas al público. Este Consejo transformó a los militares en un virtual cuarto poder del gobierno.

23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno una de las mayores implicancias de la transición pactada fue que en múltiples aspectos. como no hubo clausura legal frente a las violaciones a los derechos humanos. el número de desaparecidos estaba aún en una nebulosa en el discurso público. más otras tantas que se hicieron en el extranjero. y no se han encontrados todos los cuerpos de los detenidos desaparecidos. se apeló a la búsqueda de justicia en relación a una definición formal de la verdad (con la comisión Retting por ejemplo) en vez de a través de un proceso judicial. Las estrategias de control de la dictadura. al menos ¡15 cintas! (tanto documentales como ficciones) mantuvieron viva la tradición del cine de trauma dentro del país.cl/textos/5 3/13 . Por ejemplo. y además el estado no ha hecho hincapié en encontrarlos. en la medida de lo posible. no se pudo hacer evaluaciones críticas sobre la dictadura. para finales de la década de 1990. treinta y cuatro películas de ficción y alrededor de cincuenta y dos documentales fueron producidas. con respecto a situaciones pasadas pendientes. el silencio seguía reinando. como atestigua el documental de Orlando Lübbert Chile. la herida abierta (1999). Sin embargo. Aún más. se imposibilitó el acceso abierto a la memoria y al duelo a nivel nacional. que son heridas abiertas en el alma nacional” (en El País. Sin embargo. se ha planteado que quizás algunos de estos cambios son irreparables. entre 1990 y 1999. la mayor parte de los actores sociales (como los políticos y cineastas) trabajaron cuidadosamente durante la primera década de la transición. Que la Constitución aun mantenga las enmiendas dictatoriales. Se ha sugerido que desde un punto de vista jurídico. por lo tanto. En estos términos. 2 de Junio 1991). el retorno a la democracia permitió el surgimiento de un lento proceso de la libertad de expresión. Otras opiniones legales inscriben que la era de transición termina efectivamente cuando los casos de derechos humanos comienzan a http://campocontracampo. y entre 1980 y 1989 diecinueve. y aun habían sectores que los negaban completamente. 10 En este despertar de la década de 1990. la transición sólo terminará cuando todas las instituciones heredadas de la dictadura den paso a instituciones democráticas. Esto. junto con la evidente sensibilidad de la situación histórica. Esto es significativo porque entre 1973 y 1979 sólo se hicieron nueve películas de ficción. sugiere que esto aún no ha ocurrido. Aun así. está representado en la usada y abusada frase de Aylwin “de esclarecer la verdad y hacer justicia. generó el temor de que la democracia se derrumbara de nuevo. Durante los primeros años de los gobiernos de la Concertación.

particularmente el de ficción. Si comparamos el cine de ficción con el documental podemos ver qué este cambio había comenzado antes. marcando así el regreso de las audiencias a las salas de cine chileno. las iniciativas que introdujeron la financiación de las actividades culturales.11 Del mismo modo. políticos o ciudadanos están de acuerdo con esta fecha. el año 2004 genera un vuelco significativo en lenguaje de representación de estos eventos con el estreno de Machuca. de Cristián Galaz (1999). También mostró un cambio significativo en la lógica política. temática. 12 Esto podría estar marcado por el fin de la ley de censura y la creación de la Plataforma Audiovisual en 1997 y sin duda con la aprobación de la Ley de Promoción Audiovisual en 2004. la transición se acaba cuando se pasa de un Estado agresor a uno participativo. En relación a los estudios de cine. su extensión depende del área de estudio y de la teoría utilizada. al menos para el cine. El Presidente Aylwin propuso que la transición había terminado en 1992. ya que esta cinta representa un fenómeno nuevo en el cine chileno. Por lo tanto. la directora Tatiana Gaviola ha sugerido que. Esto calza con las fechas propuestas por Cavallo para el novísimo cine chileno. no hay cierre oficial al período. 13 Si bien Machuca no calza con las definiciones del cine novísimo. en particular para el cine. Sin embargo no muchos académicos. y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos el 2010. la Ley de promoción Audiovisual del 2004. aunque no en la medida en que las organizaciones de familiares de detenidos desaparecidos y otros actores contemporáneos aceptan como suficiente. Por un lado. Pablo Douzet y Cecilia Rodríguez han fijado el fin al proceso de transición con El Chacotero Sentimental.cl/textos/5 4/13 . Esto ha comenzado a suceder. esta película recaudó casi un millón de espectadores. 14 Los gobiernos de Lagos y Bachelet implementaron nuevas políticas en torno a la memoria colectiva y la cultura. los críticos y académicos Ascanio Cavallo. De esta manera podemos ver que durante la década del 2000 cambian los parámetros políticos y culturales sugiriendo que la transición ya ha http://campocontracampo. como la fundación del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes el 2003. estética y de negocios de la realización de películas en Chile. De hecho en términos del cine de trauma.23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno ser tratados por el sistema judicial. la Cineteca Nacional el 2006. de Andrés Wood (2004). el Fondo Audiovisual bajo el Fondo Nacional para el Desarrollo de la Cultura y las Artes en 2005. podemos ver que para el cine de ficción hay un cambio en las formas de representación alrededor de este año.

Gentille Alouette (La estrella del Coronel). de Bille August (1993. Reino Unido). de Gonzalo Justiniano (1994) y Los náufragos. Entre estas están por ejemplo. En esta primera mitad de la década de 1990 también hay estrenos de cintas de ficción internacionales que toman el tema de los años de conflicto político en Chile. podemos ver que la producción de filmes de esta temática no fue constante. El primero segmento de la década comienza con cintas que aun vienen trabajando lógicas de la década anterior como son Una vez más. Sin embargo una serie de censuras. de Pablo Lavín (1990). Luego se estrena La frontera. mi país. El presente y futuro del país a finales de la dictadura y comienzo de la transición se entrelazan con la vida de una mujer que evoluciona de inquieta niñez a triste vejez. Durante esta primera etapa. sino más bien estuvo dividida en dos etapas 1990 a 1994 y 1997 a 1999. particularmente en 1994. de Miguel Littin (1994. de Sergio Castilla (1990. Canadá) las cuales comparten año de estreno con el excelente documental La Flaca Alejandra. para generar una mirada simbólica sobre Chile. Winona Ryder. de Carmen Castillo (1994. Este documental juega con la ficcionalización y experimenta con el audio y las imágenes tipo collage. Francia. la década tiene un nuevo ímpetu con las ficciones Amnesia. como es el caso de Vereda Tropical.cl/textos/5 5/13 . el documental. los chilenos tuvieron pocas oportunidades de lidiar con los silencios impuestos por el estado y la dictadura. de Ricardo Larraín (1991) y Archipiélago. France). Un par de años más tarde. Chile. Jeremy Irons y Antonio Banderas. Glenn Close. Chile.23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno llegado a su fin. el sonido y testimonio y el período de trauma con el largometraje Un salto al vacío (2007). Sin embargo. La casa de los espíritus. Chile. Lavín siguió experimentando con la ficcionalización. Si bien durante la década se produjeron alrededor de 22 películas entre ficción y documental. tanto de financiamiento como exhibición a cintas políticas de la tradición del cine de trauma sugieren más que más que superada se ha pasado a una segunda etapa de la transición. de Roman Polanski y http://campocontracampo. Un año más tarde se estrena Death and the Maiden (La muerte y la doncella). Pero en el mismo año aparece también una película que adopta la llegada de la transición y la convierte en una alegoría de una vida. de Claudio Sapiaín (1990). de Pablo Perelman (1992). una de las estrategias utilizadas fue el cine. Francia. EEUU) con un impresionante grupo de actores encabezado por Meryl Streep. con un silencio entre ambos segmentos.

el trauma de los victimarios y el desamparo son los protagonistas de las ficciones en general. Aunque en Amnesia los militares son los protagonistas. víctimas. no se habla de la dictadura. ahora civil se asocia con un civil que sobrevivió gracias a la insurrección del primero y deciden vengar las opresiones del pasado. pero que no les gusta cumplir este rol. ya que aquellos que buscaban venganza. Archipiélago y Los náufragos. en vez de en las victimas en sí.23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno guión de Ariel Dorfman (1994. como si el agua hubiese traído consigo duelo y clausura. Salvo por la “La autoridad” de La frontera. los victimarios son militares o policías que siguen ordenes. como elemento vital está fuertemente presente en La frontera. Perdonan vidas. los desaparecidos tampoco aparecen en algún grado de relevancia. con un boom de ficciones nacionales e internacionales se acaba la producción nacional de la primera parte de la década. en Amnesia no se logra cumplir con la intención inicial y el sargento no sufre castigo alguno. Francia). tsunamis. intentan matarse entre ellos o no tienen mayor relevancia que como el hombre que aprieta el gatillo. nuevamente la lluvia aparece triunfante. el frio del sur y la lluvia se entrelazan en esas cintas que deciden representar el trauma desde el sur de Chile y su clima indómito. en Amnesia. Todas con protagonistas masculinos que deben luchar las fuerzas de la naturaleza para poder encontrar ellos un poco de paz tras las cicatrices dejadas por la dictadura. Podemos ver que en general en estas cintas hay una negación a nombrar la fuente del mal. Cuando uno de los ex militares. EEUU. complejos tiempos de pasados lejanos y presentes no vividos. Aun así. en realidad el sin razón de la guerra. salvo por el hermano del protagonista en Los http://campocontracampo. ni de la tortura.cl/textos/5 6/13 . Estas ficciones nacionales presentan potentes narrativas que representan el trauma chileno desde situaciones extremas como geografías lejanas. están postrados en la casas de campo. Así. los canales del archipiélago de Chiloé. Así. UK. donde dos de los protagonistas son militares. la mayoría de la cinta se desarrolla en torno a la escasez de agua y a la sed del desierto. Esta película a diferencia de las anteriores se enfoca en como los victimarios fueron a su vez víctimas. y sobre todo lluvia. como agua que limpia y purifica. El agua. Así mismo. El tsunami. de una manera bastante conservacionista el pasado se deja atrás ya que por demasiados años había gobernado las vidas de los protagonistas. de Pinochet. deciden no tomarla. o exiliados. mucha lluvia. En cambio. En estas tres cintas los protagonistas son sobrevivientes.

En términos políticos. comienza un pequeño boom de documentales 15 que se ve fortalecido por las coyunturas que estaban haciendo al autoritarismo de Pinochet decaer y la eventual detención de Pinochet en Londres. Chile y Francia) dónde actos simbólicos como los de quemar dinero (en abierta rebelión contra el sistema) el vapor que empaña vidrios y lentes entre los actores y las cámaras. Así y a modo de conclusión. que termina su exilio para venir a búscalo a Chile. Rusia). En términos de las ficciones. La sociedad chilena aún guardaba mucho temor en ese tiempo" (La Nación. y estuvieron vigilados férreamente por policía. Para la segunda mitad de la década. de Juan Vicente Araya (1999. La producción de esta cinta tuvo forzados problemas de financiamiento. pasa sobre los personajes que no tienen un discurso fuertemente político. Sin embargo. se trabaja también bastante la lógica de cómo las generaciones jóvenes no saben de historia y tienen posiciones extremas en base a este desconocimiento. que no están luchando la dictadura. las temáticas cubiertas. sino sencillamente quieren sobrevivir. en relación a los documentales. en su mayoría responden a los huesos: a dar nombres de las personas que aún no están identificadas. de Patricia Verdugo y Carmen Hertz. 16 Para finales de la década vuelve a emerger la ficción con No tan lejos de Andrómeda. 7 septiembre 2006). enunciando la falta de claridad del proceso que se vivía. la memoria obstinada. El años siguiente. estas ficciones comienzan a enunciar temáticas que más tarde cobrarán fuerza. de Sebastián Alarcón (1999. Dice Alarcón: “Mirando las cosas hoy. y ha sido profusamente representado en esta década así como también durante el 2000. basada en Operación Siglo XX. La segunda etapa de la década comienza después de un par de años en silencio.23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno náufragos. Así. ya no es la naturaleza sino fuerzas extraterrestres (igualmente http://campocontracampo. y Cicatriz (El atentado a Pinochet). Chile.cl/textos/5 7/13 . (1997) de Patricio Guzmán que vuelve sobre las imágenes de La batalla de Chile y las analiza y evalúa desde los ojos de chilenos tras los años de la dictadura. la detención tiene un alto valor simbólico en el proceso transicional. varios actores se negaron formar parte del equipo. a lo mejor la hice muy pronto. a describir cómo eran en vida aquellos que han sido encontrados. en donde el clima indomable es como la historia. primero con Chile. pero no podían ser elaboradas en ese momento en mayor profundidad. podemos ver como la primera parte de la década nos confronta con las fuerzas inevitables.

y que no hablan de ellas de manera alegórica. José Joaquín Brunner. sino que son francas. Esto aparentemente cambia con Cicatriz (El atentado a Pinochet).” Radical History Review 85 (2003): 272–81. sobre todo en los documentales. La voz de los cineastas: Cine e identidad chilena en el umbral del milenio (Santiago: Editorial Cuarto Propio.cl/textos/5 8/13 .” Comunicación y Medios 29 (2014): 106-118. La pequeña historia de una imagen obstinada”. http://campocontracampo. está en el cine realizado por directoras mujeres. en donde las acciones son claras y tienen consecuencias reales en el mundo profílmico. “Cine de Chile 1990-2005. “El protagonismo de lo visual en el trauma histórico: Dicotomías en las lecturas de lo visual durante la Unidad Popular. de Carmen Castillo (1994) pero también con La venda de Gloria Camiruaga (2000). tanto en el cine con apreciaciones de género como el que no las tiene. 2005). 2 Ignacio Aliaga. Notas 1 Claudia Bossay.23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno incontrolables) las que apoyan el acto de representar lo inmensurable e irrepresentable. abiertas y certeras con la crudeza de sus testimonios. 200. 4 Thomas Miller. La Cultura durante el período de la transición a la democracia 1990-2005 (Valparaíso: Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Particularmente con La Flaca Alejandra. “History and Memory in Neoliberal Chile: Patricio Guzmán’s Obstinate Memory and The Battle of Chile. Klubock. cuando la forma de representar y reflexionar sobre el trauma apele más directamente a las experiencias vividas por los sobrevivientes así como por los desaparecidos. Agustín Squellas y otros. Esto será un fenómeno que incrementará en la década del 2000. Frente a todos los protagonistas hombres de las cintas aparece una vertiente de trauma de género. en donde las mujeres también tienen una opinión. ya que ambas relatan las historias de mujeres que sobrevivieron las situaciones de trauma. la dictadura y la Transición a la Democracia. 3 Mónica Villarroel. 2006). En Bernardo Subercaseaux. Otro vuelco que sucede durante esta década.

la cultura chilena en transición (Santiago: Ministerio Secretaría General de Gobierno. 1990-1994. Centro de Investigaciones Diego Barros. 1994). 9 Alejandra Matus. 14 http://campocontracampo.23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno 5 Ibid. Huérfanos y perdidos. Transiciones desde un gobierno autoritario (Barcelona: Paidós. Secretaría de Comunicación y Cultura. Sólo en 2000 se derogaron estas modificaciones. 11 Ascanio Cavallo. Desde la invasión incaica hasta nuestros días (1500-2000) (Buenos Aires: Biblos. 8 Creada originalmente en 1958. 1994). 2001). Historia de Chile. 22–24. 2007). 10 "Cinechile: Enciclopedia Del Cine Chileno" (2009). 7 Armando De Ramón. 1990-1999 (Santiago: Uqbar Editores. Relectura del cine chileno de la transición. y se refiere a la implementación de un gobierno democrático desde la institucionalidad del régimen autoritario.cl/textos/5 9/13 . esta ley sufrió varias modificaciones durante la dictadura. 12 Ana María Foxley y Eugenio Tironi Barrios. El novísimo cine chileno (Santiago: Uqbar Editores. Pablo Douzet. Para más información: Guillermo O’Donnell and Philippe C Schmitter. 13 Ascanio Cavallo y Gonzalo Maza. 2010). 1999). 6 El término transición pactada a la democracia proviene de la España de post-guerra. 255. El libro negro de la justicia chilena (Santiago: Planeta. y Cecilia Rodríguez. particularmente el endurecimiento de las penas y el aumento de los crímenes que caen bajo ella.

de Carmen Luz Parot (1999. obteniendo fuertes imágenes de comunidad. Huérfanos y perdidos. El último combate de Salvador Allende. Chile. 16 Ejemplos de esto son un espacial del programa periodístico El Factor Humano titulado Nunca digas nunca jamás. de Patricio Henríquez y Fernando ha vuelto. Chile). Chile). de Patricio Guzmán (2001. de Carmen Luz Parot (2001). 11 de septiembre de 1973. 2007. España) y el telefilm Pinochet in Suburbia. Chile. de Esteban Larraín. la dictadura y la transición a la democracia. Francia. Francia) y El derecho de vivir en paz. También están Chile. la herida abierta. El Caso Pinochet. la herida abierta. Chile). de Silvio Caiozzi (todas de 1998) y Chile. Bibliografía Bossay. de Marcela Said y Jean de Certeau (2001. de Silvio Caiozzi (1998. Juan Pablo Barros (1998. el cual filma distintos grupos a la espera del resultado de los lords en Londres. la herida abierta. porque la primera corresponde a un trabajo periodístico y la segunda a un encargo internacional. la memoria obstinada. Francia. apoyo y violencia. Claudia. I love Pinochet.23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno Primero incipientemente en 1997 Chile. de Orlando Lübbert. Chile. 15 Patio 29: historias del silencio.  Cavallo. Canadá). de Richard Curson Smith (2006. de Álvaro Díaz. Reino Unido) donde HBO se asoció a la BBC para producir este film y poder explicar con una ficción la importancia del evento. La venda (2000) y Estadio Nacional. Ascanio.cl/textos/5 10/13 . Santiago: Uqbar Editores. Chile. Relectura del cine chileno de la transición. Esta tendencia se reafirmaría con Patio 29: historias del silencio. de Orlando Lübbert (1999. Bélgica. (2014):106–118. de Patricio Guzmán. Alemania. Consolidándose definitivamente en la década del 2000 que se inauguraba con el video de Gloria Camiruaga. Chile). Chile). de Esteban Larraín (1998. y Cecilia Rodríguez.” Comunicación y medios 29. “El protagonismo de lo visual en el trauma histórico: dicotomías en las lecturas de lo visual durante la Unidad Popular. 11 de septiembre de 1973. de Patricio Henríquez (1998. Pablo Douzet. Pedro Peirano. Las primeras dos cintas aparecieron bastante rápido con relación a los eventos sucedidos. http://campocontracampo. Fernando ha vuelto. 1990-1999. El último combate de Salvador Allende. Daniel Osorio.

Foxley. Transiciones desde un gobierno autoritario. O’Donnell. Matus. and Philippe C Schmitter. “History and Memory in Neoliberal Chile: Patricio Guzmán’s Obstinate Memory and The Battle of Chile.” Radical History Review 85 (2003): 272–81. Ascanio. El libro negro de la justicia chilena. Alejandra. 1990-1994. Secretaría de Comunicación y Cultura. Klubock. Barcelona: Paidós. Villarroel.cl/textos/5 11/13 . y Gonzalo Maza. 2010. Santiago: Ministerio Secretaría General de Gobierno. la cultura chilena en transición. Guillermo. 1994.23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno Cavallo. La voz de los cineastas: Cine e identidad chilena en el umbral del milenio. and Eugenio Tironi Barrios. Mónica.          http://campocontracampo. Ana María. 1999. Santiago: Uqbar Editores. 2005. El novísimo cine chileno. 1994. Thomas Miller. Santiago: Editorial Cuarto Propio. Santiago: Planeta.

23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno Películas relacionadas Imagen latente La frontera Archipiélago El chacotero sentimental http://campocontracampo.cl/textos/5 12/13 .

cl/textos/5 13/13 . Vicerrectoría de Investigación de la Ponti cia Universidad Católica de Chile http://campocontracampo.23/7/2018 CAMPO CONTRA CAMPO – Ficción y política en el cine chileno No tan lejos de Andrómeda Machuca Plataforma realizada con el aporte de la Dirección de Artes y Cultura.