You are on page 1of 19

Filosofía

1. Conocimiento y lenguaje: el problema de los conceptos universales.
CONOCIMIENTO Y LENGUAJE: EL PROBLEMA DE LOS CONCEPTOS UNIVERSALES

1. Introducción
La palabra ‘Hugo’ es un nombre propio. Se supone que mediante este nombre nos referimos a una persona determinada,
a una entidad concreta y singular cuyo nombre es ‘Hugo’. De la entidad concreta y singular, o de la persona, cuyo
nombre es ‘Hugo’ podemos decir que es un hombre, que es alto, que es pelirrojo. Los términos ‘hombre’, ‘alto’,
‘pelirrojo’ son usados para calificar a Hugo. Son nombres comunes usados no para nombrar a una entidad singular, sino
de un modo universal. ‘Hombre’, ‘alto’, ‘pelirrojo’ son nombres llamados ‘universales’.
Tradicionalmente, los universales fueron llamados “nociones genéricas”, “ideas” y “entidades abstractas”. Otros
ejemplos de universales son “el león”, “el triángulo”, “4” (el número cuatro, escrito mediante la cifra ‘4’). Ha sido
frecuente contraponer los universales a los “particulares” y estos últimos han sido equiparados con entidades concretas o
singulares.
Un problema capital respecto a los “universales” es el de su status ontológico. Se trata de determinar qué clase de
entidades son los universales, es decir, cuál es su forma peculiar de “existencia”. Aunque, por lo dicho, se trata
primordialmente de una cuestión ontológica, ha tenido importantes implicaciones y ramificaciones en otras disciplinas: la
lógica, la teoría del conocimiento y hasta la teología. La cuestión ha sido planteada con frecuencia en la historia de la
filosofía, especialmente desde Platón y Aristóteles, pero como fue discutida muy intensamente durante la Edad Media
suele colocarse en ella el origen explícito de la llamada cuestión de los universales.
Que sea durante la Edad Media cuando este problema fue debatido con mayor intensidad se debe a que de su solución
dependía la determinación del fundamento ontológico del hombre individual, de capital importancia para la teología y la
mentalidad religiosa de la época. Pues, junto con la filosofía griega, que concibe el pensar la esencia de las cosas en
relaciones generales, la doctrina medieval hereda la metafísica neoplatónica, que equipara los grados de la generalidad
lógica con las diversas intensidades axiológicas del ser: Dios es lo absolutamente universal y, por consiguiente, lo
absolutamente real. Pero entonces se plantea el problema de si el individuo (lo opuesto a lo general) es real o qué clase
de realidad le compete.
La cuestión surgió con particular agudeza desde el instante en que se consideró como un problema capital el planteado en
la traducción que hizo Boecio de la Isagoge de Porfirio. El filósofo neoplatónico escribió lo siguiente: “Como es
necesario, Crisaoro, para comprender la doctrina de las categorías de Aristóteles, saber lo que es el género, la diferencia,
la especie, lo propio y el accidente, y como este conocimiento es útil para la definición y, en general, para todo lo que se
refiere a la división y la demostración, cuya doctrina es muy provechosa, intentaré en un compendio y a modo de
instrucción resumir lo que nuestros antecesores han dicho al respecto, absteniéndome de cuestiones demasiado profundas
y aun deteniéndome poco en las más simples. No intentaré enunciar si los géneros y las especies existen por sí mismos o
en la nuda inteligencia, ni, en el caso de subsistir, si son corporales o incorporales, ni si existen separados de los objetos
sensibles o en estos objetos, formando parte de los mismos. Este problema es excesivo y requeriría indagaciones más
amplias. Me limitaré a indicar lo más plausible que los antiguos y, sobre todo, los peripatéticos han dicho razonablemente
sobre este punto y los anteriores” (Isagoge, I, 16). Boecio se refiere a estas palabras de Porfirio y las comenta en la
llamada “Secunda editio” de sus comentarios a las Categorías: Commentarii in librum Aristotelis PERI ERMHNEIAS,
Libro I).
El problema puede plantearse del siguiente modo: Aunque lo que vemos y lo que tocamos son cosas particulares, cuando
pensamos esas cosas no podemos por menos de utilizar ideas y palabras generales, como cuando decimos, “ese objeto
particular que veo es un árbol, un olmo, para ser más preciso”. Semejante juicio afirma de un objeto particular que es de
una determinada clase, que pertenece al género árbol y a la especie olmo; pero está claro que puede haber muchos objetos,
aparte del que realmente percibimos ahora, a los que pueden ser aplicados los mismos términos, que pueden ser
subsumidos bajo las mismas ideas. En otras palabras, los objetos exteriores a la mente son individuales, mientras que los
conceptos son generales, de carácter universal, en el sentido de que se aplican indistintamente a una multitud de
individuos. Pero, si los objetos extramentales son particulares y los conceptos humanos son universales, está clara la
importancia que tiene el descubrir la relación entre aquéllos y éstos. Si el hecho de que los objetos subsistentes son
individuales y los conceptos son generales significa que los conceptos universales no tienen fundamento en la realidad
extramental, si la universalidad de los conceptos significa que éstos son meras ideas, entonces se crea una brecha entre el
pensamiento y los objetos, y nuestro conocimiento, en la medida en que éste se expresa en conceptos y juicios
universales, es cuando menos, de dudosa validez. El científico expresa su conocimiento en términos abstractos y
universales, y si esos términos no tienen fundamento en la realidad extramental, su ciencia es una construcción arbitraria,

El primer autor que adoptó una teoría realista de los universales fue Platón. Puede plantearse. los universales (o ideas) en la mente divina en vez de considerarlos como existiendo en un mundo supraceleste o inteligible. El objeto de verdadero conocimiento ha de ser estable y permanente. El realismo agustiniano tiene mucho de platónico. ilusoria. 2. Platón acepta de Protágoras la creencia en la relatividad de los sentidos y de la percepción sensible. es alcanzable. su característica principal consiste en que “sitúa”. en perpetuo fluir. O se considera la especie en extensión. en la realidad extramental. Si lo segundo. la otra. Si examinamos los juicios con los que pensamos alcanzar el conocimiento de lo que es esencialmente estable y constante. Se atribuye a Aristóteles una posición realista moderada que coincide en gran parte con el conceptualismo. Según el mismo. su existencia es. la que los concibe indifferentero por no-diferencia. si hay algo que corresponda. Una de ellas es la que los concibe essentialiter o en su esencia. susceptible de definición clara y científica. El problema puede plantearse de varias maneras. Acepta también la opinión de Heráclito de que los objetos de la percepción sensible. universalia ante rem. ningún individuo es la especie. Como la universalidad consiste entonces en la mera no distinción de las cosas singulares. sería imposible entender ninguna de las cosas particulares. hasta el punto de que ha calificado con frecuencia de “realismo platónico-agustiniano”.1 Platón Platón da por supuesto desde el comienzo que el conocimiento es algo que se puede alcanzar y que debe ser 1º) infalible y 2º) acerca de lo real. El realismo Nombre que se da por lo común al realismo extremo. pero no admite un relativismo universal: al contrario. Ese modo de abordar el problema puede llamarse el ontológico. Ésa es la manera psicológica de abordar el problema. pues si llamamos . pero no puede ser lo mismo que la percepción sensible. al modo como una forma se une a una materia. no pueden llegar a ser objetos del conocimiento científico. Sin embargo. Realista en sentido muy próximo al agustiniano fue en la Edad Media San Anselmo y realista extremo suele considerarse a Guillermo de Champeaux. están siempre cambiando. Acense y se destruyen sin cesar. su número es indefinido. por así decirlo. por ejemplo. Pero en la medida en que los juicios humanos son de carácter universal. este último mantuvo una teoría que puede calificarse asimismo de “realismo empírico”. sino que existen en los mismos individuos fuera de toda consideración mental de ellos. la diferencia se une al género para formar la especie. que es relativa. el verdadero conocimiento. de esta forma: “¿Qué es lo que corresponde. Si así no ocurriera. los universales no existen por sí fuera de los individuos ni fuera de la mente divina. no pueden ser objetos de verdadero conocimiento. El verdadero conocimiento ha de poseer a la vez ambas características. Según el mismo. el resultado debe ser el escepticismo. Esto supone que el concepto de bondad sigue siendo el mismo. En el primer caso. Después de todo. 2. y. dispuesta a recibirlos. todos los individuos juntos no forman la especie. si éste es posible y. individuales y sensibles. previa y anterior a la de las cosas o. fijo. Si analizamos. resulta imposible encerrarlos en los claros límites de la definición. sino de mala. y está sujeta al influjo de toda clase de influencias momentáneas tanto de la parte del sujeto como de la del objeto. Pero Platón no saca la conclusión de que no haya cosas capaces de ser objetos de verdadero conocimiento. y todo estado de la mente que no pueda reivindicar su derecho a ambas en imposible que sea verdadero conocimiento. sino en su indiferencia.que no tiene relación alguna con la realidad. por ello. el problema es de una importancia fundamental pues tiene relación con el problema del conocimiento humano. pero sea cual sea la forma que adopte el modo como se plantee. los universales existen realmente. el problema ha de extenderse al conocimiento humano en general. sino que sólo concluye que las cosas particulares y sensibles no pueden ser los objetos que busca. la doctrina platónica es compleja y no puede simplemente identificarse con una posición realista y menos todavía con el realismo absoluto o exagerado. o comprenden conceptos universales. Si suponemos una solución conceptualista. por ejemplo. que es un hecho para todos los fines prácticos. y entonces se concibe cada individuo en tanto que “conviene con los demás”. la Constitución ateniense podría modificarse hasta tal punto que ya no hubiésemos de calificarla de buena. arguyen los defensores de esta posición. absoluto e infalible. este juicio: “La Constitución ateniense es buena”. se puede preguntar cómo es que el conocimiento científico. En el segundo caso lo universal no lo es en su esencia. Las formas son en este caso accidentes que se unen a la materia genérica. hallaremos que el elemento esencialmente estable que entra en él es el concepto de la bondad. o se considera en comprensión (intención). objetos particulares. caso de ser posible si puede ser de tipo objetivo o necesariamente habrá de ser un conocimiento de tipo subjetivo. según la fórmula tradicional. Pedro Abelardo manifestó que los entes universales pueden entenderse de dos maneras. y entonces todos los individuos convienen juntamente. a los conceptos universales que se dan en la mente?”. resulta que las especies pueden ser definidas como la indiferencia de los individuos. es posible. pero aquí también debe tenerse en cuenta que se trata de una simplificación y en buena medida de una cierta interpretación de la posición aristotélica. Sin embargo. el realismo ha sido por ello llamado a veces “realismo platónico” o “platonismo”. cual es la del universal. El modo de fundamentación es muy discutido. Si lo primero. hallamos que son juicios que versan sobre conceptos universales. A la vez la última concepción puede entenderse de dos modos. y si la cuestión relativa a la existencia de fundamento universal de un concepto universal es contestada negativamente. además. En efecto. estas cosas particulares están fundadas (metafísicamente) en los universales. y fue en esa forma como los primeros medievales discutieron la cuestión. Puede también preguntarse cómo se forman nuestros conceptos universales.

Estas esencias permanecen siempre las mismas. Para Aristóteles la doctrina platónica de las Ideas o Formas es inútil. es imposible concluir que el Bien sea un simple concepto o que sea un fin no existente. mediante la cual exprese la mente la esencia de la bondad. En nuestros conceptos universales aprehendemos las esencias objetivas. Los conceptos universales no son meramente subjetivos. Esta Forma es el universal. que aprehende las cosas que “en realidad son”. la fuente de su importancia. permanente. si el verdadero conocimiento es el de los universales. 990b8-11). participaciones o manifestaciones del mismo en diversos grados. En nuestro lenguaje común. los universales. Este Absoluto es inmanente. a sus referencias a la realidad. mientras que las metáforas de la participación y de la imitación implican una distinción entre la participación y lo Participado.2 Aristóteles La argumentación de Platón de que la teoría de las Ideas posibilita y explica el conocimiento científico prueba. En la República se hace ver que el verdadero filósofo trata de conocer la naturaleza esencial de cada cosa. es el Principio unificador y omnicomprensivo del orden de las esencias. sino que en ellos aprehendemos esencias objetivas. sino en la creencia de que los conceptos universales tienen referencias objetivas y de que la realidad que les corresponde es de un orden superior al de la percepción sensible en cuanto tal. Un indicio de que. ¿no se sigue de aquí que el verdadero conocimiento es el conocimiento de lo abstracto. la naturaleza o cualidad común que se aprehende en el concepto. entre otras razones. lo que capta la realidad es el pensamiento. se refiere a los contenidos objetivos de nuestros conceptos universales. El conocimiento del universal supremos será el conocimiento más elevado. porque se dice que trasciende al ser mismo. que poseen el verdadero ser?. Es el concepto universal el que cumple los requisitos necesarios para ser objeto del verdadero conocimiento. ¿qué entiende Platón por “Ideas”?. Ahora bien. No le concierne el conocer.“mala” a la Constitución modificada. sino esencias objetivas. sino que a cada concepto universal verdadero le corresponde una realidad objetiva. pero no prueba que el universal subsista aparte de las cosas individuales. ello sólo puede deberse a que la juzgamos en relación con un concepto fijo de bondad. tal como Sócrates lo vio. En el Fedón sugiere Platón que la verdad no puede alcanzarse mediante los sentidos corporales. a lograr un saber que cristalice y se concrete en una definición clara e inequívoca. A esas esencias objetivas Platón les dio el nombre de Ideas o Formas. Tales esencias existen realmente. 2. el objeto del verdadero conocimiento debe ser estable. que el universal es real y no mera ficción mental. en cambio. la Perfección absoluta. hacia el que todas las cosas tiendan: no sólo es un principio epistemológico. el Modelo ejemplar de todas las cosas. Son las esencias de las cosas. en cierto sentido. Compara al Bien con el Sol. mientras que él mismo sobrepasa en dignidad y en poder hasta al ser esencial. De aquí que el verdadero conocimiento sea el conocimiento del universal. esto es. un principio teleológico. mientras que el “conocimiento” de lo particular será el grado más bajo del “conocer”. cuya luz hace los objetos de la naturaleza visibles a todos y es. Por tanto. un principio del ser. sino únicamente mediante la razón. por tanto. pues en algunas de esas maneras no se sigue por necesidad la consecuencia y en otras se sigue que hay Formas de cosas de las que estamos convencidos que no existen Formas” (Metafísica. No. ¿Cuáles son estas cosas que “son en realidad”. es en sí mismo subsistente y real.. de lo “irreal”?. el discernir la esencia de la Belleza y la esencia de la Bondad. de este modo. La epistemología platónica implica que los universales que concebimos con el pensamiento no están faltos de referencias objetivas. que se hallan encarnadas en diversos grados en las cosas bellas particulares y en las cosas buenas concretas. Ahora bien. porque: . Un conocimiento científico de la bondad. sino también un principio ontológico. sino más bien. pero es también trascendente. Para Platón. las considera como “existentes separados” de aquellos objetos que representan se encuentra en el análisis que hace de la idea de Bien. cuando Platón habla de las Ideas o Formas.”.. A los ojos de Platón. “copias” de él. entre la imitación y lo Imitado o Ejemplar. Como el Bien da el ser a los objetos del conocimiento y. Idea se refiere a un concepto subjetivo de la mente. Pero la definición atañe al universal. objeto de la inteligencia y no de los sentidos. aunque irreal. de su valor y de su belleza. han de tener realidad. Además. multitud de cosas bellas o de cosas buenas. el último Principio ontológico. y estas exigencias las cumple el universal. el conocimiento científico. En la República se da por supuesto que toda pluralidad de individuos que posee un nombre común tiene también su correspondiente Idea o Forma. por ejemplo. Lo esencial de la doctrina de Platón sobre las Formas o Ideas se reduce a esto: que el concepto de universal no es una forma abstracta desprovista de contenido o de relaciones objetivas. “Ninguna manera de probar que las Formas existen es convincente. dice Aristóteles. por ejemplo. ¿Cómo podrían ser captados y constituir el objeto del pensamiento si no fuesen reales? Nosotros los descubrimos: no son simples invenciones nuestras. de modo que los objetos del pensar (en cuanto opuestos a los de la percepción sensible). Platón se esfuerza por concebir lo Absoluto. y a estas esencias objetivas es a las que Platón aplicaba el término de “Ideas”. debe poder resumirse en la definición: “La bondad es . en la medida en que atañe al más alto estado cognoscitivo. lo que no sucede con los objetos particulares de los sentidos. aspira a dar con la definición. pues los fenómenos son encarnaciones suyas. además de considerar a las Ideas como existentes. Lo esencial de la teoría platónica de las Ideas no ha de verse en la noción de la existencia “separada” de las realidades universales.

«Es parte de la razón superior el juzgar de esas cosas corpóreas según consideraciones incorpóreas y eternas. La consecuencia que parece seguirse de esta teoría es que cualquier deficiencia en el conocimiento sensible debe proceder de la mutabilidad del instrumento de la sensación. Además. Los seres individuales pertenecientes a una misma especie son substancias reales. dependiente de la sensación. en un particular órgano sensitivo. una mera línea tal como la . materias todas que. si carece de toda realidad objetiva. Se supone que explican por qué existe la multitud de cosas que hay en el mundo. 990a34-b8) c. si se mueven. El universal es real. si son materiales o inmateriales y. las Formas no son mas que una vana reduplicación de las cosas visibles. que los objetos de verdadero conocimiento son inmutables. si el universal no es en modo alguno real. las Formas serían sólo “sensibles eternos” Pero aunque Aristóteles critique la teoría platónica de las Ideas o Formas separadas. pero cuando incrementa o intensifica su actividad en una parte determinada. aunque su existencia en la cosa no entraña aquella universalidad formal que tiene en el entendimiento. Aunque éstas existan en virtud de aquéllas. ni ejecutar ninguna otra operación que requiera el uso de la razón. de donde se sigue que.1 San Agustín El grado más bajo de conocimiento es. Aristóteles estaba convencido. Por ejemplo. Las Formas son inmóviles.2 Boecio El creador del problema de los universales fue Platón. y un juicio de que esta o aquella línea es más o menos recta. ¿de dónde les viene este movimiento? d. no serían inmutables». y percibirlas como aproximaciones a sus modelos eternos. ¿cómo podrán las Formas dar razón del cambiar incesante de las cosas. y. no puede haber conocimiento científico. podemos unir arbitrariamente hombre y caballo para formar la idea de centauro. ellas mismas tendrán que ser sensibles y así. de serlo.3. se supone que las Formas dan razón de los objetos sensibles. Pero de nada sirve suponer simplemente –como hace Platón– la existencia de otra multitud de cosas b. no pueden tratarse en una introducción. combinando objetos que la naturaleza no permite que se combinen en una unidad. porque al universal del entendimiento le corresponde en el objeto la esencia específica de éste. Por ejemplo. y esta similaridad objetiva es el fundamento real del universal abstracto.3. El alma racional del hombre pone en ejercicio verdadero conocimiento y alcanza verdadera certeza cuando contempla verdades eternas en sí misma y a través de sí misma: cuando se vuelve hacia el mundo material y hace uso de instrumentos corporales no puede alcanzar verdadero conocimiento. el conocimiento sensible. tiene realidad no sólo en la mente. por lo que hace al conocimiento sensible. de su llegar a ser y su extinguirse?. y las cosas de este mundo. así pues. pero no pueden confiar cosas a la memoria deliberadamente. 2. es decir. las cuales. mas. objetivo. las Formas son inútiles para nuestro conocimiento de las cosas. y perseguir lo útil y evitar lo nocivo. que sea numéricamente el mismo en todos los miembros de esa clase. a. Agustín suponía. y recordarlas. pero no participan de un universal real. por otro lado. si nos formamos la idea de una línea. Pero Boecio. si un hombre juzga que un objeto es más bello que otro. igual que Platón. Tales juicios comparativos suponen una referencia a “ideas”. si están o no separados de los objetos sensibles. procede a tratar la cuestión indicando que hay dos modos en los cuales una idea puede formarse de tal manera que su contenido no se encuentra en objetos extramentales precisamente tal y como existe en la idea. El alma anima a todo el cuerpo. en el caso de que subsistan. ya que. el conocimiento humano es esencialmente superior al del bruto. para Agustín. la cual es considerada por Agustín como un acto del alma que utiliza los órganos de los sentidos como instrumentos suyos. de lo que se sigue que el conocimiento de objetos mutables no es verdadero conocimiento. La esencia específica es numéricamente diversa en cada individuo de la clase mas. si fuesen copias de las Formas. Pero. deberían ser también inmóviles. de que el objeto del conocimiento científico es el universal. pues “no nos ayudan a conocer otras cosas (pues ni siquiera son la substancia de esas otras cosas. si no estuviesen por encima de la mente humana.3 Filosofía medieval 2. aunque tal esencia no exista en ningún estado de separación extra mentem. Los brutos pueden tener sensación de las cosas corpóreas. es decir. por consiguiente. y el objeto de la sensación. es específicamente la misma en todos los individuos de la misma clase. 2. ni recordarlas a voluntad. como de hecho ocurre. Por el contrario. está en cambio totalmente de acuerdo con Platón respecto a que el universal no es sólo un concepto o un modo de expresión oral. ejerce el poder de sensación. las Formas se parecerán a los dioses antropomórficos: éstos no serían sino hombres eternos. según Porfirio. las Formas son inútiles cuando se trata de explicar el movimiento de las cosas. sino también en las cosas. y tales ideas arbitrariamente construidas son “falsas. que tiene en el entendimiento una identidad numérica y puede predicarse indistintamente de todos los miembros de esa clase. su juicio comparativo (si suponemos el carácter objetivo de lo bello implica una referencia a un modelo eterno de belleza. Aristóteles su continuador y posteriormente en la Edad Media San Agustín lo volvió a poner en la palestra. implica una referencia a la recta ideal. cita un pasaje de este autor en el sentido de que por el momento no entra en la cuestión de si los géneros y las especies son entidades subsistentes o si consisten sólo en conceptos. entonces. por su cuenta. en su Comentario a la Isagoge de Porfirio. pero quien lo puso de moda fue Boecio el cual. pues la ciencia no e ocupa de lo individual como tal. finalmente. el órgano sensitivo. el hombre es capaz de formar juicios racionales a propósito de cosas corpóreas. estarían en ellas)” (Metafísica. como Platón.

etc. si eso es así. 2. Guillermo transformó su teoría. Por ejemplo. entonces. las especies permanecen. Por ejemplo. y esa semejanza. hombre. los géneros y las especies son ideas del segundo tipo. el individuo. los universales no se hallan sometidos a la corrupción ni al movimiento. Por eso las cantidades. y la mente da un paso más en el proceso de coarctatio. estables y perpetuas: el mundo corporal podría perecer todo entero. Entendidos de este modo. Presionado por este tipo de crítica. dice Abelardo. en cierto sentido. mientras que la idea del género se forma mediante la consideración de la semejanza entre diversas especies. Define la idea como un modelo eterno de lo que es producido naturalmente. convertida en objeto de atención exclusiva de la mente. como “las cosas singulares”: de ellos puede decirse que son realmente. pero eso no impide el que sean considerados por separado más de lo que el hecho de que una misma línea sea a la vez convexa y cóncava impide que tengamos ideas diversas de la concavidad y la convexidad y las definamos diferentemente. los individuos pasan. que las ideas son “formas ejemplares”. Tomás declara que los universales no son cosas subsistentes y que no existen sino en las cosas singulares. aunque la cosa concebida no exista extramentalmente en estado de abstracción o separación. en los miembros de la especie humana. en la realidad extramental.5 Bernardo de Chartres Los géneros y las especies son ideas. Hay.. puesto que en los cuerpos se dan líneas. La semejanza de humanidad se abstrae de los hombres individuales. Tomás Los fundamentos de la doctrina tomista del realismo moderado habían sido puestos antes del siglo XIII. y de este modo la mente reúne la multitud de los individuos y forma la idea de la especie. las cualidades. Pero eso no supone la falsedad del concepto universal. y Platón está constituido por un equipo de accidentes y Sócrates por otro. entonces Sócrates debe ser Platón. que es igual. 2. y debe estar presente en dos lugares al mismo tiempo. pero permanecen inmutables en su naturaleza. que se encuentran en los cuerpos. parecen cambiar. la idea no es “falsa”. el número de cosas no aumentaría ni disminuiría.6 Sto. no podrá indicar ninguna realidad correspondiente. Ahora bien. pero ellas no se terminarían. esencialmente la misma. muchos géneros.3. y cuál es su función y su relación con la realidad? Ni el entendimiento ni la memoria pueden captar todos los individuos. que se presenta a la vez en todos los individuos. considerada por la mente. totalmente. La composición produce una idea falsa. Cuando Sto. formadas mediante la abstracción. se está haciendo eco de lo que Abelardo y Juan de Salisbury habían dicho antes que él. Se puede decir. constituyen “el número de todas las cosas”.3. Pero las especies animales y plantas son a su vez demasiadas para ser juntamente comprendidas por la mente y ésta reúne entonces las especies para formar el género. son universales”. por lo tanto. Y el fundamento del concepto genérico universal es una determinación esencial que varias especies . presente al mismo tiempo tanto en Sócrates como en Platón. sino que habrá de referirse a un hombre blanco o a un caballo negro. abandonó la teoría de la identidad en favor de la teoría de la indiferencia: entre dos hombres. del mismo modo. la mente abstrae del hombre individual la esencia de la humanidad. es la idea de la especie. sus únicos objetos son individuos. Extramentalmente no hay sino un sujeto para los géneros y las especies. una contribución subjetiva. mientras que la abstracción produce una idea que es verdadera. a saber. solamente tiene existencia en este o aquel hombre. Los nombres generales no tienen objetos generales o universales que les correspondan. En consecuencia. y todo lo que hemos hecho es aislar la línea y considerarla en la abstracción. formando el concepto. Pedro y Pablo. Ahora bien. aunque sea verdad que no existe una mera línea. porque implicaría un juicio falso relativo a la cosa misma. pero son entendidos sin los cuerpos”. “los géneros y las especies están en los individuos. en tanto que pensados. de usía. que existe en la cosa en un estado individualizado. por la actividad de la mente. 2. ¿Cómo surgen. es abstraída. desaparecería cualquier diferencia entre las cosas y quedarían reducidas a su materia universal.3 Remigio de Auxerre Si alguien trata de sostener que “blanco” y “negro” existen absolutamente y sin una substancia a la que adhieran. nuestra idea sería ciertamente falsa.3. los conceptos universales. nuestro juicio acerca de la cosa misma no es erróneo. de lo que se trata simplemente es de la forma. y la universalidad que se asigna a la humanidad en el concepto es un resultado de la abstracción. de tal forma que si todo lo que es temporal desapareciera. “razones primeras de las cosas”. Si abstrajésemos la forma específica de una cosa y al mismo tiempo pensásemos que esa forma existe realmente en estado de abstracción. caballo. sino semejante. relaciones. de la materia) y considerada en abstracción. y. ya que las cosas que no aumentan ni disminuyen se dice que son. por ejemplo. “Subsisten en las cosas sensibles. Si la especie humana está substancialmente. pero. es decir. hay una misma substancia en Platón en un lugar y en Sócrates en otro lugar. león. liberada de factores individualizantes (es decir. si se privara a estos últimos de sus accidentes o formas.3. es decir. por lo tanto.considera el geómetra. no diferente: los individuos de una misma especie participan de un mismo “estado”. pero aunque en el concepto universal la mente conciba algo de una manera distinta a su modo de existencia concreta. y. por una actividad inmaterial de ésta. además. por sí misma. la “humanidad”. la humanidad no es idéntica. El fundamento objetivo del concepto específico universal es así la esencia objetiva e individual de la cosa. 2. la cual esencia es. entonces. la naturaleza humana. aún más amplio y extenso. sin embargo.4 Guillermo de Champeaux El universal es una cosa. pero no numéricamente la misma.

“concepto”. si bien solamente en tanto que formas de las cosas particulares. la especie inteligible de las imágenes singulares.4. aunque no son ontológicamente distintas de Dios ni constituyen realmente una pluralidad. Actúa abstrayendo la especie inteligible de la materia individual.4 El realismo moderado Los universales existen realmente. y esta consideración es el conocimiento intelectual humano. como la carne y los huesos. a las que pertenecen las imágenes. existen en la mente divina.) De este modo. porque es Dios mismo. Pero como “nada pasa de la potencia al acto si no es por obra de lo que ya está en acto”. que es menor que la numérica. Sto. es la abstracción. Las ideas. abstrayéndolos de las condiciones materiales. hay una unidad. Por tanto. sacar lo universal de lo particular. 1. la cosa individual sólo la puede conocer el entendimiento indirectamente. conoce indirectamente también las cosas particulares. El entendimiento abstrae la especie de la cosa natural de la materia sensible individual. La naturaleza común no es numéricamente la misma en Sócrates y en Platón. de las que. es decir. como si fuese sólo un proceso psíquico. etc. por consiguiente. considerado en tanto que percibe su esencia como imitable ad extra en un cierto tipo de criatura. o ser abstraída o la intención de universalidad no existe salvo en las cosas singulares. Y el entendimiento que abstrae las formas de la materia individual es el entendimiento agente. pero sólo como res concepta. Sto. Aunque la naturaleza . 2. La materia es doble. esto es. caballo. Pero la especie del hombre no puede ser abstraída por el entendimiento de la carne y de los huesos en general (Santo Tomás. En lo que se refiere a esa verdad. Summa Theologica. y la especie que es resultado de esta abstracción es el universal mismo. Por tanto. pues no afirma la separación real de la forma respecto a la materia individual: sólo permite la consideración separada de la forma. abstrae la especie del hombre de esta carne y de estos huesos que no pertenecen a la naturaleza de la especie. Aunque no fuera de la mente. la piedra o el caballo están también compuestos de materia. “concepción mental”. a diferencia del entendimiento angélico. pero no de a materia sensible común. como si fuera una cosa entre otras. 2). común e individual: común. por lo tanto. 2. Tomás admite. podemos prescindir. El realismo moderado es la posición según la cual el universal no está fuera de la mente. pero el ser entendido o el ser abstraído o la intención de universalidad [el ser considerado como universal] están en el intelecto” (Suma teológica. que es la esencia individual concreta. ni separada de las cosas (Platón) ni en las cosas (primeros medievales ultrarrealistas). Por ejemplo. teniendo su fundamento en la cosa: universalia in re. El universal está fuera de la mente. por lo tanto. Esta consideración separa la forma de la materia individual. aunque insistiendo en que no es una cosa subsistente. El entendimiento humano es un entendimiento finito que. pues. que es el concepto universal abstracto. I. q.. q. la teoría platónica está justificada. Es una virtud del alma que es forma del cuerpo. El problema que se debate aquí es el del carácter “separado” de los universales. conocer es abstraer la forma de la naturaleza individual. La abstracción no falsifica la realidad. Los realistas moderados no pueden no negar que hay universales en Dios en tanto que arquetipos de las cosas. la naturaleza misma a la que le ocurre o ser entendida. está fundado en la cosa o en la realidad. Dado que el entendimiento abstrae el universal de las imágenes particulares y nada puede entender si no es mirando a las imágenes mismas. y actuando (según el símil aristotélico) como la luz sobre los colores. las ideas ejemplares. es un entendimiento posible. las abstrae de los cuerpos. a 2. Por razón de su propio funcionamiento. no conoce en acto todos los inteligibles. como esta carne y estos huesos. No obstante. propia de nuestro entendimiento. el cual aspiraba a encontrar un punto medio entre el realismo extremo y el extremo nominalismo. el universal tiene un fundamentum in re. el universal es el objeto propio y directo del entendimiento. Las ideas de Abelardo prepararon el camino para el realismo moderado. el entendimiento humano no puede conocer directamente las cosas individuales. 85. no podríamos comprender que el hombre. es decir. y (iii) el universale post rem. sino que son partes del individuo. sino que solamente tiene la potencia (o posibilidad) de conocerlos. (ii) el universale in re. igual en los distintos miembros de la especie. ad. por una especie de reflexión. perro.1 Duns Escoto Escoto enuncia inequívocamente que “el universal en acto no existe excepto en el entendimiento” y que no hay universal actualmente existente que sea predicable de un objeto distinto de aquel en el que existe. pero sólo como conceptio mentis. I. (i) el universale ante rem. la posibilidad de conocer. Tomás ha expresado el citado carácter como sigue: “Las palabras universal abstracto significan dos cosas: la naturaleza de una cosa y su abstracción o universalidad. ya que de no ser así sería mera “posición” de lago o mera “imaginación”. El entendimiento humano ocupa un lugar intermedio entre los sentidos corpóreos que conocen la forma unida a la materia de las cosas particulares y los entendimientos angélicos que conocen la forma separada de la materia. y está en la mente. llega a ser conocimiento efectivo por acción de un entendimiento agente que actualiza los inteligibles. por lo que es frecuente hallar el realismo moderado mezclado con el llamado realismo agustiniano. tienen en común la “animalidad”. a. “cosa concebida”. que es numéricamente la misma en las tres personas divinas. si no. individual. LXXXV. por lo tanto. no puede ser comparada a la esencia divina.tienen en común. El proceso mediante el cual el sujeto que conoce recibe el objeto. pero no está tampoco en la mente. puede conocer las formas de las cosas sólo en cuanto están unidas a los cuerpos y no (como quería Platón) en cuanto están separadas. no de la materia en general. pues. como las especies de hombre. Siguiendo la posición del realismo moderado. Pero en el acto de conocerlas.

y tienen sus ejemplares en Dios. a saber. El nominalismo consistió en afirmar que un universal – como una especie o un género – no es ninguna entidad real ni está tampoco en las entidades reales: es un sonido de la voz. si. Las posiciones filosóficas de Roscelino expresan la mayor parte de los rasgos del nominalismo. común. que es la naturaleza común. no es una distinción entre dos entidades separables. El nominalismo mantiene que sólo tienen existencia real los individuos o las entidades particulares. Puede.4. además. en cambio. según sea el caso. que es la naturaleza específica que existe realmente en los objetos individuales. para nuestras enunciaciones universales. y admitir universales (ideas. Sin embargo. y aunque no puede existir en ningún otro objeto. Dilthey ha indicado que la diferencia principal entre las dos corrientes nominalistas medievales consiste en que en Ockham el nominalismo está vivificado por el voluntarismo. y aunque individual en cada individuo. pero especialmente en el último. uno. y considerarlas por separado. como sostiene el realismo o el “platonismo”. en relación con los géneros y las especies. en abstracción: está entonces. es. Escoto distingue tres universales. inmaterialmente. términos. de modo que la naturaleza humana puede ser considerada simplemente como tal. Esas formas nativas son comunes en el sentido de que son iguales en objetos de la misma especie o género. por sí misma. el conceptualismo se aproxima al realismo moderado. en el que se distinguió Ockham. válido. cosa que. en el siglo XIV. Entre la individuación y la naturaleza de un objeto concreto existe una distinctio formalis a parte rei. o pueden tener.física de un objeto es inseparable de la haecceitas de ese objeto (principio de individuación del objeto). El universal físico. Además. en el siglo XI. En los dos casos. Desde el punto de vista filosófico. se adoptaba esta posición porque se suponía que admitir universales (ideas) en la mente de Dios era limitar de algún modo la omnipotencia divina. porque en caso contrario. y reuniéndolas en una sola idea. Entre estos destacan: a) la noción de universal como sonido de la voz. el nominalismo medieval tiene antecedentes en posiciones adoptadas por filósofos antiguos. ideas o modelos propios. Suele hablarse de dos períodos de florecimiento del nominalismo en la Edad Media. el universal metafísico. Sin embargo. es decir. pero no objetos substancialmente existentes. según dicho autor. puede abstraerlas de la materia en la que están encarnadas o vueltas concretas. o formae nativae. o el “aristotelismo”. La abstracción del universal lógico presupone una distinción en el objeto entre la naturaleza y la individuación. pero con frecuencia se estima que nominalismo y terminismo son substancialmente las mismas posiciones y que. no tal como existe actualmente en la cosa concreta. pues. Forma y materia son separables. con lo cual también se limita la omnipotencia divina. con Roscelino de Compiègne. 3. fuera por sí misma la naturaleza de Sócrates. y las formae substantiales. La idea de especie se obtiene por comparación de las similares determinaciones esenciales o formas de similares objetos individuales. por ejemplo. Ni siquiera el poder divino puede separar la “socrateidad” de Sócrates y la naturaleza humana de Sócrates. sino con las características que adquiere mediante su abstracción por el entendimiento activo. como el caballo y el perro tienen en común la animalidad. el universal lógico. Los universales son simplemente nomina. nombres. la indeterminación positiva o predicabilidad de muchos individuos in potentia proxima. pero la naturaleza y la individuación no lo son. o termini. o son previos a la cosa –. que son subsistentiae. A veces se considera que el nominalismo puede adoptar la forma de conceptualismo. hay una distinción formal objetiva entre la naturaleza humana y la “socrateidad” o individuación de Sócrates. esa distinción no es una distinción real. decirse.2 Gilbert de la Porrée En el individuo debemos distinguir la substancia o esencia individualizada. en la que inhieren los accidentes de la cosa. es decir. sin referencia a la individualidad ni a la universalidad. y es necesario supone esa distinción. que se trata de abstracciones (totales) de la inteligencia. no habría un fundamento objetivo. Así. no sucede en Roscelino. pero no una distinción real. si la naturaleza fuera por sí misma individual. Algunos autores manifiestan que el primer claro tipo de nominalismo medieval no se halla en Roscelino. en el modo como Porfirio planteó para la Edad Media la cuestión de los universales se ve claramente que una de las posiciones posibles era la luego llamada “nominalista” o por lo menos “conceptualista”: es la posición que Porfirio describe al decir que los géneros y las especies pueden ser presentados como “simples concepciones del espíritu”. sin embargo. no tiene ni esse singulare ni esse universale. que es el universal metafísico concebido reflexivamente en su predicabilidad y analizado en sus cosas constitutivas 2. mientras que la idea de género se obtiene comparando objetos que difieren específicamente pero que aun así tienen en común algunas formas o determinaciones esenciales. Cuando la mente contempla las formas nativas de las cosas. No están tampoco in re – en la cosa – como sostienen el conceptualismo o el realismo moderado. voces. o la del terminismo. pero es concebida por la mente aparte de los sentidos. o semejante. El nominalismo El supuesto común a todos los nominalistas es que los universales no son reales. vocablos. Los universales no se hallan ante rem – no están antes de la cosa. Pero dentro de estas analogías hay diferencias. b) la noción de que sólo son reales los entes particulares. La forma es sensible en los objetos sensibles. sino en Abelardo. y otro. y c) la noción de que una cualidad no es separable de la cosa de la cual se dice que “tiene” esta cualidad. algunos autores escépticos pueden ser considerados como nominalistas. La “caballeidad” es simplemente eso y. en todos los miembros de una especie o de un género. formas) en las cosas era suponer que las cosas tienen. el universal en sentido estricto. sólo en la Edad Media y luego en las épocas moderna y contemporánea el nominalismo ha ocupado un lugar central en la seri de actitudes posibles . sino que están después de las cosas: universalia post rem.

las cosas son singulares por el mero hecho de existir. se esfuerza por apreciar sanamente las cosas. finalmente. este Dios (el Hijo). por ejemplo. Distingue entre un conocimiento sensitivo y uno intelectivo. si un universal fuera únicamente lo indicado. Éste en Roscelino equivalía a afirmar: No existe “la Trinidad”. la más elevada actividad del alma. de modo que los signos no son propiamente de las cosas. según hizo Boecio. sino este hombre. carecen del sentido del ser”. Este nominalismo consiste en sostener que los signos tienen como función el “estar en el lugar de” las cosas designadas. Pero entonces se plantea la cuestión de cómo reconocer bajo diversos términos o “inscripciones” el mismo nombre. con la ayuda de la gracia. Con ello el nominalismo carecería de base. Maritain se funda para ello en la idea de que la mayor parte de los filósofos modernos se adhieren a una cierta teoría de la abstracción. El análisis psicológico nos los presenta como productos de la razón. pero otros han indicado que un nombre o voz puede expresarse (oralmente o por escrito) en diferentes tiempos y especies y seguir siendo. Anselmo. entonces tiene que adoptar la posición “terminista”. las ideas abstractas (universales) no existen propiamente. la sabiduría. por lo menos. sino que la única existencia es la de los singulares. que calificaba a los primeros de “dialécticos de nuestra época”. propia del hombre. un “sonido proferido”. Califica de “ociosa” e “inútil” la cuestión del principio de individuación. 3. doctrina conocida como triteísmo. Es frecuente leer que la filosofía moderna ha sido fundamentalmente nominalista. por medio de una “convención”. no existe la “humanidad”. etc. de modo que. los realistas no podían admitir que un universal fuera solamente una vox. sino Dios. pero no es. A su vez. Es de origen divino. En todos los casos los nominalistas afirman que los nombres no se hallan extra animam (ya sea en las cosas mismas. deberá originarse. 3. abstraídos de las cosas singulares. sino que se limitan a significarlas. siendo el . Para un nominalista esta significación no puede derivarse de las cosas. res. movida por las sensaciones y alertada por la prudencia.acerca de la naturaleza de los universales. No existe “la divinidad”. y como tal habría que decir algo de ella. en todo caso. Roscelino mantenía que la Trinidad (Padre.1 Roscelino de Compiègne Sostuvo que no existen los universales. Maritain ha escrito que una gran cantidad de tendencias son nominalistas y “desconocen a fondo el valor de lo abstracto. que “alcanza lo que ella busca”: las “causas divinas” de las “razones eternas”. por ejemplo. como un “sonido y percusión sensible del aire”. Algunos autores han hablado al efecto de “similaridad” o “semejanza”. Con el fin de mantenerse en sus posiciones. sería una realidad física. un “soplo” (de la voz). obligaron a los partidarios de la vía nominal a precisar el significado de su posición. Al final de la Edad Media el nominalismo que se impuso fue el expresado por Ockham. Así. el intellectus prepara el paso al grado supremo. sino este Dios (Padre). En rigor. como si ellas mismas llevaran su significación. en suma. Tal ha sucedido.3 Pedro Auriol Los universales son designaciones indeterminadas de los individuos. Esta definición se apoya en una teoría psicológica según la cual la razón es una “potencia de naturaleza espiritual”.2 Juan de Salisbury Consideraba ociosas las discusiones sin fin sobre los universales. pues. A los nominalistas se opusieron sobre todo los realistas. “brota de las sensaciones como de su fuente”. vox. sin embargo. Así pues. En efecto. En tal caso. que es el único criterio seguro en la investigación. que saborea en Dios lo que la razón ha examinado y el intellectus ha recogido. de forma que lo universal es simplemente un “conceptus” en tanto que es una forma fabricada por el intelecto. nombres o emisiones fonéticas. el nominalista tiene que poner en claro lo que entiende por nomen. los nombres serían un “algo”. con diversas formas de neopositivismo y también con varias especies de intuicionismo e “irracionalismo”. No podían admitir. el de la sabiduría. y sus impresiones son claras. estima que la única actitud válida consiste en dejar de lado la cuestión de su naturaleza y contentarse con describir el modo como los conocemos. que el espíritu busca en el corazón de las cosas”. de esa inmaterialidad más dura que las cosas. no nominalistas. sino in anima. el mismo nombre o voz a causa de la permanencia de su significación. Pero. los sentidos aprehenden inmediatamente cosas particulares. se ve superada por el intellectus. 3. Estas objeciones de autores realistas o. Si insiste en que un nomen es una realidad física. es decir. como S. no es lo mismo ser un nominalista de tipo terminista o inscripcionista que ser un nominalista del tipo que podríamos llamar “conceptualista”. todo conocimiento proviene de la experiencia sensible. sin embargo. Este empirismo va unido a un intelectualismo que rechaza las metáforas y la imaginación. Varias tendencias filosóficas contemporáneas han sido explícitamente nominalistas. Hijo y Espíritu Santo). aunque impalpable e inimaginable. Insiste en el “principio de economía”. Lo que pudiera de los sonidos como res sería dicho por medio de un “universal”. no puede ser entendida –de acuerdo con el método individualizador del nominalismo– sino como tres dioses distintos y separados. una “cosa”. este Dios (el Espíritu Santo). El universal es un producto de la razón. mediante el cual el alma. que un universal fuera solamente un flatus vocis. el cual estaría por lo menos “en los sonidos” en cuanto “instituciones de la naturaleza”. ya en un universo independiente de nombres y significaciones). Esto explica que el nominalismo – por lo menos el medieval – haya oscilado de continuo entre un conceptualismo y un terminismo o nominalismo stricto sensu. de modo que abrazan el nominalismo porque “teniendo el gusto de lo real. y que ésta pudiera ser definida. concebida en la Teología tradicional de la Iglesia como constitutiva de una unidad de naturaleza divina. Los universales son meros flatus vocis.

Pero hemos de tener cuidado con nuestra manera de hablar. Así. y que es más noble conocer el particular que el universal. o que compartan. No es. y ningún universal pertenece a la esencia o quiddidad de ninguna sustancia. pero advirtiendo que este tipo de abstracción sólo sucede cuando “ascendemos de las especies a los géneros”. Es un modo de concebir o conocer cosas individuales. son semejantes. 3. representa a las cosas reales individuales. sino solamente sus “apariencias” tal como le son representadas en la “forma specularis” o en el “esse intentionale”. una ficción. sino que recogen propiedades naturales de las cosas. El entendimiento no percibe las cosas como son en sí mismas. o en la que participen.6 Berkeley Berkeley asevera que no hay ideas generales abstractas. no hay una naturaleza común a Sócrates y Platón. En cambio en el intelectivo intervienen la imaginación y la voluntad. sea subjetiva u objetivamente. si aceptamos la propuesta de Locke de que la significación de los términos generales son las esencias. Que el concepto universal sea una cualidad distinta del acto del entendimiento o que sea ese acto mismo es una cuestión que sólo tiene una importancia secundaria. mientras que el intelectivo los aprehende en su ser intencional. por consiguiente. ha de ser individual. La existencia del universal consiste en un acto del entendimiento. en todas sus determinaciones. 3. por ellos mismos. Esta modificación de Leibniz de la función de la abstracción destruye la tesis de Locke acerca del origen de las ideas generales como constructos del entendimiento a partir de las ideas de cosas singulares. y. De este modo. Leibniz dice que “en el fondo la esencia no es otra cosa que la posibilidad de aquello que se propone”. pues. la realidad de esa posibilidad depende de la experiencia. en el conjunto de sus notas. La distinción lockeana entre esencia nominal es y real es falsa. salvo que dicha combinación esté justificada por la razón. es decir. hay varias definiciones que expresan una misma esencia. y ese hecho de experiencia tiene su reflejo en la formación del concepto específico de hombre. 342) Para Leibniz los géneros y las especies no son meros constructos del entendimiento. para Leibniz la significación de un término se da en su esencia. Afirmar la existencia extramental de los universales es cometer la insensatez de afirmar una contradicción.conocimiento más seguro y menos expuesto al error. Su intención primaria es refutar la teoría lockeana de las ideas abstractas. y.5 Leibniz Leibniz acepta la utilización del empirismo inglés de la abstracción (suprimir las circunstancias de tiempo y lugar.4 Guillermo de Ockham La respuesta de Ockham al problema de los universales es que los universales son términos que significan cosas individuales y que las representan en las proposiciones. y cualesquiera otras que individualicen). los universales no tienen realidad alguna fuera de la mente. no hay más esencias que las reales y las que Locke llama nominales parecen ser algo así como esencias que en realidad no lo son. Así. sino por algo. y en consecuencia difícilmente podrán ser eliminadas si no nos son conocidas. pero no de los individuos a las especies. 3. el punto importante es que ningún universal es algo existente fuera de la mente. Sócrates y Platón son más semejantes entre sí que cualquiera de ellos y un asno. y solamente existe como tal. El concepto universal aparece simplemente porque hay grado diversos de similaridad entre las cosas individuales. o algunas cosas. p. él mismo. la función de la experiencia será determinar si esa esencia posible es real en este mundo: Por tanto. Solamente existen las cosas individuales. aunque esté dispuesto a admitir las ideas generales en algún sentido. No hay ni puede haber universales existentes. por su misma naturaleza. en la mente. éstas son conjunciones de notas siempre posibles y en algunos casos reales. No hay necesidad alguna de postular otros factores que la mente y las cosas individuales para explicar el universal. Asimismo. de un modo u otro. que la demuestra posible. Así. que la muestra actual. aunque sólo como esencia posible. a saber. sino que la naturaleza que es en Sócrates y la naturaleza que es en Platón. en la que se reúnan. Leibniz entiende que si las semejanzas se dan entre las cosas. y son estas propiedades (no las cosas singulares) las que fundamentan la significación de los términos generales. si no que todo aquello que es predicable de muchas cosas está. En otras palabras. al modo en que una misma estructura o una misma ciudad pueden ser representadas por diferentes escenografías. Interpreta a Locke en el sentido de que . sino que convienen (son semejantes) por algunas cosas. esencias que no son esencias. se trata de propiedades reales. y por el mero hecho de que una cosa exista es individual. y las significaciones de los términos generales son combinaciones de éstas. o por la experiencia. es decir. por la razón de que los individuos no pueden ser conocidos qua individuos. Debe su existencia simplemente al entendimiento: no hay realidad universal alguna que corresponda al concepto. El fundamento de los conceptos genéricos puede explicarse de una manera similar. no depende de nosotros el poder juntar las ideas a nuestro arbitrio. porque si el universal existe. para distinguir mejor la esencia de la definición hay que considerar que de la cosa no existe más que una esencia. la experiencia llega al conocimiento claro y perfecto de la cosa como es en sí misma. mientras que el conocimiento intelectivo solamente percibe conceptos comunes y confusos. y que Sócrates conviene con Platón no en algo. El sensitivo capta los singulares como son en sí mismos. De aquí se sigue la consecuencia de que el conocimiento del singular es más perfecto que el del universal. sin embargo. No debemos decir que “Platón y Sócrates convienen en (comparten) algo. sin embargo. mientras para Locke la experiencia determina el origen de las esencias particulares. aunque no represente a ninguna cosa universal. según los diferentes lados desde los cuales se la mire (Nuevos ensayos sobre el entendimiento humano. también posible. en el sentido que no represente a nada real.

El geómetra construye un triángulo particular para significar o representar a todos los triángulos.. y en qué sentido. la disputa versa sobre si. Su razonamiento versa sobre ideas particulares y la extensión que alcanzan es posible gracias a la capacidad que tenemos de hacer universal una idea particular. que existen términos generales. un predicado como “. Así. no intenta negar las ideas generales de un modo total?. esas rosas y esos crepúsculos tienen algo en común. ‘rosas’ y ‘crepúsculos’ son verdaderas de numerosas entidades individuales que son casas y rosas y . en tanto que una palabra general significa indistintamente una pluralidad de entes de la misma especie. no puedo construir una imagen de hombre que omita o incluya a la vez todas las características singulares de los hombres reales individuales. Es más. por ejemplo. uno puede admitir que hay casas rojas. positiva naturaleza o concepción de algo. aunque haya sido construida para representar una serie de entes particulares.nosotros formamos imágenes generales abstractas. rosas rojas y crepúsculos rojos y negar al mismo tiempo que tengan algo en común. Berkeley acude a la introspección. Orbis. las entidades que les corresponden deben ser igualmente distintas. cit. II). el error del realismo radica en que confunde “significar” con “nombrar”. en “la carpeta es roja”. en Desde un punto de vista lógico.. II). II). Pero el geómetra no demuestra propiedades de la idea general abstracta de la triangularidad. 25-47) Ahora bien. ¿Qué quiere decir Berkeley cuando afirma que. no puedo tener una idea (es decir. la rojez. e igualmente cuando se usa como sustantivo. De la misma manera que los objetos en general sólo pueden caracterizarse como los correlatos objetivos de los nombres propio. le resulta fácil refutarle. el hecho de postular la existencia de los universales no aumenta nuestra capacidad explicativa. Como los predicados y los nombres propios desempeñan papeles lingüísticos totalmente diferentes. Y mirando el interior de su mente en busca de las ideas generales abstractas ve solamente imágenes y pasa a identificar la imagen con la idea. Ahora bien. 12. concebir la idea abstracta a que me refiero» (Principios del entendimiento humano. bajo o de mediana estatura. se convierte en general cuando es construida para representar o significar todas las demás ideas particulares de la misma especie» (op. por ejemplo. a los predicados (unarios). todo eso es cosa de sentido común prefilosófico que todos tenemos que aceptar. 1985. aunque niega las ideas generales abstractas. Del mismo modo. Berkeley no admite que tengamos ideas universales. En la tradición. es rojo”. por ejemplo. no por su contenido positivo. Su universalidad radica en su uso o función. por más que me esfuerce de todas las maneras posibles. Barcelona. rosas rojas y crepúsculos rojos. la universalidad no consiste «en la absoluta. pp. Berkeley no niega. un particular es lo que sólo puede nombrarse (para obtener algo predicado de él) mientras que un universal puede o bien predicarse de un particular o bien hay algún universal de nivel superior el cual se predica de él. «La idea de hombre que construyo debe ser de un hombre blanco o negro. ya que no existe tal cosa. Y no puedo. significa un ente particular. es obvio que el razonamiento se realiza sobre ideas particulares. en “el rojo es un color primario”. Si no hay ideas generales abstractas. no he dicho más que cuando digo que rojas son todas aquellas cosas a las que se aplica el concepto “rojo”. una imagen) de triángulo que incluya todas las características de los diferentes tipos de triángulo y que al mismo tiempo no pueda ser clasificada como la imagen de un tipo particular de triángulo. Sin embargo. por otro lado.8 Quine Según Quine. firme o encorvado. Y como incluso la imagen compuesta es una imagen particular. sino en la relación que mantiene con los particulares significados o representados en él» (ibid. Un nombre propio. las propiedades demostradas en este triángulo particular valen para todos los triángulos. Cuando [el realista] habla de atributos dice: “Hay casas rojas.. los universales son “reales”. “Acerca de lo que hay”. niega la existencia de ideas generales abstractas. en realidad. si con esto quiere decirse que podemos tener ideas con un contenido positivo universal de las cualidades sensoriales que no pueden darse aisladas en la percepción o de cualidades puramente sensoriales como el color. Puede atenderse a uno u otro aspecto de una cosa. esas cosas. Su tesis es que «una idea que considerada en sí misma es particular. alto. sin embargo. pues. Pero rechaza la opinión de que los términos generales denotan ideas generales. sino por su función representativa. así “concepto” sólo puede explicarse aplicado a aquello que corresponde. Introducción. es denotado por la palabra “rojo” cuando se usa como un adjetivo. lo que tienen en común es lo mentado mediante el atributo de la rojez” (Quine. 15. 3.7 El replanteamiento del problema por parte de Frege La distinción de Frege entre los conceptos y los objetos rompe con el método tradicional de plantear el problema de los universales. es una expresión de una clase el todo distinta que no podemos suponer que se encuentre correlacionada con ninguna entidad de la misma clase. Introducción. atendiendo más bien a su triangularidad que a sus características particulares. Desde este punto de vista. Las palabras ‘casas’. Y en este caso. La palabra “rojo” usada como un sustantivo es un nombre propio y debe representar un objeto. y si es esto lo que entendemos por abstracción.. argumenta Quine. Para Frege tal acercamiento era erróneo desde el principio. 3. Por el hecho de decir que todas las cosas rojas tienen en común la “rojez”. 12. el universal. y desde este punto de vista. ésta es posible si ningún género de dudas. pero eso no implica que haya una entidad aparte (el universal) que hace que las diferentes cosas del mundo real tengan algo en común. y “relación” a aquello que corresponde a las expresiones relacionales (binarias). Es decir. Los conceptos universales son verdaderos (si es que lo son) de las cosas a las que los aplicamos.

Según Quine no existe un conocimiento directo que nos “familiarice” con los objetos. pues los nombres pueden convertirse en descripciones.c. puede decirse también en un lenguaje que no los tenga. p. está diciendo que hay algo que no existe.. aunque sui generis. además de los objetos físicos individuales. tienen verdadero sentido. sinónimos o heterónimos unos de otros (o. La ontología de un lenguaje o de una teoría consiste en comprender a qué objetos se refiere o qué objetos se sitúan en un contexto extralingüístico. Si pues nos sentimos alérgicos a las significaciones como tales. individual o no. que es la significatividad. ni de las epistémicas. La respuesta de Quine a este argumento es que los nombres son irrelevantes para el problema ontológico. puede apelar el realista. p. Toda teoría se inscribe en un lenguaje y a su vez toda teoría obliga a una opción ontológica. rosas rojas o crepúsculos rojos. Quine manifiesta su rechazo a la afirmación de la “intención” (Carnap). Defiende una “relatividad” de las ontologías. así como en el papel que otorga a las teorías holistas. Esto significa que siempre existe una “sub-determinación” o “indeterminación” de la traducción. pero no hay además de eso ninguna entidad. a la fruta misma o a alguna otra cualidad. Las cosas no son simplemente los datos de los sentidos del empirismo. Y en un lenguaje no existen unos significados unívocos. Los usos útiles según los cuales habla o parece hablar comúnmente la gente acerca de significaciones se reducen a dos: el tener significación. lo que no quiere decir que Quine niegue que las palabras y los enunciados sean significativos. en cualquier caso. y las significaciones. pero en absoluto un relativismo. 38) Ahora bien. los universales existen. Pero insiste en la inexorable mediación del lenguaje en el conocimiento. y puede sostenerse que McX no gana ninguna capacidad explicativa con todas las entidades ocultas que pone bajo nombres del tipo de '‘rojez'’ o '‘o rojo'’(o. Pero no existe una ontología que sea más verdadera que otra. una fruta de color amarillo. de una teoría lingüística. por lo común. ciñéndose a la cuantificación de las variables de individuo. sino únicamente pragmáticos: su significado es convencional. del “sentido” (Frege). sino que siempre son captadas y conocidas merced a la mediación del lenguaje. los universales. El filósofo de Harvard se plantea la hipótesis de un observador que llegara a una cultura completamente desconocida para él y para todos. Cuando usted dice que los universales no existen. no son portadores del significado. pero no la perreidad ni la blancura. “puedo admitir que lo que yo denomino ‘lo rojo’ no sea un nombre de atributo. sea por observación directa o por experiencia indirecta. sí que es una significación. ni. Lo que se llama darla significación de un uso lingüístico consiste simplemente en usar un sinónimo formulado. pero. Este asunto lo concreta Quine en su teoría de la “indeterminación radical de la traducción”. propios de una observación directa. y que quisiera realizar. Quine afirma que es una tarea inútil. de la “connotación” (Stuart Mill).. ¿qué es eso de lo que usted está negando su existencia? Los universales. . Una proposición concreta únicamente tiene sentido en el interior de un lenguaje global. un enunciado individual no tiene propiamente significado. palabra a palabra. Quine acepta que el conocimiento humano siempre viene suministrado por las percepciones de los sentidos. Todo lo que puede decirse con la ayuda de nombres. sino que hay ontologías enfrentadas. el observador no sabrá si se refiere a lo amarillo. y la expresión ‘rojo’ u ‘objeto rojo’ es verdadera de cada una de numerosas entidades individuales que son casas rojas. 36). las cosas que constituyen el recorrido de la variable ligada “algunos” tienen que incluir algunos perros blancos. entidades denominadas ‘coseidad’. Sólo este tipo de enunciados observacionales y las teorías o conjuntos de enunciados (“holismo semántico”). en tanto que toda traducción está sometida a hipótesis. próxima al platonismo. si usted niega que existen los universales. podemos decir que algunos perros son blancos sin obligarnos por ello a reconocer ni la perreidad ni la blancura como entidades universales. contraataca el realista. El que las casas. Por tanto. y la identidad de significación o sinonimia. condicionado por la estimulación de los sentidos (estimulación “no verbal”). partiendo de la “inescrutabilidad de la referencia”.crepúsculos. en un lenguaje más claro que el original. por lo demás. Para resolver este problema Quine estima que es preciso recurrir a una “notación canónica universal” que esté ligada a la lógica cuantificacional de primer orden. sino que defiende la clásica lógica bivalente. denominada por la palabra ‘rojez’. ya sean nominales o no. y las descripciones pueden eliminarse. que son constantes de individuo a individuo. No podemos referirnos de forma inmediata. a un objeto en sí. para Quine sólo tienen referencia los cuantificadores. Si un indígena señala algo de manera deíctica. a no ser que este enunciado sea directamente observacional. Quine no se fía de las lógicas modales. El que un uso lingüístico sea significativo se explica únicamente en términos de lo que hace la gente en presencia del uso lingüístico en cuestión y de otros usos análogos. que reclaman ser traducidas a una ontología de fondo. con lo que Quine se declara partidario de una postura nominalista. y para que esa afirmación sea verdadera. Se trata de utilizar la potencia de la lógica para poner en claro los compromisos ontológicos que subyacen inexorablemente en cualquier lenguaje y en toda teoría. La respuesta de Quine a este ataque del realista es negar que existan las significaciones.c. pues estudiar la significación de las referencias sólo tiene sentido en el interior previo de un lenguaje. es decir. ‘roseidad’. “Ahora bien”. Es decir. los “objetos”. ‘crepuscularidad’. a saber. por ejemplo. Así. dependiendo del sentido que confieren los hablantes a sus conductas. tal cual. un diccionario que vertiera directamente a las palabras de su lengua las voces de la cultura recién descubierta. Desde este supuesto. pues la afirmación ‘Algunos perros son blancos’ dice que algunas cosas que son perros son blancas. oponiéndose a las variables de función lógicas. podemos hablar directamente de los usos lingüísticos llamándoles significantes o no significantes. las rosas y los crepúsculos sean todos ellos rojos puede ser considerado hecho último e irreductible. siguen siendo universales”.

Por ejemplo. mientras que los dos pedazos de cera quedan separados. son anteriores a él. género. y las funciones veritativas. por tanto. en su teoría ontológica de la teoría de la cuantificación. una cosa no puede separarse de sí misma. es decir. por su misma definición. y demuestra de cada una de ellas que no puede ser aceptada. por tanto. Nos encontramos. dos hombres pueden “coincidir en el hombre”? puesto que todos los hombres son radicalmente distintos. ontológicamente. en el nivel del lenguaje. de “una esencia material”. Todos estos argumentos tienen el mismo resorte: el universal es un predicado. está toda entera en cada uno de los individuos. en cambio. que difieren por sus formas”. en tanto que ideas abstractas. jamás se podrá hacer verosímil que una cosa pueda ser un predicado. repartirse en varias otras. El status preciso de tales conceptos ha sido muy debatido. por tanto. Piensa que el debate entre nominalismo y platonismo estriba en decidir si hay que admitir o no las “clases”. el lenguaje puede reducirse a la predicación. ¿los universales son cosas o palabras? Entre las doctrinas que los consideran como cosas. para Quine “ser” significa “ser el valor de una variable”. y. no obstante. ¿Qué es lo que permite decir que Sócrates y Platón son hombres. para que posean significado. “ser” es “ser algo”. Entonces. la cuantificación. los cuales. la sustancia universal. el hombre es una misma sustancia en Platón y en Sócrates. pero difieren según la predicación. Esta cláusula da su nombre a la tesis: la de la indiferencia. porque “no difieren en la piedra”. pues Quine no excluye. otros señalan que se trata primariamente de sermones cuya característica principal es la significación. y no sólo lógicamente. su opción parece ser nominalista: los nombres pueden no tener referente. especie. De este modo. de estos conceptos sólo acepta las “clases” y los números. Abelardo opone una obj4eción fundamental a la primera de estas dos nuevas formas de realismo: admitamos que el universal es una collectio. pero tampoco meros nombres usados para designar entidades concretas: son conceptos generales. se haya confundido con el nominalismo. por mucha sutileza que se emplee. Las diferentes respuestas dadas a estas cuestiones han hecho que en algunos casos el conceptualismo se haya aproximado se haya aproximado al realismo moderado y que en otros. Para Abelardo. Aunque sí tienen referente los cuantificadores y las variables ligadas. debe ser un predicado. 4. Quine sostiene que para optar en este asunto es preciso remitirse a la pragmática. Conceptualismo El conceptualismo es definido como aquella posición en la cuestión de los universales según la cual los universales existen solamente en tanto que conceptos universales en nuestra mente o. pues. ya sea especie. una primera pretende que existe “una sustancia esencialmente igual en las cosas. será preciso decir que Sócrates y Platón “coinciden en la piedra”. las relaciones y las propiedades. con una extensión concreta a la que se refiere. para otros. entidades reales. Éstas deben siempre usarse. que son una sola cosa. el conjunto de cosas a las que predicamos un término con idéntico sentido y que poseen similares características. como especie. hasta el punto de que los contrarios coexistirían. para distinguirlos de los “conceptos no substantes” defendidos por varios terministas. Abelardo concluye: “queda que los universales sean palabras (voces)”. Hay que recordar que. que no se diferencian en la naturaleza de la humanidad”. que serían los sujetos de ellos. Y si esa relación es tomada negativamente. ¿De qué modo. ya que propugna una ontología integrada por objetos físicos. Sin embargo. ¿esta colección se predicará por partes o toda entera? Abelardo examina las dificultades que aparecen y que obligan a abandonar la doctrina de la collectio. habiendo admitido que el hombre. pero conservan la idea de una cosa universal: “los hombres singulares. ya que ni el uno ni el otro son una piedra.Quine propone. se trata. ¿qué es lo que debe ser reconocido como “existente”? Responder a esta pregunta equivale a elegir una ontología. Pero esto debe ser matizado. por ejemplo. nos vemos llevados a decir que el animal racional es el mismo que el animal irracional. además. No menos debatido ha sido el problema del tipo de relación que mantienen tales conceptos generales con las entidades concretas designadas. ya que el sujeto debe venir antes que los accidentes. 4. y no sólo por sus formas. por eso no puede ser sujeto de ellos. en cambio.1 Pedro Abelardo Abelardo divide el realismo en sus especies. a los que se reducen todas las actividades mentales y cognitivas. y lo mismo puede decirse de los predicados. no pueden “coincidir” ni en uno de los dos ni en un tercero. Se pregunta. los cuales se diferencian entre sí por sus accidentes. las proposiciones. pero no los significados. Los universales o entidades abstractas no son. o género. que difieren entre sí. es decir. Una vez refutado el realismo en todas sus formas. que se subdivide en dos: para algunos la cosa universal es un conjunto (una collectio): el hombre universal es “todos los hombres tomados en conjunto”. Otro argumento: en esta hipótesis el individuo como tal está constituido por accidentes. dominio natural del lógico. Algunos autores indican que se trata de conceptos “ya hechos”. hombre. como. no es . Del mismo modo. no hay accidentes en las sustancias individuales. dividirse. el universal es una palabra predicable de varias. la misma cosa es al mismo tiempo individuo. como animal. es ser un predicado. con una misma cera se puede modelar la imagen de un hombre y la de un buey. si se quiere. En todo caso. ¿Cuál es la ontología de Quine? Su postura está próxima al fisicalismo. diciendo que “coincidir en” equivale a “no diferir en”. y ¿cómo los habría entonces en los universales? Para escapar a esta última objeción los realistas contestan que los individuos son cosas diferentes personalmente en su esencia. por tanto. los conceptos abstractos. Pero si se admite todo esto. son algo idéntico en el hombre: es decir. por ejemplo. Desde el punto de vista lógico. Contra la segunda expone una crítica esencial: es difícil concebir la distinción entre Sócrates como Sócrates y Sócrates como hombre. una versión actual del antiguo problema de los universales.

Locke responde que las palabras adquieren un carácter universal haciéndose signos de ideas universales. la intelección. Los conceptos universales. pero se trata de una construcción que consiste en la comparación de cosas y la abstracción a partir de las cosas. no hay nada más evidente. 3. Pero llamamos palabras o ideas universales a aquellas cuya significación es universal. Y una vez que se ha formado una idea general. ¿cómo llegamos a poseer términos universales. o bien una percepción de una cosa ausente. 13). Pero todo el que busca los géneros y las especies fuera de las cosas de los sentidos. si un hombre fuera incapaz de referirse a las vacas en general. la cuestión estriba en cómo llegamos a poseerlos. reciben tan poca atención fuera de ellas. 9) . abstractamente considerados. sino “una forma de ser de las cosas”). puesto que no existen como universales en la realidad extramental.. A partir de aquí puede trazarse un cuadro de los tres grados de conocimiento: primero la sensación. hace muchos de ellos parecidos entre sí. de modo que las cosas existentes. al adecuarse a esta idea abstracta. cit. 3. que tienen nombres anejos a ellas. cit. y cada uno de ellos es signo de una idea abstracta en la mente. y se refieren sólo a signos. cualquier idea o palabra es asimismo particular: es esta idea particular o esta palabra particular. y la palabra general significa la idea en cuanto ésta a su vez significa una clase de cosas. 6). 11).. sino más bien las formas de cosas que la mente. lo que los términos generales significan es una clasede cosas. una idea general o universal significa una clase de cosas. Sin embargo.). para instruirle sobre las cosas (sin embargo. 3. Y conforme se enriquece la experiencia podemos continuar formando otras ideas más amplias y más abstractas. que tanto ruido meten en las escuelas y que. abstrae y unifica en los conceptos universales. Supongamos que un niño se familiariza primero con un hombre. 3. ya que un lenguaje compuesto exclusivamente de nombres propios no podría ser recordado e. Y construye una idea de las características comunes. Pero es la mente la que observa esta semejanza entre los entes particulares y se sirve de ella para formar ideas generales. más o menos comprensivas.3 Locke Los términos de carácter general son necesarios. o dónde encontramos esas naturalezas generales que supuestamente significan?» (Ensayo sobre el entendimiento humano.una cosa? Lo que fundamenta esta imposición. sino que define una naturaleza. Por ejemplo. o lo que es lo mismo. que la naturaleza. el hecho de considerar racionalmente la naturaleza de una cosa. «Puesto que todas las cosas que existen son particulares. dice Juan de Salísbury. y que éstas se forman por abstracción. que no es una cosa. está perdiendo el tiempo. es decir. es que Sócrates y Platón “coinciden” no “en el hombre”. todo ese misterio de los géneros y de las especies. De ello se deduce que la universalidad y la generalidad no son atributos de las cosas. el mundo se ha hecho viejo. Mediante este tipo de abstracción se hacen capaces de representar a más de un individuo. que es o bien una aplicación del espíritu o una cosa percibida actualmente. las frases no dicen las cosas. de modo que los conceptos universales no están vacíos de fundamentación y referencia objetivas 4. sobre todo en las razas animales y en todos los entes que se propagan mediante las semillas» (3. son «invenciones y creaciones que el entendimiento hace para servirse de ellas. sino de las ideas o palabras. pertenecen a esta clase» (op. 4. ni mucho menos niego. cit. que es “una nada”. Para concluir. En todo lo cual esto es constante e invariable: que cada uno de los términos generales significa una cierta idea que no es sino una parte de alguna de aquellas que quedan comprendidas bajo ese término (3. Pero aunque la necesidad de nombres de carácter general sea evidente.2 Juan de Salísbury En la discusión del problema de los universales. por ejemplo la idea de oro. no es otra cosa sino ciertas ideas abstractas. «No olvido. no equivale a negar la existencia de una fundamentación objetiva de la idea universal. Desde luego. dice Abelardo. y.. Las palabras significan a la vez cosas e intelecciones. significar es “engendrar una intelección” en el alma del que la escucha. «Las ideas se convierten en universales separándolas de las circunstancias de lugar y tiempo y de cualesquiera otras ideas que puedan adscribirlas a esta o aquella existencia particular. sino “en el ser hombre”. para una palabra. sean palabras o ideas» (op. Los géneros y las especies no son cosas. los nombres no tendrían ningún sentido para otro hombre que no estuviera familiarizado con esos animales concretos. una “cosa imaginaria y aparente”. 3. comparando las semejanzas entre éstas. en un cierto estado. después la imaginación... 12). y cada uno de estos individuos. el realismo extremo es erróneo y contradice las enseñanzas de Aristóteles. De este modo llega a tener una idea universal. dejando aparte las características que le son peculiares a este o aquel individuo. decir que la universalidad corresponde tan sólo a las palabras y a las ideas. por último. que son todas ellas ideas individuales o particulares. en cuanto se adecuan a dicha idea. cada una de las cuales será significada por un término de carácter universal. son construcciones mentales. 3. que es representada por el término universal “hombre”. o géneros y especies. 3. incluso si lo fuera. al producir los entes. Es decir. se dice de un ente particular que es o no oro según se conforme o no a esa idea. no sin justicia. sino que tuviera que retener un nombre propio para cada vaca que hubiera visto. Más tarde se familiariza con otro. sería inservible para los efectos de la comunicación. La intelección es una acción del alma. pertenece (como decimos) a esta clase» (loc. 3. como pretenden los realistas. independiente de la sensación (puedo pensar en una torre sin verla). se clasifican bajo este término. «Por tanto. se ha dedicado a esa empresa más tiempo del requerido por los césares para conquistar y gobernar el mundo. pero que “se dirige hacia una forma”. que “toca ligeramente al objeto”. o una de sus propiedades.

Creo que se ha convenido que una definición no es sino el mostrar el sentido de una palabra por otros varios términos que no sean sinónimos. o. o la palabra se define. como el sentido de las palabras no es sino la idea misma significada por quien emplea la palabra. No puede. dentro de sus supuestos. La esencia de las cosas individuales admite Locke que es una esencia real. Cuando encontramos repetidamente una semejanza entre cosas que observamos a menudo.4 Hume Hume se ocupa en la primera parte de su Tratado sobre el entendimiento humano de las ideas generales o abstractas. recuerda uno de estos objetos. . En primer lugar. existir ningún triángulo que no sea un triángulo concreto dotado de características particulares. un término se define por su género próximo y su diferencia específica (éste es el sentido de la definición de hombre: “animal racional”). debe ser ella misma determinada y definida. las ideas abstractas son individuales o particulares consideradas en sí mismas. El problema de los universales en el siglo XX La cuestión de los universales reapareció en la lógica contemporánea principal cuando se trató de decidir es status existencial de las clases. el oír la palabra revive la idea de uno de esos objetos. una disposición para producir cualquier otra idea semejante. Locke piensa que definir los nombres es aclarar su significado. sino también porque. Hume considera esto como un gran hallazgo y se propone confirmarlo. sin saberlo. El hecho de oír la palabra o nombre no puede recordar ideas de todos los objetos a los que el nombre se aplica. El propio Frege ha sido considerado como defensor de la posición realista. y. «La mente no puede formar ninguna noción de cantidad o cualidad sin formar una noción precisa de los grados de cada una» (ibid). solemos aplicarlas el mismo nombre cualquiera que sea la diferencia que pueda haber entre ellas. 7). es también absurdo como idea. 1. aunque sea más débil que la impresión de la que se deriva. No podemos formar una idea general de línea que no incluya una longitud determinada. Y lo que intenta precisas es de qué modo tiene lugar esta ampliación de la significación. por eso los términos generales no se definen propiamente por el género y la diferencia. Veinte años después. Las discusiones entre uno y otro grupo han sido muy fecundas. y a la cual va aneja en la mente de quien habla. entonces. admite que las llamadas ideas abstractas. por medio de otras palabras. En efecto. La vieja noción de definición está ligada al orden ontológico de la realidad. que les da una significación más extensa y hace que recuerden ocasionalmente a otras particulares semejantes a ellas» (1. Pero al mismo tiempo pone en juego un “cierto hábito”. no parece haber modo de escapar al problema que plantea el status existencial de la propiedad que denota un predicado. De este modo no hay ningún género de ideas universales abstractas. Y una vez adquirida la costumbre de aplicar la misma palabra a esos objetos. los nominalistas no las reconocen. Esta posición fue mantenida por Russell. como prefiere hoy llamarse. aunque son en sí mismas imágenes particulares «pueden convertirse en generales en virtud de su función representativa» (ibid). debe ser particular. 4. le parece dudoso que sea el mejor. por ejemplo. y de ese modo se determina su significado. todo lo que existe es individual. si la ocasión lo exige. cuando. 6) En conclusión. Comienza subrayando que «un gran filósofo – Berkeley – ha afirmado que todas las ideas generales no son sino ideas particulares. y hace que la imaginación lo conciba. sino por la explicitación de los componentes de la idea general. En tercer lugar. Tal es la única utilidad y la finalidad de las definiciones. Church). así. muchos lógicos se adhirieron a ella o trabajaron. La diferencia entre platonismo y nominalismo en esta cuestión puede resumirse como sigue: los platónicos reconocen las entidades abstractas. la mejor definición sería la que enumere las ideas simples que están contenidas en el término general. por lo tanto. 4. Ni podemos formar una idea general de línea que incluya todas las longitudes posibles. cada impresión es definida y determinada. platónica. Si la idea es una imagen o copia. Es corriente hoy que tanto los platónicos como los nominalistas reconozcan las entidades abstractas. Pero lo que es absurdo de hecho y en la realidad. dado que un término general recoge una clase de cosas particulares. En segundo lugar. la idea de la cual la palabra es signo. los términos generales significan “clases de cosas” y no propiedades esenciales comunes de las cosas. ya que éstas no son más que las ideas generales de las “clases” de cosas. no sólo porque han arrojado viva luz sobre el problema. se representa. la definición de la clase es la idea general compleja (el concepto) significada por el término. ya que al ser una idea una imagen o copia de una impresión. el sentido de cualquier término se muestra. autores como Goodman abogaron por la posición nominalista frente a la posición platónica (defendida por A. 5. la única medida de lo que es o no es una buena definición (3. aun cuando sea distinto el sentido que cada uno de ellos da a tal reconocimiento. a través de una serie de etapas. pero la esencia de los géneros y las especies es una esencia nominal. cuando menos durante la primera década de este siglo. Ya desde Frege resultaba claro que era difícil evitar tomar posición al respecto. y aunque se pueda aceptar que el “camino más breve” para la definición sea el recurso al género y la diferencia. por decirlo así. añadidas a cierto término. Ahora bien. Cassirer trató de mostrar que el problema de los universales es un problema aparente o “pseudo-problema” surgido por el predominio de la noción de substancia y por la tesis de la relación sujeto-predicado implicada en ella.Locke extrae un corolario de esta doctrina que pone en entredicho una venerable concepción de la definición: desde Aristóteles. la noción que propone Locke está exclusivamente vinculada al significado de las palabras: Qué es una definición. o se expone ante la mirada de otro. Postular la existencia de un triángulo que estuviese al mismo tiempo incluido en todas y ninguna de las posibles clases y formas del triángulo sería absurdo. se ha hecho posible un acercamiento de las dos posiciones. Al mismo tiempo.

sólo aproximarnos a ella. la ambigüedad y el grado de desviación. la noción de “concepto universal” es indefinible y. Aaron ha intentado resolver el problema de los universales mostrando que un universal no es sino un principio de clasificación. Para explicar el uso normal del lenguaje. como afirmaría el positivismo lógico. y muchas cosas más (Chomsky. como una teoría de la facultad de lenguaje innata. 1974. La diferencia entre los conceptos universales y los conceptos individuales radica en su método de verificación. a las propiedades que definen el lenguaje humano. Parece claro que debemos considerar que la competencia lingüística –lo que se llama “saber una lengua”– consiste en un sistema abstracto que subyace al comportamiento. Conocimiento. con lo que el problema de los universales quedaría resuelto. lenguaje y universales: Chomsky. es la capacidad de formar y entender frases. de distinguir la semejanza formal. según Popper. En definitiva. que proporciona la base para la adquisición del conocimiento del lenguaje. 6. para alcanzar un “estado final” en el cual conoce la lengua.1. así como condiciones específicas que determinan cómo puede usarse la gramática de una lengua cualquiera de ese tipo. en su “estado inicial”. Siglo XXI. lo mantenemos como hipótesis. según Cassirer. pues no tiene sentido plantear problemas acerca de palabras o problemas acerca de esencias. 6. la búsqueda de conceptos universales es el objetivo de la ciencia. no nos será forzoso resolver la cuestión.1 Chomsky: competencia lingüística y gramática universal Los principios de la gramática universal proporcionan. es decir. y a conocer innumerables hechos concretos respecto a la forma y significación de expresiones concretas. no quiere decir que sea un pseudoproblema. según la cual todo hablante ideal tiene una capacidad lingüística. Los principales inconvenientes que ofrece la opinión de Cassirer son: a) su concepto de función es poco riguroso y está basado principalmente en la noción matemática de función tal como fue elaborada por los matemáticos anteriores al siglo XX. como sistema de conocimientos desarrollado en la infancia. La teoría lingüística general puede ser considerada. pues la ciencia es la búsqueda de leyes. debemos atribuir al hablante y al oyente un intrincado sistema de reglas que suponen operaciones mentales de naturaleza muy abstracta y que se aplican a representaciones que se apartan considerablemente de la señal física emitida. de decidir sobre la pertenencia de una expresión a su propia lengua. no tiene información alguna respecto a la lengua de la comunidad balística en la que vive. una vez que hemos alcanzado estos conceptos. apropiadamente. está dotado de un conjunto de mecanismos (lo que llamamos su “facultad de lenguaje”) para determinar esa lengua. cuando sabemos que es falso. Ahora bien. en el sentido de que explica cómo un niño de una comunidad balística llega a conocer la lengua de esa comunidad.. 8) La competencia. un esquema altamente restrictivo al cual toda lengua humana debe ajustarse. El niño. no depende del nivel de inteligencia individual. el que este problema no esté bien planteado. Fodor. podemos verificar si lo que afirman estos conceptos existe en la experiencia. según Chomsky. Semejante sistema –que es . según Popper. se funda últimamente en disposiciones psicológicas. si por problema de los universales entendemos la pregunta “¿qué son los conceptos universales?” nos encontramos ante un planteamiento incorrecto. b) aun precisando el concepto de función hay que dar una interpretación de la noción de función. N. La teoría lingüística general describe su estado inicial. a pesar de sus correcciones “objetivistas”. debemos tener muy claro que en ningún caso podemos alcanzar la verdad. Podemos considerar una teoría lingüística general. sin embargo. esta pregunta es demasiado indeterminada. El conocimiento de la lengua se adquiere sobre la base de datos reducidos en cantidad y degradados en calidad y que. determinado por el uso y por los intereses del sujeto que clasifica. p. Es la hipótesis básica de la gramática transformacional. sería el siguiente: ¿puede sostenerse con razón que hay una diferencia estricta entre los conceptos universales y los individuales? Y la respuesta a esta pregunta es clara. es decir. pues previamente debería contestarse a la cuestión de qué se entiende por “esencia”. ahora bien. sólo serían refutables. Sencillamente. intrínseca. no puede contestar a la pregunta: ¿qué son los conceptos universales? En cuanto a la pregunta por la “esencia” de estos conceptos. de su lengua.Pero si sustituimos. inconsciente. El principal inconveniente de esta tesis es que retrotrae la discusión acerca de los universales a una fase pre-kantiana. lo desechamos y buscamos otro mejor. Según Popper. La teoría de la gramática generativa transformacional (o alguna otra teoría lingüística general) expresa una hipótesis respecto a la “esencia del lenguaje”. México. mientras que los conceptos individuales son claramente verificables. Estructuras sintácticas. es decir. por tanto. de universales. así construida.1 La gramática transformativa y la competencia lingüística La competencia lingüística es el conocimiento que un hablante tiene de su lengua. y que. ni varía con la experiencia personal. la noción de substancia por la de función. Piaget 6. en una buena media. Mientras no sabemos que un concepto es verdadero. como una teoría explicativa. lo único que podemos saber es que son falsos. los conceptos universales no lo son. sistema constituido por el conjunto de reglas cuya interacción determina la forma y el sentido intrínseco de un número potencialmente infinito de oraciones. ¿Esto hace de los conceptos universales algo ilegítimo? No. no podemos saber de ellos si son verdaderos. Según Popper. la gramática de su lengua describe su estado final. El planteamiento correcto del problema. un conocimiento interior. pero apoyado en el hecho de la “recurrencia” de los fenómenos. es un problema legítimo que requiere un nuevo tipo de planteamiento.

el segundo ofrecerá la estructura profunda. de acuerdo con unas reglas peculiares. Chomsky había presentado el modelo transformacional de gramática generativa como un molde que permite superar las insuficiencias de la gramática de estructura sintagmática. sino explicarla. Como algo preliminar a esta investigación sobre la gramática universal. Seix Barral. léxicas y de reescritura. En Aspectos de la teoría de la sintaxis la tesis básica de la gramática transformatoria es que no basta dar un marcador sintagmático para cada oración correcta de una lengua. Pero ambas estructuras pueden ser muy diferentes entre sí. que sirve para enumerar todos los enunciados gramaticales de una lengua. Semejante gramática define a una lengua en el sentido humboldtiano. un cálculo de tipo lógico-matemático. El primero de estos dos tipos de marcador dará lo que Chomsky denomina la estructura superficial de la oración. Barcelona. por ello la gramática generativa se corresponde completamente con la competencia de un hablante “ideal”. El modelo de sintagmas. Las informaciones sobre la competencia no pueden obtenerse sólo a través de los datos del uso lingüístico.. Lo que Chomsky propone es un tercer modelo. Ésta no analiza descriptivamente los enunciados. 202) 6. La oposición entre competencia y actuación retoma a grandes rasgos la diferenciación de Saussure entre lengua y habla. que parte de os constituyentes inmediatos. donde las leyes de la generación son fijas e invariables. 2. puesto que se producen en la actuación numerosas desviaciones de las reglas provocadas por la memoria limitada. ¿cómo se relacionan? Lo hacen de tal manera que la estructura superficial es el resultado de someter la estructura profunda a una o varias transformaciones. En otras palabras: tenemos que desarrollar una fonética universal y una semántica universal que delimiten respectivamente el conjunto de señales posibles y el conjunto de representaciones semánticas posibles para cualquier lengua humana. basado en el “nivel lingüístico”. que producen frases de izquierda a derecha. etc. como pueden ser expectativas. Hay que distinguir entre el marcador sintagmático que corresponde a la apariencia de la oración y el que nos daría su estructura interna. etc. y sólo ellos. que es el uso real que un hablante hace su lengua. El modelo del lenguaje como “procedimiento de Markov”: procedimientos de combinaciones infinitas. Chomsky no pretende describir la lengua. que no debe entenderse como un reflejo directo de su competencia. sino que representa la corrección formal de una secuencia lingüística. Para ello se propone construir una gramática generativa. o bien separar oraciones que en apariencia poseen idéntica estructura. había dos grandes modelos para explicar el origen del lenguaje y su relación con el conocimiento del hombre: 1. La gramaticidad no consiste en la sensatez. que son las reglas de transformación. Por consiguiente nuestra revisión de las propiedades generales del lenguaje tendrá tres partes naturales: la de la fonética universal. Son estas . cambios en el proceso del habla. sino además con reglas de transformación. considerado como el conjunto de los mecanismos descriptivos válidos para ofrecer un procedimiento de evaluación de las gramáticas. la de la semántica universal y la del sistema relacionador de la gramática universal. 125) Por otro lado.1. el oyente y la situación. experiencias. tales sistemas de representación tienen que ser independientes de cualquier lengua en particular.. división de roles. Antes de esta propuesta. ofrece. Para la gramática generativa. El lenguaje y el entendimiento. que pueda actuar teóricamente al margen de las desviaciones que se producen en el habla. Chomsky distingue entre la competencia y la actuación. el estudio de la actuación sólo puede hacerse con éxito en la medida en que lo permita nuestro conocimiento sobre la competencia subyacente. pero cuyo alcance y el modo específico como se aplican permanecen enteramente sin especificar (Chomsky. dando cuenta de esas relaciones que pueden vincular entre sí oraciones aparentemente distintas. ni en la verdad. que Humboldt define diciendo que es “aquel constante e invariable sistema de procesos que subyace al acto mental de llevar señales articuladas estructuralmente organizadas al nivel de la expresión del pensamiento”. la teoría de la gramática universal se preocupará de los mecanismos usados en las lenguas naturales para determinar la forma de una oración y de su contenido semántico (Chomsky. sino que los genera. La gramática transformacional se caracteriza y distingue de la gramática de estructura sintagmática porque cuenta no sólo con el tipo de reglas. p. El lenguaje y el entendimiento. Entonces. puesto que hoy el problema central de la teoría de la gramática no es la carencia de datos. Entonces será posible hablar de una lengua como un acoplamiento particular de señales y representaciones semánticas. completada con los supuestos de una gramática universal: Consideremos el problema general de cómo puede establecerse un acoplamiento del sonido y del significado. dispersión y confusiones. En Estructuras sintácticas realiza lo que denomina la “teoría general formalizada de la estructura lingüística”. sino el hecho de que las teorías existentes no alcanzan a poner orden en la multitud de datos que difícilmente pueden ponerse en duda. p. 1977. A estas condiciones del uso real hay que añadir elementos extra-lingüísticos que actúan sobre el hablante. inexistentes en los otros modelos de gramática generativa. según Chomsky.2 El modelo de la gramática de Chomsky Chomsky ha propuesto que la ciencia del lenguaje pasara desde el estadio descriptivo hasta el explicativo. esto es.lo que entendemos por una gramática generativa– procura la explicación de la idea humboldtiana de la “forma del lenguaje”. Las dos primeras partes implican la representación de una forma y un contenido semánticos idealizados. y que hacen que un gran número de las frases utilizadas no sean completamente gramaticales. tenemos que preguntarnos de qué manera el sonido y el significado tienen que estar representados. emociones. por tanto. y además también será posible investigar las reglas que establecen este acoplamiento. la competencia no es propia de una comunidad. N. en el de “un sistema generado recursivamente. pero mientras en Saussure la lengua era como un “depósito” colectivo. Puesto que estamos interesados en los lenguajes humanos en general. sino de un hablante.

y su generación se explica recurriendo a reglas del tipo de las que son propias de una gramática de estructura sintagmática. en tanto que atiende al origen del conocimiento. Con esta propuesta. de innegables influencias chomskyanas.3 Piaget: la génesis del conocimiento La propuesta psicológica de Piaget se conoce como epistemología genética.reglas las que explican el paso de la estructura profunda a la superficial. según Fodor. que es el responsable de la estructura de la oración. la gramática universal es algo que el niño posee de modo innato. en las cuales el análisis gramatical puede mostrar que a esos dos significados corresponden dos estructuras profundas. para ciertas oraciones no interviene transformación alguna. Esta. Una manera de representar la información estructural sobre esas señales 3. procede de la primera a través de transformaciones. Este componente casi se identifica con una gramática de estructura sintagmática. Una técnica para representar las señales recibidas 2. y lo que genera son las estructuras profundas.2 El “lenguaje del pensamiento” de Jerry Fodor Fodor está a favor de que la conducta del hombre está motivada por sus estados mentales (mentalismo). al menos tácitamente. llamada subcomponente transformacional. hay que concluir que es común a todas las lenguas: son los requisitos mínimos que todas ellas han de cumplir y en los que todas ellas coinciden. pues. una especie de código interior. implica y presupone este lenguaje del pensamiento. el componente sintáctico de la gramática. De hecho. el cerebro es entendido como una especie de hardware. 6. a saber. que transforma las estructuras profundas en superficiales. el contenido de adquisición del lenguaje habrá de poseer un contenido que sea el correlato de lo que contenga una teoría lingüística que aspire a la justificación explicativa. y expresa la “esencia del ser humano”. Una. el niño. pues dispone de recursos innatos que le capacitan para adquirir indistintamente cualquier lengua. Y del mismo modo que un software puede ejecutarse desde distintos ordenadores o soportes. El niño sólo tiene ocasión de escuchar a unas pocas personas y sólo ha tenido experiencia de unos pocos tipos de expresiones. Un método para seleccionar una de las posibles hipótesis permitidas según el punto 3 y que sean compatibles con los datos lingüísticos primarios (puede presumirse que las hipótesis así permitidas son infinitas). Y puesto que lo aportado por el niño es indiferente a la lengua que esté aprendiendo y vale para cualquier lenguaje posible. siendo éste previo a cualquier otro lenguaje. En definitiva. donde tienen lugar los procesos de la mente y la codificación de las percepciones que recibimos de los sentidos. ningún lenguaje viene de la nada. El conocimiento. que es la doctrina que defiende que existe un “lenguaje del pensamiento”. La segunda. desde el que realiza las primeras formulaciones de su propio pensamiento. vincular entre sí de la manera correcta tales estructuras y asignar una interpretación semántica y fonética a la estructura profunda y a la estructura superficial en cuestión. Este lenguaje es. Alguna delimitación inicial de una clase de posibles hipótesis sobre la estructura del lenguaje 4. todo lenguaje adquirido presupone un lenguaje previo innato (que debe poseer también innatamente una semántica y una sintaxis). que se realizan desde “representaciones mentales”. que es el propiamente generativo. 6. Desde estas hipótesis Fodor defiende una psicología mentalista que sea considerada científica. sino que el niño posee dicho “lenguaje del pensamiento” como algo innato. Éste descubre inconscientemente la gramática de la lengua: ha adquirido su lengua nativa. Este instrumento debe contener lo siguiente: 1. un conocimiento inconsciente y previo a toda experiencia. algo que él aporta a su proceso de aprendizaje del lenguaje y que lo hace posible. que se inspira en la denominada “teoría representacional de la mente”.1. 5. 2. su competencia lingüística. ¿Cómo se explica que sobre tan pobre base el niño adquiera una capacidad tan rica y compleja como la de producir y comprender todas las posibles oraciones correctas de su lengua que son potencialmente infinitas? ¿Cómo explicar la competencia lingüística partiendo de una experiencia lingüística tan pobre? Para Chomsky sólo hay una respuesta: el secreto está en lo que el niño aporta. La mente es concebida como distinta del soporte cerebral desde donde se realiza. para Chomsky resulta que conocer una lengua significa estar en condiciones de asignar una estructura profunda y una estructura superficial a una cantidad infinita de frases. La estructura profunda es generada directamente por la gramática. Dichos estados mentales son “computacionales”. Todo esto lo posee. llamada subcomponente de base.3 El innatismo del lenguaje y la gramática universal Chomsky parte de la base de que existe una gran diferencia cuantitativa y cualitativa entre el contenido de la experiencia lingüística del niño y el contenido de lo que resulta de su aprendizaje del lenguaje. Por otro lado. De esta forma. La distinción entre estructura profunda y estructura superficial resulta útil cuando nos encontramos con frases ambiguas. se trata de la gramática universal. El instrumental para adquirir una lengua (los universales lingüísticos) y la gramática universal. es innato e inconsciente. Esta teoría versa sobre el descubrimiento de los distintos tipos de conocimiento desde sus formas más . del mismo modo la mente es distinta del cerebro. Sin embargo. por tanto. Un método para determinar lo que cada una de tales hipótesis implica con respecto a cada oración. De este modo. y la mente no es estrictamente una tabula rasa. queda dividido en dos partes: 1. y en tales casos coinciden la estructura profunda y la superficial. 6.

En su proceso genético adaptativo. La filosofía medieval en Occidente. Madrid. Madrid. Hume. a su vez. México. Visor. para éstos. La propuesta de Piaget es que no existe un conocimiento innato ni predeterminado.elementales para seguir su desarrollo en los niveles ulteriores. La segunda fase es el surgimiento de la inteligencia conceptual. La contraposición clásica entre sujeto y objeto es superada por Piaget investigando la génesis del conocimiento en los niños. de un pensamiento “preconceptual”. y justo de aquí surge la inteligencia propiamente dicha. Siglo XXI. J. 1986  Hospers. se trata. cosas. La primera es el desarrollo de la inteligencia sensorio-motriz: abarca desde el nacimiento hasta los 18-24 meses de vida. Aquí comienza a distinguir entre él mismo y los objetos. 7. Aquí el conocimiento proviene de fuera del hombre. donde es el sujeto el que “pone” las formas a priori de la sensibilidad. mientras que a las otras les reprocha ser “estructuras sin génesis”. ni dependiente de las características preexistentes del objeto. Barcelona. Alianza. Piaget se opone a algunas concepciones del conocimiento básicas. a partir de ahora el niño va interiorizando con su lenguaje interior el mundo de los objetos y su propio mundo. renuncia a plantearse la esencia del conocimiento. el problema del conocimiento se sitúa en el proceso de interacción entre sujeto y objeto. México. Palabras. que es su soporte. Planeta-Agostini. T. Sánchez. Una introducción filosófica a los problemas del lenguaje. Introducción al análisis filosófico. 1992  ----. J. desvinculándose de la atadura a los objetos concretos. sino que toda provienen de otra estructura. Madrid.L.. Entre los 4 y los 7-8 años surge el pensamiento intuitivo y preoperativo. J.. 21982  Hierro S. Lingüística cartesiana. La inteligencia se explica como un proceso que tiene diversas fases evolutivas. Este “operacionismo” que el niño realiza posibilita el desarrollo de la inteligencia. existe una gran gama de formas de conocimiento y cada una de esas formas suscita a su vez grandes problemas. tiene varias fases. D. De esta forma. en tanto que éstos. confundiendo los objetos con los sujetos. 1969  Dummett. J. M. Barcelona.. Estructuras sintácticas. Siglo XXI. representado por Descartes y Chomsky. No existen estructuras de la nada (como si surgieran sin un origen). Por tanto. surgiendo la función “simbólica” que lo posibilita. Gredos.. Madrid. no designa algo concreto. N. Gredos. Un niño pequeño diferenciará entre unos y otros sólo a partir de su acción sobre ambos. 1976  Jolivet. Herder. pp. J. Por esto se sitúa a nivel “genético” evolutivo.. Filosofía y análisis del lenguaje. el niño tiene dos fases.. Después. Otra postura es el idealismo trascendental kantiano. Teorías del lenguaje.. ya que el objeto sólo puede ser conocido por mediación de las estructuras cognitivas del sujeto. Principios de filosofía del lenguaje. 1974  ----. poco a poco éstos se vuelven “independientes” del niño. El lenguaje y el entendimiento. siendo el paso de un conocimiento precario a otro más rico. 1985  Beuchot. hasta los 11-12 años.. El lenguaje y los problemas del pensamiento. 157-189  Gilson.. mientras que éste actúa sobre ellos. 1984  Chomsky. "La filosofía de Frege" en La verdad y otros enigmas.. el conocimiento es el resultado de una imposición de las estructuras internas del sujeto sobre los objetos. Alianza. Al empirismo le reprocha Piaget ser una epistemología de “génesis sin estructuras”. 1990  De Andrés. y el conocimiento estricto reflejo. representada por Locke. J. Finalmente está el innatismo... Madrid. El surgimiento del lenguaje supondrá un gran desarrollo de la inteligencia. Fundamentales contribuciones a la filosofía del lenguaje. UNAM. Para Piaget. T. P. interesándose por cómo se acrecientan los conocimientos. inclusive hasta el pensamiento científico.. Gredos. Signo y pensamiento. Grimaltos. A. Y a partir de aquí y a lo largo de la etapa adolescente va surgiendo la inteligencia reflexiva hasta su desarrollo en la adultez. conformando las distintas estructuras cognitivas. Una es la empirista. ni tampoco se basa únicamente en dichas estructuras cognitivas.. De la verdad y de la interpretación. la abstracción. 1972  ----. 1990. Madrid. siendo la mente una tabula rasa. y no al revés. D. 1988  Davidson. FCE. M. ya desarrolla el niño operaciones mentales sobre los objetos. Desde sus orígenes patrísticos hasta el final del siglo XIV. etc. Madrid. El problema de los universales. 1984 . no obstante. ideas. 1999  Brockart. Barcelona. La mera percepción de un objeto implica ya un proceso de construcción mental.. Barcelona. La filosofía en la Edad Media. Hablar de “conocimiento” y de “inteligencia”. J. al principio. pero también a partir de la “actuación” de los objetos sobre el niño. Gedisa. Bibliografía  Acero. J. pues conocer también implica un proceso de construcción que debe remitirse a la experiencia. Según Piaget la lógica es el espejo del pensamiento. Ésta. E. Candil. 1985  Casaubón. El nominalismo de Guillermo de Ockham como filosofía del lenguaje. Ariel. como lo son operaciones más complejas como la agrupación. sino un conglomerado de todas las operaciones lógicas que el hombre puede realizar. Pescador. o el neoconductismo radical de Skinner. México. donde el sujeto es un paciente más que un agente activo. y toda génesis necesita de una estructura previa. Buenos Aires. no tienen conciencia de sí mismos. que es parte de su proceso de adaptación biológica. 1981  Blasco. de lo aprehendido por los sentidos. Cincel. Madrid. El lenguaje surge entre los 18-24 meses y los cuatro años.

3 vols.. J. 1956  Piaget. Los dos problemas fundamentales de la epistemología.  Robles. Historia del pensamiento filosófico y científico. 1985.W.. Guillermo de Ockham y la filosofía del siglo XIV. pp. 1980  Uña Juárez. 21995. Labor..O. CSIC. El Escorial. 1968  Rábade. 1998  Quine. Madrid.v. Herder. Alianza... A... W... en Quine. W. 1965  Reale. "Acerca de lo que hay". La filosofía del siglo XIV. Redondo Editor. Orbis. Madrid. 1970  Popper. J. El realismo y sus críticos. A. Real Monasterio de El Escorial. UNAM. Barcelona. México. Ensayo sobre el entendimiento humano. Leibniz. J. G. Tecnos. K.v. Desde un punto de vista lógico. Madrid. FCE. 25-47  ----. 1978 . G.O. Antiseri.. Barcelona.. Barcelona. México. S. A. Barcelona. 1992  Locke.. El problema de los universales.R. Nuevos ensayos sobre el entendimiento humano. Palabra y objeto. La epistemología genética. D.