You are on page 1of 4

Que es asesinato

El asesinato es un delito contra el bien jurídico de la vida de una persona física, de


carácter muy específico, que consiste en matar a una persona incurriendo en
ciertas circunstancias específicas, dependientes del legislador, tales como
la alevosía, el precio, la recompensa, la promesa o el ensañamiento aumentando
deliberada e inhumanamente el dolor del ofendido. Es un tipo
de homicidio calificado. Se considera asesinato cuando una persona causa la
muerte de otra y lo lleva a cabo con alguno de los tres supuestos (o los tres juntos)
de ‘alevosía’ (se realiza a traición y/o cuando se sabe que la víctima no va a poder
defenderse), ‘ensañamiento’ (aumentando deliberada e inhumanamente el
sufrimiento de la víctima) o ‘concurrencia de precio’ (cometiendo el crimen a
cambio de una retribución económica o material).
Cometer un asesinato está castigado con una pena que va desde los 15 a los 20
años de prisión, elevándose hasta los 25 años si concurren dos o más
circunstancias específicas del delito: se cometió con ensañamiento y alevosía, con
concurrencia de precio y alevosía, con cualquier combinación de las tres o con los
tres supuestos al mismo tiempo.

El aborto

La palabra aborto proviene del término latino (abortus), ab: privación, y ortus:
nacimiento. Su traducción sería: sin nacimiento. Por lo tanto, el aborto es la
interrupción del desarrollo del embrión durante el embarazo, cuando aún no ha
alcanzado la madurez fetal, o capacidad suficiente para vivir por fuera del útero.

Tipos de aborto
Aborto espontáneo
El aborto espontáneo es un aborto no provocado intencionalmente. Es cuando
un embrión o feto muere antes de la semana 20 de embarazo; cuando la pérdida
es posterior, se habla de muerte fetal.1 Al criterio del tiempo gestacional,
la OMS añade como criterio el peso: debe pesar menos de 500 gramos. Sin
embargo, este criterio ha de ser interpretado con prudencia, ya que a veces un
feto de menos de 500 g. expulsado puede ser reanimado y sobrevivir. 2 Si falleciera
posteriormente, se registra como muerte neonatal.2
Se distingue el aborto precoz, cuando tiene lugar antes de las 12 semanas de
gestación, y el aborto tardío, con 12 o más semanas.2
Los factores que pueden producir aborto espontáneo son muy variados: genéticos
o cromosómicos del mismo feto, la exposición a toxinas ambientales, problemas
hormonales de la madre, y otros como el tabaquismo, la drogadicción o el
alcoholismo.1
Entre los signos y síntomas se encuentran el sangrado vaginal, el lumbago, dolor
abdominal sordo, agudo o cólico o la presencia de coágulos que salen de la
vagina. Todos ellos deben ser valorados por un ginecólogo.1
Ante los síntomas, existen diversas pruebas y exámenes para verificar o prevenir
este tipo de abortos, como son el ultrasonido vaginal o abdominal que ayuda a
examinar el desarrollo del embrión/feto, los latidos cardíacos y la cantidad de su
sangrado. En caso de aborto, es fundamental para la salud de la mujer comprobar
si queda algún tejido fetal o placentario en el útero. El tejido expulsado debe ser
analizado para determinar si la causa del aborto espontáneo es tratable y
prevenirlo en el futuro.1
Aborto inducido
El aborto inducido es la finalización del embarazo mediante la eliminación de
un embrión o feto antes de que pueda sobrevivir fuera del útero.3 Puede tratarse
de un aborto terapéutico cuando se realiza desde razones médicas, o de un aborto
por decisión personal (interrupción voluntaria del embarazo), cuando se realiza a
petición de la mujer embarazada.4
A su vez, según la técnica empleada para inducir el aborto, se puede hablar
de aborto médico o aborto con medicamentos5 y de aborto quirúrgico.6
Dependiendo de los países, existen diversas legislaciones sobre el aborto
inducido, desde aquellas que lo permiten con pocas restricciones por considerarlo
como una ampliación de los derechos reproductivos hasta legislaciones que lo
prohíben por considerarlo una forma de homicidio.
Aborto terapéutico
El aborto terapéutico es la interrupción provocada del desarrollo vital
del embrión o feto (por lo que se trata de un aborto inducido), pero al que
preceden razones estrictamente médicas. Entre estos motivos cabe si la salud de
la madre (física o mental) se encuentra directamente comprometida con dicho
embarazo o, en su caso, si la vida de la madre corre riesgo.
Aborto indirecto
El aborto indirecto es cuando se produce la muerte del feto en una intervención
médica en que se deben cumplir dos condiciones:7
 La intervención va destinada a salvar la vida de la madre embarazada en
situaciones en las que ésta corre peligro cierto.
 La viabilidad del feto es nula según los conocimientos que se poseen sobre el
caso o el trastorno.
No se equipara, pues, con el aborto terapéutico, ya que se produce en
intervenciones médicas distintas del aborto en sí mismo, siendo éste una
consecuencia derivada, no querida directamente, y por tanto, implica unas
consideraciones bioéticas muy diversas al aborto inducido.7 Se considera aborto
indirecto aún cuando el médico sabe que su intervención puede afectar al feto,8
pero de no intervenir, o de esperar a que el feto sea viable fuera del útero, tanto la
madre como el nasciturusresultarían muertos.7 Un claro ejemplo es el de la
intervención en un embarazo ectópico.

Drogadicción

La drogadicción es una enfermedad que consiste en la dependencia de sustancias


que afectan el sistema nervioso central y las funciones cerebrales, produciendo
alteraciones en el comportamiento, la percepción, el juicio y las emociones. Los
efectos de las drogas son diversos, dependiendo del tipo de droga y la cantidad o
frecuencia con la que se consume. Pueden producir alucinaciones, intensificar o
entorpecer los sentidos, provocar sensaciones de euforia o desesperación.
Algunas drogas pueden incluso llevar a la locura o la muerte.

La dependencia producida por las drogas puede ser de dos tipos:

- Dependencia física: El organismo se vuelve necesitado de las drogas, tal es así


que cuando se interrumpe el consumo sobrevienen fuertes trastornos fisiológicos,
lo que se conoce como síndrome de abstinencia.

- Dependencia psíquica: Es el estado de euforia que se siente cuando se consume


droga, y que lleva a buscar nuevamente el consumo para evitar el malestar u
obtener placer. El individuo siente una imperiosa necesidad de consumir droga, y
experimenta un desplome emocional cuando no la consigue.
Algunas drogas producen tolerancia, que lleva al drogadicto a consumir mayor
cantidad de droga cada vez, puesto que el organismo se adapta al consumo y
necesita una mayor cantidad de sustancia para conseguir el mismo efecto.

La dependencia, psíquica o física, producida por las drogas puede llegar a ser
muy fuerte, esclavizando la voluntad y desplazando otras necesidades básicas,
como comer o dormir. La necesidad de droga es más fuerte. La persona pierde
todo concepto de moralidad y hace cosas que, de no estar bajo el influjo de la
droga, no haría, como mentir, robar, prostituirse e incluso matar. La droga se
convierte en el centro de la vida del drogadicto, llegando a afectarla en todos los
aspectos: en el trabajo, en las relaciones familiares e interpersonales, en los
estudios, etc.