You are on page 1of 19

Tutela

Derecho Privado
VI (Derecho de
Familia)

1
Tutela
A continuación abordaremos la tutela como instituto protectorio de los
niños, niñas o adolescentes que no tiene capacidad plena, ni un adulto que
ejerza la responsabilidad parental.

Definición. Principios generales


El artículo 104 define la tutela como aquella institución “destinada a brindar
protección a la persona y bienes de un niño, niña o adolescente que no ha
alcanzado la plenitud de su capacidad civil cuando no haya persona que
ejerza la responsabilidad parental”1.

Los principios generales en materia de tutela, son los mismos que respecto
a la responsabilidad parental, es decir:

a) el interés superior del niño;


b) la autonomía progresiva del hijo conforme a sus
características psicofísicas, aptitudes y desarrollo. A mayor
autonomía, disminuye la representación de los progenitores
en el ejercicio de los derechos de los hijos;
c) el derecho del niño a ser oído y a que su opinión sea tenida
en cuenta según su dad y grado de madurez2.

Caracteres
Los caracteres de la tutela son:

 “La tutela puede ser ejercida por una o más personas, conforme
aquello que más beneficie al niño, niña o adolescente”3.

 “Es intransmisible”4: Ya que “el cargo es personalísimo, no pudiendo


ser transferido por voluntad del designado” (Bueres, 2015, p. 133).

1 Art. 104 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.


2 Art. 639 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
3 Art. 105 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
4 Art. 105 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

2
Capacidad
Según el artículo 110:

No pueden ser tutores las personas:


a) que no tienen domicilio en la República;
b) quebradas no rehabilitadas;
c) que han sido privadas o suspendidas en el ejercicio de la
responsabilidad parental, o han sido removidas de la tutela o
curatela o apoyo de otra persona incapaz o con capacidad
restringida, por causa que les era atribuible;
d) que deben ejercer por largo tiempo o plazo indefinido un
cargo o comisión fuera del país;
e) que no tienen oficio, profesión o modo de vivir conocido,
o tienen mala conducta notoria;
f) condenadas por delito doloso a penas privativas de la
libertad;
g) deudoras o acreedoras por sumas considerables respecto
de la persona sujeta a tutela;
h) que tienen pleitos con quien requiere la designación de un
tutor. La prohibición se extiende a su cónyuge, conviviente,
padres o hijos;
i) que, estando obligadas, omiten la denuncia de los hechos
que dan lugar a la apertura de la tutela;
j) inhabilitadas, incapaces o con capacidad restringida;
k) que hubieran sido expresamente excluidas por el padre o
la madre de quien requiere la tutela, excepto que según el
criterio del juez resulte beneficioso para el niño, niña o
adolescente5.

Clases
La tutela puede ser:

 Designada por los padres: Los padres pueden designar tutores,


siempre y cuando no se encuentren privados o suspendidos del
ejercicio de la responsabilidad parental. La designación puede ser por
testamento o por escritura pública. Esta designación debe ser
aprobada judicialmente.

Asimismo, la ley establece que se tendrán

5 Art. 110 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

3
Por no escritas las disposiciones que eximen al tutor de hacer
inventario, lo autorizan a recibir los bienes sin cumplir ese
requisito, o lo liberan del deber de rendir cuentas.
Si los padres hubieran delegado el ejercicio de la
responsabilidad parental en un pariente, se presume la
voluntad de que se lo nombre tutor de sus hijos menores de
edad, designación que debe ser discernida por el juez que
homologó la delegación o el del centro de vida del niño, niña
o adolescente, a elección del pariente.
Si existen disposiciones de ambos progenitores, se aplican
unas y otras conjuntamente en cuanto sean compatibles. De
no serlo, el juez debe adoptar las que considere
fundadamente más convenientes para el tutelado6.

 Tutela dativa: Esta clase de tutela se da “ante la ausencia de


designación paterna de tutor o tutores o ante la excusación, rechazo o
imposibilidad de ejercicio de aquellos designados”, [por lo que] “el
juez debe otorgar la tutela a la persona que sea más idónea para
brindar protección al niño, niña o adolescente, debiendo fundar
razonablemente los motivos que justifican dicha idoneidad”7.

En este tipo de tutela, el Código establece que:

El juez no puede conferir la tutela dativa:


a) a su cónyuge, conviviente, o parientes dentro del cuarto
grado, o segundo por afinidad;
b) a las personas con quienes mantiene amistad íntima ni a
los parientes dentro del cuarto grado, o segundo por
afinidad;
c) a las personas con quienes tiene intereses comunes;
d) a sus deudores o acreedores;
e) a los integrantes de los tribunales nacionales o provinciales
que ejercen sus funciones en el lugar del nombramiento; ni a
los que tienen con ellos intereses comunes, ni a sus amigos
íntimos o los parientes de éstos, dentro del cuarto grado, o
segundo por afinidad;
f) a quien es tutor de otro menor de edad, a menos que se
trate de hermanos menores de edad, o existan causas que lo
justifiquen8.

6 Art. 106 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.


7 Art. 107 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
8 Art. 108 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

4
 Tutela especial: Esta tutela se establece para un acto o negocio
especialmente determinado.

Conforme el artículo 109:

Corresponde la designación judicial de tutores especiales en


los siguientes casos:
a) cuando existe conflicto de intereses entre los
representados y sus representantes; si el representado es un
adolescente puede actuar por sí, con asistencia letrada, en
cuyo caso el juez puede decidir que no es necesaria la
designación del tutor especial;
b) cuando los padres no tienen la administración de los bienes
de los hijos menores de edad;
c) cuando existe oposición de intereses entre diversas
personas incapaces que tienen un mismo representante
legal, sea padre, madre, tutor o curador; si las personas
incapaces son adolescentes, rige lo dispuesto en el inciso a);
d) cuando la persona sujeta a tutela hubiera adquirido bienes
con la condición de ser administrados por persona
determinada o con la condición de no ser administrados por
su tutor;
e) cuando existe necesidad de ejercer actos de
administración sobre bienes de extraña jurisdicción al juez de
la tutela y no pueden ser convenientemente administrados
por el tutor;
f) cuando se requieren conocimientos específicos o
particulares para un adecuado ejercicio de la administración
por las características propias del bien a administrar;
g) cuando existen razones de urgencia, hasta tanto se tramite
la designación del tutor que corresponda9.

9 Art. 109 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

5
Discernimiento de la tutela.
Discernimiento judicial. Audiencia con
la persona menor de edad. Actos
anteriores al discernimiento de la
tutela. Inventario y avalúo. Rendición
de cuentas
Nuestro Código establece que “la tutela es siempre discernida por el juez,
teniendo en cuenta que será competente el juez del lugar donde el niño,
niña o adolescente tiene su centro de vida”10.

Asimismo, y siguiendo los preceptos de la Convención de los derechos del


niño, “para el discernimiento de la tutela (…) el juez debe:

a) oír previamente al niño, niña o adolescente;

b) tener en cuenta sus manifestaciones en función de su edad y madurez;

c) Decidir atendiendo primordialmente a su interés superior”11.

Respecto a aquellos actos que haya realizado el tutor antes del


discernimiento de la tutela, la ley establece que quedan confirmados por el
nombramiento, siempre y cuando dichos actos no resulten perjudiciales
para el niño, niña o adolescente12.

Una vez discernida la tutela, los bienes del tutelado deben ser
entregados al tutor, previo inventario y avalúo que realiza
quien el juez designa.
Si el tutor tiene un crédito contra la persona sujeta a tutela,
debe hacerlo constar en el inventario; si no lo hace, no puede
reclamarlo luego, excepto que al omitirlo haya ignorado su
existencia.
Hasta tanto se haga el inventario, el tutor sólo puede tomar
las medidas que sean urgentes y necesarias.

10 Art. 112 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.


11 Art. 113 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
12 Art. 114 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

6
Los bienes que el niño, niña o adolescente que adquieran por
sucesión u otro título deben inventariarse y tasarse de la
misma forma13.

Rendición de cuentas

“Si el tutor sucede a alguno de los padres o a otro tutor anterior, debe pedir
inmediatamente, al sustituido o a sus herederos, rendición judicial de
cuentas y entrega de los bienes del tutelado”14.

Ejercicio de la tutela. Alcances.


El tutor es el representante legal del niño, niña o adolescente en todas
aquellas cuestiones de carácter patrimonial. No obstante este principio,
habrá que tener presente aquellos casos en los cuales los tutelados puedan
actuar personalmente “en ejercicio a su derecho a ser oído y el progresivo
reconocimiento de su capacidad”15.

Responsabilidad.
Como representante legal del niño, niña o adolescente, cuya finalidad es la
protección de los mismos,

El tutor es responsable del daño causado al tutelado por su


culpa, por acción u omisión, en el ejercicio o en ocasión de
sus funciones. El tutelado, cualquiera de sus parientes, o el
Ministerio Público pueden solicitar judicialmente las
providencias necesarias para remediarlo, sin perjuicio de que
sean adoptadas de oficio16.

13 Art. 115 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.


14 Art. 116 - Ley 26.994 - Código Civil y Comercial de la Nación.
15 Art. 117 - Ley 26.994 - Código Civil y Comercial de la Nación.
16 Art. 118 - Ley 26.994 - Código Civil y Comercial de la Nación.

7
Educación y alimentos
“El juez debe fijar las sumas requeridas para la educación y alimentos del
niño, niña o adolescente, ponderando la cuantía de sus bienes y la renta que
producen”17.

La suma debe comprender la cobertura de salud, la locación


o el gasto de manutención de la vivienda, vestuario, las
actividades educativas curriculares y extracurriculares, las
deportivas que debe llevar a cabo el niño/a, y las de otra
índole que fueran adecuadas para su formación integral
(Baliero de Burundarena, 2015, p. 246).

Puede suceder que los recursos de la persona sujeta a tutela no sean


suficientes para atender a su cuidado y educación, en cuyo caso “el tutor
puede, con autorización judicial, demandar alimentos a los obligados a
prestarlos”18.

Actos prohibidos
Al ser el tutor el representante legal del niño, niña o adolescente que carece
de responsabilidad parental, este no podrá, “ni con autorización judicial,
celebrar con su tutelado los actos prohibidos a los padres respecto de sus
hijos menores de edad. Incluso, no podrá celebrar contrato alguno con el
tutelado antes de aprobada judicialmente la cuenta final” de la tutela19.

Actos que requieren autorización judicial


Conforme el artículo 121 el tutor debe requerir autorización judicial para
realizar aquellos actos en los cuales los progenitores también deberían
requerirla. Sin embargo, se agregan otros:

a) adquirir inmuebles o cualquier bien que no sea útil para


satisfacer los requerimientos alimentarios del tutelado;
b) prestar dinero de su tutelado. La autorización sólo debe ser
concedida si existen garantías reales suficientes;

17 Art.119 - Ley 26.994 - Código Civil y Comercial de la Nación.


18 Art. 119 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
19 Art. 120 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

8
c) dar en locación los bienes del tutelado o celebrar contratos
con finalidad análoga por plazo superior a tres años. En todos
los casos, estos contratos concluyen cuando el tutelado
alcanza la mayoría de edad;
d) tomar en locación inmuebles que no sean la casa
habitación;
e) contraer deudas, repudiar herencias o donaciones, hacer
transacciones y remitir créditos aunque el deudor sea
insolvente;
f) hacer gastos extraordinarios que no sean de reparación o
conservación de los bienes;
g) realizar todos aquellos actos en los que los parientes del
tutor dentro del cuarto grado o segundo de afinidad, o sus
socios o amigos íntimos están directa o indirectamente
interesados20.

Derechos reales sobre bienes del tutelado. Forma de


la venta. Sumas de dinero. Fideicomiso y otras
inversiones seguras. Sociedades. Fondo de comercio
Derechos reales sobre bienes del tutelado

El artículo 122 expresa que:

El juez puede autorizar la transmisión, constitución o


modificación de derechos reales sobre los bienes del niño,
niña o adolescente sólo si media conveniencia evidente.

Los bienes que tienen valor afectivo o cultural sólo pueden


ser vendidos en caso de absoluta necesidad21.

Forma de la venta

La venta debe hacerse en subasta pública, excepto que se


trate de muebles de escaso valor, o si a juicio del juez, la venta

20 Art. 121 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.


21 Art. 122 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

9
extrajudicial puede ser más conveniente y el precio que se
ofrece es superior al de la tasación22.

Sumas de dinero

Luego de ser cubiertos los gastos de la tutela, el dinero del


tutelado debe ser colocado a interés en bancos de reconocida
solvencia, o invertido en títulos públicos, a su nombre y a la
orden del juez con referencia a los autos a que pertenece. El
tutor no puede retirar fondos, títulos o valores sin
autorización judicial23.

Fideicomiso y otras inversiones seguras

“El juez también puede autorizar que los bienes sean transmitidos en
fideicomiso a una entidad autorizada para ofrecerse públicamente como
fiduciario, siempre que el tutelado sea el beneficiario.

Asimismo, puede disponer otro tipo de inversiones seguras, previo dictamen


técnico”24.

Sociedad

Si el tutelado tiene parte en una sociedad, el tutor está


facultado para ejercer los derechos que corresponden al
socio a quien el tutelado ha sucedido. Si tiene que optar entre
la continuación y la disolución de la sociedad, el juez debe
decidir previo informe del tutor25.

Fondo de comercio

Si el tutelado es propietario de un fondo de comercio, el tutor


está autorizado para ejecutar todos los actos de
administración ordinaria propios del establecimiento. Los
actos que exceden de aquélla, deben ser autorizados
judicialmente.

22 Art. 123 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.


23 Art. 124 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
24 Art. 125 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
25 Art. 126 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

10
Si la continuación de la explotación resulta perjudicial, el juez
debe autorizar el cese del negocio facultando al tutor para
enajenarlo, previa tasación, en subasta pública o venta
privada, según sea más conveniente. Mientras no se venda,
el tutor está autorizado para proceder como mejor convenga
a los intereses del tutelado26.

Retribución del tutor. Cese del derecho a la


retribución. Deber de rendir cuentas. Rendición final.
Gastos de la rendición. Gastos de la gestión. Daños
El tutor, por el desempeño de su función, tiene derecho a una retribución
que se fijará judicialmente teniendo en cuenta la importancia de los bienes
del tutelado y el trabajo que ha demandado su administración en cada
período.

Si la tutela hubiera sido ejercida por dos personas, la remuneración debe ser
única y distribuida entre ellos según criterio judicial.

El máximo de la retribución por las funciones ejercidas será la décima parte


de los frutos líquidos de los bienes del menor de edad27.

El tutor no tiene derecho a retribución en los siguientes casos:

a) si nombrado por un testador, éste ha dejado algún legado


que puede estimarse remuneratorio de su gestión. Puede
optar por renunciar al legado o devolverlo, percibiendo la
retribución legal;
b) si las rentas del pupilo no alcanzan para satisfacer los
gastos de sus alimentos y educación;
c) si fue removido de la tutela por causa atribuible a su culpa
o dolo, caso en el cual debe también restituir lo percibido, sin
perjuicio de las responsabilidades por los daños que cause;
d) si contrae matrimonio con el tutelado sin la debida
dispensa judicial28.

A los fines de la tutela se lleve a cabo con total transparencia, es una de las
obligaciones del tutor

26 Art.127 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.


27 Art. 128 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
28 Art. 129 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

11
Llevar cuenta fiel y documentada de las entradas y gastos de
su gestión. Debe rendir cuentas [en los siguientes
momentos]: al término de cada año, al cesar en el cargo,
cuando el juez lo ordena, de oficio, o a petición del Ministerio
Público. La obligación de rendición de cuentas es individual y
su aprobación sólo libera a quien da cumplimiento a la
misma.

Aprobada la cuenta del primer año, puede disponerse que las


posteriores se rindan en otros plazos, cuando la naturaleza de
la administración así lo justifique29.

Rendición final

“Terminada la tutela, quien la ejerza o sus herederos deben entregar los


bienes de inmediato, e informar de la gestión dentro del plazo que el juez
señale, aunque el tutelado en su testamento lo exima de ese deber”30.

Los gastos de ésta rendición de cuentas “deben ser adelantados por quien
ejerce la tutela y deben ser reembolsados por el tutelado si son rendidas en
debida forma”31.

Gastos de la gestión

“Quien ejerce la tutela tiene derecho a la restitución de los gastos razonables


hechos en la gestión, aunque de ellos no resulte utilidad al tutelado. Los
saldos de la cuenta devengan intereses”32.

Daños

Si el tutor no rinde cuentas, no lo hace debidamente o se


comprueba su mala administración atribuible a dolo o culpa,
debe indemnizar el daño causado a su tutelado. La
indemnización no debe ser inferior a lo que los bienes han
podido razonablemente producir33.

Conclusión de la tutela
A continuación, estudiaremos las causales de la extinción de la tutela.

29 Art. 130 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.


30 Art. 131 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
31 Art. 132 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
32 Art. 133 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
33 Art. 134 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

12
Causas. Remoción del tutor. Suspensión provisoria
Las causas de culminación de la tutela son:

a) por la muerte del tutelado, su emancipación o la


desaparición de la causa que dio lugar a la tutela;
b) por la muerte, incapacidad, declaración de capacidad
restringida, remoción o renuncia aceptada por el juez, de
quien ejerce la tutela. En caso de haber sido discernida a dos
personas, la causa de terminación de una de ellas no afecta a
la otra, que se debe mantener en su cargo, excepto que el
juez estime conveniente su cese, por motivos fundados.
En caso de muerte del tutor, el albacea, heredero o el otro
tutor si lo hubiera, debe ponerlo en conocimiento inmediato
del juez de la tutela. En su caso, debe adoptar las medidas
urgentes para la protección de la persona y de los bienes del
pupilo34.

Son causas que ocasionan la remoción del tutor:

a) quedar comprendido en alguna de las causales que impide


ser tutor;
b) no hacer el inventario de los bienes del tutelado, o no
hacerlo fielmente;
c) no cumplir debidamente con sus deberes o tener graves y
continuados problemas de convivencia35.

Los legitimados para demandar la remoción son el tutelado, el Ministerio


Público, y el juez de oficio36.

“Suspensión provisoria: Durante la tramitación del proceso de remoción, el


juez puede suspender al tutor y nombrar provisoriamente a otro”37.

34 Art. 135 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.


35 Art. 136 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
36 Art. 136 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.
37 Art. 137 - Ley 26.994- Código Civil y Comercial de la Nación.

13
Sistema de protección integral de los
niños, niñas y adolescentes
La ley 26.061

Tiene por objeto la protección integral de los derechos de las


niñas, niños y adolescentes que se encuentren en el territorio
de la República Argentina, para garantizar el ejercicio y
disfrute pleno, efectivo y permanente de aquellos
reconocidos en el ordenamiento jurídico nacional y en los
tratados internacionales en los que la Nación sea parte.

Los derechos aquí reconocidos están asegurados por su


máxima exigibilidad y sustentados en el principio del interés
superior del niño.

La omisión en la observancia de los deberes que por la


presente corresponden a los órganos gubernamentales del
Estado habilita a todo ciudadano a interponer las acciones
administrativas y judiciales a fin de restaurar el ejercicio y
goce de tales derechos, a través de medidas expeditas y
eficaces38.

Principios. Organismo
Los principios establecidos por la Ley 26.061 son:

 “Principio de igualdad y no discriminación. Las disposiciones de esta


ley se aplicarán por igual a todos las niñas, niños y adolescentes, sin
discriminación alguna”39.

 “Principio de efectividad. Los Organismos del Estado deberán adoptar


todas las medidas administrativas, legislativas, judiciales y de otra
índole, para garantizar el efectivo cumplimiento de los derechos y
garantías reconocidos en esta ley”40.

38 Art. 1 - Ley 26.061- Protección integral de los derechos de las niñas, niños y
adolescentes. Honorable Congreso de la Nación Argentina.
39 Art. 28 - Ley 26.061- Protección integral de los derechos de las niñas, niños y

adolescentes. Honorable Congreso de la Nación Argentina.


40 Art. 29 - Ley 26.061- Protección integral de los derechos de las niñas, niños y

adolescentes. Honorable Congreso de la Nación Argentina.

14
 Deber de comunicar. Los miembros de los
establecimientos educativos y de salud, públicos o
privados y todo agente o funcionario público que
tuviere conocimiento de la vulneración de
derechos de las niñas, niños o adolescentes, deberá
comunicar dicha circunstancia ante la autoridad
administrativa de protección de derechos en el
ámbito local, bajo apercibimiento de incurrir en
responsabilidad por dicha omisión41.

 Deber del funcionario de recepcionar denuncias.


El agente público que sea requerido para recibir
una denuncia de vulneración de derechos de los
sujetos protegidos por esta ley, ya sea por la misma
niña, niño o adolescente, o por cualquier otra
persona, se encuentra obligado a recibir y tramitar
tal denuncia en forma gratuita, a fin de garantizar
el respeto, la prevención y la reparación del daño
sufrido, bajo apercibimiento de considerarlo
incurso en la figura de grave incumplimiento de los
Deberes del Funcionario Público42.

Órganos administrativos de protección de derechos

Los organismos encargados de proteger los derechos de los niños, niñas y


adolescentes se dividen según niveles:

a) NACIONAL: Es el organismo especializado en materia de


derechos de infancia y adolescencia en el ámbito del Poder
Ejecutivo nacional;
b) FEDERAL: Es el órgano de articulación y concertación, para
el diseño, planificación y efectivización de políticas públicas
en todo el ámbito del territorio de la República Argentina;
c) PROVINCIAL: Es el órgano de planificación y ejecución de
las políticas de la niñez, cuya forma y jerarquía, determinará
cada provincia y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,
respetando las respectivas autonomías así como las
instituciones preexistentes43.

41 Art. 30 - Ley 26.061- Protección integral de los derechos de las niñas, niños y
adolescentes. Honorable Congreso de la Nación Argentina.
42 Art. 31 - Ley 26.061- Protección integral de los derechos de las niñas, niños y

adolescentes. Honorable Congreso de la Nación Argentina.


43 Art. 42 - Ley 26.061- Protección integral de los derechos de las niñas, niños y

adolescentes. Honorable Congreso de la Nación Argentina.

15
Medidas. Revisión
El artículo 37 establece las medidas para llevar a cabo la protección integral
de los niños, niñas y adolescentes, mencionando las siguientes:

a) Aquellas tendientes a que las niñas, niños o adolescentes


permanezcan conviviendo con su grupo familiar;
b) Solicitud de becas de estudio o para jardines maternales o
de infantes, e inclusión y permanencia en programas de
apoyo escolar;
c) Asistencia integral a la embarazada;
d) Inclusión de la niña, niño, adolescente y la familia en
programas destinados al fortalecimiento y apoyo familiar;
e) Cuidado de la niña, niño y adolescente en su propio hogar,
orientando y apoyando a los padres, representantes legales
o responsables en el cumplimiento de sus obligaciones,
juntamente con el seguimiento temporal de la familia y de la
niña, niño o adolescente a través de un programa;
f) Tratamiento médico, psicológico o psiquiátrico de la niña,
niño o adolescente o de alguno de sus padres, responsables
legales o representantes;
g) Asistencia económica44.

Cabe destacar que dicha enunciación es tan solo ejemplificativa, pudiendo


haber otras que se estimen convenientes.

Asimismo, las medidas pueden ser sustituídas, modificadas o revocadas


cuando las circunstancias que las motivaron hayan variado o desaparecido45.

Ley de violencia familiar


A continuación abordaremos la violencia familiar, a partir de conceptos
doctrinarios y de la ley 24.417 de protección contra la violencia familiar.

44 Art. 37 - Ley 26.061- Protección integral de los derechos de las niñas, niños y
adolescentes. Honorable Congreso de la Nación Argentina.
45 Art. 38 - Ley 26.061- Protección integral de los derechos de las niñas, niños y

adolescentes. Honorable Congreso de la Nación Argentina.

16
Definición. Distintos supuestos de violencia
La Doctora Graciela Medina (s/f) adhiere al concepto que el Consejo de
Europa otorga a la violencia, como

toda acción u omisión cometida en el seno de la familia por


uno de sus miembros, que menoscaba la vida o la integridad
física o psíquica o, incluso, la libertad de otro de los miembros
de misma familia que causa un serio daño al desarrollo de su
personalidad (Medina, s/f, p. 14).

El artículo 1 de la ley 24.417 de Protección contra la violencia familiar,


establece que:

Toda persona que sufriese lesiones o maltrato físico o


psíquico por parte de alguno de los integrantes del grupo
familiar podrá denunciar estos hechos en forma verbal o
escrita ante el juez con competencia en asuntos de familia y
solicitar medidas cautelares conexas. A los efectos de esta ley
se entiende por grupo familiar el originado en el matrimonio
o en las uniones de hecho46.

En base a ello, podemos afirmar que la violencia no solo implica lesiones


físicas, sino también psíquicas.

Organismos
La persona que sufre violencia familiar debe acudir al juez con competencia
en asuntos de familia.

De las denuncias que se presente se dará participación al


Consejo Nacional del Menor y la Familia a fin de atender la
coordinación de los servicios públicos y privados que eviten
y, en su caso, superen las causas del maltrato, abusos y todo
tipo de violencia dentro de la familia47.

46 Art. 1 - Ley 24.417 - Protección contra la violencia familiar. Honorable Congreso de la


Nación.
47 Art. 7 - Ley 24.417 - Protección contra la violencia familiar. Honorable Congreso de la

Nación.

17
Obligación de denunciar. Personas obligadas

Cuando los damnificados fuesen menores o incapaces,


ancianos o discapacitados, los hechos deberán ser
denunciados por sus representantes legales y/o el ministerio
público. También estarán obligados a efectuar la denuncia los
servicios asistenciales sociales o educativos, públicos o
privados, los profesionales de la salud y todo funcionario
público en razón de su labor. El menor o incapaz puede
directamente poner en conocimiento de los hechos al
ministerio público48.

Medidas. Sistema

El juez podrá adoptar (…) las siguientes medidas cautelares:


a) Ordenar la exclusión del autor, de la vivienda donde habita
el grupo familiar;
b) Prohibir el acceso del autor, al domicilio del damnificado
como a los lugares de trabajo o estudio;
c) Ordenar el reintegro al domicilio a petición de quien ha
debido salir del mismo por razones de seguridad personal,
excluyendo al autor;
d) Decretar provisoriamente alimentos, tenencia y derecho
de comunicación con los hijos.
El juez establecerá la duración de las medidas dispuestas de
acuerdo a los antecedentes de la causa49.

48 Art. 2 - Ley 24.417 - Protección contra la violencia familiar. Honorable Congreso de la


Nación.
49 Art. 4 - Ley 24.417 - Protección contra la violencia familiar. Honorable Congreso de la

Nación.

18
Referencias

Bueres, A. (2015). Código Civil y Comercial de la Nación analizado,


comparado y concordado, Buenos Aires, Argentina: Hammurabi.

Caramelo, G., Herrera, M., y Picasso, S. (2015). Código Civil y Comercial de


la Nación Comentado. Buenos Aires, Argentina: Infojus.

Baliero de Burundarena, A. Comentarios sobre: Arts. 100 a 137. Arts. 289 a


312.

Ley Nacional 24.417 - Protección contra la violencia familiar. Honorable


Congreso de la Nación Argentina. Recuperado de:
http://www.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/90000-
94999/93554/norma.htm

Ley Nacional 26.061 - Protección integral de los derechos de las niñas,


niños y adolescentes. Honorable Congreso de la Nación Argentina.
Recuperado de:
http://www.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/110000-
114999/110778/norma.htm

Ley Nacional 26.994 – Código Civil y Comercial de la Nación – Honorable


Congreso de la Nación Argentina. Recuperado de:
http://www.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/235000-
239999/235975/norma.htm

Medina, G. (s/f). Visión jurisprudencial de la violencia familiar. Recuperado


de: http://www.gracielamedina.com/assets/Uploads/libro/indice/i-vision-
jurisprudencial-de-la-violencia-familiar.pdf

19