You are on page 1of 2

ANTE DESPIDOS MASIVOS EN LA UNIDAD DE GESTIÓN DE

PROYECTOS NUCLEARES DE NUCLEOELÈCTRICA ARGENTINA
S.A. Y LOS NUEVOS DESPIDOS EN DIOXITEK S.A
La Asociación de Profesionales de la Comisión Nacional de Energía Atómica y la
Actividad Nuclear (APCNEAN) ha tomado conocimiento que se ha comunicado a un
gran número de trabajadores (240) de la Unidad de Gestión de Proyectos Nucleares
de la empresa Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA), entre los que se encuentran
una cantidad importante de profesionales, que se prescinde de sus servicios
(llámese despidos), como así también nuevos despidos (9) en la empresa
DIOXITEK S.A., en particular los producidos en el Sector Cobalto-60 del Centro
Atómico Ezeiza.

Ante ello, la APCNEAN expresa su rechazo a semejantes medidas, las que le
producen un daño irreparable a los despedidos y a sus familias, que no requiere de
mayores explicaciones, pero también una afectación sustantiva al desenvolvimiento
de las actividades del Sector Nuclear Argentino, tal como lo desarrollamos en detalle
en la nota y anexo enviadas al señor Presidente de la Nación el pasado viernes 20
de julio ppdo. con motivo de la cancelación de la cuarta central nuclear y la
postergación de la quinta central. Dicha nota y anexo (2+8 páginas) la daremos a
conocer a los trabajadores de la actividad nuclear durante la presente semana,
como así también a integrantes de los poderes Ejecutivo y Legislativo, autoridades
de organismos y empresas de la actividad nuclear, medios de comunicación,
centrales de trabajadores, sindicatos, etc.

La decisión tomada sin haber siquiera sido comunicada a nuestra Asociación que
representa a quienes son parte del conjunto al que se debe el sitial alcanzado por la
Argentina, reconocido en el ámbito nacional e internacional, en materia de desarrollo
nuclear, implica una postura particularmente repudiable y violatoria de la normativa
vigente, incluidos los Tratados Internacionales suscriptos y ratificados por nuestro
país.

En razón de lo expuesto, la APCNEAN se declara en ESTADO DE ALERTA Y
MOVILIZACIÓN y hace un enérgico llamado a las autoridades de las empresas y a
los responsables del Poder Ejecutivo para que se suspenda o anule cualquier tipo
de iniciativa como las que denunciamos. Requerimos la urgente convocatoria a
nuestra Asociación y a los demás gremios con actuación en el ámbito nuclear, para
discutir semejante desatino, inconsulto, ilegítimo, ilegal e inconstitucional y debatir el
futuro de la Unidad de Gestión de Proyectos Nucleares, así como toda la política de
Nucleoeléctrica Argentina S.A. y la de Dioxitek S.A.

De no recibir una rápida respuesta y sobre todo de no darse marcha atrás en las
decisiones adoptadas, daremos condigna respuesta utilizando todos los medios
sindicales y jurídicos, que sean necesarios activar.

Desde la APCNEAN nos preguntamos, ¿Qué rol cumple en estas circunstancias la
Subsecretaría de Energía Nuclear? O más aún, ¿Qué responsabilidad le cabe a
sus funcionarios en la continua desarticulación de la Actividad Nuclear?

La creación de dicha Subsecretaría, como coordinadora de la actividad nuclear de
nuestro país, nos hizo abrigar la esperanza de una revalorización de todo el sector
nuclear argentino. Sin embargo, hoy podemos afirmar que este tipo de medidas
absurdas demuestra todo lo contrario.

El GOBIERNO NACIONAL ES EL RESPONSABLE DE LLEVAR A CABO UNA
CLARA POLÍTICA DE DESACTIVACIÓN DEL PLAN NUCLEAR ARGENTINO Y LA
ACTUACIÓN DE LA SUBSECRETARÍA DE ENERGÍA NUCLEAR ES PARTE
INSTRUMENTAL DE DICHA DESACTIVACIÓN.

Buenos Aires, 30 de julio de 2018.

Secretariado Nacional de la APCNEAN