You are on page 1of 34

CAPITULO 2

MODELO DE BANDAS DE LOS SOLIDOS

TEMA A: Características Eléctricas del Estado Sólido

Un sólido (materia condensada) es materia en un estado caracterizado por una
composición cristálica o cristalina, es decir, por un ordenamiento de átomos que tiende a ser
periódico y regular a lo largo de la pieza del material. Esto significa que estructuralmente, el
material se caracteriza por su composición sobre la base de cristales.

Esta estructura de cristales tiene que ver con el tipo de ligadura atómica prevaleciente
en los sólidos. Recordemos que por lo general las ligaduras se forman por la tendencia de los
átomos a tener siempre ocho electrones en su último orbital, es decir, completar el “octeto”.

Como sabemos, las ligaduras atómicas pueden ser de 4 tipos:

 Ligaduras atómicas.

 Ligadura iónica

Es un enlace fuerte, con energías típicas entre 1 y 10 eV, y se rige por la ley de
atracción de Coulomb. En general intervienen en este tipo de enlace los grupos extremos de la
tabla periódica (I y VII, es decir, a los que les sobra y a los que les falta un electrón para
completar el octeto; y en algunos casos II y VI). Los átomos tienden a perder o ganar
electrones para completar su último estado orbital, quedado así ionizados de forma positiva o
negativa, respectivamente.

En este enlace se necesita por lo menos un ion negativo y otro positivo, como por ejemplo en
la molécula del cloruro de sodio (ClNa-). En realidad, en el propio caso de la sal es posible
conformar cúmulos de moléculas que están atraídas entre sí, con tal que se produzca un cierto
ordenamiento espacial. Esta es la razón por la que el cloruro de sodio puede cristalizarse,
aunque en forma irregular. Este tipo de ordenamiento se traduce en una propiedad mecánica
de fragilidad y una eléctrica de poca conductividad

 Enlace covalente fuerte

Es un enlace fuerte, con un rango de energías entre 3 y 10 eV. Consiste en compartir
electrones entre dos o más átomos, y se da normalmente en los materiales o elementos de
grupos medios de la tabla, en particular de los grupos III, IV y V.

El enlace característico del grupo IV es el correspondiente al del carbono, que
dependiendo de las condiciones de presión y temperatura, puede cristalizar en forma
tetraédrica (como el diamante) o en forma hexaédrica (como el grafito).

1

Desde el punto de vista del modelo químico de valencias, la estructura elemental del
cristal (tetraédrico) se produce de acuerdo al siguiente esquema gráfico:

El enlace covalente, como en el caso del carbono diamantizado, exige un intercambio
ordenado de electrones, si tomamos al electrón en su imagen como partícula. Genera un nivel
de conductibilidad intermedia y, por ende, una característica de semiconducción.

 Enlace covalente débil

Llamado a veces enlace metálico, es un enlace débil, con energías típicas entre 1 y 5
eV. Intervienen en el tipo de enlace los elementos de los grupos intermedios de la tabla
periódica, particularmente los del grupo de II y del grupo VI (por ejemplo, el cobre). También
adquieren este tipo de enlace algunos materiales de los grupos III y V.

La clave es que nuevamente la compartición de electrones es el principio del enlace,
pero con mucha menor cantidad de electrones por órbita. Por ejemplo, en los materiales del
grupo II se requieren muchos átomos para conformar una órbita estable, de modo que no sólo
deben intervenir los electrones del último nivel energético, sino también los de los subniveles
más internos. Esto implica que las distancias de enlaces son más cortas y también mayor la
cantidad de átomos que conforman la unidad de cristalización. También podemos hablar aquí
de cristales tetraédricos o poliédricos, pero en casi todos los casos con átomos centrados en el
cuerpo del cristal o en las caras del cristal. Este tipo de enlace genera materiales que son
mecánicamente maleables, opacos y buenos conductores en general.

 Ligadura de Van Der Waals

Es una interacción entre los momentos dipolares eléctricos de átomos o moléculas, y
caracteriza básicamente al estado gaseoso. Es un enlace débil, con energías menores de 3 eV.
La energía potencial de interacción baja con mucha rapidez al aumentar la distancia 𝑟 de
separación, por lo general en función de 1⁄𝑟 6 , por lo que no se necesita mucha energía
térmica de agitación para romper estos enlaces débiles.

2

 Enlaces covalentes desde el punto de vista de la Mecánica
Cuántica. (esquema de cristales)

Aunque hay ciertos componentes iónicos en la electrónica, el interés tecnológico se centra
principalmente en los materiales covalentes

La materia sólida en general tiende a ubicarse en pequeña estructuras regulares que tienden a
repetirse y denominamos cristales. Precisamente sin los cristales covalentes los que tienden a
agruparse uniformemente, no así los metales iónicos

En general dos o mas átomos que conforman un cristal resulta del equilibrio entre fuerzas de
atracción y fuerzas de repulsión, un cristal iónico enlaza átomos que están sometido a fuerzas
1
colombianas que dependen de . A la vez los electrones que se encuentran en la última
𝑟2
órbita sufren fuerzas de repulsión de naturaleza cuántica por el principio de exclusión
de Pauli

Observamos que las fuerzas de repulsión son de corto alcance mientras que las de atracción
son de largo alcance.

La función de energía potencial que representa a ambas tiende a presentar un mínimo relativo
a cierta distancia r0. Esta distancia depende del tipo de átomo considerado y también de la
temperatura.

En un enlace covalente la situación es similar solo que las fuerzas de atracción no son de
naturaleza eléctrica sino de naturaleza cuántica. Aquí también puede obtenerse un mínimo
relativo de la energía potencial asociada a cierta energía potencial r0. Un caso paradigmático
del enlace covalente fuerte es el carbono diamantatizado que tiende a conformar cristales
tetraédricos altísimamente regulares material transparente fuerte y rígido

3

Puede conformar forma hexaédrica espaciales o incluso planares. A muy bajas temperaturas debemos suponer que existe una gran coordinación tanto espacial como temporal de los enlaces y en consecuencia podemos representar al material como un 4 . pero a la par la liberación de huecos receptores. La clave de la estabilidad del enlace probablemente reside no solo en la regularidad espacial sino también en la coordinación temporal de los intercambios electrónicos Coordinación de enlaces mediante pares hueco-electrón La coordinación temporal del enlace en el extremo puede concebir en el intercambio de pares hueco-electrón. ni siquiera es el único tipo de cristal que puede tomar el carbono. Cualquier descoordinación en el enlace producirá la liberación de electrones.EL cristal tetraédrico no es el único tipo de cristal que puede conformar. Materiales estables y en consecuencia además de rígidos mecánicamente pobre conductividad. es decir la descoordinación puede representarse como la rotura de pares hueco-electrón.

y todos los otros son prohibidos. Energéticamente. una de atracción y otra de repulsión. está claro que existe dicha fuerza y que también depende de la inversa de r². De aquí podemos calcular las energías de potencial asociadas y construir un diagrama energético de la interacción.  Modelo energético del cristal. Por otro lado. la fuerza de repulsión (también denominada fuerza de Pauli). El cristal desempeña un rol fundamental en las propiedades estructurales y eléctricas del material.mar de pares hueco electrón ligados lo que es imposible establecer la conducción eléctrica por el movimiento de electrones. Así. y consecuentemente de la temperatura. 5 . podríamos representar el enlace de un cristal por dos fuerzas contrapuestas. produciendo un valle a una distancia de equilibrio distinta. en general mayor. de r². Esto significa que sólo pueden existir determinados niveles de energía permitidos. es decir una densidad baja de intercambio de electrones para conformar el enlace cristalino. al aumentar la temperatura se desplazan las curvas de potencial. puede decirse que deriva de evitar la violación del principio de exclusión de Pauli. en consecuencia. Los diagramas de energía de un átomo aislado. Aquí no se requiere coordinación temporal y como resultado el material es más conductivos aun a bajas temperatura. hay que considerar que los niveles de energía que pueden ocupar los electrones de un átomo son discretos. una inversamente (la de atracción) y otra directamente (la de repulsión). Simultáneamente. Notemos que las probabilidades de interacción dependen del grado de desorden de las trayectorias. Lo podemos estableces atreves de los huecos En el caso de los enlaces covalentes débiles como el cobre existe una gran disponibilidad de estados libres por unidad de volumen del material. La fuerza de atracción. en los cristales iónicos es la fuerza de Coulomb. no obstante. son diagramas de rayas y no de bandas. A raíz de esto y a diferencia del covalente fuerte en general no existe carga por el movimiento de electrones a lo largo del material que van de átomo a átomo. por consiguiente. Al aumentar la temperatura la probabilidad de descoordinación aumenta por lo que sería imposible establecer un transporte de cargas de electrones libres. pero en los cristales covalentes no lo es. Ambas fuerzas dependen de la densidad de probabilidad espacial y.

en particular. Para tener un modelo básico del cristal tenemos que considerar simultáneamente ambos tipos de diagramas. pero cuando los átomos se agrupan formando cristales. esto es: Este diagrama es correcto para un átomo aislado. tienden a distorsionase los orbitales más externos de cada átomo. esto cambia un poco. pero ahora separados una distancia de equilibrio 𝑎0 .  Bandas de energía: Dado que para cada nivel de energía se tiene una distancia 𝑟 máxima de separación entre un electrón que ocupa dicho nivel y el núcleo del átomo. que es la distancia de enlace. Al enlazar 2 átomos dentro del radio de equilibrio 𝑎0 del enlace. Gráficamente. se establece así una energía potencial máxima que el electrón en cuestión puede adquirir para ese nivel de energía. se altera la barrera de 6 . Esta energía potencial máxima determina una “barrera de potencial” que delimita el “pozo de potencial” donde el electrón está confinado. Esto lo podemos hacer redibujando los pozos de potencial coulombianos.

pero fundamentalmente de la distancia de equilibrio del mismo (mientras más cercano sea el enlace. Esta hibridación de niveles es un fenómeno cuántico-ondulatorio que tiene su parangón en los fenómenos ondulatorios clásicos. 1023 átomos. Si se analiza un cristal. existen unos 1023 niveles discretos de energía entre los niveles desdoblados en el caso de dos átomos. creándose así un subestado ligeramente por debajo del estado energético original. Al unificar el nivel externo de energía. son las mismas para dos átomos que para el cristal. pero sí podrá desplazarse entre ellos. Sin embargo. Una cantidad tan grande de niveles discretos de energía determina que se comporten como una banda de energía de niveles continuamente variables. aproximadamente. Queda así determinado lo que se denomina modelo energético del cristal: 7 . Si el cristal tiene un volumen de 1 𝑐𝑚3 . La naturaleza tiende a resolver este problema mediante una hibridación de estados. lo que permite que ciertos niveles que antes estaban dentro del pozo propio de cada átomo. que lo hace desdoblando el estado energético puro. quedaríamos con 2𝑠 2 + 2𝑠 2 = 2𝑠 4 . no pueda escapar del conjunto. El intervalo energético de esta hibridación 𝛥𝐸 depende del tipo de enlace. Esto permite que un electrón encerrado en un pozo común a ambos átomos. En un transformador doblemente sintonizado se produce este efecto. Por ejemplo. que viola el principio de exclusión de Pauli. mayor es el intervalo 𝛥𝐸). ya que tiende a violarse el principio de exclusión de Pauli. y otro ligeramente por arriba. Por lo tanto. sean ahora comunes a todos. como por ejemplo la interacción de dos osciladores acústicos o eléctricos.potencial interna (varía la distribución de la energía potencial en el espacio) y el último estado energético tiende a unificarse. como ya se ha advertido en la explicación de los enlaces. supongamos dos átomos de hidrógeno cuyo último nivel de energía está caracterizado por 2𝑠 2 . respectivamente. existen en él. en un cristal de 1 𝑐𝑚3 . esto no puede aplicarse de una manera simple. La modificación sustancial se da en el hecho de que a partir de un determinado nivel energético. Se puede demostrar que las energías extremas en un desdoblamiento no varían al variar el número de átomos. Las energías que la delimitan se denominan “fondo” y “tapa” de la banda. manteniéndose el intervalo 𝛥𝐸 característico. los mismos conceptos que valen para los dos átomos deben generalizarse para una cantidad muy grande de átomos. el pozo de potencial desaparece.

Si la separación fuese menor. Serían átomos de un gas. según se dijo anteriormente. también varía el desdoblamiento de los niveles de energía. también los niveles inferiores comienzan a interaccionar entre sí: Estos diagramas son teóricos en el sentido que la separación 𝑎 entre los átomos de un cristal no es variable. sino que se mantiene en 𝑎0 . por lo que. que es la distancia real en el cristal. Teoría de bandas Si la distancia 𝑎0 de separación entre los átomos varía. se representan como una banda: Si la separación entre los átomos sigue disminuyendo. Para la separación 𝑎0 . . las energías se desdoblan en 𝐸4′ y 𝐸4′′ . por lo tanto. En un cristal. prácticamente todas las energías entre 𝐸4′ y 𝐸4′′ son permitidas. resulta: Para una separación mayor que 𝑎1 no existe interacción entre los niveles y. 8 . el desdoblamiento sería aún mayor. En el caso de dos átomos. no existe desdoblamiento de las energías.

9 . ya que se encuentran en una concentración espacial muy baja. y acercamos múltiples átomos entre sí. . tenderá a producirse una hibridación gradual que sigue la forma de la siguiente figura: Como podemos apreciar. una pieza de metal puede ser representada. y no habiendo bandas prohibidas entre esos niveles energéticos. por lo que en estas condiciones es muy simple producir la conducción eléctrica por efecto de la aplicación de un campo eléctrico. las bandas superiores se solapan entre sí. si tomamos el cobre. cuya estructura electrónica de la última órbita es tan sólo de 2 electrones en el nivel 4. a los efectos de la conducción eléctrica. Esto produce una gran cantidad de estados disponibles para relativamente pocos electrones de enlace. que denominaremos “banda de conducción”. prácticamente como la batea de potencial clásica cuya profundidad es 𝑒𝜙 . con distancias medias de separación relativamente grandes.Bandas en los metales En los enlaces metálicos (covalentes débiles) la distancia de interacción es menor. Dentro de esta banda única de conducción. a la distancia real de los átomos 𝑎𝑜 . que es la energía de extracción del metal. los electrones se encuentran en un estado virtualmente gaseoso (gas electrónico). como ya se advirtió. debido a la necesidad de que intervengan en el enlace las subcapas energéticas más internas. Por ejemplo. Debido a esto. formando una única banda prácticamente continua. Esta característica hace que este tipo de materiales tenga una alta conductividad eléctrica y también térmica.

aparecen algunas características distintivas. y en este caso las bandas permitidas están separadas por bandas prohibidas. está siempre vacía. átomos del grupo IV (como carbono. parcialmente vacía. . por consiguiente. ni. Una banda puede estar llena. El nivel s2 se indicará (2/2) significando 2 niveles y 2 electrones. . la hibridación alcanza sólo a los dos últimos subniveles. no existe interacción entre los electrones y por consiguiente los niveles son discretos y no existe desdoblamiento.'que cristalizan en el sistema del diamante. 10 . Modelo de bandas de los sólidos Lo que sí puede ocurrir. pues esos dos niveles llenos de electrones se escribirían s2 — p6. formación de bandas. Una banda prohibida. Significa la existencia en ella de cuatro electrones sobre ocho estados posibles. como se aprecia a en el siguiente gráfico: En el diagrama de bandas de energía de estos sólidos. Propiedades semiconductores Las bandas de energías permitidas pueden estar ocupadas por electrones o no. o vacía. en cambio. es que en un cristal. Por ejemplo. El nivel p2 se indicará (2/6) significando dos electrones y 6 niveles. Estamos en presencia de un gas. a la separación real 𝑎0 haya más de una banda permitida. Con esta nomenclatura el diagrama 3. silicio y germanio) presentarían una hibridación gradual según la distancia de enlace. La última órbita tiene la estructura física s2 — p2. Si la separación entre átomos es al o mayor. parcialmente llena.13 representa la situación que debernos analizar. En los enlaces covalentes fuertes.

vale decir con dos electrones para llenar los seis niveles disponibles y una inferior caracterizada por (2/2). sus bandas de energía tienen una disposición similar a la de los semiconductores. Los diagramas normales de bandas de energía representan solamente la situación a la distancia de separación de los átomos a0. Para distancias menores de a4 nuevamente se reagrupan los estados de energía y los electrones que los ocupan. 0. los electrones pueden saltar con mucha facilidad a la banda de conducción. 1. el momento por ejemplo. Se las llama de conducción y de valencia respectivamente. 11 . el mismo diagrama anterior se representa en siguiente El eje horizontal no debe asociarse a ninguna magnitud.5 eV • para el carbono. a medida que aumenta la temperatura de un semiconductor. Se las indica (0/4) y (4/4) respectivamente. En el diagrama 3. Entre las distancias a3 y a4 ocurre un reagrupamiento de niveles y de bandas.13 el valor numérico de Eg es 5.1 eV para el silicio y 0. pero con la única diferencia de que la banda prohibida tiene un gap superior a 5 eV. Se indica (4/8).Cuando la separación es a2 existe un desdoblamiento normal y aparecen dos bandas de energía. . La banda prohibida tiene un gap de magnitud 𝐸𝑔 que depende del material considerado. lo que le otorga al material la capacidad de conducir electricidad. la energía 𝐸𝑔 es la energía de ionización de cada material. por motivos que se verán más adelante. con dos electrones para llenar los dos niveles disponibles. El salto de energía necesario para que un electrón pase de la banda de valencia a la de conducción se denomina Eg.7 eV para el germanio.1 eV para el silicio. si bien en alguna oportunidad indicará la dirección de algún eje cristalográfico en particular y alguna magnitud. determinando otra vez dos bandas.5 eV para el carbono diamantizado. que es la real en el cristal. y también la conductividad eléctrica. la población en la banda de conducción aumenta con mucha rapidez. Las dos bandas quedan separadas por una banda prohibida que se indica (0/0). La banda superior lleva consigo cuatro estados y ningún electrón. Dicho gap es de alrededor de 5. una superior cáracterizada por (2/6).Aislantes En estado de equilibrio. Como puede apreciarse. Es por esto que los gap inferiores a aproximadamente 2 eV dan origen a los materiales denominados “semiconductores”. La superior es una banda vacía y la inferior llena. Pero la distribución de los electrones disponibles y de los estados de energía totales es diferente a la existente en la zona a2. mientras que en la banda inferior quedan cuatro estados y cuatro electrones. Las dos bandas degeneran en una sola que tiene todos los electrones (4) y todos los niveles (8) de las dos bandas anteriores. Lógicamente la banda superior está casi vacía. De esta manera. Cuando la banda prohibida es pequeña. De hecho. asociado a él. y 1. mientras la inferior está llena.7 eV para el germanio.

estropeando el material.  Conducción eléctrica en los metales según la teoría de bandas: En la física clásica se imaginaba al material conductor como una batea de potencial en el que lo electrones permanecían vinculados al material. mantenían cierta capacidad de movilidad. se produciría la ruptura del dieléctrico. Cuando observamos el modelo de banda de un metal comparado con un gas de electrones atrapado en la batea no podemos dejar de destacar la equivalencia de los dos modelos. hebra choques de electrones y de hecho con la malla cristalina. Si se aplicara un campo eléctrico lo suficientemente grande como para vencer el salto energético de la banda prohibida. Por eso las conductividades eléctricas y térmicas son prácticamente nulas. tal que se mantendrá en equilibrio de concentración a lo largo de la pieza metálica. Al haber gran concentración de estados disponibles y una baja concentración de electrones en ambos modelos podemos tratar la condición eléctrica como la molécula de gas de la teoría cinética de gases. Así los físicos clásicos imaginaban a los electrones como formando una nube de gas atrapado en la batea. no hay energía térmica suficiente para producirlo sin dañar antes el material. Al ser tan grande el salto energético que un electrón debe realizar para pasar a la banda de conducción. la banda de energía es una multiplicidad de estados posibles en la que pueden situarse los electrones de acuerdo a la energía que posee. Sin embargo. El piso de la batea de potencial corresponde a la denominada función trabajo o energía de extracción que mide la energía necesaria para que un electrón se libere de dicho potencial. a fin de cuentas. Aplicando un campo eléctrico se producía un desplazamiento y producía una corriente eléctrica. equilibrio que estará caracterizado por una temperatura (temperatura de estadística) todo esto pertenece a la teoría de gases 12 .

con desplazamiento medio nulo.  Ley vectorial de Ohm La abundancia de estados disponibles en un material conductor. Dicha trayectoria media será recorrida en un tiempo libre medio 𝑡𝑙𝑚 entre choques. coincide aproximadamente con la profundidad de la banda de conducción. permite describir a la concentración de portadores (electrones) como si fuera un gas (concentración diluida). la teoría clásica de conducción se las arregla bien para explicar el transporte de cargas. De esta forma. Admitiendo este tipo de movimiento. que se manifiesta como una única banda. en consecuencia. que es 𝑒𝜙 (energía de extracción). así como también despreciamos la interacción de los electrones con la red cristalina. en la que un metal conductor se representaba con una batea de potencial conteniendo un gas de electrones. Notemos que en este modelo prácticamente despreciamos cualquier interacción posible entre los electrones que no esté comprendida dentro de la fuerza de choque. Es como “desenrollar el ovillo” de la trayectoria. son el vehículo normal del transporte de cargas. Esto permite trazar un puente con la teoría clásica de conducción eléctrica. un desplazamiento medio no nulo. y la velocidad final media 𝑣⃗𝑚𝑚𝑎𝑥 viene dada por la aceleración impresa por el campo eléctrico. choques que pueden considerarse perfectamente elásticos. 13 . Cuando aplicamos un campo eléctrico. en general. Notemos que la profundidad de la batea. suponiendo que el electrón es como una molécula de gas (una partícula que se encuentra sometida a fuerzas aleatorias) en un movimiento estocástico. calculemos ahora la aceleración y velocidad media desarrollada. se desarrolla una trayectoria media entre choque y choque. La trayectoria media del electrón se desarrollará entre dos eventos de choque con otros electrones. de modo que la velocidad inicial media 𝑣⃗𝑚0 del electrón es nula. Los electrones se encuentran casi en estado libre y. es decir. pero que aún conserva ciertas características estocásticas.

la movilidad depende del tiempo libre medio entre choques. En esta masa eficaz consideramos la participación de la las fuerzas inerciales. De esta manera no podemos hablar auténticamente de una masa del electrón cual si fuera una partícula clásica. las propiedades ondulatorias se refieren a la función de onda. que representa la mayor o menor facilidad de un electrón para moverse dentro del metal. ya que presenta simultáneamente propiedades ondulatorias y corpusculares. a mayor temperatura (estadística) aumenta la dispersión del movimiento estocástico. pero sin perder de vista que el electrón en realidad es una “cuasi partícula”. La velocidad media del electrón 𝑣⃗𝑚𝑚 puede ponerse ahora en función de otro parámetro. En efecto. con un tiempo libre medio entre choques 𝑡𝑙𝑚 . Notemos que la presencia de un campo eléctrico puede representarse por un potencial. Precisamente. cosa que efectivamente ocurre en la práctica. denominado “movilidad”. 𝑣⃗𝑚𝑚 = −𝜇𝑒 ℰ⃗ Donde se ha definido a la movilidad del electrón 𝜇𝑒 como: 𝑞 𝜇𝑒 = 𝑡 2𝑚𝑒 𝑙𝑚 En el modelo clásico. y luego disminuye el tiempo libre medio entre choques. Movilidad Esta ecuación representa un “corrimiento de electrones” en sentido opuesto al del campo eléctrico ℰ⃗ aplicado. el cual a su vez depende de la temperatura. por lo que aumenta la probabilidad de choque. pero además la participación de las fuerzas aparentes de origen cuántico. con lo que aumenta también la sección eficaz de choque. Así. . sino más bien de una masa eficaz asociada 𝑚𝑒∗ . en el modelo cuántico 14 .Masa Eficaz En el modelo de la teoría de bandas podemos considerar gran parte de esta idea. y entre éstos y la red cristalina. en la que está incorporada la interacción entre los electrones. 𝑞 𝐹⃗𝑒 = −𝑞ℰ⃗ = 𝑚𝑒 𝑎⃗ ⇒ 𝑎⃗𝑚 = − 𝑚 ℰ⃗ ⟶Aceleración media 𝑒 𝑞 𝑣⃗𝑚𝑚𝑎𝑥 = 𝑎⃗𝑚 𝑡𝑙𝑚 ⇒ 𝑣⃗𝑚𝑚𝑎𝑥 = − 𝑚 𝑡𝑙𝑚 ℰ⃗ ⟶Velocidad media máxima 𝑒 Pero como la velocidad media inicial 𝑣⃗𝑚0 es nula: ⃗⃗𝑚𝑚𝑎𝑥 𝑣 𝑞 𝑣⃗𝑚𝑚 = 2 ⇒ 𝑣⃗𝑚𝑚 = − 2𝑚 𝑡𝑙𝑚 ℰ⃗ ⟶Velocidad media media 𝑒 . también medio. la movilidad debe decrecer con el aumento de la temperatura.

De todas formas se debe tener presente que la masa eficaz es un concepto relativo al medio. la diferencia entre un comportamiento netamente clásico y el comportamiento real es relativamente pequeña. Afortunadamente. podemos proceder como en la teoría clásica y computar la densidad de corriente 𝐽. que podemos denominar “potencial cuántico” (como lo sugiere la teoría de David Bohm). Consideremos para ello un volumen elemental 𝛥𝑉 dentro del metal. y que como tal. y el desplazamiento medio de los electrones 𝛥𝑙. la concentración de portadores de cargas negativas. constituido por una sección de control 𝛥𝑆. de modo que la cantidad de electrones que atraviesa la sección de control 𝛥𝑆 de un conductor es igual a la cantidad de electrones que existen en este volumen elemental. es decir. Este 𝛥𝑉 es “dinámico”. entonces la cantidad total 𝑵 de electrones en el volumen ∆𝑉 es: 𝑁∆𝑉 = 𝑛∆𝑉 = 𝑛∆𝑙∆𝑆 = 𝑛𝑣𝑚𝑚 ∆𝑡∆𝑆 Donde la concentración volumétrica es 𝑛 = 𝑁⁄∆𝑉 [𝑚−3 ].deberíamos agregar una corrección a ese potencial clásico. Resistividad La densidad de corriente podemos calcularla ahora en función de la carga incremental 𝛥𝑞 por unidad de tiempo y por unidad de superficie: 𝛥𝐼 𝛥𝑞 𝐽 = lim = lim ∆𝑆→0 ∆𝑆 ∆𝑡→0 ∆𝑡∆𝑆 ∆𝑆→0 Y como la carga total 𝛥𝑞 que hay dentro del volumen ∆𝑉 es: 15 . de modo que la introducción de una masa eficaz apropiada resulta suficiente. Admitido esto. dependerá del metal y de la temperatura. Si 𝑛 es la concentración de electrones libres. .

TEMA B: Descripción estadística de la concentración de portadores  Conceptos sobre funciones de distribución.  Descripción eléctrica del estado sólido. Si las individualidades fueran partículas y la magnitud física fuera la energía. que en general depende negativamente de la temperatura (si aumenta la temperatura. pero en equilibrio térmico (a cierta temperatura 𝑇 °K uniforme y constante.  Función de distribución  Cantidad de partículas que hay en el sistema para cada valor de energía 𝐸. necesidad de determinar la concentración de portadores. entonces: 16 . se observa que si se pretende desarrollar modelos matemáticos con relación a las corrientes en metales y semiconductores. La resistividad es la inversa de la conductividad: 𝜌 = 1⁄𝜎 = 1⁄𝑞𝑛𝜇𝑒 . el social). 𝑝). Este problema es similar a estimar la concentración poblacional de cualquier elemento u agente en otros campos científicos (por ejemplo. donde 𝜎 = 𝑞𝑛𝜇𝑒 es la conductividad eléctrica del material. Se estudiará la ubicación de los electrones y lagunas en las distintas bandas permitidas.  Funciones de distribución Una función de distribución relaciona una determinada magnitud física con el número de individualidades que poseen un determinado valor de esa magnitud física. 𝜎 decrece). rápidamente nos topamos con el inconveniente de estimar las concentraciones de portadores negativos y positivos (𝑛. Por lo visto recientemente. 𝛥𝑞 𝛥𝑞 = (−𝑞)𝑁∆𝑉 = −𝑞𝑛𝑣𝑚𝑚 ∆𝑡∆𝑆 = −𝑞𝑛(−𝜇𝑒 ℰ⃗)∆𝑡∆𝑆 ⇒ = 𝑞𝑛𝜇𝑒 ℰ⃗ ∆𝑡∆𝑠 Por lo tanto: 𝐽⃗ = 𝑞𝑛𝜇𝑒 ℰ⃗ = 𝜎ℰ⃗ Esta última expresión se denomina “ley puntual (o vectorial) Ohm”.  Funciones de densidad de distribución. que son respectivamente electrones y lagunas. y donde la única interacción con el medio es la temperatura). Una función de densidad de distribución da el número de individualidades que se hallan dentro de un intervalo de esa magnitud física.

si la variable estocástica (estocástico es contrario a determinístico) es continua. Todo esto nos lleva a discutir y determinar las estadísticas cuánticas aplicables y eventuales aproximaciones. Pero en el estado sólido en general. En otras palabras.  Función de densidad distribución  Cantidad de partículas que hay en un intervalo unitario de energía entre 𝐸 y 𝐸 + ∆𝐸. cuya masa eficaz incorpora ya el concepto de interacciones cuánticas. Se define a 𝜌(𝐸) como la densidad de probabilidad de que una partícula tenga una energía entre −∞ y 𝐸. Es decir que entre 𝐸 y 𝐸 + ∆𝐸 existen infinitos valores de energía. En este sentido ya nos ha advertido Planck. Por un lado. Ahora que hemos establecido este espacio dinámico. los portadores no son estrictamente partículas. seguramente deberíamos aplicar estimaciones estadísticas clásicas.partículas clásicas (descripción) Si no existen restricciones cuánticas.  Espacio de estado dinámico de las partículas En nuestro estudio no se considera una cantidad de partículas que corresponda a una determinada energía. como es una banda de energía. es decir partículas o individuos que no interaccionan entre sí. la energía de una partícula es una función continua. en una molécula de un gas. sino una cantidad de partículas con energías comprendidas dentro de un intervalo ∆𝑬. Esto significa que entre 𝐸 y 𝐸 + ∆𝐸 podrían encontrarse infinitas partículas. que las distribuciones clásicas (como la que surge en la cinética molecular de gases) no pueden aplicarse. con su distribución de la radiación electromagnética de cuerpo negro. sino cuasi partículas. Por ello debe hablarse de la cantidad específica (finita) de partículas que hay entre 𝐸 y 𝐸 + ∆𝐸. deberá hacerse restrictivamente (recordar la distribución de Planck frente a la de Rayleigh-Jeans).  Comportamiento estadístico de las partículas Si el problema está descripto en términos de “partículas clásicas”. y en los semiconductores en particular. como la distribución de todos los estados que adopta una colección de partículas. comparemos la descripción estadística de las partículas clásicas con las cuánticas. o al menos cuya interacción es débil. y si se aplican. se utiliza la “función de densidad de distribución”. lo cual es absurdo. su descripción estadística debe hacerse mediante funciones de densidad de probabilidad. una función de densidad de distribución. su energía media y su velocidad media). 17 . como carece de sentido en mecánica clásica hablar de “función de distribución”. . En cuanto a la primera definición. es decir. Una función de densidad de distribución puede definirse de dos maneras. Dicha función nos sirve en primera medida para determinar los parámetros medios de una partícula (por ejemplo. y por el otro. entendiendo a esta como la distribución de todos los estado posibles que puede adoptar una partícula.

Es decir. La pregunta en este último caso sería la siguiente: Conocida la distribución de energía de un conjunto estocástico de partículas (ensamble estadístico). los estados son discretos. y no continuos.partículas cuánticas.  Estadística Clásica  Distribución de Maxwell-Boltzman.De esta forma. por ejemplo. La estadística de Maxwell-Boltzmann es ciertamente la estadística clásica.caso clásico (descripción) Debido a las restricciones cuánticas. Es decir. la segunda definición nos permite todavía hacer algún otro cálculo. y por lo tanto carece de sentido la integración (o más bien. si establezco un rango de 18 . los estados posibles que puede adoptar dicha variable estocástica se describen por la integral de la función de densidad de distribución: 𝐸𝑖 ∫ 𝜌(𝐸)𝑑𝐸 = 𝑃(𝐸 ≤ 𝐸𝑖 ) = 𝑃(−∞ … 𝐸𝑖 ) −∞ Para todo el espacio de las energías resulta: ∞ ∫ 𝜌(𝐸)𝑑𝐸 = 𝑃(−∞ … ∞) = 1 −∞ Por otro lado. Aunque se aplica en general a cualquier tipo de partícula considerada más o menos libre de las demás (partículas con interacciones débiles). por lo tanto es una “función de densidad de distribución”. su origen está en la descripción del comportamiento estadístico de las moléculas de un gas. Simplemente debemos sumar las partículas que ocupan cada estado para tener el número total de ellas. la integración se convierte en una sumatoria). debemos indicar que ella surgió de la teoría cinética de gases. se utiliza la “función de distribución”. el número de partículas de una colección. y cómo varía este comportamiento en consecuencia. lo que nos lleva inmediatamente a poder determinar la concentración de partículas en un rango de estados. La función no es continua. más precisamente deducir. La distribución de Maxwell-Boltzmann es una función desarrollada para aplicarla en sistemas clásicos. por lo que ahora sí tiene sentido hablar del número de partículas dentro de un intervalo finito de energías sin llegar al absurdo antes mencionado. 𝑛 𝜌(𝐸) = ⇒ 𝑛 = 𝜌(𝐸)𝑑𝐸 ⟶ Concentración de partículas (número de partículas que existen 𝑑𝐸 en el intervalo 𝑑𝐸 de energía) ∞ 𝑁 = ∫−∞ 𝜌(𝐸)𝑑𝐸 ⟶ Número total de partículas del sistema .

Luego. debida a la acción gravitatoria sobre las moléculas del gas. Supongamos un cierto gas que hay en un tubo atmosférico de sección unitaria y altura infinita. La homogeneidad de unidades se da en las ecuaciones anteriores porque consideramos una sección de tubo unitaria (𝐴 = 1𝑐𝑚2 ). ello implica que a medida que crece la altura es esperable una menor cantidad de partículas por unidad de volumen. es decir una menor densidad o concentración de partículas. Describamos ahora cómo determinar. Otro hecho experimental es la ecuación general de estado de los gases que debe cumplirse simultáneamente con las ecuaciones anteriores: 𝑃𝑉𝑚 = 𝑅𝑇 19 . en este caso. El hecho físico inmediato es que la presión ejercida sobre un elemento de volumen (sobre una de sus caras perpendiculares) decrece a medida que crece la altura. y esta es la función buscada. Consideremos una cierta pastilla que está ubicada en la coordenada 𝑧 y de espesor 𝑑𝑧. lo anterior implica que la densidad de partículas (concentración) disminuye con el aumento de la energía. Para ello se considerará la distribución de las moléculas de un gas ideal bajo la acción de la gravedad y de la temperatura.energías ¿puedo conocer el número de partículas que satisface dicha condición? La respuesta es sí. La presión es ciertamente la fuerza por unidad de superficie. la distribución de energía. De la densidad de moléculas se obtiene la masa de las mismas: 𝑚 𝑚 𝜌= = ⇒ 𝑚 = 𝜌𝐴𝑧 𝑉 𝐴𝑧 La presión es: 𝐹 𝑚𝑎 (𝜌𝐴𝑧)(−𝑔) 𝑃= = = = −𝜌𝑔𝑧 𝐴 𝐴 𝐴 Expresándola en forma diferencial: 𝑑𝑃 = −𝜌𝑔𝑑𝑧 𝑑𝑃 = −(𝑛𝑚)𝑔𝑑𝑧 Donde 𝑛 es la cantidad de moléculas por cm3. un gas. por ejemplo. por ejemplo. y a partir de ella determinar la cantidad total de moléculas del sistema. Dado que la energía potencial crece a medida que crece la altura. la densidad de distribución de energía de un conjunto de moléculas que constituyen. o más precisamente. a menos de una constante a determinar.

que es la energía media de la concentración. 𝐾] 𝑇 ⟶ Temperatura absoluta [𝐾] El volumen molar 𝑉𝑚 se obtiene según el número de Avogadro. 𝑘 = 1. 𝑁𝑎 . como el gas.31 [𝐽⁄𝑚𝑜𝑙 .023 × 1023 Reemplazando el volumen molar en la ecuación de estado de los gases: 𝑁𝑎 𝑅 𝑃 = 𝑅𝑇 ⇒ 𝑃 = 𝑛 𝑇 = 𝑛𝑘𝑇 𝑛 𝑁𝑎 Donde se define una nueva constante. 𝑁𝑎 = 6. denominada Constante de Boltzmann: 𝑅 𝑘 = 𝑁 ⟶ Constante de Boltzmann. Resolviendo la ecuación diferencial obtenemos la ecuación de Maxwell-Boltzmann: 1 1 ∫ 𝑑𝑛 = ∫ − 𝑑𝐸 𝑛 𝑘𝑇 20 . también denominada “energía térmica”. y tomando a 𝑛 como variable: 𝑑𝑃 = 𝑘𝑇𝑑𝑛 Igualándola con la primera expresión de 𝑑𝑃 se tiene: 𝑘𝑇𝑑𝑛 = −𝑛𝑚𝑔𝑑𝑧 Esta última ecuación tiene la siguiente lógica: para que la “pastilla” de gas de ancho 𝑑𝑧 se mantenga estable.𝑉𝑚 ⟶ Volumen molar [𝑚3 ] 𝑅 ⟶ Constante universal de Rydberg de los gases. sufra interacciones débiles con las otras partículas. sino cualquier otra partícula que. por lo que: 𝑑𝑛 𝑑𝐸 =− 𝑛 𝑘𝑇 Esta ecuación diferencial las cumplirían no solo las moléculas de gas. 𝑅 = 8. de acá surge necesariamente que las partículas deben poseer una densidad de distribución determinada (notar que 𝑇 ha sido tomada como constante).38 × 10−23 [𝐽⁄𝐾 ] 𝑎 Esta última forma de escribir la ecuación de estado de los gases nos vincula directamente a la presión con la concentración de partículas a través del producto 𝑘𝑇 (que en equilibrio térmico es constante). mediante: 𝑁𝑎 𝑉𝑚 = 𝑛 𝑁𝑎 ⟶ Número de Avogadro: cantidad de moléculas por mol. De la última igualdad se obtiene la siguiente ecuación diferencial: 𝑑𝑛 𝑚𝑔 =− 𝑑𝑧 𝑛 𝑘𝑇 Notemos que 𝑚𝑔𝑑𝑧 no es otra cosa que el diferencial de energía potencial 𝑑𝐸. Ahora bien. Diferenciando dicha ecuación. las fuerzas de expansión del propio gas contenido en dicha pastilla deben igualar a las fuerzas gravitatorias debidas a la concentración superior.

𝐸. 𝐸 ln 𝑛 = − +𝐶 𝑘𝑇 𝑛 = 𝑒 −𝐸⁄𝑘𝑇+𝐶 𝑛 = 𝐴𝑒 −𝐸⁄𝑘𝑇 La constante 𝐴 se determina según el problema. 𝐸. que es donde la energía potencial es nula. Efectivamente. si calculamos la energía media 𝐸̅ de una colección de partículas. según la ecuación anterior: 𝑛|𝐸=0 = 𝐴 = 𝑛0 Por lo tanto. entonces la concentración en el piso 𝑛0 será. 21 . se tiene que: ∞ ∞ ∫ 𝑛(𝐸). 𝑑𝐸 𝐸̅ = 0 = ∞ = 𝑘𝑇 𝑁 ∫0 𝑛0 𝑓𝑀𝐵 (𝐸)𝑑𝐸 Vemos que esta refleja el valor 𝑘𝑇 mencionado. si en el problema del tubo de aire conocemos la altura al piso 𝑧0 . Por ejemplo. la energía media 𝐸̅ es independiente de la altura. lo cual puede interpretarse como un principio de equipartición de energía de las moléculas. Según se observa. la función de densidad de distribución de partículas de Maxwell- Boltzmann queda signada por la ecuación: 𝑛(𝐸) = 𝑛0 𝑒 −𝐸⁄𝑘𝑇 La función de densidad de distribución de probabilidad de Maxwell-Boltzmann se determina dividiendo: 𝑛 𝑓𝑀𝐵 (𝐸) = = 𝑒 −𝐸⁄𝑘𝑇 𝑛0 La generalidad de la función de Maxwell-Boltzmann hizo suponer que todo problema estadístico estaba sujeto a esta ley natural. que es la energía total del sistema (contempla todas las partículas) sobre el número total de partículas que conforman dicho sistema. 𝑑𝐸 ∫0 𝑛0 𝑓𝑀𝐵 (𝐸).

lo que se demuestra con el fenómeno de la radiación del cuerpo negro es que no todo conjunto de partículas cumple el principio de equipartición de energía. Planck suponía que una teoría cinética apropiada que describiera al conjunto de osciladores debería basarse en el principio de equipartición. con Ehrenfest. a que la estadística de Maxwell-Boltzmann no se cumpla.  Estadística Cuántica: En los sistemas cuánticos comenzamos por asumir que existen interacciones fuertes entre las partículas (o más bien cuasi partículas). sino discreto. Concluyendo. suponiendo que el conjunto de osciladores sólo puede adoptar estados discretos de energía. Ello lleva a violar el principio de equipartición y. -------o------- Precisamente. Esto mismo fue chequeado por Rayleigh y Jeans. podría decirse que todo sistema de partículas con interacción débil cumple con el principio de equipartición. La versión discreta de la ecuación de Maxwell-Boltzmann puede expresarse expandiendo en forma de serie la versión continua. Einstein y Bose. pues. cada uno por su cuenta. En particular. Se concluye. Por el contrario. Ehrenfest reinterpreta la teoría de Planck y demuestra que no se cumple el principio de equipartición. los fotones) está distribuido con la forma: 1 𝑓𝐵𝐸 = 𝑒 ℎ𝑓⁄𝑘𝑇 − 1 22 . que el conjunto de cuantos que conforma el campo electromagnético (es decir. como podemos apreciarlo en la radiación del cuerpo negro. Comparando la versión continua con la discreta de la ecuación de Maxwell-Boltzmann: 𝑛 = 𝑛0 𝑒 −𝐸⁄𝑘𝑇 ⟶ Versión continua 𝑛 = 𝑛0 [1 + 𝑒 −𝐸1 ⁄𝑘𝑇 + 𝑒 −2𝐸2 ⁄𝑘𝑇 + 𝑒 −3𝐸3 ⁄𝑘𝑇 + ⋯ ] ⟶ Versión discreta Por lo tanto. por lo tanto. que el origen del cuanto de Planck está en que los estados energéticos del conjunto de osciladores no es continuo. lleva a la denominada catástrofe del ultravioleta. la energía media 𝐸̅ para un sistema cuántico (donde 𝐸 = ℎ𝑓) resulta: ∞ ∞ ∫0 𝐸𝑛0 𝑓(𝐸)𝑑𝐸 ∫0 ℎ𝑓𝑛0 [1 + 𝑒 −ℎ𝑓⁄𝑘𝑇 + 𝑒 −2ℎ𝑓⁄𝑘𝑇 + 𝑒 −3ℎ𝑓⁄𝑘𝑇 + ⋯ ]𝑑ℎ𝑓 𝐸̅ = = ∞ 𝑁 ∫0 𝑛0 [1 + 𝑒 −ℎ𝑓⁄𝑘𝑇 + 𝑒 −2ℎ𝑓⁄𝑘𝑇 + 𝑒 −3ℎ𝑓⁄𝑘𝑇 + ⋯ ]𝑑ℎ𝑓 ℎ𝑓 𝐸̅ = 𝑒 ℎ𝑓⁄𝑘𝑇 −1 Que es precisamente la distribución de Planck de la energía para el cuerpo negro. luego demostraron. que como sabemos.

denominado 𝐸𝑖 . Esta es la “función de distribución de Bose-Einstein”. Definimos ahora a 𝑊𝑖𝑗 como la probabilidad de transición del sistema desde el estado 𝑖 al estado 𝑗. De este modo. A todas estas partículas se las denomina. que da origen a una nueva familia de partículas cuánticas que denominaremos “fermiones”. sino solo para grandes niveles de energías.  Probabilidad de transición. los electrones (y eventualmente los huecos) tampoco siguen la estadística de Bose-Einstein. analicemos las transiciones entre estados y las probabilidades asociadas. Notemos que esta función de distribución (de probabilidades discretas) da origen a la distribución de Planck. el gravitón).  Función de distribución de Fermi. como se demuestra en el fenómeno de radiación de cuerpo negro. e inversamente a 𝑊𝑗𝑖 como la probabilidad de transición del sistema del estado 𝑗 al 𝑖. Sea un sistema con dos estados energéticos dinámicos que denominaremos 𝑖 y 𝑗. tienen en común masa en reposo nula y espín entero. Previo a determinar dicha estadística. donde la energía del estado 𝑗. en honor a Bose. Ya hemos indicado que las partículas cuánticas no siguen la estadística clásica. Sin embargo. Buscamos determinar la relación entre ellas. denominado 𝐸𝑗 . 𝑊𝑖𝑗 ⟶ 𝑃𝑟𝑜𝑏 (𝑖 → 𝑗) { 𝑊𝑗𝑖 ⟶ 𝑃𝑟𝑜𝑏 (𝑗 → 𝑖) 23 . se requiere deducir específicamente una nueva función de distribución que se acomode a dicho requerimiento. entre otras. En general. es mayor que la energía del estado 𝑖. La razón principal es que las partículas materiales como el protón y el electrón están sometidas al principio de exclusión de Pauli (no puede haber dos partículas con el mismo estado cuántico). toda partícula o agente de campo (el fotón es el agente del campo electromagnético) está distribuida con la función de Bose-Einstein (por ejemplo. “bosones”.Dirac.

donde cada uno de ellos tiene un estado 𝑖 y un estado 𝑗. podemos evaluar la probabilidad de ocupación de los estados 𝑖 y 𝑗 de forma independiente. análogamente. Aplicando la función de Maxwell-Boltzmann a este conjunto de sistemas. Además. Por cuestiones estadísticas. haga la transición de 𝑗 a 𝑖. se puede conocer con precisión la proporción de los estados que están ocupados frente al total de 𝑀 sistemas. se puede establecer que el número promedio de partículas que ocupan el estado 𝑖 y el estado 𝑗 son. la cantidad de transiciones en uno y otro sentido deben ser iguales. Ahora consideremos un conjunto de 𝑀 sistemas. Las mismas se determinan multiplicando el número promedio de partículas 𝑛 que ocupan un estado. de acuerdo a la estadística de Maxwell-Boltzmann. por la probabilidad de transición 𝑊 hacia el otro estado. Es decir: 𝑛𝑗→𝑖 = 𝑛𝑖→𝑗 𝑊𝑗𝑖 𝐴𝑒 −𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 = 𝑊𝑖𝑗 𝐴𝑒 −𝐸𝑖⁄𝑘𝑇 𝑊𝑗𝑖 𝑒 −𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 = 𝑊𝑖𝑗 𝑒 −𝐸𝑖⁄𝑘𝑇 𝑊𝑗𝑖 𝑒 −𝐸𝑖⁄𝑘𝑇 = 𝑊𝑖𝑗 𝑒 −𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 𝑊𝑗𝑖 = 𝑒 (−𝐸𝑖+𝐸𝑗)⁄𝑘𝑇 𝑊𝑖𝑗 24 . Esto se debe a que. respectivamente: 𝑛(𝐸𝑖 ) = 𝐴𝑒 −𝐸𝑖⁄𝑘𝑇 { 𝑛(𝐸𝑗 ) = 𝐴𝑒 −𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 Las transiciones se evalúan mediante el número de partículas que estando en el estado 𝑖. Entonces. hagan la transición de 𝑖 a 𝑗 y. el número 𝑀 de sistemas debe ser muy grande para que las variaciones erráticas de las transiciones entre los estados 𝑖 y 𝑗 se anulen entre sí. si bien nunca podremos saber si un estado particular de un sistema particular está ocupado o no. respectivamente: 𝑛𝑖→𝑗 = 𝑊𝑖𝑗 𝑛(𝐸𝑖 ) = 𝑊𝑖𝑗 𝐴𝑒 −𝐸𝑖⁄𝑘𝑇 { 𝑛𝑗→𝑖 = 𝑊𝑗𝑖 𝑛(𝐸𝑗 ) = 𝑊𝑗𝑖 𝐴𝑒 −𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 Si los sistemas se encuentran en equilibrio con respecto al medio (equilibrio térmico para un caso físico). siempre que 𝑀 sea suficientemente grande. el número de partículas que estando en el estado 𝑗. pero esa energía la absorben una misma cantidad de partículas que están en 𝑖 para simultáneamente subir al nivel 𝑗. el número de partículas que estando en un estado pasen al otro son. la cantidad de partículas que pasan de 𝑗 a 𝑖 han perdido energía. por estar aislado el sistema. Más precisamente.

Volviendo al tema que nos compete. La otra. haya o no interacción entre las partículas. que es la frecuencial. que es temporal. requiere un conjunto 𝑀 de sistemas suficientemente grande. dando un valor medio de ocupación que coincide con la probabilidad (0. requiere que se cumpla la propiedad de ergodicidad (requiere que el tiempo de observación tienda a infinito). . entonces 𝑓𝑗 define la proporción de los que están ocupados sobre el total. entonces 𝑓𝑗 define la porción del tiempo que el estado 𝒋 estuvo ocupado sobre el tiempo total. 𝑛° 𝑑𝑒 𝑒𝑠𝑡𝑎𝑑𝑜𝑠 𝑜𝑐𝑢𝑝𝑎𝑑𝑜𝑠 𝑑𝑒𝑙 𝑛𝑖𝑣𝑒𝑙 𝑗 𝑓𝑗 = 𝑛° 𝑡𝑜𝑡𝑎𝑙 𝑑𝑒 𝑒𝑠𝑡𝑎𝑑𝑜𝑠 𝑑𝑒𝑙 𝑛𝑖𝑣𝑒𝑙 𝑗 Como 𝑀 es muy grande. según sea su energía.Interpretación temporal (tasa temporal) Si se observa un estado 𝑗 particular de un sistema particular durante mucho tiempo. La probabilidad de transición existe aunque la partícula misma no pueda existir. Como estas probabilidades de transición no dependen de restricciones cuánticas.5). .  Distribución de probabilidad de ocupación de estados energéticos cuánticos de las funciones de Femi-Dirac. la máxima probabilidad de transición pertenece a las partículas que están ubicadas en los estados de mayor energía.Interpretación frecuencia (frecuencia de ocupación) Si se observa el estado 𝑗 de todos los sistemas en un mismo instante. Una. las variaciones erráticas se anulan entre sí. En un sistema físico. valdrá cero (𝑓𝑗 = 0). la función para ese estado particular valdrá uno (𝑓𝑗 = 1). esta última expresión es válida. si el conjunto de 𝑀 sistemas tiene todos los estados 𝑗 ocupados. definamos una función 𝑓 que describa la probabilidad de ocupación de los estados dinámicos de un sistema cuántico. Notemos que para definir todos los valores intermedios de esta función podemos usar las dos definiciones de probabilidad. 25 . Por ejemplo. en tanto que si están todos vacíos. 𝑊𝑗𝑖 = 𝑒 −(𝐸𝑖−𝐸𝑗)⁄𝑘𝑇 = 𝑒 −∆𝐸⁄𝑘𝑇 𝑊𝑖𝑗 Esta última expresión quiere decir que la relación entre las probabilidades de transición entre dos estados 𝑖 y 𝑗 es exponencial respecto a la diferencia de energía entre ellos.

Para que haya una transición: 1°) El estado de base debe estar ocupado. multiplicando por la probabilidad de transición 𝑊: 𝑛𝑖→𝑗 = 𝑊𝑖𝑗 𝑀𝑓𝑖 (1 − 𝑓𝑗 ) { 𝑛𝑗→𝑖 = 𝑊𝑗𝑖 𝑀𝑓𝑗 (1 − 𝑓𝑖 ) Supongamos nuevamente el equilibrio térmico con el medio. -------o------- Se aplican ahora a esta definición las restricciones cuánticas. sino por las restricciones cuánticas de la vacancia del estado receptor 𝑗. las variaciones erráticas se anulan entre sí. nos preguntamos ahora cuántas partículas se encuentran en un estado energético para un instante dado. no sólo por la existencia de una sola probabilidad de transición. Debido a la primera restricción. respectivamente. está dado por el producto entre la probabilidad de ocupación de 𝑖. si el tiempo de observación es suficientemente largo. la probabilidad de vacancia de 𝑗. por el producto entre la probabilidad de estados ocupados 𝑓 y la cantidad de sistemas 𝑀. el número máximo de transiciones de 𝑖 a 𝑗. es decir. 𝑡𝑖𝑒𝑚𝑝𝑜 𝑑𝑒 𝑜𝑐𝑢𝑝𝑎𝑐𝑖ó𝑛 𝑑𝑒𝑙 𝑛𝑖𝑣𝑒𝑙 𝑗 𝑓𝑗 = 𝑡𝑖𝑒𝑚𝑝𝑜 𝑑𝑒 𝑜𝑏𝑠𝑒𝑟𝑣𝑎𝑐𝑖ó𝑛 Como el estado se ocupa y queda vacante muchas veces. respectivamente. Siguiendo la definición frecuencial y suponiendo 𝑛 estados. la cantidad de partículas en un estado 𝑖 y en un estado 𝑗 están dadas. por el producto entre la probabilidad de vacancia y 𝑀: 𝑖𝑣𝑎𝑐𝑎𝑛𝑡𝑒𝑠 = 𝑀(1 − 𝑓𝑖 ) { 𝑗𝑣𝑎𝑐𝑎𝑛𝑡𝑒𝑠 = 𝑀(1 − 𝑓𝑗 ) Una transición del estado 𝑖 al estado 𝑗 involucra un número de partículas mucho menor que 𝑛𝑖 . y la cantidad total 𝑀 de sistemas.5). 2°) El estado receptor debe estar vacío (debido al principio de exclusión de Pauli). las de 𝑗 a 𝑖: 𝑖 → 𝑗 = 𝑀𝑓𝑖 (1 − 𝑓𝑗 ) { 𝑗 → 𝑖 = 𝑀𝑓𝑗 (1 − 𝑓𝑖 ) Ahora se puede evaluar el número de partículas esperado que realicen dichas transiciones (por unidad de tiempo y por unidad de volumen). por lo que ambas cantidades deben ser iguales: 26 . aun suponiendo que todas las partículas que pudieran realizar la transición lo hicieran. se observa que los estados vacantes quedan determinados. dando un tiempo medio de ocupación que coincide con la probabilidad (0. considerando ambas restricciones simultáneamente. 𝑛𝑖 = 𝑀𝑓𝑖 {𝑛 = 𝑀𝑓 𝑗 𝑗 Considerando la segunda restricción. Un análisis análogo vale para las transiciones en el otro sentido. En efecto.

Pero como tanto 𝑖 como 𝑗 son estados energéticos arbitrarios. y que el segundo depende sólo de 𝑗. Despejando 𝑓𝑗 . por lo tanto la única alternativa de igualdad entre ambos miembros es que ambos sean igual a una constante. 𝑛𝑖→𝑗 = 𝑛𝑗→𝑖 𝑊𝑖𝑗 𝑀𝑓𝑖 (1 − 𝑓𝑗 ) = 𝑊𝑗𝑖 𝑀𝑓𝑗 (1 − 𝑓𝑖 ) 𝑊𝑖𝑗 𝑓𝑖 (1 − 𝑓𝑗 ) = 𝑊𝑗𝑖 𝑓𝑗 (1 − 𝑓𝑖 ) Separando homogéneamente por índices se tiene: 𝑓𝑖 𝑓𝑗 𝑊𝑗𝑖 = (1 − 𝑓𝑖 ) (1 − 𝑓𝑗 ) 𝑊𝑖𝑗 𝑓𝑖 𝑓𝑗 = 𝑒 (−𝐸𝑖+𝐸𝑗)⁄𝑘𝑇 1 − 𝑓𝑖 1 − 𝑓𝑗 𝑓𝑖 𝑓𝑗 = 𝑒 −𝐸𝑖⁄𝑘𝑇 𝑒 𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 1 − 𝑓𝑖 1 − 𝑓𝑗 𝑓𝑖 𝑓𝑗 𝑒 𝐸𝑖⁄𝑘𝑇 = 𝑒 𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 1 − 𝑓𝑖 1 − 𝑓𝑗 En esta última expresión se observa que el primer término depende sólo de 𝑖. se tiene que: 𝑓𝑗 𝑒 𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 = 𝐶(1 − 𝑓𝑗 ) 𝑓𝑗 𝑒 𝐸𝑗 ⁄𝑘𝑇 = 𝐶 − 𝐶𝑓𝑗 𝑓𝑗 𝑒 𝐸𝑗 ⁄𝑘𝑇 + 𝐶𝑓𝑗 = 𝐶 𝑓𝑗 (𝑒 𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 + 𝐶) = 𝐶 𝐶 𝑓𝑗 = 𝐸𝑗 ⁄𝑘𝑇 𝑒 +𝐶 𝐶 𝑓𝑗 = 𝐸𝑗 ⁄𝑘𝑇 𝑒 𝐶( 𝐶 + 1) 1 𝑓𝑗 = 1 1 + 𝐶 𝑒 𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 Definiendo otra constante. la expresión vale para todos los estados de los sistemas en equilibrio. tal que: 𝐶 = 𝑒 𝐸𝑓⁄𝑘𝑇 Se tiene que: 27 . y sólo función del número total de partículas del sistema y de la temperatura. 𝐸𝑓 . Es decir que: 𝑓𝑗 𝑒 𝐸𝑗⁄𝑘𝑇 = 𝐶 1 − 𝑓𝑗 Donde 𝐶 es una constante independiente del estado particular 𝑗.

y se la denomina “función de distribución de Fermi- Dirac”. se obtiene: 1 𝑓𝐹𝐷 (𝐸) = (𝐸−𝐸𝑓 )⁄𝑘𝑇 1+𝑒 Esta es la expresión buscada. La constante 𝐸𝑓 se denomina “nivel de Fermi”. un punto de discontinuidad de la función para 0°K. cada material poseerá su propia constante de nivel de Fermi. 1 𝑓𝑗 = 1 𝐸𝑗 ⁄𝑘𝑇 1+ 𝐸𝑓⁄𝑘𝑇 𝑒 𝑒 1 𝑓𝑗 = 1 + 𝑒 (𝐸𝑗 −𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 Eliminando el subíndice 𝑗. 28 . Para T = 0°K  Si 𝐸 < 𝐸𝑓 ⇒ 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 = 0 ∴ 𝑓𝐹𝐷 = 1  Si 𝐸 = 𝐸𝑓 ⇒ 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 = 𝑒 0⁄0 ∴ ∄𝑓𝐹𝐷  Si 𝐸 > 𝐸𝑓 ⇒ 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 = +∞ ∴ 𝑓𝐹𝐷 = 0 El valor de 𝐸𝑓 es. comparando distintos niveles energéticos con el nivel de Fermi. que se supone que es una constante propia del medio considerado. . que para cada estado 𝐸𝑖 determinado. determina su grado de ocupación. Analizaremos el comportamiento de la función de Fermi-Dirac para distintas situaciones de temperatura.Propiedades de la función de Fermi-Dirac. Así. por lo tanto. . nivel de Fermi.

todo estado dinámico cuya energía es mayor que la de este nivel. Entonces.5  Si 𝐸 > 𝐸𝑓 ⇒ 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 > 1 ∴ 0 < 𝑓𝐹𝐷 < 0. Tengamos en cuenta el comportamiento de ambos tipos de partículas en el denominado “espacio de estado” (por ejemplo. En la física clásica. considerando un espacio físico tridimensional. la probabilidad de ocupación se acerca cada vez más a 0.5 A medida que la temperatura aumenta. se tendrán tres 29 .5 Para temperaturas mayores a 0°K. Ahora debemos hablar de distribución de los estados. Para T > 0°K  Si 𝐸 < 𝐸𝑓 ⇒ 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 < 1 ∴ 0. para todos los niveles de energía. está vacío. en el nivel de Fermi la probabilidad de ocupación vale siempre 0.  Función de distribución de Maxwell-Boltzman . .5  Si 𝐸 = 𝐸𝑓 ⇒ 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 = 1 ∴ 𝑓𝐹𝐷 = 0. De aquí surge la definición física: es el estado máximo de energía que puede ocupar un electrón a 0°K. a 0°K. entendiendo ello a cómo están distribuidos los estados en un cierto intervalo de energía.5 en un material determinado.Distribución de estados Hasta aquí hemos hablado de la probabilidad de ocupación de los estados dinámicos. Para T < 0°K  Si 𝐸 < 𝐸𝑓 ⇒ 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 → 1 ∴ 𝑓𝐹𝐷 → 0.5  Si 𝐸 > 𝐸𝑓 ⇒ 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 → 1 ∴ 𝑓𝐹𝐷 → 0. el nivel de Fermi es aquel nivel de energía propio del cristal para el cual. todos los electrones ocupan el menor estado de energía posible. una banda de energía). y para el resto de los estados energéticos existen probabilidades de ocupación que van de cero a uno.5. Para 𝑇 = 0°𝐾. en los sistemas cuánticos hay una distribución discreta. está ocupado. Aquí nuevamente habrá que considerar una diferencia esencial entre los sistemas cuánticos y los sistemas clásicos: mientras que en los sistemas clásicos hay una distribución continua de estados. De aquí surge la definición probabilística: es el nivel de energía para el cual la probabilidad de ocupación vale 0. Un estado energético es un punto en ese espacio.5 < 𝑓𝐹𝐷 < 1  Si 𝐸 = 𝐸𝑓 ⇒ 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 = 1 ∴ 𝑓𝐹𝐷 = 0. un estado queda definido para un instante determinado por una posición y sus velocidades. . y todo estado de energía menor que dicho nivel.5.

No obstante. uno de posición y otro de impulso. tiene cuatro grados de libertad. aquí se lo utiliza simplemente bajo la forma ∆𝑟∆𝑝 ≥ ℎ. Un sistema cuántico. Finalmente. es ∆𝑟∆𝑝 ≥ ℏ. 30 . haremos lo mismo que para considerar la distribución en un sistema clásico. Así. y sólo admite una cantidad finita de estados permitidos. de impulso 𝑝 = 𝑚𝑣). que es el principio de incertidumbre de Heisenberg. Ambos sistemas están vinculados entre sí mediante las restricciones del principio de incertidumbre. Después se calcula el número de estados en un intervalo del espacio de momentos. se determina la concentración (o densidad) de estados en el espacio físico. según se vio antes.coordenadas de posición y tres coordenadas de velocidad (o lo que a los fines prácticos nos resulta lo mismo. dado el espacio de posición. Luego. y que además puede ocupar absolutamente todos los puntos de ese espacio. a un determinado elemento de volumen del espacio físico se le aplican las restricciones mencionadas para determinar su equivalente en el espacio de los momentos. para considerar la distribución de estados de un sistema cuántico. solo que imponiéndole ahora las mencionadas restricciones. Notemos que el sistema tiene seis grados de libertad. Consideremos el espacio de estados dividido en dos sistemas coordenados simultáneos. utilizando el concepto de masa eficaz y restringiendo los estados posibles mediante dos restricciones: una de estas restricciones es el principio de exclusión de Pauli ya considerado en la función de Fermi-Dirac. las relaciones de incertidumbre1 son: ∆𝑝𝑥 ∆𝑥 ≥ ℎ {∆𝑝𝑦 ∆𝑦 ≥ ℎ ⇒ (∆𝑝𝑥 ∆𝑝𝑦 ∆𝑝𝑧 )(∆𝑥∆𝑦∆𝑧) ≥ ℎ3 ⇒ ∆𝑉𝑝 ∆𝑉 ≥ ℎ3 ∆𝑝𝑧 ∆𝑧 ≥ ℎ 1 Notar que aunque el principio de incertidumbre. que son los dados por los cuatro números cuánticos. Donde: 𝑝𝑥 = 𝑚𝑣𝑥 { 𝑦 = 𝑚𝑣𝑦 𝑝 𝑝𝑧 = 𝑚𝑣𝑧 A su vez. se puede determinar el estado dinámico de una partícula basándose en un enfoque semiclásico. considerando la equivalencia entre el espacio físico y el espacio de los momentos. determinar la relación con el espacio de los momentos. en cambio. de modo que nos queda considerar en este problema la restricción faltante. La idea es.

Esto quiere decir que dicho volumen elemental no es en realidad un volumen diferencial. La última expresión es denominada “relación volumétrica de Heisenberg”. pero este será un volumen elemental que llamaremos 𝑑𝑉𝑝 : El mismo es muy pequeño. supongamos que definimos un cierto elemento de volumen mínimo 𝛥𝑉𝑚𝑖𝑛 en el espacio físico. Básicamente. Esta condición es para que las variaciones erráticas de ocupación y de vacantes de estados se anulen entre sí. Designaremos con 𝑑𝑁 a la cantidad de estados ∆𝑽′𝒑𝒎𝒊𝒏 que caben dentro del volumen elemental 𝒅𝑽𝒑 en el espacio de los momentos. y expresa el vínculo entre el sistema espacial y el sistema de momentos. partamos de considerar otro volumen dentro del espacio de los momentos. Para ello. esta propiedad es la que nos permite computar la cantidad de estados en un cierto volumen de energía. Por lo tanto. pero se lo mantiene con esa notación para poder usar la integración como herramienta de cálculo. pero siempre varias veces mayor que el volumen mínimo de ′ incertidumbre (vale decir 𝑑𝑉𝑝 ≫ ∆𝑉𝑝𝑚𝑖𝑛 ). Entonces el volumen mínimo en el espacio de momentos ∆𝑉𝑝𝑚𝑖𝑛 será. Para comenzar. Esto quiere decir que “localizar” la partícula en cierta posición espacial implica una cierta incertidumbre en su “localización” en el espacio de momentos. y valga dentro de ese volumen 𝑑𝑉𝑝 la probabilidad de Fermi-Dirac con su función de distribución 𝑓𝐹𝐷 (𝐸). lo cual se obtiene dividiendo dicho ′ volumen elemental 𝑑𝑉𝑝 por el espacio de momentos ∆𝑉𝑝𝑚𝑖𝑛 que ocupa cada partícula cuántica: 31 . considerando la relación volumétrica de Heisenberg: ℎ3 ∆𝑉𝑝𝑚𝑖𝑛 = 𝛥𝑉𝑚𝑖𝑛 Pero hay que considerar que el principio de exclusión de Pauli permite hasta dos partículas con el mismo conjunto de coordenadas (espaciales y de momento) siempre que tengan diferente spin. en un sistema cuántico tendremos un volumen mínimo de ′ incertidumbre en el espacio de momentos ∆𝑉𝑝𝑚𝑖𝑛 que será: ′ 1 ℎ3 ∆𝑉𝑝𝑚𝑖𝑛 = 2 𝛥𝑉𝑚𝑖𝑛 Ahora podemos calcular el número de estados en un intervalo del espacio de momentos.

No obstante. si 𝑛(𝐸) se trata de fermiones. ahora podemos calcular la concentración (o densidad) de estados en el espacio físico. la concentración de estados en el espacio físico es: 2 𝑑𝑆(𝐸) = 𝑑𝑝 𝑑𝑝 𝑑𝑝 ℎ3 𝑥 𝑦 𝑧 Y la distribución de Fermi-Dirac es: 1 𝑓𝐹𝐷 (𝐸) = (𝐸−𝐸𝑓 )⁄𝑘𝑇 1+𝑒 Por lo tanto. si conocemos la distribución de estados por estado de energía 𝑆(𝐸). el cálculo de partículas se referirá a la densidad 𝑛(𝐸). 𝑓(𝐸) debe ser la función de Fermi-Dirac.Computo generalizado de fermiones En general. que es la densidad de partículas por estado de energía. se tendrá que para cada estado de energía 𝐸: 𝑛(𝐸) = 𝑓(𝐸)𝑆(𝐸) En particular. 𝑛 quedará: ∞ 2 𝑑𝑝𝑥 𝑑𝑝𝑦 𝑑𝑝𝑧 𝑛=∭ ℎ3 1 + 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 −∞ ∞ 2 𝑑𝑝𝑥 𝑑𝑝𝑦 𝑑𝑝𝑧 𝑛 = 3∭ ℎ 1 + 𝑒 (𝐸−𝐸𝑓)⁄𝑘𝑇 −∞ 32 . y además su probabilidad de ocupación 𝑓(𝐸). 𝑑𝑆(𝐸) puede ser aún lo suficientemente pequeño. Así: 𝑑𝑛(𝐸) = 𝑓𝐹𝐷 (𝐸)𝑑𝑆(𝐸) ∞ 𝑛 = ∫ 𝑓𝐹𝐷 (𝐸)𝑑𝑆(𝐸) −∞ Este cálculo es un cálculo integral aproximado. ya que los estados energéticos no están distribuidos de forma continua. 𝑑𝑉𝑝 𝑑𝑝𝑥 𝑑𝑝𝑦 𝑑𝑝𝑧 2 𝑑𝑝𝑥 𝑑𝑝𝑦 𝑑𝑝𝑧 𝑑𝑁 = ′ = = ∆𝑉𝑝𝑚𝑖𝑛 1⁄2 ∙ ℎ3 ⁄𝛥𝑉𝑚𝑖𝑛 ℎ3 1⁄𝛥𝑉𝑚𝑖𝑛 Considerando la equivalencia entre el espacio físico y el espacio de los momentos. y 𝑆(𝐸) debe responder a los estados que cumplen con el principio de incertidumbre. Según se vio recientemente. ya que las incertidumbres asociadas también lo son. que está dado por la cantidad de partículas 𝑑𝑁 que hay en el volumen mínimo del espacio físico 𝛥𝑉𝑚𝑖𝑛 : 𝑑𝑁 2 𝑑𝑆 = = 3 𝑑𝑝𝑥 𝑑𝑝𝑦 𝑑𝑝𝑧 𝛥𝑉𝑚𝑖𝑛 ℎ . por lo que la integral puede considerarse prácticamente exacta. sino discretamente. en pocas palabras.

por ejemplo. puede usarse la aproximación: 33 . resulta: 𝑝𝑥2 𝑝𝑦2 𝑝𝑧2 𝐸 ≤ 𝐸𝐵𝑉 ⇒ 𝐸 = 𝐸𝐵𝑉 − ( + + ) 2𝑚ℎ∗ 2𝑚ℎ∗ 2𝑚ℎ∗ Integración aproximada mediante Maxwell-Boltzmann. condiciones para su aplicación Al ser tan compleja la integral de la concentración 𝑛 de portadores. y ya queda homogeneizada para resolverla. sin embargo son antipartículas. para los electrones “libres”. Por ello. ya que 𝑝 = 𝑚𝑣. Así. que tienen energías mayores o iguales que la del piso de la banda de conducción. Otra consideración se refiere al cálculo de electrones y huecos en particular. pero complementarias. siempre y cuando se cumpla la condición de que dichos portadores se encuentren en una concentración débil (diluida). Notemos que debemos computar una triple integral. con los huecos debemos utilizar ′ (𝐸) la función de Fermi-Dirac complementaria 𝑓𝐹𝐷 = 1 − 𝑓𝐹𝐷 (𝐸). los electrones en la banda de conducción “libres” y los huecos en la banda de valencia. donde las variables dependientes finalmente son las velocidades. que tienen energías menores o iguales que la del techo de la banda de valencia. resulta: 𝑝𝑥2 𝑝𝑦2 𝑝𝑧2 𝐸 ≥ 𝐸𝐵𝐶 ⇒ 𝐸 = 𝐸𝐵𝐶 + + + 2𝑚𝑒∗ 2𝑚𝑒∗ 2𝑚𝑒∗ Para los huecos “libres”. de modo que hay que utilizar también funciones de densidad de probabilidad. podremos escribir la relación entre la energía y el impulso de la siguiente forma: 1 1 1 𝑝𝑥2 𝑝𝑦2 𝑝𝑧2 𝑝𝑥2 𝑝𝑦2 𝑝𝑧2 𝐸 = 𝑚∗ 𝑣 2 = 𝑚∗ (𝑣𝑥2 + 𝑣𝑦2 + 𝑣𝑧2 ) = 𝑚∗ ( ∗ 2 + ∗ 2 + ∗ 2 ) = + + 2 2 2 𝑚 𝑚 𝑚 2𝑚∗ 2𝑚∗ 2𝑚∗ De este modo sólo debe sustituirse en la función de Fermi-Dirac esta expresión equivalente de la energía 𝐸. Debemos considerar en cada paso particular cuáles son los límites de integración. Esto se da para temperaturas no muy elevadas (𝐸 − 𝐸𝑓 ≫ 𝑘𝑇). En general. puede efectuarse una integración aproximada mediante Maxwell-Boltzmann. Hay que realizar todavía una homogeneización de variables entre energía e impulso. Ambos son fermiones. también “libres”. Así. También debemos tener en cuenta los intervalos de energía en donde dichas partículas pueden encontrarse en estado libre. e independientemente de los límites de energía. los que deberán estar de acuerdo al tipo de material considerado y a las bandas que los constituyen. si con los electrones utilizamos la función de Fermi-Dirac.

cuando se determine la concentración de portadores en semiconductores. 1 𝑓𝐹𝐷 (𝐸) = ≅ 𝑒 −(𝐸𝑓−𝐸)⁄𝑘𝑇 (𝐸𝑓 −𝐸)⁄𝑘𝑇 1+𝑒 Reemplazando esto en la integral expresada más arriba: ∞ 2 𝑛 = 3 ∭ 𝑒 −(𝐸𝑓−𝐸)⁄𝑘𝑇 𝑑𝑝𝑥 𝑑𝑝𝑦 𝑑𝑝𝑧 ℎ −∞ Este procedimiento será aplicado en el próximo capítulo. tanto intrínsecos como extrínsecos. 34 .