You are on page 1of 87

1

§ 22. El derecho a ser informado como garantía institucional
de la satisfacción del interés general en la información

La dogmática institucional-funcional edifica el instituto
de la opinión pública libre sobre la base de la satisfacción
del interés general en la información y la formación de la opinión
individual y colectiva, a cuyo servicio estructura y ordena las
diversas garantías de la comunicación pública. Uno y otro aspecto
pertenecen al entramado sistemático y normativo de la
institución opinión pública y no constituyen simplemente dos
de sus fines. El instituto opinión pública libre tiene por objeto
garantizar la satisfacción del interés de la colectividad en
la información, en su libre circulación y pluralidad, dada su
trascendencia para la existencia y funcionamiento del Estado
democrático. Para lograrlo se derivan de esa garantía objetiva
un conjunto de poderes jurídicos individuales y de pretensiones
subjetivas que aseguran el acceso a la comunicación pública para
emitir o recibir mensajes y formarse con ellos una opinión que
situará al sujeto en condiciones óptimas para intervenir en los
procesos de formación de la voluntad política del pueblo,
primero, y en la jurídica del Estado, después1. Pero también,

1
. Véase la STC 159/86 FJ-8º que habla de una garantía institucional

objetiva del principio democrático. Este parece ser el significado del

«derecho del público a ser informado adecuadamente», de mayoritaria

aceptación en nuestra doctrina. Véase CHINCHILLA MARIN, Carmen: La

radiotelevisión ... , ob.cit. pág.39 y ss, pág.43 y pág.57 y ss, que lo

considera el objeto del art.20,1 d) CE; SOLOZABAL ECHEVARRIA, Juan J.:

Aspectos constitucionales ... , ob.cit. pág.142 y ss, o su Libertad de

expresión, información ... , ob.cit. pág.172; SORIA, Carlos: Más allá ...

, ob.cit. pág.110. Véase también las SSTS Ar.7693 (11-12-1986) y Ar.100

(27-01-1990). La conexión entre información y toma de decisiones puede verse

en DEUTSCH, Karl: Information und politische Entscheidung, en: "Das

Publikum", pág.13 y ss, Löffler (Hrsg.), C.H.Beck, München 1969.

2

y sobre todo, una serie de garantías institucionales que
establecen el modo en el que tal realidad debe darse y que
habilitan al Estado para que las haga efectivas.
En cualquier caso, poner el acento en uno u otro aspecto,
en la garantía objetiva del interés general o en la subjetiva
de la formación de la opinión, desde la dogmática
institucional-funcional implica dos formas diversas de proteger
la posición jurídica del sujeto pasivo en la comunicación
pública. La tesis que pone el acento en la protección de la
formación de la opinión se decanta por un derecho a ser informado
individual autónomo derivado directamente de la garantía del
instituto opinión pública, de la que se tratará al final de este
capítulo. La que ahora se estudiará es aquella otra que subraya
la garantía objetiva de la satisfacción del interés general en
la información y el carácter eminentemente reflejo que adquiere
la tutela de quien ocupa la posición pasiva; aunque, a diferencia
de la dogmática liberal, aquel interés objetivo de protección
del público receptor se torna en un deber de acción para el Estado
que puede establecer concretos derechos individuales a ser
informado.
No debe confundirse este planteamiento con aquel propio
de la dogmática liberal que toma el derecho a ser informado como
un simple interés difuso en la información. En este caso, la
garantía institucional del interés general en la información
opera como una norma objetiva de principio que hace del Estado
el destinatario de ciertos deberes positivos de protección de
la libertad e igualdad en la comunicación pública. Los
particulares también se ven sujetos a ciertos deberes en su
participación en el proceso de comunicación. La libertad del
emisor recibe una protección reforzada en razón de su fidelidad
al fin de la garantía, contribuir a la formación de la opinión
pública libre, y, por consiguiente, en la satisfacción del
interés colectivo en la información. Pero su libertad se trastoca
en un derecho-función, pues el interés colectivo en la

3

información y la utilidad de ésta para la colectividad somete
a quien informa a hacerlo conforme a determinados requisitos
derivados de la protección dispensada a aquel interés colectivo.
Dentro de las diversos aspectos jurídicos que entraña la
institución de la opinión pública libre, el de la garantía
institucional del interés colectivo en la información tiene por
objeto la preocupación por un público bien informado2. El Estado
debe intervenir para dotar de plena eficacia a esa garantía
institucional, intervención que recaerá sobre la relación
comunicativa en la que debe satisfacerse aquel interés,
especialmente sobre esa relación informativa donde se manifiesta
de modo más intenso la garantía constitucional de las conductas
que mejor realizan la finalidad del instituto, en principio la
relación de los medios de comunicación social, como la prensa
o la televisión, y sus usuarios, lectores o espectadores.
Como quiera que el contenido constitucional del derecho
a ser informado consiste, en este caso, en la garantía
institucional de aquel interés colectivo, todos los poderes
jurídicos individuales y pretensiones subjetivas a comunicar,
obtener o recibir información tendrán generalmente el carácter
de derechos de configuración legal, a excepción de aquellos casos
en los que del texto constitucional quepa derivar derechos

2
. Véase SALADIN, Peter: Grundrechte im Wandel. Die Rechtsprechung des

Schweizerischen BG zu den Grundrechte in einer sich ändernden Umwelt,

Stämpfli, Bern 1970, pág.85. Véase también MÜLLER, Jörg P.: Die Grundrechte

der schweizerischen Bundesverfassung, Stämpfli/AG, Bern 1991 (2ª edic.),

pág.152 y ss; SOLOZABAL ECHEVARRIA, Juan J.: Aspectos ... , ob.cit. pág.144

y ss, y su La libertad de expresión desde la Teoría de los derechos

fundamentales, en: "Rev. española de Derecho Constitucional" nº32 (1991),

pág.73 y ss, pág.82 y ss, donde, además, hace una reflexión sobre la teoría

general de la garantía institucional aplicada a esta materia.

4

constitucionales de los individuos dotados de eficacia directa3.

1. Garantía institucional del interés general en la
información, intervención del Estado y relación informativa

La existencia de una garantía institucional4 del interés

3
. Como advierten BÖCKENFÖRDE/WIELAND en su Die «Rundfunkfreiheit» -

ein Grundrecht? überlegungen zu den verfassungsrechtlichen Vorgaben in Art.5

Abs.1 GG für die Organisation des Rundfunks, en: "Archiv für Presserecht"

Hf.2 (1982), pág.77 y ss, pág.80 y ss, los derechos a informar a través de

la radio, televisión o el cine no se atribuyen a los individuos para satisfacer

sus propios intereses, sino en función de la institución o realidad jurídica

de la que derivan; del mismo modo que al juez no se le garantiza su

independencia en atención a su persona, sino al correcto ejercicio de la

función del órgano del Estado en el que se encuadra. Es la Berichterstattung

a través de esos medios lo que debe ser libre, no el individuo. El derecho

de acceso, la libertad interna, el secreto profesional, el derecho a obtener

información del Estado, etc... sólo se entienden en el marco de la ordenación

que el legislador hace de ese ámbito vital donde se da este resultado al

que sirven, la información. Véase JARASS, Hans D.: Die Freiheit der Massmedien

... , ob.cit. pág.237 y ss.

4
. Una vez más se debe aclarar el significado que debe darse aquí a

«garantía institucional». No se trata de la técnica jurídica de protección

frente al legislador de ciertas realidades jurídicas o sociales preexistentes

(matrimonio, autonomía universitaria...) que se pretenden sustraer a la

disposición del legislador (concepto schmittiano). Esta función

petrificadora de cierto contenido indisponible al legislador ha sido asumida

en las Constituciones modernas por la garantía del «contenido esencial»,

que además lo han extendido a todos los derechos fundamentales, contengan

. Sobre estas cuestiones véase. ob. por consiguiente.... Pero. véase O'BRIEN. precisamente en las pág.. sobre todo pág. 5 . SCHMIDT-JÖRTZIG. . ob.cit. Edzard: Die Einrichtungsgarantien . Luciano: Garantía institucional y autonomías locales. sobre todo. en: "Rev. que a diferencia de lo que sucede con la intervención estatal en la dogmática liberal. 1981. Klaus: Das Staatsrecht . La doctrina americana habla de una "interpretación estructural" de la Iª Enmienda. sometida al respeto del principio clásico de proporcionalidad5. a través de un deber positivo de protección.155 y ss. española de Derecho Constitucional" nº24 (1988). pág. Sobre la transformación de este criterio a la luz del peso otorgado . sino en la ordenación normativa de una determinada realidad (en este caso la relación comunicativa).106 y ss. dota de eficacia normativa informadora de todo el ordenamiento jurídico a la dimensión objetiva de los derechos fundamentales (Austrahlungswirkung) y vincula a la ordenación de aquella realidad en los términos constitucionalmente previstos al Estado.. . David: El Derecho del público .cit.834 y ss analiza los inconvenientes de la extensión de esta técnica a la libertad de prensa y a la libertad de antena. PAREJO ALONSO. Sobre la cuestión en España. pág. ob. o no realidades institucionales.62 y ss. STERN. que ven cómo su vinculación negativa a la Constitución se transforma y «positiviza» (Drittwirkung). IEAL. no se trata de una acción cuya iniciativa se abandona a la discrecional voluntad del legislador. y a los particulares. Jose Mª: La distinción entre derecho fundamental y garantía institucional en la CE.cit. por todos. ni únicamente encuadrable en el marco de la dogmática de los límites de los derechos fundamentales y. su Iª Parte y BAÑO LEON. . 5 general en la información justifica la acción positiva del Estado. Madrid. Aquí y hoy la garantía institucional es tomada como técnica que objetiva la libertad y la juridifica convirtiendo su contenido no en la abstracta protección de un agere licere.

cit. Tübingen 1990.415 y ss.B. en: "Archiv des öffentlichen Rechts" Hf.104 (1979). Geörg: Rechtsfragen des Leistungsstaats. . 6 Ahora bien..B.9 y ss.52 y ss.cit. sería superfluo dotar a la satisfacción del interés general en la información de la protección de una garantía institucional si sólo se buscase justificar con ello la intervención del Estado en la comunicación pública. ob.486 y ss y pág. también JANSSEN.1. 6 . Por tanto.. Albert: Über die Grenzen des legislativen Zugriffsrechts. 51/86 FJ-4º. pág.Mohr. entre otras SSTC 26/81 FJ-14º. J. la función de esta garantía a la dimensión objetiva de los derechos fundamentales por esta dogmática véase entre otros el estudio extenso del tema de HAVERKATE. .I. Zur maßstabsetzende Kraft der Grundrechte in der Übermaßprüfung. véase también BÖCKENFÖRDE. especialmente Iª Parte §.Mohr. pág. ob. Sobre el significado de estas reservas.476. de la posición del legislador respecto de los derechos fundamentales.1. pág.. 66/85 FJ-1º. pág. Precisamente este autor advierte de lo polémico de la determinación del alcance de estos preceptos.499 y ss.C. pág. Además..53.81 bastarían para tal 6 justificación . en definitiva.1 y art. véase . 62/82 FFJJ-5º y 6º.C. Ernst-Wolfgang: Zur Lage der Grundrechtsdogmatik . en el caso de la CE la formulación abstracta y alusiva de los derechos fundamentales y las cláusulas del art.501 y 506.3 Bd. Verhältnismäßigkeitsgebot und Freiheitsschutz im leistenden Staatshandeln. Tübingen 1983. Rudolph: Der Garantiegehalt der Grundrechte und das Übermaßverbot. que encuentra acomodo suficiente con la sola interpretación de sus garantías constitucionales desde la perspectiva de esta dogmática institucional-funcional. Untersuchungen zu den demokratischen und grundrechtlichen Schranken der gesetzgeberischen Befugnisse. Véase sus diversos usos en la jurisprudencia de nuestro TC. J. pág. Para una visión panorámica del asunto WENDT. JIMENEZ CAMPO deja clara esta última idea en su El Legislador .

ni la de convertir las pretensiones subjetivas propias del derecho fundamental en derechos de configuración legal derivados de la garantía institucional7. ob. 160/87. sino de la propia norma constitucional (STC 160/87 FJ-7º.cit. sobre OTTO Y PARDO. sino que en todo caso lo "regula" para su "plena aplicabilidad y eficacia". 7 .117 y ss.30 y ss y CRUZ VILLALON.cit. En el art... ob. y su Derecho Constitucional. ob.) son origen inmediato de derechos y obligaciones y no meros principios programáticos" (STC 15/82 FJ-8º). . Francisco J.cit.. ob.I CE. .. 7 institucional no sólo es la de vincular la intervención del Estado (también la conducta de los particulares) a una determinada forma de relación comunicativa prefigurada constitucionalmente y que constituye la estructura normativa de la institución opinión pública libre. .2 CE que confirma el postulado de que "los principios constitucionales y los derechos y libertades fundamentales (.20 CE sólo se hacen remisiones a la ley que regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional. el legislador no lo "reconoce".: La libertad de antena . no deja de plantear serios problemas en una Constitución normativa cuyos preceptos están dotados de eficacia directa.. pág. en conexión con el art... pág. y su protección ni deriva ni se obtiene de la regulación legal. atinentes al carácter del derecho a la objeción de conciencia. Pedro: El Legislador ..151 y ss. La STC 25/90 afirma que derechos de configuración legal son aquellos cuyo . la que regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado y a las leyes que desarrollen el Tit. la de los derechos de configuración legal. pág. Sistema . Las SSTC 15/82.cit. Esta cuestión. sostuvieron que en tanto éste es un derecho previsto de manera "implícita y explícita" en la Constitución.. BASTIDA FREIJEDO.. . Ignacio de: La regulación del ejercicio de los derechos .53. Con esa garantía institucional se trata. véase también la 64/86 FJ-4º).

es establecer cuándo estamos ante un derecho de configuración legal y cuándo ante un derecho constitucional y el TC parece dar la pauta en la S 15/82 cuando sostiene que aquel "principio general no tendrá más excepciones que aquellos casos en que así lo imponga la propia Constitución o en que la naturaleza misma de la norma impida considerarla inmediatamente aplicable" (FJ-8º). Esta interpretación podría encontrar apoyo en nuestra jurisprudencia constitucional cuando el TC declara que nada que concierna al ejercicio de los derechos fundamentales le es ajeno (STC 26/81 FJ-14º). el Tribunal ha sido rotundo. 8 ..2 CE).1 d) CE. y la 254/93 FJ-6º.23. a lo que añade esta STC 24/90 que "de no ser así los derechos fundamentales de configuración legal quedarían degradados al plano de la legalidad ordinaria y por esta vía excluidos del control de amparo constitucional (. esto . Casos en los que no creemos que pueda incluirse el derecho a recibir información del art.cit. 8 todo. de configuración legal para hacer valer ante los tribunales aquella dimensión objetiva del derecho fundamental amparada constitucionalmente en la garantía institucional8.20. por tanto.44 y ss. Sobre los problemas que esta cuestión puede acarrear véase BÖCKENFÖRDE. si a ello es instado en vía de amparo.. si la interpretación de la legalidad configuradora de los derechos fundamentales se ha llevado a cabo secundum Constitutionem y. "contenido y perfiles concretos quedan encomendados a la ley" (FJ-6º). . si dados los hechos apreciados por el órgano judicial.)" (FJ-2º. Véase las SSTC 24 y 26/90 donde se matiza esta doctrina.. pág. Ahora bien. en particular. se refiere al art.. ob. de dotar al individuo de un poder jurídico a través de sus derechos constitucionales o. Ernst-Wolfgang: Zur Lage der Grundrechtsdogmatik . El problema. en su caso. la aplicación de la legalidad ha podido afectar a la integridad del derecho fundamental aquí comprometido". "El TC debe revisar.

. y a juicio de esta dogmática. y no de la tutela judicial" (FJ-5º). cuando se realiza en forma motivada en términos de Derecho. 9 Ya hemos visto algunas de estos elementos que delimitan constitucionalmente esa relación comunicativa en la que se satisface el interés general en la información.. . la función de ordenar la generación y recepción de información en el marco del instituto de la opinión pública de modo tal que sea efectivo el libre acceso en igualdad de condiciones de todas las informaciones a la relación comunicativa y asegurar que los mensajes que son objeto de su protección son aquellos que reúnen las cualidades arriba descritas. La conexión entre este interés y la realización del Estado democrático. La garantía institucional del interés general en la información tiene.2 CE.) cuando los poderes políticos" han violado su deber positivo de darles efectividad. se estaría defraudando el interés colectivo en la información. al orden liberal democrático porque éste tiene su fundamento en ese público es así porque esos derechos nunca han dejado de ser derechos fundamentales a los que se les aplica el art. se estaría atacando. en último término. Planteamientos que son coincidentes con la tesis de la STC 18/84 FJ-6º cuando afirma que el recurso de amparo es "un remedio subsidiario de protección de los derechos (. su fin.53. pero en virtud de la vulneración de este derecho. son algunos de ellos y a su explicación páginas más arriba debe remitirse el lector. De otro modo. Y la STC 26/90 concreta aún más esta doctrina al afirmar que "la discrepancia en la forma de interpretar la legalidad no es en modo alguno fundamento para la concesión del amparo constitucional. En fin. pues. la juridificación de un determinado concepto de información y la gradación de la garantía constitucional en función de estas dos variables. sólo si esa interpretación supone la lesión de un derecho fundamental podrá ser revisada en esta sede.

por el contrario. . ob.cit. sino sólo la pérdida de la superprotección que podría tener como opinión política. no del "ciudadano". En esto consiste la 9 . están sometidas a las leyes porque son opiniones del "súbdito". Ciertamente MEIKLEJOHN sostiene un planteamiento diverso y parte de la protección de toda opinión política sea cual sea su orientación ideológica. Law Quarterly" 1 (1976). dando lugar a una pluralidad informativa en la que se posibilita al individuo una elección entre los mensajes puestos a disposición suyo 10 .. pág. Las opiniones privadas.22 y ss. La efectiva e igual participación de todas las informaciones en la comunicación pública sólo es posible en el marco de la garantía institucional de la satisfacción del interés colectivo en ellas.IV. No obstante el límite lógico a esa libertad absoluta es la "ordenación" que requiere para asegurar que "todo puede ser dicho" y que todos puedan oírlo. Free Speech . . lo que se logra con la pluralidad. L'Informazione .cit.18 LFB en los casos de manifestaciones de opiniones contrarias al orden democrático no implica la privación del correspondiente derecho de libertad..91 y Cap. . Esta es la idea que subyace en la interpretación que RIDDER hace sobre el orden democrático como límite implícito a los derechos y garantías del art. ob.. pág..: Legal Foundation of the Right to Know. 10 correctamente informado9.cit.. Thomas I.1 y ss. En ello fundamenta el carácter absoluto de la protección de la opinión política.. en: "Washington Univ. pág. pág.4 y 5.5. Meinungsfreiheit . 10 . A juicio de CHIOLA la intervención del Estado es exigida si es necesaria para la realización más óptima del fin de la información ecuánime y objetiva. Véase la crítica que a esta idea ordenadora hace EMERSON. estableciendo su famosa comparación entre la libertad de opinión y la ordenación del debate libre y público de las asambleas parlamentarias.1 LFB y la afirmación sobre que la aplicación del art. pág. . ob.289 y ss.

la cláusula del Estado social. y de igualdad. Una ordenación que debe partir de los principios de libertad. pág. HERZOG.cit. porque las cualidades de la información que la hacen merecedora de protección constitucional no se imponen al mensaje. para evitar que sólo quien tenga poder económico pueda participar en la comunicación pública. Art. En este sentido SOLOZABAL ECHEVARRIA. en un acceso protegido por la acción del Estado..178 y ss. así. 11 protección refleja dispensada a la posición del sujeto pasivo en la relación comunicativa. la satisfacción de su interés.148 y 151. . sino a la forma en que es transmitido.cit. al menos. Por este motivo la libertad interna de la prensa o el secreto profesional dejan de concebirse como garantías individuales del derecho a comunicar información del profesional de la información.. Los poderes jurídicos. en lo que a la normas sobre concentración de prensa se refiere. obliga al Estado a actuar.cit. o no sólo. considera que el principio democrático y no.. Aquí la libertad consiste en que todas las ideas tengan iguales oportunidades para ser escuchadas pág. ob. nºmarg.. ob..488. ob.5 Grundgesetz. para enfocarlas como poderes jurídicos o pretensiones subjetivas dirigidas a asegurar que la fuente está en condiciones de ofrecer «información» (en el sentido que para esta dogmática tiene el término) al público y reforzar. Juan J. . pretensiones subjetivas y deberes derivados de la garantía institucional y necesitados de la intervención legislativa se establecen para que el mensaje generado adquiera las cualidades exigidas. . y no como sostienen los modelos liberales en un acceso que requiere la abstención estatal.59 y Il pluralismo privato . pág.: Aspectos constitucionales . para evitar que esa conducta venga manipulada por el Estado o por los particulares. Kommentar .. . desde su moderada posición. Por esta razón su fuente es objeto de ciertos deberes de conducta para obtener la protección constitucional.

pues su tendencia no es a la pluralidad. véase su Massmedien . a) El deber positivo del Estado de garantizar la satisfacción del interés colectivo en la información El aspecto económico y organizativo de la creación y gestión de los medios de comunicación es abordado como principal factor de la desigualdad entre las informaciones. . Martin: Medienfreiheit als Funktionsgrundrecht.cit. y su extensa IIª Parte dedicada a las "Piezas esenciales de una políticas de medios adecuada a la Constitución".34. ob.cit.166-167.5 Grundgesetz . condicionando el acceso efectivo a la comunicación pública a la eventualidad 11 . TESAURO. pág..H. ob.389 y ss.. obviamente. .25 y 26. München 1985.cit. Paolo: Democrazia e Informazione . pág. pág.. no quiere decir ausencia de intervención estatal y abandono a las fuerzas privadas que compiten en el interior de la relación comunicativa. Véase STOCK. C. sino al monopolio y a la manipulación de la información en interés propio y no del público.238. ob. nºmarg.. Libertad. pág. .cit. de esa ordenación jurídica de la relación comunicativa... HOFFMANN-RIEM. . Precisamente el evitar esa manipulación ha hecho que la información sea objeto de ordenación jurídica. ob. y la pluralidad en la que se satisface ese interés del público en la información y que es presupuesto de la correcta formación de su opinión en una democracia. MEIKLEJOHN denuncia que la manipulación de la opinión es la destrucción de la democracia. pág.. La estructura económica y complejidad técnica de éstos parece abocar a un uso al servicio exclusivo de los intereses de quien sea su propietario. . lo que justifica acciones del Estado dirigidas a lograr que el mayor número de ideas pueda llegar al público a través de los medios de comunicación social.. Free Speech .397 y ss. es consecuencia necesaria. pág.Beck. a juicio de esta dogmática.8. 12 por quien lo desee 11 . Wolfgang: Art.

3 CE sería la sede normativa para justificar como uno de los contenidos necesarios de la ley que regulará "la organización y control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado". respetando el pluralismo de la sociedad y de las distintas lenguas de España". puesto que deben garantizar "el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos. Los argumentos de aquellos se apoyan en que el ámbito de su libertad de expresión y de información se extiende a la «propiedad» sobre el medio de comunicación.3.).S. adquiere una importancia que le 12 .20. en sentido estricto. pero no suficiente para sostener su imposición a los medios de comunicación social no dependientes del Estado. Véase S. el deber de pluralismo interno. Un ejemplo perfecto puede verse en la disputa entre los editores y los propietarios de cadenas de televisión y radio y los profesionales a su servicio (libertad de tendencia) o su resistencia a la imposición de cuotas de espacio y tiempo a las que puedan acceder las minorías de opinión (derecho de acceso).102 y ss. Una interpretación institucional-funcional radical podría sostener que la «dependencia» del Estado se produce en todos aquellos casos en los que hay subvención pública al medio.126 y ss.Press. por tanto. aunque el medio no fuese de titularidad estatal. pág. 367 (1969).US Red Lion Broadcasting Co.20. en: "Democracy and the Mass Media. El pluralismo interno. Judith: Foundations and Limits of Freedom of the Press. le sería aplicable el art. FCC. 395 U.Ct. Cambridge/New York/Port Chester/Melbourne/Sydney 1990. la libertad interna de la prensa y la radiotelevisión. que comprende tanto el deber de programación plural de determinados medios de comunicación articulado a través de los derechos de acceso y el establecimiento de criterios para una programación variada y amplia. y que. v. Cambridge Uni. como. véase LICHTENBERG. pág. El art. . 13 económica del individuo que genera la información12. Lichtenberg (edit. A Collection of Essays".

pues. Aufriß eines Problems. Neuwied 1979 y el Hf. Gesellschaft. . pág. como un deber positivo de protección de los derechos fundamentales. Véase entre otros HOFFMANN-RIEM. 14 es ajena a la dogmática liberal. Über die Bedigungen und Möglichkeiten arbeitsteiliger Aufgabenwarhehmung in der Presse. pág. Se trata de un medio para asegurar la pluralidad de la información y de un instrumento de corrección de las tendencias oligopolistas que caracterizan la estructura empresarial de los medios de comunicación y que hacen vana la confianza en un pluralismo externo y espontáneo de fuentes de información13.13/14 (1972) de la "Die öffentliche Verwaltung" dedicado a este tema. el derecho de libre empresa del editor y empresario de la comunicación. Es una cuestión de extrema complejidad que suscita todas las dificultades derivadas de la intersección. Ernst-Wolfgang: Freiheitssicherung gegenüber gesellschaftlicher Macht. Wolfgang: Innere Pressefreiheit als politische Aufgabe. La acción estatal desde la perspectiva dogmática institucional-funcional se muestra. Frankfurt 1976. Además.450 y ss. por otro. Freiheit. Desde una perspectiva más general pero igualmente crítica BÖCKENFÖRDE. destacando el trabajo de REHBINDER.336 y ss. supone optar jurídicamente por una ordenación de los medios de comunicación en la que en determinados casos el monopolio o la restricta disposición jurídica de un medio de difusión se compensa con un deber de pluralidad y objetividad en la programación ofrecida por éste. derivado del principio democrático y de la cláusula del Estado social y que en la comunicación pública se fundamenta en la existencia de 13 . Suhrkamp. en: "Staat. Informationsfreiheit und innere Organization der Presseunternehmen. entre libertades individuales como las de expresión y conciencia y. Luchterhand. Studien zur Staatstheorie und zum Verfassungsrecht".346. Böckenförde. pág. por un lado.

Albert: Über die Grenzen des legislativen Zugriffsrechts . ob. pero también aplicable a los derechos fundamentales (véase los votos particulares de RUPP y SIMON).cit pág. sobre todo. en: "Juristen Zeitung" Hf. sino que pueden tener la cualidad de regulaciones de desarrollo y garantía que aseguren que la relación comunicativa se realiza de forma que ofrezca al individuo la posibilidad de formarse adecuadamente la opinión15. que es el aquí utilizado. Si era poca la complejidad de esta cuestión. 15 14 aquella garantía institucional .III/1 . El legislador es el destinatario del deber de intervención estatal. . Véase el trabajo de JANSSEN.. En sentido estricto el contenido del deber es una conducta activa del Estado en beneficio del titular o titulares de un derecho fundamental frente a terceros..106 y ss. si se quiere. ob. Klaus: Das Staatsrecht Vol. ob. entre jurisdicción constitucional y legislador. En su sentido amplio.931 y ss. que no tiene que poseer necesariamente el carácter de intervención limitativa.12 (1990). Dietrich: Die Staatliche Verantwortung für Risiken der Technik.cit.. Berlin 1985. y WAHL/MASING: Schutz durch Eingriff. 14 . . pág.948 y ss). Detrás de esta cuestión está el difícil equilibrio entre ley y constitución.553 y ss. Duncker & Humblot. 15 . Sobre este deber que se deriva de la dimensión objetiva de los derechos fundamentales véase entre otros MURSWIEK.. 1(41 y ss) realiza quizá la primera reflexión dogmática sobre los «deberes positivos de acción» del Estado dirigidos a la protección y desarrollo. sino que desarrolle o regule el programa normativo del derecho fundamental en cuestión. de los derechos sociales. Uno de los problemas más serios que esta cuestión plantea es el de determinar si este deber es objeto de un derecho de libertad (MURSWIEK) o de un derecho de prestación (véase desarrollado esto en Stern. sea cual se su tipo. que no imponga límites. sobre todo pág. o. esta se acrecienta si . comprende toda acción legislativa. La conocida BVerfGE 39. STERN.cit. pág.

por lo que tiene un carácter eminentemente negativo dado que su objetivo es impedir acciones de los particulares o del propio Estado que menoscaben la pluralidad de la información. pág. materiales.228 y ss.cit.126 y ss. así ya en su Die Wesensgehaltgarantie . Madrid 1991. ob.9. 16 El legislador interviene.99 y ss. Civitas. pág. Antonio (dir. pág. por supuesto. y sus distinción entre Grenze y Schranke.111 (1986). cuyo objeto es la libre circulación de cualquier opinión o información que contribuya a la satisfacción de este interés. Estas regulaciones son de dos tipos. en: "Archiv des öffentlichen Rechts" Hf. cuyo fin es asegurar el acceso de cualquier además debe distinguirse.116 y ss.161 y ss y pág. Sobre esta cuestión remítase el lector a los trabajos ya citadas en notas anteriores de OTTO y PARDO. Y regulaciones estructurales.595 y ss.4 Bd. pues.2 CE. pág. como sucede en la CE. véase su Verfassungsstaatliche Staatsaufgabenlehre.): La garantía constitucional de los derechos fundamentales. entre una regulación limitativa de la que es de configuración y concretización del derecho o para su complemento. el giro en la consideración acerca de cuáles sean las funciones del Estado a la luz de los derechos fundamentales y preceptos como el art. pág. .. Algunas de sus tesis pueden verse en su contribución a LOPEZ PINA. JIMENEZ CAMPO y BASTIDA FREIJEDO. pág. para corregir las deficiencias de la relación comunicativa en la que se satisface el interés colectivo en la información asegurándose de que es efectiva la posibilidad de acceder a una información plural y protegiendo al público de posibles manipulaciones.19 y ss (los derechos fundamentales son Grenzen y no Schranken a la acción del legislador). además de los ya citados. Mencionar tan sólo la importancia de todas estas cuestiones para el entendimiento de las reservas de ley en el Estado social y democrático de Derecho y. Quizás HÄBERLE sea quien mayor esfuerzo ha hecho para clarificar esta transformación.. .

Cambridge Uni. Martin H. pág. SCANLON o BOLLINGER. Consúltese además diversos trabajos publicados en el volumen Democracy and the Mass Media. Véase por todos REDISH.: Meinungsfreiheit . . 17 . o los trabajos desde diversos enfoques de SCHAUER. Cap.. Owen M.. así la contribución de FISS. aunque estos autores niegan que existan deberes ope Constitutionis. 17 información a la relación comunicativa para contribuir a la satisfacción de aquel interés y que su presencia en la misma se suceda en igualdad de condiciones 16 . en: "The Yale Law Journal" Vol. con la doctrina del Overbreadth del S. pág.72 y 78. Sobre la acción del Estado en la materia y su inspiración en la protección del público véase FISS. cuestión sobre la que se ha ocupado especialmente la dogmática norteamericana. Precisamente esta garantía de la satisfacción de ese interés colectivo justifica que el Estado pueda.US. en particular.: Freedom of Expression. RIDDER.276) y SCHEUNER (pág.. ob. pero no descartan que legalmente pudieran imponerse concretas obligaciones de informar. ob.V acerca del Overbreadth.III sobre las Prior Restraint y el Cap. GELLER. pág.2087 y ss. RIDDER (pág. Interesante es la llamada . Lo importante es la forma que deben adoptar las acciones correctoras del Estado para evitar que se conviertan en "restricciones previas" .100 nº7 (1991).cit.Ct. intervenir en la relación comunicativa como una fuente de información más (deber general de informar del Estado. Lichtenberg (Edit. y esto es lo importante. sin bien. que opera como el principio de proporcionalidad continental.cit.276 y SCHEUNER.: State Activism and State Censorship.II sobre el tipo de medidas legislativas (Content). Cap. GUREVITCH/BLUMLER. Ulrich: Pressefreiheit . acceso a la información que obra en su poder) y no sólo como poder regulador17. y en ocasiones deba. Cambridge 1990. Helmut K.Press.. . Charlottesville 1984. The Michie Company.J. A critical Analysis.78) lo derivan de la dimensión objetiva del derecho. Incluso.). creando 16 .

C. . Napoli 1969.333 y ss. LOIODICE. Aldo: Contributo allo Studio sulla libertà d'informazione.150 y ss. Government Adversiting and Publicity. ob. Más adelante volveremos sobre ello. sistemas de autorización y gestión privada de servicios públicos) 18 .51 y ss. la televisión constituye el caso típico. pág.1 (1991). Staatshandeln als Aufklärung?.213 y ss. bien directamente (medios de comunicación pertenecientes al Estado).5 Grundgesetz . GRAMM. 18 . MUNRO. Art.. nºmarg.cit. en: "Public Law" (1990). en: "Giurisprudenza Costituzionale" (1990).101. y pág.23 (1990).. en: "Der Staat" Bd. Jovene. Jean: De la «libertad de prensa» . pág. 18 o sosteniendo medios de comunicación social propios..30 hf. véase entre otros. Claudio: La pubblcità «istituzionale» delle Regioni. La STC 105/83 en su FJ-11º hace una afirmación que ha pasado desapercibida pese a su importancia: "inexistencia por parte de éstas (los particulares) de la obligación de facilitar información y la modalización de esta obligación en los órganos públicos" (-el subrayado es nuestro-). bien indirectamente (subvenciones. el Öffentlichkeitsarbeit del Estado y el poder del Estado de informar a la ciudadanía sobre cuestiones como los productos perjudiciales para la salud o las prácticas de las sectas religiosas.cit. pág.. Sea como fuere. El propio HERZOG advierte de esta posibilidad jurídica con el fin de asegurar una adecuada y correcta formación de la opinión individual en el caso de que sea imposible lograrlo de otro modo. Este planteamiento ha llevado a justificar la existencia de un servicio público de la información. CHIOLA. Christof: Aufklärung durch staatliche Publikumsinformationen. . pág. en: "Univ.2192 y ss. incluso de un monopolio estatal sobre determinados medios de comunicación.. . of California Law Review" Vol. ob. NORDESTAM/DIMENTO: Right-To-Know: Implications of Risk Communication Research for Regulatory Policy. pág. Con claridad RIVERO.1 y ss.R.

. 1977 CD-III ha llegado a sostener.. . Carmen: El servicio público. .. previsibilidad y certeza. . Linee generali della legislazione e della giurisprudenza costituzionale per l'impresa di informazione e la professione giornalistica. sentencia nº94. Polity Press. WAHL/MASING: Schutz durch Eingriff . sus motivos y consecuencias.. ¿una amenaza o una garantía para los derechos fundamentales?. BASTIDA FREIJEDO. Una crítica general a esta técnica.363 y ss. el carácter de "servicio público en sentido objetivo" de los grandes medios de difusión. y KEANE.cit. y a aquel contenido mínimo de la libertad de información («contenido esencial». véase REGOURD. etc.II. calculabilidad. Reflexiones sobre el caso de la televisión.II de su La radiotelevisión .115 y ss.) sin el cual ésta dejaría de serlo y en cuyo respeto se cifra la vinculación del legislador al derecho fundamental (juicios de proporcionalidad y adecuación constitucional que realiza la jurisdicción constitucional)19. pág. ob..21 CI de un interés general en la información. y el Cap.. Padova 1992. así como fuente de referencias. pág. pág. ob.356 y ss. ob..209. Serge: La dualité public-privé et le droit de la communication audiovisuelle. 19 legislador. Vol. Civitas.cit.. Madrid 1991. En Italia la Corte cos.: La libertad de antena . especialmente pág. apoyándose en una tutela implícita en el art. pág.943 y ss. SCHMIDT-JÖRTZIG. CEDAM. pág. garantía institucional de la libertad. pág..cit. française du Droit Administrative" nº3 (1987)... Véase CORASANITI. en: "Estudios sobre la Constitución Española. Cap. . Homenaje a García de Enterría". en especial pág.39 y .II pág.XIV y XV. Cambridge/Oxford 1991. Giuseppe: Diritto dell'informazione. Edzard: Die Einrichtungsgarantien . ob. en: "Rev.cit. John: The Media and Democracy. 19 .: Aspectos constitucionales .148 y ss.cit. Juan J. Véase para España CHINCHILLA MARIN..Cap. Francisco J. y SOLOZABAL ECHEVARRIA. ob.. está sujeto en su actuación a los criterios mínimos que le impone el Estado de Derecho.557 y ss.

sino también deberes positivos por parte de éste" Y el TC se apoya en el art. obligación que adquiere especial relevancia allí ss. "(.2 y cita diversos ejemplos concretos de este deber..9. sino también la obligación positiva de contribuir a la efectividad de tales derechos. no exento de justa polémica. véase también el FJ-1º -el subrayado es nuestro-) Doctrina que encuentra su desarrollo. deber que afecta al legislador. mencionando el citado párrf. en la STC 53/85 (curiosamente también referida al aborto): "Los derechos fundamentales no incluyen solamente derechos subjetivos de defensa de los individuos frente al Estado y garantías institucionales.3 del art. Por consiguiente. 20 El TC también ha postulado un deber positivo del Estado de protección de los derechos fundamentales.1) se traduce en un deber positivo de dar efectividad a tales derechos en cuanto a su vigencia en la vida social. en el ámbito sus funciones respectivas. cuando los poderes políticos han violado tal deber" (STC 18/84 FJ-6º.. y de los valores que representan.20 CE.) que la sujeción de los poderes públicos a la Constitución (art. de la obligación del sometimiento de todos los poderes a la Constitución no solamente se deduce la obligación negativa del Estado de no lesionar la esfera individual o institucional protegida por los derechos fundamentales. De donde resulta que el recurso de amparo se configura como un remedio subsidiario de protección de los derechos y libertades fundamentales. que: "De la significación y finalidades de estos derechos dentro del orden constitucional se desprende que la garantía de su vigencia no puede limitarse a la posibilidad del ejercicio de pretensiones por parte de los individuos. . al ejecutivo y a los jueces y tribunales.9. quien recibe de los derechos fundamentales «los impulsos y líneas directivas». para añadir a continuación de una interpretación axiológica del fundamento de los derechos. sino que ha de ser asumida también por el Estado. Ello obliga especialmente al legislador. aun cuando no exista una pretensión subjetiva por parte del ciudadano.

27-) impone a los poderes públicos el deber de garantizar su efectiva vigencia y. véase por todos el voto particular del magistrado RUBIO LLORENTE. sin la cual no sería posible el ejercicio eficaz de los derechos fundamentales que el art. en conexión con ella. en su caso. el TC ha aplicado esta doctrina en la interpretación del alcance del art. las titularidades y obligaciones subjetivas que repute a tal fin necesarias".1) y. La significación que estos derechos adquieren dentro del orden constitucional (-se refiere al art. Véase la STC 129/89 FJ-3º: "En su dimensión objetiva. que informan todo el ordenamiento jurídico.20. se erigen en componentes estructurales básicos del mismo en razón de que son la expresión jurídica de un sistema de valores que. actuaciones positivas de este género" (FJ-5º -el subrayado es nuestro-) 20 . .2 imponen.15 CE. obliga al legislador a proteger los valores positivizados y formalizados en el ordenamiento a través de los derechos fundamentales. sin duda. 21 donde un derecho o valor fundamental quedaría vacío de no establecerse los supuestos para su defensa" (FJ-4º -el subrayado es nuestro-)20 En lo que atañe a esta materia.3 CE para los medios de titularidad estatal y en el régimen jurídico de las televisiones de titularidad privada.9. En el primer caso la STC 6/81 ya advierte que: "La libertad de los medios de comunicación. los derechos fundamentales. fundamento jurídico 4º). de 11 de abril. reconociendo.20 de la Constitución enuncia.1. además de no estorbarla. De lo discutible de las consecuencias que el Tribunal infirió de esta doctrina y su interpretación axiológica en el caso del aborto y la protección del derecho a la vida del art. entraña seguramente la necesidad de que los poderes públicos. por decisión del constituyente ha de informar el conjunto de la organización jurídica y política (STC 53/1985. adopten las medidas que estimen necesarias para remover los obstáculos que el libre juego de las fuerzas sociales pudieran oponerle. el mandato genérico contenido en el art. especialmente. La cláusula del Estado social (art.

22 Sin que de ello quepa derivar derechos de prestación. El TC advierte que "se requiere también la preservación de un determinado modo de producirse de los medios de comunicación social" para garantizar la igualdad y efectividad en el ejercicio de los derechos del art. que hasta el momento parece utilizada con coherencia por el alto Tribunal. aunque señala la falta de decisiones del TC acerca de la libertad interna.1 CE y para evitar lesiones a otros bienes jurídicos. 21 . dice esta misma sentencia.3 del art. en: "Rev.20 CE se agota en el mandato al legislador que "concede a esos grupos al menos el derecho a exigir que no se haga nada para impedir dicho acceso". en lo que toca al concreto régimen de la televisión de ámbito nacional. contemplándose esa posibilidad. la necesaria existencia de un sector público en el ámbito de la comunicación (STC 86/1982. Acerca de la doctrina del Tribunal Constitucional en materia de libertad de expresión. quiebra en la segunda de sus aplicaciones. la exigencia que acaba de recordarse en orden al respeto al pluralismo social y político en el acceso a estos medios (FJ-6º -los dependientes del Estado-)" (-el subrayado 21 es nuestro-) Sin embargo esta doctrina. Recordemos que los sendos votos particulares a las SSTC 6/81 y 86/82 defienden la necesidad de la existencia de ese sector público de la comunicación para dar acceso a las minorías. El alcance del párrf. Derecho de acceso que posee la calidadel de derecho de configuración legal y referido a "grupos significativos" de carácter social o político. añade el fundamento jurídico. pero sí impone. Dice esta última que: "No se prescribe en esta disposición. SOLOZABAL rechaza una presunta protección sin paliativos de la libertad de tendencia. sin duda. Doctrina que reiterará en sentencias como la 86/82 FJ-3º o la 63/87 FJ-6º. de Estudios Políticos" nº77 (1992). pág. de 23 de diciembre). .240 y ss.237 y ss.20. pág.

No en vano.cit.233 y ss. pág. BASTIDA se hace eco de esta cuestión y advierte la incoherencia del Tribunal español. véase las referencias de WINDSHEIMER. la intervención ordenadora del Estado seguiría siendo legítima por la necesidad de preservar al público de influencias sesgadas. las propuestas de regulación del régimen de los medios de comunicación se han denominado leyes relativas a la libertad de comunicación o a la protección de la libre formación de la opinión. con la prensa.. y las decisiones del C. de salvaguardar la libre formación de la opinión pública22. 4. 1976 CD-5. 238(295 y ss). Entwurf eines Gesetzes zum Schutze freier Meinungsbildung und Dokumentation des Arbeitskreises Pressefreiheit. Parece que el TC se decanta por la doctrina del positive Ordnung que desarrolló el BverfG en la FRAG-Urteil (E 57. Sobre esta sentencia véase.. Tübingen 1972. Martin: Medienfreiheit .. Luchterhand.cit. que no considera una obligación del legislador adoptar ese positive Ordnung. por tanto. pág. 7 y 8. en sentencias como la nº225. 295[319] y ss). 1981 CD-2º y 3º. STOCK. E 83. 6 y nº148. como así sucede.C. Véanse las dos propuestas que de leyes se han hecho en la RFA y los diversos comentarios que acompañan a los textos en Pressefreiheit. sin embargo.. 84-181 y 86-217. nº202. Y aun cuando ese pluralismo externo pudiera ser posible una vez allanadas las dificultades de orden técnico y económico. en su La libertad de antena . . ob.336 y ss. y reiterada en la última de las sentencias sobre radiodifusión en la RFA. 23 a la vista de las dificultades técnicas y económicas del acceso al medio televisivo. 22 . que justifica la regulación legal del medio televisivo en la improbabilidad de un pluralismo externo espontáneamente surgido de la libre competencia entre empresas privadas de radiodifusión. Criterios parecidos adopta la Corte cos. ob. entre otros. . . Mohr. Berlin 1970 y Entwurf eines Gesetzes zum Schutze freier Meinungsbildung. 1974 CD-2.

plural. reguladora del derecho de rectificación. de 26 de marzo. 23 . pues. pero no veda. Loi du 30 Septembre 1986.1 de la Ley Orgánica 2/1984. Véase también la Ley francesa nº86-1. . que el TC ha convertido en un derecho de acceso cualificado y no en un instrumento de control sobre la veracidad de la información. afirma en el FJ-6º de la STC 12/82 que siendo el pluralismo político "uno de los valores fundamentales del Estado de Derecho que la Constitución crea y organiza". su tutela está en función de su contribución a esa formación de la opinión pública. Valor el del pluralismo al que somete incluso la garantía del derecho de rectificación. Así la STC 35/83 FJ-4º lo . El Tribunal en sus argumentos no menciona para nada este extremo.. es ésta la que debe ser. Cierto es que el concepto de información y la falta de mención a medio de comunicación alguno en el precepto constitucional dificulta. Comission Nationale de la Communication et des Libertés/La Documentation Française. 24 El TC también podría justificar esa ordenación positiva en la protección del público receptor frente a la información que se le pueda transmitir por dichos medios. Paris 1987. Acceso cualificado porque se legitima a quien estime vulnerado un derecho o bien jurídico propio.175 y ss. lo que no le impide sostener esa necesidad ordenadora. en su caso.067. los medios de comunicación "tienen ellos mismos que preservar el pluralismo" si pretenden producirse "dentro del orden constitucional". a la que el TC ha agotado su eficacia en la imposición de un deber de diligencia al informador23. de enero de 1989) y el comentario que le dedican DELCROS/VODAN: La Liberté de Communication.. art. pág. Hans: Die «Information» .cit. No en vano. relativa a la libertad de comunicación (modificada por la Ley nº88-25. ob. Analyse et commentaire. de 30 de septiembre de 1986. que el propio TC pueda sostener como aspecto esencial de esta ordenación la pluralidad informativa porque la ordenación lo es de la forma de transmitir los mensajes.

191 y ss y pág.. por consiguientes. la rectificación no es "una sanción jurídica derivada de la inexactitud de lo publicado". en: "Rev. En la 206/90 se insinúa la posible inconstitucionalidad por omisión de la Ley 10/1988 sobre televisión privada al dejar de hecho sin regular la televisión de ámbito local y.287 y 288. es. véase en este momento las apreciaciones críticas sobre esta doctrina en CARRILLO. El magistrado RUBIO LLORENTE pone de manifiesto en su voto particular a la primera sentencia que se ocupa de la cuestión STC 12/82 el error en el que incurre el TC24: califica de derecho instrumental para la rectificación de información que pueda ser "lesiva de derechos propios". Marc: Derecho a la información . La 119/91 insinúa también la posible inconstitucionalidad del régimen de licencias para emitir por radio. VILAS NOGUEIRA. o la STC 168/86 cuando sostiene que el procedimiento judicial en aplicación de aquella ley no tiene por finalidad establecer la verdad de las versiones contrapuestas y. 206/90 y 119/91. Una insinuación que se convierte en una afirmación en las SSTC 31/94 y 47/94. José: El «derecho» a la información mendaz (Algunas consideraciones sobre la Jurisprudencia Constitucional acerca de la libertad de información). véase el voto particular de RUBIO LLORENTE a la STC 189/91. necesaria para ordenar el ejercicio del derecho a informar o a expresarse a través de la televisión. Sentencia cuya doctrina se reitera en las SSTC 74/82.195 y ss. a juicio del TC. de Derecho Político" nº27/28 (1989). 79/82.cit.281 y ss. Sin perjuicio de lo que se diga más adelante. como de la creación de un medio de difusión. La STC 41/94 lo considera una obligación del medio de comunicación. a juicio del TC. 25 Sin embargo. 24 . . pág. pág. en la línea del TC. FJ-2º. (FJ-4º).. . la existencia de una regulación tanto del acceso privado a las ondas. una "decisión política". excluir así toda televisión que no sea de ámbito nacional (FJ-8º). pág. ob.

aunque se le haya dejado su configuración o.235. seguramente. Francisco J. en este caso. en consecuencia. resolver acerca de cuál sea el momento oportuno para establecer las normas organizativas necesarias para el ejercicio de algunos derechos fundamentales que. califica a aquella de medio privilegiado cuya regulación se reserva en exclusiva al Estado para que esté establezca las condiciones básicas de su régimen en todo el territorio nacional para asegurar la igualdad (art. refiriéndose a las normas que organizan el ejercicio de un derecho como. . Véase BASTIDA FREIJEDO. como tantas veces se ha repetido.. ob.: Las televisiones regionales en España. no son tampoco simplemente derechos reaccionales y no pueden ser ejercidos en ausencia de organización. incluso. La STC 248/88 (FJ-5º). dentro de ciertos márgenes de difícil precisión a priori. ignorarlos. Puede regular de distinta manera -sin infringir el límite que marca el art. mero ejecutor de la Constitución.: La libertad de antena . Lo que no puede hacer el legislador es negarlos. pág.20. 26 "El legislador no es.239 y ss. Francisco J. véase BASTIDA FREIJEDO. pág.149. pág.. lo que equivale a lo mismo. en: "Autonomies" nº7 81987). y el ATC 1325/1987.el contenido concreto de los derechos garantizados e.1 de la Constitución. su contenido esencial" (-el subrayado es nuestro-) Y añade para culminar su razonamiento. Un criterio similar al utilizado para la radiodifusión es el que sostiene el TC en materia de vídeos comunitarios.cit.1-27 CE).20 y ss. véase SSTC 181/90 y 189/91. . y anular. pág. en concreto sobre la doctrina del TC. pero en este caso referido a la compatibilidad entre el art. resolviendo un conflicto de competencias sobre la gestión del servicio de radiodifusión en régimen de concesión. pág. dictando normas reguladoras de una actividad que implica el ejercicio de un derecho como si tal derecho no existiera. porque no depende de él su existencia. el de difundir información a través de la televisión: Para todos estos temas. Véanse especialmente los votos particulares de RUBIO LLORENTE y RODRIGUEZ PIÑERO a la última sentencia citada.251 y ss.57 y ss.1 a) CE y el plan técnico municipal que protege el uso legítimo del dominio público (se trata de la necesaria licencia municipal para instalaciones de vídeo comunitario que tiendan cables a través de la vía pública).53. sin ser derechos de prestación.

en: "La Constitución española y las fuentes del derecho" Vol. Las decisiones acerca de la existencia o inexistencia de una libertad 25 no pueden ser consideradas nunca cuestiones políticas" b) La protección refleja del receptor de información y la relación informativa. la interpretación de la Constitución. y su intensidad y extensión está en función de la intensidad y 25 . Las SSTC 31/94 y 47/94 fundan su fallo. tan importante en esta materia. Sin embargo. de una decisión del legislador.64 y ss. cuando su ámbito es local. la existencia de aquel derecho no se hace depender de la ley que regula la organización de su ejercicio porque su vigencia deriva de la propia norma constitucional. existencia de un sector público de la comunicación-. pág. Una omisión que hace depender la existencia del derecho a crear televisión. y su prólogo al libro de ALONSO GARCIA. pág.53 y ss. Intensidad y gradación de la intervención del Estado La intervención del Estado también se contagia de la gradación que caracteriza la protección de la información. en la morosidad del legislador en el cumplimiento de su deber de regular la radiodifusión de ámbito local una vez que lo ha hecho de la de ámbito nacional.XXI. derechos de configuración legal y derechos legales. El derecho a crear medios de comunicación es un derecho de configuración legal porque así lo exige su propia naturaleza. de Estudios Fiscales. RUBIO LLORENTE condensa en este voto la diferencia entre derechos de prestación. pág. Inst.) el legislador está constitucionalmente obligado a establecerlas. véase RUBIO LLORENTE. sin que ello signifique que el Estado venga obligado a crear y mantener medios de comunicación propios o ponerlos a disposición de los particulares -derecho de prestación. Madrid 1979. Francisco: La Constitución como fuente del Derecho. y la afirmación de la inconstitucionalidad por omisión. . 27 "(..I.. no es competencia suya resolver sobre si debe hacerlo o no.

En cualquier caso. vale decir. .117 (1992). pág. Hf. . en la relación informativa (no sólo normas sobre conflictos con otros bienes.481 y ss. En este planteamiento la protección del receptor o demandante de información también se gradúa. y su naturaleza económica o técnica contribuyen a la satisfacción del interés colectivo en la información.. Javier: El Legislador . . . configuración-regulación del ejercicio y normas sobre conflictos véase en HOFFMANN-RIEM. 28 extensión con las que la realidad intervenida. es casi inexistente en el caso de la simple manifestación y divulgación de opiniones sobre cuestiones sin relevancia pública por la palabra. pág.422 y ss.cit.cit. Sobre las diversas categoría de ordenación legislativa en general consúltese la ob.5 Grundgesetz . ob. ob.und Schrankengesetzen im Bereich der Rundfunkfreiheit.38 y Massmedien . habitualmente los medios de comunicación. Por ello. Wolfgang: Art.544 y ss. en: "Archiv des öffentlichen Rechts". de JIMENEZ CAMPO. Este tipo de regulaciones. Véase también JIMENEZ CAMPO. de concreción-desarrollo.. nºmarg. el escrito u otro medio que no sea considerado de comunicación social (sólo regulaciones de conflicto con otros bienes jurídicos). Un ejemplo de ensayo de distinción entre leyes de configuración y desarrollo y de leyes de limitación puede verse en RUCK.4 Bd. Silke: Zur Unterscheidung von Ausgestaltung.. pág. ob.cit. y más fuerte en los casos del ejercicio del derecho a comunicar información a través de la prensa o la radiotelevisión...cit. Como regla general se entiende realizada de manera refleja con la acción positiva del Estado y sólo goza de garantías específicas en aquellos casos en los que así lo establezca el legislador. sólo serán garantía de un derecho individual a ser informado. si el objeto de su derecho es un mensaje que pueda calificarse 26 . también normas sobre concreción o desarrollo del derecho fundamental y normas de configuración o regulación de su ejercicio)26..

una garantía institucional que recae sobre dichos medios de comunicación que son "factor y medio" de la formación de la opinión pública. En el caso español.1 d) CE. la cuestión plantea ciertas dificultades de las que nos ocuparemos en los siguientes epígrafes. califica como sujetos de este derecho a "la colectividad y cada uno de sus miembros" (idea de incierto significado. o de aquella otra información que no sea la definida jurídicamente como propia de la relación comunicativa. órgano o instrumento el profesional del periodismo. se acrecienta con respecto a acontecimientos que por su entidad pueden afectar a todos y por ello alcanzan una especial resonancia en el cuerpo social (. no sin discusión. Así queda excluida la simple recepción de opiniones. pensamientos o ideas. entre la noticia y cuantos no están así en condiciones de conocerla directamente.. Mientras ordenamientos constitucionales como el alemán y su específica mención a la prensa y al derecho a informar a través de la radio. puesto que a él concierne la búsqueda de la . ninguna jurídica. Sin embargo.)" (FJ-4º -el subrayado es nuestro-) Y la STC 105/83. Ya la STC 30/82 sostenía: "Este papel de intermediario natural desempeñado por los medios de comunicación social.20. que se beneficiaría del reflejo de la tutela de la libertad de expresión. La garantía institucional ha servido para atribuir la función de satisfacción de aquel interés colectivo a los medios de comunicación social que por razones de diversa índole. radica en la identificación del sujeto o institución llamados a desempeñar las funciones atribuidas por la Constitución a través de la garantía institucional. 29 de información. al final de párrafo tantas veces citado donde asienta la autonomía del derecho a comunicar información sobre el "interés colectivo en el conocimiento de hechos que puedan encerrar trascendencia pública".. televisión y cine. se les considera medios idóneos para llevarla a cabo. permiten sostener. nunca esclarecido) y: "del que es asimismo sujeto. el momento decisivo en la afirmación de la existencia de una garantía institucional del interés general en la información en preceptos como el art.

1 d) CE del derecho a recibir información tiene la única misión.cit.43 y ss.43. a pesar de carecer de mención explícita o implícita en el texto constitucional a medio de comunicación social alguno.cit. pág.. pero también su límite. incluso las garantías institucionales.20. de introducir en nuestro ordenamiento este planteamiento reductor. La dogmática institucional-funcional parte de que el legislador tipifica normativamente situaciones o relaciones vitales existentes. igual que la recepción de información que no sea la ofrecida por ellos. no haría sino «declarar» este límite al legislador recogiendo y preservando esa circunstancia vital. La norma encuentra su objeto. . ob. Esta interdependencia entre constatación sociológica y tutela jurídica puede encontrar explicación en el interior de la propia dogmática.cit. La genérica relación comunicativa entre un emisor y un 27 . Peter: Die Wesensgehaltgarantie .. pág. ob. en este caso la relación informativa.. a juicio de un amplio sector doctrinal. La mención en el art.d) con la satisfacción del interés colectivo en la información a través de los «massmedia» y sus profesionales. PAREJO ALONSO. . Edzard: Die Einrichtungsgarantien . 30 información y su posterior transmisión" (FJ-11º -el subrayado es nuestro-) El ejercicio del derecho a comunicar información por cualquier individuo fuera de estos medios "regulares" (STC 165/87 FJ-10º) cae fuera de la superprotección dispensada por la garantía institucional. SCHMIDT-JÖRTZIG.. La cláusula del «contenido esencial». pues el tipo normativo no puede abstraerse de la realidad subyacente que juridifica. ob. Véase HÄBERLE. pág. identificando la "función institucional" del apart. . . Estos no son sino los agentes del derecho del público a la noticia que desempeñan una función pública en la satisfacción de aquel interés y que se integran en una "garantía institucional de carácter objetivo" (STC 159/86 FJ-8º)27.. Luciano: Garantía institucional ..117 y ss. en esa realidad que regula.

Sin embargo. pág.26. los profesionales de la información o los medios de comunicación28. sino en función de la efectividad de esa relación. Véase un ejemplo de esta diferencia en QUADRA SALCEDO. Cap. el secreto profesional.209 y ss. .39 y ss y pág. la libertad interna. los usuarios de los medios de comunicación29. Maurizio: Giornalismo . y un determinado receptor. Y los distintos derechos de los partícipes en esa relación se protegen no para satisfacer sus intereses particulares. la superprotección que se otorga 28 .21 CI en su Libertà di informare . Véase JARASS. Tomás: La cláusula de conciencia: un Godot constitucional. ob. ob.20.1 d) CE tiene la función de remitir al legislador la resolución del posible conflicto entre la «libertad de tendencia» del propietario y la «libertad de expresión y conciencia» del periodista. del interés en ser objetivamente informado del que ocupa la posición pasiva.45 y ss.. . pág. pág. De LIPARI se ha tomado esta idea de la relación informativa que el describe como contenido del art. donde se sostiene que el titular del derecho a comunicar información es el propietario del medio de comunicación y la cláusula de conciencia del art. especialmente su IIª Parte y PEDRAZZA GORLERO. Stampa. Berlin 1969. 29 . ob. española de Derecho Constitucional" nº22 (1988). en: "Rev. Bernd: Die Träger der Pressefreiheit nach dem Grundgesetz. PACE duda de la relevancia jurídica de esta relación. la cláusula de conciencia o el derecho de acceso adquieren un sentido distinto. . y nº23 (1988).53 y ss. 31 receptor se especifica en la relación informativa. que es aquella relación comunicativa merecedora de la garantía constitucional máxima en la que intervienen un determinado emisor. pág. y REBE.. Duncker & Humblot.cit.cit. sobre todo. ...7 y ss. Distinción relevante dado que según a quien se atribuya la titularidad del derecho a informar.: Die Freiheit der Massmedien .cit.. Giornalismo. Hans D. Dice el autor que se trata de caracterizar a la información como una relación protegida en función..

32 a la relación informativa viene acompañada de una más intensa intervención estatal en su ámbito. su conducta informativa se somete al mismo tiempo a ciertos deberes: Radiotelevisione. curiosamente pretenden encontrar sustento en la satisfacción de un supuesto derecho del público a la noticia. Problemi Costituzionali e indirizzi di Giurisprudenza. ob.502 y ss.221 y ss y pág. . sino que también ha servido para revestir a los medios de comunicación de especiales protecciones y colocar a los profesionales a su servicio en una posición jurídica privilegiada. José Mª: La información como Derecho . Padova 1983. pág.1. . 118(121) sobre la prensa.20. su "libertad" como institución es el aseguramiento de los "titulares y representantes de la opinión pública en interés de la democracia". pág. pág.cit. Los dos aspectos..12 y pág.214 y ss. pág. reforzamiento de la libertad e intervención del Estado. ob.4 y 5 CE . Como un efecto de feedback producido por los poderes jurídicos especiales que pretenden arrogarse esos "titulares y representantes de la opinión pública". Véase en FERNANDEZ MIRANDA. 2.18.. CEDAM..33. Como dijera la BVerfGE 10. El derecho del público a la noticia y la «función pública» de los medios de comunicación La afirmación de la garantía institucional del interés colectivo en la información no sólo ha supuesto dotar de un más amplio margen de maniobra a la acción legislativa. pero perfectamente aplicable al resto de medios de comunicación.224 y 225.2. . pág.cit.20. que apoya su exégesis del art..1 CE sobre la "relación jurídica informativa". y DESANTES GUANTER. La intermediación de los medios de comunicación social entre la información y la colectividad que encierra la defensa del derecho del público a la noticia descansa en la protección funcionalizada del derecho a comunicar información. Alfonso: Art.

periodistas o editores) pueden estar sometidas a ciertas restricciones derivadas de esa responsabilidad o deber. una mayor responsabilidad moral y jurídica en quien realiza la información. pág. Alessandro: Stampa. Wolfgang: Massenmedien .129 y ss. que son justificables en un sociedad democrática para salvaguardar otros intereses o bienes jurídicos. . ob.... ob. soldados.). lo que fue interpretado por el TEDH en el Caso Handyside (7-12-1976) como aquellas restricciones que puedan imponerse en atención "a la particular situación de la persona que ejerce la libertad de expresión y los deberes y responsabilidades que corresponden a esa situación" (§. pág.cit. . El art. ob. Radiotelevisione .20.cit. Esto le ha permitido declarar compatible con el Convenio que las personas en determinadas situaciones (funcionarios.cit. CUFFARO.1 d) de la Constitución. un "deber de solidaridad política" con las instituciones del Estado democrático.49). pág. pág... a imponer incluso deberes como el que la STC 51/85 establece. Claudio: L'Informazione .. . ob.2 del Convenio europeo para la protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales prescribe que "el ejercicio de estas libertades" pueden entrañar "deberes y responsabilidades". O'BRIEN. si de una parte implica. HOFFMANN-RIEM. policías.. lo que eleva a límite implícito a la crítica pública 30 . véase DIJK/HOOF: Theory and Practice of the European Convention on Human Rights.. pág.397 y ss.cit. Deventer/Boston 1990 (2ª edic. como señalan las Sentencias impugnadas. de otra exige una rigurosa ponderación de cualquier norma o decisión que coarte su ejercicio" (STC 159/86 FJ-6º)30 Tesis que puede llevar.421 y ss. véase CHIOLA.10. pág. Sobre este doble efecto reforzante/limitativo. PACE.33 y ss. .cit. Vicenzo: Profili civilistici . . . Véase la opinión de la Comisión en el Caso Kosiek (28-08-1986) o las distintas opiniones en el Caso Glasenapp (8-08-1976). David: El derecho del público ..18 y 54. desde esta perspectiva. Giornalismo. ob.. Kluwer. 33 "Esta posición preferencial del derecho fundamental reconocido en el art.59.

. considera que.71.pen.20. STC 371/93 FJ-5º. con la STC 190/92 donde no se da amparo a un miembro de Herri Batasuna condenado por el mismo delito a consecuencia de ciertas declaraciones hechas en la radio. art.23 CE y su inviolabilidad parlamentaria. sus argumentos se alejan afortunadamente de esa doctrina del "deber de solidaridad" política con las instituciones. existe aquel límite implícito indicado en el texto que justifica la sanción penal y el decaimiento de su derecho fundamental tanto a expresarse como a informar. Se trata del asunto Castell. Como es sabido el TEDH sentenció en sentido contrario a estas afirmaciones del TC apoyándose precisamente en la importancia de la crítica de los poderes públicos para el funcionamiento del Estado democrático. aunque este tipo de «límites implícitos» de dudosa constitucionalidad reaparecen en ocasiones.).1 a) CE. Este planteamiento resume en sus líneas maestras la doctrina de la función pública de los medios en la que se pretende 31 . motivado por la publicación de un artículo periodístico de su autoría. Compárese ese asunto. no obstante. Este Senador recurría en amparo su condena por un delito de injurias al Gobierno (art. que incluso pretende apoyarse en la STEDH sobre el mencionado asunto Castell. deslindándola del art.1 CE. al entender que se habían lesionado su derecho a acceder al cargo público y participar en los asuntos públicos del art. Pese a lo discutible del fallo del Tribunal en la citada STC 190/92. y de rehusar que fuera aplicable al caso. 34 de sus actos (FJ-10º)31. Esta doctrina del TC no ha tenido continuidad. sentencia del 23-04-1992. El TC después de hacer una estricta interpretación del sentido de la prerrogativa. en particular si la hace un parlamentario e incluso cuando esta pueda ser hiriente. por ejemplo.161 Co. como el caso en el que un miembro de las Fuerzas Armadas ve limitada su libertad de expresión por obra de un "deber de fidelidad» a la Institución en la que sirve.

Berlin 1978. rev. DAGTOGLOU.Beck. Duncker & Humblot. ambas tesis descansan sobre una anómala interpretación del contenido de aquella función. Edgar: Zur «öffentliche Aufgabe» grundrechtsgeschützer Presse. Studienkreis für Presserecht und Pressefreiheit (Hrsg.IV y V. De un lado la relación informativa se concibe como un proceso de consumo de información por la colectividad donde los medios les toca desempeñar el papel de proveedores.cit. ob. esa relación se concibe como trasunto de la relación representativa parlamentaria. Cap. Varios Autores. SCHEUNER. aunque las leyes de prensa de los Länder recogen un apartado dedicado a esta función.195 y ss. Listl/Rüfner (Hrsg. Stuttgart 1963. y aument.: Die öffentliche Aufgabe der Presse im System des modernen Verfassungsrechtes.Gesammelte Schriften". Wien 1962. En el primer caso.. 35 hacer converger una doble cualidad de la relación informativa y que inspira consecuencias diversas.). . pág. su fuente debe buscarse en la doctrina alemana de la función pública de la prensa y de la radiotelevisión. De otro lado. Helmut K. CZAIKA. Scheuner. . pág. pág. Ulrich: Privatwirtschafltliche Strukturen und öffentliche Aufgaben der Presse.Beck. De entre la numerosa literatura al respecto consúltese entre otros RIDDER. München 1980. C.H.. Dieter: Pressefreiheit . KULL.).379 y ss. Festschrift für Martin Löffler zum 75.. Es un tema polémico en Alemania. Sin embargo. Kommentar. Kohlhammer. Véase LÖFFLER/WENZEL/SEDELMAIER: Presserecht. Staatstheorie und Staatsrecht .226 y ss. Verband Österreichischer Zeitungsherausgeben. Geburtstag". derivada de su cualidad institucional y del especial régimen jurídico al que están sometidas32.J.H.. en aparente consonancia con la raíz democrática de la dogmática institucional-funcional de los derechos fundamentales.. Reiterada 32 . Prodromos: Wesen und Grenzen der Pressefreiheit.). en: "Presserecht und Pressefreiheit. en: "U. München 1983 (3ª edic. C.

Sobre la prensa véase entre otras las E 20. televisión y cine como "libertades sirvientes" de los derechos a manifestar y divulgar la propia opinión y a informarse en las fuentes de acceso general de la primera parte del art. 25(36 y ss) sobre el reparto de frecuencias para aumentar la oferta de canales favoreciendo así el interés del público en la pluralidad informativa. pág. y. la inspiración proviene de la teoría 33 . se estima que la prensa cumple con su función en la libre concurrencia privada de empresas periodísticas. E 73. . Todos ellos son "factor y medio" de la formación de la opinión. pág. . E 31. Así las BVerfGE sobre radiodifusión. no se deduce de ello su carácter de intermediarios. Wolfgang: Massenmedien . 297(323) y E 83.411 y ss.2 (1987). 118(152). ob. E 57. 36 jurisprudencia del BVerfG califica a la libertad de prensa y a la libertad de informar a través de la radio. y la E 88. mientras la radiodifusión está fuertemente intervenida por la ordenación legislativa. E 12. En ella se sostiene que el medio no tiene una pretensión a prestaciones financieras a cargo del Estado como compensación por su intervención a través del positive Ordnung.cit. y SCHMITT-GLAESER. Recuérdese que en la RFA..215 y ss.1 LFB.229 y ss. 116(133). Sin embargo. pág.5. en: "Archiv des öffentliches Rechts" Bd. Walter: Die Rundfunkfreiheit in der Rechtsprechung des Bundesverfassungsgerichts. 295(320). HOFFMANN-RIEM. tampoco el derecho individual a informarse en las fuentes de acceso general queda vaciado por ello de contenido33. 314(326). 205(260).. 162(175) y E 66. a las que hay que añadir la E de 6-10-1992 acerca de las limitaciones de la financiación publicitaria del "tercer canal" de la televisión pública del Estado de Hesse. En el segundo caso. Véase por todos. E 74.112 Hf. 238(295-296). sino sólo ciertos deberes positivos de protección del legislador para asegurar la libertad e igualdad en el proceso de comunicación en el que aquella se forma y en el que participan de forma destacada.

US. Cambridge/New York/Port Chester/Melbourne/Sydney 1990. STEPP. 34 . New York Times CO.186 y ss. Véase GERALD. 35 . 1967. pág.Edward: La responsabilidad social de la prensa. pág. En ella se pretende sostener que los periodistas gozan de la condición de representantes del derecho del público a estar informado. PETERSON. pág. Barcelona 1987. precisamente. sino también en su «espada» para hostigar al poder público. Sobre esta «representación» de los intereses de la colectividad se ha intentado justificar ciertos privilegios de los medios de comunicación. la solidez del argumento de la representación del «derecho del público a saber» argüido por el periódico y aceptado en la . 37 de la responsabilidad social de la prensa.Press. Theodore: La teoría de la responsabilidad social de la prensa. SAAVEDRA LOPEZ. De entre las diversas opiniones disidentes debe destacarse la del juez BURGER que pone en duda. 403 U.Ct.S. 713 (1971). Ariel. en: "Tres teoría sobre la prensa en el mundo capitalista actual".: Access in a Post-social Responsability Age. Cambridge Uni. en: "Democracy and the Mass Media.). Arzac). justo el efecto contrario a la tesis alemana35. Entre la utopía y la realidad. poniendo toda acción del Estado bajo una fuerte sospecha de inconstitucionalidad. Libreros Mexicanos Unidos. En ella el «derecho del público a saber» transforma (utilizando unos términos que tuvieron fortuna en la doctrina norteamericana) la libertad de prensa no sólo en un «escudo» del periodista para cobijarse de los ataques del Estado. Carl S. Sin duda el caso clásico es el S. Siebert/Peterson. vs.98 y ss. Modesto: La Libertad de expresión en el Estado de Derecho. United States. Ediciones de la Flor. desarrollada en los EEUU34. México 1965 (trad. Lichtenberg (edit. asunto de los «papeles del Pentágono».87 y ss. como si de un cuarto poder se tratara. extendida a todos los profesionales de la información. A Collection of Essays". J.

el derecho a ser informada de la colectividad no es más que un derecho a ser representada por los medios de comunicación y estos en ejercicio de dicha representación son rodeados de garantías especiales y acreedores de poderes jurídicos de los que carece el individuo aislado.cit. ob. de la voluntad política del pueblo y de la voluntad jurídica del Estado.. Ciertamente en un Estado democrático no hay un derecho a ser representado. . Consúltese también el último capítulo de POWE. que sólo se sostiene sobre un concepto de representación más acorde con el principio democrático. donde se hace una vigorosa defensa de esa "representación" ostentada por la prensa. gravar con deberes y responsabilidades el ejercicio de su derecho a informar. Si se desea hacer paralelas sentencia. . sino a participar en los asuntos públicos bien de forma directa o a través de representantes. Thomas I. el ordenamiento puede sujetar la libertad de los medios al correcto desempeño de su representación y.. para esta doctrina.: First Amendment Doctrine and the Burger Court. En todo caso. En rigor. pág.: The Fourth Estate . 38 Sin embargo. Compárese con la opinión concurrente del juez STEWART.455 y ss.422 y ss. también es un derecho-función que encuentra su fundamento en su representación del interés público en la información. pág. por ello. Este planteamiento puede incurrir en contradicción con la unificación en un sólo proceso de la formación de la opinión pública. Lucas A Jr. y estos son representantes porque el ordenamiento jurídico les atribuye esta cualidad y no por la simple constatación sociológica y práctica de la necesidad de la representación. Su derecho. esta última doctrina responde más a la teoría liberal de la representación que a la democrática. a la que se adhiere el juez WHITE. Véase un comentario general a este caso en EMERSON. en: "California Law Review" nº68 (1980).

El requisito de la elección popular en un Estado democrático no sólo es un instrumento entre otros para articular la representación. al desembocar en la teoría liberal de la doble representación. La moderna pretensión de dar relevancia jurídica al papel supuestamente representativo de la opinión pública que desempeñan aquellos contribuye a la separación entre sociedad y Estado.1 d) CE para mantener en pie su argumento. sino también para dotar de legitimidad al órgano representativo. Paradójicamente este planteamiento representativo de los medios de comunicación y de los profesionales de la información en la doctrina del derecho del público a la noticia contradice el origen pretendidamente democrático que la alimenta. lo que no parece ser el caso de los medios de comunicación. no a su integración. Desde la perspectiva de nuestro propio ordenamiento. como ni tan siquiera lo es el de los partidos políticos. se tiene que recurrir a la crítica del "excesivo formalismo" en la interpretación del art. En ningún caso se da tal atribución jurídica de la representación. de nuevo sujeto pasivo de la confrontación. ni la presencia de intermediarios se compadece con el principio democrático. sólo dirime la controversia una vez se activa en las elecciones y los reféndum. donde se sostiene por un amplio sector de la doctrina esta concepción del derecho a ser informado y de la que tomamos esta denominación del «derecho del público a la noticia». la social de los medios de comunicación y los profesionales de la información (opinión pública) y la jurídica del Parlamento (ley). 39 la relación informativa y la relación representativa en un Estado democrático. también se debe ser coherente con el carácter democrático de esa representación y su positividad constitucional. Y el público. Información sólo será la narración de hechos veraces realizada por medios . porque se enfrentan la voluntad política del pueblo expresada a través de los medios de comunicación y los profesionales de la información (opinión pública «publicada») con la jurídica del Estado.20.

36 .40 a 42..cit. 40 de comunicación social. sólo hay un derecho a la «noticia». Nicolò: Libertà di informare . pág. el entretenimiento y toda información que no sea tenida por «noticiosa». pág. justifica que el contenido de esta última sólo sea lo que sociológicamente parece la forma habitual y más adecuada de comunicar información al público. excluyendo la publicidad. pág.. se desvanece. la realizada por esos medios de comunicación.. . . pág.57 y ss. por una parte. La radiotelevisión . Utiliza argumentos similares. CHINCHILLA MARIN es buen exponente de esta tesis de la intermediación de los medios propiciada por la identificación entre información y noticia. Carmen: El derecho a transmitir información a través de la radio. por ello. objetarle la falta de apoyo normativo podría descalificarse como una interpretación en exceso . identificada como la única que satisface el derecho del público a la noticia37 . Véase CHINCHILLA MARIN. ob. por otro lado. pág. que pretendía alcanzar esta dogmática institucional-funcional. ob. Dependiente. toda aquella información no transmitida por un medio de comunicación social36. 37 . Evidentemente. Lo cierto es que aquella intención protectora omnicomprensiva de todos los implicados en la relación comunicativa.5 y ss. El error principal de esta tesis radica en entender que la necesaria presencia de un hipotético público como signo distintivo entre la libertad de expresión y la de información. de la información que le suministran los medios de comunicación. pág. La situación del sujeto pasivo en la comunicación pública es en consecuencia. en: "Revista de Administración Pública" nº105 (1984). rompiéndose la igualdad en el acceso a la relación comunicativa donde se genera la opinión pública. Véase por todos sus trabajos.253 y ss. véase LIPARI.262.34 y 35.. es decir. Dependiente. doblemente dependiente.cit.47 y ss y pág.

41 de la acción del legislador que ordenará. literalista. de Administración Pública" nº84 (1977). . . Demokratie.146 y ss. pág.. en: "Rev.95 y ss. pág.319 y ss.87.5 Grundgesetz . Frankfurt 1991 y que con anterioridad .327 (repárese que la fecha del trabajo es anterior a la CE). pág. pág. además. no resulta tan obvio el defecto que empaña la "comunicación individual de noticias" para desprotegerla constitucionalmente. Ernst-Wolfgang: Die sozialen Grundrechte im Verfassungsgefüge.196 y ss (1983). que el mandato de regular el estatuto de la empresa periodística. Art. pág. cuando no por simples derechos legales.. los términos en los que se da esa sujeción a los medios de comunicación. Sobre la problemática general de los derechos sociales.cit. Suhrkamp. ob. Como ha señalado HERZOG.. ob. en: "Staat. El derecho del público a la noticia queda reducido a un derecho social como pudiera ser el caso de la protección de la salud o del medio ambiente38. Enrique: Nuevas perspectivas para la reforma de la prensa en España.207. en particular. GOMEZ REINO. Precisamente la intervención legislativa en protección de la posición pasiva en la relación comunicativa descansa en la pretensión de proteger al público receptor de esa posición dominante de los medios de comunicación. No obstante.cit. Esa intervención legislativa parece reemplazar la garantía de la posición pasiva en aquella relación como una libertad individual por derechos de configuración legal. nºmarg. so pena de desjuridificar la norma constitucional. Verfassung. así BARILE/GRASSI: Informazione (Libertà di). pág. donde sostiene. Vicenzo: Profili civilistici . 38 . CUFFARO. Acerca de la caracterización como derecho social del derecho a ser informado. Böckenförde. Studien zur Verfassungstheorie und zum Verfassungsrecht". no debe convertirse en virtud constitucional lo que no es más que una simple realidad sociológica. véase BÖCKENFÖRDE.. en: "Novissimo Digesto Italiano" Apéndice Vol.IV.

Heidelberg 1981. no por sostener que de la garantía institucional de la satisfacción del interés colectivo en la información caben derivar derechos de prestación..395 y ss. Böckenförde/Jekewitz/Ramm (Hrsg. Vol. pág.V. Mantener que el derecho del público a la información es un derecho social lleva a configurar preferentemente su contenido como si se tratara de un derecho de prestación (normativa o económica) frente al Estado e.. Carmen: La radiotelevisión . incluso. Von der bürgerlichen zur sozialen Rechtsordnung". Véase también la discusión que se reproduce a continuación de ambos trabajos. se desprende la razón normativa de la existencia de derechos se publicó en el libro colectivo donde aparecía también el opúsculo del mismo título de RAMM en "Soziale Grundrechte. . Véase CHINCHILLA MARIN. y su Derecho de información . ..Müller. siguiendo en esto a GARCIA DE ENTERRIA/RAMON FERNANDEZ: Curso de Derecho Administrativo. Nomos. Struktur und Reichweite der Eingriffsdogmatik im Bereich staatlicher Leistungen. ob. José R.. en nuestro caso del párrf.52 y 53.17 y ss. ob. Robert: Theorie der Grundrechte .).9 y del art.: Estado social y derechos de prestación. pág. ob. Gertrude: Die Grundrechte als Eingriffsabwehrrechte.IX pág. 42 No es baladí esta última afirmación. Madrid 1986 (reimp.14 CE. pág.57 y ss.2 del art. Civitas. pág. Baden-Baden 1988. Más bien se orillan los problemas. De la cláusula del Estado social y el principio de igualdad.. Sobre los derechos de prestación puede verse ALEXY. Sin embargo. Cap. COSSIO DIAZ. . .). se da respuesta satisfactoria a la protección de la posición pasiva en la relación comunicativa. pág.65.F. LÜBBE-WOLF. 39 . Madrid 1989.cit.cit.58.II pág. frente a los particulares 39 .cit. C.. postergando su resolución al terreno aún más intrincado de la dogmática de los derechos de prestación. especialmente Cap.159 y ss. Centro de Estudios Constitucionales. de la 2ª edic.

no se trata tanto de averiguar si los derechos fundamentales contienen o no derechos de prestación. El problema es más bien saber si el individuo. el debido respeto a la autonomía del poder legislativo en el ejercicio de su función legislativa y presupuestaria. José R. pese a ocuparse de la exigibilidad de los derechos de prestación... Para el estado de la cuestión en España véase el citado Cap.. como ha dicho el TC en su S 99/85. son en efecto derechos de configuración legal.cit. sólo puede ejercerse por los cauces que el legislador establece o. dicho de otro modo. no aborda el problema dogmático de la articulación jurídica de estos derechos y si. sino un derecho de prestación. Sin embargo.357 y ss. puede deducir sus pretensiones prestacionales directamente de la norma constitucional que contiene el derecho fundamental40. pág. donde hace una exhaustiva reseña de la jurisprudencia del TC sobre la materia y de la doctrina científica. Enrique: La interpretación de la Constitución. y el margen de discrecionalidad en la adopción de la política de los derechos fundamentales que estime más conveniente..) siendo el derecho a la tutela judicial efectiva no un derecho de libertad. .: Estado social . . por tanto. Consúltese también ALONSO GARCIA. No obstante. 43 constitucionales de prestación.V de COSSIO DIAZ. Madrid 1984. ejercitable sin más y directamente a partir de la Constitución. ob. es un derecho de configuración legal" (FJ-4º). en este caso aquel que ocupa la posición pasiva de la relación comunicativa. derechos constitucionales: "(. Por consiguiente. así como el carácter expreso que deben tener los deberes constitucionales. Centro de Estudios Constitucionales. no permiten sostener la existencia de derechos de prestación individuales exigibles de forma inmediata y hacen jurídicamente necesaria la afirmación de que todo derecho de prestación debe ser un derecho de configuración 40 .

Sin embargo. a pesar de reconocer. La dogmática institucional-funcional lo que sostiene. lo que no impide que puedan existir derechos de prestación establecidos legislativamente en esta materia. y no simples derechos legales a disposición de la discrecional voluntad del legislador como sostiene la dogmática . que el legislador debe remover los obstáculos que impidan el pleno disfrute de los mismos. como se ha visto más arriba. El TC en sus SSTC 6/81 FJ-5º. De un lado. afirma algo constitucionalmente indefectible. el deber positivo de protección de los derechos fundamentales y la posibilidad del individuo de hacer valer este deber ante los tribunales a través del amparo de sus derechos fundamentales tiene como consecuencia que los tribunales encargados de enjuiciar la constitucionalidad de la acción normativa del legislativo puedan ponderar su adecuación a la norma objetiva de principio ínsita en el precepto constitucional que contiene derechos fundamentales y en la que es posible apoyar la existencia de derechos de prestación. porque lo que rechaza es la existencia de derechos constitucionales de prestación de vigencia directa.20. el TC no se contradice.1 CE contenga en sus apartados derechos de prestación alguno. 86/82 FJ-3º y 220/91 FJ-5º es tajante al negar que el art. Esto no significa rendirse a los ataques que la dogmática liberal lanza a la hipotética existencia de derechos constitucionales de prestación dado que también la interpositio legislatoris es perfectamente compatible con la dogmática institucional-funcional. es que los derechos de prestación contenidos en los derechos fundamentales son derechos constitucionales de configuración legal. 44 legal. puede ser que el Estado deba regular la concurrencia de los medios de comunicación y si así lo hace que tenga que establecer prestaciones determinadas a favor de los medios o de sus usuarios para hacer efectivos sus respectivos derechos. De este modo.

será concebido como un derecho de prestación. en: "Bundesverfassungsgericht und Grundgesetz. en lo que resta de su eficacia como garantía institucional del interés colectivo en la información. STARCK está acertado en su Staatliche Organisation und staatliche Finanzierung als Hilfen zu Grundrechtsverwirklichungen?. J.cit. como un derecho constitucional de configuración legal. 45 liberal41. pág.480 y ss.B. pero también lo es en el caso de los derechos de libertad. Aunque. . ..cit. mientras el derecho individual a recibir información se protege reflejamente como resultado del cumplimiento del deber positivo de protección del derecho del público a la noticia.112 y ss. pág. op. Tübingen 1976. en modo alguno significa que su contenido quede a disposición del legislador.516 y ss. cuestión que ya señala HÄBERLE en Grundrechte im Leistungsstaat .). Dicho esto. en el mejor de los casos.II pág. Tampoco un derecho de prestación implica necesariamente una desvinculación del legislador a los derechos fundamentales. Festgabe aus Anlaß des 25 jährigen Bestehen des Bundesverfassungsgericht" Vol. El hecho de que puedan derivarse derechos de prestación de un derecho fundamental. cuando señala que los tribunales no tienen competencia para compeler al legislador a establecer los medios financieros necesarios para una determinada prestación o para amparar una prestación que imponga obligaciones de hacer al Estado (regular una materia) o a los particulares sin una cobertura normativa previa. pág. el derecho 41 . el Estado sí está obligado en el ejercicio de su función legislativa y presupuestaria a cumplir su deber de protección de los derechos fundamentales.Mohr. Starck (Hrsg. especialmente pág. por tanto.. La indeterminación del objeto de la pretensión es intensa. tan sólo se trata de una diferencia de grado en la abstracción de la conducta protegida y sus específicas garantías. En consecuencia.103 y ss. el derecho del público a la noticia.C. así HÄBERLE.517 a 520. ob.

Véase BARILE/GRASSI: Informazione (Libertà di) . HOFFMANN-RIEM. en: "Democracy and the Mass Media. ob. lo que tiene lugar tanto en su esfera externa.cit. Giuseppe: Participazione . como derecho de libertad individual a recibir información sin interferencias del Estado (de ámbito muy reducido). ob. Lichtenberg (edit. la que aquí interesa. para que exista pluralidad informativa.Press.421 y ss. CORASANITI. La acción externa va dirigida a la protección de la pluralidad de fuentes de información (el pluralismo externo. . su uso como derecho de acceso a información en manos del Estado o de particulares. 46 a buscar y obtener información son derechos constitucionales de configuración legal habitualmente reconocidos sólo a los profesionales de la información y en los casos restantes estos derechos se abandonan a la libre disposición del legislador.)... por ejemplo. pág.. ..209 y ss. EMERSON identifica el Right to Know con un principio constitucional que opera en tres niveles. pero también suficiente. ob. al referir a un principio de acción positiva de protección del Estado donde se pretende fundar su intervención en la regulación de los medios de comunicación. en la prensa). por 42 .. a) La garantía del interés del público en la noticia a través de derechos de prestación En realidad el derecho del público a la noticia constituye un deber de intervención del Estado en la disciplina positiva de los medios de comunicación. Cambridge Uni. Legal Foundations . como en la interna42. donde la intervención pública es especialmente intensas en los casos en que se considera la concurrencia de medios de comunicación imprescindible. . pág.cit.cit. Wolfgang: Massenmedien .cit. pág.. .. GELLER. A Collection of Essays". Henry: Mass Communications Policy: Where we are and Where we should be going.290 y ss.. ob.. y por último. Cambridge/New York/Port Chester/Melbourne/Sydney 1990. pág. .

VII. Rapporti tra potere economico e informazione. LÖFFLER.Beck. André: L'Etat et la Presse. 44 . Roma 1990.. GARCIA LLOVET. DETTERBECK. Véase entre otros..cit. pág. SOLOZABAL ECHEVARRIA. Juan J.371 y ss.284 y ss. en el caso de España. Milano 1974. Madrid 1991. Peter: Finanzielle . Martin (Hrsg. ob.100 (1975). Zeitschrift für Urheber. LERCHE. Berlin 1990. Bodo: Konkurrenz auf dem Markt der geistigen Freiheiten. Zuanelli (a cura).): Der Staat als Mänzen der Medien?. el trabajo de KLEIN. y en esta premisa pretenden fundarse normas especiales sobre concentración y prácticas restrictivas de la competencia en materia de medios de comunicación43 o normas sobre infraestructuras al servicio de los medios de comunicación o el establecimiento de ayudas directas o indirectas a su funcionamiento material y económico44. Litec.8/9 (1990). Steffen: Zur Grundrechtsproblematik staatlicher selektiver Pressesubventionen. C. Presidenza del Consiglio dei Ministri. 47 tanto.. en: "Il Diritto all'Informazione in Italia". Verfassungsfragen des Wettbewerbs im Pressewesen. pág. Paris 1990. Fabrizio: Il diritto all'informazione tra tutela del cittadino e normativa antitrust.148-149. Véase también el llamado Libro Verde de la Comisión de las Comunidades Europeas acerca del Pluralismo y Concentración de los medios de comunicación en el mercado interior. Christian: Staatliche Organisation . Sobre esta materia puede verse. Pons. STARCK. Giuffré. con especial hincapié en que la concurrencia económica no ahogue la concurrencia informativa. 43 . en: "Archiv des öffentlichen Rechts". HEYDT. en: "ZUM. Cap..H. Volker: Rundfunkfinanzierung aus dem Staatshaushalt. Bd. ob. Duncker & Humblot.cit. SANTINI.584 y ss. . pág.516 y ss. Valoración de la necesidad de una acción comunitaria (23-12-1992). München 1981.: Aspectos constitucionales . . pág. Enrique: El régimen jurídico de la radiodifusión. a la ordenación de la concurrencia entre medios. véase también VARIOS AUTORES.und Medienrecht" Hf. CAFAGGI. pág.

ob.. CARRILLO. 45 .cit..cit. pág. 48 También la acción de los poderes públicos tiene como fin la consecución del pluralismo en las fuentes de información (el pluralismo interno.1937 y ss. . las aportaciones de MURIALDI y MUCCINI al libro colectivo La pubblicità e il sistema dell'informazione. CORASANITI.593 y ss. Barile/Caretti/Zaccaria. Erike: Die Abhängingkeit des Massmedien von den Werbeeinnahmen und dem Anzeigeteil. Westdeutscher Verlag. Pero.20 nº30 (1992). a través Erleichterung für die Presse als Verfassungsfrage.276 y ss. en "Media Law Reporter" Vol.2 (1974). se actúa con particular intensidad en medios en los que su concurrencia económica se da en oligopolio. ob. Marc: Derecho a la información . En cuanto a la financiación y la publicidad véase HENNIG.. pág. . pág. . Respecto de la primera cuestión. pág. CHIOLA.275 y ss respectivamente. pág..213 y 214.. Schurz Communications Inc. y una sinopsis de las nuevas normas en la misma obra Vol.265 y ss y pág. Véase el asunto que ha motivado esta decisión de la CFC.S. en: "Manipulation der Meinungsbildung". Padova 1988.85 y ss. Recientemente la CFC ha suavizado aún más las llamadas normas FIN-SYN sobre restricciones a las grandes cadenas de televisión en la compra y explotación de producciones televisivas. Torino 1984. Barile/Caretti (a cura). en: "Archiv für Presserecht" Hf..49. ERI. Opladen 1971. Varios Autores. CEDAM. Rapporti tra potere . Claudio: L'Informazione . Court of Appeals del 7º Circuito. FCC. vs. sobre todo. U. en: "Rapporto annuale sui problemi giuridici dell'informazione 1986-1987". pág. caso de la radiotelevisión) lo que se logra bien con medidas de ordenación económica como la obligación de transparencia de las fuentes de financiación del medio o imponiendo normas estrictas sobre financiación publicitaria45. VARIOS AUTORES. ob. pág..21 .cit. Giuseppe: Trasparenza delle imprese editrici e concentrazione delle fonti informative nella prima applicazione della disciplina antitrust sull'editora.

067 de 30-09-1986. Oxford Uni. en: "Rapporto annuale sui problemi giuridici dell'informazione 1985". especialmente MORANGE. pág. Kenneth: The Press Council's Role. bien internos o externos a su estructura organizativa.. New York/Oxford 1989. y el Consejo Superior del medio audiovisual. Problemi e tendenze". 46 . J. Deben mencionarse la Comisión Federal de Comunicaciones de los EEUU.61 y ss. y a su vez de carácter público o privado46. creado en Francia por la Ley nº88-25. . pág. française du Droit Administratif" dedicado a la ley francesa de 1989. Jean: Le Conseil supérieur de l'audiovisuel. Sobre este Consejo consúltese AUTIN. CEDAM. Padova 1986. pág.I. Piero A.115 y ss. Además de las obras ya citadas al respecto véase GARCIA LLOVET. WOLLENBERG. de enero de 1989 reemplazando a la Comisión Nacional de Comunicación y Libertades de la Ley nº86-1. Mario: Il garante dell'attuazione della legge per l'editora: esperienze e problemi. CAPOTOSTI. .: Gli organi di governo del sistema radiotelevisivo. pág. 49 de la imposición de órganos de control de la actividad informativa del medio. Padova 1985. pág. pág.211 y ss.cit. SINOPLI.235 y ss. El ejemplo francés del Consejo Superior del Audiovisual. y con la articulación de mecanismos de participación de los receptores nº7 (1993). ob. en: "El Poder Judicial en el Conjunto de los Poderes del Estado y de la Sociedad (Poder Judicial nº especial" nº11 (1989). el nº5(2) (1989) de la "Rev. pág. MORGAN. en: "Autonomies" nº16 (1993). Barile/Zaccaria. Enrique: El régimen jurídico .73 y ss.Press.). Paglin (Edit.269 y ss.. creada por la Communications Act de 1934. en: "IL Diritto delle communicazioni di massa.Roger: The FCC as Arbiter of «The Public Interest. Convenience and Necessity». en: "A Legislative History of the Communications Act of 1934". Roppo (a cura). Jean-Louis: Medios de comunicación y autoridades administrativas independientes. Tit. CEDAM.157 y ss.

. derivadas del deber que compete al legislador de procurar la satisfacción del interés colectivo en la información y comprendidos en el programa normativo de la libertad de información como garantías del instituto de la opinión pública libre. pág. Giuffrè. valori del mercato e regole legali. Incluso en este último caso. ob. A diferencia del planteamiento liberal. EMERSON. diritto di rettifica. Presidenza del Consiglio dei Ministri.12. Sin embargo. en: "Il diritto all'informazione in Italia". Padova 1985. pluralismo. Roma 1990. Milano 1986. Istituti di partecipazione nella società dell'informazione.134. o bien de ejercer la función que le atribuye el ordenamiento jurídico de controlar el respeto del medio de comunicación a las condiciones de forma y fondo que le vienen impuestas por el legislador48. BOCCHINI. Thomas I.cit. el objeto de protección no es la posición pasiva en la relación informativa. MARCHETTI. CORASANITI. Piergaetano: L'impresa di informazione: trasparenza. pág. 8-9 giugno 1984". pág.70 y ss y pág. donde la legitimidad de la participación en los medios de comunicación 47 . Giuseppe: Participazione . todos estos mecanismos son concebidos como prestaciones necesarias.Genova.. Ermanno: La prospettiva giuridico-istituzionale (Diritto all'informazione in Italia). que de otro modo le estaría vedado. .109 y ss.53 y ss. CORASANITI. impresa di informazione.. .53 y ss. Se trata o bien de ofrecer a un individuo la posibilidad jurídica de disponer legalmente de un medio de difusión de sus opiniones. pág. Roppo (a cura).: Legal Foundations . Problemi e tendenze (Atti del Convegno . Giuseppe: Diritto di accesso. CEDAM. pág.. ob. Zuanelli (a cura). en: en: "Il diritto delle comunicazioni di massa.. 48 . 50 y usuarios de los medios de comunicación en dichos órganos o en el medio mismo en el caso de los derechos de acceso y de rectificación47. .cit.

US..233 y ss. lo que podría constituir un caso de censura encubierta. no es asunto del Estado si los niños pueden ver en televisión programas pornográficos. señala que no puede agotarse tanto el ámbito de la Iª Enmienda hasta el punto de que la población adulta sólo pueda leer o ver lo que es propio de niños. El juez FRANKFURTER en la S.. ob. y su Diritto di accesso .. CHIOLA.. pág. Thomas I.cit. . En esta línea el magistrado RUBIO LLORENTE sostiene en su voto particular a la STC 189/91 que la protección de la juventud no puede consistir en una censura previa.cit. La pornografía es un terreno propicio para poner en práctica estos criterios.9. ob. restricciones en la hora de programación o en su acceso (canales codificados). Claudio: L'Informazione . Wolfgang: Massenmedien .31 y ss.cit. es decir. . Michigan. 352 U. sino «formalmente». y no individualmente49. ob. ob. que sean mensajes transmitidos de acuerdo con lo requisitos de fondo y forma exigidos para obtener la tutela constitucional. 380 (1957). así por ejemplo. No se trata de que la información o las opiniones difundidas sean «materialmente» buenas o correctas. incluso por sindicatos y partidos políticos.cit.. ROELLECKE.87. pág. Véase HOFFMANN-RIEM.463.. . pág.S. .Ct. ésta se atribuye a las receptores de información agrupados en o representados por organizaciones de usuarios. pág. . CORASANITI. Sobre el tratamiento de los mensajes . Giuseppe: Participazione . pág. 51 está en la cualidad de ser público-receptor que tiene derecho a ser informado correctamente.464.cit.459 y ss.). Su régimen jurídico debe estar no a su contenido. sino de sus padres. Wissenschaftliche Buchgesellschaft.. Darmstadt 1984. Wilke (Hrsg. Las restricciones en su difusión deben ser formales e iguales para todo mensaje de la misma clase.. en: "Pressefreiheit".. sino a la forma de su difusión.. Gerd: Meinungsfreiheit und innere Pressefreiheit. ob. 49 . pág. pág. No olvidemos que en ningún caso se trata de controles sobre el contenido concreto de la información.: Legal Foundations . EMERSON. Butler vs.

52 El interés colectivo en la información actúa como fundamento para imponer al propietario de un medio de comunicación su cesión en ciertas circunstancias y conforme a ciertos requisitos a un tercero 50 . lo que requiere en ocasiones un pluralismo no únicamente de fuentes (pluralismo externo). ob..: The System . 753 (1972)..US. Cap. pág.: La libertad de antena . ob. Desde la perspectiva de la dogmática institucional-funcional hay una tendencia a ver en los medios de comunicación lo que en EEUU se denomina un Common Carrier de información que actúa de soporte de la libre discusión. 480 U.297 y ss..VI y STEPP.. previa obscenos véase de entre muchos el análisis crítico de REDISH/LIPPMAN: Freedom of Expression . Thomas I. pues la inserción de la réplica es gratuita. De nuevo libertad de empresa.Ct. . Bien para reparar.467 y ss..cit. . Francisco J. derecho a la propiedad y libertad de expresión y de información se encuentran en esta tensión entre la libertad de tendencia del editor o propietario del medio y el igual disfrute de las libertades de aquellos que no pueden disponer de un medio de comunicación.. .: Access .. favorecer la satisfacción del interés colectivo en la información. La cuestión es vidriosa y buen ejemplo es la S. donde se consideró que el estatatuto que imponía a un periódico un derecho de réplica de un candidato político suponía una sanción al editor que rehusaba hacerlo sobre la base de la tendencia del periódico.cit. Idea parecida alimenta la tesis extendida en la RFA que ve en ellos un medio o factor de la libre discusión. vs.cit. . ob. Sobre este tema véase BASTIDA FREIJEDO. Miami Herald Pub. Carl S. Tornillo. 50 ..cit. pág. ob. sino de someter su propiedad a una función social.S. conocida como asunto "A ver". . Véase la STC 62/82. A su juicio no se trataría de limitar la libertad de tendencia del propietario. además del coste económico con el que se grava al medio. y EMERSON.CO.

121 y ss. Recuérdese lo dicho ya al hilo de las SSTC 35/83 y 168/86. y por otro lado. y SEITZ/SCHMIDT/SCHOENER: Der Gegendarstellungsanspruch in Presse.68. El derecho de rectificación se concibe con una doble naturaleza.. por un lado es una garantía instrumental de los derechos individuales al honor o la intimidad. Film. favoreciendo el derecho de la colectividad a obtener un información veraz.20.. C.1 CE cuya regulación es objeto del deber positivo de protección de los derechos del legislador. pág. Que el juez no tenga que pronunciarse sobre la verdad para conocer de y decidir sobre la rectificación no lesiona ni el derecho a comunicar ni el derecho a recibir información que sea veraz. .. Véase CORASANITI. ob. Para CARRILLO se trata de un garantía de la veracidad informativa que se impone como un límite a la libertad de comunicar y recibir información. Ya hemos visto como no es esta la interpretación que le ha dado el TC y que resume CHINCHILLA en su Sobre el derecho de rectificación.Beck. ob. Giuseppe: Diritto di accesso . . STC 41/94 FJ-7º.187 a 190 y pág. 100 y ss. Funk und Fersehen. pág. repercute sobre el pluralismo informativo. 53 apreciación judicial..cit.200.71 y ss.. la posible lesión de un interés de un tercero. ob. en: "Poder Judicial" nº6 (1987). ya que el acceso a una versión disidente de los hechos publicados favorece.cit. .)..H. Bien porque la virtual posición dominante que un determinado medio pueda 51 . .164 a 166 y Derecho a la información .). más que perjudica. es "un complemento a la garantía de la opinión pública libre (.. ofreciendo a la colectividad una versión distinta del mismo acontecimiento (derecho de rectificación)51. Además lo considera un derecho fundamental integrante del complejo normativo del art. pág. pág. pág. München 1990 (2ª edic.cit. el interés colectivo en la búsqueda y recepción de la verdad que aquel derecho fundamental protege" (FFJJ-4º y 5º. y además los AATC 94/89 y 204/91). Véase sus El derecho de rectificación ..

.80 (1967).Ct.: Access .CO. suponen un coste económico que recae por entero sobre él. La Grundversorgung y la Fairness Doctrine en el ámbito de la radiodifusión se han inspirado en esta idea de la protección de la formación de la opinión pública a través de una correcta información 53 . y LÜCKE. en: "Die Verwaltung. pág.83 y ss. Jörg: Die Programmfreiheit des Rundfunks und das Informationsrecht des Bürgers. ob.. la posibilidad de que los distintos grupos y fuerzas significativas puedan expresar adecuadamente sus pareceres.US Miami Herald Pub.cit.. Así lo evidencia el Convenio Interfederativo sobre Nueva Ordenación de la Radiodifusión entre los Estados federados de la RFA (ARD) cuando sus art. . objetiva. vs. . Lucas A Jr. Véase también STEPP. pues.. Carl S. Zeitschrift für Verwaltungswissenschaft" (1977). ob. .57..cit. pág.260 y ss. Sobre la distinción entre una y otra doctrina y el distinto papel que juegan en ellas el interés general en la información véase BASTIDA FREIJEDO. en: "Harvard Law Review" Vol. Giuseppe: Diritto di accesso . pág.194 y ss. pág. que la información difundida debe ser imparcial. Francisco J. Véase CORASANITI. No en vano este argumento está presente la S. . pág.: La libertad de antena . y las críticas que le hace POWE.cit.. . Los derechos de acceso pueden tomarse como expropiaciones al propietario del medio de comunicación..: The Fourth Estate . veraz 52 . 54 ocupar en la relación informativa exige del Estado que le imponga la contrapartida del acceso de terceras voces para no vulnerar la igualdad de los mensajes en la comunicación pública (derecho de acceso en sentido estricto)52. ob. ob..1641 y ss.cit.8º y 9º se preocupan por una programación que ponga de manifiesto la pluralidad de opiniones.A New First Amendment Right.52 y ss y pág. Véase la defensa que hace BARRON del derecho de acceso en Access to the Press . Tornillo. Ein Beitrag unter Einbeziehung amerikanischer Quellen.266 y ss. sin duda. pág. 53 .

3 y el art. y cláusulas de explotación del mismo aprobado por la Resolución de 25 de enero de 1989 de la Secretaría General de Comunicaciones.I de la Ley de Comunicaciones de los EEUU al afirmar que el objetivo de esta regulación es asegurar dentro de lo posible al pueblo de los EEUU un servicio de comunicaciones rápido y amplio. religioso.1 b) y f) y art. y al hoy Ministerio de Obras Públicas y Transportes o al Consejo de Ministros.7 Ley 46/1983) para el caso de las televisiones públicas. que se evite que un solo programa influya desproporcionadamente en la formación de la opinión pública. dicho control se encomienda a sendas Comisiones parlamentarias de las Cortes (art. En este sentido el art.Iª del Tit.25. del Estatuto de la Radio y Televisión que imponen la interpretación de sus normas con "arreglo a los criterios de respeto. Véanse los principios expuestos en el art.5 c) de la Ley 46/1983. social. Christian: Grundversorgung . de 3 de mayo. 55 . 55 y. y la CFC velará por el interés del público en que esto sea así54. sobre todo. art. entre los que no consta la satisfacción de sus apetencias. cultural y lingüístico" en la actividad de los medios de comunicación social del Estado. Debe tenerse en cuenta que ninguna de estas normas prevé acciones judiciales de los usuarios en defensa de sus intereses o para velar por el cumplimiento de aquellos deberes. de 10 de enero. según el caso.26 Ley 4/1980) o de las Asambleas autonómicas (art.4 c) de la Ley 4/1980. para el de las televisiones privadas. de 26 de diciembre.9 a) y c) de la Ley 10/1988. reguladora del tercer canal de Televisión y el art. de Televisión privada. promoción y defensa de los valores del ordenamiento constitucional" y "el respeto al pluralismo político. Véase para una panorámica general STARCK. Estas mismas ideas están presentes en la Secc.2 y 3 Ley 10/1988 y cláusula 10 del Pliego de bases para la adjudicación del servicio público de televisión. La Grundversorgung55 define un aspecto esencial del «orden 54 . Como es bien sabido. en gestión indirecta.24.

la Informationsfreiheit conserva su autonomía. pág. Studienkreis für Presserecht und Pressefreiheit (Hrsg. en: "Neue Juristische Wochenschrift" Hf. sino que se trata de garantías derivadas de la protección institucional dispensada a una correcta y adecuada und Rundfunkfreiheit. y más en extenso y detallado LIBERTUS.. KÜBLER.H. en: "Die öffetliche Verwaltung" Hf.H. Udo: Wem dient Rundfunkfreiheit?.). ROSSEN. en: "Presserecht und Pressefreiheit. una serie de obligaciones sobre la forma y el contenido de su programación con el fin de proteger la correcta formación de la opinión. durch eigene Veröffentlichung über Rundfunkprogramme zu informieren. Michel: Grundversorgungsauftrag und Funktionsgarantie. y en menor medida a las privadas. FINK. tal y como la ha definido el BVerfG en sus E 73. imponiendo a la radio y televisión públicas.1 GG. Varios Autores. en: "Die öffentliche Verwaltung" (1977). München 1991. pág. C. Geburtstag". Friedrich: Rundfunkauftrag und Programminformation. y desde perspectivas diversas. Die Rundfunkfreiheit im Gewährleistungsgefüge des Art.Beck. Fritz: Rundfunkprogramm . Metzner. Helga: Freie Meinungsbildung durch den Rundfunk. rectificación o participación en los órganos rectores de los medios en cuestión no agotan ni integran el contenido del derecho a informarse en las fuentes de acceso general. pág. 297(325)56.5 Abs. 56 positivo» de la radiodifusión y su cualidad de «libertad sirviente». OSSENBÜHL.3257 y ss.381 y ss. Baden-Baden 1988. especialmente Cap. C. Zur Befugnis der Rundfunksanstalten. y aquellas garantías de acceso. Véase sobre esto.195 y ss. 118(157 y ss) y la E 74. Franfurt 1985. . Klaus: Über besondere verfassungsrechtliche Anforderungen an das Rundfunkprogramm.51 (1992). Leistung in treuhänderischer Freiheit. Festschrift für Martin Löffler zum 75. Nomos. No obstante. LANGE. pág.Beck. 56 .19 81992).805 y ss. München 1980.III.

ob. considera a los propietarios de cadenas de radiodifusión «fiduciarios» del interés en la adecuada información del público acerca de cuestiones y acontecimientos de interés general. Sandra L.: Passive Communication in Public Fora: The Case for First Amendment Protection of Newsracks. Art. por su parte.. ob. en: "Rundfunk und Fersehen" Hf. como son las ondas hertzianas. 33(64 y ss).12 nº1 (1990).. §.4. Melville B. . La Fairness Doctrine. pág. Véase la BVerfGE 60.191 y ss.cit.365 y ss. pág. en: "Archiv des öffentlichen Rechts" Hf. . Ulrich: Der Bereich der Rundfunkfreiheit. pág. 57 . Véase también. NIMMER.353 y ss. pág. Laurence H. Véase a título general las apreciaciones de SCHEUNER. 338 y ss. y en el mismo Hf.192 y ss.5 (1989).1 Bd.cit. 57 formación de la opinión pública a través de determinados medios cuyas características técnicas y económicas así lo requieren57. COBDEN. Este principio preside la regulación del uso racional de un bien público.965 y ss.. Sobre la pluralidad que debe presidir la constitución de los órganos de las radiotelevisiones véase LENZ. TRUTE/PFEIFER: Schutz vor Interessenkollisionen im Rundfunkrecht: Zu § 53 NW LRG. pág.1 y ss. Helmut: Rundfunkorganization und öffentliche Meinungsbildungsfreiheit. .4 KRÜGER..: Freedom of Speech .4 (1955). para diversos aspectos de la cuestión. en: "Die Öffentliche Verwaltung" Hf. pág. del mismo modo que es el criterio directivo en la doctrina de los Public Fora58. Sobre esta doctrina véase TRIBE. y 986 y ss. en: "Cardozo Law Review" Vol. ambos seis años antes de la primera sentencia del BVerfG sobre televisión (1961). Herbert: Die Rundfunk und die politische-sozialen Gruppen.09[D]. 58 . Martin: Neues über Verbände und Rundfunkkontrolle.5 Abs.104 (1979). en: "Juristen Zeitung" nº11/12 (1963). En esta fiducia descansa la funcionalización de la radiodifusión en los EEUU.1 satz 2 GG als Grundlage von Beteiligungsansprüchen «gesellschaftlich relevanter Gruppen»?. STOCK. pág.: American Constitutional Law .

60 y ss y pág. 395 U. 367 (1969) y la FCC vs. 726 (1978)59. 364 (1984). Regulation of Electronic Mass Media.S. en: "The Georg Washington Law Review". 102 FCC 2d 143(1985). pág. . Pacifica Foundation. Sobre todas estas cuestiones véase CARTER/FRANKLIN/WRIGHT: The First Amendment and the Fifht Estate. vs. 58 a la que la CFC impone que su programación dedique cierto tiempo mínimo a las cuestiones de relevancia pública en la que puedan escucharse todas las opiniones significativas acerca de la cuestión. en 59 . John J. que sirvió de fundamento a su rechazo judicial por inconstitucional en 1987 con el asunto Meredith Corp. Foundation Press.391 y ss. League of Women Voters of California. 468 U. y HEARN.56 nº4/5 (1988). y POLASHUK.229 y ss. Vol.391 (1993).Ct.: The Demise of the Fairness Doctrine. pág. Recordemos una vez más que con la sentencia FCC vs. Esta doctrina fue finalmente respaldada por el propio S.: Protecting The Public Debate: The Validity of the Fairness Doctrine in Ballot Initiative Elections. Robyn R. sin embargo el presidente REAGAN vetó esa norma.). en: "UCLA Law Review" nº. los derechos de rectificación y acceso son concebidos como contenido del Right to Know.834 y ss.US con su silencio parece allanar la senda emprendida por la CFC de progresivo abandono de la Fairness Doctrine apoyándose en que el standard constitucional de la Iª Enmienda ya no requiere que el "interés público" sea garantizado con las normas que sustentaba esa doctrina. FCC. FCC. vs. a pesar de que el Congreso pretendió revitalizarla con un Act que le diera cobertura legislativa. Westbury/New York 1989 (2ª edic. FCC (1992). FCC (1989) y aún es objeto de polémica en el caso Arkansas AFL-CIO vs. En el marco de esta doctrina. el S. pág.Ct.US en sus famosas sentencias Red Lion Broadcasting Co.S. Inquiring into Alternatives to the General Fairness Obligations of Broadcast Licensees. Tendencia que encuentra plena acogida en el asunto Syracuse Peace Council vs. 438 U. Así de tajante fue la CFC en su Fairness Report.S.

y su extensión del art. Compárese con el caso «Südkurier-Urteil» del BVerfG. En esta sentencia.1 LFB a la publicación de anuncios porque estos "también son información". E 21.Ct. Véase el voto del juez DOUGlAS.US declara que una cadena de televisión no tiene obligación.US. 94 (1973). el Tribunal norteamericano pretende hacer compatibles la discrecionalidad editorial del periodista. Como sostuvieran los jueces BRENNAN y MARSHALL en su opinión disidente en la S. por todos KÜBLER. de negativa de los medios a publicar determinada propaganda electoral. ocurridos en Alemania. Columbia Broadcasting System INC. Democratic Nat'l Committee. 271(279 y ss). Su negativa no constituye una violación de la Iª Enmienda. de acuerdo con las que la Iª Enmienda lo que pretende es un público bien informado capaz de conducirse en sus asuntos y no convertirse en un "santuario" para la censura privada que podría operar en aquellos medios de comunicación que pueden controlar el mercado de las ideas y que no son accesibles a todas las voces. 59 correspondencia con las tesis manifestadas en la sentencia Red Lion. con sus "obligaciones públicas" derivadas de la Fairness Doctrine. fuera de las condiciones estrictas de las reglas de los Political Editorial y los Personal Attack (además de las normas sobre Equal Time en las campañas electorales).S. 412 U. Participación que llevó. de vender tiempo publicitario para utilizarlo en la divulgación de las opiniones de un tercero. Véase los casos. En esta última sentencia el S. que es el núcleo de la libertad de prensa. El derecho del público a poder acceder en condiciones adecuadas a la información es crucial en la regulación de los medios y el derecho de la audiencia se impone al derecho de los propietarios y productores de las cadenas de radiodifusión. sólo con el acceso del público a los medios se le ofrece al menos la iniciativa en la determinación de qué sea noticia 60 .5. vs. 60 . que avanza la futura crisis de esta doctrina. a medio camino entre la Tornillo y la Red Lion. Friedrich: Pflicht der Presse zur .CT.

Véase la S. pág. Democratic Nat'l Committee. G. pág.. pág.311 y ss. Eine verfassungsrechtlichen Untersuchung unter Berücksichtigung internationalen und aussländischen Regelungen. . Una detallada descripción del proceso de concesión de licencias y la participación de las organizaciones de usuarios en EEUU en CARTER/FRANKLIN/WRIGHT: The First Amendment ..286 y ss. advierte de las dificultades de estas técnicas en su Formación y funciones de la opinión pública. Giuseppe: La regolamentazione del sistema radiotelevisivo negli Stati Uniti. pág. no para «ser informado».265 y ss. Barile/Caretti/Zaccaria.2532 y ss. Véase la STC 63/87. BÖCKELMANN. . MÜNCH. Padova 1988. ob. Metzner. vs. Barcelona 1983.S. En cualquier caso la satisfacción del interés en la información de la colectividad receptora fundamenta constitucionalmente prestaciones del Estado que facilitan el acceso a la relación informativa. Frankfurt 1977 y el reciente GOUNALAKIS. pág.261 y ss. Nomos. CEDAM. Lo protegido no es la posición del receptor. además de los ya citados. a entender que el principal instrumento para controlar el respeto a las obligaciones derivadas de aquella relación fiduciaria debía consistir en dar voz a los usuarios de los medios en los procesos de creación de normas y concesión de licencias llevadas a cabo por la CFC61. pág. ni Veröffentlichung politischer Anzeigen?.273 y ss. pero para comunicar información y expresar la propia opinión. 60 incluso. pág.US Columbia Broadcasting System Inc. Baden-Baden 1976. pág. Georgios: Sind Rundfunksender zur Austrahlung «nationalischer Wahlwerbepots» verpflichtet?.287 y ss.Gili. 61 . 94 (1973).40 (1990).: Öffnungsklauseln bei Zeitungen und Zeitschrift. en: "Neue Juristische Wochenschrift" Hf. Ingo v. véase RAO.89 y ss.Ct. Sobre esta cuestión.cit. 412 U. en: "Rapporto annuale sui problemi giuridici dell'informazione 1986-1987".

Incluso.Ct.US Miami Herald Pub. El recurso al derecho del público a la noticia como técnica para satisfacer el interés colectivo en la información puede hacer que la acción del Estado se deslice por una resbaladiza pendiente que le lleve del cumplimiento del mandato constitucional de remover los obstáculos que impidan el efectivo disfrute de los derechos a la imposición de límites a la libertad de expresión y de información a través de los medios de comunicación. o si la renovación de su licencia para emitir se sujeta a la anuencia de las organizaciones de receptores. ya que en otro caso la información objeto de la pretensión no sería la garantizada constitucionalmente. 61 siquiera la recepción. el derecho a buscar y obtener información. El asunto S. además del coste económico que supone la inserción de la réplica. vs.CO. donde más radicalmente debería mostrarse ese sentido prestacional del derecho a la noticia. no sólo no es objeto de la acción del Estado. que podría estatuir legalmente deberes de procura de información. sino sólo los canales para que el público esté compuesto en todo momento de emisores latentes. La pluralidad interna podría tener como paradójica consecuencia el debilitamiento de la discusión pública por inhibición de los . sino que tan sólo se tiene en cuenta para el caso del acceso a la información administrativa en posesión del Estado y es considerado como un derecho a obtener información protegible en el marco de la garantía de la institución opinión pública si es atribuido únicamente al profesional de la información como derecho instrumental del ejercicio de su derecho a comunicar información libremente. Tornillo ha puesto de manifiesto estos riesgos que pueden empujar a los propietarios y editores de los medios de comunicación a la auto-censura y al absentismo en el debate público como consecuencia de la sanción jurídica que les puede acarrear el no atender a la requisitoria de quien se crea objeto de críticas o ataques.

133 y ss. 62 medios de comunicación 62 . Esas zonas nebulosas del ámbito de intervención estatal sólo pueden disiparse con una 62 . trimestrale di Diritto Pubblico" nº1 (1980).: The Fourth Estate . en: "Michigan Law Review" Vol. . BASTIDA FREIJEDO. CLUZEL. BRUCOLI. .. Jean: Un projet pour la presse. No obstante la sentencia en el asunto Tornillo admite que en los casos de difamación y falsas imputaciones puede regularse un derecho de rectificación. vs. Verfassungsrechtliche und betriebsverfassungsrechtliche Anmerkung zum Entwurf eines Presserechtsrahmengesetzes.: Freedom of the Press and Public Access: Towards a Theory of Partial Regulation of the Mass Media.. pág. . Véase sobre medidas previas y autocensura la STC 199/87 FJ-12º.cit.1.275 y ss.233 y ss. en: "Riv. 295(319) se hacen eco de ese diferente régimen donde la regla podría ser que en el caso de la radiodifusión lo importante es que todo sea dicho y en la prensa que todos puedan hablar. sostuvo que si las normas de acceso podían conducir a la auto-censura de los medios. ob. POWE. pág. HOFFMANN-RIEM/PLANDER: Rechtsfragen der Pressereform. Renato: Riforma della stampa quotidiana e periodica: la questione dello «statuto speciale» dell'imprese giornalistica nella prospettiva costituzionale. También la BVerfG en sus E 35.Ct. Puede verse sobre la problemática de las leyes de prensa y la necesidad de su existencia entre otros. Lee C. Lucas A Jr. Francisco J.. Recordemos también que el propio S. ob. este era un riesgo que había que correr y que podría ser remediado si se diese el caso.221 y ss y pág.10 a 12. pág. LGDJ.US en el caso Columbia Broadcasting System Inc. pág. pág.cit. Paris 1986.75 (1976). Baden-Baden 1977.1 y ss.4 a 6 y pág. Véase BOLLINGER. pág. No se pierde de vista el distinto régimen al que se somete a la prensa y del que son buen ejemplo las sentencias citadas (la Tornillo sobre prensa y la Columbia sobre radiodifusión). 202(222) y E 57. Nomos..: La libertad de antena . Democratic Nat'l Committee.

b) Los controles sobre el cumplimiento por los medios de comunicación de su «función pública» La fiducia pública de la que habla la S. sino del cumplimiento por aquél de un mandato constitucional de desarrollo de la institución de la opinión pública libre. a juicio de la dogmática institucional-funcional.US en la Columbia Broadcasting Inc. y en su caso el deber. Democratic Nat'l Committee. El público es titular de un interés difuso en la protección jurídica de la información que requiere la mediación del ordenamiento jurídico. también pude individualizar a aquella colectividad en un conjunto de ciudadanos que deben ser informados sobre las cuestiones que les permitan formarse su opinión política. son aquellos que ejercen el derecho. de su fundamento. en particular. porque aquella confianza depositada en el Estado y los medios de comunicación pone a disposición del legislador. Pero.Ct. vs. de los medios de comunicación y de la colectividad. La mediación legislativa puede individualizar a aquel público en usuarios de las fuentes de información. de los tribunales y de los propios medios la garantía del interés en la información del público.Co. Pero. 63 interpretación constitucionalmente adecuada del precepto constitucional que garantiza la comunicación pública. que caracteriza la relación informativa. es la cualidad que determina en su interior. que como se ha dicho. a comunicar información. Una confianza que trastoca la hipótesis de una garantía constitucional individualizada de quien ocupa la posición pasiva en la relación comunicativa. esa mediación que realiza el legislador no es expresión de la oportunidad política. la posición jurídica del Estado. la satisfacción del interés general en la información. De este modo el legislador juridifica el interés difuso y lo eleva a sendos intereses legítimos de los usuarios de los medios de comunicación a que se les informe en las condiciones exigidas .

La protección del público de usuarios de medios de comunicación es lo que parece inspirar la acción del Estado en la garantía de la satisfacción del interés colectivo en la información.. Mientras que la tutela del público de ciudadanos ha echado los cimientos de la arrogación por los medios de comunicación de la legítima representación de los intereses de aquel público. facilidades económicas. Se trata. sino en la tutela de un consumidor de información cuya protección se abandona al albur del forcejeo entre Estado y medios de comunicación.21 LFB (recepción constitucional de los partidos políticos) sobre la manifestación y divulgación de opiniones que contribuyan a la formación de la opinión política del individuo y la colectividad porque se integra en el proceso de formación de la voluntad del pueblo. argüido por el Estado para intervenir en el mercado de los medios de comunicación y por los medios de comunicación para defenderse frente a la voracidad interventora de aquél o para pretender de él prestaciones concretas (subvenciones.).. Pero la protección constitucional del sujeto pasivo de la comunicación no desemboca en la protección de una libertad individual.2. 64 por el ordenamiento jurídico. RIDDER proyecta el art. el leal cumplimiento de su función informativa63. La consecuencia inmediata de este planteamiento dogmático es que la garantía del derecho del público a la noticia. y reinterpreta los límites generales del art. de una tutela débil 63 . en definitiva. que por sus consecuencias tiene relevancia jurídica y no sólo retórica. además. o de un ciudadano representado que espera de sus representantes. opinión política o información que .1 LFB (libre desarrollo de la personalidad) reconduciendo su significado al límite absoluto de la prohibición de todo acto. etc. en este caso los medios de comunicación. y de los ciudadanos a ser informados sobre las cuestiones de relevancia pública. el derecho a ser informado. acceso privilegiado a la información en su poder. por un lado. es un argumento.

§.288 y ss..18 LFB. Véase también. La libertad individual se protege como miembro de la colectividad y para participar en el ejercicio de la soberanía. Por ello no puede equipararse el régimen de la "posesión". NIMMER.60). ob. 64 .02[F] . donde el hombre es súbdito sometido a la ley... ob.269 y ss y pág. Por ello. pág. un periódico «extranjero» (por su procedencia o por su propietario) no estaría protegido por el art.cit. Ulrich: Pressefreiheit .cit.57.483 y ss. especialmente las pág. ob.cit. . que de acuerdo con el art.517 y 518. Esta parece la crítica que sugiere el trabajo de BARBIERA/CONSERVA/DISTASO/JANNARELLI/PARDOLESI/SCANNICCHIO: Comunicazione televisiva e tutela dell'utente. Meinungsfreiheit .62 y ss.1. RIDDER llega a sostener que la libertad de prensa política sólo pueden disfrutarla aquellos. son «ciudadanos» alemanes.. que atañe en exclusiva a los ciudadanos (pág. pág.. Free Speech .. mientras que el consumidor de información sólo goza de amparos indirectos frente al fraude64. porque el consumidor de bienes y servicios en los Estados democráticos y sociales de Derecho desarrollados puede exigirle a la contraparte el estricto cumplimiento de lo acordado. pág. en: "Riv. ob.5.1 LFB con el proceso democrático. menoscabe el orden constitucional liberal-democrático o la existencia de la RFA. De esta construcción y de la conexión del art. Véase también SCHEUNER. "Lo que el hombre posee tiene la misma garantía de libertad que lo que piensa" pero en el primer caso sometido a la ley y en el segundo garantizado de forma absoluta.. La conversación sobre asuntos privados es del primer tipo y de los públicos del segundo. . Melville B. pág.1 LFB en el mismo grado que lo está un periódico «nacional».cit..5.514 y 515. "la libertad es una cuestión nuestra". MEIKLEJOHN no es menos contundente. . pág. trimestrale di Diritto Pubblico" (1974). .: Freedom of Speech . 65 del consumidor de información.116 LFB. Este límite está positivizado en el art.

Véase también BASTIDA FREIJEDO. española de . Francisco J. Axiomas plenamente aplicables en nuestro ordenamiento constitucional. Axiomas de discutible observancia en el campo de la relación informativa tal y como es articulada en esta dogmática65. si se desea dar cabal sentido al art. Schriftenreihe der Juristischen Studiengesellschaft Hannover Hf. especialmente su segunda parte. . 66 Por el otro. ob. Ernst-Wolfgang: Demokratie und Repräsentation .cit. partes IIIª y IVª.23 CE. Sobre estos axiomas de la representación política en el Estado democrático.. véase por todos BÖCKENFÖRDE. 65 .. si la relación medios-receptor se pretende hacer paralela a la de representante-ciudadano difícilmente se puede sostener la tesis aquí analizada. particularmente su sección 2ª donde se ocupa de la doctrina de la Captative Audience.: Elecciones y Estado democrático . y su Derecho de participación a través de representantes y función constitucional de los partidos políticos. Hannover 1983. de una tutela que se compadece poco o nada con la representación política propia de un Estado democrático (por mucho que los medios de comunicación se pretendan equiparar a los partidos políticos en su colaboración en la formación de la voluntad política del pueblo). dedicado a la "Relevancia de la audiencia" en la interpretación de la Iª Enmienda. el público receptor puede acabar ante los medios como una "audiencia cautiva" de la información que estos le proporcionan. Zur Kritik der heutigen Demokratiediskussion. (Comentario sobre la idea de representación política en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional). con lo que. en: "Rev.11. En efecto. porque la representación en un Estado democrático es una cualidad atribuida por un ordenamiento jurídico que también se encarga de que esa presunción jurídica responda a una efectiva representatividad de la pluralidad social. curiosamente.

209 y ss y pág. y su actuación en este sentido no tendría por qué vaciar de contenido el derecho individual a ser informado (pág. Véase STOCK. Parafraseando a BASTIDA.212 y ss.. pág. A la vista de este resultado no es extraño que se haya extendido en la doctrina la idea de que el derecho a ser informado no sólo es un derecho de libertad frente al Estado. bien podría decirse que los medios de comunicación no son titulares del derecho a ser informado en representación del público. 67 Este debilitamiento de la protección constitucional de la posición del sujeto pasivo en la comunicación pública tiene su origen. CUFFARO.102. Derecho Constitucional" nº21 (1987). en el concepto de información protegida constitucionalmente en el marco de la institución opinión pública libre. como es ya evidente a esta altura del razonamiento. en otras palabras.. el objeto del derecho del público a la noticia será lo que los medios de comunicación le transmita. sobre todo pág. Por consiguiente. Martin: .199 y ss. sino también frente a los medios de comunicación. sino que recaen sobre la manera de hacerlo66. Vicenzo: Profili civilistici . aunque sí pueden ser sus garantes de acuerdo con el ordenamiento jurídico. pág.cit. 66 . con lo que en la mayoría de las ocasiones se pretende justificar la intervención del Estado y no la libertad individual del receptor. El objeto de las pretensiones del público-usuario o del público-ciudadano no son otras que las cualidades que han definido conforme a esta dogmática los mensajes merecedores de protección constitucional. aquellos que versen sobre cuestiones de relevancia pública y reúnan ciertos requisitos de forma y fondo que deben cumplir los medios de comunicación para beneficiarse de la protección constitucional.215). ob. lo que previamente hayan decidido los medios de comunicación qué sea noticioso porque los deberes de su función informativa no afectan a su decisión sobre qué transmitir (la cual sigue libre) ni sobre el contenido de lo que transmiten. .

en un deber del medio de comunicación de ofrecerle la información por él deseada o suministrarle toda la información que posea.1 b..cit. Willi: Sicherung der Informationsfreiheit . 67 .167. ob.238.cit..257 y ss..256. 726 (1978) y la Young vs.. que los medios de comunicación son probablemente la "única isla" en el Estado democrático donde el poder se ejerce sin riesgos. pág.256 y ss. WNCN Listeners Guild. Véase también las FCC vs. coartar la libertad con la que el medio debe contar para poder cumplir adecuadamente con su función constitucional 67 .. pág. ob. . pág. 50 (1976).. la Iª Enmienda no garantiza el derecho de la audiencia a exigir de la CFC que revise la decisión de un productor de radio de suspender la emisión de un determinado programa (FCC vs. Modesto: La Libertad de expresión .US ha declarado en diversas ocasiones que.244..259 y ss. si bien los intereses del público-receptor de un medio deben tenerse en cuenta.2 (1977). Lucas A Jr. . pues. TESAURO. Inc.. Giornalismo. partiendo de que la protección constitucional de la comunicación pública tiene como fin último la emancipación del individuo.44. American Mini Theatres. . Pacifica Foundation. pág. ob.: The Fourth State .cit. Radiotelevisione . El sujeto pasivo sólo puede Medienfreiheit . como consecuencia. pág. dado que esto supondría predeterminar el contenido de la información y. Paolo: Democrazia .239 y ss. . . Recuérdese aquí el caso de la STS Ar.Ct. pág. SAAVEDRA LOPEZ. 582 1981).Iº epígrafe B.S.S. El S.cit.. 450 U.. 438 U. Véase GEIGER.. . pág.8678 (9-11-1988) estudiada en esta Parte IIª.. ob. GEIGER ha señalado. pág. pág. Sicherung der Informationsfreiheit des Bürgers als Verfassungsproblem. ob. en: "Archiv für Presserecht" Hf. Cap. Véase también el comentario de PACE a la ordenanza del Pretor de Roma con fecha de 16-11-1976 relativa a la pretensión de varios usuarios a que la RAI retransmitiera un determinado partido internacional de fútbol. .cit.cit. ob.S. en este sentido POWE.. Stampa. 427 U. 68 El objeto de las pretensiones del sujeto pasivo no consiste.

La hipotética existencia de «derechos» a la verdad. 1981. esto es. cuya posibilidad concurrente de acceder a la noticia misma es condición de un efectivo pluralismo de la información" (CD-6 -el subrayado es nuestro-) El acceso a la información por el individuo sigue siendo. bien de los operadores de la prensa. como parece insinuar la Corte cos. el interés colectivo en la información. a la objetividad de la información o cualquier otra facultad jurídica otorgado al individuo receptor para hacer valer ante los tribunales el derecho a que la información reúna esos determinados requisitos. el receptor estaría legitimado por el ordenamiento jurídico para hacer valer ante los tribunales el debido cumplimiento de dicha función por los medios de comunicación porque su inobservancia. 69 exigir de los medios de comunicación que respeten aquellas exigencias que les hacen merecedores de la protección constitucional. vulnera de forma refleja el interés en la información de todos y cada uno de los individuos que forman la colectividad. De aquí podría desprenderse la posibilidad legal de establecer facultades jurídicas individuales (pues para su plena eficacia necesitan del concurso judicial o administrativo) de control del público sobre la información. y que no defrauden aquella confianza pública puesta en su labor. Tras afirmar que no cabe desconocer la existencia de la libertad de informar del periodista y de un común interés en la información ni el papel de la prensa en un Estado democrático. En definitiva. responde a una opción que el legislador tiene en su política de los derechos fundamentales acerca de la forma más eficaz de realizar el control sobre la función pública de los medios de comunicación. una simple posición de libertad sin garantía jurídica directa alguna. El ordenamiento jurídico optaría en ese caso . en su sentencia nº1. como también sostienen los liberales. además de privarles del amparo constitucional. sostiene que: "las exigencias de la información envuelven también un interés en el control de la noticia periodística bien por parte de los lectores.

Aldo: Contributo allo Studio . LOIODICE. pág..... habida cuenta de que el recurso de amparo no es un instrumento de protección objetiva de la Constitución (en este caso de la supuesta función pública de los medios que hipotéticamente pudiera desprenderse del art.. pág.cit. Giornalismo . Funciones de control a las que difícilmente puede reducirse el contenido del derecho fundamental a ser informado previsto en el art. núcleo del derecho a ser informado68. ob. 70 por atribuir al individuo receptor una función de control en interés del «derecho del público a la noticia».160 y ss. pág. . su protección constitucional frente a los 68 .1 CE). .262 y ss.cit. Un acceso.259 y ss.1 d) CE.44 y pág. en el que debe realizarse la libre elección entre fuentes de información diversas. Willi: Sicherung der Informationsfreiheit .cit.. Véase la STC 120/90 FJ-4º y el ATC 360/90. así. GEIGER. pág. y no un poder jurídico autónomo e indisponible al legislador para proteger de la interferencia de terceros su libre acceso a la información.cit. Si se admite la legitimación del receptor para recurrir en amparo. esa doctrina de las lesiones reflejas en el derecho del público a la noticia ha sido utilizada por los medios de comunicación para oponerse a la acción interventora del Estado y reforzar. pág. estas facultades de control coadyuvan a la tutela del pluralismo interno de los medios y no al externo. hay que entender que acude a la instancia constitucional para proteger un derecho fundamental individual y no para provocar un control de la adecuación del ejercicio por los medios de comunicación del derecho a comunicar libremente información veraz a los criterios constitucionales. . además. . ob.20. Véase STOCK. pues.. . ob.20. ob. Martin: Medienfreiheit . Sin embargo..57.155 y ss. aminorado. PEDRAZZA señala que el derecho a comunicar y el derecho a recibir información protegen el establecimiento de una relación comunicativa pública.

no por ser su titular. Por tanto. Estableciendo un nuevo comparación con el derecho de participación del art. 3. La posición privilegiada de los profesionales de la comunicación como representantes del interés colectivo en la información Sería ocioso reiterar lo que ya se ha dicho páginas más arriba sobre la posición privilegiada de los medios de comunicación y sus profesionales. lo que explica su especial protección constitucional (BVerfGE 20. Los medios de comunicación serían intermediarios entre el pueblo y sus representantes. se ha inspirado en la que CAAMAÑO utiliza para esclarecer la relación entre el derecho a participar en los asuntos públicos por medio de representantes elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal y el derecho de acceso a cargos públicos. 69 . 71 poderes públicos sosteniendo que cualquier lesión a su libertad de informar es un menoscabo del derecho de la colectividad a ser informada. Ese representante pretende estar legitimado procesalmente para la defensa del derecho del público a la noticia. en particular en la búsqueda y obtención de la información. sino porque él es el instrumento necesario de ese derecho a ser informado (esta forma de exponer el razonamiento que subyace a las reivindicaciones de los profesionales de la información. 162[175])69. amparándose en una supuesta representación de los intereses del público. el representante de este interés del público puede invocar el derecho del público en conexión con el suyo propio. se sostiene por los profesionales de la información que privarles de sus prerrogativas en la búsqueda y obtención de información además de vulnerar su libertad también lesiona el derecho del público al quedar vaciado su derecho a ser informado.23 CE. . pero sí conviene advertir sobre el uso que estos han hecho del derecho del público a la noticia como fundamento de sus prerrogativas.

donde se remite al legislador la regulación del conflicto entre el secreto de los periodistas y su obligación de declarar ante el requerimiento de un tribunal. Giornalismo.. . en: "California Law Review" Vol.cit.cit. Maurizio: Giornalismo . an Informing Press: The Search for a Constitutional Principle. . La STC 172/90 señala que el periodista no se exonera de la regla de la veracidad entendiendo que ha cumplido el deber de diligencia en la comprobación razonable de los hechos "con la pura y genérica remisión a fuentes indeterminadas" (FJ-3º... pág. . pág. en: "Rev. The Fourth Estate . pág.. . (comentada por CHIOLA) especialmente su CD-6. también PREDAZZA GORLERO. no obstante. El TC en su S 178/93 FJ-5º establece. Prerrogativa que se justifica en el cumplimiento de su función informativa y que alcanza desde una más intensa protección del secreto de las fuentes de 70 información . pág. Véase las críticas a estas tesis en BeVIER.. Ya se ha citado la Corte cos.131 y ss. pág.94 y ss. española de Derecho Constitucional" nº36 (1992). 70 ..482 y ss. (Notas para una teoría de la representación «constitucionalmente adecuada»).138). ob. pág. Lillian R. ob. Radiotelevisione .cit.123 y ss. véase la crítica a la misma y las reflexiones sobre esta materia que hace PACE en su Stampa. 1981. 72 La principal repercusión que ha tenido la intermediación representativa de los medios de comunicación ha sido la supuesta atribución a los profesionales de la información de un acceso privilegiado a la información que goza de protección constitucional como instrumento necesario de su derecho a comunicar información. reitera la STC 123/93 FJ-5º). y POWE le dedica el último capítulo de su libro a estas cuestiones.68 nº3 (1980).231 y ss. Esta parece la idea que late en el voto particular de FERNANDEZ VIAGAS a la STC 6/81. ob. hasta un derecho de acceso cuasi-ilimitado a la en su artículo Mandato parlamentario y derechos fundamentales.: An Informed Public. sentencia nº1.

Tecnos.2 LFB.H. El S. Hayes.. Andreas: Der Schutz von Presse und Rundfunk vor dem Zugriff staatlicher Verfolgungsorgane. Véase por todos CARRILLO. la autoridad policial). forzando así la publicidad y transparencia de su actuación. 1 (1978).Ct. 395 U. 436 U. 116(134 y ss). 73 información en manos del Estado. que el deber de diligencia se cumple si la remisión se hace a fuentes de información sobre las que recae una presunción de fiabilidad y objetividad. 71 . ob. al que se adhieren BRENNAN y MARSHALL. 444 (1967) -decisión polémica que se trasluce en los disensos de DOUGLAS por un lado y de STEWART.S.190 y ss. München 1988. Marc: La cláusula de conciencia . 547 (1978) del S.5.. C. donde se exige a la autoridad un respeto escrupuloso de la IVª Enmienda en los registros dadas sus negativas consecuencias en la libertad de prensa. 193(204).S. 438 U. Las diversas leyes de prensa de los Länder de la RFA recogen un Auskunfsanspruch de la prensa ante los poderes públicos los cuales vienen obligados a suministrar la información pretendida excepto en los supuestos . resuelto por la BVerfGE 66. pág. .US también ha rechazado un secreto profesional irresistible a cualquier requerimiento del Estado en las sentencias Branzburg vs.Ct. E 36. Zurcher vs.. Este secreto se ha querido extender también a una denominada "intimidad de la redacción" frente a registros de la autoridad pública o injerencias de terceros. o el asunto Wallraff-Urteil. 162(176) que remite su limitación a las leyes generales del art.177 y ss. como es el caso de un organismo público (en el de la sentencia. La actitud del BVerfG es opuesta a admitir un derecho absoluto a no declarar. y pág.S. KQED.y en la Houtchins vs. E 20.US. y FERNANDEZ MIRANDA. como se ha sostenido en el caso. Madrid 1990.cit. también polémico. como sucede en el caso del acceso a las vistas de los tribunales o en la protección constitucional del desvelamiento de información en posesión del Estado71. Alfonso: El secreto profesional de los informadores. por otro. PAULI.Beck. Stanford Daily.

9 (1975). Dota.391 y ss. menos áun lo tiene la prensa en representación suya. 72 .). pág. Festschrift für Martin Löffler zum 75. Sabine: Informationsansprüche der Presse gegenüber Behörden.144 y ss. SCHRÖER-SCHALLENBERG.S.. München 1980. a quienes profesionalmente los sirven" (STC 6/81 FJ-3º) en función de su responsabilidad como representantes del interés general en la información. de "una especial consideración a los medios que aseguran la comunicación social y. pág.cit.cit.H.. aunque sin fijar en qué consiste tal . Duncker & Humblot.262 y ss. Algún sector doctrinal ha querido ver en ello la confirmación del papel preponderante del periodista.: Presse. Varios Autores. en razón de ello. pág. Martin: Informationsfreiheit von Presse und Rundfunk. previstos por las propias leyes de prensa (quebranto de los procesos judiciales.und Medienrecht" Hf. Warner Communications. en principio. violación de las normas sobre materias reservadas y secretos de Estado y lesión de los intereses de terceros). pág. . 435 U. C. véase LÖFFLER/WENZEL/SEDELMAIER: Presserecht .und allgemeiner Informationsanspruch insbesondere gegenüber den Gerichten. Véase la Nixon vs. en: "Presserecht und Pressefreiheit. ob.Beck. 589 (1978). Berlin 1987. en: "Zeitschrift für Urheber. . Sobre esta materia véase también LÖFFLER.. donde se afirma que si el público no tiene un derecho de acceso a las evidencias de un juicio.637 y ss. ob.. Karl E. 74 El TC recoge aparentemente esta doctrina de la posición preferente de los medios de comunicación en la resolución de asuntos en los que se dilucidaba el alcance de la publicidad judicial y el papel que en ésta desempeñan los profesionales de la información. David: El derecho del público . O'BRIEN. Studienkreis für Presserecht und Pressefreiheit (Hrsg. Geburtstag". WENZEL. lo que parece venir a reforzar su protección más intensa en caso de conflicto con los intereses de terceros de acuerdo con la ponderación de bienes72.

30 y pág.cit. pág. Marc: El Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo ante la libertad de expresión.58 y ss. .64 y 66. Ar.224 y ss o De la libertad de expresión . pág. pág.2537 (16-03-1990). y más recientemente su La cláusula de conciencia .43 y ss y pág. así. CHINCHILLA MARIN.727 a 730. ob. pág. . pág. ob. GOMEZ REINO. pág. pág.105 (19-02-1982). Véase también las SSTS Ar.. se acrecienta con respecto a acontecimientos que por su entidad pueden afectar a todos y por ello alcanzan una especial resonancia en el cuerpo posición.207 y ss. pág. o La radiotelevisión .35.212.. pág. ob. Carmen: Derecho de información . QUADRA SALCEDO.cit.. Ramón: Sobre la libertad de información y sus límites.... del que es asimismo sujeto. CASAS VALLES. pág. La información . pág.... . éste sirve en la práctica sobre todo de salvaguardia a quienes hacen de la búsqueda y difusión de la información su profesión específica.2624 (3-05-1982).. órgano o instrumento el profesional del periodismo. DESANTES habla de un "mandatario" del público. pág. ob. en: "Rev.. .. en: "Anuario de Derecho Político" (1983)... . Véase CARRILLO.44. Ar.cit. jurídica de Cataluña" nº3 (1988). en condiciones de conocerla directamente. Tomás de la: La cláusula de conciencia ..cit. EDERSA.204-205. o su Derecho a la información . Xavier: Libertad de expresión y sus límites: honor.719 y ss. Notas introductorias.46.cit.) Este papel de intermediario natural desempeñado por los medios de comunicación social entre la noticia y cuantos no están. Madrid 1991.47 y ss. pág. (. . puesto que a él concierne la búsqueda de la información y su posterior transmisión" (FJ-11º -el subrayado es nuestro-) La STC 30/82 parece sentar de forma definitiva la doctrina de la intermediación cuando sostiene en su FJ-4º que: "(.cit..39 a 42.cit.70. ob.187 y pág. nº22 (1988) pág. pág. ob.69.30-31.) en el supuesto del derecho a comunicar. . pág. O'CALLAGHAN.1213 (20-02-1989) o Ar.. intimidad e imagen. .. ob. 75 La STC 105/83 dio el primer paso en este sentido cuando afirmó que el interés de "la colectividad y cada uno de sus miembros" en la información: "es el soporte final de este derecho (a comunicar información).. ob.. . Enrique: Nuevas perspectivas .cit.6 y ss. pág.326-327. pág.

Stuttgart 1990. en: "Rev. En España. giurisprudenza. El legislador ordena y estructura el modo de producirse de estos medios de comunicación de una forma más o menos intensa y quien sirve a estos medios ve su posición jurídica protegida en un doble sentido. SOEHRING. Recherche. ob. no es esa intermediación representativa. de 14-9-1993. Marc: La cláusula de conciencia . Colex. y tras las infructuosas proposiciones de regulación de la cláusula de conciencia y del secreto profesional de los periodistas de los años 1986. ha sido tomada en consideración las Proposiciones de Ley Orgánica reguladora de ambas cuestiones. De una parte su libertad para comunicar información se atempera a través de las normas sobre la cláusula de conciencia y el régimen laboral y contractual del desempeño de su trabajo. Sujetos y medios. . Schäffer. 76 social" (-el subrayado es nuestro-) Sin embargo. pág. 1988 y 1989. sino el ejercicio de la función informativa en el marco de la institución de la opinión pública libre. de Administración Pública" nº126 (1991).). Haftung. (1er. orgánica nº122/000014. B-25(1) orgánica nº122/000015. goza de esa libertad de informar 73 .cit. la que fundamenta esa posición especial. CEDAM. La institucionalización de los medios de comunicación social ha funcionalizado la dimensión subjetiva de la libertad de información. Véase al respecto por todos CARRILLO. Celeste: La regulación del ejercicio de la profesión periodística.Vol. presentadas por Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya (BOCG B-24(1). de 24-2-1994). de casi imposible justificación jurídica como se ha visto más arriba. Véase este régimen en D'AMATI. Padova 1989. Jörg: Das Recht der journalisten Praxis.. GAY FUENTES. Con ello se pretende proteger la libertad de su labor frente a las presiones internas del medio al que sirve73.. Legge.385 y ss. Domenico: Il lavoro del giornalista. de 14-9-1993 y B-25(2) nº122/000015. contratto collettivo. Madrid 1992. . Darstellung. BEL MALLEN/CORREDOIRA/PILAR COUSIDO: Derecho de la Información. A un tiempo.

No obstante. estimó que la relevancia pública de la información justificaba la protección constitucional de su revelación. Francisco R. estas prerrogativas constitucionales de las que carecen el resto de individuos (salvo que el legislador se las haya reconocido) no suponen un privilegio en tanto su ejercicio se justifique en el estricto cumplimiento de sus funciones constitucionales. La función que les viene atribuida requiere. Sin duda el caso más llamativo es el de la información obtenida ilegalmente.II. Desde la perspectiva laboral véase BLAT GIMENO. núcleo de la funcionalización que las justifica. 403 U. El S. obtención y recepción de mensajes de interés general. El ordenamiento sólo otorga protección constitucional a aquella búsqueda. informando sobre hechos veraces de relevancia pública. 74 . Madrid 1986.US en la New York Times vs.Ct. 77 con una eficacia externa. presumiendo que serán convertidas en noticia porque media en su difusión un profesional de la información74. 71 (1971). Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Una eficacia interna frente a la dirección del propio medio en el que trabaja y otra externa frente a injerencias exógenas. Parece así que para el profesional del periodismo la libertad de información actúa en una doble dirección como consecuencia de su funcionalización. Cap. especialmente en los supuestos de desvelación de secretos de Estado. frente a las injerencias del Estado o de otros particulares. por tanto. la extensión de la garantía constitucional a aquellas conductas auxiliares e indispensable para su efectivo desempeño como la búsqueda y obtención de información. El problema es que esta doctrina puede relativizar el secreto oficial hasta el punto de considerar . además.S. El ámbito de dichas prerrogativas queda así delimitado por el propio concepto de información. por ejemplo.: Relaciones laborales en empresas ideológicas. United States.

obtención y publicación del secreto que pudieran ser delictivas o que dañen los intereses de terceros.. habla de "información rectamente obtenida" (FJ-5º). en la S 6/88.: The Fourth Estate ..86. resolviendo acerca de si se estimaba en toda ocasión legítima su revelación periodística. Sobre este problema véase LERCHE.. ob. .. en todo caso. . Si es constitucionalmente legítima la obtención y posterior difusión de información siempre que ésta sea «noticiosa». serían las conductas conexas a la búsqueda.cit.cit. 78 En esta línea el TC priva de valor a esta doctrina que pretende derivar de la intermediación una posición preferente de los medios y sus profesionales en nuestro sistema.cit. Hf.1 (1988) pág.cit. no resulta adecuado entender que los representantes de los medios de comunicación social. pero no de una protección privilegiada. son razones técnicas (el limitado espacio de la sala de vistas) y la función informativa que desempeñan los medios de comunicación lo que les convierten en detentadores de un "derecho preferente". . y que esta no es sino un medio de organizar el acceso a la Sala" (FJ-4º -el subrayado es nuestro-) Por consiguiente. gozan de un privilegio gracioso y discrecional. en aras del deber de información constitucionalmente garantizado. ob. Lucas A Jr.170 y ss.. Lillian R. Peter: Die Verwertung rechtswidrig .. El propio TC.. La STC 96/87. a continuación de aquellos asertos citados.. la búsqueda. SCHMITT-GLAESER.514 y ss. . pág. En conclusión cabe decir que el derecho de información no depende de la acreditación (se trata de la retirada de la acreditación para asistir a las vistas de un juicio a los periodistas de un determinado periódico). cuando en la propia STC 30/82. Walter: Die Meinungsfreiheit . y si la información de un secreto oficial parece que siempre es una cuestión «noticiosa». pág. sino que lo que se ha calificado como tal es un derecho preferente atribuido en virtud de la función que cumplen. Lo sancionable. ob. BeVIER. . obtención y posterior publicación de esa información podría considerarse siempre constitucionalmente garantizada. al asistir a las sesiones de un juicio público..: An Informed Public . POWE. añade que: "En este sentido. ob.

151 y ss. RICHARDS/EASTER: Televising Executions: the High-Tech Alternative to Public Hangings. De una parte el acceso a las salas de vistas de los medios de comunicación.y Richmond Newspapers.: Contempt of Court. S. reforzó el criterio expuesto.S. and Others 12-11-1992 -absoluto secreto de las deliberaciones del jurado-.US Sheppard vs. vs. Sobre este instituto véase MILLER. High Court. Inc.). y COUSTEAUX/LOPEZ-TERRES: Le droit a l'information et le proces penal en droit française. la justicia y su publicidad. Los problemas que se plantean con la publicidad judicial son de dos órdenes distintos.S. y de otra. 75 . 333 (1966) -evitación de juicios paralelos. Madrid 1986.381 y ss. 555 (1980) -juicios a puerta cerrada-. Las reglas del Contempt of Court británicas son un ejemplo claro de ponderación de ambos intereses. Sin duda la publicidad judicial es una cuestión de sumo interés en esta materia y que esta sentencia aborda en sus justos términos cuando sostiene en ese mismo fundamento que la publicidad de un juicio significa que cualquiera pueda acceder a la vista. Oxford 1990 (2ª edic. si la capacidad de la sala lo permite. Virginia.393 y ss. Maxwell. pág. BVerfGE "Honecker-Prozeß" (11-11-1992) -libre acceso a la vista de la televisión-. 448 U. CGPJ. Véase STEDH Caso The Sunday Times (27-10-1979). Associated Newspaper Ltd. en: "El Poder Judicial en el conjunto de los Poderes del Estado y de la Sociedad". 79 satisfecha la publicidad de un juicio con la presencia de medios de comunicación a pesar de realizarse en el interior de un centro penitenciario. Clarendon Press. pues la efectiva falta de publicidad a su juicio no se compensa con la presencia de periodistas (FJ-3º)75. pág. evitar los «juicios paralelos» en los medios de comunicación. en: "UCLA Law Review" Vol. BVerfGE 50. Attorney General vs. 384 U. "Poder Judicial" nº especial XI. sobre todo pág. Véase la STC 171/90 FJ-9º y el ATC 195/91 acerca de los juicios paralelos de los medios y su repercusión en la .40 nº2 (1992).Ct. 234(239 y ss) -arbitraria expulsión de la sala de vistas de un periodista-. Christopher J.

en la línea de otras SSTC citadas. aun sin serlo. en orden a tal abstracta titularidad.) no significa que la misma libertad no deba ser reconocida en iguales términos a quienes no ostenten igual cualidad profesional. pues los derechos de la personalidad pertenecen a todos sin estar subordinados a las características personales del que los ejerce" (FJ-10º -el subrayado es nuestro-) La STC 168/86. comunican una información a través de tales medios. a juicio del TC. Pero no por ello gozan de privilegio alguno en la búsqueda-obtención de información. niega que sólo sean sujetos del derecho a comunicar y recibir información: "los titulares del órgano o medio difusor de la información o los profesionales del periodismo o quienes. fundamento jurídico 4º-. 80 La posición de los profesionales de la comunicación tan sólo se ve favorecida por nuestro ordenamiento constitucional. a este respecto. porque el derecho a comunicar información es un derecho de todos: "Ninguna duda puede caber. aunque no fuera más que porque el proceso en que la comunicación consiste no siempre podrá iniciarse mediante el acceso directo del profesional del periodismo al hecho noticiable mismo" (STC 6/88 FJ-5º -el subrayado es nuestro-) Incluso la STC 165/87 señala que ese valor preferente que alcanza la libertad de información ejercitada por los profesionales de la información contribuyendo a la formación de la opinión pública: "(... pues éste corresponde a todas las personas -Sentencia 6/1981. en el caso del derecho a comunicar información. de 16 de marzo. primordialmente. por su posición preferente en los conflictos con otros bienes jurídicos (ponderación de bienes). . ni siquiera son titulares de derechos constitucionales de prestación (STC 6/81 FJ-4º) ni acreedores de una intermediación necesaria entre información y público. «la colectividad y cada uno de sus miembros»" (FJ-2º -el subrayado es nuestro-) Con ello no sólo se esclarece las consecuencias de la imparcialidad de los tribunales. sino. si informan acerca de hechos veraces que son de interés general por la relevancia pública del acontecimiento o por las personas en él implicadas.

El interés colectivo en la información y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional sobre la dimensión subjetiva del «derecho a recibir información» del art. el derecho a recibir información. hasta la fecha es la única sentencia donde se planteó una violación directa del derecho individual a recibir información. Santiago: Libertad de prensa .1 d) CE. Para un repaso de la jurisprudencia ordinaria sobre el art. No obstante. en particular. asunto de los vídeos comunitarios. . las referencias que hace al mismo se enmarcan en la garantía 76 . STS Ar.. STS Ar.4175 (01-06-1982). ob.d) del art. sin distinguir entre derecho a comunicar y derecho a recibir información.20.10407 (18-12-1990).1 d) CE. El hincapié hecho en el interés colectivo en la información como la dimensión objetiva del apart. 81 posición «preferente» de los medios de comunicación en nuestro sistema.100 (27-01-1990).20. Lo mismo se puede decir del Tribunal Supremo.6765 (31-12-1983).. Debe hacerse mención aparte de las SSTS Ar.1 CE 76 .1 CE sigue siendo imprescindible el manejo de MUÑOZ MACHADO. en éstas se reconoce un deber de información del Estado.20.20. 4.20.1 d) CE El TC ha mantenido una posición ambigua sobre el carácter del derecho a ser informado y. Caben mencionar las STS Ar. sino que además introduce un nuevo aspecto.8678 (09-11-1988). . STS Ar.1 CE. no ha venido acompañado de una específica afirmación sobre la dimensión subjetiva de este último.7693 (11-12-1986). Son pocas las sentencias en las que este alto Tribunal se ocupa del derecho a recibir información.d) del art. llamadas «de la colza» (asunto del síndrome tóxico).cit. Es cierto que el Tribunal no ha tenido ocasión de resolver ningún caso de supuesta vulneración directa del derecho a recibir información del apart.2167 (30-03-1982) y Ar. la colectividad como titular del derecho a recibir información del art. STS Ar. sobre su expresión en el art.20.

82

institucional de la opinión pública y a la sombra del derecho
a informar, sin dejar claro si la "facultad de cada persona y
de la entera colectividad de acceder libremente al conocimiento,
transmitido por los medios de comunicación, de los hechos de
relevancia realmente acaecidos", que menciona su STC 168/86
FJ-2º, alberga un derecho subjetivo individual.
Esto puede explicar que la aparente subjetivización del
derecho a recibir información en algunas sentencias del alto
Tribunal, y su autonomía respecto del de comunicación, sean tan
sólo un espejismo. En definitiva, cuando la STC 168/86 en su
FJ-2º habla de la existencia de dos derechos distintos contenidos
en el apart.d) del art.20,1 CE, no sólo los somete al "interés
de todos en conocer los hechos de actualidad", sino que los
concreta en "la libre comunicación y recepción de información
veraz", para acabar diciendo en su FJ-3º que:
"El derecho a recibir una información veraz es de este modo un instrumento
esencial en el conocimiento de los asuntos que cobran importancia
en la vida colectiva, y que, por lo mismo, condicionan la
participación de todos en el buen funcionamiento del sistema
de relaciones democráticas auspiciado por la Constitución, así
como el ejercicio efectivo de otros derechos y libertades"

No se trata, pues, del doble carácter objetivo-subjetivo
del derecho a recibir información, sino de distintas
formulaciones de su dimensión objetiva.
Para el TC no hay comunicación sin un receptor del mensaje
(STC 6/81 FJ-4º); aunque, no por esto, la posición jurídica del
receptor haya de ser garantizada con el reconocimiento de un
derecho subjetivo individual. Pese a que el TC tenga en ocasiones
por derechos de libertad el derecho a recibir información y el
de informar (STC 6/81 FJ-4º, STC 220/91 FJ-4º), y califique en
una de sus primeras sentencias al derecho a recibir información
de "redundancia" del derecho a comunicarla "cuya inclusión en
el texto constitucional se justifica, sin embargo, por el
propósito de ampliar al máximo el conjunto de los legitimados
para impugnar cualquier perturbación de la libre comunicación
social" (STC 6/81 FJ-4º), el Tribunal no deriva de esto acción

83

procesal individual alguna, y la afirmación del carácter de
derecho de libertad se hace por oposición a la de derecho de
prestación, precisamente para negar la existencia de éste. En
la STC 13/85, donde la declaración de secreto de un sumario motiva
el secuestro judicial de un reportaje gráfico y donde, además,
el Tribunal considera directamente lesionado el derecho a
recibir información del individuo, no afirma que éste tenga
acción judicial alguna para proteger su derecho a recibir esa
información. En los asuntos «Vinader» (STC 105/83) o «Egin» (STC
159/86) el TC utiliza el interés colectivo en la información
como argumento para establecer los lindes del derecho a informar,
pero no sólo no menciona el derecho a recibir información como
derecho subjetivo, sino que alude al apart.d) como un único
derecho: el de comunicar y recibir información.
El empeño por garantizar el interés colectivo en la
información como aspecto de la formación y existencia de una
opinión pública libre, no es lo cuestionable de la jurisprudencia
constitucional. Dicho empeño no se opone a la garantía de una
comunicación pública libre como objeto del art.20,1 CE y tampoco
niega la dimensión subjetiva de los diversos derechos de ese
párrf.1 del art.20 (a pesar de que no defina el perfil del derecho
a recibir información). El salto argumental que da el TC se
produce con la institucionalización que hace de este
planteamiento al definir la información con un concepto material
que funcionaliza el ejercicio de los derechos del apart.d) del
art.20,1 CE. Con ese concepto de información, lo que en principio
era la protección de un proceso donde se satisface dicho interés,
se convierte en la garantía objetivada de un instituto al que
han de servir los derechos reconocidos en el precepto
constitucional.
El Tribunal no aclara la relación entre el interés colectivo
en la información y la mención del derecho a recibir información,
no establece si este último alberga un derecho subjetivo
individual derivado de la garantía institucional de ese interés,

84

si ese derecho subjetivo es un derecho de libertad que encarna
la dimensión subjetiva del reconocimiento del derecho a ser
informado, o si es una garantía refleja del derecho a informar.
En cualquier caso, la respuesta que se dé estará hipotecada por
la funcionalización derivada del concepto de información del
que hace uso el Tribunal.
No obstante, el TC no puede pretender dar por resuelto el
problema del derecho a recibir información calificándolo de
redundancia del derecho a informar y, menos aún, con esa críptica
referencia a una supuesta ampliación de legitimados. Esta tesis
del carácter redundante del derecho a recibir información no
hace más que resaltar que los sujetos del derecho a comunicar
y a recibir información son uno mismo, cualquier individuo, y
el objeto de ambos derechos es la información. Lo que sucede
es que se amplía el ámbito de posiciones jurídicas legitimadas
para impugnar ante los tribunales las perturbaciones del proceso
de comunicación. Ya no gozan de protección constitucional sólo
aquellas posiciones jurídicas activas de emisión, también cobija
las pasivas de recepción, pues ambas posiciones son partes
esenciales del proceso de comunicación que protege el art.20,1
CE. No es, entonces, el receptor, sino la recepción el objeto
de garantía77.

§ 23. El derecho a ser informado como derecho individual
a la información

A todas luces que la intención de dotar al
receptor-demandante de información de una protección
constitucional en su acceso a la comunicación pública parece
quebrar en muchos puntos del planteamiento. Sin renunciar a la
garantía objetiva del interés colectivo en la información, pero
esforzándose en paliar la efectiva desprotección constitucional

77
. Véase BASTIDA FREIJEDO, Francisco J.: La libertad de antena ... ,

ob.cit. pág.269.

85

inmediata de quien ocupa la posición pasiva en la comunicación
pública, hay quien defiende una funcionalización exclusivamente
procedimental y no axiológica de las garantías de la institución
de la opinión pública78a:
. En este planteamiento el objetivo y función de tales garantías
no es lograr de hecho un público bien informado, sino asegurar
la posibilidad de que cada individuo que compone ese público
pueda formarse adecuadamente su opinión. Lo crucial de este
enfoque radica en que la norma constitucional atribuye al
individuo un poder jurídico de acceso a la información sin
interferencias de terceros, que puede hacer valer ante los
tribunales para proteger la correcta formación de su opinión
sin que para ello deba mediar una interpositio legislatoris79.

78
. PEDRAZZA GORLERO, Maurizio: Giornalismo ... , ob.cit. pág.56 y ss;

BASTIDA FREIJEDO, Francisco J.: La libertad de antena ... , ob.cit. pág.225

y ss; HOFFMANN-RIEM, Wolfgang: Art.5 Grundgesetz ... , ob.cit. pág.520 y

ss; CHIOLA, Claudio: L'Informazione ... , ob.cit. pág.84, recordemos que

la objetividad a la que se refiere deriva de la pluralidad de medios, en

el caso de la prensa, en la pluralidad privada. HARTMANN sostiene que estas

libertades no son simples plebiscitos afirmativos del orden democrático,

Meinungsfreiheit - ein Grundrecht der Affirmation?, en: "Grundrechte als

Fundament der Demokratie", pág.97 y ss., Perels (Hrsg.), Suhrkamp, Frankfurt

1979, pág.98.

79
. CHIOLA sostiene que debe controlarse la «forma», no el contenido,

como se emiten los mensajes para que se de la objetividad pretendida,

L'informazione ... , ob.cit. pág.83 y ss. Una «forma» cuyo fundamento es

la pluralidad externa de fuentes. Los mecanismos dirigidos a proteger esa

forma los denomina "límites internos" ("(...)límite interno de la prensa

[que] coincide con el interés en la información", pág.84), que, una vez

rebasado, se penetra en un terreno falto de protección constitucional (pág.83

no se desliga del marco institucional en el que ubica. en conexión con la dimensión objetiva de la protección del interés colectivo en la información. Lo que se protege aquí son los intereses individuales del individuo receptor o demandante de información que forma parte del público. al igual que en el caso del derecho a comunicar información. 86 La dimensión subjetiva individual de acceso a la información se convierte. que como ya se ha dicho. . derechos. este derecho a la información se protege en función de la formación de la opinión pública en cuestiones de interés general. necesariamente son de configuración legal. No obstante. más bien se trata de un resultado del mismo. por tanto. o las prerrogativas reconocidas sólo a los profesionales de la información. Este individuo no requiere para acudir a los tribunales en demanda de sus derechos como lado pasivo de la comunicación. que pone el acento en la protección subjetiva del lado pasivo de aquella relación. porque la información a la que hay un poder jurídico de acceso. como quien recibe o demanda información. De este núcleo. a la información. ya sea su simple recepción como su demanda. El acento puesto en la dimensión subjetiva del derecho a ser informado. lo hace en función de los intereses del instituto y no de los suyos personales. derivarán el conjunto de derechos complementarios de prestación. así. o las facultades jurídicas a disposición de la política de derechos fundamentales del legislador. es sólo la información protegida constitucionalmente. estar investido de cualidad y ss). en núcleo del derecho a ser informado en el seno de la institución de la opinión pública y se articula como un derecho individual subjetivo de acceso a la relación comunicativa. La diferencia con el planteamiento anterior consiste en que la dimensión subjetiva del derecho a ser informado ya no es sólo el reflejo de la garantía institucional del interés colectivo en la información. Tanto quien emite.

87 jurídica alguna ni ser ciudadano ni estar integrado en una organización de usuarios de un determinado medio de comunicación social. por ello. la gradación de la garantía del derecho a ser informado en función de la fuente utilizada. este derecho individual de acceso choca con el escollo de su funcionalización derivada del concepto constitucional de información y de la gradación en la garantía. que siguen constituyendo los puntos críticos de esta dogmática. . Quizá con ello se debilita la dependencia medial propia del «derecho del público a la noticia». De la misma manera que esa información sigue siendo el resultado del ejercicio del derecho a comunicarla o de los deberes de informar que imponga el legislador. ni necesita de representantes o intermediarios. Sin embargo. La tutela constitucional varía en función de la relevancia de la información para la contribución a la formación de la opinión pública. que quien desea poder leer una entrevista imaginada con un personaje que en algún momento de su vida pudo tener cierta relevancia pública (como ha sucedido en el caso Soraya del BVerfGE 34. sobre todo. 269[283]). no recibe igual amparo quien pretende que el Estado no impida su acceso a las noticias de un semanario político. y. pero se mantiene la fuerte orientación a las fuentes de información y.