You are on page 1of 2

EVALUACIÓN DE LA PERSONALIDAD: ORIGINES, APLICACIONES Y

PROBLEMAS.

El termino personalidad tiene muchos significados, para algunos se refiere a


un carisma misterioso poseído por las estrellas de Hollywood y por otras
personas populares e influyentes, pero no por cualquiera. Para otros,
personalidad es lo mismo que temperamento – una predisposición natural,
basada en lo genético, para pensar, sentir y actuar de cierta manera –
todavía para otros, la personalidad consiste en la mezcla única que una
tiene de rasgos emocionales, intelectuales y de carácter (honestidad. Valor.
Etc.). Para los psicólogos de orientación más conductual, la personalidad no
es algo interno, sino más bien un patrón observable de conducta
organizada que es típico de una persona.

Es una combinación única de características cognoscitivas y afectivas que


puede describirse en términos de un patrón típico y bastante consistente de
conducta individual de variables cognoscitivas y afectivas.

Otras características emocionales, de temperamento y de estilo, a las que


por tradición se ha denominado variables de personalidad, también son
importantes en la compresión y predicción de la conducta humana. En este
capítulo se presenta material antecedente y aplicaciones que conciernen a
la evaluación de la personalidad: observaciones, entrevistas, calificaciones,
inventarios de personalidad y técnicas proyectivas.

PSEUDOCIENCIAS Y OTROS ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Como sucedió con las pruebas de inteligencia, la evolución de la


personalidad se desarrolló en parte desde la investigación sobre las
diferencias individuales y de grupo. Muchos antecedentes de la evaluación
contemporánea de la personalidad pueden encontrarse en la historia de la
psicología normal y la psiquiatría.
La frenología, en la cual muy poca gente cree en la actualidad, era vista con
seriedad por muchos hombres y académicos famosos a finales del siglo
XVIII y principios del XIX. Según los defensores de la frenología, el
desarrollo de áreas específicas en el cerebro humano está asociado con
cierta característica de personalidad y trastorno mentales. Entre los rasgo
de personalidad que se suponía estaban relacionados con protuberancias
localizadas en ciertas regiones del cerebro están la afabilidad, la
combatividad y la codicia.

La frenología tuvo gran influencia en la psiquiatría del siglo XIX y en la


psicología de las facultades, una noción que afecto los programas
académicos de la época. De acuerdo con la psicología de las facultades, la
mente consiste en una serie de facultades que pueden ser desarrolladas
mediante el ejercicio mental (por ejemplo, estudiando latín, tucion alta
delgada (asténica) como la constitución corporal musculosa (atlética) se
asocia con tendencias al alejamiento (personalidad esquizoide).

Las teorías de la constitución corporal son fascinantes, pero su validez


científica es cuestionable. Existen muchas excepciones a las tipologías
porque colocan a las personas en categoría y les asignan etiquetas.