You are on page 1of 5

Figura 1.

Situaciones de congestión vehicular en las cercanías al proyecto (La República,


2013)

CARACTERISITCAS GEOLOGICAS

En la vecindad de la ciudad de Arequipa se exponen diferentes unidades litológicas de


naturaleza sedimentaria, ígnea y metamórfica, y las edades varían desde el pre-cámbrico hasta
el cuaternario reciente. Una descripción de la unidades siguientes se pueden en contra en
Yanqui (1990), en general, son el Gneis Charcani, Rocas sedimentarias Mesozoicas, Rocas
Igneas de la Caldera, Volcánico Sencca, Volcánico Chila, Volcánico Barroso, Flujos de
Barro, Aluvial de Carmen Alto, Depósitos Piroclásticos, Aluvial del Aeropuerto, Aluvial del
Cercado y Aluvial de Umacollo.

La geología local está conformada por el Volcánico Sencca, que se encuentra cubriendo la
planicie que se extiende al flanco derecho del rio Chili y aparece esporádicamente en el flanco
izquierdo (Mendivil, 1965). Macroscópicamente conforma todo un acuífero homogéneo e
isótropo, sus características hidrogeológicas nos conduce a reconocerla como un acuífero de
transmisibilidad baja (Tupa, 1989). Los tufos tienen una composición dacítica o riolítica, se
observan granos de cuarzo, feldespatos y lamelas de biotita, conteniendo además, fragmentos
de pómez y lavas que pueden ser redondeados o angulosos con un tamaño variable (yanqui,
1990). Considerando la zona de ubicación del proyecto se distingue el tufo estratificado
salmón representado por tufos rosados de composición dacítica que muestran una disposición
en capas separadas según el tamaño de las partículas (Yanqui, 1990). Al volcánico Sencca se
le asigna una edad pliocena media a superior aproximadamente, recibe una denominación
común de puzolana. Su conductividad hidráulica es de 5.65x10-4 cm/s, hecho que lo clasifica
como un acuífero de permeabilidad baja. Se ha caracterizado en esta formación que la napa
freática sigue muy aproximadamente a la topografía como se ha registrado en el sector de
semirural Pachacutec, mediante la medición piezométrica de los pozos ubicados casi en línea
recta (Tupa.1989).

2.2. AGUAS SUBTERRÁNEAS

En la superficie de Arequipa, subyace un acuífero de manto libre, como parte de la


hidrogeología regional que discurre en el flanco occidental de la cordillera de los Andes, cuya
zona de recarga se ubica en la altiplanicie andina (Yanqui, 1990), las hidroisohipsas se
presentan en el plano 3 (Tupa, 1989)
La dirección del flujo general es de NE-SO, que es concordante con la tendencia general de la
topografía regional, el flujo es alterado por las perturbaciones locales que son originadas por
los accidentes geográficos y geológicos menores; la cordillera de Laderas constituye un dique
subterráneo natural casi impermeable que embalsa el agua freática generando manantiales y
bofedales (Yanqui, 1990). Las estructuras de cimentación de las construcciones efectuadas en
las vecindades de la zona pantanosa son dañadas por la gran acción agresiva del agua freática.

2. MARCO HIDROGEOLOGICO REGIONAL


La hidrogeología está directamente vinculada con la recarga y descarga natural, siendo, la
recarga natural, el volumen de agua que entra en el embalse subterráneo durante un periodo
de tiempo, a causa de la infiltración de las precipitaciones o de un curso de agua. Es
equivalente a la infiltración eficaz y definida como el volumen de agua que alcanza la zona
saturada (recarga profunda), [ 14 ].
La descarga natural es el volumen de agua que sale de un embalse subterráneo durante un
periodo de tiempo a través de los manantia les terrestres subfluviales o submarinos, y
también por evapotranspiración, si la zona saturada queda próxima a la superficie en
extensas áreas [ 1 ] , [ 14 ].
Las precipitaciones pluviales son los principales factores de recarga, en la zona del N-0;
significando que, las partes topográficamente altas, reciben mayor precipitación que las
partes bajas; por con siguiente la cantidad de precipitación decrece hacia el Oeste, siendo
la más seca la parte Sur-Este del área. La Pampa de Arrieros (depósitos aluviales) es la
zona de mayor precipitación, con un promedio anual de 109,6 mm. [31], aumentando la
cantidad de precipitación, según el incremento de altura, en las Pampas de Cañaguas,
Sumbay, (depósitos aluviales y piroclásticos). Estas áreas en conjunto conforman la cuenca
de recarga del acuífero [18], la que incrementa con los deshielos del Chachani (Volcánico
Barroso ), [31].

En la zona de Nor-Este, el volumen de recarga resulta de las precipitaciones que ocurren


en la cuenca cerrada de la laguna Las Salinas conformada por las Pampas de Cebadillas,
Yanacancha, Ancasi, Pichu Pichu y Pasto Grande, con una superficie de unos 600 Km
(depósitos aluviales y piroclásticos), [32], (4,200 - 5,800 msnm). El promedio anual de
precipitación para un periodo de 6 años en las Salinas, es de 296 mm (a 4326 msnm), [18].
La recarga en esta zona se incrementa por las infiltraciones provenientes de los deshielos
del nevado Pichu Pichu.

La zona de recarga N-0 representada por las altiplanicies de la Pampa de Cañaguas genera
un flujo Norte-Sur hacia el acuífero. -
Considerando una partícula de agua, esta recorre una distancia de por lo menos 50 km. en
línea recta, hasta llegar al embalse subterráneo de Arequipa. La zona de recarga del Nor-
Este, referida a las altiplanicies de las Salinas, genera un flujo general de NE-S0 hacia el
acuífero. Una partícula de agua recorre 40 km. aproximadamente en línea recta hasta
llegar a la zona de descarga.

El flujo esta controlado por la geometría del Arco del Barroso con una tendencia
principal a seguir la pendiente topográfica, cuya dirección en Arequipa, es de S
45° 0.
La descarga ocurre por los manantiales existentes, siendo el más importante el
manantial de Tingo y existiendo otros de menor importancia (Cuadro 2, anexo I I )
. La descarga también se efectúa por los pozos de explotación del agua subterránea
(Cuadro 1, anexo II ) . Existe además, una zona de evapotranspiración (área
pantanosa de Lara, Bellapampa y el Pasto).
Con los datos obtenidos no ha sido posible cuantificar la relación entre los
caudales de recarga y de descarga en el acuifero de la ciudad de Arequipa. Sin
embargo, como se vera más adelante las fuertes perturbaciones del manto freático
muestran que, en el momento actual, existen áreas sobre explotadas que
desequilibran el balance hidrogeológico de la cuenca.

3. GEOMETRIA DEL ACUIFERO


La geometría del acuifero está definido por, la superficie freática, el sustrato
impermeable inferior, la geomorfologia de la superficie del terreno, las
estructuras geológicas delimitantes, las relaciones con las aguas superficiales,
la recarga y descarga natural y la naturaleza de los materiales que constituye el
acuifero.
El acuifero que subyace al área ocupada por la ciudad de Arequipa, se clasifica
como un acuifero libre, resultando un flujo no confinado cuyo nivel freático
constituye una superficie del flujo. Por la teoría de Dupuit-Forchheimer,
pudiendo, bajo asunciones simplificadoras asegurarse que las superficies
piezométricas admiten una velocidad a lo largo de estás lineas proporcionales a la
pendiente de la superficie libre del agua, independiente de la profundidad,
representa por la ecuación (3.61). El comportamiento de la superficie freática se
presenta en los perfiles hidrogeológicos AA y BB (Plano N°5, anexo V I ).
El acuifero de la ciudad de Arequipa está delimitado por el Sur-Este, con las
rocas Igneas de la Caldera, que, en el sector de Hunter, Tingo y Sachaca, forman
un dique natural originando el manantial de Tingo, siendo una de las
características hidráulicas en el sistema del embalse subterráneo. Hacia el Oeste
no es posible precisar un limite.

Los materiales constituyentes del acuifero en toda su extensión son: en la margen derecha, el
volcánico Sencca , que subyace a los aluviales de Carmen Alto y de Umacollo y de los depósitos
fluviales, originando en la vecindad del rio Chili, una linea de manantiales. En la margen
izquierda los materiales que constituyen el embalse subterráneo, son: El f l u j o de Barro, el
Aluvial del Cercado y los depósitos Fluviales, originanado un flujo uniforme con dirección
genérica de S 45° 0, excepto en las perturbaciones locales de flujo que se observan en el plano N°
4, Anexo VI.

3 . 1 . Acuifero de la margen derecha


En el acuifero de la margen derecha, el flujo de las aguas subterráneas tiene una dirección
genérica Norte-Sur, hasta el sector de Semirural Pachacútec donde aparece una especie de
divergencia de flujo:
a) Uno toma la dirección S 15° E siguiendo con la constitución del material de acuifero favorable
para el flujo (aluviales) y confluir en el rio Chili, cuya interacción es identificada como el caso
3ro, de la conexión hidráulica de rios con acuiferos aluviales, el modelo de red de flujo es la (Fig.
3.5.18), con una gradiente hidráulica del 2,4%.
b) La otra mantiene la dirección genérica de los S 45° E cuyo limite no es posible precisar, con
una gradiente hidráulica del 2,1%. En el área que comprende a Yanahuara, Umacollo y Sachaca,
las isopiezas tienen un comportamiento regular, atribuida a la homogeneidad macroscópica del
embalse subterráneo (depósitos fluviales, aluviales de Carmen Alto y de Umacollo). En el sector
de Alto Libertad, Pachacútec, Mariscal Castilla y Semirural Pachacútec, las isopiezas se tornan
irregulares y las lineas de corriente son sinuosas, esto debido a la perturbación local ocasionada
por sobre-explotación, dando lugar a microfrentes de recarga y descarga, alterando
el flujo general.
La naturaleza del material del acuifero en su totalidad es el volcánico Sencca, desde Huarangillo
hasta Tio Chico y Perales, en esta zona las isopiezas tienen una distribución regular. En el corte
CC de la (Fig. 2.4.1),(plano N° 4, anexo VI), se aprecia que la napa freática sigue las
caracteristicas morfológicas de la topografia (Semirural Pachacútec) propia de los acuiferos de
transmisividad baja, su conductividad hidráulica es de 5,65xl0-4 cm/s, donde la velocidad de flujo
del agua subterránea calculada mediante la ecuación (2.1) es de 0,0012 cm/s. Para el flujo
en el conjunto aluvional se calcula una velocidad de 0,019 cm/s.
Los registros puntuales al inventariar los pozos determinaron a la napa freática a una
profundidad de : en Yanahuara, Complejo Magnopata a 7,00m}en Alto Libertad a 24,00 m; en
Tahuaycani a 18,50 m; en Mariscal Castilla a 13,85 m; en Semirural Pachacutec a un
promedio de 20,00 m; en Huaranguillo a3,30 m; en Altos de Amado a 13,50 m; en Tio Chico a
16,50 m; y en Sachaca a 0,92 m (cuadro N° 1,anexo II).
En la caracterización de estructuras que representan unidades hidrogeológicas, se tienen
al volcánico Séneca, al conjunto Aluvional (Aluviales de Carmen Alto y de Umacollo) y los
depósitos fluviales.
Las lineas de corriente en el conjunto aluvional denotan una divergencia cambiando de
dirección al flujo hasta la confluencia con el rio Chili, descrito como un fenómeno
hidráulico de interacción río-acuífero, el medio tiene propiedades permeables favorables
para el flujo, con una conductividad hidráulica de 8,12 x 10 cm/s (Angélica Palacios,
Sachaca).

5. LINEAS DE EQUIPOTENCIALES Y LINEAS DE CORRIENTE


Existen muchos caminos para resolver el problema de flujo del agua subterránea. En virtud
de que el agua freática puede moverse en el interior del embalse subterráneo, bajo el
efecto de la gravedad terrestre, sin otro obstáculo que le imponen su viscosidad y la
trama estructural del suelo [3]; bajo ciertas condiciones de contorno y las hipótesis
simpl ificadoras que introduce el análisis teórico, en el presenté estudio se emplea el
método gráfico o método de las Redes de Flujo que constituye la solución gráfica de la
ecuación de Laplace, siendo imprescindible conocer las lineas de corriente y las
equipotenciales.
La aplicación directa del método gráfico, implica considerar las bases teóricas de la
validez macroscópica de la Ley de Darcy, de las hipótesis de Dupuit-Forchheimer,
escencialmente en lo referido a la proporcionalidad de la pérdida de potencial que existe
entre dos puntos y que se manifiesta según una relación lineal de la gradiente hidráulica.
Con diferenciación a priori de las unidades geológicas en el acuífero (Volcánico Séneca
aluvial del Cercado, flujo de Barro se establecen la homogeneidad e isotropía macroscópica
de las unidades hidrogeológicas, considerando los contactos en la interacción del siste_
ma integrado.
Haciendo uso de los datos procesados del inventario de los puntos de agua (cuadros Nros. 1
y 2, anexo II). La carga hidráulica identificada con la ubicación de les alturas
piezométricas de los pozos registrados y de los manantiales que discretizan e idealizan al
acuífero para su evaluación en el tiempo y el espacio.
Bajo las recomendaciones de A. Casagrande [ 3 ] , [38] y teniendo en cuenta las
condiciones de contorno (altura piezométrica, unidades geológicas permeables e
impermeables), se efectuó el trazado de las isopiezas según el método de los Tres puntos
que secuencialmente se integró hasta abarcar a todo el acuifero. Una vez obtenido el
primer mapa de isopiezas se procedió a suavizarlas realizando gráficamente una aplicación
de las aproximaciones sucesivas, logrando el mapa definitivo que representa la solución al
problema planteado y, que compatibiliza con las condiciones establecidas, (plano N° 4,
anexo V I ).
Teniendo las isopiezas se procedió a trazar las lineas de corriente conforme a la ecuación
(3.41) y la condición necesaria de la ortogonalidad entre ambas líneas que representan al
potencial y al flujo de las aguas subterráneas en el acuífero de la ciudad de Arequipa.

6. REDES DE FLUJO - NIVEL FREATICO


La red de flujo graficada en plano N ° . 4, anexo VI, representa la solución al problema
de flujo en el acuífero de la ciudad de Arequipa aplicándose en la evaluación del
movimiento horizontal. En el área de estudio no se consigue construir una malla cuadrada
en todo el acuífero, Las desviaciones de la forma cuadrada se interpretan como variaciones
locales de la recarga, la descarga de la transmisivilidad. Con las restricciones anotadas
hasta aquí, el acuífero de Arequipa, en general tiene una forma según el modelo de
manantial en una corriente-semicuerpo- (Fig. 3.5.10), con una aparente simetría de efectos
que interrumpen y alteran la perfección del modelo citado. Resultando en el acuífero
singularidades lineales que identifican zonas locales de convergencia y divergencia de
flujos y perturbaciones puntuales por sobre explotación. La súbita aparición del obstáculo
natural, (dique n a t u r a l ) se manifiesta en que:
1. - Embalsa y fuerza a emerger al agua subterránea, dirigiendo el flujo hacia el manantial de
Tingo.
2. - Forman modelos de flujo alrededor de un obstáculo, (en Sachaca, Tío Chico y Perales) (Fig.
3.5.14), que generan puntos de estancamiento donde la velocidad es nula, (puntos triples).

6 . 1 . Red de flujo - nivel freático-Margen Derecha


El embalse subterráneo se conforma por el volcánico Sencca, el conjunto aluvional de Carmen A l t
o y de Umacollo y, los depósitos fluviales (plano N° 2, anexo V I ) . En la vecindad del doblete Alto
Victoria-Semirural Pachacutec existe una divergencia que origina un flujo con dirección N-S, en el
conjunto aluvional y los depósitos fluviales. La red de flujo en el volcánico Séneca, es en general
característica de los medios de transmisividad baja (Fig. 4.7.1), exceptúando al fenómeno asociado
con la disminución local del potencial hidráulico que ocurre en el acuifero de Alto Victoria y
Semirural Pachacutec, donde la napa freática está altamente perturbada por la sobre—explotación,
(el problema deviene de un intenso y prolongado tiempo de explotación, los pozos tienen como
promedio 15 años de uso continuo, quedando algunos pozos colgados). El problema enunciado
genera perturbaciones en el nivel piezométrico del acuifero, originando microfrentes de f l u j o
desordenado; al fenómeno se lo identifica como el doblete Alto Victoria-Semirural Pachacutec
(sumidero-fuente lineales) y, su red de flujo se ajusta a una espiral logarítmica, caso 5.3 a, (Fig.
3.5.3). -4 -3 2
Para el medio geológico K = 5,65 x 10 cm/s, T = 0,14 x 10 m /s y S = 0,18.
La red de flujo en el conjunto aluvional y los depósitos fluviales, tiene un comportamiento regular,
el flujo se dirige hacia el curso del rio Chili. Resaltando el fenómeno de la confluencia de fretes de
corriente-drenaje del acuifero por el rio - (Fig. 3.5.16), donde las isopiezas describen un
comportamiento parabólico con vértice en el cauce del rio Chili.
El flujo que ocurre a través de los depósitos fluviales, origina una distribución de manantiales en
linea, a distancias variables del cauce del rio Chili, (plano N° 3, anexo VI) cuya influencia no
repercute en la red de flujo general, porque los caudales de descarga son bajos con un promedio de
1.00 1/s, (tabla N° 2, anexo I I ) , para el medio geológico k = 8,12 x 10 cm/s., T = 4,10~ m /s y S =
-3 2 2

0,22.
El cerro Sachaca (acuitardo), obstruye la corriente generando una red de flujo según el modelo del
caso 5.3 k, (Fig. 3.5.14), identificando al punto singular con un asterisco (plano N° 4, anexo VI).
En el punto singular la velocidad de flujo es nula. La obstrucción natural en su campo de influencia
da origen al manantial de la Parada. -
Hacia el Sur, y siempre en línea se encuentra los manantiales de Arancota y, el de Alata que es
captado con fines de consumo humano. En el área comprendida entre Tío Chico y Perales se
encuentra un embalse donde se ubican los pozos de captación del reservorio de Perales, y, al Sur se
tiene al manantial (Pozos Valdivia), a 2,114 msnm de altura piezométrica. Se han registrado
variaciones de nivel freático o nivel piezométrico con un promedio de 0.80 m, para un ciclo
hidrológico anual.
Se concluye que en el acuifero, la recarga es regular y su explotación no ha llegado a tener uso
racional planificado.