You are on page 1of 8

aprender con estusiasmo todo los asperctos del negocio

Lograr que las personas tengan una buena imagen de un negocio o marca es uno de los
desafíos más importantes que el marketing puede enfrentar dentro de cualquier empresa.
No hay nada más importante para un negocio que la percepción que el mercado objetivo
tenga de él, pues determinará la preferencia sobre los competidores.

Lograr que éste identifique una marca y la asocie con aspectos deseables es un asunto clave
que no tiene nada que ver con lo que usted mismo considera que ofrece, ni mucho menos
con sus anuncios publicitarios. El posicionamiento es algo que se construye a través de todo
lo que una empresa dice y hace.

Por esta razón una de las cosas más importantes a la hora de posicionar una marca es que
haya correspondencia entre lo que la compañía comunica a través de sus mensajes y la
forma como efectivamente ésta se maneja en la práctica frente a clientes y prospectos.

Existen tres aspectos que a mi juicio son claves para lograr un posicionamiento de marca
fuerte y hacer que se mantenga en el tiempo:

1. Diferenciación
No sólo desde el punto de vista del producto/servicio es importante ser distinto a los
competidores. Evidenciar esto a través de la comunicación y los mensajes que use dentro de
su discurso, es lo que va a hacerlo más relevante para unos que para otros y reconocible o
visible a los ojos de su audiencia para no ser uno más entre la multitud.

Tanto en el mensaje expreso que envía a su mercado a través de sus elementos de


marketing (página web, folletos, publicidad, tarjetas de presentación y todos los demás que
considere pueden entrar en contacto con un prospecto o cliente), como en el que transmite
desde la experiencia misma que brinda, se debe reflejar y exaltar esta diferencia.

Recuerde que al final todo comunica algo. Lo que hace es incluso más importante que lo
que dice, de modo que asegúrese de comunicar su diferencial no sólo de forma expresa sino
de forma implícita a través de toda la experiencia que usted y su negocio dan a las personas.

Tenga en cuenta que no se trata de ser diferente porque sí. Un buen diferencial debe ser
apreciado por un segmento o nicho de mercado, tanto como para que la gente esté dispuesta
a pagar más por él. (Vea las tres características de un buen diferencial).

2. Coherencia
No sólo se trata de lo que dice sino también de lo que hace. Entre más coherencia haya
entre el discurso que comunica a través de sus diferentes elementos de marketing y lo que
hace en el mundo real, mayor el grado de credibilidad de la gente hacia su empresa. Más
claramente la gente podrá identificar y validar que efectivamente su compañía cumple lo
que promete, pudiendo hacer una asociación lógica entre la marca y los atributos que está
comunicando.

Al contrario cuando lo que comunica no se corresponde con lo que hace, los esfuerzos de
posicionamiento habrán sido en vano. Difícilmente logrará cambiar la opinión de la gente,
si sus acciones no corresponden a sus prometedores mensajes publicitarios. Las relaciones
interpersonales son muy similares a los negocios. Una vez alguien se hace una impresión de
lo que una empresa es, cambiar ese concepto es una labor muy compleja que podría llegar a
requerir un relanzamiento de la marca.

3. Consistencia
El posicionamiento es algo que se construye con el tiempo, y así como perder la confianza
en algo o alguien es relativamente fácil, ganarse la confianza de la gente y construir una
imagen favorable es un asunto que no ocurre de la noche a la mañana.

Siendo esta una de las claves para posicionar un negocio o marca es también una de las
cosas que más puede descuidarse una vez que una compañía cree haber logrado cierto
grado de aceptación en el mercado. Por esta razón es importante que una empresa sea
consistente a lo largo del tiempo en todo lo que dice y hace para que aún cuando se
cometan errores y existan fallas -como puede ocurrir en cualquier negocio-, la buena
reputación esté tan arraigada que no afecte de forma significativa la imagen y percepción en
el mercado.

La norma jurídica

Una norma jurídica es una prescripción dirigida a la ordenación del comportamiento humano
prescrita por una autoridad cuyo incumplimiento puede llevar a una sanción. Generalmente,
impone deberes y confiere derechos.

Funciones
Funciones
 Función motivadora: La norma trata de motivar la abstención de violar las
condiciones de convivencia y en especial, de dañar ciertos bienes jurídicos.
Despliega sus efectos ex ante. Por ello, la sanción atiende a la prevención general.
 Función protectora: La norma trata de proteger las condiciones de convivencia y
en especial ciertos bienes jurídicos. Despliega sus efectos ex post, una vez que se ha
producido el suceso. Por ello, la sanción atiende a la prevención especial.

Fuentes
Características
 Heteronomía: significa que las normas jurídicas son creadas por otra persona distinta al
destinatario de la norma, y, que esta, además, es impuesta en contra de su voluntad; esta
característica se opone a la autonomía que significa que la norma es creada de acuerdo a
la propia conciencia de la persona, es auto legislación (darse sus propias leyes).
 Bilateralidad: Consiste en que la norma jurídica al mismo tiempo que impone deberes,
también concede derechos a uno o varios sujetos. Según León Petrazizky, las normas
jurídicas son imperativo-atributivas, siendo esta, otra manera de designar el carácter
bilateral del derecho, pues lo imperativo significa el ordenamiento jurídico que impone
obligaciones y lo atributivo que establece derechos y obligaciones. Esta característica se
opone a la unilateralidad que consiste en que frente al sujeto a quien obligan las normas,
no existe otro autorizado para exigir su cumplimiento.
 Exterioridad: La norma jurídica únicamente toma en cuenta la adecuación externa de la
conducta con el deber estatuido en la norma, sin importarle la intención o convicción del
sujeto obligado; se opone a la Interioridad en la cual el cumplimiento del deber no se
realiza solo de acuerdo con la norma, sino conforme a los principios y convicciones del
obligado.
 Coercibilidad: Esta característica consiste en que el Estado tiene la posibilidad de aplicar
por medio de la fuerza pública una sanción si la persona se niega a acatarla; a esta se le
opone la Incoercibilidad que consiste en que la norma se ha de cumplir de manera
espontánea, no puede obligarse a las personas a que la cumplan por medio de la fuerza
judicial. La sanción es un daño o mal que sobreviene por el incumplimiento de una norma
y desde ese punto de vista todas las normas tienen sanción, sin embargo, solo las jurídicas
cuentan con coercibilidad.
 Generalidad: Decir que la norma jurídica es general significa expresar que la conducta que
ella ordena se impone a un número indeterminado de personas, es decir, que cuando
dicta un comportamiento lo hace de manera abstracta.

quienes lo ejecutan:

Aplicación privada o por los órganos jurisdiccionales del Estado: La aplicación de las normas del
derecho puede ser por:Aplicación privada: emana de los particulares ysu finalidad es de simple
conocimiento.Aplicación mediante órganos del Estado: juecesy tribunales, tiene por finalidad
determinan lasconsecuencias jurídicas que derivan de larealización del supuesto jurídico e
individualizara la persona a quien va dirigida.

La norma social

Las normas sociales son las reglas que deben seguir las personas para una mejor convivencia, a las
que se deben ajustar las conductas, tareas y actividades del ser humano. El conjunto o sistema de
normas, reglas o deberes que regula las acciones de los individuos entre sí.

Carateristicas
Características de las normas3

Características específicas, que se permiten distinguir una de la otra. Cabe destacar que
también tanto un ciudadano común como un presunto acusado de violar las leyes tiene
garantías y derechos fundamentados en la constitución vigente de 1917.

Unilaterales

Alguien está obligado al cumplimiento de la norma, pero no hay quien pueda exigírselo.

(ejemplo: Dar el saludo a alguien, no obliga a devolverlo, sino por cortesía).

Bilaterales

Impone deberes y concede facultades, hay una persona que debe cumplir y hay quien pueda
exigírselo.

(ejemplo: Comprar un kilogramo de azúcar te obliga a pagar el costo al vendedor).

Autónomas

La conducta de una persona es conforme a su propia voluntad.

(ejemplo: La forma de vestirse, de peinarse, etc.).

Heterónomas

La norma es creada por un sujeto, pero es otro el que debe de cumplirla.

(ejemplo: Reglas para contraer matrimonio).

Interiores

Regula la conducta al interior de una persona.

(ejemplo: No mentir).

Exteriores

La conducta externa debe adecuarse a lo establecido.

(ejemplo: No pasar un alto).

Coercibles.

Si la norma no se cumple es posible obligar a hacerlo mediante el uso de la fuerza.


(ejemplo: Si tienes un hijo, te pueden obligar a pagar manutención).

Incoercibles

No se puede obligar a cumplir alguna norma.

(ejemplo: No te pueden obligar a tener determinado número de hijos).

FUNCIONABILIDA

Regular las actividad de las personas entre sí que viven en un lugar determinado para que haya
paz y tranquilidad entres las mismas.
Para tener una vida social para tener una uniformidad básica de los comportamientos de todos los
individuos.
Esa uniformidad se consigue la socialización.
el proceso de socialización es efectivo cuando los individuos interiorizan los modelos sociales de
una conducta.

Quienes lo ejecutan:

Son propias de la vida social.


 Son normas externas; lo que importa en su cumplimiento es el acto exterior, careciendo de
relevancia el móvil de sujeto.
 Son sociónomas, es decir, creadas por la misma sociedad.
 Son unilaterales: regulan una conducta frente a otro, pero éste no tiene facultad para exigir el
cumplimiento de esa conducta. O sea, establecen solo deberes.
 La sanción por el incumplimiento es la reprobación social, la cual es ejercida por el grupo(en
algunos casos fuerte sanción psicológica de repudio o rechazo al sujeto infracción).
 La sanción por su incumplimiento se dirige al infractor, no persigue la ejecución de la obligación
impuesta por la norma.
Son relativas y cambiantes. No tienen el mismo valor para todos los tiempos y lugares

LA LEY

La ley (en latín, lex, legis) es una norma jurídica dictada por el legislador, es decir, un precepto
establecido por la autoridad competente, en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la
justicia cuyo incumplimiento conlleva a una sanción.

Características
 Generalidad: La ley comprende a todos aquellos que se encuentran en las
condiciones previstas por ella, sin excepciones de ninguna clase.
 Obligatoriedad: Tiene carácter imperativo-atributivo, es decir, que por una parte
establece obligaciones o deberes jurídicos y por la otra otorga derechos. Esto
significa que siempre hay una voluntad que manda, que somete, y otra que obedece.
La ley impone sus mandatos, incluso en contra de la voluntad de sus destinatarios.
Su incumplimiento da lugar a una sanción, a un castigo impuesto por ella misma.
 Permanencia: Se dictan con carácter indefinido, permanente, para un número
indeterminado de casos y de hechos, y sólo dejará de tener vigencia mediante su
abrogación, subrogación y derogación por leyes posteriores.
 Abstracta e impersonal: Las leyes no se emiten para regular o resolver casos
individuales, ni para personas o grupos determinados, su impersonalidad y
abstracción las conducen a la generalidad.
 Ignorancia no es excusa: Nadie puede invocar su desconocimiento o ignorancia
para dejar de cumplirla.
 Irretroactiva: Como norma general, regula los hechos que ocurren a partir de su
publicación, hacia lo futuro, jamás hacia lo pasado, salvo ciertas excepciones (como
la retroactividad en materia penal).

Funcionabilidad

Función de la Ley

Puesto que las leyes se formulan una vez que se ha hecho la comprobación y
expresan relaciones constantes entre los fenómenos, su principal función es
explicar un hecho con base en la relación que éste guarda con otro.

Un hecho singular se explica mediante una ley, en el sentido de que tal hecho es
un caso particular de ella; se deduce de ella. En otras palabras, un hecho singular
es una interpretación de un esquema de ley o formula legaliforme y, por tanto,
toda formula legaliforme puede recibir una multitud de interpretaciones, ya que
especifica una clase de hechos posibles.

Las leyes se descubren (no se inventan) y nos muestran una relación que se da
en la realidad, esto es, son esquemas objetivos. Las formulas en cambio, se
construyen pero no arbitrariamente sino expresando esos esquemas objetivos.

Referida a los hechos, una formula legaliforme tiene un dominio de validez


limitado, más allá del cual resulta falsa.

Quienes lo ejecutan

Lo ejecuta el órgano competente para la acción, en este caso es el poder judicial, atreves de sus
diversos tribunales competentes de cada rama.
Si tu deseo es progresar en tu carrera, es esencial que hagas todos los esfuerzos necesarios
para convertirte en un profesional de primera categoría. Para ayudarte a lograrlo, te
presentamos las 10 actitudes que caracterizan a un excelente empleado:

1. Aprender con entusiasmo todos los aspectos del


negocio
Los buenos empleados no se limitan solamente a saber qué ocurre en su departamento y
conocen todos los pormenores de la empresa.

2. Tratar la empresa como si fuera propia


En este sentido, estos profesionales son prudentes en la toma de decisiones y se
preocupan por el futuro de la compañía.

3. Generar oportunidades viables


No tienes que trabajar en un área de marketing o ventas para generar oportunidades de
crecimiento. Usa tu inventiva y tu red de contactos.

4. Anticipar los problemas


Es importante ser precavido y no dejarse estar con las tareas para evitar tener problemas
con tu jefe.

5. Ser honesto y directo


Pocas cosas son tan apreciadas en el mundo de los negocios como la honestidad y la
calidad de la comunicación de los profesionales.

6. Demostrar habilidades conservando la humildad


Procura ser un ejemplo para tus compañeros demostrando un excelente desempeño y
dejando de lado la arrogancia.

7. Inspirar a los demás a ser mejores


Para los buenos empleados, el éxito y los logros ajenos son tan importantes como los
propios.

8. Continuar la formación
Siempre es importante inscribirse en cursos o concurrir a seminarios o congresos que
sigan generándote conocimiento.

9. Contribuye al buen ambiente laboral


Evita los conflictos, sé amable y educado con todos y ofrece tu ayuda a quien la necesite.

10. Facilitarle el trabajo al jefe


Aunque pueda parecer contradictorio, los empleados destacados ayudan a sus jefes a ser
cada vez mejores y esforzarse por dar incentivos a los miembros de su equipo.