You are on page 1of 3

Análisis Crítico de Lecturas- Grupo 1

En la actualidad, la educación es un tema álgido abordado en la agenda pública, y ello

se debe, si precisamos el contexto peruano, a inadecuados modelos educativos o a la

paupérrima educación que está generando efectos negativos en el país. En Perú, y

seguramente en muchos países en vías de desarrollo, uno de los principales desafíos es

desarrollar el capital humano que permitirá generar mayor productividad e innovación y por

ende mayor crecimiento y desarrollo económico; sin embargo, para ello se necesitan tomar

medidas más sólidas de políticas públicas. Hoy por hoy, la educación peruana ha prescindido

de fomentar el pensamiento crítico y el desarrollo de las habilidades blandas en sus

estudiantes y está propiciando la memorización de conceptos y teorías, es decir robotizando a

los alumnos. Causa que conlleva a que los futuros profesionales estén en un estado pasivo,

sean incapaces de cuestionar, no tengan una postura crítica frente a un tema y no puedan

debatir con argumentos sólidos. Los alumnos son los potenciales futuros líderes de grandes

organizaciones, por ende es indispensable que analicen y piensen por cuenta propia para que

puedan tomar mejores decisiones. Un ejemplo de la falta de pensamiento crítico en Perú se ve

evidenciado en el pensamiento colectivo que considera a la corrupción como un acto

cotidiano y avala la frase “que robe pero que haga obras”, lo cual demuestra el poco juicio y

discernimiento de las personas, ya que no evalúan las causas, consecuencias y las posibles

soluciones de un problema que merma la institucionalidad.

Por otro lado, las habilidades blandas como la empatía, la creatividad, la cooperación

entre otras, generan un valor agregado y complementan a las habilidades cognitivas de la

persona. Es decir, es el diferencial que permite que las personas tengan ventajas competitivas

en este mundo globalizado, en donde se demanda el mejor capital humano calificado,

innovador, que tenga desarrolladas estas habilidades para que sea capaz de llevar a cabo una

gestión integral.
De igual manera, esta realidad no es ajena en la educación superior. Las

universidades, si bien tienen el propósito de formar a los alumnos, suelen limitarse a enseñar

solamente la teoría sin impulsar el cuestionamiento en los alumnos y no forman un ambiente

en el que se desarrolle el pensamiento crítico. Por ello, las investigaciones son de carácter

relevante, pues promueven la formación de un juicio analítico, lo cual no permite aceptar la

realidad tal como la plantean sino, incentiva a desarrollar un pensamiento propio que es

generado en base a la indagación de la información pertinente y experiencias pasadas

individuales.

Por otro lado, en los últimos años, la educación gerencial se ha venido cuestionando

debido a que los egresados carecen de las destrezas gerenciales para desenvolverse en

empresas competitivas. Sin embargo, es importante precisar que hay condiciones

preexistentes propias de la persona, como la personalidad y la inteligencia, que facilitan el

desarrollo de las destrezas y estas se van consolidando desde temprana edad. Asimismo, las

habilidades son resultado del desarrollo y experiencia propia de cada persona, por ello las

habilidades que se esperan formar en la educación gerencial son más un fortalecimiento que

propiamente el desarrollo al máximo nivel de las mismas. La experiencia, el tiempo y estar en

un contexto real son condiciones importantes para el aprendizaje y desarrollo de estas

habilidades por ende en una educación gerencial, el tiempo y el entrenamiento real queda un

poco corto.

El mercado actual demanda profesionales cada vez más preparados que sean críticos,

innovadores y tengan desarrolladas las habilidades blandas que les permitan un mejor

performance de sus labores. Por ende, poner en agenda a la educación es un tema necesario

para el desarrollo de las sociedades y de los ciudadanos. Y también está en los estudiantes

exigir y velar por una educación que permita profundizar el conocimiento mediante la

investigación que será la llave que abrirá muchas oportunidades personales y profesionales.
Referencias

Varela, O. (2009). El rol de las escuelas de negocios en el desarrollo de destrezas

gerenciales: Análisis conceptual. Academia: Revista Latinoamericana de Administración, 42,

73-89.

Ruiz, J. (2010). Editorial Importancia de la investigación. Revista Científica, 20(2),

125-126.

Lavonen, J. (20 de noviembre de 2015). Estar en la economía del conocimiento

implica desarrollar habilidades blandas. El Comercio, pp. B4.

Martínez, J. (2011). Máxima indignación en Harvard: Los alumnos de la cátedra de

Introducción a la Economía de la Universidad Harvard exigen nuevas perspectivas

académicas. Starviewer. Recuperado de: http://fundacion-eticotaku.org/2011/11/18/maxima-

indignacion-en-harvard-los-alumnos-de-la-catedra-de-introduccion-a-la-economia-de-la-

universidad-harvard-exigen-nuevas-perspectivas-academicas/