You are on page 1of 7

Regulación de la potencia de los sistemas hidráulicos impulsados por

bombas volumétricas

Como continuación a la serie de entradas meramente divulgativas sobre temas


hidráulicos, en esta ocasión se muestra la filosofía o tendencia que
últimamente existe a la hora de diseñar circuitos hidráulicos cuyos elementos
generadores de la energía hidráulica son las bombas volumétricas o de
desplazamiento positivo. Existen varias posibilidades a la hora de elegir un
determinado tipo de regulación, nos podemos encontrar con bombas
volumétricas de varios tipos, de caudal variable o fijo, regulación interna o
externa, etc.

Es conveniente conocer mínimamente estas posibilidades para poder actuar en


consecuencia cuando nos encontremos ante estos circuitos tratando de
resolver algún problema.

Una bomba volumétrica es aquella en la que interiormente existe una cámara


mecánicamente estanca. En dicha cámara se transporta fluido desde el lado de
entrada de la bomba (aspiración) hacia el lado de salida (lado de descarga).
No existe una conexión directa entre ambas conexiones de la bomba, por
tanto, las bombas de desplazamiento positivo o volumétricas son muy
adecuadas para elevadas presiones e ideales para los sistemas hidráulicos.
Pertenecen, por ejemplo, a esta categoría las bombas de engranaje (dentado
exterior o interior), las bombas de husillo, de paletas, de pistones (radiales o
axiales), etc.
En todas las posibles aplicaciones de las bombas volumétricas se da la
circunstancia de que la potencia exigida por el sistema es el producto de la
presión por el caudal:

Este producto es variable a lo largo del proceso secuencial, dependerá de las


características físicas y las exigencias del sistema. Por otro lado, la potencia
suministrada por la bomba vendrá dada por el producto del caudal suministrado
por la misma por la presión que éste genere en el circuito hidráulico y será:

Si lo que queremos es obtener un rendimiento óptimo debemos de tratar que


ambas potencias sean iguales, es decir, que:
Pero esta circunstancia no siempre se cumple. Para lograr esta coincidencia
entre ambas, puesto que las potencias son el producto de una presión por un
caudal, habrá que ajustar las presiones de tal modo que tienda a tener el
valor de , igualmente ocurre con los caudales, ya que el valor de
también tiende a tener el valor de , lo cual se traduce en la necesidad de
regular una y otra magnitud. Para poder conseguir esta regulación disponemos
de dos procedimientos distintos para acomodar los valores del caudal y de la
presión a las necesidades impuestas, estos son:

a) Regulación eléctrica de dichas magnitudes.

b) Regulación hidráulica.

El primero de los procedimientos descritos consiste en la medición eléctrica de


las magnitudes que intervienen, es decir del caudal y de la presión,
comparando los valores de entrada y de respuesta en un regulador eléctrico y
actuando directamente sobre la bomba mediante una válvula proporcional. En
el segundo, se utilizan preferentemente válvulas de regulación de caudal (VRQ)
y de presión (VLP), antes de actuar sobre la bomba. De estos dos
procedimientos , el primero es el que se está imponiendo en la actualidad por
sus ventajas de exactitud y rapidez, lo que se traduce en obtener un tiempo de
respuesta breve, aunque esta rapidez puede llegar a ser contraproducente al
tener lugar el fenómeno de la cavitación que, como ya sabemos, puede ser
muy destructivo. Por el contrario, la regulación hidráulica es en principio mas
barata, siendo su exactitud y velocidad de respuesta suficiente en una gran
mayoría de los casos.

Para conseguir la potencia apropiada existen tres posibles maneras de


regulación que se deducen de lo anteriormente descrito. La primera de ellas
consiste en la regulación de la presión, manteniendola en todo momento
constante. La segunda consiste en la regulación del caudal, es decir, en operar
el sistema hidráulico manteniendo un caudal constante. La tercera posibilidad
consiste en la regulación de la potencia, superponiendo para ello una
regulación de caudal con una regulación de presión. A continuación veremos
cada una de estas posibilidades, describiendo en cada caso cómo tiene lugar la
regulación.

Empleando la regulación de presión conseguimos ajustar el caudal al consumo


de los elementos receptores, al tiempo que se mantiene la presión a los valores
preestablecidos en el circuito. De esta manera, cuando se trabaja a la presión
máxima se anula el caudal y se mantiene la presión. Recuérdese que, de
momento, estamos empleando una bomba volumétrica de caudal constante, es
decir, regulamos caudal y presión mediante válvulas exteriores a la bomba. En
la siguiente imagen puede verse un circuito hidráulico basado en esta idea.
Sistema basado en la regulación de presión

Este tipo de regulación es el más utilizado cuando se tienen varios


consumidores con una única alimentación, al ser el más adecuado de todos.
Sus principales campos de aplicación suelen ser el de las máquinas-
herramientas y las prensas de inyección de plástico. El inconveniente más
destacado de este tipo de regulación es que se consiguen rendimientos muy
bajos. En efecto, si en un sistema hidráulico se desea regular la presión y el
caudal mediante válvulas, y se da la circunstancia de que la bomba es de
caudal constante y el motor de velocidad constante, al modificar los valores de
presión y caudal que suministra la bomba ( y ) con objeto de adaptarlo a
los exigidos por el sistema ( y ) se produce una perdida de potencia
, tal como se puede comprobar en la gráfica siguiente.

Regulación mediante ajuste de la presión a valor constante


Esta pérdida de potencia útil puede llegar a ser enorme. Su valor se puede
calcular fácilmente mediante la expresión:

En cuanto a la regulación basada en mantener un caudal constante, cabe


comentar que la dificultad surgida ante la necesidad de regular la presión, es
decir, la pérdida de potencia útil que aparece cuando se trata de mantener la
presión constante mediante válvulas, persiste cuando mantenemos el caudal
constante. Este segundo método de regulación se emplea en la industria
cuando se desea mantener la misma velocidad de funcionamiento de los
elementos de consumo, independientemente del par resistente. Este puede ser
el caso de equipos como mezcladoras, agitadores, etc. En el siguiente
esquema puede apreciarse un sistema empleando una válvula reguladora de
caudal con compensación de la presión cuya misión es la de garantizar en todo
momento una diferencia de presión constante.

Sistema hidráulico con regulador de caudal VRQ


En este caso VRQ regula el caudal derivando una fracción de caudal Qv hacia
el tanque a través de VLP, al mismo tiempo la diferencia de presión entre el
valor de presión producida por la bomba y la del sistema (Pb – Pm) es
realmente una pérdida efectiva. Todo esto hace que el rendimiento del sistema
sea muy bajo. Este rendimiento tendrá el valor:

Naturalmente este sistema mostrado en la figura anterior puede mejorarse


muchísimo si se sustituye la bomba de caudal constante por otra de las mismas
características pero de caudal variable y regulada por presión tal y como se
muestra en el siguiente esquema.

Uso de una bomba de caudal variable


La posibilidad de actuar sobre el caudal de la bomba permite adaptar
perfectamente el caudal de modo que no se produzca el despilfarro de aceite a
presión Qv que se producía en el caso anteriormente descrito y, por lo tanto, se
obtiene que . Sin embargo, como los valores de las presiones son
diferentes concretamente , existirá una pérdida de presión que valdrá
precisamente su diferencia y que dará por tanto una pérdida de
potencia Nv cuyo valor será:

Sin embargo esta pérdida de potencia Nv será inferior a la obtenida para el


primero de los casos. Si se quiere mejorar aún más el sistema, lo que debemos
hacer es modificarlo suprimiendo la válvula reguladora de caudal VRQ,
quedando el conjunto como se muestra en la siguiente figura.

Sistema con bomba de caudal variable y regulación de presión


En esta situación no existe pérdida de potencia Nv, sin embargo, la presión Pb
está regulada de manera que se mantiene constante aunque se modifique el
caudal, siendo . En consecuencia, si Pm variara a lo largo del proceso
o secuencia de nuestro sistema hidráulico deberá actuarse sobre la válvula
limitadora de presión. Es en este caso cuando se hace interesante el empleo
de una válvula limitadora de presión proporcional que nos permitirá
implementar en nuestro sistema una curva de presión que se adapte a las
necesidades del mismo.
Así llegamos al método de regulación de potencia electrohidráulica de presión y
caudal consistente esencialmente en una regulación eléctrica de presión
actuando sobre una válvula proporcional de presión. Las excelentes cualidades
de este tipo de regulación parecen conducir inevitablemente a la idea definitiva
de que este será el tipo exclusivo de regulación en un futuro próximo, puesto
que se aprovecha al máximo la capacidad del motor de accionamiento en
aquellas instalaciones en las que las altas presiones tienen lugar a bajo caudal,
y viceversa. Ahora bien, en muchas situaciones todavía será muy rentable la
primitiva regulación mediante bombas de cilindrada constante y válvulas, o la
versión mejorada que utiliza bombas de caudal variable y elementos hidraulico-
mecánicos.
Los objetivos principales de los fabricantes de bombas de cilindrada variable
son aumentar la potencia másica, mejorar los rendimientos e incrementar su
vida útil. Además de incorporar mejores y más completos sistemas de mando y
regulación. Igualmente, muchos de los esfuerzos van encaminados hacia los
sistemas de mando de las bombas con ayuda de los microprocesadores, donde
el conjunto del sistema hidráulico es gobernado por un sistema electrónico que
ajusta permanentemente el caudal y la presión de la bomba, controlada ésta
por una válvula proporcional. El ajuste es muy preciso y los tiempos de
respuesta muy cortos. El principal inconveniente de este tipo de mando es que
todavía es muy caro y se utiliza básicamente en bancos de prueba hidráulicos.
Otro tema de investigación muy interesante consiste en la reducción del nivel
sonoro de estas bombas durante su funcionamiento.
Es todo, espero que os haya resultado interesante. Animo al lector a seguir
investigando sobre el tema por su cuenta. Es un tema apasionante que está
bien que conozca toda persona que trate con sistemas hidráulicos, complejos o
no. Gracias.