You are on page 1of 8

TRABAJO PRÁCTICO

GRUPAL

TEMA:

 INSULINA

INTEGRANTES:

 ANALIA PORTILLO
 SANDRA GODOY
 JUAN CARLOS NUÑEZ

CURSO:

 SEGUNDO AÑO
INTRODUCCIÓN
La diabetes es un padecimiento metabólico por una falta total o relativa de una proteína muy
importante como es la insulina, que lleva un trastorno en la utilización de los carbohidratos con
alteración en el metabolismo de las grasas de también de las proteínas. La diabetes está
considerada dentro de las enfermedades generales del trastorno del metabolismo genético de los
carbohidratos.
Si nos damos cuenta en estos días la diabetes ha sido uno de los problemas más comunes en el
hospital ya que los niños, jóvenes y adultos somos adictos a la glucosa. La diabetes puede
prevenirse manteniendo un peso corporal ideal y un estilo de vida activo que le permita a
la persona hacer uso de todo lo que ingiere en forma de energía en sus diversas actividades.
La mayoría de las personas hospitalizadas con problemas de diabetes reciben tratamiento con
insulina, la insulina ayuda a nivelar los niveles de glucosa en la sangre, pues apoya
el almacenamiento del exceso de glucosa. La insulina es usada para la diabetes tipo I y la diabetes
tipo II. El cuerpo de un paciente con diabetes tipo I (insulinodependiente), no produce insulina.
La insulinoterapia: consiste en reemplazar la producción de insulina del páncreas que se ha
perdido, a través de la administración de insulina en el tejido subcutáneo (grasa) por medio de una
jeringa hipodérmica específica para administrar la insulina.
Es fundamental que el paciente diabético asuma la responsabilidad del tratamiento mientras que
el médico asume un papel de asesor del paciente para que juntos participen de manera activa y
se lleve a cabo un buen resultado del manejo de la enfermedad, evitando complicaciones seria.

Objetivo General:

 Explicar la importancia de la insulina en la Diabetes.


DESARROLLO DE LOS OBJETIVOS ESPECÍFICOS

LA DIABETES Y LA INSULINA
¿Qué es la diabetes?
La diabetes es una enfermedad en la que el nivel de glucosa (azúcar) en la
sangre es más elevado de lo normal. La glucosa proviene de los alimentos que
uno come. En el abdomen, detrás del estómago, se encuentra un órgano llamado
páncreas que produce insulina. La insulina es una hormona que toma glucosa
de la sangre y la transporta al interior de las células del cuerpo donde se usa
como energía.
La diabetes ocurre cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no usa la insulina
debidamente (llamado resistencia a la insulina). A veces, la persona tiene ambos problemas. En ambos
casos, el resultado es que la glucosa no entra a las células y se acumula en la sangre.
Con el tiempo, la falta de control de la diabetes puede causar complicaciones serias, incluidas
enfermedades del corazón, apoplejía, fallo renal (en los riñones), ceguera y daño a los nervios. Mantener
el nivel de glucosa de la sangre cerca de lo normal es clave para prevenir estos problemas de salud.
¿Cómo se trata la diabetes?
El tratamiento depende del tipo de diabetes que tiene. Hay tres tipos principales de diabetes:
- La diabetes de tipo 1 ocurre cuando el páncreas deja de producir insulina. Generalmente se da en
niños y adolescentes, pero puede presentarse posteriormente en la vida. Las personas con diabetes de
tipo 1 necesitan insulina para sobrevivir.
-
La diabetes de tipo 2 es el tipo más común de diabetes. Con la diabetes de tipo 2, el cuerpo no produce
suficiente insulina y se vuelve resistente a la acción de la insulina. Se presenta en pacientes adultos y
mayores de edad, muchos de ellos con sobrepeso. A las personas más jóvenes también les puede dar
diabetes de tipo 2.
- La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se presenta solamente durante el embarazo.
Generalmente desaparece cuando nace el bebé. Sin embargo, las mujeres que tienen diabetes gestacional
son más propensas a tener diabetes de tipo 2 posteriormente.
El tratamiento incluye cambios en el estilo de vida (dieta y ejercicio), además –de ser necesario–
medicamentos orales (pastillas), insulina, otros medicamentos inyectados o una combinación. Las personas
con diabetes de tipo 1 siempre necesitan insulina. Generalmente, las personas con diabetes de tipo 2
necesitan tratamiento con medicamentos orales durante varios años o incluso muchos años, pero a fin de
cuentas pueden necesitar insulina para controlar la glucosa.

La insulina es una hormona que toma glucosa de la sangre y la transporta al interior de las células del
cuerpo donde se usa como energía. La diabetesocurre cuando el páncreas no produce
suficienteinsulina o cuando el cuerpo no usa la insulinadebidamente (llamado resistencia a la insulina).
LA INSULINA
La insulina es una hormona producida por el páncreas, que contribuye a regular los niveles de glucosa en
sangre. Esta hormona es vital para el transporte y almacenamiento de la glucosa en las células, ayuda a
utilizar la glucosa como fuente de energía para el organismo.
La insulina actúa como una llave para permitir que la glucosa acceda a las células. Si la glucosa no puede
entrar en las células, se acumula en la sangre.
El páncreas produce de dos formas diferentes la insulina:

 Una lenta y continua que ayuda a que los niveles de glucosa se mantengan siempre estables entre
70-100 mg/dl conocida como secreción basal.
 Otra rápida y en mayor cantidad secretada generalmente cuando la glucosa sanguínea se
encuentra en valores altos después de los alimentos, conocida como secreción pulsátil.

TIPOS DE INSULINA
Según el tipo de insulina que se utilice variará el tiempo de inicio para empezar a surtir efecto, es decir, el
momento en el que la insulina comienza a bajar su nivel de azúcar en la sangre.
Además, debemos conocer el pico, el momento en el cual la insulina consigue su máximo efecto, el que
provocará que los niveles de glucosa desciendan.
Y ser conscientes del tiempo de duración del efecto de la insulina, el período durante el que la glucosa
seguirá disminuyendo los niveles de azúcar en sangre.
La insulina se clasifica en varios grupos:

1. Insulina de acción rápida


Se absorbe rápidamente desde el tejido adiposo (subcutáneo) en la corriente sanguínea. Se usa para
controlar la glucosa en sangre durante la ingesta de alimentos o bebidas, y corregir de este modo los niveles
elevados de azúcar en sangre.

Inicio 10 – 15 minutos

Pico 30 – 90 minutos

Duración 3 – 5 horas

Ejemplos: Apidra, Humalog, Novorapid, etc.


Insulina de acción corta o regular
Como su propio nombre indica son insulinas de acción breve, generalmente tardan más tiempo en hacer
efecto.

Inicio 30 – 60 minutos

Pico 2 – 3 horas

Duración 5 – 7 horas

Ejemplo: Actrapid.
2. Insulina de acción intermedia
Este tipo de insulina actúan como insulina basales, se absorbe más lentamente, prolongando su duración.
Se administran una o dos veces al día y se utilizan especialmente para controlar la glucosa en sangre
durante la noche, estando en ayuno y entre las comidas. Suele combinarse con insulinas de acción rápida.

Inicio 1 – 2 horas

Pico 4 – 7 horas

Duración 10 – 13 horas

Ejemplo: Humulin N.
3. Insulina de acción prolongada.
Al igual que las insulinas de acción intermedia, se utiliza como insulinas basales, se absorben lentamente
teniendo un efecto de pico mínimo. Su efecto es más estable durante la mayor parte del día.

Inicio 1 – 2 horas

Pico 6 – 7 horas

Duración 24 – 36 horas
Ejemplod: Tresiba, Toujeo, Levemir, Lantus.
4. Insulinas premezcladas
Son combinaciones de insulinas de acción rápida con insulinas de acción intermedia en diferentes
proporciones. La insulina premezclada requiere una sola inyección, controlando tanto las glucemias basales
como las prandiales.

No es posible tomar insulina en pastilla porque durante la digestión se descompone. Debe inyectarse en la
grasa debajo de la piel para que pueda incorporarse a la sangre.

Os dejamos el siguiente enlace sobre como inyectar la insulina. Y además, os recordamos que nuestro
dispositivo Insulclock se adapta a todas las plumas de insulinas mencionadas.

DÓNDE SE APLICA LA INSULINA


La insulina se debe inyectar en la grasa que está debajo de la piel y no en el músculo. Los sitios de
inyección recomendados son: Nalgas: Parte superior y externa. Es el lugar más recomendado para
las insulinas de acción lenta ya que es el lugar donde la insulina se absorbe más despacio.

Datos básicos para el uso de la insulina

La insulina se mide en Unidades Internacionales. Desde el año 2001 la concentración de la insulina tanto
en viales como en plumas con cartuchos es de 100 Unidades de Insulina por cada mililitro.

¿Dónde inyectar la insulina? Sitios de inserción recomendados

La insulina se debe inyectar en la grasa que está debajo de la piel y no en el músculo.


Los sitios de inyección recomendados son:

 Nalgas: Parte superior y externa. Es el lugar más recomendado para las insulinas de acción
lenta ya que es el lugar donde la insulina se absorbe más despacio.
 Muslos: Zona anterior y latero-externa. Para insulinas de acción lenta.
 Brazos: Zona externa-superior de los brazos. Insulinas de acción rápida.
 Abdomen: Insulinas de acción rápida. Es el lugar dónde la insulina se absorbe más rápidamente.
Lo ideal es usar siempre la misma área para un mismo tipo de insulina, por ejemplo, utilizar siempre el
abdomen para la insulinarápida y las nalgas para la lenta.

Es importante rotar los sitios de inyección para evitar la lipodistrofia que causaría un mal funcionamiento
de la insulina que se pinchase en esa zona.

Dispositivos para la administración de insulina

 Jeringuillas

Las jeringas desechables se utilizan fundamentalmente para mezclar diferentes tipos de insulina en la
misma inyección o para tipos de insulina que no se encuentren disponibles en cartuchos para plumas. Su
graduación se establece en Unidades (recordemos 1 que en 1ml hay 100 Unidades de Insulina). Existen
diferentes marcas comerciales. Los tamaños que se utilizan son de 1ml (100 UI), 0,5ml (50 UI) y 0,3ml (30
UI). Las jeringas deben utilizarse una sola vez.

 Plumas de insulina

Son dispositivos del tamaño de un bolígrafo que se cargan con un cartucho de insulina que sirve para
varios pinchazos. Los cartuchos estándar tienen 300 Unidades de Insulina. Permiten una dosificación
más precisa que las jeringas, especialmente a dosis bajas

CONCLUSIÓN
La insulina es indispensable no solo porque actúa disminuyendo la glicemia, sino también porque
transporta la glucosa la cual es importante para realizar cualquier actividad ya que nos otorga
energía en forma de ATP.
La insulina funciona pues ayuda a nivelar los niveles de glucosa en la sangre, apoya el
almacenamiento del exceso de glucosa, es también usada para la diabetes tipo I y la diabetes tipo
II
Es indispensable capacitarnos en competencias cognitivas, procedimentales y actitudinales con
respecto a la administración de insulina en pacientes críticos, monitorizándoles sus signos vitales
en especial estar atentos a los índices de glucosa otorgada por el laboratorio.
El uso de altas dosis de insulina puede llevar a un estado de hipotensión e inclusive a un estado
de coma.
De acuerdo al estado del paciente se elegirá el tipo de insulina que se le aplicará al paciente, en
caso de estar grave se iniciará el tratamiento con dosis de infusión y posteriormente se
administrará por vía subcutánea.
BIBLIOGRAFÍA
PÁGINAS WEB

http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/182/inyectando-insulina-ninos

https://www.hormone.org/audiences/pacientes-y-cuidadores/preguntas-y-respuestas/2012/la-diabetes-e-

insulina

https://www.hormone.org/audiences/pacientes-y-cuidadores/preguntas-y-respuestas/2012/la-diabetes-e-

insulina