You are on page 1of 5

ESCUELA DE PSICOLOGIA

ASIGNATURA

CURSO FINAL DE GRADO

TEMA

MODULO III (ACTIVIDAD IV)

PARTICIPANTE

ELIZABETH KING MAT.: 13-3552

FACILITADOR

FRANCISCO GRULLON CRUZ M. A

FECHA

30 JULIO 2018
TRASTORNO DE ANSIEDAD POR SEPARACIÓN

El trastorno de ansiedad por separación (TAS) es una condición psicológica,


clasificada dentro del espectro de los trastornos de ansiedad, en el cual un
individuo presenta una excesiva ansiedad acerca de la separación del hogar o de
la gente hacia quienes tiene una fuerte relación de apego, tal como la madre o
el padre; asimismo puede presentarse ansiedad excesiva acerca del daño hacia
figuras de apego y eventos que puedan llevar a la pérdida o a la separación de
dichas figuras.

La ansiedad de separación ocurre al comprender el infante que es una persona


separada de su cuidador. A su vez, el concepto permanencia de los objetos
emerge, al comprender que estos no dejan de existir al no ser vistos o
escuchados. Al empezar a comprender que pueden ser separados de su cuidador
primario, no entienden que el cuidador ha de regresar, ni tampoco poseen un
concepto del tiempo. Esto produce una reacción enteramente normal, cuya
aparición se da alrededor de los ocho meses y aumenta hasta los 11-15 meses de
edad, cuando comienza a declinar.

TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA

El trastorno de ansiedad generalizada es una de las enfermedades mentales más


frecuentes. Este trastorno produce temor, preocupación y una constante
sensación de estar sobrepasado. Se caracteriza por una preocupación persistente,
excesiva e irreal respecto de aspectos de la vida diaria tales como las finanzas, la
familia, la salud y el futuro. Es una preocupación excesiva, difícil de controlar y que
se acompaña frecuentemente de otros síntomas psicológicos y físicos. Estas
preocupaciones interfieren en el trabajo, las relaciones sociales y el bienestar
físico y mental.

El trastorno de ansiedad generalizada es una afección común por lo que cualquier


persona puede sufrir este trastorno, incluso los niños. La mayoría de las personas
que sufren este trastorno dicen que han estado ansiosas desde que tienen
memoria. El trastorno de ansiedad generalizada es un poco más frecuente en las
mujeres que en los hombres. Cabe señalar que los trastornos de ansiedad son los
problemas de salud mental más comunes y uno de los más tratables. Pueden
afectar de igual manera a adultos, niños y adolescentes.

MUTISMO SELECTIVO

El mutismo selectivo es un trastorno de ansiedad infantil que consiste en que los


niños afectados, en determinados contextos o circunstancias, pueden llegar a
inhibirse de manera tal que parecen mudos, a pesar de poder hablar normalmente
en situaciones en las que se sienten cómodos y relajados.

El mutismo selectivo es descrito dentro del capítulo de Trastornos de Ansiedad


Infantil, como un trastorno en el cual la persona parece mudo ante situaciones
sociales o cuando se espera que hablen, pero son perfectamente capaces de
hablar y de comprender el lenguaje. Funcionan normalmente en otras áreas de
comportamiento y aprendizaje, aunque se privan severamente de participar en
actividades de grupo. Es como una forma extrema de timidez, pero la intensidad y
duración la distingue. Como ejemplo, un niño puede pasar completamente callado
en la escuela, por años, pero habla libremente o excesivamente en casa.

FOBIA ESPECIFICA

Una fobia es un miedo intenso y progresivo o ansiedad por un determinado objeto,


animal, actividad o situación que ofrece poco o ningún peligro real.

La fobia específica (también llamada fobia simple), es un trastorno de ansiedad


que se caracteriza por la presencia de un miedo intenso o una ansiedad
significativa, tras la exposición a ciertos objetos o ciertas situaciones específicos.
La fobia específica es un miedo intenso y persistente a objetos o situaciones
claramente identificables. La exposición a este estímulo provoca invariablemente
ansiedad, la que puede ser muy intensa. Los adolescentes y adultos pueden
reconocer que este temor es excesivo e irracional. En la mayoría de los casos,
quien padece una fobia evita la exposición a lo que teme, interfiriendo
significativamente con la vida cotidiana del individuo.
TRASTORNO DE ANSIEDAD SOCIAL

El trastorno de ansiedad social (TAS), también conocido como fobia social, es


un trastorno de ansiedad caracterizado por un miedo persistente a una o más
situaciones sociales por temor a que resulten embarazosas. Este temor puede ser
desencadenado por el escrutinio (percibido o real) de otras personas. Es el
trastorno de ansiedad más común y uno de los más comunes entre los trastornos
psiquiátricos. Muchos de los síntomas más frecuentes del TAS se encuentran
también en el trastorno de personalidad por evitación y existe la posibilidad de que
ambas sean conceptualizaciones alternativas de un mismo trastorno.

El trastorno de ansiedad social (también llamado fobia social) es un problema de


salud mental. Es un temor intenso y persistente de ser observado y juzgado por
otros. Este temor puede afectar el trabajo, la escuela y otras actividades
cotidianas. Incluso puede dificultarle hacer y mantener amigos. Sin embargo, el
trastorno de ansiedad social no tiene que detenerlo de alcanzar su potencial. El
tratamiento le puede ayudar a superar sus síntomas.

TRASTORNO DE PÁNICO

El trastorno de pánico es un trastorno de ansiedad en el que la persona afectada


sufre repetidos ataques súbitos de terror en ausencia de estímulos externos que
puedan desencadenarlos. Los episodios frecuentes de terror acompañados de un
fuerte estado de ansiedad se denominan ataques de pánico o, en algunos casos,
ataques de ansiedad o crisis de ansiedad.

En el trastorno de pánico, los episodios sucesivos de terror aparecen


acompañados de cambios significativos en el comportamiento del individuo y de
una preocupación continua por que se produzcan nuevos ataques de pánico. Se
pueden producir cambios en la vida del individuo que pueden conllevar a evitar las
situaciones o lugares temidos, a huir de los estímulos fóbicos, a apoyarse
excesivamente en personas o en sustancias y a intentar controlar a toda costa las
reacciones temidas.
AGORAFOBIA

La agorafobia es un trastorno de ansiedad que consiste en el miedo a las


situaciones cuya evitación es difícil o embarazosa, o donde no se puede recibir
ayuda en caso de sufrir una crisis de pánico. La gran mayoría de las personas
agorafóbicas experimentan una serie de emociones desencadenadas por la
respuesta de ansiedad al ser sometidas o expuestas al estímulo causante. El
afectado siente intensas sensaciones fisiológicas que aparecen súbitamente o
como venidas de la nada, aumentando gradualmente y apareciendo una tras otra
o varias combinaciones a la vez, según la persona entre en un estado emocional
agudo.

La agorafobia es un trastorno psíquico que consiste en un miedo aterrador a


encontrarse en lugares abiertos o en situaciones en las que el afectado cree que
no puede escapar. Los agorafóbicos tienen pánico a salir de casa y a las
multitudes, a entrar en tiendas y a viajar solos en medios de transporte.