You are on page 1of 6

PROCEEDINGS OF THE 2014 IEEE CENTRAL AMERICA AND PANAMA CONVENTION (CONCAPAN XXXIV)

Energy Balance of a Cashew Nut Shell Gasification Pilot Unit Utilized in Power Generation

J. C. A. Alcócer, Member, IEEE, J. B. F. Duarte, M. C. Pereira, M. L. M. de Olveira, R. K. Chaves, D. Benevides and G. F. B. de Oliveira

AbstractBiomass is a renewable energy source, its use has received great attention due to environmental considerations and the increased need for energy worldwide, is clean and emit low greenhouse gas emissions compared with fossil fuels. The bark of cashew nuts (CCC), waste from the processing of almonds, which is excessively generated in our state and has not been administered correctly, so it is wasting its full potential, ie, the main source for generating energy from biomass is in the waste. However, the use of agroindustrial wastes energy is obtained by performing the archaic form of direct burning in ovens and chairs. Through the biomass gasification, process which converts the waste gas with an energy properties. We studied the conditions for utilization of biomass in order to obtain the best thermochemical conversion of biomass (direct combustion, pyrolysis and gasification). Had the opportunity to know the full operation of the gasifier, the phases of operation (heating, drying, pyrolysis and gasification) and to influence and select the ideal operating conditions. Applying methods of thermodynamic analysis and energy found in the literature and using data collected from tests performed in the fluidized bed gasifier installed was possible to determine the efficiency and potential (energy available and dissipated) of the gasifier.

Index

gasifiers.

TermsBioass,

cashew

nut

shell,

energy

balance,

I.

INTRODUCCIÓN

  • L A biomasa se considera como uno de los procesos más antiguos para proporcionar energía térmica, sin embargo, con el advenimiento de nuevas tecnologías, es posible

Manuscrito sometido Mayo 19, 2014. Versión actualizada Noviembre 9, 2014. Recomendado para publicación por miembros evaluadores del Programa Técnico del CONCAPAN 2014. Este trabajo contó con el apoyo del Consejo de Investigaciones del Brasil

(CNPq). J. C. A. Alcócer es profesor de la UNILAB en Acarape CE- Brasil CEP 62785-000. Teléfono para contacto (x55)85 99820198 e-mail:

jcalcocer@gmail.com. J. B. F. Duarte es profesor en la UNIFOR en Avenida Washington Soares 1321 Fortaleza CE Brasil CEP 60811-905 (e-mail: furlan@unifor.br). M. C. Pereira estudió en la UNIFOR y actualmente se encuentra en Canadá. M. L. Moura de Oliveira fue bolsista DCR en la UNIFOR, actualmente es profesora en la UECE, Itaperi Fortaleza CE, CEP: 60740-000 (e-mail:

monalisamoura2@gmail.com).

  • R. K. Chaves es profesora en la UNILAB (email:karolinnycl@yahoo.com.br).

  • D. Benevides es alumna da UNILAB (e-mail: daysebenevides@hotmail.com)

  • G. F. B. de Oliveira fue profesor de la UNIFOR y actualmente es profesor de

la UFERSA en la ciudad de Paú dos Ferros RN, CEP: 59.625-900. (e-mail:

glaydson.barros@ufersa.edu.br)

utilizar su potencial energético y producirla de forma sostenible. Como se sabe la energía es un requisito previo para el desarrollo económico y social de un país. Brasil, con sus fuentes variadas para la generación de energía está en una situación muy favorable: después de todo el país tiene la tercera mayor capacidad hidroeléctrica del mundo, las condiciones climáticas son favorables a la utilización de los parques eólicos, como también es el líder mundial en la producción de electricidad basado en biomasa. (Sánchez 2010) La biomasa se compone de una multitud de sustancias orgánicas y químicas sintetizadas durante la actividad metabólica de la materia. Mediante la inducción de la combustión de la materia orgánica se logra la extracción de calor y de los gases CO2, CH4, etc. Así que hay una necesidad real de proponer formas de utilizar esta fuente de energía renovable, ya que hay gran cantidad de insumos a utilizar y cuando no se utilizan, provocan diferentes impactos ambientales. También es considerable el impacto económico tanto en la pérdida del potencial energético así como en el destino del material. La Fig. 1 muestra el mejor uso de la biomasa. Las ventajas principales al utilizar la biomasa para producir energía eléctrica son: (a) Reutilizar los residuos. (b) Baja emisión de contaminantes. (c) Fuente de energía renovable y (d) facilidad en el almacenamiento y en el transporte. En este trabajo será utilizado un gasificador con reactor de lecho fluidizado burbujeante. La materia prima que será utilizada es la cáscara de la semilla de marañón, ya que en el estado de Ceará, en el noreste brasileño, este insumo se encuentra en abundancia. Además, sus características pueden determinar los productos que pueden obtenerse.

PROCEEDINGS OF THE 2014 IEEE CENTRAL AMERICA AND PANAMA CONVENTION (CONCAPAN XXXIV) Energy Balance of a

Fig. 1. Conversión de la biomasa. Fuente: registro de los autores.

978-1-4799-7584-6/14/$31.00 ©2014 IEEE

PROCEEDINGS OF THE 2014 IEEE CENTRAL AMERICA AND PANAMA CONVENTION (CONCAPAN XXXIV)

Para genera energía se utilizarán otros componentes para transformar el gas de síntesis en energía eléctrica o mecánica. El motor de combustión interna es una de las claves de este proceso de generación. De acuerdo con lo que se encuentra en la literatura se pueden utilizar motores a diésel modificados para operar en ciclo combinado o 100% a gas. En el ciclo combinado es necesario quemar el gas dentro del motor con una pequeña cantidad de diésel. Un motor con ciclo Otto es el más adecuado para la operación con el gas. También serán necesarios filtros para la purificación de los gases producidos.

II.

GAS DE SÍNTESIS

El gas de síntesis es una mezcla de H 2 y CO y se puede producir por un proceso de gasificación con oxígeno en lugar de aire. La necesidad de oxígeno para la producción de gas de síntesis se da en una proporción de un tercio del oxígeno necesario para la combustión completa. La química de la producción del gas de síntesis a partir de gas natural, carbón, y las fracciones de petróleo pesado se conocen desde hace más de un siglo. Recientemente la producción de gas de síntesis ha recibido mucha atención, ya que se le puede considerar como una solución parcial para las necesidades estratégicas de algunos países.

  • A. Gasificador de Biomasa

La gasificación de biomasa es un proceso termoquímico que realiza la conversión de un combustible sólido o líquido en un combustible gaseoso rico en hidrógeno, monóxido de carbono y otros hidrocarburos, con o sin influencia de un agente gasificador. El proceso de conversión puede utilizar diversos tipos de reactores. La utilización en gran escala del proceso de gasificación de la biomasa viene surgiendo como una opción para reducir la dependencia y utilización de los combustibles fósiles. En algunas ocasiones es muy ventajoso realizar la gasificación, obteniéndose una tasa elevada de calor, mucho mayor que si quemásemos la biomasa directamente. Un gasificador debe ser capaz de producir gas combustible limpio y con calidad a partir de una gran diversidad de insumos. El costo y la durabilidad deben ser compatibles con la necesidad solicitada. Se han desarrollado varias plantas de cogeneración de energía a partir de la gasificación de la biomasa, utilizando configuraciones diversas de gasificadores.

  • B. Gasificador de lecho fluidizado

Los gasificadores de lecho fluidizado han sido utilizados en gran escala para la conversión termoquímica de la biomasa. Existen muchas configuraciones que pueden ser utilizadas dependiendo del objetivo del sistema, de la biomasa a ser utilizada, etc. Su estructura está constituida principalmente por el lecho y el “freeboard”, tal y como podemos observar en la Fig. 2(a) y en la Fig. 2(b). El lecho es el lugar donde se encuentra la biomasa, los combustibles sólidos. El “freeboard” es una pieza en forma de cono y su función es acumular el gas de síntesis generado y enfriarlo.

Fig. 2. (a) Reactor de gasificación donde se encuentra el lecho. (b)
Fig.
2.
(a) Reactor de gasificación donde se encuentra
el lecho.
(b)

Freeboard. Fuente: registro de los autores.

  • C. Ventajas y desventajas del gasificador de lecho

fludizado

Varios factores determinan el tipo y el dimensionamiento del gasificador, tales como la biomasa utilizada, las propiedades de la materia prima (bioquímicas y físicas), características del producto gaseoso obtenido durante la gasificación, además de las condiciones de operación. Al seleccionar el gasificador adecuada debe tenerse en cuenta los siguientes aspectos: (a) Utilizar técnicas que pueden mantener las propiedades in natura de la biomasa utilizada evitando grandes movimientos o la exposición a agentes que pueden transformarla; (b) la planta instalada no debe tener componentes móviles; (c) el costo de la realización de la construcción, el mantenimiento y la operación debe ser económicamente viable y (d) la producción de altos niveles de CH4 en el gas generado. Algunos estudios afirman que no es conveniente utilizar los gasificadores de lecho fluidizado, porque los procesos de operación y el diseño son bastante complejos y necesitan partículas de tamaño pequeño reduciendo así la eficiencia y generando una gran cantidad de alquitrán en el gas generado. Sin embargo, hay ventajas en el uso de gasificadores de lecho fluidizado, porque tenemos una flexibilidad en relación al combustible utilizado. Todavía podemos citar como ventajas:

(a) el fácil control de la temperatura y de la velocidad de reacción del sólido, (b) las excelentes mezclas de gas / sólido; Alta capacidad volumétrica; (c) la reducción de la emisión de contaminantes; (d) las variaciones en la calidad de los combustibles y (e) las altas tasas de conversión de la biomasa.

  • D. Balance de Masa de Gasificación de Biomasa

El balance de masa es un proceso termoquímico en el que se aplica la ley de la conservación de la masa. Este proceso implica realizar el cálculo de una forma simplificada, para ciertas condiciones de funcionamiento, de la composición de la biomasa, las cantidades de agentes de gasificación, la cantidad de gases y residuos producidos. Es necesario el monitoreo de algunas variables para posibles mejoras en el procedimiento operacional, tales como: (a) Determinar el agente oxidante más adecuado para la

PROCEEDINGS OF THE 2014 IEEE CENTRAL AMERICA AND PANAMA CONVENTION (CONCAPAN XXXIV)

gasificación de la biomasa. (b) El conocimiento de la composición de los componentes de los efluentes gaseosos. (c) El control de la temperatura de los componentes gasificados para asegurar la conversión completa de la biomasa. La gran dificultad encontrada para realizar el balance de masa está en la determinación de los reactivos y productos del proceso termoquímico. El resultado de la gasificación nos da una diversidad de gases tales como CO, NH3, CH4, H2, C. El análisis elemental de las fracciones de masa de los elementos químicos que constituyen la biomasa se obtuvo del resultado de los análisis de Figueredo (2011) y se muestra en la Tabla I. El balance de masa os permite determinar los volúmenes de los gases producidos, la eficiencia, así como realizar el balance energético del sistema de gasificación. Si aplicamos la conservación de la masa al gasificador tendremos que:

embargo, todavía existe la presencia de algunos hidrocarburos, por ejemplo C2H4, C2H6, C3H8 y C3H6, que juntos representan menos de 1% del total de gases encontrados, e por esto no afectan el poder calorífico del gas. Los valores experimentales de la concentración de los componentes del gas se obtuvieron realizando un análisis de cromatografía de los gases productos H 2 , N 2 , CH 4 , CO, CO 2 . La densidad de estos gases es (en Kg/Nm 2 ) 1,26614; 0,717; 0,090768; 1,260436 y 1,98 respectivamente. Entonces:

Y así:

(1)

(2)

(3)

El flujo de masa de H2O se obtiene utilizando:

Ya para las cenizas tenemos que:

(4)

(5)

Realizando el cálculo del flujo de aire en condiciones

normales (0°C, 1 atm) tenemos que:

(10)

El poder calorífico inferior (PCI) del gas es dado por ecuación 11, Fossum (1998):

la

(11)

Donde:

y i = fracción volumétrica del componente del gas; PCI i = Poder calorífico inferior del componente del gas

De esa forma podemos determinar a eficiencia, a frio, del

gasificador a través de la ecuación (12) utilizada para evaluar el desempeño del gasificador

(12)

(6)

Considerando la densidad del aire a 0°C igual a 1,303 kg/Nm 3 , podemos escribir que:

(7)

Es necesario realizar un análisis de la combustión de los gases para poder obtener la cantidad de CO, CH 4 e H 2 visto que ellos son los principales constituyentes del gas. Sin

TABLA I

ELEMENTOS QUÍMICOS PRESENTES EN LA BIOMASA

Componente

Concentración (%)

C

52,9

H

6,87

O

37,44

N

0,78

Si el gas producido con la biomasa se utiliza directamente sin la utilización de filtros para limpieza, la eficiencia a frio, debe considerar el porcentaje de alquitrán presente en los gases, y que es dado por:

(13)

Ya la eficiencia caliente se define por:

Donde:

(14)

(15)

  • E. Balance de Energía de la Gasificación de Biomasa

PROCEEDINGS OF THE 2014 IEEE CENTRAL AMERICA AND PANAMA CONVENTION (CONCAPAN XXXIV)

conservación de la energía, presentado así los siguientes estados:

El balance energético consiste en el cálculo de varias variables energéticas existentes en los materiales, tales como:

(a) calor sensible inherente a todos los materiales; (b) calor latente de vaporización; (c) calor de la reacción de gasificación del combustible; (d) calor aprovechado (energía útil) y (e) calor perdido por convección y radiación en la planta del gasificador. El balance energético del proceso de gasificación tiene como objetivo cuantificar la energía fornecida por el lecho fluidizado y el aprovechamiento de los gases desprendidos. Así se consigue poner en evidencia las mejores condiciones de operación, haciendo una evaluación de la eficiencia de la conversión energética para la unidad piloto instalada.

  • F. Modelo de Balance Energético de un Gasificador

Considerando que el flujo de energía está relacionado a la biomasa y al aire se puede obtener el calor total disponible (Qtd). Así como el calor producido por el gas generado (Q gas), también se puede obtener las pérdidas relativas a las cenizas producidas (Qceniz) y el calor disipado para el ambiente (Q pmb). El balance de energía de un sistema en un instante dado es:

(16)

También se puede definir utilizando:

(17)

El calor disponible a través del gas generado puede ser dado por:

(18)

Las pérdidas que se relacionan al gas generado y a las cenizas para o medio ambiente son dadas por las ecuaciones (19) y (20), respectivamente:

(19)

(20)

Para poder realizar el cálculo de las pérdidas para el medio ambiente por el reactor podemos realizar una simplificación, adoptando-se una temperatura media en las paredes del reactor. Utilizando la ecuación (21) podemos obtener el calor perdido por el reactor en la región del lecho y la ecuación (22) para la región del “freeboard”.

(21)

Los valores de k1 y k2 se refieren a la conductividad térmica del ladrillo y del cemento refractario, respectivamente, y el valor de k 3 se refiere al acero. La región del “freeboard” no es considerada una camada de ladrillo refractario, siendo la perdida de calor en esa región calculada por la ecuación 22.

Donde:

(22)

T b = Temperatura del Lecho [K]; T α = Temperatura del ambiente [K]; h 0 = coeficiente de transferencia de calor por convección; k 1,2,3 = Conductividad térmica del material; A 0 = Área de la pared

III.

METODOLOGÍA

Para determinar los parámetros operacionales (temperatura, tasa de humedad, composición gaseosa del producto, tiempo de detención de la biomasa, tamaño de las partículas) fueron realizados ensayos conforme se describe en la secuencia del trabajo. Para realizar el balance de masa, precisamos conocer el funcionamiento de la unidad y utilizar los resultados del análisis elemental de la cáscara de semilla de marañón que fue obtenida por Figueredo (2011). Para realizar el balance de energía, necesitamos los siguientes parámetros: dimensionamiento de la unidad, flujos de gases disponibles, composición de los gases, poder calorífico disponible en el gas de síntesis. Fue utilizada una unida piloto de gasificación de lecho fluidizado de biomasa, Fig. 3, con la capacidad de realizar la gasificación de 150 kg/h de cáscara de semilla de marañón. La unidad existente se utilizó para obtener los parámetros operacionales de gasificadores de lecho fluidizado y a través de su dimensionamiento realizar el estudio de su flujo energético. El aire es admitido en la cámara de combustión (4) a través

de un tubo de 6” (1) y el GLP entra por una tubería de ¾” (2).

La ignición de esta mezcla es dada por un electrodo (3). Los gases calientes entran en el reactor (5) calentando el lecho de arena. Las cáscaras de las semillas de marañón están almacenadas en un silo (6). El primer motor (7) separa pequeñas fracciones de las cáscaras, que caen en la banda transportadora de rosca (9), siendo accionada por el motor 2 (8), conduciendo las cáscaras hasta el lecho del reactor.

PROCEEDINGS OF THE 2014 IEEE CENTRAL AMERICA AND PANAMA CONVENTION (CONCAPAN XXXIV) conservación de la energía,

Fig. 3. Ilustración del gasificador de lecho fluidizado utilizado. Fuente:

registro de los autores

PROCEEDINGS OF THE 2014 IEEE CENTRAL AMERICA AND PANAMA CONVENTION (CONCAPAN XXXIV)

Cuando el gas de síntesis es generado, sube al freeboard (10) para ser acumulado y entonces conducido hasta el ciclón (11), que hace la separación del gas de las pequeñas partículas sólidas que por acaso hayan salido del lecho. Debido al calentamiento sufrido por el gasificador, ocurre una dilatación de la yunta que se encuentra entre el reactor y el freeboard, que podría llevar a la quiebra de la yunta. Para evitar esto fue instalado un sistema de contrapesos (12) ya descrito por Araújo, 2010. Después del condensador tenemos la primera válvula (15) para obtener muestras del gas. Existen dos bombas de vacío (17), la primera puede realizar el proceso de realimentación conduciendo el gas nuevamente para el filtro, mientras que la segunda realiza el proceso de succión y conducción del gas para un quemador directo (18) o para el motor generador (19). La primera etapa del proceso es la determinación granulométrica de las cáscaras de las semillas de marañón (CSM). Esta separación se realizó mediante el cribado, los resultados obtenidos se muestran en la Fig. 4. La distribución granulométrica de las cáscaras de semillas de marañón es: (a) 9,6 mm, (b) 6,3 mm, (c) 4,8 mm, (d) menor que 2,4 mm y (e) residuo de partículas (menor que 1,5 mm) Conociendo estos datos se inicia la adición de arena en el interior del reactor para la formación del lecho. La arena posee una configuración granulométrica de 0,3-0,59 mm. Para iniciar la operación de gasificación de biomasa tenemos que pre calentar el lecho utilizando combustible (GLP en este caso), hasta alcanzar una temperatura entre 600 700°C. En este momento se inicia la alimentación del gasificador al encender el sistema de aire (Fig. 5), gas y los inversores. En el reactor ya mostrado en la Fig. 2(a) es donde se realiza el proceso de gasificación. En este componente tenemos el lecho de arena, las cáscaras de semillas de marañón introducidas y el calor de la cámara de combustión. El reactor posee un revestimiento de acero, que también se utiliza en la cámara de combustión. También posee una fina camada de fibra de vidrio como revestimiento térmico. Tiene una largura total de 1,95 m y un diámetro interno de 21,7 cm. Los gases producidos en la gasificación de biomasa se destinan a accionar un motor generador de energía eléctrica que funciona con combustión interna.

PROCEEDINGS OF THE 2014 IEEE CENTRAL AMERICA AND PANAMA CONVENTION (CONCAPAN XXXIV) Cuando el gas de

Fig. 4. Distribución granulométrica de las cá scaras de semillas de marañón (CSM). Fuente: registro de los autores.

PROCEEDINGS OF THE 2014 IEEE CENTRAL AMERICA AND PANAMA CONVENTION (CONCAPAN XXXIV) Cuando el gas de

Fig. 5. (a) Sistema de aire con ventilador. (b) Tubo de aire. Fuente: Araújo (2010)

IV.

RESULTADOS Y ANÁLISIS

La temperatura de pre calentamiento fue de 200 310°C, entre 400 600°C ocurrió la combustión y entre 700 800°C, después de algunos ajustes en la alimentación y factor de aire tenemos la gasificación. Se realizaron experiencias para determinar la influencia del tamaño de las partículas en el comportamiento fluido dinámico pero no se encontró nada significativo. Por este motivo en los ensayos fue utilizada una cáscara de semilla de marañón con una distribución granulométrica de 4,8 6,3 mm. La temperatura de gasificación se encuentra en torno de 850°C, con un valor mínimo de 650°C y un máximo de 1073°C. El calentamiento se dio al alcanzar una temperatura entre 32 y 280°C y así el gasificador comienza a llegar al régimen de fluidización. La combustión ocurrió en el intervalo de 300 350°C que es cuando la biomasa comienza a ser colocada en el lecho del reactor. La combustión de la biomasa se da en 350°C cuando el quemador es apagado y el sistema se sostiene sólo con la biomasa y la temperatura se eleva hasta 650 830°C. Finalmente la gasificación ocurrió al llegar al intervalo 800 930°C en que fue alcanzada una temperatura ideal, en este momento se realiza el ajuste en el factor aire y se tiene el mejor estado para la gasificación de la biomasa produciendo gas de síntesis. El análisis del gas generado en la unidad piloto se hace con un cromatógrafo y se obtiene la concentración de las especies H2, N2, O2, CH4, CO2 así como el valor del poder calorífico inferior del gas. Los valores de la concentración de las especies se presentan en la Tabla II. El poder calorífico inferior fue de 5,95 MJ/m 3 . Estos valores fueron utilizados para hacer el balance energético de la unidad. Fueron utilizadas las ecuaciones 2 hasta la 15 y las

TABLA II

COMPOSICIÓN DEL GAS DE SÍNTESIS

Componente

Concentración (%)

H

2

N

2

O2

CO

CH

4

CO

2

2,7

13,5

11,9

8,0

14,5

25,2

PROCEEDINGS OF THE 2014 IEEE CENTRAL AMERICA AND PANAMA CONVENTION (CONCAPAN XXXIV)

condiciones de operación de la unidad para realizar el balance de masa de la unidad de gasificación y como resultado fueron obtenidos los flujos de gases disponibles. El gasificador de lecho fluidizado posee un flujo de masa de combustible de 150 kg/h y para garantizar la condición de gasificación el factor de aire debe estar entre 0.2 y 0,4. De esta forma el flujo volumétrico de aire utilizado fue de 120 m 2 /h. El poder calorífico inferior de la cáscara de la semilla de marañón fue de 18,99 MJ/kg. Con estos datos se obtiene el porcentaje elemental de los componentes en la base húmeda, y se comienza a obtener los flujos de los gases, el flujo de gas de síntesis disponible y la eficiencia del gasificador. Los resultados obtenidos son: el flujo de masa de vapor de agua es 13,05 Kg/h, el flujo de masa de las cenizas fue de 2,75 Kg/h, el flujo de masa del aire fue de 74,11 Kg/h, el flujo de gas de síntesis fue de 208,30 Kg/h. El rendimiento a frio fue de 65,50% mientras que el rendimiento caliente fue de 66,56%. Ya los resultados del balance de energía se muestran en la Tabla III.

V.

CONCLUSIONES

Los resultados encontrados son satisfactorios ya que reproducen lo que se puede encontrar en la literatura. De esta forma la metodología utilizada permitirá un mejor aprovechamiento de la unidad de gasificación existente. Con los diversos ensayos realizados se pueden obtener las condiciones ideales de operación del gasificador de lecho fluidizado burbujeante. Para realizar esto, fueron utilizadas configuraciones que aprovechan de la mejor forma el potencial del gasificador. Así fueron desarrolladas metodologías para el cálculo de los flujos energéticos envueltos en el proceso, y fueron realizadas las análisis de desempeño del gasificador de lecho fluidizado, y fueron analizadas las diferentes situaciones de operación. La buena propiedad energética del gas de biomasa fue comprobada con los resultados del balance de energía. De esta forma se puede utilizar el gasificador alimentado con cáscara de semilla de marañón en un sistema de generación distribuida o utilizarlo para calentar calderas. Esta tecnología emite menos contaminantes que realizar la quema directa de la biomasa en hornos.

AGRADECIMIENTOS

Nos gustaría agradecer al Consejo Nacional de Pesquisas CNPq por el financiamiento parcial del presente trabajo. A la UNIFOR por la oportunidad de utilizar sus instalaciones. A la UNILAB, a la UFERSA y a la UECE por el tiempo concedido a los investigadores para realizar este trabajo.

[1]

REFERENCIAS

ANDRADE, V. R. Gaseificação de Biomassa: Uma Análise Teórica e Experimental. Tese Doutorado Instituto de Engenharia Mecânica. UNIFEI. Itajubá, 2007. 227 p.

[2] ANDRÉ, R. Desenvolvimento de processos de co-gaseificação de

carvão com resíduos. Tese de doutorado em Ciências Aplicadas ao Ambiente. Departamento de Ambiente e Ordenamento. Portugal:

[3]

Universidade de Aveiro, 2007. ARAUJO, M. E. Sistema Eletrônico de Controle e Supervisão de um

[4]

Gaseificador de Leito Fluidizado. Monografia. Universidade de Fortaleza UNIFOR, 2010. BRIDGWATER, A. V. The technical and economic feasibility of

[5]

biomass gasification for Power generation. Fuel. Birmingham, v. 74, n. 5, p. 634, 1995. BOYLE, G. Renewable Energy. Oxford, UK: Oxford University Press:

2004.

[6]

FIGUEIREDO, F. A. B. Pirólise e Gaseificação de Casca de Castanha

de Caju: Avaliação da Produção de Gás, Líquidos e Sólidos. Tese (Doutorado) - Faculdade de Engenharia Mecânica, Universidade Estadual de Campinas, UNICAMP. Campinas, 2009. 114 p. [7] FIGUEIREDO, R. A. Caracterização e Classificação dos Efluentes

Líquidos, Gasosos e Sólidos da Pirólise da Casca de Castanha de Caju. Tese (Doutorado) - Faculdade de Engenharia Mecânica, Universidade Estadual de Campinas, UNICAMP. Campinas, 2011. 119

p.

[8] SANCHEZ, Caio Glauco. Tecnologia da gaseificação de biomassa.

[9]

Campinas: Átomo, 2010.

WERTHER,

J.,

OGADA,

T.

e

PHILIPPEK,

C.,

J.

Greenhouse gases, fuel and energy. Int.Energy. v. 68, p.

93-101. 199 C. G. Sanchez, Tecnologia da gaseificação de biomassa. Campinas: Átomo, 2010.

TABLA III

COMPOSICIÓN DEL BALANCE DE ENERGÍA

Dados

Valor (kW)

Energía total disponible

643,55

Energía disponible en los gases

518

Pérdidas en el freebord

7,99

Pérdidas en el reactor lecho

6,83

Pérdidas para el medio ambiente

23,54

Energía perdida en las cenizas

6,19