HOGARES CON VISIÓN

visiónyrestauración.com

La Pausa de Medio Tiempo 2ª Parte
PUNTO DE PARTIDA
Cambios drásticos requieren medidas radicales, en tú caso ¿Qué cambios harías en la situación qué enfrentas?
Comenta.
LECTURA: Jeremías 6:16a (RVR1960)
16
Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen
camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma.

PARA MEDITAR Y APLICAR
Vimos la analogía de un juego de fútbol en la pausa del medio tiempo. Podríamos también hacer la analogía de la
mitad de tu edad cronológica, o de la mitad del año y el comienzo de la etapa escolar; o de alguna otra, no importa cuál
sea ese tiempo que tú estás viviendo. La Escritura en Jeremías nos dice que hay una instrucción de atención, que es
bueno que te detengas, que tengas una pausa, que reflexiones en cual sea ese buen camino que te puede llevar a la
bendición (Jer. 6:16a). Estas pausas nos sirven para reflexionar y pensar.
5 Cambios que son clave, que necesitamos hacer, en la pausa de medio tiempo:
1.- RECUERDA la meta, la Palabra y la promesa. Necesitamos recordar ¿Por qué estoy aquí? y ¿Para qué lo hago?
a) Recuerda la meta. Escríbela y declárala, nuestra meta es eterna (Hab. 2:2; Fil. 3:13-14). b) Recuerda la Palabra y
retenla. Dios es fiel a Su Palabra (Jer. 29:11). c) Recuerda la promesa en las Escrituras, Su Palabra es viva y eficaz. La
exhortación es: espérala. (He. 4:12; Hab. 2:3).
2.- RECONOCE el status actual. ¿Cómo va tú marcador hasta el día de hoy? Es favorable o desfavorable. La Palabra
nos enseña: Detente y mira (observa), pregunta, anda por ese camino, y hallaras descanso (Jer. 6:16a).
3.- ESTABLECE metas cortas y alcanzables. Dios te ha dado las fuerzas suficientes para hacer algo. Es necesario
tener objetivos claros y específicos, para comenzar a alcanzar metas cortas (Ec. 9:10a; Ex. 4:1-2).
4.- TOMA medidas drásticas. Antes de tomar medidas tiene que haber un ¿por qué? En Mateo, Jesús está poniendo las
cosas en perspectiva, si realmente quieres llegar a la meta, te vas a tener que despojar. Cambios drásticos no es solo
empezar a hacer cosas, sino dejar de hacer cosas. El primer paso es ¿En qué estoy ocupando mi tiempo ahora? es algo en
lo que tengo que hacer cambios. En la pausa del medio tiempo, Dios nos da oportunidad de tomar decisiones antes que
alguien más las tome por ti y por mí; y el Espíritu Santo nos va a guiar por medio de su Palabra. Dios no cambia, más,
sin embargo, Él hace cosa nueva. El primer cambio drástico es, apartarte del mal (Mt. 18:8-9; Stg. 1:17; Is. 43:18-19;
Salmo 34:14).
5.- DESCANSA en AQUEL que te dió la visión. Un resultado no hace la diferencia; lo que hace la diferencia es el
proceso, el camino que nos dirige a donde vamos. Lo más importante es estar seguro de estar dando los pasos correctos.
Tenemos que aprender a descansar en aquel que empezó su obra en nosotros. Dios te llamó, Él te va a sostener. Conoce
que Dios es Dios, Dios es el Gran Yo Soy. Y porque Él es El, yo puedo descansar en aquel (Fil. 1:6, 4:6-7; Sal. 46:10a).

ORACIÓN
Señor Gracias por tu Espíritu Santo que nos has dado, para guiarnos y enseñarnos; ayúdanos en el proceso del medio
tiempo por el que en algún momento tenemos que pasar. Que podamos recordar, reconocer, establecer, tomar medidas y
descansar en Ti, te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.