You are on page 1of 1

Conmemora el aniversario de la acción

heroica de María Parado de Bellido,
quien escribió con su muerte consagrada
a la libertad de nuestra patria, una de
las más hermosas páginas de nuestra
historia, mujer notable que destacó por
su valentía y heroísmo.

María Parado de Bellido, Nació en
Huamanga, Ayacucho el 5 de julio de
1777, sus padres fueron don Fernando
Parado, criollo residente en esta ciudad
y una humilde indígena, casada muy
joven con Mariano Bellido, fue una
amorosa y abnegada madre de siete
hijos: Gregoria, Mariano, Andrea,
Tomás, María, Leandro y Bartola.

Su esposo se desempeñaba como receptor de correos de las fuerzas patriotas
y el enrolamiento de su hijo en la expedición de Arenales, que recorría la
sierra central con el fin de exaltar el ánimo de sus habitantes, la comprometió
a seguir a los patriotas en su lucha emancipadora.

Esta valiente mujer informaba a los jefes patriotas sobre las actividades
militares de los españoles en Ayacucho, desplazamientos, y poderío bélico
realistas, por medio de cartas a su esposo. Pero al caer una de sus cartas en
poder de éstos, fue detenida y por orden del sanguinario José Carratalá,
sometida a un severo y violento interrogatorio. Sin embargo, no reveló el
nombre de los implicados en este documento, a pesar de las torturas prefirió
morir, dejando huérfanos a sus hijos, antes de traicionar los secretos de los
insurgentes. Después de haber sido paseada por la plaza pública donde debía
llevarse a cabo su ejecución y leída en voz alta su sentencia que la condenaba
a muerte, la notable mujer dijo, dirigiéndose altivamente a sus verdugos: “No
estoy aquí para informarles a ustedes, sino para sacrificarme por la causa de
la libertad”. Este hecho ocurrió en La Pampa del Arco el 27 de marzo de 1822.

Se dice que quisieron vendarla para el fusilamiento, mas ella se negó,
muriendo como mueren los valientes. Hay quien describe cómo estuvo
vestida el día funesto de su ejecución: traje blanco con pintas negras y
sombrero de paja. Esto parece más bien obra de la fantasía.

Su cadáver fue trasladado al templo de La Merced, donde se le dio sepultura.

Related Interests