You are on page 1of 2

Proceder con Sabiduría

El hombre bendecido del Salmo 112 llevaba sus asuntos con criterio - esto incluye
proceder con gracia, tener integridad y hacer uso de la sabiduría divina.

La vida se construye ladrillo a ladrillo, decisión tras decisión. Por eso, el


fundamento con el que empiezas es tan importante. Como vimos ayer, la persona
que quiere vivir una vida de éxito debe vivir desde un lugar de convicción y
estabilidad. Cuando tu vida está colocada sobre unos cimientos sólidos de fe en
Dios y confianza en Su palabra, tu perspectiva es más clara y sabes hacia dónde
vas.

Igual que el hombre que construyó su casa sobre la arena y perdió todo cuando
vino la tormenta, si tú edificas tu vida en cualquier otra cosa que no sea Dios, tu
punto de referencia hacia el futuro será inestable y al final las cosas empezarán a
tambalearse. Una persona sabia tiene un cimiento firme. A ellos es a quien los
demás miran en busca de guía y dirección.

Si siempre necesitas que los demás suplan lo que te falta, acabarán


controlándote. Además, no puedes hacer gran cosa para ayudar a los de tu
alrededor si constantemente eres tú el que necesita ayuda no puedes dar de lo
que no tienes. Ser dueño de ti mismo te da la oportunidad de ayudar a otros.

La vida está llena de opciones y tu elección será lo que determine el curso que
toma tu vida. Pero, los caminos de Dios siempre te llevarán en dirección a Su
propósito y cumplimiento.

Quizá pienses que llevas ya mucho camino recorrido por donde no tendrías que
haber ido, que has tomado demasiadas malas decisiones como para poder
empezar a vivir una vida con sabiduría y criterio. Quizá sientes que estás
completamente perdido en tu camino y no puedes salir de él.

¡No desesperes! NUNCA es demasiado tarde para cambiar y elegir el camino de


Dios para tu vida. Su camino es Jesús (Juan 14:6) y Su palabra es la luz que te
muestra la dirección por donde ir (Salmo 119:105). La gracia de Dios empezará a
recolocarte en el camino correcto y establecerá tu vida sobre un cimiento que
aguantará tiempos de tormenta y te enseñará a cómo tomar sabias decisiones
para el futuro ¡una vida bendecida!

Busca en la Biblia guía y sabiduría. Ora y habla con Dios cada día y, pídele que te
revele Sus propósitos para tu vida y te dé Su dirección.
El hombre bueno es compasivo y generoso; todos sus negocios los maneja
con justicia y criterio.
Salmo 112:5

Oración

Dios, dame criterio y sabiduría para saber proceder ante todo lo que la vida
me lance. Que tenga hambre y sed de Tu Palabra, para que cuando las
tormentas vengan, pueda estar firmemente anclado y guiado por Tu
sabiduría.