You are on page 1of 5

Mecanismo de defensa psicoanalice

Con defensas desarrolladas por el yo (ego) para manejar la ansiedad o


prevenir su surgimiento. La ansiedad puede tener tres orígenes:

• La ansiedad de realidad, que es el temor que surge ante la amenaza o los


peligros reales.

• La ansiedad neurótica, que es consecuencia del temor de que los impulsos de


ello se salgan de control y lleven al sujeto a cometer un acto por el que será
castigado.

• La ansiedad moral, generada por el temor de los individuos a transgredir el


código moral.

Si el yo (ego) funciona perfectamente no se experimenta ningún tipo de


ansiedad, ya que los peligros externo serían previstos y manejados, los
impulsos del ello serían liberados oportunamente y no se transgrediría ninguna
norma ni principio moral introyectado. Pero esto no ocurre en la realidad donde
lo normal es experimentar diferentes tipos y grados de ansiedad.

Varios teóricos del psicoanálisis han estudiado los mecanismos de defensa,


entre ellos Anna Freud (1966) que identifico hasta 9 mecanismos que el yo
puede emplear para detener la ansiedad:

Es el mecanismo de defensa más importante, por ello Freud utilizaba


indistintamente los términos defensa y represión. La represión es el proceso que
mantiene a las cosas (particularmente a los impulsos inaceptables del ello) fuera
de la conciencia. Habitualmente es un proceso inconsciente aunque a veces
puede estar facilitado por hechos conscientes. Por ejemplo la semana pasada
hizo algo de lo que se avergüenza, trata de no pensar en ello y a la larga puede
incluso no ser capaz de recordarlo.

La represión de esta manera permite eliminar los sentimientos de dolor o


ansiedad, pero si se utiliza en exceso tiene su costo, ya que hay que emplear
gran cantidad de energía para mantener los eventos rechazados inconscientes
Negación

Es un mecanismo de defensa relativamente simple, es negarse a creer que el


acontecimiento amenazante o aversivo ocurrió o que la condición existe. Un
ejemplo es la madre que se niega a admitir que su hijo murió en combate y sigue
actuando como si estuviera vivo. Son habituales estos mecanismos defensivos
en bebedores, drogadictos o en anoréxicos que niegan el tener ningún
problema. También la persona que aunque es evidente que no es querido por el
compañero lo niega reiteradamente.

La negación es igual en muchos aspectos a la represión: ambas mantienen fuera


de la conciencia cosas que el individuo se siente incapaz de afrontar.

Proyección

Es el mecanismo mediante el cual un individuo atribuye a otro sus propios


impulsos y deseos inaceptables y de esa forma se los oculta a si mismo.
Ejemplos de este mecanismo son el caso en el que un individuo experimenta
hostilidad hacia los demás, pero cree ver en éstos la hostilidad y el odio hacia él.
Otro caso es el de la mujer que le atrae sexualmente un hombre por el que no
debería tener esos sentimientos y a quien acusa de querer seducirla

De esta manera el sujeto, descarga parcialmente su impulso mientras que por


otra parte se oculta a si esos sentimientos que considera amenazantes.
Racionalización
Es el mecanismo de defensa en el que el individuo reduce la ansiedad al
encontrar una explicación o excusa racional para asumir una realidad que le
resulta inaceptable. Es el caso del estudiante que el suspenso lo atribuye a una
equivocación del profesor, o el hombre que al ser rechazado por una mujer
puede decirse a sí mismo que después de todo no era tan interesante.

Intelectualización

Se trata del mecanismo de tomar distancia de las amenazas, generando


actitudes frías, analíticas y desapegadas. Es el hombre que al enamorarse de
una mujer trata de entender el porqué de sus sentimientos así como analizar las
cualidades de ella que le han provocado dicho enamoramiento, de esta manera
logra poner distancia entre él y sus deseos.

Formación reactiva

Una manera de protegerse contra la liberación de un impulso inaceptable es


poner énfasis en el opuesto. Tal es el caso de una niña que experimenta celos
hacia su hermanito recién nacido y sin embargo le muestra una actitud muy
afectiva con la que esconde su hostilidad.

Regresión

Es el mecanismo que ante las dificultades para afrontar una amenaza el sujeto
experimenta una regresión a etapas del desarrollo psicosexual más infantiles o
primitivas de afrontamiento en las que había experimentado una fijación. Por
ejemplo, alguien que tenga un fijación oral puede afrontar una situación de
estrés fumando o bebiendo más. Alguien que tiene una fijación anal puede
responder al estrés haciéndose más obstinado y compulsivo.

Cuanto más fuerte fue una fijación a una etapa más alta es la probabilidad de
regresión al modo de funcionamiento característico de esa etapa en una
situación de estrés. La fuerza de la fijación a su vez está en relacionada con el
hecho de experimentar una gratificación plena de las necesidades en esa etapa.

Desplazamiento

Consiste en cambiar el objetivo de un impulso, esto suele suceder porque el


blanco elegido resulta amenazador y al cambiarlo se reduce la ansiedad. Por
ejemplo la estudiante que está furiosa con un profesor y descarga su
agresividad sobre su comprensivo novio evitando la ansiedad que surgiría si
atacase realmente al profesor.
Sublimación

Es el mecanismo que hace que un impulso potencialmente peligroso sea


transformado en un comportamiento socialmente maduro y aceptable. Es elk
caso de un estudiante, que ante una nota injusta por parte de un profesor,
escribe una carta de protesta en el periódico escolar criticando la política
educativa. Otro ejemplo es el de la mujer que es atraída por un hombre al que no
puede aspirar por ser el novio de su mejor amiga, y sublima su energía sexual
escribiendo un poema.