You are on page 1of 14

Contabilidad

Nacional

Economía II
Contabilidad Nacional
Para comprender las tendencias globales de una
economía, los países de todo el mundo recolectan
una vasta gama de datos. […] Los componentes más
importantes de esta información son las cuentas
nacionales que registran los niveles agregados de
producto, ingreso, ahorro, consumo e inversión de
la economía. […] Los datos de estas cuentas se
utilizan para calcular las dos medidas más
importantes de la actividad económica de un país:
el Producto Bruto Interno (PBI) y el Producto Bruto
Nacional (PBN). (Larraín & Sachs, 2013)

Cómputo del Producto Bruto Interno (PBI) y sus


alternativas
La producción de un país se mide a través del Producto Bruto Interno. Este
indicador representa el ingreso que generó la economía en un período
determinado. Tal como se mencionó en la sección anterior, el PBI es el
valor total de la producción de bienes y servicios finales dentro del
territorio nacional durante un período dado (un trimestre, un año, etc.).

Una economía produce millones de bienes diferentes (automóviles,


televisores, lavarropas, manzanas, soja, por nombrar solo unos pocos) y
servicios (operaciones médicas, servicios bancarios, asesoría legal, cortes
de pelo, entre otros). El PBI suma toda esa producción y la reúne en una
sola medida. Ahora bien, para sumar todos estos artículos los economistas
tienen que expresarlos en una unidad común; típicamente esa medida
común es la unidad monetaria local. El precio a utilizar para valorar estas
cantidades producidas dará una distinción entre PBI nominal y real que se
analizará más adelante.

La definición de PBI que ofrecimos en el punto 1.2.1 (página 4 de esta


lectura) captura la producción de bienes finales sin considerar la reventa de
1
bienes producidos en períodos anteriores ni la venta de productos
intermedios utilizados en la producción de un bien final; ello, para evitar la
doble contabilización. Por ejemplo, una casa nueva califica como
producción corriente al momento de la venta original, es decir, contribuye
al PBI en el período en que se construye y se vende por primera vez. Por
contraste, la venta de una casa existente de una familia a otra no
contribuye al PBI porque representa una transferencia de un activo
existente y no una forma de producción corriente; la venta de la casa se
tuvo en cuenta cuando se la vendió por primera vez. Lo mismo ocurre con
la venta de una obra de arte, un auto, una fábrica o cualquier otro bien
existente.

Muchos bienes se producen por etapas, por ello, contabilizar solamente los
bienes finales en la medición del PBI significa que no se considera el valor
de las materias primas y los bienes intermedios que se usan como insumos
en la producción de otros bienes, ya que el valor de ese tipo de bienes está
incorporado en el valor de los bienes finales.

El PBI sólo contempla el ingreso por actividades formales, mientras que las
que son desarrolladas por fuera de la economía o en la economía
“subterránea” no son tenidas en cuenta. Sin embargo, se realizan algunos
ajustes en el cálculo del PBI para tomar en cuenta esos ingresos. El motivo
principal para que la gente participe en la economía subterránea es la
evasión fiscal.

Si bien el PBI es un indicador de la riqueza o del ingreso que genera el país,


existen algunas contradicciones. Por ejemplo, ¿es correcto tomar el ingreso
de una empresa francesa que está instalada en Argentina como parte del
PBI de Argentina? Recordemos que su definición indica que todo lo
producido dentro de las fronteras nacionales se incluye dentro del PBI del
país. Por lo tanto, el ingreso de la empresa francesa radicada en Argentina
efectivamente cuenta en el cálculo del PBI.

Una parte de los ingresos generados en la producción interna remunera a


los factores productivos extranjeros y, bajo el mismo criterio, residentes
argentinos reciben ingresos originados en el proceso de producción de
otros países.

Por su parte, el Producto Bruto Nacional (PBN) representa el valor de


bienes y servicios finales producidos por factores productivos de la misma
2
nacionalidad en un período de tiempo. Es una alternativa al PBI ya que, en
vez de calcular el valor de la producción dentro de un país, calcula el valor
de la producción de los factores productivos que tienen la misma
nacionalidad sin importar dónde estén localizados.

En una economía cerrada (sin sector externo) el PBI y el PBN son iguales.
Sin embargo, en todas las economías reales, las dos medidas difieren,
debido a que parte de la producción interna es de propiedad de
extranjeros y parte de la producción externa constituye ingresos para los
residentes nacionales. Esto se hace aún más visible si en la economía
nacional se emplea a trabajadores extranjeros. También se aprecia en
aquellas ocasiones en las que personas de origen extranjero son dueñas de
una parte del stock de capital en la economía interna. Al mismo tiempo,
puede haber residentes nacionales que reciban parte de su ingreso del
exterior. Ellos mismos pueden trabajar en el extranjero o bien ser
propietarios de acciones de empresas extranjeras. Así, el PBI mide el
ingreso de los factores de producción al interior de los límites de la
frontera de un país sin importar quién percibe el ingreso, mientras que el
PBN mide el ingreso de los residentes de la economía, sin importar si el
ingreso proviene de la producción interna o del resto del mundo.

Supongamos, por ejemplo, que parte de la producción interna proviene de


un pozo petrolero que es propiedad de un inversionista extranjero no
residente. El ingreso obtenido por el pozo petrolero no fluye hacia los
residentes nacionales sino que lo percibe su propietario extranjero. Como
la producción de petróleo se realiza dentro del territorio nacional,
constituye parte del PBI. Sin embargo, el ingreso por concepto de ese
petróleo no se cuenta en el PBN del país, sino en el PBN del país donde
reside el inversionista petrolero.

Entonces, para pasar del PBI al PBN se deben restar los ingresos de la
producción interna por parte de extranjeros y, además, se debe sumar el
ingreso de la producción externa por parte de los locales. El flujo de
ingresos y egresos está constituido principalmente por intereses,
dividendos y utilidades derivados de inversiones, así como también por
patentes, regalías, derechos de autor, entre otros. Ese concepto suele
denominarse ingreso neto de factores o saldo de remesas (SR).

3
PBN = PBI + Ingresos de la producción externa recibidos –
Ingresos de la producción interna enviados

PBN = PBI + Saldo de Remesas

Ahora bien, la producción como medida económica de un país puede tener


varias alternativas de presentación. De hecho, los edificios, equipos y
propiedades residenciales se gastan con el paso del tiempo, proceso
conocido como depreciación del stock de capital (D). Así, a lo largo de la
medición de la producción de un país -generalmente es un año- debe
reinvertirse para compensar la depreciación. Por ejemplo, si un país al
inicio de un año cuenta con 1000 máquinas inyectoras, es probable que en
el transcurso del año algunas de esas 1000 máquinas dejen de servir o ya
sean obsoletas al finalizar el año, es decir, que se deprecien.

La producción bruta no tiene en cuenta esta situación, es decir, no


contempla la depreciación, sino que suma el valor de esa inversión en
máquinas sin importar que a lo largo del período de análisis algunas se
desgasten disminuyendo su valor de mercado. Si se quisiera obtener la
producción que contemple el desgaste del stock de capital a la producción
bruta, se le deben restar las depreciaciones y, de esa manera, se obtiene la
producción neta.

Producto Neto = Producto Bruto – Depreciaciones

Así, el PBI representa la producción interna que no se ajusta por la


depreciación, mientras que el Producto Neto Interno (PNI) será la
producción interna que sí contemple la depreciación del stock del capital a
lo largo de un período determinado.

Sin embargo, esta no es la única alternativa. El PBI se mide a precios de


mercado, es decir, a precios que incluyen impuestos a la producción netos
de los subsidios que reciben. Esos precios no representan el precio que
recibe el productor, ya que, partiendo del precio de mercado, se deben
pagar impuestos o bien se reciben subsidios. Por ello, otra de las
alternativas posibles de medición supone valuar la producción en vez de los
4
precios de mercado (pm), es decir, valuar lo que se denomina costo de
factores (cf), lo cual implica no contemplar los impuestos a la producción.
Éstos últimos suelen denominarse impuestos indirectos, porque no recaen
directamente en las personas. Por ejemplo, en Argentina se puede
mencionar el caso del impuesto al valor agregado (IVA).

Producto a costo de factores = Producto a precios de mercado –


Impuestos indirectos netos

De todo ello se deduce que existen distintas alternativas para medir el


ingreso de un país, pero, debido a la facilidad de cómputo, la más utilizada
es el PBI, que luego se ajusta para calcular los demás indicadores.

Realicemos una breve ejercitación

Partiendo del Producto Bruto Interno a precios de mercado (PBIpm), indica


cómo obtendrías las siguientes medidas:

PNIpm = PBIpm – Depreciaciones

PBNpm = PBIpm + Saldo de Remesas

PBIcf = PBIpm – Impuestos indirectos netos

PNNcf = PBIpm – Depreciaciones + Saldo de Remesas – Impuestos


indirectos netos.

Es hora de analizar cómo se calcula el PBI, ya que sabemos que una vez que
obtengamos dicho indicador es posible determinar sus alternativas.
Cuando una empresa vende productos a un cliente, el valor de la compra
para éste es igual al ingreso que percibe la empresa. A su vez, el ingreso
recibido por el negocio se distribuye en sus factores de producción: el pago
de los insumos a otras empresas, el pago de los salarios de los trabajadores

5
y el pago de intereses correspondientes a los créditos recibidos y las
utilidades.

Consideremos un modelo sencillo que explica el movimiento del ingreso a


lo largo de una economía cerrada1 y de allí surgirán los métodos de cálculo
del PBI. Se consideran dos sectores: las familias y las empresas. Las familias
son las propietarias de los factores de producción, mientras que las
empresas son las encargadas de la producción de bienes y servicios. Así,
todos los bienes producidos por las empresas son consumidos por las
familias.

Veamos la Figura 10: en la parte superior aparece el gasto monetario de las


familias por la adquisición de los bienes de consumo producidos por las
empresas. En la parte inferior, los pagos que las empresas realizan a los
titulares de los factores de producción (las familias) por los servicios
prestados en el proceso productivo: sueldos y salarios para los
trabajadores, rentas y alquileres para los propietarios de tierras y edificios
y ganancias para los dueños del capital.

En esta economía, los dos flujos dan el mismo resultado: la corriente


superior representa el valor monetario de la producción medido por el
gasto en bienes finales y la corriente inferior indica cuánto ha costado esa
producción. Al comportarse como clientes, las familias representan la
demanda de los productos de las empresas. Al mismo tiempo, las empresas
elaboran los productos que venden a las familias y utilizan los ingresos
obtenidos por sus ventas para pagar por el trabajo y capital que necesitan.
De esta manera, la producción de un país puede calcularse a través de tres
métodos: a) método del gasto, b) método del valor agregado o de la
producción y c) método del ingreso. Analizaremos cada uno en el apartado
desarrollado a continuación.

1
El mismo resultado se obtiene al plantear una economía abierta (con sector externo),
pero a modo de ejemplificación se explica el modelo más sencillo.
6
Figura 1: Modelo Flujo circular simple.

Mercado de
bienes

Empresas Familias

Mercado de
factores

Fuente: elaboración propia.

Método del gasto


El PBI puede medirse sumando todas las demandas o gastos por bienes y
servicios finales en un período dado. El gasto lo realizan los distintos
agentes económicos: las familias, las empresas, el gobierno y el sector
externo. Así, las grandes áreas de gastos de una economía representan, tal
como vimos anteriormente, los componentes del PBI:

 Consumo privado o de las familias (C): bienes producidos que son


usados por las personas.

 Inversión en bienes y servicios (I): bienes que se acumulan de un


período a otro con el fin de que sirvan para producir otros bienes y
servicios (maquinarias, construcción).

 Consumo e inversión del gobierno (G): bienes que son usados por
el gobierno para su consumo e inversión.

7
 Balanza comercial (BC)2: consiste en la diferencia entre las
exportaciones (X) y las importaciones (IM), es decir: X - IM.

El PBI es la suma de todas las demandas finales de la economía:

PBI = C + I + G + BC

Ejemplo:

Supongamos que la economía tiene un consumo de 400, inversión de 200,


gasto público de 50, exportaciones de 100 e importaciones de 70.
Entonces, el cálculo del PBI será:

PBI = C + I + G + X –IM = 400 + 200 + 50 + 100 – 70 = 680

Método del valor agregado


El valor agregado es el valor de mercado del producto en cada etapa de
producción, menos el valor de mercado de los insumos utilizados para
obtener dicho producto. Así, si una empresa produce $1 millón en
productos pero compra $600 mil en insumos, el valor agregado será de
$400 mil. Alternativamente, el valor agregado se calcula sumando el total
de los beneficios más los salarios que paga una empresa3. Por ejemplo, el
beneficio de una empresa es igual a la diferencia entre sus ingresos y sus
costos. Estos últimos pueden dividirse en costos salariales (CTw) y los
demás costos (CTi). Entonces:

Beneficios = Ingresos – salarios – otros costos

Es decir:

2También suele conocerse con el nombre de exportaciones netas.


3La suma de los salarios y beneficios nos dará el ingreso nacional (PNNcf) que para
obtener el PBI se deberá hacer los ajustes necesarios.
8
BT = IT – CTw – CTi

Como el valor agregado es la diferencia entre el ingreso o valor de mercado


de su producción menos el valor de mercado de sus insumos:

VA = IT – CTi

Reemplazando en la expresión anterior:

BT = VA – CTw

VA = BT + CTw = beneficios + salarios.

Queda demostrado, entonces, que el valor agregado es equivalente a la


suma de los beneficios más los salarios.

Así, el PBI será la suma del valor agregado de todos los sectores
económicos, es decir, la suma del valor agregado de la agricultura, de la
industria, del comercio y así sucesivamente.

Por ejemplo, supone una economía con tres sectores: un sector


agropecuario que le vende su producción al sector industrial que, a la vez,
le vende a un sector comercial. En la Tabla 2 se observan valores
hipotéticos de cada uno y en base a ello tendremos que obtener el PBIpm:

Tabla 1: ejemplo de cálculo del PBI mediante el método del Valor


Agregado.

Agropecuario Industria Comercio


Ingresos Ingresos Ingresos
Ventas 100 Ventas 250 Ventas 600

Costos Costos Costos

Semillas 10 Prod. Agrop. 100 Prod. Industrial 250

Otros insumos 15 Otros insumos 40 Otros insumos 100

Salarios 30 Salarios 50 Salarios 90

9
Beneficios 45 Beneficios 60 Beneficios 160

VA = Sal + Ben 75 VA = Sal + Ben 100 VA = Sal + Ben 250

Fuente: elaboración propia.

El PBI será igual a la suma de los valores agregados de cada uno de los
sectores. PBIpm = VA agropecuario + VA industrial + VA comercial = 75 +
100 + 250 = 425.

PBIpm = ∑ VAi ; i = distintos sectores económicos

Método del ingreso


El método del ingreso suma los ingresos de todos los factores de
producción (trabajo, capital y tierra) que contribuyan al proceso
productivo. El ingreso laboral o del trabajo son los salarios, el ingreso del
capital son los intereses y beneficios y, finalmente, los ingresos de la tierra
son las rentas y alquileres. Sumando todos estos conceptos se obtiene el
Producto Interno Neto a costo de factores.

Para llevar ese valor al PBIpm se debe agregar dos conceptos adicionales:
depreciación e impuestos indirectos netos de subsidios a la producción.
Entonces:

PBIpm = Remuneración Factor Trabajo + Remuneración Factor


Capital + Remuneración Factor Tierra + Depreciaciones +
Impuestos indirectos netos.

Para finalizar esta sección analizaremos la igualdad entre producto e


ingreso.

El ingreso de un país es la capacidad de adquisición de bienes obtenida


como resultado de la elaboración del producto. Ocurre que el ingreso tiene
que ser igual al producto, ya que se genera con la venta de la producción.
Por ejemplo, si un país produce 20 toneladas de madera a un precio de
10
$ 100 la tonelada, el ingreso de ese país es de $ 2.000 (100*20), que es,
justamente, el valor de la producción. No obstante, producto e ingreso no
son exactamente sinónimos, ya que el producto de un país es el valor de
los bienes resultantes de las actividades de producción, mientras que el
ingreso es lo que sus habitantes reciben por producir. Más allá del matiz
semántico, producto e ingreso determinan cuántos bienes tendrá
disponible una sociedad a lo largo de un período. De ahí que los
economistas tienen la idea tan incorporada de que el producto es igual al
ingreso.

Por ello, todo lo que se mencionó del PBI y sus alternativas puede aplicarse
al concepto de ingreso. Es decir, el Ingreso Bruto Interno es equivalente al
Producto Bruto Interno y el Producto per cápita es equivalente al Ingreso
per cápita.

En ese sentido, vale distinguir el concepto de ingreso nacional (YN) a partir


del cual y teniendo en cuenta ciertas consideraciones se desprenderán dos
nociones más: ingreso personal e ingreso disponible. El ingreso nacional es
un concepto similar al PBN pero no es exactamente igual a él: el ingreso
nacional indica el ingreso o el valor de la producción de los agentes
económicos de la misma nacionalidad, pero, a diferencia del PBN, es un
concepto neto de depreciaciones y valuado a costo de factores. Es decir, el
ingreso nacional es el equivalente al Producto Neto Nacional a costo de
factores, de ahí que para obtenerlo simplemente se suman los ingresos
(salarios, beneficios, rentas, alquileres y demás elementos) de todos los
factores productivos nacionales.

YN = Ingresos al factor trabajo + Ingresos al factor capital +


Ingresos factor tierra

Sin embargo, no todo el ingreso nacional es efectivamente recibido por las


personas. En primer lugar, los sueldos y salarios computados en el ingreso
nacional incluyen los aportes (patronales y personales) cuyo destinatario es
el gobierno. Además, las empresas pueden decidir no distribuir parte de
sus beneficios (beneficios no distribuidos) con el objeto de construir un
fondo de ahorro destinado para inversiones; dentro de ese sector existen
empresas estatales cuyas ganancias no van a las personas sino al gobierno.
Por otro lado, el gobierno realiza pagos de transferencias a las familias
(jubilaciones, pensiones, becas, seguros por desempleo, etc.) que, al no
11
derivarse de una contraprestación de servicios de factores, no están
computados en el ingreso nacional.

En consecuencia, deduciendo del ingreso nacional todas las


remuneraciones retenidas a las personas y sumando los pagos que reciben
las familias en concepto de transferencias, se obtiene el ingreso personal
(YP).

YP = YN - Ingresos no destinados a las personas +


Transferencias

A su vez, no todo el ingreso personal está disponible para el uso de las


familias, pues el gobierno percibe una parte en concepto de impuestos
directos personales (por ejemplo, el impuesto a las ganancias). Después del
pago de tales impuestos se obtiene el ingreso disponible (YD). En
definitiva, este ingreso es el que constituye la restricción presupuestaria
(que desarrollaremos más adelante) y representa el valor del ingreso que
puede destinarse al consumo o al ahorro:

YD = YP – Impuestos directos = C + S

12
Referencias

Banco Central de la República Argentina. (s.f.). Estadísticas | Principales


variables. Recuperado de http://www.bcra.gov.ar/Estadisticas/estprv010000.asp

Delajara, M. (2001), Notas de Macroeconomía, Publicaciones de la Universidad


Siglo 21. Recuperado de
http://www.uesiglo21.edu.ar/site/departamentos/departamentos/economia/Dep
artamento_de_Economia_Economia_1.htm

Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. (INDEC) (s.f.). Últimos indicadores.


Recuperado de
http://www.indec.gov.ar/nivel2_default.asp?seccion=E&id_tema=3

Larraín, F. y Sachs, J. (2013), Macroeconomía en la economía global, Chile:


Pearson Education.

Ministerio de Economía y Finanzas Públicas. (s.f.). Información económica al día.


Recuperado de http://www.mecon.gov.ar/peconomica/basehome/infoeco.html

Mochon, F. y Beker, V. (1997), Economía. Principios y Aplicaciones. Madrid,


España: Mc Graw Hill.

13