You are on page 1of 11

KINESIOLOGÍA (PEDAGOGICA)

Es la ciencia que estudia el movimiento del cuerpo, centrándose en la reacción del músculo

ante el estrés.

El cuerpo humano es una computadora perfecta, todo está interconectado, cuando se somete a

grados de estrés superiores a su capacidad y ante situaciones que no se resuelven, se

desequilibra.

La labor del kinesiólogo es la devolver el equilibrio, buscando la causa que provoca estrés o

bloqueo. Su tratamiento aspira principalmente a aumentar el nivel de conciencia y energía,

repercutiendo en el estado general del paciente a nivel, emocional, mental y físico.

Mediante el Test Muscular, podemos detectar la causa que produce estrés, físico, mental o

emocional.

Mediante un programa de neurodesarrollo con ejercicios que activan las distintas partes del

cerebro y la estimulación de puntos neurovasculares y neurolinfaticos, ejercicios

oculares, ejercicios de integración de los dos hemisferios, técnicas de reprogramación

neurolingüística y liberación de estrés, se consigue actualizar la causa que provoca estrés

o bloqueo y liberarla.

“Sin estrés se aprende mejor”

Para aprender óptimamente es necesario que haya suficientes y adecuadas conexiones

neuronales entre los tres cerebros. Cada uno tiene una función, pero se necesita el trabajo de

los tres. Si estamos bloqueados y una parte toma el mando, no podremos resolver los

problemas cotidianos. Necesitamos pensar, pero la intuición las emociones y el sentido de

seguridad son determinantes para resolver y aprender adecuadamente.

Mediante la liberación de estrés emocional conseguimos desbloquear emociones y sucesos

del pasado o actuales que se repiten y no sabemos resolver. A la vez que estimulamos con un
programa de neurodesarrollo. Gracias a la neuroplasticidad del cerebro, se pueden activar las

zonas necesarias para el óptimo aprendizaje.

La kinesiología aplicada a la pedagogía practica evolutiva ayuda a los niños y adultos con

problemas de dislexia y aprendizaje, problemas de atención y concentración, problemas de

conducta y comportamiento ayudándoles a gestionar mejor sus emociones y pensamientos.

El Dr. Paúl Dennison aplicó la kinesiología a la pedagogía, en concreto a problemas de

dislexia y aprendizaje desarrollando unos ejercicios que ayudaban a conectar los hemisferios

cerebrales. “El movimiento es la puerta del aprendizaje“(Paúl Dennison). Se conoce como

Brain Gym, o Gimnasia cerebral... Más información en mi libro “Mi hijo no es un problema,

tiene un problema”. Editorial CEPE.

PAUL Y GAIL DENNISON

Paul E. Dennison, PhD. pionero en el campo de educación a través del movimiento. Es

autoridad en la adquisición de habilidades cognitivas y académicas. En conjunto con Gail, su

esposa, crearon la Kinesiología Educativa. Sobresalen sus descubrimientos del desarrollo

cognitivo, de la visión y su relación con el movimiento consciente de todo el cuerpo,

implicados en el aprendizaje.

Gail E. Dennison, Co-Autora, junto con Paul, de libros y manuales de la Kinesiología

Educativa. Creó los Círculos de la visión, Jugando con el doble garabato y Visión
creativa. Aporta a su trabajo un fondo creativo como escritora, artista y educadora del

movimiento.

Paul y Gail E. Dennison han desarrollado el programa de Brain Gym® – Gimnasia

cerebral. Trabajan en la Kinesiología Educativa, así como en diversas técnicas

para controlar el estrés que interfiere en el máximo bienestar y el desarrollo del máximo

potencial en el aprendizaje.

Sus métodos se aplican desde a recién nacidos hasta personas mayores. Han colaborado en

más de 80 países y en todos los continentes; sus libros y manuales han sido traducidos a más

de 40 idiomas.

BRAIN GYM –GIMNASIA CEREBRAL

Una poderosa herramienta que fortalece las habilidades necesarias para el aprendizaje y la

enseñanza.

Los seres humanos estamos sometidos a diario a situaciones de stress, incluso en nuestra edad

más temprana. Enfrentarse a lo nuevo, a lo desconocido, en cualquier circunstancia de nuestra

vida, ya sea aprender a caminar, a escribir, a ser padres, o asumir una nueva posición en el

trabajo, genera involuntariamente en nosotros, y particularmente en nuestro cerebro,

condiciones que distan mucho de ser las ideales para enfrentar esos desafíos con efectividad y

en pleno uso de algo muy valioso como lo son nuestros recursos internos. El Dr. Paul

Dennison, a través de Brain Gym® o Kinesiología Educativa, nos propone una comprobada y

eficaz herramienta para que tengamos pleno acceso a los recursos que necesitamos, y generar

un contexto interno sumamente funcional para el proceso de aprendizaje.


El descubrimiento de Paul y Gail Dennison

El Dr. Paul Dennison, desde el año 1969 trabaja en el área del aprendizaje y en

investigaciones del cerebro en su Centro de Aprendizaje en California., USA. Es, junto a su

esposa Gail Dennison, el creador en el año 1987 de Brain Gym® o Kinesiología Educativa

(ciencia del movimiento kinesio= movimiento; logia= ciencia)

Utilizando el test de Resistencia Muscular como una herramienta diagnóstica, Brain Gym®

detecta y corrige los desequilibrios energéticos y tensiones, ya sea a nivel físico, emocional

y/o químico, que la persona acumula producto del stress. Dennison ha descubierto que

dichas tensiones son las que afectan todo lo que respecta al área del aprendizaje, así como

también producen bloqueos en el desarrollo de la creatividad y el logro de metas.

Brain Gym® consiste en una serie de 26 ejercicios corporales que activan áreas específicas

del cerebro y ayudan a restablecer las conexiones neuronales necesarias para aprender o

perfeccionar una habilidad, potenciando el aprendizaje.

Como funciona y cual es parte del Marco Teórico en el que se basa Brain Gym®

Teoría del Cerebro Triuno

Para entender cómo funcionan estos ejercicios necesitamos conocer el funcionamiento del

cerebro. Paul McLean, neurofisiólogo estadounidense, desarrolló la teoría del Cerebro

Triuno, que se basa en el desarrollo evolutivo del cerebro, y sus funciones desde los reptiles

hasta nosotros, mamíferos inteligentes.

La teoría del Cerebro Triuno, basada en descubrimientos científicos, establece que el cerebro

está divido en tres partes o dimensiones, cada una con distintas funciones:
 El Reptiliano, la parte más antigua del cerebro que controla las reacciones instintivas

y las funciones básicas (ritmo cardíaco, respiración, temperatura, etc.).

 El sistema Límbico, se origina con la aparición de los mamíferos, regula las

emociones, la memoria, las relaciones sociales y sexuales, etc.

 El Neocortex, es la última parte en desarrollarse en el cerebro, y es la que nos

proporciona la capacidad del pensamiento, tanto racional como creativo. Gracias a él

somos capaces de escribir, hablar, leer, inventar, crear y realizar aquellas actividades

que requieran destrezas.

Estas tres dimensiones son interdependientes. Los sentidos captan información del exterior y

la envían al cerebro. Esta información ingresa inicialmente por el Reptiliano, que la filtra y, si

no la percibe como un peligro, la pasa al sistema Límbico. Aquí se asocian las emociones y

memorias pertinentes y entonces es cuando la información llega al Neocortex y se crea un

pensamiento lógico y creativo.

El problema surge cuando una situación es percibida como una amenaza, la reacción

instintiva del cerebro Reptiliano es bloquearse, minimizando las capacidades de los dos

sistemas siguientes. Este bloqueo disminuye la posibilidad de aprendizaje y acción, y

consiguientemente generemos una respuesta más adecuada y funcional.

Brain Gym® se basa en ejercicios que integran las 3 partes del cerebro, permitiéndole estar

equilibradas, funcionando en plenitud, y predisponiéndonos a generar respuestas más

efectivas. De este modo nos ayuda a evitar el bloqueo de las emociones, que harían nuestro

pensamiento demasiado frío y calculador, o por el contrario que las emociones nos desborden

y no nos permitan pensar con claridad o que ante una situación que nosotros percibimos

amenazante nos congelemos.


Integración Hemisférica Cerebral

Hay una relación directa entre las dificultades de aprendizaje tanto con la falta de integración

hemisférica, como con la dominancia del cerebro posterior sobre el anterior.

Como todos sabemos, el cerebro posee dos hemisferios, derecho e izquierdo, los cuales se

encuentran unidos por un puente llamado cuerpo calloso. El número de neuronas existentes o

circuitos cerebrales en el cuerpo callos es mucho menor que en los hemisferios cerebrales.

Esto hace que la comunicación entre los dos hemisferios, pueda bloquearse cuando estamos

bajo estrés o tenemos un déficit de entrenamiento en usar el cerebro en forma integrada.

 El Hemisferio Izquierdo es focal, analítico y consecutivo en su modo de proceder, es

conocido como cerebro del lenguaje, controla la función muscular motora del lado

derecho del cuerpo.

 El Hemisferio Derecho es difuso, sintético, holístico y simultáneo o colateral en su

modo de proceder. Es conocido como el cerebro abstracto, Gestalt, o intuitivo.

Controla también las funciones motoras del lado izquierdo del cuerpo.

La lectura, la escritura o cualquier forma de aprendizaje, requiere una integración de estos

dos tipo de procedimiento, es decir de ambos hemisferios cerebrales para ser utilizados con

éxito.

Cuando hay dificultad en el aprendizaje se produce stress, y la consecuencia de ello es que

los dos hemisferios cerebrales no actúan conjuntamente de forma integrada, por el contrario

es un procedimiento unilateral. Es así como el proceso de aprendizaje o resolución de una

situación problemática puede resultar:


 Demasiado Analítico: insuficiente habilidad de proceder al desarrollo de la imagen

de fondo y de aprender de forma relajada.

 Demasiado Abstracto: insuficiente capacidad de concentración y procedimiento

lógico.

Hemos de ser capaces de aprender lo que nos enseñan y explicar lo aprendido. En pruebas

realizadas en el cerebro mediante la introducción de sustancias químicas, se ha podido

comprobar como distintas áreas de ambos hemisferios funcionan en cada parte del proceso de

aprendizaje.

Cuando el proceso de aprendizaje, debido al stress de lo desconocido, provoca una

desintegración hemisférica, puede producirse el fenómeno de la Dislexia (momentos de

confusión cerebral sin tener ninguna lesión neurológica), ello significa que si bien hemos

recibido y registrado la información, no las hemos integrado, y podemos estar acumulando

dicha información una sobre otra, pero al no poder esquematizar ni ordenarla, se crea una

gran confusión.

El Proceso de Aprendizaje

A cada edad o en cada situación, nos corresponde aprender algo nuevo: Aprender a leer, a

sumar, a estudiar, a lavarnos los dientes, a montar en bicicleta, a utilizar un ordenador, a

aprender a organizar a las 12 personas que están a nuestro cargo, a delegar, a exponer

trabajos, a hablar en público, a decir que no, a hacernos respetar, y así continuaríamos con

una lista interminable.

Cualquier actividad es una habilidad aprendida, desde aprender a caminar a aprender a

conducir. Pero para muchos de estos aprendizajes no hay universidad, ni escuelas, y aquellos

que no podemos resolver con efectividad se conviertan en problemas.


A grandes rasgos, el proceso del aprendizaje es una conexión neuronal. En realidad, una

conexión neuronal tras otra, que hacen posible que el pensar una acción acabe

transformándose en la realización de la misma.

La primera vez que un bebé intenta llevarse una cuchara a la boca ésta probablemente acabe

en uno ojo. Aun así, por primera vez se ha creado un “camino” neuronal que conecta la idea

de cuchara en boca con el movimiento realizado. Este camino neuronal ha de unir habilidades

oculo-manuales, para ver y tomar la cuchara; motrices, para mover la cuchara en el espacio

cercano; de equilibrio, para encontrar la línea central y la boca, etc… Cada vez que el bebé

realiza la acción, un grupo de neuronas se une al camino, reforzándolo y cubriendo todas

aquellas conexiones necesarias. Tras unos cuantos intentos, el camino pasará a ser de un

simple hilo a una gruesa unión y la conexión neuronal estará fuertemente reforzada. Es

entonces cuando la habilidad pasa de ser aprendida a ser automática. Algo que para nosotros

es tan fácil y cotidiano como leer o conducir, fue en su momento algo complicado y que

insumía toda nuestra atención y una gran cuota de energía, pero hoy, la evolución y

reforzamiento de ese proceso de aprendizaje, no solo lo hacen fácil y automático, sino que

hasta incluso podemos estar realizando esa actividad en simultáneo con otras en las que

debemos focalizar mayor atención y energía, como conducir y sostener una conversación al

mismo tiempo.

El Movimiento y el Aprendizaje

“Cuando surgen problemas de aprendizaje, buscamos con Brain Gym® el movimiento que

proporcione el equilibrio para la obtención de la meta.” (Paul Dennison)

Ya hemos mencionado que Brain Gym® consiste en una serie de 26 ejercicios corporales,

sencillos y divertidos, que ayudan a restablecer las conexiones neuronales necesarias para
aprender o perfeccionar una habilidad. Estos ejercicios pueden ser realizados por personas de

todas las edades, incluso con la ayuda de un adulto están al alcance de bebes y de ancianos

con serias dificultades de movimiento.

El trabajo con Brain Gym®, está basado en la premisa de que cuando la enseñanza involucra

a todo el sistema sensorial en vez de comprometerlo, la observación consiente y aguda se

vuelve disponible, y estamos en óptimas condiciones de hacernos cargo de nuestro propio

aprendizaje.

“Todo aprendizaje, ya sea gatear, hablar, sentarse, pararse, sostener un lápiz, etc., dependen

de nuestra capacidad de observación y conciencia de nuestras experiencias móviles. Es a

través de la observación sensorial, de la experiencia sutil y momentánea (justo antes de

caernos) que aprendemos cómo pararnos y caminar sin ayuda en la gravedad. ……¨ (Paul

Dennison)

Según Dennison desde el momento en que hemos aprendido a no movernos tendemos a

bloquearnos, esto hace que se arrastren los bloqueos en torno al aprendizaje. Si pensamos en

el sistema educacional tradicional, en el que la maestra reprende al niño que no se está quieto

y callado, podemos alcanzar a comprender desde la perspectiva de Brain Gym®, el perjuicio

y el impacto que produce en la predisposición al aprendizaje de los alumnos.

ORIGEN

En un inicio solo fue desarrollada para intervenir a niños y adultos que presentaran alguna

dificultad como dispraxia, TDAH, déficit de atención, dislexia, pero después de observar

estos grandes resultados ésta se utiliza para obtener nuestro mayor potencial y obtener una

mejor calidad de vida de todas las personas y edades en áreas como:

 Concentración y focalización.
 Coordinación física y equilibrio.

 Habilidades de comunicación y desarrollo lingüístico.

 Desarrollo personal y manejo del estrés.

 El cumplimiento de metas tanto profesionales como personales.

 Liberar hábitos de estrés o compensación que dificultan el aprendizaje.

 Aprender sin esfuerzo o estrés.

 Fortalecer habilidades y procesos de aprendizaje

 Mejorar la memoria, el nivel de comprensión.

 Comunicarse más fácilmente.

 Mejorar en matemáticas.

 Poder leer y escribir con más facilidad.

 Estar mejor motivado y tener más concentración.

 Escuchar, coordinar y organizarse más fácilmente.

 Mejorar su actitud y comportamiento.

Mediante estos diferentes ejercicios físicos conectamos diferentes áreas del cerebro y

potenciamos así nuestra capacidad innata aprender, liberar bloqueos, procesar información y

responder a nuestro mundo de una manera efectiva, es decir, nos permite obtener nuestro

funcionamiento de manera más óptima.

Mediante esta técnica creamos nuevas vías neuronales experimentando de esta forma nuevos

patrones de respuesta a medida que se adquiere una comunicación neuronal más rápida y de

forma más natural.

Los ejercicios que se utilizan son muy sencillos y, a la vez, poderosos ejercicios físicos que

activan las distintas dimensiones de la inteligencia estimulando el flujo de información dentro

del cerebro y el cuerpo. En Brain Gym, se trabaja desde tres direcciones:


DE LADO A LADO

Esta es la habilidad para cruzar la línea central del cuerpo (una línea imaginaria que pasaría

por nuestra nariz y nuestro ombligo) a nivel anatómico, estaríamos hablando de potenciar el

cuerpo calloso, esta dimensión es indispensable para, entre otras cosas, leer, escribir, etc.

Hablaríamos, por tanto, de cómo funciona nuestra coordinación hemisférica.

ARRIBA ABAJO

Dimensión de la Concentración, es decir, del movimiento entre arriba y abajo. Aquí se trata

de la habilidad para cruzar la línea divisoria entre el componente emocional y el pensamiento

abstracto.

DENTRO FUERA

Es la dificultad para acercarnos o separarnos estamos hablando entonces de la dimensión

enfoque, relacionada con la comprensión o atención o bloqueos. Si en cualquier dirección

encontramos una dificultad lo asociamos con un bloqueo o rigidez a la hora de realizar

diferentes tareas. Nuestro cerebro y, por extensión, el resto de nuestro cuerpo, reaccionan al

estrés que supone no poder realizar algo que queremos o que nos piden realizar. El estrés

actúa como un inhibidor del movimiento.