You are on page 1of 24

EL PERUANO ES FEMINICIDA II

El caso de Eyvi Ágreda ha revelado que el Perú está


aún lejos de ser una sociedad igualitaria. Las
quemaduras de segundo y tercer grado que sufrió la
joven de 23 años son una muestra de que aún hay
sujetos que observan a las mujeres como una
propiedad.

La agencia Andina preparó un informe sobre los casos


de feminicidio en el Perú, que según el código penal es
el delito cometido por los hombres que matan a una
mujer por su condición de tal.

Aquí diez penosos datos sobre este delito.

1. Se contabilizaron 1,053 víctimas de feminicidio entre


enero de 2009 y diciembre de 2017. En promedio, cada
mes hay 10 víctimas de feminicidio en el Perú, según el
Registro de Feminicidio del Ministerio Público.

2. Lima Centro concentra el mayor número de víctimas


registradas por feminicidio. En lo que va del 2018 se
han registrado 122 casos. Sin embargo, el informe
indica datos adicionales de la capital peruana. En Lima
Norte se registraron 64 casos, en Lima Sur 52 y en Lima
Este 43. En el Callao se registraron 26 casos.
3. Junín y Arequipa son los otros distritos fiscales con
mayor registro. La región Andina registra 88 casos,
mientras que la 'Ciudad Blanca', 62.

4. El distrito fiscal de Sullana concentra la menor


cantidad de casos registrados. Solo se advierten dos
casos entre 2009 y 2017.

5. Según los grupos de edad. La mayor cantidad de


victimarios registrados entre 2009 y 2017 tenía entre 25
a 34 años. En total suman 382.

6. En el caso de las víctimas. 308 de ellas tenían entre


25 a 34 años.

7 . La mayor cantidad de victimarios corresponden al


grupo de esposos o convivientes de las parejas. Según
el informe, 442 de los asesinos tenían este parentesco.
En segundo lugar aparecen los ex esposos o
convivientes.

8. Por la forma de agresión, en el 2017, 36 mujeres


fueron víctimas de asfixia y estrangulamiento. 15 fueron
baleadas y 25 acuchilladas.

9. Según el informe de Andina, enero es el mes con


mayor concurrencia de feminicidios. 115 casos fueron
recogidos de 2009 a 2017 en ese mes.
10. Entre enero del 2017 y el mismo periodo del 2018,
el Poder Judicial emitió 113 condenas por delito de
feminicidio así como 1,852 sentencias en procesos por
violación de la libertad sexual.

Ministerio de la Mujer
reporta 32 feminicidios
en tres meses de 2018
Titular del sector, Ana María Mendieta, exigió a las autoridades
judiciales “una sanción ejemplar” contra el responsable del salvaje
ataque a Eyvi Ágreda

Ministerio de la Mujer reporta 32 feminicidios en tres meses de 2018


Síguenos en Facebook
26 de Abril del 2018 - 11:32 » Textos: Karina Valencia (klvalencia@grupoepensa.pe)

88Shares
En lo que va de 2018, se registraron 32 casos de
feminicidios y 82 tentativas en todo el país, cifras
mayores que lo observado en el primer trimestre del año
pasado, según el último reporte del Ministerio de la
Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).

Ello cobra actualidad tras el grave caso de violencia que


sufrió Eyvi Ágreda, a quien le prendieron fuego en un
bus enMiraflores durante la noche del miércoles.

Al respecto, la titular del MIMP, Ana María


Mendieta, exigió “una sanción ejemplar” de las
autoridades judiciales para el responsable y señaló
que este ataque “no quedará impune”.

En conferencia de prensa, descartó que los casos de


feminicidio sean hechos aislados, pues -señaló- “son
consecuencia de una historia de violencia”.

Por ello, sostuvo que para erradicar estos actos se


requiere del “trabajo articulado de todos los
sectores del Estado”, como el Poder Judicial y el
Ministerio Público; además de una labor ardua de
prevención y denuncia de las víctimas.

“Los mensajes que se den desde estas instancias van a


hacer posible que otras mujeres denuncien y accedan a
las medidas de protección que garanticen su vida”,
aseguró.
ALERTA
Otra institución que encendió las alarmas sobre el
aumento de las cifras de feminicidio y de tentativa fue la
Defensoría del Pueblo, que ha tomado conocimiento de
ocho de estos casos reportados en diferentes regiones
del país durante las últimas dos semanas.

Eliana Revollar, adjunta para los Derechos de la Mujer


de la Defensoría, manifestó que el incremento de los
reportes de estos delitos requiere de “medidas urgentes
y drásticas” del gobierno de Martín Vizcarra.
“Estos niveles alarmantes de violencia nos obligan
a exigir a las autoridades del gobierno central y
local medidas urgentes y drásticas para encarar la
violencia contra las mujeres de todo el país de
manera inmediata”, expresó.

Dicha institución informó que, en las últimas horas, se


cometieron dos feminicidios en Arequipa; mientras que
otro caso fue reportado en Trujillo, donde la víctima fue
una mujer que se encontraba en estado de gestación.

“La cifra de casos (de violencia contra la mujer) debe


ser mayor (...). La institución ha advertido que, en los
informes policiales, la tentativa es considerada como
lesiones por violencia familiar, un delito con una pena
mucho menor”, indicó.
Joven asesinada a disparos
denunció a su conviviente
hasta en tres
oportunidades
Familiares de la fallecida sindican a su pareja como responsable del crimen.
La Policía sigue investigando

Joven asesinada a disparos denunció a su conviviente hasta en tres oportunidades


Síguenos en Facebook
22 de Julio del 2018 - 15:18 » Textos: Ericka Alvarado » Fotos: Correo

316Shares
Justicia y que su muerte no quede impune es lo que
piden los familiares y amigos de Marilyn Juneec
Romero Carmona (22), quien murió luego de varios
días de agonía tras recibir 6 disparos en diversas partes
del cuerpo, el pasado 6 de julio, en el distrito de
Pimentel, en Chiclayo.
FAMILIA. El padre de la joven, Juan Romero, dijo que
la muerte de su hija ha creado una gran zozobra, ya que
al inicio se vio como un acto de sicariato, con el móvil
del robo de su cartera, pero el trasfondo sería el de solo
asesinarla. Además, expresó que su hija le dijo que
había sido amenazada de muerte por su conviviente,
Gianfranco Ruben Cespedes Silva (24), por lo que
sospechan que él esté detrás de su muerte.

Asimismo, los padres de la joven fallecida expresaron


que Marilyn, en varias oportunidades, ya había
denunciado al padre de su hijo por el delito de violencia
familiar, por las constantes agresiones que sufría y que
hacía 20 días que se habían separado.
DENUNCIAS. El pasado 14 de mayo del 2017, la occisa
acudió a denunciar a su pareja, Gianfranco Rubén
Cespedes Silva (24). Esto luego de haber sido víctima
de violencia física y psicológica de su pareja, quien la
agredió con golpes de puños, puntapiés y mordeduras
en diferentes partes del cuerpo, según la denuncia. En
ese entonces, la pareja se encontraba en la ciudad de
Chepén y la agraviada dijo que no era la primera vez
que sucedía.

El 11 de octubre del 2017, la fallecida llegó hasta el


centro médico Ganimed, en el distrito de La Victoria,
luego de haber sido agredida nuevamente por su
conviviente, cuando se encontraba en su vivienda en la
calle Almirante Villar en Santa Victoria.
Mientras que el último 23 de abril, la joven denunció
haber sido víctima de violencia física y psicológica de
parte de su pareja, cuando se encontraba en su
habitación. Él la habría golpeado en el brazo y al tratar
de defenderse la insultó y la botó al piso en varias
oportunidades.

Mujer salió de coma y


sobrevivió de milagro, pero
pide prisión para su
expareja
Neurocirujanos le retiraron parte del cráneo y lo “conservaron” en su pared
abdominal

Mujer salió de coma y sobrevivió de milagro, pero pide prisión para su expareja
Síguenos en Facebook
24 de Julio del 2018 - 13:31 » Textos: Zintia Fernández » Fotos: Correo

137Shares
Marcelina Huamán Zarate (36) ingresó
con Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) y
contusión cerebral al hospital Regional Honorio
Delgado. Para salvarle la vida, los médicos le retiraron
parte del cráneo de la cabeza hasta que la hinchazón
disminuya con el tratamiento, estos restos fueron
“guardados” en su pared abdominal.

Los neurocirujanos usaron un craneótomo necesario


para estas intervenciones, pero actualmente no cuentan
con uno porque está malogrado. Cinco pacientes fueron
dados de alta para evitar un riesgo grave. Solicitaron por
segunda vez el equipo, pero la semana anterior les
respondieron que no cuentan con
presupuesto. Cuando este equipo se dañó, falleció
un paciente.

AGRESIÓN

En el Día de la Madre, Marcelina acudió a la casa de su


mamá Isabel en la urbanización El Triunfo, La Joya,
para una reunión familiar. A ese lugar también llegó su
expareja, Jaime Carpio Calle, quien es el principal
sospechoso del intento de feminicidio.
El 13 de mayo, Carpio se comunicó con ella y la invitó
a salir. Después de encontrarse, Marcelina yacía en el
suelo con la cabeza desangrada. Carpio le contó a los
agentes que la atendieron que ella se había caído de
una mototaxi. Sin embargo, una cuerda, hematomas
en el cuerpo, y un testigo, pusieron en duda la versión
del varón.

Marcelina fue trasladada al hospital Honorio Delgado,


donde estuvo en coma 15 días. Les dijeron a los
hermanos que solo un milagro podría salvarla. La
familia, además de prepararse para un desenlace fatal,
tuvo que protestar para pedir la detención de Jaime.

El acusado acudió al Ministerio Público con su abogado


y negó la agresión. Sin embargo, el diagnóstico médico
no coincidía con una caída accidental.

Pasado los 15 días, Marcelina despertó y declaró ante


la Policía y la Fiscalía el 25 de junio. Aseguró que
fue agredida por Carpio y otra persona a quien no
logró reconocer. Por declaraciones del mototaxista en
la radio local de La Joya y redes sociales, donde
Huamán era desacreditada.

El 5 de julio la madre de familia acudió a los medios para


pedirceleridad en las investigaciones, justicia y
garantías para su hermano Juvenal y sus pequeños
hijos.

Esa misma fecha, una enfermera rapaba todo la cabeza


de Marcelina. La enfermera trabajó con paciencia el
lado derecho, pues estaba hundido, y el hueso de ese
lado fue guardado en el abdomen de la mujer. Se
preparaba para una craneoplastía.

CRANEOTOMÍA
A explicación de la jefa del Área de Neurocirugía del
HHD, Marleny Llerena, la paciente llegó con contusión
y TEC. Para tratar la hinchazón le retiraron “una
plaqueta”, procedimiento que se denomina
craneotomía. Los neurocirujanos usaron un craneótomo
para extraer parte del hueso.

“Con este equipo la intervención es rápida, unos 45


minutos. Si no contamos con uno, usamos una cierra
como los antiguos Paracas, pero es riesgoso, por eso
dimos de alta a cinco pacientes”, detalló la
neurocirujana. Esa plaqueta fue guardada en la pared
abdominal de Marcelina para evitar que se
contamine. Un enorme corte surca el vientre de la
paciente. Debía moverse con cuidado.

En sus 25 años de servicio, Llerena recuerda que se


realizaron este tipo de procesos a unos 60 pacientes
que ingresaron con TEC grave, como fue el
diagnóstico del soldador Jonny Martín Mamani Cori
(28), quien llegó al hospital el pasado 17 de junio, fecha
en que se denunció una crisis en el área de cirugía.

El joven fue trasladado varias veces entre los


nosocomios Goyeneche y el Regional por falta de
equipo y personal. Se informó que el craneótomo
estaba dañado. La familia de Mamani saludó el esfuerzo
de los médicos para salvarlo, pero consideró que aún
estaría con vida de no realizarse estos “viajes”.
Desde la muerte del joven soldador, el área de
cirugía no cuenta con ese equipo. Pese a dos
pedidos documentados sobre esta falta, el 9 de julio la
jefa del área recibió el oficio N° 1143, informándole que
“para la compra de un 1 craneótomo no cuenta con
presupuesto”.

En el caso de Marcelina, su intervención fue antes de


que se dañara el creaneótomo. La plaqueta fue
colocada de nuevo el 5 de julio, antes de los 90 días,
porque “puede reducirse o dañarse al no estar en el
tejido adecuado”. Para “pegarlo”, los especialistas
usaron pequeñas placas de metal y tornillo (titanio). “A
este procedimiento se le denomina craneoplastía”,
agregó Llerena.

Después de la cirugía, Marcelina permaneció en reposo


en la cama 415 del cuarto piso del Honorio. El milagro
esperado por Isabela se realizó. Verá a su hija
recuperar la sonrisa y con ella una imagen diferente a la
que difundió en carteles para denunciar y pedir justicia.

Las diligencias están a cargo del área de Investigación


Criminal de Homicidios, que realiza las pericias del
caso.

CONCLUSIONES
 EL PERUANO ES EN POTENCIA
CRIMINAL FEMINICIDA.
 EL PERUANO NO TIENE RESPETO POR
LA MUJER.
 EL PERUANO CONSIDERA A LA MUJER ;
UN ANIMAL DE SU PROPIEDAD.
 EL PERUANO CONSIDERA QUE EL
PUEDE ASESINAR A SU MUJER, PORQUE
LE PERTENECE.
 EL PERUANO TIENE UNA MENTE
DEFORMADA, POR EL MACHISMO.
 EL PERUANO NO SIENTE
REMORDIMIENTOS DE CONCIENCIA
CUANDO AGREDE A UNA MUJER.
 EL PERUANO, NO TIENE LA MAS MINIMA
PREOCUPACION DE IR PRESO, POR
MATAR UNA MUJER. LO ACEPTA SIN
MAS, PERO SE DA EL GUSTO DE
MATARLA, POR VENGANZA, A MANERA
DE CASTIGO, PORQUE ES UNA PERRA.
 LA INMENSA MAYORIA DE PERUANOS
GOLPEA A SUS MUJERES, LAS
INSULTAN.
 EL PERUANO NECESITA UNA
EDUCACION, QUE LE ENSEÑE A
VALORAR A LA MUJER, RESPETARLA,
VERLA COMO UN IGUAL.
Feminicidio en Ate: Joven
policía asesina de un
disparo en la cabeza a
enamorada (VIDEO)
Según fuentes de investigación el crimen ocurrió hace dos días, teniendo en
cuenta el estado de los cuerpos. La víctima de 20 años no se comunicaba con
su familiares desde el el lunes 18 de junio

Feminicidio en Ate: Joven policía asesina de un disparo en la cabeza a enamorada (VIDEO)


Síguenos en Facebook
21 de Junio del 2018 - 18:08 » Textos: Redacción Correo » Fotos: César Bueno

1.2kShares
El suboficial de tercera Edwin Campos Sánchez (23)
asesinó de un disparo en la cabeza a su
enamorada, Yessenia Lozano Melo(20), y tras
cometer el feminicidio, decidió quitarse la vida con su
propia pistola. El crimen se dio dentro departamento
que alquilaban, en la asociación de vivienda Las
Cascadas, en Ate.

Los cadáveres fueron hallados por un primo de la joven,


que acudió al inmueble preocupado porque hace dos
días ella no se comunicaba con sus familiares que viven
en Pasco. Según fuentes de la investigación, el
feminicidio ocurrió hace dos días, el lunes 18 de
junio, teniendo en cuenta el estado de los cuerpos. Los
vecinos, sin embargo, aseguraron que no escucharon
los disparos o ruidos.

Trascendió que la mujer asesinada había llegado a


nuestra capital hace apenas 2 años con la ilusión de
convertirse en un miembro de la Policía Nacional. La
pareja convivía en esta vivienda desde hace algunos
meses, tenían una relación de 8 meses,
aproximadamente, y de acuerdo a su familia jamás
supieron de algún problema entre ellos.
Chiclayo: Policía asesinó a su
esposa e intentó suicidarse
[VIDEO]
Agente de la Policía Nacional se cortó las venas y con
su sangre escribió “Te Amo Yaneli”, en una de las
paredes de su casa. El efectivo se encuentra entre la
vida y la muerte. La familia exige se haga justicia.
21 Sep 2017 | 10:01 h
Redacción:
Redacción LR
Un agente de la Unidad de Radio patrulla de la Policía
Nacional asesinó a su esposa y luego intentó
suicidarse cortándose las venas y la yugular.
El feminicidio se registró en la urbanización Teresa de
Calcut - II Etapa del distrito chiclayano de la Victoria
(región Lambayeque), al promediar las 2 de la
madrugada.
PUEDES VER Lambayeque registra 32 casos de
feminicidios en siete años
Según información de la Policía; al promediar las 10 de
la noche, la suboficial de tercera
PNP Gianely Katherine Coronado Rojas
(21)denunció a su esposo, el suboficial de tercera
PNP Fidel Barturen Coronado (27), por violencia
doméstica en la comisaría de La Victoria.
Cuando los agentes fueron a intervenir a su colega Fidel
Barturen huyó, pero regresó a su domicilio -durante la
madrugada- y empezó a discutir con su cónyuge, a
quien agredió físicamente hasta estrangularla.
Acto seguido, el suboficial de la Policía se cortó las
venas y con su sangre escribió -en una de las
paredes de la vivienda- “Te Amo Yeli”; finalmente se
hizo un corte profundo a la altura de la yugular.
Los padres y hermanos de la víctima, luego de escuchar
los gritos y golpes seguido de un profundo silencio, se
acercaron a conocer qué había pasado y descubrieron
la macabra escena.
Los efectivos policiales que auxiliaron a los esposos,
indicaron que Yaneli y Fidel mostraban signos de vida
cuando fueron trasladados al Hospital Almanzor
Aguinaga Asenjo de EsSalud y a la Sanidad de
la Policía Nacional.
Yaneli Coronado falleció camino al Hospital de EsSalud,
pero el efectivo policial logró llegar con vida a la Sanidad
policial, donde lo estabilizaron y lo evacuaron hasta el
Hospital Regional Lambayeque, donde viene siendo
intervenido quirúrgicamente.
Tras lo ocurrido, los familiares de la víctima
manifestaron que la pareja de esposos tiene un hijo
menor de edad y desde hace aproximadamente dos
meses habían decidió separarse por las constantes
agresiones que sufría Yaneli por parte del agente
policial.

¿QUÉ DICE FLORA TRISTAN?


La violencia ejercida contra la mujer es un problema que
obedece a estructuras jerárquicas patriarcales que
reproducen una cultura donde las mujeres son vistas
como objetos desechables y maltratables. Prueba de
ello es que las múltiples violaciones a los derechos de
las mujeres se desarrollan tanto en tiempos de paz
como en tiempos de conflicto armado; respondiendo a
diferentes contextos pero a imaginarios culturales
similares que limitan y atentan contra la libertad
femenina y el desarrollo de sus capacidades.

Con ello se evidencia que las mujeres se enfrentan a la


discriminación del Estado, de sus familias y de la
comunidad en general.

Amnistía Internacional – Sección Peruana y el Centro


de la Mujer Peruana Flora Tristan, en el marco de la
Campaña: No más violencia contra la mujer, se
proponen visibilizar la situación actual de esta violencia
mediante un reporte de casos de feminicidios
identificados en dos medios de comunicación, entre los
años 2003 y 2005.

Nuestro país no es ajeno a los casos de feminicidio en


la región. En este sentido, entre febrero del año 2003 y
septiembre del año 2005, se han reportado 265 casos
de crímenes contra mujeres. Es decir, un promedio
mensual de ocho mujeres asesinadas. El feminicidio es
una categoría que debe abordarse como la forma más
extrema e irreparable de violencia directa hacia las
mujeres. Es un problema social, económico, político,
cultural y también del Estado.

El feminicidio se está posicionando como una categoría


de análisis que conduce a evidenciar la especificidad de
los asesinatos a las mujeres por razones de género.
Dichos crímenes responden a un clima social de
discriminación y violencia contra la mujer, que se
sostiene en una sociedad que aún tolera el lenguaje
violento hacia todo lo femenino y una cultura donde
históricamente se desarrollan prácticas sociales que
atentan contra la libertad, la salud, la integridad y
finalmente contra la vida de las mujeres.

El feminicidio es un crimen que debe ser atendido por el


Estado. No tiene actores ni coyunturas únicas, ni
tampoco existe un perfil único de víctimas; en
consecuencia, cualquier mujer puede ser agredida
hasta ocasionarle la muerte. Por otra parte, los autores
de los crímenes no responden a una particularidad; es
decir, que pueden ser realizados por personas
conocidas o vinculados con las víctimas (familiar,
sentimental o amicalmente), así como del entorno
laboral o de estudios; además de ex convivientes o ex
cónyuges, o desconocidos.

El feminicidio en el Perú se caracteriza por presentar un


antecedente de violencia familiar o violencia entre la
pareja. Muchas de ellas acudieron en busca de apoyo a
diferentes instituciones del Estado, pero no recibieron
respuesta adecuada, rápida y eficaz a pesar de tener
las potestades para actuar. Esto nos confirma que el
Estado aún no es capaz de proteger apropiadamente a
las mujeres, ya que el sistema judicial no responde con
eficacia a sus demandas, exponiéndolas a las
represalias de sus agresores quienes luego provocan
su muerte. Ello evidencia también que el hogar –
identificado por muchas mujeres como seguro– en
realidad no lo es, dado que éste es uno de los
principales espacios donde las mujeres son victimadas
por sus agresores. Si bien el Estado peruano ha
desarrollado normas y estrategias para garantizar la
atención y protección a las víctimas, éstas a su vez
presentan serias deficiencias y vacíos.

En tal sentido, se exige al Estado una debida diligencia


para tratar los casos de feminicidio como materia
específica, para hacerlo visible y lograr sanciones
efectivas para los agresores.
(TOMADO DE DOCUMENTO DE FLORA
TRISTAN---CENTRO DE LA MUJER
PERUANA)

ACEP HANS
KENSEL
NO AL FEMINICIDIO