You are on page 1of 19

In t r o d u c c i ó n.

Resulta interesante la experiencia comparada latinoamericana «la


presencia de órganos especializados dentro de los estados y códigos
penales ordinarios, así como resaltar la labor de los gobiernos en el auge
del procesal penal ambiental sin obviar su desarrollo sustantivo al amparo
de su base constitucional, con lo que se ha revertido la tradicional imagen
de copiar los institutos y normas de las legislaciones europeas. Una
mirada en términos de sistema respecto del derrotero normativo penal
ambiental de nuestro país nos deja una cierta desazón, ante lo incompleto,
en términos jurídico-institucionales, de la cuestión. Si bien es cierto que se
ingresó a una reforma sustantiva en materia penal ambiental a fines del
año 2008, esto no ha sido correspondido en lo que concierne al venido con
un desarrollo orgánico institucional de los organismos pertinentes. Esto se
puede observar en la implementación, aún parcial e insuficiente, de
fiscalías penales ambientales; la inexistencia de jueces penales
ambientales; una policía ecológica sin una reinstitucionalización seria que
la convierta en una policía nacional ambiental rezagada, y la carencia de
peritos penales ambientales.

CONSTITUCION POLITICA COLOMBIANA


CAPÍTULO 3
DE LOS DERECHOS COLECTIVOS Y DEL AMBIENTE
Artículo 79. Todas las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano. La
ley garantizará la participación de la comunidad en las decisiones que puedan
afectarlo. Es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente,
conservar las áreas de especial importancia ecológica y fomentar la educación
para el logro de estos fines.
Artículo 80. El Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos
naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración
o sustitución. Además, deberá prevenir y controlar los factores de deterioro
ambiental, imponer las sanciones legales y exigir la reparación de los daños
causados. Asimismo, cooperará con otras naciones en la protección de los
ecosistemas situados en las zonas fronterizas.
Artículo 81. Queda prohibida la fabricación, importación, posesión y uso de
armas químicas, biológicas y nucleares, así como la introducción al territorio
nacional de residuos nucleares y desechos tóxicos. De los Derechos Colectivos y
del Ambiente. El Estado regulará el ingreso al país y la salida de él de los
recursos genéticos, y su utilización, de acuerdo con el interés nacional.
Artículo 82. Es deber del Estado velar por la protección de la integridad del
espacio público y por su destinación al uso común, el cual prevalece sobre el
interés particular. Las entidades públicas participarán en la plusvalía que genere
su acción urbanística y regularán la utilización del suelo y del espacio aéreo
urbano en defensa del interés común.

COMENTARIO.
Los titulares del derecho reconocidos por esta constitución al igual que la
constitución peruana son las personas, puesto que tiene por objeto asegurar la
supervivencia, la calidad y nivel de vida, el desarrollo integral y el progreso
material de la sociedad a través del aprovechamiento de los recursos naturales,
pero también resalta el carácter patrimonial, esto es la explotación de los
recursos naturales, por lo que en este sentido se entiende que el ambiente es
patrimonio colectivo y publico de todos los colombianos, sin embargo este
derecho se limita por la administración que ejerce el estado.

CONSTITUCION POLITICA PERUANA


CAPÍTULO II
DEL AMBIENTE Y LOS RECURSOS NATURALES
Artículo 66°.- Los recursos naturales, renovables y no renovables, son
patrimonio de la Nación. El Estado es soberano en su aprovechamiento.
Por ley orgánica se fijan las condiciones de su utilización y de su otorgamiento a
particulares. La concesión otorga a su titular un derecho real, sujeto a dicha
norma legal.
Artículo 67°.- El Estado determina la política nacional del ambiente. Promueve el
uso sostenible de sus recursos naturales.
Artículo 68°.- El Estado está obligado a promover la conservación de la
diversidad biológica y de las áreas naturales protegidas.
Artículo 69°.- El Estado promueve el desarrollo sostenible de la Amazonía con
una legislación adecuada

COMENTARIO.
La Constitución Política del Perú tal como lo señala la mayoría de las
constituciones del mundo entre ellas la colombiana, establece con claridad que
los recursos naturales renovables y no renovables son patrimonio de la nación y
el estado es soberano en su aprovechamiento. Entendemos por recursos
naturales, según la legislación vigente, todo lo que el hombre encuentra en su
ambiente natural y que puede utilizar en su beneficio, sin que medie la actividad
del hombre para su generación, por esto es importante señalar que el estado es
quien tiene el dominio sobre los citados recursos en representación de la nación,
pero no es el propietario de los mismos, pudiendo otorgar a los particulares el
derecho de explotarlos a través del mecanismo de la concesión, que no implica
una transferencia patrimonial. Por lo que se podría afirmar que es el estado el
titular de los recursos naturales en general, ejerciendo su soberanía sin que ello
signifique propiamente un derecho patrimonial y en consecuencia careciendo de
las facultades de usar y gozar de los recursos de manera directa.

ANÁLISIS.
Uno de los más importantes logros a favor del medio ambiente y los recursos
naturales es el de haber elevado la protección de estos a un rango constitucional.
Sin embargo el problema de muchos estados no es de norma sino esencialmente
de gestión, de articulación, de previsión y de adaptación; preparar y fortalecer a
las instituciones que administran y protegen los recursos naturales, siempre
sobre la base de contribuir necesariamente a la superación de los niveles de
pobreza y a mejorar la calidad de vida de las personas, desde la perspectiva
ambiental.
Sólo así habrá valido la pena la incorporación de la variable ambiental en el
modelo constitucional de ambos países.
DELITOS AMBIENTALES - CÓDIGO PENAL COLOMBIANO
TÍTULO XI.
DE LOS DELITOS CONTRA LOS RECURSOS NATURALES Y EL MEDIO
AMBIENTE
CAPÍTULO ÚNICO
DELITOS CONTRA LOS RECURSOS NATURALES Y MEDIO AMBIENTE

Artículo 328. Ilícito aprovechamiento de los recursos naturales renovables.


[Modificado por el artículo 29 de la ley 1453 de 2011] El que con incumplimiento
de la normatividad existente se apropie, introduzca, explote, transporte,
mantenga, trafique, comercie, explore, aproveche o se beneficie de los
especímenes, productos o partes de los recursos fáunicos, forestales, florísticos,
hidrobiológicos, biológicos o genéticas de la biodiversidad colombiana, incurrirá
en prisión de cuarenta y ocho (48) a ciento ocho (108) meses y multe hasta de
treinta y cinco mil (35.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes. La pena
se aumentará de una tercera parte a la mitad, cuando las especies estén
categorizadas como amenazadas, en riesgo de extinción o de carácter migratorio,
raras o endémicas del territorio colombiano.
Artículo 329. Violación de fronteras para la explotación o aprovechamiento
de los recursos naturales. [Modificado por el artículo 30 de la ley 1453 de 2011]
El extranjero que realizare dentro del territorio nacional acto no autorizado de
aprovechamiento, explotación, exploración o extracción de recursos naturales,
incurrirá en prisión de sesenta y cuatro (64) a ciento cuarenta y cuatro meses y
multa de ciento treinta y tres punto treinta y tres (133.33) a cuarenta y cinco mil
(45.000) salarios mínimos legales vigentes.
Artículo 330. Manejo y uso ilícito de organismos, microorganismos y
elementos genéticamente modificados. [Modificado por el artículo 31 de la ley
1453 de 2011] El que con incumplimiento de la normatividad existente
introduzca, manipule, experimente, inocule, o propague, microorganismos
moléculas, sustancias o elementos que pongan en peligro la salud o la existencia
de los recursos fáunicos, florísticos o hidrobiológicos, o alteren perjudicialmente
sus poblaciones incurrirá en prisión de sesenta (60) a ciento ocho (108) meses y
multa de ciento treinta y tres punto treinta y tres (133.33) a quince mil (15.000)
salarios mínimos mensuales legales vigentes. Incurrirá en la misma pena el que
con incumplimiento de la normatividad existente importe, introduzca, manipule,
experimente, libere, organismos genéticamente modificados, que constituyan un
riesgo para la salud humana, el ambiente o la biodiversidad colombiana. Si se
produce enfermedad, plaga o erosión genética de las especies la pena se
aumentará en una tercera parte.
Artículo 330-A. Manejo ilícito de especies exóticas. [Modificado por el artículo
32 de la ley 1453 de 2011] El que con incumplimiento de la normatividad
existente, introduzca, trasplante, manipule, experimente, inocule, o propague
especies silvestres exóticas, invasoras, que pongan en peligro la salud humana, el
ambiente, las especies de la biodiversidad colombiana, incurrirá en prisión de
cuarenta y ocho (48) a ciento a ocho (108) meses y multa de ciento treinta y tres
punto treinta y tres (133.33) a quince mil (15.000) salarios mínimas mensuales
vigentes.
Artículo 331. Daños en los recursos naturales. [Modificado por el artículo 33
de la ley 1453 de 2011] El que con incumplimiento de la normatividad existente
destruya, inutilice, haga desaparecer o de cualquier otro modo dañe los recursos
naturales a que se refiere este título, o a los que estén asociados con estos,
incurrirá en prisión de cuarenta y ocho (48) a ciento ocho (108) meses y multa de
ciento treinta y tres punto treinta y tres (133.33) a quince mil (15.000) salarios
mínimos mensuales legales vigentes. La pena se aumentará de una tercera parte
a la mitad cuando: – Se afecten ecosistemas naturales, calificados como
estratégicos que hagan parte del Sistema Nacional, Regional y Local de las áreas
especialmente protegidas. – Cuando el daño sea consecuencia de la acción u
omisión de quienes ejercen funciones de control y vigilancia.
Artículo 332. Contaminación ambiental. [Modificado por el artículo 34 de la ley
1453 de 2011] El que con incumplimiento de la normatividad existente, provoque,
contamine o realice directa o indirectamente emisiones, vertidos, radiaciones,
ruidos, depósitos o disposiciones al aire, la atmósfera o demás componentes del
espacio aéreo, el suelo, el subsuelo, las aguas terrestres, marítimas o
subterráneas o demás recursos naturales, en tal forma que ponga en peligro la
salud humana o los recursos fáunicos, forestales, florísticos o hidrobiológicos,
incurrirá, sin perjuicio de las sanciones administrativas a que hubiere lugar, en
237 prisión de cincuenta y cinco (55) a ciento doce (112) meses y multa de ciento
cuarenta (140) a cincuenta mil (50.000) salarios mínimos legales mensuales
vigentes. La pena se aumentará de una tercera parte a la mitad cuando en la
comisión de cualquiera de los hechos descritos en el artículo anterior sin
perjuicio de las que puedan corresponder con arreglo a otros preceptos de este
Código concurra alguna de las circunstancias siguientes: 1. Cuando la conducta
se realice con fines terroristas sin que la multa supere el equivalente a cincuenta
mil (50.000) salarios mínimos mensuales legales vigentes. 2. Cuando la emisión o
el vertimiento supere el doble de lo permitido por la normatividad existente o
haya infringido más de dos parámetros. 3. Cuando la contaminación, descarga,
disposición o vertimiento se realice en zona protegida o de importancia ecológica.
4. Cuando la industria o actividad realice clandestina o engañosamente los
vertimientos o emisiones. 5. Que se hayan desobedecido las órdenes expresas de
la autoridad administrativa de corrección o suspensión de las actividades
tipificadas en el artículo anterior. 6. Que se haya ocultado o aportado información
engañosa o falsaria sobre los aspectos ambientales de la misma.
Artículo 332-A. Contaminación ambiental por residuos sólidos peligrosos.
[Modificado por el artículo 35 de la ley 1453 de 2011] El que con incumplimiento
de la normatividad existente almacene, transporte o disponga inadecuadamente,
residuo sólido, peligroso o escombros, de tal manera que ponga en peligro la
calidad de los cuerpos de agua, el suelo o el subsuelo tendrá prisión de dos (2) a
nueve (9) años y multa de ciento treinta y tres punto treinta y tres (133.33) a
cincuenta mil (50.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes. La pena se
aumentará de una tercera parte a la mitad cuando en la comisión de cualquiera
de los hechos descritos en el artículo anterior se ponga en peligro la salud
humana.
Artículo 333. Contaminación ambiental por explotación de yacimiento
minero o hidrocarburo. [Modificado por el artículo 36 de la ley 1453 de 2011] El
que provoque, contamine o realice directa o indirectamente en los recursos de
agua, suelo, subsuelo o atmósfera, con ocasión a la extracción o excavación,
exploración, construcción y montaje, explotación, beneficio, transformación,
transporte de la actividad minera o de hidrocarburos, incurrirá en prisión de
cinco (5) a diez (10) años, y multa de treinta mil (30.000) a cincuenta mil (50.000)
salarios mínimos legales mensuales vigentes.
Artículo 334. Experimentación ilegal con especies, agentes biológicos o
bioquímicos. [Modificado por el artículo 37 de la ley 1453 de 2011] El que sin
permiso de autoridad competente o con incumplimiento de la normatividad
existente, realice experimentos, con especies, agentes biológicos o bioquímicos,
que generen o pongan en peligro o nesgo la salud humana o la supervivencia de
las especies de la biodiversidad colombiana, incurrirá en prisión de sesenta (60) a
ciento cuarenta y cuatro (144) meses y multa de ciento treinta y tres punto
treinta 238 tres (133.33) a cincuenta mil (50.000) salarios mínimos mensuales
legales vigentes.
Artículo 335. Ilícita actividad de pesca. [Modificado por el artículo 38 de la ley
1453 de 2011] El que sin permiso de autoridad competente o con incumplimiento
de la normatividad existente, realice actividad de pesca, comercialización,
transporte, o almacenaje de ejemplares o productos de especies vedadas o en
zonas o áreas de reserva, o en épocas vedadas, en zona prohibida, o con
explosivos, sustancia venenosa, incurrirá en prisión de cuarenta y ocho (48) a
ciento ocho (108) meses y multa hasta de cincuenta mil (50.000) salarios
mínimos legales mensuales vigentes. En la misma pena incurrirá el que: 1. Utilice
instrumentos no autorizados o de especificaciones técnicas que no correspondan
a las permitidas por la autoridad competente. 2. Deseque, varíe o baje el nivel de
los ríos, lagunas, ciénagas o cualquiera otra fuente con propósitos pesqueros o
fines de pesca. 3. Altere los refugios o el medio ecológico de especies de recursos
hidrobiológicos, como consecuencia de actividades de exploración o explotación
de recursos naturales no renovables. 4. Construya obras o instale redes, mallas o
cualquier otro elemento que impida el libre y permanente tránsito de los peces en
los mares, ciénagas, lagunas, caños, ríos y canales.
Artículo 336. Caza ilegal. [Penas aumentadas por el artículo 14 de la ley 890 de
2004] El que sin permiso de autoridad competente o infringiendo normas
existentes, excediere el número de piezas permitidas, o cazare en época de veda,
incurrirá en prisión de dieciséis (16) a cincuenta y cuatro (54) meses y multa de
veintiséis punto sesenta y seis (26.66) a setecientos cincuenta (750) salarios
mínimos legales mensuales vigentes, siempre que la conducta no constituya
delito sancionado con pena mayor.
Artículo 337. Invasión de áreas de especial importancia ecológica.
[Modificado por el artículo 39 de la ley 1453 de 2011] El que invada, permanezca
así sea de manera temporal o realice uso indebido de los recursos naturales a los
que se refiere este título en área de reserva forestal, resguardos o reservas
indígenas, terrenos de propiedad colectiva, de las comunidades negras, parque
regional, área o ecosistema de interés estratégico o área protegida, definidos en la
ley o reglamento, incurrirá en prisión de cuarenta y ocho (48) a ciento cuarenta y
cuatro (144) meses y multa de ciento treinta y tres punto treinta y tres (133.33) a
cincuenta mil (50.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes. La pena
señalada se aumentará de una tercera parte a la mitad cuando como
consecuencia de la invasión, se afecten gravemente los componentes naturales
que sirvieron de base para efectuar la calificación del territorio correspondiente,
sin que la multa supere el equivalente a cincuenta mil (50.000) salarios mínimos
legales mensuales vigentes. El que promueva, financie, dirija, se aproveche
económicamente u obtenga cualquier otro beneficio de las conductas descritas en
este artículo, incurrirá en prisión de sesenta (60) a ciento ochenta (180) meses y
multa de trescientos (300) a cincuenta mil (50.000) salarios mínimos legales
mensuales vigentes. 239
Artículo 338. Explotación ilícita de yacimiento minero y otros materiales.
[Penas aumentadas por el artículo 14 de la ley 890 de 2004] El que sin permiso
de autoridad competente o con incumplimiento de la normatividad existente
explote, explore o extraiga yacimiento minero, o explote arena, material pétreo o
de arrastre de los cauces y orillas de los ríos por medios capaces de causar graves
daños a los recursos naturales o al medio ambiente, incurrirá en prisión de
treinta y dos (32) a ciento cuarenta y cuatro (144) meses y multa de ciento treinta
y tres punto treinta y tres (133.33) a cincuenta mil (50.000) salarios mínimos
legales mensuales vigentes.
Artículo 339. Modalidad culposa. [Modificado por el artículo 40 de la ley 1453
de 2011] Las penas previstas en los artículos 331, 332, 333 de este código se
disminuirán hasta en la mitad cuando las conductas punibles se realicen
culposamente.

DELITOS AMBIENTALES – CÓDIGO PENAL PERUANO


CAPITULO I
DELITOS DE CONTAMINACIÓN

Artículo 304.- Contaminación del ambiente


El que, infringiendo leyes, reglamentos o límites máximos permisibles, provoque o
realice descargas, emisiones, emisiones de gases tóxicos, emisiones de ruido,
filtraciones, vertimientos o radiaciones contaminantes en la atmósfera, el suelo, el
subsuelo, las aguas terrestres, marítimas o subterráneas, que cause o pueda
causar perjuicio, alteración o daño grave al ambiente o sus componentes, la
calidad ambiental o la salud ambiental, será reprimido con pena privativa de
libertad no menor de cuatro años ni mayor de seis años y con cien a seiscientos
días-multa.
Si el agente actuó por culpa, la pena será privativa de libertad no mayor de tres
años o prestación de servicios comunitarios de cuarenta a ochenta jornadas.

Artículo 305.- Formas agravadas


La pena privativa de libertad será no menor de cuatro años ni mayor de siete
años y con trescientos a mil días-multa si el agente incurre en cualquiera de los
siguientes supuestos:

1. Falsea u oculta información sobre el hecho contaminante, la cantidad o calidad


de las descargas, emisiones, filtraciones, vertimientos o radiaciones
contaminantes referidos en el artículo 304, a la autoridad competente o a la
institución autorizada para realizar labores de fiscalización o auditoría ambiental.
2. Obstaculiza o impide la actividad fiscalizadora de auditoría ordenada por la
autoridad administrativa competente.
3. Actúa clandestinamente en el ejercicio de su actividad.
Si por efecto de la actividad contaminante se producen lesiones graves o muerte,
la pena será:
1. Privativa de libertad no menor de cinco años ni mayor de ocho años y
con seiscientos a mil días-multa, en caso de lesiones graves.
2. Privativa de libertad no menor de seis años ni mayor de diez años y con
setecientos cincuenta a tres mil quinientos días-multa, en caso de muerte.

Artículo 306.- Incumplimiento de las normas relativas al manejo de residuos


sólidos
El que, sin autorización o aprobación de la autoridad competente, establece un
vertedero o botadero de residuos sólidos que pueda perjudicar gravemente la
calidad del ambiente, la salud humana o la integridad de los procesos ecológicos,
será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de cuatro años.
Si el agente actuó por culpa, la pena será privativa de libertad no mayor de dos
años.
Cuando el agente, contraviniendo leyes, reglamentos o disposiciones establecidas,
utiliza desechos sólidos para la alimentación de animales destinados al consumo
humano, la pena será no menor de tres años ni mayor de seis años y con
doscientos sesenta a cuatrocientos cincuenta días-multa.
Artículo 307.- Tráfico ilegal de residuos peligrosos
El que ingrese ilegalmente al territorio nacional, use, emplee, coloque, traslade o
disponga sin la debida autorización, residuos o desechos tóxicos o peligrosos para
el ambiente, resultantes de un proceso de producción, extracción,
transformación, utilización o consumo, será reprimido con pena privativa de
libertad no menor de cuatro años ni mayor de seis años y con trescientos a
cuatrocientos días-multa.

Artículo 307-A.- Delito de minería ilegal


El que realice actividad de exploración, extracción, explotación u otro acto similar
de recursos minerales metálicos y no metálicos sin contar con la autorización de
la entidad administrativa competente que cause o pueda causar perjuicio,
alteración o daño al ambiente y sus componentes, la calidad ambiental o la salud
ambiental, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro ni
mayor de ocho años y con cien a seiscientos días-multa.
La misma pena será aplicada al que realice actividad de exploración, extracción,
explotación u otro acto similar de recursos minerales metálicos y no metálicos
que se encuentre fuera del proceso de formalización, que cause o pueda causar
perjuicio, alteración o daño al ambiente y sus componentes, la calidad ambiental
o la salud ambiental.
Si el agente actuó por culpa, la pena será privativa de libertad, no mayor de tres o
con prestación de servicios comunitarios de cuarenta a ochenta jornadas.

Artículo 307-B.- Formas agravadas


La pena será no menor de ocho años ni mayor de diez años y con trescientos a
mil días-multa, cuando el delito previsto en el anterior artículo se comete en
cualquiera de los siguientes supuestos:
1. En zonas no permitidas para el desarrollo de actividad minera.
2. En áreas naturales protegidas, o en tierras de comunidades nativas,
campesinas o indígenas.
3. Utilizando dragas, artefactos u otros instrumentos similares.
4. Si el agente emplea instrumentos u objetos capaces de poner en peligro
la vida, la salud o el patrimonio de las personas.
5. Si se afecta sistemas de irrigación o aguas destinados al consumo
humano.
6. Si el agente se aprovecha de su condición de funcionario o servidor
público.
7. Si el agente emplea para la comisión del delito a menores de edad u otra
persona inimputable.

Artículo 307-C.- Delito de financiamiento de la minería ilegal


El que financia la comisión de los delitos previstos en los artículos 307-A o sus
formas agravadas, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de
cuatro años ni mayor de doce años y con cien a seiscientos días-multa.
Artículo 307-D.- Delito de obstaculización de la fiscalización administrativa
El que obstaculiza o impide la actividad de evaluación, control y fiscalización de
la autoridad administrativa relacionada con la minería ilegal, será reprimido con
pena privativa de la libertad no menor de cuatro años ni mayor de ocho años." (*)
Artículo incorporado por el Artículo Primero del Decreto Legislativo Nº 1102,
publicado el 29 febrero 2012, que entró en vigencia a los quince días de su
publicación.
Artículo 307-E.- Tráfico ilícito de insumos químicos y maquinarias
destinados a minería ilegal
El que, infringiendo las leyes y reglamentos, adquiere, vende, distribuye,
comercializa, transporta, importa, posee o almacena insumos químicos, con el
propósito de destinar dichos bienes a la comisión de los delitos de minería ilegal,
será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres años ni mayor de
seis años y con cien a seiscientos días-multa.
El que adquiere, vende, arrienda, transfiere o cede en uso bajo cualquier título,
distribuye, comercializa, transporta, importa, posee o almacena maquinarias, a
sabiendas de que serán destinadas a la comisión de los delitos de minería ilegal,
será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres años ni mayor de
seis años y con cien a seiscientos días-multa.”

Artículo 307-F.- Inhabilitación


El agente de los delitos previstos en los artículos 307-A, 307-B, 307-C, 307-D y
307-E, será además sancionado, de conformidad con el artículo 36, inciso 4, con
la pena de inhabilitación para obtener, a nombre propio o a través de terceros,
concesiones mineras, de labor general, de beneficio o transporte de minerales
metálicos o no metálicos, así como para su comercialización, por un periodo igual
al de la pena principal”. (*) Artículo incorporado por el Artículo Primero del
Decreto Legislativo Nº 1102, publicado el 29 febrero 2012, que entró en vigencia
a los quince días de su publicación.

CAPÍTULO II
DELITOS CONTRA LOS RECURSOS NATURALES
Artículo 308.- Tráfico ilegal de especies de flora y fauna silvestre
El que adquiere, vende, transporta, almacena, importa, exporta o reexporta
productos o especímenes de especies de flora silvestre no maderable y/o fauna
silvestre, sin un permiso o certificado válido, cuyo origen no autorizado conoce o
puede presumir, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres
años ni mayor de cinco años y con ciento ochenta a cuatrocientos días-multa."
"Artículo 308-A.- Tráfico ilegal de especies acuáticas de la flora y fauna
silvestre
Será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres años ni mayor de
cinco años y con ciento ochenta a cuatrocientos días-multa, el que adquiere,
vende, transporta, almacena, importa, exporta o reexporta productos o
especímenes de especies acuáticas de la flora y/o fauna silvestre bajo cualquiera
de los siguientes supuestos:
1. Sin un permiso, licencia o certificado válido.
2. En épocas, cantidades, talla o zonas que son prohibidas o vedadas."

Artículo 308-B.- Extracción ilegal de especies acuáticas


El que extrae especies de flora o fauna acuática en épocas, cantidades, talla y
zonas que son prohibidas o vedadas, o captura especies sin contar con el
respectivo permiso o exceda el límite de captura por embarcación, asignado por la
autoridad administrativa competente y la ley de la materia, o lo hace excediendo
el mismo o utiliza explosivos, medios químicos u otros métodos prohibidos o
declarados ilícitos, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres
años ni mayor de cinco años.

Artículo 308-C.- Depredación de flora y fauna silvestre


El que caza, captura, colecta, extrae o posee productos, raíces o especímenes de
especies de flora y/o fauna silvestre, sin contar con la concesión, permiso,
licencia o autorización u otra modalidad de aprovechamiento o extracción,
otorgada por la autoridad competente, será reprimido con pena privativa de
libertad no menor de tres años ni mayor de cinco años y con cincuenta a
cuatrocientos días-multa."

Artículo 308-D.- Tráfico ilegal de recursos genéticos


El que adquiere, vende, transporta, almacena, importa, exporta o reexporta, de
forma no autorizada, recursos genéticos de especies de flora y/o fauna silvestre,
será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres años ni mayor de
cinco años y con ciento ochenta a cuatrocientos días-multa.
La misma pena será aplicable para el que a sabiendas financia, de modo que sin
su cooperación no se hubiera podido cometer las actividades señaladas en el
primer párrafo, y asimismo al que las dirige u organiza."
Artículo 309.- Formas agravadas
En los casos previstos en los artículos 308, 308-A, 308-B y 308-C, la pena
privativa de libertad será no menor de cuatro años ni mayor de siete años cuando
el delito se cometa bajo cualquiera de los siguientes supuestos:
1. Cuando los especímenes, productos, recursos genéticos, materia del
ilícito penal, provienen de áreas naturales protegidas de nivel nacional o de zonas
vedadas para la extracción de flora y/o fauna silvestre, según corresponda.
2. Cuando los especímenes, productos o recursos genéticos materia del
ilícito penal, provienen de las tierras o territorios en posesión o propiedad de
comunidades nativas o campesinas; o, de las Reservas Territoriales o Reservas
Indígenas para pueblos indígenas en situación de aislamiento o de contacto
inicial, según corresponda.
3. Cuando es un funcionario o servidor público que omitiendo funciones
autoriza, aprueba o permite la realización de este hecho delictivo en su tipo
básico, o permite la comercialización, adquisición o transporte de los recursos de
flora y fauna ilegalmente obtenidos.
4. Mediante el uso de armas, explosivos o sustancias tóxicas.
5. Cuando se trate de especies de flora y fauna silvestre o recursos
genéticos protegidos por la legislación nacional."
Artículo 310.- Delitos contra los bosques o formaciones boscosas
Será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro años ni mayor
de seis años y con prestación de servicios comunitarios de cuarenta a ochenta
jornadas el que, sin contar con permiso, licencia, autorización o concesión
otorgada por autoridad competente, destruye, quema, daña o tala, en todo o en
parte, bosques u otras formaciones boscosas, sean naturales o plantaciones."

Artículo 310-A.- Tráfico ilegal de productos forestales maderables


El que adquiere, acopia, almacena, transforma, transporta, oculta, custodia,
comercializa, embarca, desembarca, importa, exporta o reexporta productos o
especímenes forestales maderables, cuyo origen ilícito, conoce o puede presumir,
será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro años ni mayor
de siete años y con cien a seiscientos días-multa.

Artículo 310-B.- Obstrucción de procedimiento


El que obstruye, impide o traba una investigación, verificación, supervisión o
auditoría, en relación con la extracción, transporte, transformación, venta,
exportación, reexportación o importación de especímenes de flora y/o de fauna
silvestre, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro años
ni mayor de siete años.
La pena será privativa de libertad no menor de cinco años ni mayor de ocho años
para el que emplea intimidación o violencia contra un funcionario público o
contra la persona que le presta asistencia, en el ejercicio de sus funciones.
Artículo 310-C.- Formas agravadas
En los casos previstos en los artículos 310, 310-A y 310-B, la pena privativa de
libertad será no menor de ocho años ni mayor de diez años, bajo cualquiera de
los siguientes supuestos:
1. Si se comete el delito al interior de tierras en propiedad o posesión de
comunidades nativas, comunidades campesinas, pueblos indígenas, reservas
indígenas; o en reservas territoriales o reservas indígenas a favor de pueblos
indígenas en contacto inicial o aislamiento voluntario, áreas naturales protegidas,
zonas vedadas, concesiones forestales o áreas de conservación privadas
debidamente reconocidas por la autoridad competente.
2. Si como consecuencia de la conducta prevista en los artículos
correspondientes se afecten vertientes que abastecen de agua a centros poblados,
sistemas de irrigación o se erosione el suelo haciendo peligrar las actividades
económicas del lugar.
3. Si el autor o partícipe es funcionario o servidor público.
4. Si el delito se comete respecto de especímenes que han sido marcados
para realizar estudios o han sido reservados como semilleros.
5. Si el delito se comete con el uso de armas, explosivo o similar.
6. Si el delito se comete con el concurso de dos o más personas.
7. Si el delito es cometido por los titulares de concesiones forestales.
8. Si se trata de productos o especímenes forestales maderables protegidos
por la legislación nacional.
La pena privativa de libertad será no menor de diez años ni mayor de doce años
cuando:
1. El agente actúa como integrante de una organización criminal.
2. El autor causa lesiones graves o muerte durante la comisión del hecho
delictivo o a consecuencia de dicho acto.
3. Si el hecho delictivo se realiza para cometer delitos tributarios,
aduaneros y de lavados de activos.
4. Financie o facilite la comisión de estos delitos.
Artículo 311.- Utilización indebida de tierras agrícolas
El que, sin la autorización de cambio de uso, utiliza tierras destinadas por
autoridad competente al uso agrícola con fines de expansión urbana, de
extracción o elaboración de materiales de construcción u otros usos específicos,
será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos años ni mayor de
cuatro años.
La misma pena será para el que vende u ofrece en venta, para fines urbanos u
otro cualquiera, tierras zonificadas como uso agrícola.

Artículo 312.- Autorización de actividad contraria a los planes o usos


previstos por la ley
El funcionario o servidor público que autoriza o se pronuncia favorablemente
sobre un proyecto de urbanización para otra actividad no conforme con los planes
o usos previstos por los dispositivos legales o el profesional que informa
favorablemente, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos
años ni mayor de cuatro años e inhabilitación de un año a tres años conforme al
artículo 36 incisos 1, 2 y 4.
Artículo 313.- Alteración del ambiente o paisaje
El que, contraviniendo las disposiciones de la autoridad competente, altera el
ambiente natural o el paisaje urbano o rural, o modifica la flora o fauna,
mediante la construcción de obras o tala de árboles, será reprimido con pena
privativa de libertad no mayor de cuatro años y con sesenta a noventa días-
multa.

CAPÍTULO III
RESPONSABILIDAD FUNCIONAL E INFORMACIÓN FALSA

Artículo 314.- Responsabilidad de funcionario público por otorgamiento


ilegal de derechos
El funcionario público que sin observar leyes, reglamentos, estándares
ambientales vigentes, por haber faltado gravemente a sus obligaciones
funcionales, autoriza el otorgamiento, renovación o cancelación de autorización,
licencia, concesión, permiso u otro derecho habilitante en favor de la obra o
actividad a que se refiere el presente Título, será reprimido con pena privativa de
libertad no menor de cuatro años ni mayor de siete años, e inhabilitación de un
año a siete años conforme al artículo 36 incisos 1, 2 y 4.
El servidor público que sin observar leyes, reglamentos, estándares ambientales
vigentes se pronuncia favorablemente en informes u otro documento de gestión
sobre el otorgamiento, renovación o cancelación de autorización, licencia,
concesión, permiso u otro derecho habilitante en favor de la obra o actividad a
que se refiere el presente Título, será reprimido con pena privativa de libertad no
menor de cuatro años ni mayor de siete años, e inhabilitación de un año a siete
años conforme al artículo 36 incisos 1, 2 y 4.
La misma pena será para el funcionario público competente para combatir las
conductas descritas en el presente Título y que, por negligencia inexcusable o por
haber faltado gravemente a sus obligaciones funcionales, facilite la comisión de
los delitos previstos en el presente Título."

Artículo 314-A.- Responsabilidad de los representantes legales de las


personas jurídicas
Los representantes legales de las personas jurídicas dentro de cuya actividad se
cometan los delitos previstos en este Título serán responsables penalmente de
acuerdo con las reglas establecidas en los artículos 23 y 27 de este Código.

Artículo 314-B.- Responsabilidad por información falsa contenida en


informes
El que, conociendo o pudiendo presumir la falsedad o la inexactitud, suscriba,
realice, inserte o hace insertar al procedimiento administrativo, estudios,
evaluaciones, auditorías ambientales, planes de manejo forestal, solicitudes u
otro documento de gestión forestal, exigido conforme a ley, en los que se
incorpore o avale información falsa o inexacta, será reprimido con pena privativa
de libertad no menor de cuatro años ni mayor de seis años, e inhabilitación de
uno a seis años, conforme al inciso 2 y 4 del artículo 36.
Será reprimido con la misma pena todo aquel que, hace uso de un documento
privado falso o falsificado o conteniendo información falsa como si fuese legítimo,
con fines de evadir los procedimientos de control y fiscalización en materia
forestal y de fauna silvestre relativos al presente Título, incluyendo los controles
tributarios, aduaneros y otros."

CAPÍTULO IV
MEDIDAS CAUTELARES Y EXCLUSIÓN O REDUCCIÓN DE PENAS

Artículo 314-C.- Medidas cautelares


Sin perjuicio de lo ordenado por la autoridad administrativa, el Juez dispondrá la
suspensión inmediata de la actividad contaminante, extractiva o depredatoria, así
como las otras medidas cautelares que correspondan.
En los delitos previstos en este Título, el Juez procederá a la incautación previa
de los especímenes presuntamente ilícitos y de los aparatos o medios utilizados
para la comisión del presunto ilícito. Asimismo, el Juez, a solicitud del Ministerio
Público, ordenará el allanamiento o descerraje del lugar donde presuntamente se
estuviere cometiendo el ilícito penal.
En caso de emitirse sentencia condenatoria, los especímenes ilícitos podrán ser
entregados a una institución adecuada, según recomendación de la autoridad
competente, y en caso de no corresponder, serán destruidos.
En ningún caso procederá la devolución de los ejemplares ilícitos al encausado.

Artículo 314-D.- Exclusión o reducción de penas


El que, encontrándose en una investigación fiscal o en el desarrollo de un proceso
penal, proporcione información veraz, oportuna y significativa sobre la realización
de un delito ambiental, podrá ser beneficiado en la sentencia con reducción de
pena, tratándose de autores, y con exclusión de la misma para los partícipes,
siempre y cuando la información proporcionada haga posible alguna de las
siguientes situaciones:
1. Evitar la comisión del delito ambiental en el que interviene.
2. Promover el esclarecimiento del delito ambiental en el que intervino.
3. La captura del autor o autores del delito ambiental, así como de los
partícipes.
4. La desarticulación de organizaciones criminales vinculadas a la minería
ilegal.
El beneficio establecido en el presente artículo deberá ser concedido por los
Jueces con criterio de objetividad y previa opinión del Ministerio Público.”
ANALISIS Y COMPARACION DE LOS PRINCIPALES DELITOS AMBIENTALES
DE PERU Y COLOMBIA.
De acuerdo a los artículos:
 Art. 304 C.P. Peruano “Contaminación Del Ambiente” y Art. 332 del
C.P. Colombiano “Contaminación Ambiental”
Con relación estos artículos el código peruano sanciona este delito con
pena privativa de la libertad y con días multa de acuerdo a la gravedad del
delito a diferencia del código penal colombiano que sanciona con pena
privativa de libertad, con meses multa y sanciones administrativas de
acuerdo a la comisión de delito, este último siempre como consecuencia de
la generación de una responsabilidad derivada de la actitud del que
infringe la norma y como consecuencia surte sus alcances como
disminución, eliminación o como restricción de un derecho, orden de hacer
o prohibición de hacer, eliminación de un permiso, etc.
Por lo que desde mi punto de vista la legislación peruana en su código
penal no hace mención a la palabra sanción administrativa pero sí se
detallan sus alcances como, imposición de multas, que finalmente la
noción es similar pero no especifica por lo que el mal es jurídico y la
conducta es antecedente y censurable.
Por lo tanto ambos estados tienen en común los intereses y la protección
al medio ambiente como un bien jurídico.

 Art. 306 C.P. Peruano “Incumplimiento De Las Normas Relativas Al


Manejo De Residuos Sólidos” y Art. 332-A. C.P. Colombiano
“Contaminación Ambiental Por Residuos Sólidos Peligrosos”

Con relación a estos artículos se entiende de ambos países mantienen una


perspectiva de salvaguardar el medio ambiente pero ante el
incumplimiento de las normas la sancionabilidad ambiental es un tema
sensible para garantizar el respeto por el medio ambiente, ya que hace
posible el cumplimiento de las normas internas de cada estado.
Para lo cual deberán contar con la autoridad ambiental competente, quien
debe velar porque no se vulnere derechos de terceros ni genere afectación
grave o irreparable al medio ambiente.

 Art. 307 C.P. Peruano “Tráfico Ilegal De Residuos Peligrosos” y Art.


330 C.P. Colombiano “Manejo Y Uso Ilícito De Organismos,
Microorganismos Y Elementos Genéticamente Modificados”
Ambos estados mediante este artículo reconocen la responsabilidad del
estado frente a la protección de la salud ambiental ya que en la disposición
de sustancias y productos peligrosos se deben tomar todas las medidas y
precauciones necesarias para prevenir daños a la salud humana o al
medio ambiente.
Sin embargo a diferencia de la legislación peruana el estado colombiano
resalta con más énfasis en su código penal el hecho de manipular o
experimentar sustancias y en consecuencia la responsabilidad de las
personas naturales o jurídicas de efectuar descargas de residuos o
sustancias contaminantes al agua, aire o suelo; por lo que el código
peruano no se utiliza la palabra experimentar, lo cual a mi parecer genera
un vacío en lo referido a la gestión y el manejo de los residuos sólidos, así
como la falta de indicadores de seguimiento respecto de esta.

 Art. 307-A C.P. Peruano “Delito De Minería Ilegal” y Art. 338 C.P.
Colombiano “Explotación Ilícita De Yacimiento Minero Y Otros
Materiales”

Con relación a este artículo se refleja la postura ecocéntrica donde queda


explícita la protección del medio ambiente y los recursos naturales por sí
misma. Sin embargo, incluye la funcionalidad de éstos para el desarrollo
de la vida humana, en este sentido se muestra un panorama de los
mercados de minerales y los daños ambientales que puedan ocasionar este
tipo de actividades en general.
Al determinar la minería ilegal como un problema público de ambos
estados, quizá en el Perú con mayor incidencia por encontrarse en una
zona geográfica más accidentada, no se necesitan profundos análisis para
determinar en ella un factor que no contribuye a alcanzar esa
sostenibilidad integral porque evade importantes y transversales sistemas
de control sobre los recursos naturales renovables, porque al escapar de la
fiscalización y regulación de la administración se origina una dificultad
evidente para el estado.
 Art. 308 C.P. Peruano “Tráfico Ilegal De Especies De Flora Y Fauna
Silvestre” y Art. 330-A. C.P. Colombiano “Manejo Ilícito De Especies
Exóticas”

Estos artículos en ambos países buscan combatir el tráfico ilegal de las


especies exóticas y silvestres el cual se ha convertido en uno de los ilícitos
más lucrativos después de la minería ilegal, y debido al gran territorio
amazónico que poseen estos dos países es que alberga gran cantidad de
especies exóticas.
El objetivo de estos artículos es atacar la demanda para así disminuir la
venta ilegal, el uso de animales exóticos como mascotas es muy popular en
diversas lugares del mundo, otro de los usos que le dan a estas especies es
que sus pieles son comercializadas a costos muy altos es por esto que esta
actividad genera muchas ganancias, por esto la actividad ilegal es una
grave amenaza para la biodiversidad.
 Art. 308-B C.P. Peruano “Extracción Ilegal De Especies Acuáticas” y
Art. 335 C.P. Colombiano “Ilícita Actividad De Pesca”

El Perú es una de las naciones con más mega diversidad del planeta,
ocupa el primer país con más peces continentales, es por esto que atrae el
interés de los traficantes que nos ven como un excelente proveedor de
estos recursos y, en consecuencia, una forma de llevarse grandes
cantidades de dinero.
La gestión de la pesca en Colombia no es distantita a la peruana es una
tarea especialmente difícil dada la variedad, riqueza y extensión geográfica
de los ecosistemas acuáticos de ese país dado que también es un país
mega diverso y tropical.
Considero que la legislación para ambos estados debe verse mejorada con
objetivos a largo plazo con plazos claros que puedan ser objeto de
seguimiento. Un desafío es mejorar la supervisión y ejecución de normas,
para el buen aprovechamiento y desarrollo de cada nación.

COMPETENCIA EN LA LEGISLACIÓN COLOMBIANA.

Cuando entra en vigencia la Ley del Nuevo Procedimiento Sancionatorio


Ambiental, el Ministerio Público ejerce tutela en materia ambiental vía el
Procurador General de la Nación, quien delega tal función al Procurador Delegado
para Asuntos Ambientales y Agrarios (con treinta procuradores judiciales
ambientales y agrarios bajo su mando). Dos de los procuradores ambientales y
agrarios designados tienen competencia en todo el territorio nacional. Las
funciones de los procuradores son velar por el estricto cumplimiento de lo
dispuesto en la Constitución Política: leyes, decretos, actos administrativos y
demás actuaciones relacionadas con la protección del medio ambiente y
utilización de los recursos naturales. Las autoridades jurisdiccionales que
conducen o toman conocimiento de procesos sancionatorios ambientales,
deberán notificar personalmente a los procuradores judiciales ambientales y
agrarios.

COMPETENCIA EN LA LEGISLACIÓN PERUANA.

La acción penal en materia ambiental es conducida por fiscalías ambientales


especializadas, creadas en 2008. Tienen competencia para prevenir e investigar
delitos ambientales y operan en los distritos judiciales de Tumbes, Piura
Lambayeque, Loreto, Cajamarca, Amazonas y San Martín, Ucayali, Junín y
Huánuco, Arequipa, Tacna y Moquegua, Cusco, Madre de Dios, Puno, Ayacucho,
Huancavelica, Apurímac y Lima. Existe una Fiscalía Provincial de Prevención de
Delitos especializada en Delitos contra los Recursos Naturales, el Ambiente y Tala
Ilegal, que realiza una función preventiva. Se limita a recomendar y exhortar a
quien corresponda y a la realización de acciones que contribuyan a la prevención
del delito denunciado.
EN CONCLUSIÓN.
En este contexto, Perú y Colombia comparten características que impactan sobre
su vulnerabilidad ambiental. Ambos países están en vías de desarrollo, gran parte
de su territorio pertenece a la zona tropical, los dos adoptaron un modelo
histórico de crecimiento económico basado en la expansión de la frontera agrícola
sobre las áreas forestales y la extracción de recursos minerales. Sus procesos de
industrialización fueron seguidos por una elevada tasa de urbanización, que se
tradujo en el cambio del paisaje y la degradación del medio ambiente. Por lo
tanto, las políticas direccionadas para la conservación y protección ambiental de
estos países necesitan una estructura de normas que considere sus
especificidades sociales, ambientales, políticas, culturales y económicas. En una
aproximación inicial se observó que la legislación para la protección del medio
ambiente en los dos países es abundante lo cual sin lugar a dudas permitiría
hacer un buen análisis de ésa índole.
Abordados por los dos ordenamientos jurídicos, surgiendo la hipótesis de la
existencia de puntos de convergencia y divergencia en los elementos legales que
posibilitarían establecer deducciones y conclusiones a fin de tornar más eficientes
las legislaciones de ambos países
Los asuntos ambientales no tienen fronteras; implican la comprensión e
interpretación de las normas ambientales en los diferentes países y culturas
existentes, dentro de los resultados significativos se encontraron temas como la
culpa, la autoría y el concurso de personas en los delitos, la responsabilidad
administrativa, la responsabilidad de la persona jurídica, la profundidad al
describir algunas características ambientales, además de temas comunes entre
las dos normas. Se puede llegar a la conclusión que la norma ambiental
colombiana es un poco más específica, con relación al Código Penal Peruano, hoy
día tanto en el escenario internacional como en el derecho comparado y nacional
se legitima el concepto de acceso a la justicia ambiental y se resalta la labor de
los gobiernos respecto a las medidas legislativas descritas en su mayor
ordenamiento jurídico y en sus normas internas.