You are on page 1of 3

Formulación y estudios diagnósticos

El método más usado y que proporciona mayor información es la polisomnografía de sueño


nocturno (PSG), pero también puede ser necesario ordenar radiografías, tomografías,
resonancia magnética, en especial si se sospecha obstrucción de la vía aérea superior.

La PSG informa acerca de la cantidad y distribución de vigilia durante el período de sueño.

La PSG da información muy valiosa especialmente en los casos de síndrome de apnea


obstructiva del sueño (SAOS), en pacientes a quienes se les sospecha narcolepsia, movimientos
periódicos de las piernas y síndrome de piernas inquietas.

Tratamiento

Para los diversos trastornos del sueño se emplean estrategias farmacológicas y no


farmacológicas.

Medidas no farmacológicas:

Manejo farmacológico:

Insomnio:

Fármaco dosis comentario


No benzodiacepínicos
Zolpidem 5 a 10 mg Agonistas selectivos del complejo receptor
GABA-solo
Poseen propiedades hipnóticas.
primera elección pues respetan la
arquitectura del sueño y en dosis
terapéuticas no producen insomnio de
rebote, síndrome de retirada, tolerancia o
dependencia
Zopiclone 7,5 mg
Benzodiacepinas Hipnóticas
Midazolam 7,5 mg Agonistas no selectivos del complejo
receptor GABA.
Propiedades ansiolíticas, miorelajantes y
anticonvulsivas.
Producen dependencia si se usan
continuamente por más
de dos a cuatro semanas
Triazolam 7,5 mg
Benzodiacepinas Ansioliticas
Bromazepam 1,5 a 3 mg
Clonazepam 0,5 a 1 mg
Antidepresivos sedantes
Amitriptilina 25 a 50 mg Ventaja de no producir dependencia y por lo
tanto pueden estar indicados en pacientes
con antecedentes o riesgo de desarrollar
dependencia
Las desventajas son el desarrollo de
tolerancia
Trazodona 50 a 150
mg
Antihistamínicos sedantes
Hidroxizina 25 a 50 mg No son eficaces

Difenhidramina 25 a 50 mg

Patología Recomendaciones
Narcolepsia e metilfenidato se utiliza ampliamente en sujetos con
hipersomnia narcolepsia en dosis de 10 a 30 mg diarios
Cataplejía se recomiendan antidepresivos como la,
fluoxetina e (IMAO).
Parasomnias El manejo clínico aumentar el tiempo de sueño
al introducir consistencia en los horarios. En general no
requieren tratamiento farmacológico excepto cuando
el sonambulismo o los terrores
Se han empleado con resultados no muy claros
diversas benzodiacepinas como el clonazepam

Trastornos del ritmo Para el síndrome de retraso de la fase de sueño el


circadiano tratamiento se realiza con la cronoterapia que
consiste en retrasar el comienzo del sueño de
manera gradual y progresiva en periodos de
tres horas.
melatonina se utiliza de manera empírica
en varios trastornos del sueño
No hay estudios serios que apoyen su utilización