You are on page 1of 5

ENSAYO.

EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS,


GENERANDO NUEVOS PROBLEMAS Y NUEVOS DESAFÍOS A NIVEL DE LA
ADMINISTRACIÓN EDUCATIVA.

La investigación como actividad humana es la función más trascendental de la


sociedad. No se puede proceder a la deriva, es necesario conocer los hechos, causas
relaciones y consecuencias en toda la fase del proceso, esto debe hacerse en plena
conciencia de todos sus elementos y factores si se desea lograr la eficacia. La
investigación será educativa si permite que los participantes involucrados desarrollen
nuevas formas de comprensión y si le forman para emprender caminos propios de
reflexión autónoma y compartida sobre el sentido de la práctica y las posibilidades de
mejorarla.
Entonces, la investigación educativa, se puede entender en forma generalizada,
como un conjunto de acciones sistemáticas con objetivos propios, que apoyados en un
marco teórico o en uno de referencia, en un esquema de trabajo apropiado y con un
horizonte definitivo, describen, interpretan o actúan sobre la realidad educativa,
organizando nuevos conocimientos, teorías, métodos, medios, sistemas, modelos
patrones de conducta y procedimientos educativos o modificando los existentes. Es
una realidad que se construye en un contexto, a partir de la interacción con otros
sujetos en la cotidianidad educativa. Con claridad lo expresa Ander-Egg (1995, p.57),
quien entiende por investigación
...el procedimiento reflexivo, sistemático, controlado y crítico
que tiene por finalidad descubrir o interpretar los hechos y
fenómenos, relaciones y leyes de un determinado ámbito
de la realidad..., una búsqueda de hechos, un camino para
conocer la realidad, un procedimiento para conocer verdades
parciales –o mejor–, para descubrir no falsedades parciales.

Por su parte, Serrano (2004, p.37), expresa que


“la investigación es una actividad deliberada y sistemática de búsqueda
que conduce a la conceptualización, la expresión, la concepción y la producción
de algo nuevo (descubrimiento e invención)”.

Ante lo supra mencionado es que surge el cuestionamiento:

¿Ha generado la Investigación Educativa nuevos desafíos y problemas en ámbito


de la administración educativa?

De la interrogante anterior nace la imperante necesidad de conocer las


implicaciones de la Investigación Educativa a través de los tiempos. Por ello, cabe
mencionar que estas implicaciones en el marco de la investigación educativa se han
gestado lógicamente en la tradición del pasado, a pesar de que la producción escrita al
respecto no era tan productiva como los cambios que se observan a partir de la época
de Rousseau, Kant y Hegel.
Los cambios significativos que surgen en la educación aproximadamente tienen
un siglo de historia, pues, su origen se sitúa a fines del siglo XIX e inicios del siglo XX,
cuando la pedagogía, a semejanza de lo que anteriormente había realizado otras
disciplinas humanísticas, como la Sociología, Psicología entre otras, adoptó la
metodología científica como instrumento fundamental para constituirse en una ciencia.
A mediados de los sesenta, la investigación educativa fue impulsada por una
serie de acontecimientos en el ámbito mundial que generan cambios significativos que
dan cabida al surgimiento de una serie de intereses, demandas, incentivos y recursos
que benefician el complejo mundo educativo. Entre estos acontecimientos la revolución
industrial, que desarrolló un tipo de empresa y de burocracia de magnitudes nunca
vistas en la historia de la humanidad. La producción manufacturera y la gestión se
racionalizan para dar respuesta a las necesidades, surgidas por la misma explotación
industrial, el crecimiento de algunos países desarrollados, la competitividad en el
manejo del conocimiento y la calidad educativa, la autonomía e identidad de los
pueblos oprimidos, que rompen con las cadenas heredadas del colonialismo, las
transformaciones en la estructura y fines de la educación superior, aunadas a las
demandas de los movimientos y protestas estudiantiles que marcaron historia por
ejemplo en Europa en el año 68, de allí que las protestas estudiantiles del “mayo
francés” fueron el detonante de un movimiento de reforma social, que propulsó grandes
cambios educativos.
Por otra parte, otro aspecto que activó la transformación educativa fue el
desarrollo de las Ciencias Sociales, especialmente de la Sociología, cuyo empuje
teórico-metodológico en la investigación sociológica, proyectaron su influencia en la
investigación sobre distintos aspectos de la vida social, donde se aborda la educación
como aspecto relevante. En así, que puede decirse que la historia, la filosofía, la
psicología y la sociología han contribuido en la conformación de una red de saberes en
torno a lo que hoy día conocemos como investigación educativa.
Esto lleva a resaltar que, aunque la investigación educativa ha estado presente
en la construcción de la historia de nuestros antepasados, dentro las implicaciones que
se han generado está la pobre sistematización de la investigación educativa, esto a
pesar de la multiplicidad de extremos de desarrollo de la investigación educativa y del
exceso de núcleos y líneas de investigación que a simple vista pueden surgir de la
propia dinámica educativa, es demostrable que en nuestro país no se ha podido
sistematizar la investigación, y no se ha generado una estructura investigativa que le
permita interrelacionar funcionalmente los diferentes elementos constituyentes de toda
la problemática relacionada con la educación. Precisamente por lo mencionado
Céspedes y Castro (2010),

“el sistema educativo de la educación formal en Costa Rica, actualmente,


no ofrece las condiciones adecuadas para llevar a cabo procesos investigativos,
máxime, por la falta de tiempo para la recogida de la información y la
sistematización que alegan tener el personal docente y administrativo”.

Si bien es cierto se han definido los elementos epistemológicos, antropológicos,


sociológicos, axiológicos, psicológicos y pedagógicos que permiten visualizar la
problemática educativa; se han buscado modelos educativos y diseños curriculares
para solucionarla, pero en realidad no se han encontrado las verdaderas estrategias
que permitan mejorar la calidad educativa de los pueblos, ni se han definido políticas
claras para enfrentar la problemática y contextualizar dentro de ésta la verdadera
función de la investigación pedagógica.
Por otra parte, la investigación educativa presenta el problema de
contextualización educativa en las ciencias sociales, situaciones que no se ha logrado
definir porque siendo la educación un ente social no está bien definido a cuál
constructo de las ciencias sociales se contextualizan los investigadores. Recordando
acá que las ideologías tienen como función adaptar los hombres a la realidad, a la
misma relación implícita de unos y otros y a las propias condiciones de existencia. Es
por tanto que la educación, como ciencia social, jamás logrará liberarse completamente
de las ideologías, y toda investigación que atañe a la realidad social en la cual está
inmersa, debe partir de una postura teórica, pues es ella y sólo ella la que permite
plantear los problemas y la que en últimas define qué características o variables
intervinientes deben ser tenidas en cuenta para poder establecer relaciones entre ellas
y con el todo, en este caso, la realidad educativa objetiva.
Aunado a todo lo anterior, probablemente uno de los mayores desafíos de los
últimos años en el campo de la Administración educativa se ha centrado en los
problemas de estructura. Los problemas de la centralización o de la descentralización y
de las diversas modalidades de organización han sido objeto de múltiples estudios que
en modo alguno han resultado definitivos. En este mismo sentido se ha asistido a un
continuo cruzar y entrecruzar en materia de organización. Empero, aunque no se haya
llegado a resultados definitivos, existe una publicación en el «Harvard Business
Review» de un artículo por Larry E. Greiner («Evolución y revolución a medida que van
creciendo las organizaciones.), sobre la evolución de las organizaciones, donde el
autor sostiene que:

“toda organización, como el ser


humano, vive en un continuo devenir”.

Entonces, los desafíos siempre se mantendrán y no solo en el área supra


mencionada, sino también en el hecho de pretender disminuir la brecha tecnológica y
de infraestructura existente entre los pueblos de áreas rurales y urbanas. Multiplicidad
de investigaciones educativas que buscan la solución a estas situaciones y que han
llevado a realizar cambios en la Política Educativa para buscar una mayor
concienciación, pero hasta la actualidad los frutos continúan sin verse.
Lamentablemente, en todo esto están implicados todos los trabajadores del
sector educación máxime aquellos que desempeñan funciones meramente
administrativas ya que su función está en estrecha relación con la investigación
continua y eficaz que lleve a plantear soluciones a los problemas y desafíos que
enfrentan continuamente en su quehacer educativo.
Por tanto, con base en todo lo desarrollado se concluye que la investigación
educativa es generadora constante de problemas y desafíos que se han venido dando
a través de los tiempos y se continuarán presentado, ya que la educación es un ente
social y por consiguiente cambiante. No se puede pretender que sea estacionaria.
Por lo anterior, se recomienda que los enfoques, características, métodos y tipos
de investigación se estén consultando asiduamente para mantenerse actualizado en
este campo y actuar competentemente en situaciones que así lo ameriten dentro del
campo educativo en el cual se desempeña quien labora en el sector educación.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

https://www.esup.edu.pe/descargas/dep_investigacion/Metodologia%20de%20la%20in
vestigaci%C3%B3n%205ta%20Edici%C3%B3n.pdf
http://servicio.bc.uc.edu.ve/educacion/revista/n36/art10.pdf
https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/117746.pdf
https://www.oei.es/historico/congreso2014/memoriactei/1582.pdf
https://revistas.uptc.edu.co/index.php/investigacion_duitama/article/.../1298/1293
https://www.mecd.gob.es/dctm/revista-de-
educacion/articulosre266/re2660413057.pdf?documentId=0901e72b813ce562
www.revistas.una.ac.cr/index.php/EDUCARE/article/download/4771/4593/