You are on page 1of 3

Buen día soy Alejandro, soy doctor en filosofía estamos filosof_ando y esto es historia de la

filosofía.

La filosofía comienza en Grecia

¿Por qué la filosofía comienza en Grecia? ¿por qué entre todas las lugares nació precisamente
ahí? Si pensamos que en el momento en el que aparecieron los griegos ya existían por milenios
grandes civilizaciones cercanas a la región como la Egipcia, la Babilonia y la Persia ¿por qué la
filosofía no apareció primero en estos lugares?

Las potencias de la antigüedad mantenían su cohesión gracias a un poder centralizado: un faraón,


un sátrapa o un emperador. Estas culturas innovaron con su tecnología, en la astronomía o la
agricultura pero la manera en que se ordenaban estas sociedades impedían el libre pensamiento
dado que toda forma de pensar estaba controlado por un gobierno que regía todos los aspectos
de la vida de los súbditos sostenido por la ideología de sus respectivas religiones.

La religión de estas culturas era estática y naturalista. Aunque los egipcios, los babilonios y los
persas tenían sus propios dioses todos compartían una misma característica y es que las
divinidades representaban las fuerzas de la naturaleza. Estas culturas poseían dioses para el sol,
la luna, los lluvias, los ríos, los mares, etc. Aunque los dioses de cada cultura eran distintos todos
reflejaban un mismo culto a lo natural.

En un principio el panteón griego no era muy distinto del resto de las civilizaciones. Su panteón
también estaba habitado por dioses naturales como: Cronos el tiempo, Gaía: la tierra, Helios: el
sol y Oceanos: para el mar tan por sólo mencionar algunos. Sin embargo, con el tiempo, la
mitología griega adquirió una particularidad única. Los griegos comenzaron a rendir culto a una
segunda serie de dioses: a los hijos de los titanes llamados dioses olímpicos que llegaron a
oponerse y vencer a los primeros. Los dioses olímpicos ya no representaban solamente las
simples fuerzas naturales sino que también representaban cualidades propias del espíritu
humano. Así Zeus no sólo era el dios del rayo sino también el dios del gobierno, el poder civil y la
justicia. Apolo no sólo representaba el sol también las bellas artes y la razón y Atenea que era la
diosa de las técnicas, el pensamiento y la estrategia militar.

Los dioses no sólo representaban las fuerzas naturales sino que se convirtieron además en los
patrones de las industrias y el ingenio humano llegando así a elevar en un plano de divinidad
estas empresas humanas. Estas divinidades poseían cualidades humanas y por ello también
adoptaron personalidades y debilidades mortales como las pasiones, los celos o la envidia. Para
Hegel la guerra y victoria de los dioses olímpicos sobre los titanes representa el triunfo del
espíritu humano sobre la naturaleza.

Esta superioridad del espíritu griego sobre la naturaleza puede observarse también, por ejemplo,
en las artes plásticas donde la figura humana ocupa el tema central de representación alcanzando
un realismo no visto en su época y que no se repetiría hasta más de mil años después en los
tiempos del renacimiento.
Este desarrollo en la religión y en las artes no hubiera sido posible sin las libertades que poseían
los ciudadanos griegos. Recordemos que en la antigua Grecia el poder no se concentraba en una
sola figura o ni siquiera en un solo lugar dado que esta región estaba conformada por distintas
ciudades-estado independientes. Allí los ciudadanos; hombres libres con derechos de propiedad,
eran los gobernantes. Es en Grecia donde surge el primero de los sistemas democráticos del
mundo. Los ciudadanos gozaban de una libertad que sólo poseían los grandes reyes de las
culturas vecinas.

A diferencia de otras culturas los antiguos griegos podían reflexionar sobre cualquier tema
incluso sobre temas religiosos que poco a poco dejo de ser un asunto exclusivo de sacerdotes y
pasó a ser un tema de ocupación para todos los hombres. Quienes primero sacaron provecho de
esta libertad fueron los poetas. Los poetas recopilaron las historias populares de los dioses o
incluso llegaban a componer nuevas. Primero los poetas épicos Hesíodo y Homero y luego los
dramaturgos Sófocles, Eurípides y Esquilo compusieron obras que exploraban y expandían temas
de la mitología griega.

La libertad de pensamiento en los temas sagrados abonó en que los griegos pudieran pensar
sobre cualquier cosa. Los griegos fueron los grandes fundadores del pensamiento humanista que,
como su nombre lo indica, coloca al ser humano como el centro de las preocupaciones de la
sociedad. Esta forma de pensar se tradujo en la fundación de constituciones y sistemas políticos,
el desarrollo de las artes y los deportes y una cultura que ponía en el centro el bienestar de los
ciudadanos.

Es en esta sociedad de ideales humanistas que se desarrolla la filosofía pues al ser una disciplina
del pensamiento libre solamente podía desarrollarse en una sociedad que permitiera a cada
ciudadano reflexionar de forma independiente. Estas son las razones más importantes, aunque
no todas, por las cuales la filosofía nace en Grecia.

Acompáñenme la próxima semana cuando hablaremos de los presocráticos.

Muchas gracias por tu atención y si te gustó el video dale like, comenta, comparte y suscríbete.
Si tienes preguntas escríbelas en los comentarios e intentaré responderlas. Nos vemos la próxima
semana. ¡Hasta pronto!

La filosofía de los antiguos griegos se divide en varias etapas:


—Presocráticos
—Sofistas
—Filosofía clásicaSócrates – Platón — Aristóteles
—Helenismo
—Neoplátinismo

Para los griegos antiguos el universo había sido gestado por los dioses titánicos como Caos, Gea
(la tierra), Eros (el amor) y Tartaro (la nada o la muerte), que fue la primera generación de dioses
seguidos después de los dioses olímpicos que después los desterraron como (Zeus, Hera y
Poseidón).
Los mitos y el culto hacia los dioses griegos eran legados de generación en generación y en
ocasiones llegaba a ser recopilado por los poetas como en el caso de Homero y Hesiodo. Lo
característico del mito es que, a pesar de que otorga una explicación a los fenómenos del
universo, no es capaz de brindar argumentos que prueben o refuten sus historias.