You are on page 1of 4

Mazagón quiere recuperar un cañón del siglo XVIII abandonado

27 de mayo de 2011
Fuente: Odiel Información
Vicente Ponce
DESDE EL AÑO 2005 SE ENCUENTRA DEPOSITADO EN EL CUARTEL DE LA
GUARDIA CIVIL DEL NÚCLEO COSTERO, TRAS SER LOCALIZADO POR EL
SEPRONA EN LA PARCELA DE UNA FINCA DE LA LOCALIDAD

En el año 2005, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona)


recuperaba en un domicilio particular de Mazagón un cañón de 18 libras del siglo
XVIII, posiblemente correspondiente a la dotación que artillaba el ‘El Rayo’ o al
‘Monarca’, barcos de la Armada Española, los cuales participaron en la Batalla de
Trafalgar en 1805, y que un temporal de Levante los llevó a naufragar en Arenas Gordas
o playa de Castilla.

Desde esa fecha, y ya han pasado seis años, este vestigio histórico ha permanecido
abandonado en las dependencias del cuartel de la Guardia Civil de este núcleo costero,
sin que ninguna de la administraciones competentes haya hecho nada por catalogarlo a
trasladarlo a un lugar pertinente donde se convierta en objeto de estudio y restauración.
Por tal motivo, vecinos de Mazagón han realizado las gestiones oportunas para que este
hallazgo histórico se recupere, catalogue, con el fin de ubicarlo, posteriormente, en un
espacio público de este núcleo costero.

40 años en una parcela

Hasta que fue recuperado por el Seprona, este cañón del siglo XVIII yacía en la parcela
de una finca de Mazagón. La propietaria de esta finca accedió voluntariamente a la
entrega de esta pieza, quedando la misma en manos de la Delegación Provincial de
Cultura de la Junta.

No obstante, en marzo de 2006, la propietaria de la vivienda solicitó a esta Delegación ,


una indemnización por la entrega del cañón, alegando al respecto que el citado cañón se

1
encontraba en la parcela de la finca de su titularidad desde hacía más de cuarenta años
por lo que entendía que la propiedad correspondía al titular de dicha parcela, sin
perjuicio de la legitimación de la Administración competente para la solicitud de
entrega del bien, debido a su carácter histórico. En febrero de 2008, la Dirección
General de Bienes Culturales denegó el premio por hallazgo, por considerar que se ha
producido un claro incumplimiento de las obligaciones del descubridor, y propietario
del inmueble, al no comunicar ni depositar el hallazgo en la forma y condiciones
ordenadas por la Administración y la legislación vigente.

Una pieza de artillería, en la batalla de Trafalgar en 1805


La procedencia de esta pieza histórica no está aún muy clara. De lo que se está seguro es
que no fue expoliado, como en un principio se pensó. Haya varias versiones sobre su
aparición, aunque la más extendida es la que cuentan en los ambientes marineros de esta
localidad, tras aparecer en el arte de pesca de un barco, y los marineros se lo regalaron a
su primer propietario, el General de Artillería, Vicente Pérez de Sevilla y Ayala, que lo
colocó en el jardín de su vivienda en la calle Diego de Almagro de Mazagón, quien lo
tuvo en su poder hasta el año 1982, cuando vendió la vivienda. Otra de la las versiones
es que perteneciera o bien al “Rayo” o al “Monarca”, navíos que pertenecieron a la
Armada Española, los cuales participaron en la Batalla de Trafalgar en 1085, y que un
temporal de Levante los llevó a naufragar en Arenas gordas o playa de Castilla, de
Mazagón. Los restos del Rayo fueron descubiertos en Arenas Gordas en el año 2003,
por un equipo de la Universidad de Huelva, dirigido por Claudio Lozano.

SEIS AÑOS EN ESPERA DE UNA RESOLUCIÓN


Redacción Mazagón Beach

Desde que tuve conocimiento de que en las dependencias del Cuartel de la Guardia
Civil de Mazagón se encontraba este cañón que había sido requisado en el año 2005 por
el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), en un
domicilio particular de Mazagón, no he cesado de hacer gestiones, en las que se incluye
el artículo que publicaba ayer Odiel Información, para tratar de recuperar este cañón y
colocarlo en un lugar público de Mazagón para el conocimiento y disfrute de todos los
ciudadanos. Ha sido un arduo trabajo en el que he realizado numerosas consultas y
entrevistas, para intentar conocer su procedencia y agilizar los trámites de este
expediente que lleva seis años en espera de una resolución.

Los primeros contactos fueron con los ambientes marineros, que afirmaban lo que se
relata en el artículo. Posteriormente contacté con la familia del General de Artillería D.
Vicente Pérez de Sevilla y Ayala, su primer propietario, quien después vendió la
vivienda a Juan Vivanco, padre de María Vivanco, su última propietaria.

Por un momento llegue a descartar que el cañón perteneciera al navío Rayo, ya que le
falta un muñón de los que asientan en la cuñera, algo que no era posible que lo perdiera
en un terreno arenoso como el de nuestra costa, pero después de consultar varios
archivos históricos sobre la batalla de Trafalgar y el navío Rayo, acepté esta posibilidad,
ya que el navío llegó a esta costa tocado por la batalla y es muy posible que lo perdiera
en un bombardeo.

2
Plano del navío Rayo

Para terminar la investigación ya solo me quedaba visitar el Cuartel de la Guardia Civil


de Mazagón, con el fin de conocer la pieza y ver el estado en el que se encontraba, y así
lo hice.

El 21 de diciembre de 2010, decidí solicitar a los alcaldes de Palos de la Frontera y


Moguer que hicieran las gestiones oportunas con la Comandancia de la Guardia Civil,
con la Delegación de Cultura y con los técnicos que corresponda, a fin de recuperar y
catalogar esta pieza histórica.

Los alcaldes no se han dignado en contestarme, aunque me consta que el Ayuntamiento


de Moguer ya ha iniciado las correspondientes gestiones,

CARTA A LOS ALCALDES


Mazagón, a 21 de diciembre de 2010

José Antonio Mayo Abargues, vecino de Mazagón, con domicilio en la calle ……. y
DNI: ……….

EXPONE

Que en las dependencias del Cuartel de la Guardia Civil de Mazagón se encuentra desde
el año 2005 un cañón de 18 libras del siglo XVIII, posiblemente correspondiente a la
dotación que artillaba el “El Rayo” o al “Monarca”, barcos que pertenecieron a la
Armada Española, los cuales participaron en la Batalla de Trafalgar en 1805, y que un
temporal de Levante los llevó a naufragar en Arenas Gordas o playa de Castilla.

Este cañón fue recuperado por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia


Civil (SEPRONA), en un domicilio particular de Mazagón, donde su poseedor lo tenía
como adorno en el jardín sin conocer la procedencia del mismo. El SEPRONA se limitó
a confeccionar un acta y a ponerlo en conocimiento de la Delegación Provincial de
Cultura de la Junta de Andalucía en Huelva, pero desde entonces nadie se ha

3
preocupado de él y lamentablemente sigue olvidado en un almacén del cuartel de
Mazagón.
SOLICITA

Que por parte de ese ayuntamiento se hagan las gestiones oportunas con la
Comandancia de la Guardia Civil, con la Delegación de Cultura y con los técnicos que
corresponda, a fin de recuperar y catalogar esta pieza histórica, para posteriormente
ubicarla en un espacio público de Mazagón, que bien pudiera ser la Plaza Odón
Betanzos o el Parque Municipal, para el conocimiento y disfrute de todos los
ciudadanos.

Agradeciendo por anticipado el interés que por esta solicitud se tomará, y en espera de
su pronta respuesta, se despide,

Atentamente,

José Antonio Mayo Abargues