You are on page 1of 3

ANALISIS CASO 2

 Antecedentes.
El imputado Carlos Salinas Rodríguez quien recogía combustible del surtidor Lapach con
vales originales de la Sub Prefectura que eran otorgados por el policía Luis Miranda, que
también recibió tres vales falsos en fechas 3, 14 y 24 de febrero de 2008, recogiendo el
combustible en persona, mandando a su hijo Nicolás Iver Salinas Núñez o a sus
empleados; La responsabilidad del uso de los vales falsos solamente es atribuible a Carlos
Salinas Rodríguez, porque es el dueño de un negocio de venta de lubricantes, haciendo el
trato para recibir y cambiar los vales falsos sin ser servidor público; La conducta de Carlos
Salinas es típica, puesto que se subsume a los supuestos de hecho previstos por el art. 203
del CP, es antijurídica porque no se advierte causas de justificación, sabiendo del alcance y
límites de sus actos, siendo esta conducta culpable por ser reprochable.
Que en el presente caso se analizo el Auto Supremo No. 055/2014-RRC, vemos que
dentro del proceso penal interpuesto por el Ministerio Publico contra Carlos Salinas
Rodríguez y otro, por la presunta comisión de los delitos de Falsedad Material,
Falsedad Ideológica y uso de instrumento falsificado previstos y sancionados por los
arts. 198, 199 y 203 del Código Penal (CP), se realizo lo siguiente:
 El Tribunal Segundo de Yacuiba del Tribunal Departamental de Justicia de
Tarija, declaró al recurrente absuelto de los delitos de Falsedad Material y
Falsedad Ideológica, previstos por los arts. 198 y 199 del CP, respectivamente;
asimismo, autor del delito de Uso de Instrumento Falsificado, tipificado por el
art. 203 del CP, condenándole a la pena privativa de libertad de dos años.
 El imputado interpuso recurso de apelación restringida (fs. 136 a 137), que fue
resuelto por Auto de Vista 47/2013 de 30 de septiembre (fs. 158 a 160), que
declaró sin lugar al recurso de apelación y confirmó la sentencia impugnada
en su integridad, motivando la interposición del presente recurso de casación.
 El recurrente denuncia: “VULNERACIÓN DE LA GARANTÍA
CONSTITUCIONAL DEL DEBIDO PROCESO POR FALTA E INEXISTENTE
FUNDAMENTACIÓN Y MOTIVACIÓN DE LA SENTENCIA, E
INOBSERVANCIA DEL ART. 124 DEL CPP
 La Sentencia de manera expresa señala que el Tribunal en pleno no tiene
certeza de que los documentos (vales) fueron fabricados por los imputados.
El Tribunal de Sentencia le absuelve por los delitos de Falsedad Material y
Falsedad Ideológica porque no se demostró que esos documentos sean
falsos; pero contradictoriamente establece su responsabilidad por el delito de
Uso de Instrumento Falsificado, constituyendo esa determinación defecto
absoluto de la Sentencia.

 Mediante Auto Supremo 291/2013-RA de 19 de noviembre, cursante de fs.


171 a 173, este Tribunal admitió el recurso formulado por el imputado para su
análisis de fondo.
 La conducta de Carlos Salinas es típica, puesto que se subsume a los
supuestos de hecho previstos por el art. 203 del CP, es antijurídica porque no
se advierte causas de justificación, sabiendo del alcance y límites de sus
actos, siendo esta conducta culpable por ser reprochable.
 Previa radicatoria de la causa, la Sala Penal Segunda del Tribunal
Departamental de Justicia de Tarija, resolvió el fondo del recurso de apelación
restringida, emitiendo el Auto de Vista impugnado, con los siguientes
fundamentos jurídicos:

 Con relación al primer agravio, se tiene que los razonamientos del Tribunal de
Sentencia son lógicos y sustentan la convicción sobre la autoría del acusado
de la comisión del delito de Uso de Instrumento Falsificado, siendo motivada
su decisión.

 Respecto al segundo agravio, conforme se tiene de la Sentencia impugnada,


el Tribunal de Sentencia valoró toda la prueba para llegar finalmente a la
conclusión de su decisorio

 Sobre el tercer agravio, la circunstancia de que un tribunal, a partir de la


prueba y su valoración, llegue a la convicción de la culpabilidad del acusado
y con ello, a un grado de certeza, no vulnera el principio in dubio pro reo.

 Con esos argumentos, la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de


Justicia de Tarija, declaró sin lugar el recurso de apelación, confirmando la
Sentencia impugnada en su integridad.
 POR TANTO La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con
la facultad conferida por el art. 42.I.1 de la LOJ y lo previsto por el art. 419
del CPP, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Carlos
Salinas Rodríguez.

De acuerdo a lo descrito, el Tribunal Segundo e Yacuiba hizo todo de acuerdo al


procedimiento, no se observan fallas por eso se declara infundado el recurso de
casación interpuesto por Carlos Salinas Rodríguez.

Es decir ratifican lo que los jueces decidieron sin modificar nada.