You are on page 1of 4

LA FUENTE DE LOS NIÑOS TRAVIESOS

La Fuente de los Niños Traviesos, también conocida como la "Fuente de los Niños
Meones", se encuentra en el centro histórico de Guadalajara, en el llamado Callejón del
Diablo o Paseo Degollado, a pocos metros de la Plaza Tapatía, en el cruce de las calles
Gerardo S. con Calle de Morelos.
Esta fuente – que representa la alegría de la infancia – es una de las muchas obras del
escultor Miguel Miramontes y forma parte de la Plaza Tapatía; es una de las fuentes más
agradables para el público, ya que se caracteriza por tener cuatro esculturas de niños
semidesnudos que riegan agua desde diferentes partes del cuerpo: uno con la boca,
otro está de pie con una tortuga que carga en sus manos, uno más sentado arroja agua
desde una iguana que tiene sobre sus piernas y el cuarto aparenta hacerse pipí.
Las cuatro estatuas de los niños jugando con el agua están rodeadas por herrería negra
tradicional y fueron colocadas en 1982.