You are on page 1of 2

Ley

es una norma jurídica dictada por el legislador, es


decir, un precepto establecido por la autoridad
competente, en que se manda o prohíbe algo en
consonancia con la justicia cuyo incumplimiento
conlleva a una sanción.1 Según el jurista panameño
César Quintero, en su libro Derecho Constitucional, la
ley es una «norma dictada por una autoridad pública
que a todos ordena, prohíbe o permite, y a la cual
todos deben obediencia». Por otro lado, el jurista
venezolano, nacionalizado chileno, Andrés
Bello definió a la ley, en el artículo 1.º del Código Civil
de Chile como «Una declaración de la voluntad soberana, que manifestada en la
forma prescrita por la Constitución, manda, prohíbe o permite».

Las leyes son delimitadoras del libre albedrío de las personas dentro de
la sociedad. Se puede decir que la ley es el control externo que existe para la
conducta humana, en pocas palabras, las normas que rigen nuestra conducta
social. Constituye una de las fuentes del derecho, actualmente considerada como
la principal, que para ser expedida, requiere de autoridad competente, es decir, el
órgano legislador.

Características[

 Generalidad: La ley comprende a todos aquellos que se encuentran en las


condiciones previstas por ella, sin excepciones de ninguna clase.
 Obligatoriedad: Tiene carácter imperativo-atributivo, es decir, que por una
parte establece obligaciones o deberes jurídicos y por la otra otorga derechos.
Esto significa que siempre hay una voluntad que manda, que somete, y otra
que obedece. La ley impone sus mandatos, incluso en contra de la voluntad de
sus destinatarios. Su incumplimiento da lugar a una sanción, a un castigo
impuesto por ella misma.
 Permanencia: Se dictan con carácter indefinido, permanente, para un número
indeterminado de casos y de hechos, y sólo dejará de tener vigencia mediante
su abrogación, subrogación y derogación por leyes posteriores.
 Abstracta e impersonal: Las leyes no se emiten para regular o resolver casos
individuales, ni para personas o grupos determinados, su impersonalidad y
abstracción las conducen a la generalidad.
 Ignorancia no es excusa: Nadie puede invocar su desconocimiento o
ignorancia para dejar de cumplirla.
 Irretroactiva: Como norma general, regula los hechos que ocurren a partir de
su publicación, hacia lo futuro, jamás hacia lo pasado, salvo ciertas
excepciones (como la retroactividad en materia penal).
Delito o crimen es definido como una conducta típica, antijurídica, imputable, culpable,
sometida a una sanción penal y a veces a condiciones objetivas de punibilidad. Supone una
infracción del derecho penal. Es decir, una acción u omisión tipificada y penada por la ley.1
En sentido legal, los códigos penales y la doctrina definen al "delito" como toda aquella
conducta (acción u omisión) contraria al ordenamiento jurídico de la sociedad. La doctrina
siempre ha reprochado al legislador que debe abstenerse de introducir definiciones en los
códigos, pues es trabajo de la dogmática.2 No obstante, pese a lo dicho, algunos códigos
como el Código Penal de España (Art. 10) definen al delito.
La palabra delito deriva del verbo latino delinquere, que significa abandonar, apartarse del
buen camino, alejarse del sendero señalado por la ley. La definición de delito ha diferido y
difiere todavía hoy entre escuelas criminológicas. Alguna vez, especialmente en la tradición,
se intentó establecer a través del concepto de derecho natural, creando por tanto el delito
natural. Hoy esa acepción se ha dejado de lado, y se a cepta más una reducción a ciertos
tipos de comportamiento que una sociedad, en un determinado momento, decide punir.

Teoría del delito


La teoría del delito estudia los presupuestos de hecho y jurídicos que deben concurrir para
establecer la existencia de un delito, es decir, permite resolver cuando un hecho es calificable
de delito.

Delito penal y delito civil


En algunos sistemas jurídicos, como en el de derecho romano, el de Argentina, el de Chile se
distingue entre "delito civil" y "delito penal". El "delito civil" es el acto ilícito, ejecutado con
intención de dañar a otros, mientras que constituye "cuasidelito civil" el acto negligente que
causa daño.3
Los actos considerados como "delitos civiles" y "cuasidelitos civiles", pueden ser también
"delito penal" si se encuentran tipificados y sancionados por la ley penal. Un "delito penal" no
será, a la vez, "delito civil", si no ha causado daño; como tampoco un "delito civil" será, a la
vez, "delito penal", si la conducta no es prohibida por la ley penal.

Delito juvenil[
Esta acción del delito se ve mayormente reflejada en la juventud. Muchos estudios
demuestran algunos factores influyentes de este caso en particular pero su mayor inclinación
es hacia las escuelas. En un estudio que se realizó en Buenos Aires se sostuvo la teoría de
cómo, los jóvenes establecen relaciones complejas con sus instituciones escolares. En primer
lugar analizaron la relación entre experiencia
personal y sentido. Todos los jóvenes que
investigaron tenían alguna experiencia
laboral, sin embargo, no había ningún
rechazo hacía éste, sino que más bien era su
recurso de obtención de ingresos. Se dijo
que casi todos los casos de delitos en
jóvenes venían mayormente de las escuelas
y familias. Una de las jóvenes dijo que su
rechazo hacia la escuela era porque no
entendía nada.