You are on page 1of 98

FINCA EXPERIMENTAL

NACLA-PUNTALÓN
Centro de investigación agrícola

Diez años de Mejora en la
Fertirrigación de los cultivos sin Suelo

GABINETE TÉCNICO
(Mayo, 2.010)

Gabinete Técnico de Caja Rural de Granada

“Diez años de Mejora
en la Fertirrigación
de los cultivos sin Suelo”

: 958 44 21 26 Email: galigraf@galigraf . Don Bosco n.es Produce: Galigraf Eventos y Servicios S.: 958 242405 .cajaruraldegranada. Artes Gráficas Santa Fe.: 958 822610 (Motril) Autores Matías García Lozano Teodoro Moreno Iniesta Diseño y maquetación: Rafael Robles www..985242431 (Granada) Tel/fax.com Tel/fax.serviciosdeimpresion.L.3023@cajarural. Granada Telf. 2 18006 .granada@cajarural.es e-mail: lanacla.Depósito Legal: GR 1101-2010 ISBN: 978-84-693-0365-8 Edita: Caja Rural de Granada Gabinete Técnico C/.Granada www.com // gabinete.

................................................4............................................................................................................ 7 2............................................................................................................................................................................................................................................................................................. 57 3.......................................................................................................................................................................................................................................................................... 85 6............................. ..................................................................................... E..........................................E........................................................................................................................................ 7 2...................................................................................................................................Cálculo de Soluciones Nutritivas............................... Fertirrigación de Tomates con Aguas de Baja Calidad........................................................................................Necesidades Nutritivas de los Cultivos Hortícolas.................... Concentraciones de Cálcio y Fósforo en CSS.........1.........Discusión de los Resultados................. Cultivo de Tomate RAF........ 10 3................................................... 77 4............................................................................... 49 3.. 39 PARTE II..........Generalidades sobre Soluciones Nutritivas................................................................................................................8............... 55 3. 72 4........................... 48 3........................................Descripción de los Ensayos.......................................................................................................2..................................................................................................................................................... Fertirrigación de Pimiento en CSS...................................................................................... 25 7................. Fertirrigación de Melón en CSS.................................. 45 1.................................................................Introducción........................................................................................................................................................................................................................ R  endimientos y Calidad en condiciones salinas y restricción de nitratos en CSS............. Necesidades de Riego y Porcentaje de Drenaje.............................................. Concentración de Abono según las Fases de un Cultivo..... Concentración de los diferentes Elementos en la Solución Nutritiva........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................... 88 .........................1......................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................4.................................................................... 59 3................................................ 27 8................... 65 3................................................................................................ D  iferentes Estrategias Nutricionales para la obtención de Tomates con sabor en CSS................................................................ 76 4...................................................... 87 8.........................................................Aplicaciones de las Soluciones Nutritivas........ 7 1...............ÍNDICE PARTE I........................................................................................................................................................................................................................................ 21 6........................................ 78 4.......................Agradecimientos...........................................................6........................................Manejo y Control de la Fertirrigación.........Aspectos Prácticos ......................................................................5...............................................................2..10.......................................................................................................................... Relación de Ensayos...................................2.......................... 69 3.................................................................................................................. 52 3................................................................................................................................... Frecuencia y Tiempo de Riego................Dotación...........................5................................................... 46 3..........................................12......................................................Apéndice................... 7 2........................................ 48 3............................................................................... 61 3..................................... Concentraciones de Calcio y Fósforo en Cultivos sin Suelo de Tomate tipo cereza......................................................................... Fertirrigación de Pepino en CSS...............Conclusiones...............................................................................................................Material y Métodos...9..................................................................................................................................3......................................................................................................................................................................................................................................................................... 76 4.............. La Conductividad Eléctrica y la Calidad de los Frutos.... Frecuencia y Tiempo de Riego............ 81 5...................................................................................... Fertirrigación de Judia en CSS................................................................................. 45 2.......................Introducción...........................................................................3............ .........Los Fertilizantes...............................................11................................................................................ 67 3...........................Bibliografía.............................................................. 14 5...........................................................1.................. La Nacla-Puntalón 2000-2010............................................................................................................................................ 45 Resumen de Experiencias en Fertirrigación...................................................................................................................................................................................................................................................................... Fertirrigación de Tomates en Cultivo sin Suelo (CSS).......................................................................................................................................... 32 9...........................................................................Calidad Agronómica del Agua de Riego.......... 79 4............................................................................ 86 7...................................................................................................................................................................................El Riego.................................................................................................. 7 Fertirriego en Horticultura sin Suelo.....................7.......................................................................................................................................................................................................... 63 3.......................................... 13 4..................Frecuencia.............................................................

.

buscando alternativas sostenibles a la vez que se consigue innovar en nuevas estructuras de invernaderos y sobre una mayor formación de nuestros agricultores. En efecto. De esta forma. Holanda con 3. el uso de mano de obra familiar. Luego a partir de 1990.878 hectáreas. Otras ventajas significativas de esta técnica es el considerable ahorro de agua. E.) pasa por un nuevo planteamiento donde necesariamente hay que mejorar tanto en el plano comercial. ocupando la franja costera del mediterráneo. Almería y Alicante lo hacen de forma significativa (91/92). la ayuda del clima suave en invierno y un mercado euro- peo emergente a los productos españoles. Considerando de manera global los ensayos realizados en la Finca La Nacla con una perspectiva de los últimos veinte años transcurridos. fer- tilizantes y restricción al suelo del aporte de nitratos que se consigue con el uso de algu- P. como en el plano de la producción. apoyando el desarrollo de la Comarca de la costa granadina. se ha demostrado que se puede conseguir un aumento de hasta un 20% en el rendimiento final del cultivo. de mano de obra. La estructura tipo “Parral” ha sido la más utilizada desde principios de los años 70. comparándolo sobre “cultivos en suelo” en periodos de otoño-invierno. Israel. así como una mejora de la calidad de la fruta y producción final del cultivo. La producción comercial de “los cultivos sin suelo” se inicia en 1970 en Japón y al- gunos países europeos. En la actualidad. dón- de no existía ninguna iniciativa de apoyo a la horticultura intensiva.500 hectáreas es el país que más destaca. etc. Las potencialidades del sector hortícola inicialmente gozaron de una alta rentabilidad económica de la actividad agraria en base a una inversión inicial baja en infraestructuras.Prólogo En las últimas décadas la producción hortícola intensiva en Europa se ha desplazado hacia el Sur. En España. Caja Rural de Granada inicia sus trabajos de experimentación en la E. la técnica del “cultivo sin suelo” tiene como fin obtener una mayor renta- bilidad mediante la reducción de costes culturales. Egip- to. La superficie de invernaderos estimada en un estudio reciente de la Junta de Andalu- cía. . sobre la calidad final de los productos. se ha realizado una aportación muy interesante en diferentes aspectos que mejoran de manera significativa la horticultura in- tensiva que se venía realizando. Por provincias Almería concentra la mayor superficie (90 %) seguido de Granada (9%) y Málaga. el mantenimiento de la ventaja empresarial conseguida respecto a nuestros competidores (países del Norte de África. en el litoral oriental ascendió a 31. La Nacla (Motril) en el año 1988.

No hay que pasar por alto que la vida media de un invernadero supera los 30 años y la repetición de los mismos cultivos hace imposible mantener la sanidad de los suelos originales en un nivel aceptable. adquirir información necesaria para resolver las dudas plan- teadas de cara a dar respuesta a la situación actual creada en el plano agrícola y medioam- biental. sobre la nueva técnica del “Fertirriego en Horticultura Sin Suelo”. El resultado y conclusiones de los diferentes ensayos expuestos en la obra permitirá a los agricultores y técnicos agrícolas interesados. existe la posibilidad de sustituir las bolsas de sustrato cada 2-3 años por material nuevo y recuperar el agua de riego no utilizada para su aprovechamiento mediante recirculación. asimismo permitirá que nuestro sector hortícola intensivo siga siendo competitivo en los mercados exteriores actuales en un futuro inmediato. el Gabinete Técnico de la Caja Rural de Granada pretende presentar un resumen de las experiencias realizadas en el E. evitando así problemas de enfermedades y medioambientales. Con esta publicación. en el periodo 2000-2010. . Por otro lado.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo nos sustratos como la perlita. P. E. La Nacla.

otro objeti- vo como es el del control de la conductividad del me- dio mediante la obtención de un drenaje que permita el lavado controlado de las sales del sustrato. El planteamiento de la nutrición en los cultivos sin suelo es bastante simple.PARTE I Fertirriego en Horticultura sin Suelo. En los cultivos sin suelo se persigue. 2. En este proceso el manejo del riego es más importante que el manejo de la nutrición. Para una buena práctica del riego habrá que satisfacer las nece- sidades hídricas del cultivo adaptando las dotaciones y las frecuencias del riego a dicha necesidad. Contador de agua con emisor de impulsos tivamente estables en el tiempo. Aspectos Prácticos 1. . Dotación La dotación. Pasa por conocer las necesidades nutritivas de los cultivos. 2.1. y en función. del agua de riego. analizar la calidad del agua de riego y de- terminar. Introducción La fertirrigación consiste en aportar los nutrientes a la planta a través. en función de estos dos factores. Para abonar bien primero hay que regar bien. Esto quiere decir que la dotación de riego hay que determinarla para cada parcela y para ello habrá que tener en cuenta algunas particularidades ligadas a la misma. o volumen de agua que debe de aportarse en cada riego. P. que fertilizantes se deben de incorporar al agua de riego para conformar la solución nutritiva que satisfaga dichas necesidades. depende de tres factores que están ligados a la parcela y que por lo tanto son rela- Foto 1. además. El riego El riego tiene como misión principal satisfacer las necesidades hídricas del cultivo.

Este dato puede ser determinado en campo con cierta facilidad para sustratos inertes que se presentan en sacos. En sistemas de cultivo sin suelo la obtención de drenaje es necesaria para controlar la conductividad del medio de cultivo. La Capacidad de Contenedor es el primer dato imprescindible y ne- cesario para poder determinar la dotación de riego para un sistema de cultivo sin suelo. En cultivos sin suelo se ha convenido en definir el porcentaje de drenaje como la relación entre el agua drenada y el agua aportada. por la calidad del agua de riego. Entutorado tomate cherry Por un lado la geometría del contenedor y las características físicas del sustrato (granu- lometría. La Capacidad de Contenedor de un sistema de cultivo sin suelo hace referencia a la cantidad total de agua que es capaz de retener una vez que es saturado en condiciones de campo (contenedor. En general mayores porcentajes de drenaje lavan más y mantienen conductividades mas bajas. saco o tabla) y dejado drenar libremente. densidad aparente y volumen y tamaño de poros) determinan una capacidad de almacenamiento de agua que condiciona el volumen de la dotación de riego. sobre todo. Otras consideraciones relacionadas con el vigor varietal. y con la que más familiarizado se está. Para otras situaciones puede cal- cularse teóricamente a partir de los datos de retención de agua que debe de proporcionar el fabricante o proveedor. es el porcentaje de drenaje. Por otro lado las propuestas de manejo que se quieran o puedan utilizar. El segundo elemento a tener en cuenta en este apartado de propuestas de manejo se refiere al porcentaje de agotamiento que se va a permitir que se produzca antes de hacer una nueva P. . el ciclo de cultivo y la época de desarrollo del mismo también deben de ser tenidas en cuenta para fijar un porcentaje de drenaje. La primera.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Foto 2. La determinación de un por- centaje de drenaje está condicionada.

y más concretamente al caudal instantáneo del gotero y al número de goteros por unidad de superficie.Dotación temporal de riego G Tiempo de riego [(C/F)x60] 9’ 20” * La fórmula aplicada para calcular la dotación volumétrica está deducida: de la definición de porcentaje de drenaje (% D = [Drenaje(L)/Dotación(L)]*100).4 L . ha quedado Tabla 1. y García M.reposición de solución nutritiva en el sistema. (1992). Cálculo de la dotación de riego para cultivo en sacos de perlita para los supuestos del 5 % de agotamiento y 25 % de drenaje. P. .Característica del sustrato y geometría del contenedor Saco de perlita B12 de 40 L de capacidad A Capacidad de contenedor 21 L . Finalmente la concreción de la dotación de riego. Este concepto es poco utilizado a la hora de hacer programación de riego y no existen muchas referencias bibliográficas al respecto. Pre- cisamente en la segunda parte de esta publicación se hace referencia a un ensayo específico que se realizó en la finca de La Nacla sobre dotaciones de riego.05 L *C Dotación volumétrica [B/(1-0.Propuesta de manejo B Agotamiento (5% de A) 1.25] 1. Aplicando esta metodología se puede comprobar que es una práctica habitual utilizar dotaciones de riego que restituyen el agua consumida cuando todavía no se ha producido el 5% del agotamiento del agua almacenada por los sustratos. En el ensayo sobre dotaciones que se hizo en La Nacla y en un ensayo realizado en el IFAPA La Mojonera (Almería) por Lorenzo P. de que el agotamiento de la reserva es producido ex- clusivamente por el consumo de la planta y del axioma Consumo(L)=Dotación(L)-Drenaje(L). Medrano E. . está ligada a las características hidráulicas de la instalación de riego.Características de la instalación de riego D Caudal instantáneo del gotero 3 L∙h-1 E Nº de goteros por unidad de cultivo 3 F Caudal instantáneo por unidad de cultivo (DxE) 9 L∙h-1 . dada en tiempo de riego. Con todos estos elementos puede ser calculada la dotación de riego aplicando la metodología que se recoge en la tabla 1.

el dato obtenido en campo. Este es uno de los problemas más difíciles de resolver en términos de auto- matización.2. el éxito en el correcto manejo del riego queda supeditado a acomodar las fre- cuencias de riego a las necesidades de la planta. y adaptada a las condiciones del lugar. En definitiva. El óptimo en el manejo del riego se alcanzará cuando los volúmenes de dre- naje de todos y cada uno de los riegos aportados sean iguales para un determi- nado período de tiempo puesto que ello Foto 3. será un dato medio del que se des- conocerá su distribución y variabilidad. suponiendo que se ajustara al previsto 30 %.10 . que puede ser por ejemplo del 30 %. El control del riego suele hacerse midiendo el volumen de drenaje acumulado en el día. hay un mayor gasto energético debido al mayor número de arranques y se empeora el coeficiente de uniformidad de riego. Como a lo largo del día se realizan nume- rosos riegos. pueden ser aconsejados porcentajes de agotamiento entre el 5 % y el 12 % para determinar la dotación de riego para una situación concreta. P. Frecuencia Si la dotación de riego ha sido bien elegida. Tomate cherry con entutorado horizontal del riego habrá diferido considerablemen- te de un caso al otro. Puede obtenerse el 30 % como dato me- dio de dos drenajes de un 25 % y un 35 % pero también como dato medio de un 5 % y un 55 % y lógicamente el manejo Foto 4. Solarímetro para automatizar la frecuencia del riego supondrá un lavado homogéneo de sales y por lo tanto un mantenimiento unifor- me de la conductividad en el sustrato.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo demostrado que pueden ser utilizadas dotaciones de riego de mayor volumen sin que ello afecte a ningún parámetro de producción ni calidad de las especies ensayadas. Pequeñas dotaciones de riego. 2. y por lo tanto mayor número de riegos. produce más averías en las instalaciones de fertirriego. se obtiene un peor ajuste de los parámetros de fertirrigación.

Por lo tanto las variaciones en las necesidades hídricas se producen por periodos de tiempo de varios días. la hora a la que ha de iniciarse cada uno de los riegos. Cuando se tiene un cierto entrenamiento y experiencia. R a d ia ció n in s ta n ta n e a p a ra d o s d ía s co n s e cu tivo s e n Alm e ría (1 4 y 1 5 d e m a yo ) 1000 900 800 700 600 2 Watios m 500 400 300 200 100 0 0 1 3 5 7 9 1 3 4 6 8 10 12 14 16 18 19 21 23 10 12 13 15 17 19 21 22 Hora of ic ial P. luminosidad. debido a vientos o días nublados. Radiación instantanea para dos días consecutivos en Almería (14 y 15 de mayo) G rá fica 1 . etc. de un día para otro y dentro del mismo día. Midiendo determinados parámetros relacionados directa o indirectamente con las necesidades hídricas de los cultivos pueden ajustarse automáticamente las frecuencias de riego a los consumos de agua. Las variaciones bruscas que se produzcan de un día para otro. los horarios de arranque de cada riego. humedad ambiente. más o menos regularmente. La gráfica 1 da muestra de esta circunstancia. temperatura. Las necesidades hídricas de los cultivos están ligadas a parámetros climatológicos (radiación. La forma mas sencilla de automatizar las frecuencias de riego consiste en utilizar pro- gramadores de calendario horario y determinar. Unos métodos se están utilizando con éxito en explotaciones comerciales.) y al estado de desarrollo del cultivo. para un día de climatología estándar. y se dispone de tiempo para la supervisión.11 . habrá que atenderlas de forma manual dando riegos extras o anulando riegos programados. Como a lo largo del tiempo se irán pro- duciendo desajustes habrá que ir reprogramando. Gráfica 1. velocidad del viento. La programación por intervalos fijos o ciclos no es la más aconsejable como puede comprenderse al observar el gráfico anterior Fuera del sistema de calendario horario pueden utilizarse otros métodos. otros solo se utilizan en investigación o experimentación y otros se están poniendo a punto para ser comercializados. con este método se consiguen muy buenos ajustes entre el agua aportada y el agua drenada.

Los sistemas que cuantifican la transpira- ción o el consumo neto de la planta no necesitan esta corrección.0% porcentaje de agotamiento y tiempo de riego 23 23 con el uso de la bandeja de demanda. Man- Tiempo de riego en minutos 21 21 tenemos el ejemplo del saco de perlita de 40 19 19 L y una capacidad de contenedor de 21 L con Tiempo de riego en minutos 17 17 3 goteros de 3 L∙h-1 por gotero. Vamos a realizar algunas consideracio- Gráfica 2.0% 7. Con estos da- 15 B tos se ha confeccionado la gráfica 2 para tres 15 niveles de agotamiento y que se interpreta de 13 13 A la siguiente manera: 11 C 11 99 Si se está regando con un tiempo de 77 riego de 15’ y se está obteniendo un drenaje 10 % 10% 15 15%% 20 20%% 25 25%% P orcentaje de drenaje 30 30%% 35 % 35% 40 40%% del 30 %.0 % 5. es el de bandeja de de- manda. por su sen- Foto 5. 10. La bandeja de demanda realiza una medición del consumo de agua para unas condiciones climáticas localizadas alrede- dor de este punto de muestreo. Bandeja de demanda cillez y economía. En los sistemas que miden las variables climá- ticas o la evaporación se deben de tener en cuenta los coeficientes de cultivo (Kc) para realizar las correcciones oportunas.12 . Es deseable que estas condiciones sean representativas de las circunstancias generales en las que se desarrolla el cultivo y por lo tanto es importante elegir adecuadamente el lugar en el que se ubique la bandeja.0 % 10.5% 5. Básicamente consiste en colocar las tablas o sacos de cultivo sobre un recipiente que permita el contacto íntimo entre el sustrato y el agua de reserva que se acumula en una parte del fondo de la bandeja. El método más utilizado. o en la cuantificación indirecta de la evaporación o de la transpiración. porcentaje de drenaje. R elaciones entre tiem po de riego y % de drenaje para tres niveles de agotam iento: de dotación de riego.5 % 7. Unos electrodos sumergidos en esta agua permiten detectar la bajada de nivel que se produce al consumir la planta el agua de la reserva. Los electrodos pueden ser manipulados para ajustar la profundidad de calado y permitir variar la frecuen- cia de riego de acuerdo a planes de manejo preestablecidos. en la medición directa del consumo. Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo En general los métodos de control se basan en la medición de una o más varia- bles climáticas. Relaciones entre tiempo de riego y % de nes tratando de correlacionar los conceptos drenaje para tres niveles de agotamiento: G ráfica 2. el nivel de agotamiento de agua Porcentaje de drenaje que se está produciendo antes de iniciar un P.

época de cultivo.0 2. variedad. La otra forma de obtener el 20 % de drenaje sería disminuir el tiempo de riego a 13’ (punto C de la gráfica). punto A de la gráfica. Esto no se contradice con lo expuesto en el apartado anterior en el que se recomienda mantener constante la dotación de riego. Por otro lado.Ha-1. no modificándose de esta manera el porcentaje de agotamiento. SO4= Ca2+ Mg2+ K+ 8 1. se estará produciendo un agotamiento del 8.5 6. Teniendo en cuenta los posibles aportes del suelo.nuevo riego es del 7. Necesidades nutritivas de los cultivos hortícolas La solución al problema de la nutrición de las hortalizas es de fácil planteamiento y solución.0 8. y una vez que la bandeja de demanda está ajustada a los valores propuestos.5 % aproximadamente (valor obtenido por interpolación).5 %. Si en esta situación se quiere disminuir el porcentaje de drenaje al 20 % se puede actuar de dos formas.13 .0 2. que habría que aportar para obtener la producción esperada. por tanteo. hasta conseguir situarnos en el punto B de la gráfica y en esta situación. se calculaba la cantidad de abono. Con las investigaciones realizas sobre nutrición vegetal en siste- mas de hidroponía se ha llegado a conocer con bastante precisión las soluciones nutritivas que satisfacen las necesidades de los cultivos hortícolas. Una de ellas es bajando el nivel de los electrodos.5 1.0 P.0 1. 3.Ha-1). ac- tuando sobre el tiempo de riego mantenemos constante el porcentaje de agotamiento. medido en UF.0 3. Solución Nutritiva para hortalizas en cultivos sin suelo (mmol·L-1) NO3 . con 15’ de tiempo de riego y un 20 % de drenaje. Unas teorías enfocan el tema tratando de aplicar soluciones nutritivas específicas según la espe- cie.0 1.0 1. Tabla 2.5 4. Básicamente existen dos modos de enfrentarse al problema de la nutrición hortícola para sistemas de cultivo sin suelo.0 12 1.5 16 2. hacer fluctuar este valor en ± un 20 % para poder realizar el ajuste del porcentaje de drenaje fijado como parámetro de manejo. PO 4H2. y estado de desarrollo del mismo. y en base al potencial productivo por unidad de superficie (Tm. Si se hace una revisión bibliográfica desde luego que se encuentran soluciones nutritivas para todas y cada una de las posibles situaciones.0 5. Tradicionalmente se ha planteado la fertilización en base a unas extracciones que se cuantificaban por análisis del materia vegetal producido. Se trata de que.0 5. una vez que se ha calculado el tiempo de riego más adecuado a unas condiciones concretas de parcela. Cuando se manipulan las bandejas de demanda se obtiene más precisión en los ajustes actuando sobre el tiempo de riego que sobre la profundidad de calado de los electrodos.

En el proceso de fertirrigación para cultivos sin suelo el agua de riego es parte consus- tancial de la solución nutritiva. puede asegurarse que otros factores pro- ductivos son más determinantes sobre los rendimientos que los meramente nutritivos. para los elementos básicos de la nutrición (N-P-K).4 % de P y 5 % de K. de la tasa de transpiración. para evitar confusiones. En la actualidad todos los conductivímetros llevan incorpora- da una sonda de temperatura que les permite corregir y ajustar el valor mostrado a dicha temperatura.cm-1 (milimohos por centímetro) como parámetro de expresión del valor de CE. una menor absorción de nutrientes.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo La otra forma de tratar de resolver el problema de la nutrición es elegir una solución nutritiva universal para hortalizas y aplicarla para todas las situaciones e introduciendo ligeros cambios en función del devenir de los acontecimientos. ello dependerá de la radiación interceptada. para una unidad de superficie concreta. es aproximadamente del 3. 0. de la especie cultivada. Cuantos más iones en disolución hay en el agua menor resistencia opone ésta al paso de la corriente eléctrica y por lo tanto mayor es su conductividad. y una fase generativa o productiva con una ralentización en la producción de materia seca y. demuestran que los cultivos tienen una gran capacidad de adaptación a situaciones muy diversas desde el punto de vista de la nutrición. Dentro de unos amplios márgenes.2 % de N. Contempla unos valores estandarizados. La tabla 2 contiene una solución nutritiva que puede ser considerada como universal.m-1 (deciSie- P. Calidad agronómica del agua de riego. Tradicionalmente se ha utilizado el mmho. Es evidente que para una mayor cantidad de materia seca producida mayor can- tidad de elementos nutritivos se necesitarán y. en la mayoría de los cultivos. Numerosas experiencias. En la solución nutritiva el equilibrio entre los nutrientes está básicamente ligado a la fase de desarrollo del cultivo pudiéndose distinguir claramente. como los aquí contemplados. además de las mostradas en la 2ª parte de esta publicación. y unos márgenes de actuación para resolver todas las contingencias que puedan presentarse. resaltados en negrita. la concentración de los iones que están en disolución y el valor del pH. Desde este punto de vista las características más relevantes del agua son el valor de su conductividad eléctrica (CE). una fase fundamentalmente vegetativa. suele estar referenciado a la temperatura de 25º C. Hay una tendencia a utilizar las unidades del SI (Sistema Internacional). El valor de la CE es va- riable según la temperatura de la muestra y. del vigor varietal y de la fase de desarrollo del cultivo. por lo tanto. caracterizada por una alta producción de materia seca para el desarrollo de tallos y hojas y engorde de los primeros frutos.14 . 4. la unidad más utilizada en la actualidad es el dS. y para evitar una distorsión con los valores absolutos a los que se está acostumbrado. La composición cuantitativa y cualitativa de la materia seca de las hortalizas.

mens por metro).L -1 de Ca++ es igual a 2 meq.L -1 ó ppm.e igual a 35.L -1 de Cl.15 .L -1 está ligada a la valencia o número de cargas eléctricas del ión. equivale muy aproximadamente al valor de dicha conductividad multiplicado por 10.L -1 o meq. bicarbonato y cloruro y los cationes calcio.cm-1 = 1 mS. tales como nitratos. amonio o fosfatos. la concentra- ción iónica. puede sig- nificar que la fuente de extracción esté contaminada. Sales precipitadas en la piqueta de riego P. Por ejemplo 1 mmol.L -1.m-1 = 100 mS. La correlación entre mmol. Los organismos de nor- malización europeos tratan de que sea el mS. No obstante. L -1 de Cl.L -1 y meq. magne- sio y sodio. que equivale en valor absoluto al mmho. mientras que 1 mmol. Foto 6.L -1. En la mayoría de las aguas de riego se encuentran los aniones sulfato. y con fines nutritivos. mientras que la correlación entre mmol. La forma en que puede ser expresada la concentración de los iones es en mmol.L -1 o ppm de Ca++.m-1 Para aguas de riego con valores de conductividad inferiores a 2 dS.L -1 está ligada.5 mg. meq. de los aniones o cationes que entran a formar parte de su compo- sición.m-1.L -1 y mg. es imprescindible conocer la analítica completa de la concentración de dichos iones de manera individualizada. La presencia de otros iones.L -1 de Ca++ e igual a 40 mg.cm-1.cm-1 = 1 dS.m-1 (miliSiemens por metro) la unidad que se vaya imponiendo en las mediciones de la CE en el ámbito agrario. respectivamente. en meq. al peso molecular o al peso equivalente del ión.es igual a 1 meq.L -1 o ppm de Cl-.L -1 y mg. Las relaciones entre estas unidades son: 1 mmho.

Balsa de riego cubierta En fertirrigación es más interesante conocer la concentración de bicarbonatos del agua de riego que el valor de su pH.16 . resultan de muy difícil erradicación. una vez que se ha producido el precipitado.3.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Foto 7. La presencia de carbonatos o bicarbonatos en el agua de riego está condicionada por el valor del pH. Aunque estos dos valores están correlacionados dicha correlación no es lineal debido a la interacción entre los distintos iones. Estas obstrucciones pueden estar motivadas por distintas causas de entre las que cabe destacar las producidas por la precipitación de los carbonatos y/o bicarbonatos que la mayoría de las aguas de riego llevan en disolución.5 y 8. El ión bicarbonato (HCO3 −) está presente a pH comprendido entre 4. P.3 y el ión carbonato (CO3=) empieza a estar presente en las aguas de riego con pH su- perior a 8. Las sales de carbonato cálcico son de muy baja solubilidad por lo que. El mejor modo de pre- venir este problema es realizando tratamientos en continuo con ácidos comerciales que neutralicen y destruyan los bicarbonatos que se encuentran en el agua de riego evitando de este modo su combinación con los iones de calcio del agua de riego o con los que se añaden como nutriente. La obstrucción de los emisores o goteros es uno de los problemas más graves en las instalaciones de riego lo- calizado.

5 meq.5. por lo tanto.17 . Se ha de tener especial cuidado en los sistemas de cultivo sin suelo. la liberación de dióxido de carbono como gas y la producción de agua según la siguiente reacción: H+ + HCO3− ↔ ⇑ CO2 + H2O Para fertirrigación el hidrogenión necesario para esta reacción puede ser aportado por el ácido nítrico y/o el ácido fosfórico. puesto que un exceso de ácido produciría bajadas de pH a valores que pudieran resultar letales para el cultivo. Un agua que contenga 4 meq.L-1 de bicarbonato no produce precipitación de carbonato cálcico en la red de riego y ésta puede ser una buena referencia para determinar la cantidad de ácido necesaria para mantener la instalación de riego localizado con ausencia de obstrucciones debidas a precipitación de carbonato cálcico.Foto 8. Si esto se produce. Lo fundamental es que el agua que quede en las tuberías de distribución y en los goteros. Tanques de solución Nutritiva Foto 9. después de producirse el riego. en estos casos.L -1 de bicarbonatos precisará de la incorporación de 4 miliequivalentes de ácido para su completa neutralización. La presencia de 0. es recomendable dejar sin neutralizar 0. La incorporación de ácido a un agua que contenga bicarbonatos produce una reacción química que da como resultado la destrucción de éstos. Es preciso. Cabezal de riego La cantidad de ácido que debe de incorporarse al agua de riego estará en función del volumen de agua que se pretenda tratar y del contenido en bicarbonatos del agua de riego.0. conocer en todo momento y con la mayor exactitud posi- ble la cantidad de bicarbonatos que contiene el agua de riego. en que se haya podido producir un cambio P. Un análisis de laboratorio daría esta información pero en ciertos casos. Este es un valor que puede resultar algo peligroso en sistemas de hidroponía o de cultivos en sustratos inertes y. y muy especialmente en sustratos sin capacidad tamponadora.5 meq.L -1 de bicarbonato para que el pH quede en valores de 5. el pH del agua tomaría el valor aproximado de 4. quede con los bicarbonatos neutralizados puesto que es en el periodo entre riegos cuando se produce la precipitación de las sales cálcicas al ir evaporándose el agua y aumentando la concentración de las sales.5-6.

que tiene originalmente un pH de 8.0 Puede observarse que el primer tra- -1 m eq. midiendo la conductividad eléctrica del agua. se obtiene una 9 gráfica formada por dos rectas cuyo pun- 8 to de intersección determina precisamen- 7 te el contenido en bicarbonatos del agua 6 de riego. Si el peachímetro no está bien ajustado y equilibrado la cuantificación de los bi- carbonatos no se hará con precisión. Es por esta razón que se aconseja utilizar como mé- todo mas preciso la medición del valor de la conductividad eléctrica que se va obteniendo en el proceso de neutralización.5 los bicarbona- tos quedan neutralizados para el ejemplo que se muestra en la gráfica 3 se aprecia que el agua de riego valorada contiene 3. tal y como se muestra en 4 la gráfica 4. Los conductivímetros son instrumentos de más fácil disponibilidad y mantenimien- to y.0 4. C urva de neutralización forme se añade el ácido.L -1 de bicarbonatos.18 . y con mayor precisión que con pH 5 la curva de pH. Para el mismo agua del ejemplo anterior. la cuantificación del contenido de bicarbonatos se hará con la misma precisión puesto que este valor está determinado por el punto de inflexión que se produce en el momento de la desaparición de los bicarbonatos del agua y es independiente del valor de la conductividad medida. suponiendo que estén ligeramente desequilibrados.0 3.L de ácido mo de la recta tiene una menor pendien- te y es le resultado de la diferencia de las P.56 dS. con- G ráfica 3. Sabiendo que a pH 4.1 y una CE de 0.0 2.0 1. 3 2 0. es preciso conocer el dato en la mayor brevedad de tiempo posible.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo inesperado en la calidad del agua de rie- go. Disponiendo de un peachímetro de calidad el método de valoración con un ácido comercial puede ser utilizado fácil- Foto 10.m-1. mente en campo para determinar el con- compuesta por controlador y elemento inyector tenido de bicarbonatos en el agua de rie- go. Unidad autónoma para el control del pH. Para estas situaciones se puede utilizar el método de valoración con ácido y obtener la cur- va de neutralización para determinar de esta forma el contenido en bicarbonatos.25 meq.

• Y finalmente un cuadro y tabla. • Una pequeña cantidad de ácido (100 ml. 1.0 4.3 tralización. que es destruido en el proceso de neu- 1.L -1).19 .5 0. • Una jarra graduada de 1 L de capacidad para medir con precisión los 10 litros de agua de riego que se emplearán para la neutralización.0 1. • Un conductivímetro. P. 1. • Una jeringa de las utilizadas para inyectar insulina. son más que suficientes) y del que debe- mos de conocer sus datos de etiqueta. a pie de parcela. sin la menor dificultad.4 µdSm-1 -1 por meq. como el de la gráfica 5. con una capacidad total de 1 mL y precisión de hasta 0.1 CE dS.conductancias equivalentes iónicas entre Gráf ic a 4.5 µdSm-1 por meq. a efectos prácticos puede afirmarse que la conductividad del agua de riego no se ve afectada por la incorporación de los ácidos.m cedente del ácido nítrico que fue el em. 0. En un proceso de neutralización de los bicarbonatos del agua de riego con fines de fertirrigación. de venta en farmacias. a saber. El segundo tramo 0.0 3.m-1 por meq.L de ác ido -1 un agua que ya no tiene bicarbonatos por neutralizar. Si en vez de ácido nítrico la neutralización de los bicarbonatos se hace con ácido fos- fórico el primer tramo de la recta tendría una muy suave pendiente negativa puesto que la conductancia equivalente iónica del ión fosfato (33 µdS.9 pleado en este ejemplo. El material que se precisa es: • Un cubo de plástico de 10 litros de capacidad y un trozo de tubo de plástico a modo de agitador. que queda en el agua pro.0 dad del ácido nítrico cuando se añade a meq. Para conocer el contenido en bicarbonatos del agua de riego se precisan unos medios y un instrumental tan simples que puede realizarse este proceso en campo.5 L -1). y el ión nitrato (71. porcentaje de riqueza y/o densidad. Medic ión de la CE el ión bicarbonato (44.02 mL. al emplearse conjuntamente tanto el ácido fosfórico como el ácido nítrico.7 de la recta que tiene una mayor pendiente es el resultado del aporte de conductivi.L -1) es algo menor que la del ión bicarbonato. 0.0 2. que se habrá preparado para anotar las mediciones y representar la gráfica que permita averiguar el contenido en bicarbonatos del agua de riego.

gotero y drenaje Un paso previo es determinar el volumen de ácido comercial necesario para aportar un miliequivalente de ácido.15 1. con un producto comercial del 56 % de riqueza. Con el ejemplo que se está manejando se incorporará por lo P.5 mg (63/0.L -1 de bicarbonato.55 1. si éste tiene una densidad de 1.56) de ácido co- mercial y. La tabla 3 contempla la relación entre las riquezas comerciales de los ácidos nítrico. habrá que pesar 112.65 % de Nítrico 18 24 33 40 48 56 65 77 95 .35. entonces habrá que pipetear 84 µL (microli- tros) (112. Para obtener suficiente precisión con el material recomendado se realizará la neutrali- zación sobre 10 litros de agua y se pipeteará el volumen de ácido necesario para neutralizar 0. Relación entre densidad y riqueza para el ácido nítrico y el ácido fosfórico Densidad 1.35.20 . Tabla 3.35) de ácido nítrico del 56 % de riqueza para aportar un miliequivalente de ácido nítrico puro.40 1.30 1.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Foto 11. - riqueza Fosfórico 18 26 34 40 46 53 57 63 68 73 78 83 Por ejemplo si se va a utilizar ácido nítrico del 56 % de riqueza su densidad será de 1. Para aportar un miliequivalente de ácido nítrico. fosfórico y sus densidades.35 1.45 1. que pesa 63 miligramos. .12 1.10 1.5/1.50 1.60 1. Registro de riego en campo.25 1.5 meq.

5 meq. entonces se aportarán. se apor- tarán 2. como la de la Gráfica. 0.42 mL) de ácido y se vierten en el agua. Se agita unos segundos y se mide y anota el valor de la CE que se corresponde con el primer 0. de ácido nítrico del 56 % de riqueza para cada medición de conductividad que se realice.5 meq. Concluidos estos cálculos previos.0 meq. Si se decide tener una solución nutritiva con 1. 5. P.L-1 de tancias que se disuelven en agua pero bicarbonatos del agua de riego (3 en este caso). Cuadro para anotar los datos de medio acuoso se disocian.L -1 de fosfatos procedentes del ácido fosfórico. el modo de operar es el siguiente: a) Se aportan al cubo los 10 litros de agua y se mide la CE.L -1 de bicarbonatos sin neu- tralizar. además. dando por concluido el proceso en este momento.L -1 sin neutralizar.tanto 420 µL (84*10*0. Conocida la concentración de bicarbonatos del agua de riego se aconseja realizar el cálculo de necesidades de ácido dejando siempre 0.75 meq.5 meq. En este caso habrá que contabilizar en los cálculos de nutrición los 0. En el supuesto de manejar un autómata de fertirrigación con controlador de pH lo que se suele hacer es poner el ácido nítrico en un tanque independiente y se programa un valor de pH de 5. d) Se repite el paso anterior y se va construyendo la gráfica hasta que aparezca clara- mente el punto de inflexión que permita determinar con precisión el contenido en bicar- bonatos del agua de riego. Las caracterís- ticas más relevantes de las sales son que en estado sólido están cristaliza- das.75 meq.5).75 meq.42 mL. b) Se anota este valor en el cuadro que se habrá preparado previamente.L -1 de bicarbonatos. ó su equivalente. Hay sus- la neutralización y averiguar los meq.21 .Los fertilizantes Los fertilizantes que se utilizan en los cultivos sin suelo son compues- tos químicos que pertenecen al grupo de las sales minerales.5 para que queden 0. que son solubles en agua y que en Gráfica 5.5 meq.5.L -1 de ácido nítrico. L -1 de nitratos que se aportan en el proceso de neutralización.L -1 de bicarbonato neutralizado. c) Con las debidas precauciones se toman con la jeringa 420 microlitros (0.. 0.L -1 de ácido. Por ejemplo para un agua de riego con 3.

20 ∙0.13 Nitrato Amónico NH4NO3 80 1. La tabla 4 muestra las característi- cas más importantes de los fertilizantes co- múnmente utilizados en fertirrigación. Las cuali- dades que debe de reunir un abono para ser utilizado en fertirrigación son una alta solubilidad.18 Fosfato monopotásico KH2PO 4 136 260 200 0.2(NH4NO3) Nitrato potásico KNO3 101 133 260 0.25 Sulfato magnésico MgSO4∙7H2O 246 148 333 0. la menor cantidad posible de partículas insolubles y la concentración e identificación completa de todos los iones que entran a formar parte de la formula- Foto 12. 300 0. La tabla no es excluyente de otros abonos que puedan ser utilizados pero con los mostra- dos se pueden ajustar la totalidad de las posibles soluciones nutritivas para horticul- tura en sistemas de hidroponía. Para mayor seguridad se aconse- ja tomar.020 1. nítrico al 54%” Tabla 4. el valor de la solubilidad a 0º C.09 Cloruro potásico KCl 75 .22 .100 0. Propiedades de los fertilizantes más utilizados en fertirrigación Solubilidad g∙L-1 CE dS∙m-1 Abonos Fórmula Peso Molecular 0º C 15º C mmol∙L-1 Ca(NO3)2∙2H2O Nitrato Cálcico 216 1. Cuando se preparan soluciones nutritivas concentradas en dos tanques para trabajar al 50 % de dilución.14 El dato de la solubilidad sirve para saber cuantas veces se podrá concentrar la SN para no tener problemas de precipitación o cristalización.400 0.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo no se disocian y por lo tanto no aumentan la conductividad eléctrica de la solución. como máximo. E  tiqueta del producto comercial “ácido ción.12 Sulfato potásico K 2SO4 174 74 100 0. la máxima con- centración estará delimitada por el sulfato potásico (74 g∙L -1 a 0º C) que es el abono menos P.180 2.

en dS∙m-1. magnesio y sulfato. Esta diferencia es mas acusada cuando en la disolución hay sales diversas y más todavía si hay un predominio de iones divalentes como calcio. Estos son los de mayor Foto 13. Se suelen clasificar u ordenar por uno de los elementos nutritivos básicos de la nutri- ción.5 mol∙L -1 (250*2/1.4.L-1. Para una misma sal el aumento de la CE es menos que proporcional al aumento de su concentración. Si se prepara una SN concentrada que tiene sulfato magnésico y nitrato potásico y se incorpo- ran en el mismo tanque se podrá formar una cristalización de sulfato potásico como. Ello se explica porque la CE de las disoluciones salinas es un valor que. En la actualidad se están ofertando dos tipos de abonos líquidos.4 kg. de la naturaleza del ión (sus cargas eléctricas) y de la interacción entre distintos iones. que son 87 g∙L -1. y que en temperaturas cercanas a los 0º C cristalizaría. que produce un mmol∙L -1 del abono que esté en disolución.soluble de los aquí recomendados.000) de sulfato magnésico y 1. Los abonos líquidos no son más que disoluciones de los fertilizantes mostrados en la Tabla. por ejemplo. Hay abonos líquidos cuyo componen- te principal es el nitrato cálcico al que se le complementa con algo de nitrato potásico y nitrato amónico. La CE es el resultado de la movilidad de los iones y ésta movilidad es muy dependiente de la concentración. para una misma tempe- ratura. sufre ligeras variaciones según distintas circunstancias. Etiqueta comercial del nitrato potásico concentración y tienen densidades en el en- torno de 1. La última columna de la tabla muestra el aumento de conductividad eléctrica. para 2 mmol∙L -1 de sulfato magnésico y 7 mmol∙L -1 de nitrato potásico a una con- centración de 250 veces se tendrán 0. A uno de los tipos pertenecen mezclas estan- darizadas de distintos abonos con los que se pretende conseguir la mayor concentración posible para evitar el transporte de agua. En el siguiente apartado se co- mentarán los distintos métodos existentes para calcular la CE de las soluciones nutritivas.75 mol∙L -1 (250*7/1000) de nitrato potásico y que si se ponen en el mismo depósito entonces se tendrá una concentración de sulfato potásico de 0. No se debe de caer en la trampa de pensar que si en la SN que se esté preparando no hay sulfato potásico podemos obviar esta advertencia. Así mismo puede ser empleado para comparar la salinización que producen distintos fertilizantes. Si se realiza una revisión bibliográfica sobre este asunto se pueden encontrar publicados valores distintos a los de la tabla.5 mol∙L -1.23 . Otro grupo son aque- P. El dato aquí mostrado puede servir para calcular la CE de soluciones nutritivas que solo estén formadas por uno o dos fertilizantes.

fosfato monopotásico y fosfato monoamónico. Vehiculo de distribución de abonos líquidos P. El magnesio suele presentarse como una dilución úni- ca de sulfato magnésico o nitrato magnésico.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo llos en los que el componente básico es el nitrato po- tásico acompañado por sulfato potásico y/o fosfato monopotásico. de los abonos líquidos lo que debe de saberse es el valor de la densidad del producto y la concentración de todos y cada uno de los iones que forman parte de la disolución. Las densidades aproximadas de estos fertilizantes líquidos son de 1. Foto 15.24 .15 kg. Etiqueta comercial del nitrato cálcico ción de soluciones nutritivas a la carta. Bajo pedido del cliente se confecciona la SN en fábrica y se sirve en dos tanques para ser diluida al 50%.L-1. Tanto en un caso como en el otro. Finalmente otro grupo tienen como componente principal el ion fosfato y se fabrican a base de ácido fosfórico. El otro tipo de abonos líquidos que hay en el mercado no pueden ser considerados en realidad como tales puesto que están basados en la prepara- Foto 14.

Esto. PO 4H2. tampoco por lo dicho anteriormente. Casi todos pensamos en encontrar una solución nutritiva ideal que nos resuelva todos los problemas nutricionales.75 3.00 1.75 2. El concepto de solución ideal no existe. SO4= Ca++ K+ Mg++ NH4+ Sonneveld 10. ya que esta siempre va unida a unas circunstancias.50 2. Generalidades sobre Soluciones Nutritivas.50 Coic 12. ni cada semana.25 . dice que las plantas son capaces de adaptarse a situaciones muy diferentes y coger los iones que mas le interesan. unos cultivan en unas condiciones climáticas y otros en otras totalmente diferentes de luz. lo es más. Cuadro 1.5 1. siempre que los tengan a su disposición aunque sea en cantidades muy pequeñas. que en principio puede parecer una contradicción con lo dicho anteriormente.00 0. Así se puede aportar más o menos fertilizante aumentando o disminu- yendo el drenaje. pero el manejo de ella.0 1.75 7. no lo es si tenemos en cuenta la teoría de Steiner. según la cual y de forma muy simple. debemos caer en el extremo opues- to y pensar que debemos estar cambiando la solución nutritiva cada día. unos se encuentran muy cerca de los mercados a los que envían sus productos y otros lejos.00 P. es factible hacer diferentes cultivos en diferentes épocas con una sola solución. En el cuadro 1 se pueden ver estas diferencias.65 0. No obstante. Soluciones nutritivas propuestas por distintos autores mmol L-1 NO3 . Hacer notar que algunos de los elementos mantienen diferencias de más del 25%. tem- peratura y humedad. Por otro lado. o modificando una o dos décimas arriba o abajo la CE de la solución sin que apenas se modifique el equilibrio. 6. Más aún. Consecuencia de lo anterior es que en la bibliografía podemos encontrar soluciones diferentes propuestas por autores muy prestigiosos y conocidos dentro de la nutrición ve- getal.50 3. unos cultivan en invernaderos muy tecnificados y otros en simples abrigos para las plantas. De hecho hay agricultores en nuestra zona que así lo hacen obteniendo excelentes resulta- dos. para un mismo cultivo.10 5.20 0. así para unos lo mas importante es la calidad y para otros la cantidad. Hay que pensar que no todos los productores van buscando lo mismo. no olvidemos que la solución nutritiva es importante.

00 .00 Nitratos 7.00 Sodio .0 Fosfato 0.00 12. en las condiciones de cultivo en Holanda. <4.50 Calcio 1. debido a un trabajo de Sonnelveld.90 2.30 0. Datos de fertirrigación de pepino en suelo y en sustratos (Sonneveld.50 4.20 1.00 .00 Sulfato 1. <4. <4.00 2.45 2. Tabla 5.50 5. En este sentido mostramos la tabla 5 con datos sobre como abonar un cultivo de pepinos en suelo o en sustratos.25 1.00 2.26 .Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Más que los números concretos.0 12. lo importante es conocer la filosofía de la nutri- ción y el por qué y el como de las cosas.50 6.00 1.00 5.0 10. < 6.00 CE 0.00 3.00 1. 1981) mmol L-1 SN suelo Extracto saturado SN sustrato SN drenaje suelo sustrato Potasio 3.50 5.50 3.00 Foto 16.00 Cloruro .00 Magnesio 0. Cultivo de tomate bajo invernadero de malla P.85 4.20 1.

ya sea en suelo o en sustrato. Foto 17. Sintomas carenciales en hojas de Tomate P. Hay que plantear una solución nutritiva que creamos óptima para nuestras condiciones. En la mayoría de las situaciones este cálculo parte del conocimiento del análisis del agua de riego. analizar el suelo o el sustrato una o dos veces por cultivo en función de cómo veamos el mismo. tanto para las soluciones nutritivas como para los valores que queremos encontrar en la solución de drenaje o en el extracto de suelo. Insistimos en que los datos no son relevantes. Nosotros debemos buscar cuales son los datos en nuestras condi- ciones de cultivo. Cálculo de Soluciones Nutritivas En los sistemas de cultivo sin suelo es imprescindible calcular las soluciones nutri- tivas que se quieren aportar para satisfacer las necesidades nutritivas de los cultivos. pasa por determinar la concentración iónica de cada uno de los nutrientes que han de añadirse a dicho agua y que CE resultará y termina por transformar las concentracio- nes iónicas en cantidades de fertilizante que habrá que incorporar en los depósitos de las soluciones madres. en función de nuestras nece- sidades. Lo que si importa es entender que. modificar la solución nutritiva o el manejo de dicha disolución. El mismo autor los ha ido cambiando con el paso del tiempo. comparar los resultados de dichos análisis con lo que nosotros hemos determinado como buenos y. si no coinciden con lo que esperábamos.27 . la forma de actuar es la misma. 7.

Plantilla para calcular soluciones nutritivas en milimoles por litro Agua de riego: CE = _____­­­ g∙L-1 Abonos P.L-1 .L-1) Solución Nutritiva en gotero (mmol. Cuadro 2.L-1 Si hay suficientes bicarbonatos el proceso de ajuste se inicia añadiendo el fosfato de- seado como ácido fosfórico. Si todavía quedan bicarbonatos por neutralizar se calcula la cantidad de ácido nítrico que se añadirá teniendo en cuenta que es aconsejable dejar entre P.L-1) Parámetros de la SN: pH = _____ . Cl – Ca++ K+ Mg++ NH4+ Na+ PO 4H3 98 NO3H 63 PO 4H2K 136 (NO3)2Ca 216 NO3NH4 80 NO3K 101 SO 4K 2 174 ClK 75 SO 4Mg 246 Aportes con los fertilizantes (mmol.M.28 . La metodología que se recoge está especialmente pensada para trabajar con aguas que contengan bicarbonatos. Lo primero que se hace es trasladar a la primera fila los datos del análisis del agua de riego en mmol·L -1.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo El cuadro 2 muestra una más de las múltiples plantillas que pueden conformarse para facilitar estos cálculos. Σ aniones = _____ meq. El cuadro no contempla la integración en el mismo de los datos de la solución nutritiva final deseada pero esta información debe de tenerse en la mente o a la vista. El cuadro presentado tiene la ventaja de que está diseñado de acuerdo al orden lógico que debe de seguirse en el proceso de ajuste. Σ cationes = _____ meq. CE = _____ dS.m-1. Así mismo tiene una estructura que es fácilmente trasladable a una hoja de cálculo para facilitar las operacio- nes. mg·L-1 mmol·L-1 NO3 – PO 4H2– SO 4= CO3H .

Como el único fertilizante que se contempla para aportar calcio es el nitrato cálcico. El uso del cloruro potásico se deja como una opción de libre elección para los supuestos en que pueda haber un exceso de sulfatos en la solución nutritiva madre que produjera precipitaciones. El siguiente paso es ajustar el potasio. Desde el punto de vista práctico. es el momento de ajustar los nitratos que tendrá la solución nutritiva puesto que solo queda el nitrato potásico como abono portador de nitrógeno. por cada ión sulfato se aportan dos iones potasio. Así que ahora se decide. si el agua de riego tie- ne menos de 2 mmol·L -1 de bicarbonato el fosfato necesario se ajusta incorporando fosfato monopotásico y los bicarbonatos se neutralizan con ácido nítrico. sino cuanto nitrato falta por incorporar. En cultivos sobre sustratos inertes no debe de sobrepasarse la concentración de 1 mmol·L -1 del ion amonio (NH4+). llegados a este punto. La fila de “aportes con los fertilizantes” recoge precisamente la sumatoria de los io- nes que se aportan con los distintos fertilizantes y la fila “solución nutritiva en gotero” es la suma de la fila anterior mas la del análisis del agua de riego y debe de ajustarse a la so- lución nutritiva que inicialmente se deseaba y era compatible con la calidad del agua de riego disponible. no el potasio que se añadirá. Del total de potasio deseado se deduce lo que ya se habrá aportado procedente del nitrato potásico y se anota este valor en la posición de la intersección de la fila del sulfato potásico y la columna del potasio. Si se desea añadir nitrógeno como amonio se hace el ajuste correspondiente en este momento. En la columna del ni- trato se anotará el doble que en la de calcio puesto que según la fórmula por cada calcio se aportan dos nitratos. Si se observa el cuadro. En la misma fila y en la columna del sulfato (SO4 =) se anota la mitad del valor anterior puesto que como indica la fórmula del sulfato potásico.0. es en este momento cuando se realiza el ajuste. Finalmente se termina de ajustar el magnesio en la SN añadiendo el necesario para com- pletar las necesidades nutritivas del cultivo y utilizando el sulfato magnésico como fuente. El más importante es el de la conduc- tividad eléctrica puesto que este valor servirá para programar el equipo de fertirrigación y P. El cuadro no recoge una posición para anotar el hidrogenión (H+) que aporta el ácido sino que es en la columna del bicarbo- nato (CO3H-) donde se anota este valor pero con signo negativo puesto que el bicarbonato queda eliminado de la disolución.5 y 1 mmol·L -1 de bicarbonatos en la solución nutritiva. Del total deseado se resta lo ya aportado y este valor se anota en la columna del nitrato y se traslada el mismo valor a la columna del potasio.29 . Teniendo en cuenta el calcio que el agua aporta se deducirá lo que hay que añadir para obtener lo deseado. La última fila recoge los parámetros de la SN.

siendo C+ el sumatorio de cationes aportados y expresado en meq. PO 4H2.095•C+).2 II. El cálculo de la CE aportada por los fertilizantes puede ser realizado por diversos métodos: I.08 2.L -1 P.0 3. Evolución carencial de magnesio en hojas de tomate para realizar el control del proceso de fertirrigación. NO3 . CO3H . y a la sumatoria de este valor. El valor de la CE de la solución nutri- tiva final o de gotero será el resultado de sumar a la CE del agua de riego.71 1. la CE aportada por los fertilizantes.73 1.22 0.74 3. CE = 0.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Foto 18.19 + (0. Según Soneveld la CE puede determinarse por la siguiente ecuación.30 . se le añade la CE del agua de riego. SO4= Cl.9 0.0 0. Se multiplica el número de milimoles de los iones aportados por su peso molecular y por los coeficientes de la siguiente tabla. Ca++ K+ Mg++ Na+ NH4+ Coeficiente 1.9 1.

III.6 4. en meq.0 0.5 35 SO4K 2 174 174.5 8 NO3NH4 80 40.0 0.5 3.5 1. para cada fertilizante. 5.5 - Solución Nutritiva en gotero (mmol.L-1.0 Parámetros de la SN: CE = 2. .5 0.5 1.0 3.5 0.5 -3.0 1. y dividiendo este valor entre 9.5 Aportes con los fertilizantes (mmol.5 1.5 0. Cuando se deja en la SN 0.5 meq. la CE pue- de ser calculada sumando los cationes aportados.L -1 y sin contar los H+ procedentes de los ácidos añadidos. el número de veces que se quiere concentrar la SN y a continuación se multiplica.0 2. Para ello lo primero que hay que hacer es transferir a la columna de mmol·L -1 los datos que se tendrán en el cuadrante de la derecha para.31 . De no ser así.5 -1.0 1. cuando se programa un pH de 5.0 1.0 22 ClK 75 112. se deben de tener en cuenta los nitratos aportados en el proceso de neutralización de los bicarbonatos. Finalmente.M.5 -1. 0.000 para que quede expresada esta concen- tración en g∙L -1.) de cada uno de los fertilizantes y obtener la concentración expresada en mg·L -1.0 0.6 5.0 1. el valor de la concentración en mg·L -1 por el número de veces que se concentra y se divide entre 1.  . .0 1. expresado en meq. mg·L-1 mmol·L-1 NO3 – PO 4H2– SO4= CO3H .0 1.5.5 4. y como método más simple y muy parecido al anterior.5 71 NO3K 101 353.9  . P.L-1) 12.m-1. Σ aniones = 24.L-1 Acabada esta primera fase de ajuste de la SN queda por transformar las unidades de cantidad de sustancia (mol) en unidades de masa (kg). Cuadro 3. primero habrá que asegurarse que los datos del análisis del agua de riego están bien anotados y después comprobar que se ha transformado correctamente a miliequivalentes los milimoles de los iones divalentes.0  .5 1.0 -  1. y para comprobar que no se han cometido errores en los cálculos.5 0.5 1.5 19 NO3H 63 94. Este suele ser el valor de pH utilizado en la programación de los equipos automá- ticos de fertirrigación.5 mmol·L -1 de bicarbonatos sin neutralizar el pH esperado es de 5.5 25 SO4Mg 246 123.5 1. en la celda superior de la primera columna de la izquierda. con- viene asegurarse de que el sumatorio de aniones y cationes.5 7.6 dS.5 7.5 3.M.5 5. multiplicarlo por el peso molecular (P. a continuación.5/6.5.L -1. - 151 (NO3)2Ca 216 756. pH = 5. Σ cationes = 24.5 3.5 0.5 1. Ejemplo de cálculo de una solucion nutritiva en milimoles por litro 200 Agua de riego: CE = 0.5 0.0 g∙L-1 Abonos P.5 1.5 . Para calcular la con- centración de la solución madre se anotará. PO 4H2K 136 .7 3. es coin- cidente.2 0.5 3. Por último. Por la misma razón.5 meq.5 1.L-1) 12.5 2.5 7.Cl – Ca++ K+ Mg++ NH4+ Na+ 29 PO 4H3 98 147.0 3.

Para una dosis de 1. las soluciones nutritivas pueden ser preparadas y aplicada de diversas formas.5 %. Para épocas de temperaturas nocturnas más altas se puede llegar hasta 200- 250 veces de concentración según el caso. La CE se ha calculado según el tercer método de los descritos anteriormente. más 0.0+ (0. En el ejemplo que se está viendo salen 29. hace falta un solo recipiente que contenga dicha solución y un sistema de riego localizado con su correspondiente grupo de bombeo.9 del agua.5 a 2 ppm de Fe serán más que suficientes para la mayoría de las situacio- nes. Para épocas de invierno y con SN cargadas de sulfatos se elegirá el valor de 100 ó 150 veces si no hay mu- chos sulfatos.29 ml. El ajuste de los microelementos se trata de simplificar y se suele recurrir al aporte de un complejo de microelementos que traiga un equilibrio adecuado a las necesidades de los cultivos hortícolas. entonces habrá que aportar 25. requieren preparar soluciones madres P. Cu 0. Si se utiliza un ácido fosfórico del 75 % de riqueza. en las que se mueven grandes volúmenes de SN. la más simple. Los datos de la tabla 3.55.5/7.75-1·1. igual a 2. tal y como serán aplicadas. Aplicación de las Soluciones Nutritivas Dependiendo de las circunstancias de parcela y de los medios disponibles. No obstante.5 ppm de hierro con un producto que tenga el 7. sirven para cuantificar la cantidad de ácido comercial a incorporar en las soluciones nutritivas. sistema de filtrado y programador para automatizar la operación de riego.2 %.5}/9]=1. L-1 (29. La riqueza estandarizada de los productos comerciales para emplear en hidroponía suele tener la siguiente composición: Fe 7. Para el ejemplo que se está siguiendo si la SN se concentra 200 veces [(200x20)/1000] habrá que incorporar 4 g∙L -1 en la solución madre. Mn 3. Para determinar la dosis de aplicación se toma como referencia el hie- rro.5∙2)+0. Las soluciones nutritivas se suelen concentrar entre 100 y 200 veces. Zn 0.55-1) de este ácido comercial.m-1. a saber: [{(3.62 dS.m-1 de los abonos. Dosis de 1.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo El cuadro 3 muestra un ejemplo de cálculo de solución nutritiva en el que se ha se- guido la metodología aquí descrita.32 .3 %.6 % y Mo 0. B 0. la mayoría de las situaciones de producción comercial de hor- talizas.5 % de riqueza en hierro habrá que incorporar a la solución nutritiva [(1.5 %.5)∙100] = 20 ppm ó mg∙L -1 de producto comercial. Las soluciones nutritivas pueden prepararse directamente diluidas.6 %. que tiene una densidad de 1.4·0.4 g∙L -1 de ácido fosfórico puro.5∙2)+7. En los cuadros 2 y 3 se ha puesto el peso molecular de los ácidos puros pero estos productos se encuentran en el mercado diluidos a distintas concentraciones. En esta situación. sobre riqueza y densidad de los ácidos. 8.72 dS.

0). inyectores para los fertilizantes. con 1 gotero por m2 de 3 L. autómata de fertirriego. Normalmente se pone tanque de mezcla el ácido fosfórico junto con los fertilizantes y el ácido nítrico en el depósito que gobierna el controlador de pH. puede hacerse de dos formas.0. Este depósito tiene un inyector cuyo caudal de inyección está gobernado por los valores que una sonda de pH.concentradas y por lo tanto. La incorporación de la SN concentrada.h-1 (1 Ha. sondas de conductividad y pH. transmite a un controlador y así obtener el valor de pH deseado. el pH tomará el valor de 5. un grupo de bombeo y presión vuelve a incorporar la SN a la red de riego. además de los medios y equipos para la operación de riego.000/200). si para un sector de riego con un caudal instantáneo de 30. La otra forma de incorporación. De esta forma se tiene la seguridad de que siem- pre que la CE obtenida en gotero se ajuste a lo previsto. desde los depósitos de solución madre a la red de riego.h-1 de caudal cada gotero) se ha preparado una SN 200 veces concretada. hay que disponer de depósitos en los que se concentrará la SN. y respecto al pH. A un pequeño depósito de mezcla abierto y por el que está pasando todo el caudal de riego y que conforme va realizándose la mezcla. El control de la aplicación de la SN concentrada puede realizarse manualmente. etc. junto con el resto de los fertilizantes. y la más utilizada. P. Finalmente. Una de ellas consiste en poner todo el ácido calculado como necesa- rio. Si se instalan contadores de impulsos esta operación queda automatizada fácilmente aunque por su carestía la automatización de la aplicación de la SN se hace generalmente por medición de la CE.5/6. te- niendo en cuenta que la proporción de concentraciones de la SN ha de ser igual a la pro- porción entre los volúmenes de riego e inyección. Este sistema requiere un buen diseño hidráulico y cuando se mueven grandes volúmenes de caudal instantáneo hay que trabajar en bypass por lo que pierde algunas de sus cualidades como es la de lograr buenos ajustes del valor de pH y la rapidez de respuesta en el ajuste de los parámetros de la SN. estratégicamente situada. entonces habrá que inyectar la SN a un caudal de 150 L.h-1 (30. Equipo de fertirrigación con anterioridad (5.5/6.000 L. El otro sistema consiste en disponer un depó- sito independiente con ácido. y que debe de ser el calculado con Foto 19. sistemas de agitación. para la neutralización de los bicarbona- tos. Por ejemplo. electroválvulas. hay dos formas de actuar.33 . es el de inyección directa de la SN a la tubería de la red de riego bajo presión.

con ajuste manual del caudal de inyección Foto 21. Cuando se concentra la SN es necesario separar unos fertilizantes de otros para evitar la formación de precipitados de sales de muy baja solubilidad. controladas automáticamente por medición de la CE y con controlador independiente para el pH.N.34 .Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Foto 20.N. con bomba de cuatro cabezales de inyección y ajuste manual Para sistemas de fertirrigación en cultivos sin suelo el sistema que está estandarizado en la zona que nos ocupa es el de soluciones nutritivas concentradas. Aplicación de la S. A  plicación de la S. Por ejemplo si se mezcla a ciertas concentraciones nitrato cálcico y sulfato potásico aparecerá un precipitado de sulfato cálcico (yeso) que tiene una P. inyectadas directamente a la red de riego con inyectores basados en el efecto venturi.

en tiempo real.Foto 22. se necesitarán dos depósitos por cada SN que se prepare. Una de las fuentes de obstrucción de los goteros son los restos insolubles que pue- den acompañar a los abonos comerciales. El control de estos restos insolubles es imprescindible para un buen mantenimiento de la instalación. y economía. como mínimo.L -1. complejos de micronutrientes y otros produc- tos que se aplican a través del riego localizado. Para realizar la mezcla de fertilizantes se tomará la precaución de que el calcio no esté en el mismo depósito que los sulfatos y/o los fosfatos. solubilidad de unos 2 g. E  squema de cabezal de riego. ir diluyéndola según el valor de CE calculado y programado en el equipo de fertirrigación para obtener la SN inicialmente calculada y preparada.35 . se prepare la SN para cada cultivo. y con un 50% de inyección de cada uno de ellos. Por su sencillez. se- guridad. Para ello es fundamental seguir determinadas pautas de actuación. La primera es la de utilizar la agitación solo P. nosotros preconizamos la preparación de la SN concentrándola “n” veces en dos depósitos desde los cuales. Está muy extendida la práctica de utilizar varios depósitos y disponer en cada uno de ellos un fertilizante a concentración constante y programar distintos porcentajes de in- yección para que. Así que.

P. La otra salida. ocurrir si el filtro del esquema 1 estuviera puesto hacia arriba (girado 180 º). ni durante la inyección de la solución nutritiva puesto que entonces pondremos en suspensión todos los restos inso- lubles que están decantados en el fondo del depósito y éstos podrán pasar al circuito de riego. D  etalles constructivos para depósitos de fertilizantes. Nunca se agitará.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo para la preparación de la SN. Una de ellas. utilizada para la in- yección. que se usará para la limpieza. las im- purezas que contenga salgan fácilmente al exterior y no queden dentro de las tuberías como podría Esquema 1. Finalmente hay que cercio- rarse de que el filtro que se pone en la salida hacia la inyección esté correctamente instalado de forma que cuando se manipule para la limpieza. estará situada en el fondo del depósito. La segunda es la de disponer de dos salidas independientes en el depósito.36 . ni antes. se ubicará unos centímetros por encima del fondo del depósito para evitar la succión de elementos insolubles.

Si la capacidad fuera menor de este valor.37 . además de estar permanentemente abiertas las electroválvulas.500 L. una CE de 2.6 dS. Dentro del tubo hay una pieza libre que al paso P. del volumen de agua a tratar y de la capacidad de inyección del venturi. un pH de 5. Se ajusta el venturi a un valor de inyección predeterminado y se incorpora ácido nítrico en la mitad de agua que quepa en el depósito destinado para el ácido. se obtendrá la SN prevista.5 y una proporción de inyección para cada depósito del 50 %. mitad del tiempo electroválvula de inyección abierta.h-1 de capacidad de inyección.h-1 de tal forma que en un ciclo de apertura-cierre la distribución del tiempo fuera del 50%. la concentración a la que se ha de poner el ácido solo puede ser resuelta a pie de parcela puesto que la misma dependerá del contenido de bi- carbonatos del agua. Recordemos que en el ciclo de inyección lo mejor es que el tiempo de apertura y el tiempo de cierre de la electrovál- vula sean iguales. No es conve- niente que los venturis tengan mucha mayor capacidad de inyección de lo necesario. si el venturi tuviera una capacidad de inyección de 150 L. Para el ejemplo que se está manejando. Esto permite atender otras necesidades puntuales de mayor demanda de conductividad. El esquema 2 muestra en su totalidad todos los datos del ejemplo que se está siguien- do. Se han separado los fertilizantes en dos tanques para que no haya problemas de preci- pitación entre el calcio y/o los sulfatos y fosfatos. Cuando el sector de riego de mayor caudal instantáneo esté ajustando el valor del pH se comprueba la relación entre el tiempo de apertura y el tiempo de cierre de la electroválvula de inyección de ácido y se diluye o concentra el ácido hasta que esta relación se aproxime al valor 1. Para realizar los ajustes de inyección de los venturis pueden intercalarse en la aspiración de los mismos rotámetros o caudalímetros. lo que ocurriría es que en un ciclo de apertura-cierre se estaría inyectando SN el 10% del tiempo y la electroválvula de inyección estaría un 90% del tiempo cerrada. con caudal todo o nada. y si la hacen antes de que la mezcla esté homogeneizada no medirán los valores adecuados. Cuando parte del ácido (generalmente el nítrico) está en un depósito independiente para que el pH sea gobernado por un controlador. Es fácil imaginar que en esta situación la mezcla de la SN madre con el agua de riego necesita más tiempo para su homogenización antes de que las sondas de CE y pH realicen la lectura.000 L. Para el supuesto que se ha manejado anteriormente del sector de riego con un caudal instantáneo de 30. Este es un instrumento de medida basado en el principio de Arquímedes y consta de una tubería transparente que se pone en posición verti- cal y perfectamente aplomada. Por tanteo se puede averiguar rápidamente la concentración del ácido. Si se programa el equipo de fertirrigación con los valores mostrados. mitad del tiempo electroválvula de inyección cerrada.h-1 las electroválvulas de los fertilizan- tes estarían constantemente abiertas. se comprobaría que no se conseguiría el valor de la CE demandada. Para los sistemas que controlan la CE actuando sobre electro- válvulas. lo aconsejable es que el caudal de los venturis se ajuste al doble de la necesidad del sector de mayor caudal. si se tuviera un venturi con 1. de sección troncocónica e intercalada en la tubería por la que pasa el fluido cuyo caudal se quiere conocer. La capacidad de inyección de los venturis debe de estar convenientemente ajustada.m-1.h-1. Para el caso que nos ocupa los venturis deberían de tener una capacidad de inyección de 300 L. es decir.

el caudal de paso aumenta.38 .Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Foto 22. hasta que se llega a un punto de equili- brio en que se iguala el empuje hacia arriba y el peso de la pieza flotante. Si lo que en realidad se quiere inyectar es 200 L. por lo comen- tado anteriormente.h-1 (200/1. de tal forma que cuando en un rotámetro se está leyendo 200. no su volumen. que equivale a 200 L. No obstante. lo que mide en realidad el caudalímetro es la masa de líquido que fluye. D  etalle de caudalímetros colocados en la aspiración de los venturis en un equipo de fertirrigación del fluido es empujada hacia arriba. si se instala. si en el caudalímetro se lee 200 habrá que interpretarlo como que se están inyectando 154 L. el caudalímetro es un elemento prescindible. es muy importante saber que. desde el punto de vista de su capacidad.h-1. Si para una instalación de fertirriego se han elegido adecuadamente los venturis. En este momento se indica el caudal que fluye por la tubería. este valor son 200 kg. Por ejemplo para un fertilizante líquido altamente concentrado de densidad 1. Si la densidad es distinta de 1 habrá que realizar las oportunas correccio- nes. entonces habrá que ajustar el caudalímetro a 260 kg.h-1. Conforme esta pieza sube.h-1.3. de aquí la forma troncocónica del tubo transparente. P.h-1 sólo si el líquido que pasa es agua o cualquier otro que tenga densidad 1.3).

39 . sobre todo.) sobre una plataforma ligeramente inclinada para poder Foto 23. la arcilla expandida. Punto de muestreo de las S. o comer- cializadoras. Para la obtención de las muestras de la SN de raíz debe de se- guirse un estricto protocolo puesto que los datos pueden ser muy variables en función de la altura a la que se encuentra en el sustrato la muestra obtenida. de lana de roca y fibra de coco solían recomendar realizar el seguimiento de la fertirrigación muestreando la SN de la raíz. contenedores. Conviene tomar varias submuestras de distintas tablas y promediar los datos obtenidos. El control de la fertirrigación se hace a través del muestreo en puntos representativos del cultivo. El uso de un modo u otro estará en función. la hora a la que se muestrea y el tiempo transcurrido desde el último riego. Hay sustratos en los que es muy difícil encontrar agua libre de fácil extracción tales como la arena. El muestreo de la SN de raíz no puede ser aplicado en todos los sistemas de cultivo sin suelo.9. Manejo y control de la fertirrigación. con una jeringa con la que se succiona directamente desde la tabla de cultivo. La medición del pH y la CE puede hacerse directamente sobre la muestra obtenida o diluirse a un valor conocido. Las soluciones nutritivas que normalmente se muestrean en los cultivo sin suelo son la que rodean al sistema radicular o la de drenaje. Para estos casos el método recomendado es el muestreo de la SN drenada. En fibra de coco se toman porciones de sustrato de distintos sacos y se exprime para obtener la SN.N. etc. de gotero y de drenaje P. cubos. la distancia al gotero. de las referencias que se tengan para la interpretación de los resultados. en lana de roca. Para obtener las muestras se ponen varias unidades de culti- vo (sacos. Para la medición de la CE y del pH la muestra de la SN que rodea a la raíz se toma. Las empresas fabricantes. etc. la perlita. La interpretación de los datos obtenidos se hará de acuerdo con la metodología seguida.

multiplicada por 6 sin son estos el número de goteros que se muestrean. el drenaje es del 25.00 33.0 2.00 16. Cuando se muestrean 6 goteros se puede prescindir de hacer cálculos aplicando la siguiente regla nemotécnica: • Si en el drenaje hay la mitad de agua que en el gotero.0 2.0 2.2 3.4 3.5 2. No obstante.33 % • Si en el drenaje hay la misma agua que en el gotero. el drenaje es del 41.5 veces más de agua que en el gotero.0 7. si se hace en tamaño folio. El porcentaje de drenaje se calcula dividiendo el agua del drenaje entre el agua del gotero.3 6 5. el drenaje es del 33.9 2. se cuantifica el agua del gotero y la del drenaje.1 2.3 3.3 6. Las bondades de este sistema están relacionadas con su facilidad de obtención y operatividad y la homogeneidad de las muestras.4 2.3 % porque en este entorno se encuentran la mayoría de las situaciones de manejo de la fertirrigación.0 7. Normalmente se muestrean dos sacos de cultivo que suelen equivaler a 6 goteros.66 % • Si en el drenaje hay 1.50 25.2 3.2 2.7 4.75 25.5 7.5 7.1 3. y multiplicando este resultado por 100 para obtener el %.25 8.1 2. Con este sistema se pierde algo de representatividad salvo que se pusiera un elevado número de puntos de muestreo con lo que se perdería operatividad.2 3.75 18. En este mismo punto se muestrea un gotero.5 7.6 4 6.2 3.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo recoger el agua drenada.0 7. Esta planilla.0 5 6. Todos los días se mide la CE y el pH del drenaje y del gotero.00 26.00 % • Si en el drenaje hay el doble de agua que en el gotero.8 Viento 8 6.6 3.66 % • Si en el drenaje hay el triple de agua que en el gotero. el drenaje es del 8.4 1.2 2.00 33.4 3. Cuadro 4.6 P. El muestreo del drenaje se ha ido imponiendo como el más práctico y actualmente es casi el único utilizado.3 3 6.4 2.0 2. Planilla para el control de la fertirrigación Cultivo__________________Variedad__________________ Mes_________ Gotero Drenaje % drenaje Observaciones Día pH CE Agua(L) pH CE Agua(L) 1 5.00 % Se han resaltado en negrita los drenajes del 16.5 7. el drenaje es del 50.2 3. el drenaje es del 16.1 3.5 7.40 .2 3.9 2. La fotografía 23 muestra un punto de muestreo para recoger el drenaje de un cul- tivo en perlita.5 4. es recomendable muestrear un mayor número de unidades de cultivo y analizar las posibles diferencias entre unas y otras.5 veces más de agua que en el gotero.0 2 6.3 3.6 %.33 % • Si en el drenaje hay 2. 25 % y 33.9 2. se calcula el por- centaje de drenaje y se anotan los datos en una planilla como la mostrada en el cuadro 4. puede albergar los datos de un mes.3 7 5. y para situaciones problemáticas que requieran un diagnóstico preciso.6 5.

la CE en drenaje sea inferior a la CE de la SN aportada. Por ejemplo. La explicación a esta variación en el valor de pH viene dada por la reversibilidad de la reacción de neutralización.5 unidades de pH por encima del valor programado. y un porcentaje de drenaje del 25 %. aunque muy débil. para una si- tuación concreta se fija como objetivo un valor de CE en drenaje de 3.0 dS. con porcentajes importantes de contenido en azúcares. y con suficiente anticipación.h-1). cuando se recolectan frutos en su maduración fisiológica. En general tiende a estar por encima de 7. La alcalinización del medio se produce porque en fases vegetativas predomina la absorción de aniones frente a cationes y también por la alta actividad metabólica del sistema radicular que aporta dióxido de carbono al medio. acentuándose esta tendencia conforme más azúcar tiene los frutos. La CE de la SN de gotero no debería de variar en ± 2 décimas del valor programado y el pH es normal que esté unas 0. Sólo si durante un periodo de tiempo (3 ó 4 días) los valores medidos en drenaje no se mantienen estables en los márgenes de la tolerancia asumida se ajustarán los parámetros de entrada para corregir dicha desviación. si no se controla dicha acidificación. puede reaccionar con el OH-. La acidificación del medio se explica porque en épocas de maduración hay un predominio de absorción de cationes frente a aniones. es suficiente para que se produzca algo de bicarbonato que origine este ligero incremento en la muestra de la SN recogida en el gotero. Con aguas de buena calidad. en la fase vegetativa de variedades muy vigorosas. el valor del pH tiende a tomar valores en el entorno de 8. al destruir el bicarbonato. cuando se está produciendo mucha materia seca. procedente de la disociación de la molécula del agua que. Por el contrario.7 dS. Esta tendencia llega a ser tan acusada que puede producir muerte de plantas. Mientras los valores medidos estén dentro de los márgenes prede- terminados no se actúa sobre los parámetros de manejo del fertirriego. con una tolerancia entre 3. por debajo de 1. en periodos productivos. Es muy probable incluso que. el valor del pH del me- dio tiende a acidificarse. y si no se quiere vigorizar en exceso el cultivo. En estas situaciones.5 dS. con una tolerancia entre el 20 y el 30 %. o más frutos maduran a la vez. El agua recogida en el gotero debe de ser aproximadamente igual al número de riegos que se hayan dado en el día multiplicado por los minutos de cada riego y por el caudal instantáneo del gotero (50 mL por minuto para el gotero de 3 L.m-1. Para esta situación. El valor del pH de la SN de drenaje puede tomar distintos valores según las circuns- tancias de cultivo. hay que quitar los ácidos de la SN. es fácil mantener conducti- vidades eléctricas en el drenaje en valores que no originen problemas en los cultivos por acumulación salina. La primera valoración que hay que hacer con los datos medidos y anotados es com- probar que el equipo de fertirrigación está funcionando correctamente.m-1.41 . La toma de decisiones respecto al manejo de la fertirrigación se hace a la vista de los datos de la CE de la SN de drenaje y del porcentaje de drenaje. por ejemplo en el cultivo de melón.3 y 3.m-1. En periodos de crecimiento y desarrollo muy activo. se puede salinizar un poco la SN estándar sus- P. El CO2 formado.

Del agua de riego se hará un análisis siempre que se modifique sustancialmente su calidad. Cuando se tiene suficiente experiencia del entorno y de las circunstancias locales no suele haber necesidad de realizar más de uno o dos análisis por cultivo. Las muestras para analizar se recogerán de los puntos de muestreo ya establecidos. Variaciones en el valor de la conductividad eléctrica mayores de 3 décimas deben de considerarse en esta situación. fundamentalmente cloro y sodio. deben de ser mas que suficientes. magnesio. Se debe de analizar la SN aportada y la SN de drenaje. La frecuencia. Si por circunstancias de economía solo se pudiera hacer un análisis. Asegurarse de lo que se está aportando es más importante que analizar el drenaje sin tener la seguridad de cuales son los aportes reales que se están produciendo. Se anotará en la planilla tal circunstancia para. que con altas conductividades en el drenaje habrá suficiente nutrición para el cultivo puesto que esa conductividad puede estar aportada.). En muchas situaciones en las que solo se hace análisis de drenaje se ha comprobado que los datos obtenidos están muy lejos de lo esperado y en ese momento vienen las dudas de si el equipo de fertirriego estará funcionando correc- tamente y entonces se decide realizar el análisis que en su momento se trató de ahorrar. etc. casi en exclusiva. un análisis mensual. P.m-1 de conductividad son de difícil manejo en sistemas de cultivo sin suelo y. sulfatos. salvo en fases generativas y épocas frías. hay que tener cuidado.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo tituyendo parte del nitrato potásico por sulfato y/o cloruro potásico. Estas aguas permiten trabajar con porcentajes de drenaje en el entorno del 10-20 %. siempre se hará de la SN aportada. cloro.0 dS. y en general siempre. En general.42 . y no dar por hecho. En estas situaciones especialmente. a posteriori. Aguas con más de 3 dS. com- probar los parámetros de CE y pH que se miden en la finca con los del laboratorio. Con estas aguas es difícil de trabajar con drenajes por debajo del 30 %. Con estas aguas de riego pueden ser utilizadas soluciones nutritivas estandarizadas sin mayores problemas y manejar porcentajes de drenaje en el entorno del 20-30 %. Aprovechando este exceso de riego es posible minorizar las concentraciones de la SN estándar para evitar que los elementos nutritivos aportados con los fertilizantes contribuyan al aumento de la conductividad de la SN de drenaje. o tres o cuatro muestreos realizados en periodos críticos. como por ejemplo en tomates tipo cereza o RAF.m-1 normalmente el agua de riego tendrá más sulfato y magnesio de lo que la planta demanda y también estos iones contribuirán al aumento de la CE del drenaje. Por encima de 2 dS. salvo situaciones muy específicas. o el número de aná- lisis que se realicen dependerá de la experiencia individual que se tenga y el conocimiento de la zona. Para realizar un control pormenorizado y un diagnóstico completo del proceso de la nutrición es necesario muestrear las distintas soluciones nutritivas que intervienen en el proceso y analizar la composición iónica de las mismas. y para situaciones novedosas. Conforme la CE del agua de riego empieza a sobrepasar el valor de 1.m-1 habrá iones que se acumularán en el drenaje. se desaconseja su utilización. por iones poco o nada nutri- tivos (sodio.

Detalle de bandeja y gotero de referencia Para interpretar correctamente los datos aportados por el análisis de la SN de drenaje se ha de tener en cuenta que en un sistema cerrado. • Si la concentración de un ión en el drenaje disminuye es porque la concentración de extracción. que se encuentren en el entorno de la concentración de aporte. pero si la concentración de entrada es menor que la de absorción. Esto pasará para ambas situaciones. es menor que la concentración de aporte. entonces con menor porcentaje de drenaje menor será la concentración en la SN de drenaje.43 . No obstante. la correc- ta interpretación del estado de la concentración en la SN de drenaje de los iones que son aportados con los fertilizantes será. realizada por el cultivo. P. La cuantificación exacta de estas variaciones está ligada a los porcentajes de drena- je. Esto ocurre sobre todo para los iones fosfato. dentro de unos márgenes de ± el 25 %. las concentraciones de algunos de ellos esta muy ligada al valor del pH de la solución. Para los dos casos. se cumple el axioma siguiente: • Si la concentración de un ión en el drenaje aumenta es porque la concentración de extracción. como es el de los cultivos sin suelo. cuanto menores sean los por- centajes de drenaje más diferencia habrá entre las concentraciones iónicas de aporte y dre- naje. Esto se cumple muy linealmente para la mayoría de los iones. Foto 24. realizada por el cultivo. por lo que se tendrá un especial cuidado al diagnosticar la adecuación de los mismos. Y viceversa. mas cerca estarán las concentraciones iónicas de aporte y de drenaje. porque se da por hecho que con menos drenaje siempre hay acumulación en el drenaje. Salvo estos iones. cuanto mayor sean los porcentajes de drenaje. es mayor que la concentración de aporte. bicarbonato y manganeso.

Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo

P.44

PARTE II
Resumen de experiencias de Fertirrigación en la Finca Experimental
La Nacla durante el periodo 2000 al 2009

1. Introducción.

Como continuación a los trabajos desarrollados en la década pasada sobre cultivos sin
suelo, relacionados fundamentalmente con los sustratos y contenedores y algunas técnicas
culturales relacionadas con este tipo de producción, se inició, junto con el nuevo milenio,
una serie de trabajos encaminados a mejorar la técnica de la fertirrigación, sobre todo en
aquello que concierne a la nutrición. Se trataba de dar respuesta a preguntas básicas tales
como:

• En el binomio productivo agua-nutrientes que se refiere a la práctica de la fertirri-
gación. ¿Cuál de las partes es más determinante en la producción?
• ¿Están adecuadamente equilibradas las soluciones nutritivas que se emplean para los
cultivos sin suelo en las zonas productoras hortícolas de la costa oriental andaluza?
• ¿Hasta que límites pueden minorizarse las cantidades de fertilizantes aportadas
sin que ello suponga pérdidas de producción ni de calidad?

Foto 25. Instalaciones de La Nacla (Motril) en las que se realizaron los
ensayos

P.45

Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo

Steiner (1976, 1980) ya demostró la capacidad de las plantas para adaptarse a muy
diferentes formas de riego y abonado, explicando de esta forma, porqué los resultados de
muchos agricultores eran similares aunque sus manejos fueran muy diferentes. En esta
misma línea están los trabajos de Sonneveld y Voogt (1981, 1985) donde los rendimientos
y la calidad son iguales para disoluciones nutritivas diferentes.

El manejo de la fertirrigación en los cultivos sin suelo de la zona de invernade-
ros del sudeste español ha sufrido pocas variaciones desde que al principio de los años
ochenta los técnicos holandeses representantes de diferentes casas comerciales nos in-
formaran de cómo se hacían las cosas en su país. En principio hemos de considerar que
dadas sus estructuras de invernadero y sus técnicas de control climático sus condicio-
nes de cultivo son muy diferentes a las nuestras. Sus cultivos no tienen porque sufrir
temperaturas bajas como nosotros en invierno, ni altas como nosotros en primavera.
Y lo mismo podríamos decir de la humedad, de la luz, etc. Debido a estas diferencias
es posible que los manejos de la fertirrigación propuestos para el Norte de Europa no
sean los idóneos para esta zona. De hecho en los últimos años se observa como, técni-
cos y agricultores avanzados, se plantean soluciones nutritivas y drenajes diferentes a
los considerados normales.

Es el objetivo de estos ensayos el comprobar la necesidad de modificar el manejo de la
fertirrigación y de que manera. Básicamente se ha trabajado sobre dos conceptos. A partir
de una SN estándar ver las respuestas de los cultivos cuando se minorizan las concentracio-
nes y por otro lado como responden los cultivos a la modificación de los equilibrios entre
los nutrientes y a variaciones temporales de los porcentajes de drenaje.

2. Materiales y métodos.

Los trabajos experimentales se realizaron, entre el año 2000 y el año 2009, en las
instalaciones que la Caja Rural de Granada posee en su Finca experimental “La Nacla”
en el término municipal de Motril (Granada). Los invernaderos son de estructura en
raspa y amagado orientada en dirección E-O, construidos in situ con tubo galvanizado
y cubierta con plástico tricapa blanco. El invernadero está formado por tres capillas
simétricas de 6 m de anchura cada una y con una superficie total de 700 m 2 (19x37)
con una altura en banda de 4 m y en la raspa de 5,5 m. El ángulo de la pendiente de
la cubierta es de 27º y posee ventilación automática, abatible en el techo y enrollable
en las bandas laterales.

El agua de riego empleada en los ensayos es la suministrada a la finca prove-
niente del rio Guadalfeo con una calidad ligeramente variable en el tiempo y con los
siguientes valores analíticos medios (Por omisión, las unidades empleadas en esta

P.46

Mensual- mente se realizaban análisis químico de los iones presentes en la SN aportada (de gotero o fertirriego) y en la SN de drenaje.9 0. en el resto se realizaron cuatro tratamientos diferentes con tres repeticiones por tratamiento. En las tablas hemos marcado en negrita los datos que nos han parecido más relevantes. tanto analíticos como de producción. se muestra una tabla con los datos del manejo de la fertirrigación y que comprende el volumen de agua aportado durante todo el ensayo (L∙m2). se realizaron en sustrato de perlita de granulometría 0. Se presenta en sacos de 40 L de capacidad y es usada comúnmente por los agricultores de la zona. microtubo y gotero anti- drenante de 3 L. muestra diferencias significativas a nivel estadístico entre dichos datos. Durante el desarrollo de los cultivos se hacían mediciones diarias de los volúmenes de agua aportada y drenada.1 2. En todos los ensayos. Se trabajó con el diseño experimental denominado “bloques completos al azar”.6 1.h-1 de caudal nominal. P.publicación son dS∙m-1 para la conductividad eléctrica y mmol∙L -1 para las concen- traciones iónicas): CE pH Ca++ Mg++ Na+ CO3H ‾ SO4= Cl ‾ Agua de riego 0.0 Todos los ensayos. salvo el de dotaciones de riego que se hizo en fibra de coco. La aplicación de las soluciones nutritivas se realizaba con control automático de la CE y del pH y las frecuencias de riego estaban gobernadas por bandeja de demanda o control manual. dos de los cuales son usados como efecto borde. En cada saco de perlita se colocan 3 unidades de goteo formadas por piqueta.47 .8 3. y los valores medios del porcentaje de drenaje y la conductividad eléctrica de las soluciones nutritivas de fertirriego y de drenaje.7 8.0 1. Otras tablas muestran los datos analíticos medios de las soluciones nutritivas de fertirriego y drenaje muestreadas mensualmente y finalmente aparece otra tabla con los datos de producción y calidad de los distintos tratamientos.1 2. La diferencia de letra que acompaña a algunos de los datos de los resultados de los ensayos. Excepto en el ensayo que denominamos “Fertirrigación del pimiento en cultivo sin suelo”.5-5 mm denominada comercialmen- te como B12. Los sacos están colocados sobre el terreno en líneas separadas a 2 metros quedando un marco de 1 saco por cada 3 m2 de superficie de cultivo. En los tratamientos testigo de los distintos ensayos la fertirrigación se hizo según la experiencia de los autores basada en las recomendaciones de Sonneveld y Voogt (1981) y Martinez y García (1993). Cada repetición estaba constituida por una línea de cultivo y cada uni- dad experimental por once sacos de cultivo. excepto en el de frecuencia y tiempo de riego. se calculaban los porcentajes de dre- naje y se media la CE y el pH de las soluciones nutritivas de gotero y de drenaje.

El resto de los ensayos están centrados fundamentalmente en la fertirrigación. P. que los contenedores tenían 10 L de sustrato por gotero y los sacos de cultivo 13..Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo 3.8 L para los contenedores y de 19. En la tabla 1 se muestran los datos obtenidos de producción y fertirriego.3 L de sustrato por gotero. Los porcentajes de agotamiento se calcularon aplicando la metodología descrita en la primera parte de esta publicación para una Capa- cidad de Contenedor estimada en 9.33 plantas por m 2 finalizando el cultivo el 10 de febrero y el tomate tipo cereza.Frecuencia y tiempo de riego Se trabajó sobre sustrato de fibra de coco en contenedores de 20 L de capacidad y sacos de cultivo de 40 L.66 plantas por m 2 finalizando el cultivo el 15 de julio del siguiente año. Los tratamientos realizados en am- bos sistemas (contenedores y sacos) y en los dos cultivos fueron: A) Testigo. Disposición de los sacos en el terreno Al cultivo de pepino/otoño se le aportaron 138 L·m-2 y al de tomate/primavera 292 L·m-2. El pepino se hizo en siembra directa realizada el 19/09 a una densidad de 1. El riego estaba gober- nado por una bandeja de demanda y cada vez que ésta emitía una señal se daba una dotación de 7 minutos de riego. se trasplantó el 20 de febrero a una densidad de 2. por lo tanto. proce- diéndose a realizar un arranque manual del sistema de riego con una dotación de 28 minutos. Para una consulta completa de los ensayos el apéndice 1 contempla la referen- cia del nombre. Foto 26. variedad Josefina. B) En este tratamiento las parcelas eran regadas cuando en las parcelas testi- go se habían acumulado 4 riegos. Descripción de los ensayos.48 . Había 2 goteros de 3 L·h-1 de caudal en los contenedores y 3 en los sacos de cultivo resultando. autores y congreso o evento en el que se presentó. Sobre manejo de riego solo se realizó el ensayo de frecuencia y tiempo de riego en cultivos en coco.1. es decir sobre el manejo de la nutrición y el manejo del riego a través de la actuación sobre los porcentajes de drenaje.6 L para los sacos de cultivo. 3.

93 6.9 25. Para el caso del tomate puesto en esta misma situación.00 18.1.37 2. Pepino otoño Tomate primavera Saco Contenedor Saco Contenedor riego 7’ riego 28’ riego 7’ riego 28’ riego 7’ riego 28’ riego 7’ riego 28’ Producción Kg·m-2 11.9 9.90 16.30 21.9 29.8 5. Tabla.88 4. el agotamiento fue del 21. La entrada en producción se produjo el 20 de diciembre y la finalización del cultivo a mediados de junio del año siguiente.67 CE drenaje dS·m -1 3. CE de drenaje y porcentajes de drenaje y agotamiento.1 11.6 %.85 6.2 El análisis estadístico realizado sobre las producciones deja constancia de que para el pepino de otoño sobre contenedor de 20 L y riego de 28’.82 6.8 30. que produjo un agotamiento del agua disponible del 18.38 3. Los trata- mientos planteados fueron los siguientes: Foto 27.75 4.6 34. Datos de producción.6 3.8 % Agotamiento 3.43 % Drenaje 34.0 24.49 .2 % y no se perdió producción.71 4.0 10. hay una pérdida de producción significativa. Fertirrigación del tomate en cultivo sin suelo Se cultivó tomate de rama variedad Pitenza.1 5. La plantación se hizo con cepellones de perlita y vermiculita al 50% que se trasplantaron el 25 de septiembre con una densidad de plantación de 2 plantas por metro cuadrado.2.8 27.82 4.50 14.49 3.72 6. Cultivo de tomate de rama variedad Pitenza P. 3.8 25.

C) Igual que el testigo hasta 20 días antes del inicio de la recolección (20 de diciem- bre). A partir del 1 de marzo se volvió a realizar el mismo tratamiento que en el testigo. se intentó que hubiera el porcentaje de drenaje más cercano al 0 % que fuera posible llegán- dose a conseguir una media del 5 % de drenaje. Desde este día y hasta el 1 de marzo. B) Mitad de abono que el testigo y el mismo aporte de agua. A partir del 1 de marzo. se bajó el abono a la mitad. 3.50 . como en el tratamiento B. Cultivo de Pepino almeria. Detalle desarrollo raices en la bolsa de sustrato. después de pasar la época más fría.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo A) Testigo. Los datos del ensayo son mostrados en las tablas 2. se aumentó el abono 1. época que se considera fría.5 veces más que en el testigo. P. 4 y 5. Foto 28. En realidad solo se con- siguió rebajar en un 35 % la aportación de abono. época que se considera fría. D) Igual que el testigo hasta 20 días antes del inicio de la recolección (20 de diciem- bre). Desde este día y hasta el 1 de marzo.

12b magnesio 4.4b 3.78 b 5.74 magnesio 2.67 4.37 1.70b 9.4 ab Producción 2ª (kg.33 ab 9.76 calcio 3.87 9.75 2.14b 3.m ) -2 15.51a 2.44 a 2.44 2.72 7.40 sodio 3.0ab 22.64c 12.92b 2.39a calcio 6. Datos analíticos de los drenajes en tomate según análisis mensuales Fase 1 Fase 2 Tratamientos A B C D A B C D potasio 5.75a 6.31a 0.46 pH 5.85 1. Tabla 2.8a 8.m-2) 2.69a 2.59 b 1.8b 24. Lo mismo se puede comentar para P.6ab 18.97 3.72 2.09b 7.68a 9.47a 6.5a 17.78c 23.95 6.28b 7.2a 30.43b Tabla 5.53 1.94 2.72 a 8.82 b Producción comercial (kg.7 a 22.83 2.72 nitratos 15.5 10.46 2.12 b 2.06a 2.26b 2.5 190.8 fosfato 2.37 1.10 1.81b 9.25 3.5 15.81b 9.17 3.08a sulfato 2.86b 12.5 326 326 326 326 CE riego 2.84a 1.79ab 4.79b 7.94 2.36 2.00 2.16a 4.36 2.52 5.16a 1.46 2. básicamente debido al problema de la mala coloración del tomate.4a 31.72b % Drenaje 24. que presenta una pro- ducción de primera inferior al resto.95 6.9a 7.38b 6.43 ab ºBrix 4.45b nitratos 17.54a 6.59b 8.5c 27.04ab 7.90d 9.63b 9.51 .8 15.8a 8.83b 8.5 221.4a 9.m -2) 17. por los extremadamente bajos valores de potasio en drenaje.78 2.74b 2.90b 13.40a 9.1a 28.36 3.95b 7.21b pH 6.12 1.1b 15.39a 5.57b 4. Datos de producción y calidad Tratamientos A B C D Producción 1ª (kg.27b 8.56 ab Los datos de la tabla 5 muestran que la producciones han sido muy similares en todos los tratamientos.97 4.85 1.99a 1.89b 1.58 5. Datos analíticos de las soluciones nutritivas en tomate según análisis mensuales Fase 1 Fase 2 Tratamientos A B C D A B C D potasio 7.95b 5.15b 12.75 1.36 3.87 5.0a 33.60c 4.83 1.96a 7.85b 7.9b 16.58 6.2 ab 16. consecuencia del poco potasio aportado en la nutrición (tablas 3 y 4).66 2.1 a 13.34 4.93a 2.33 3.10c 3.58b 7.46 1.29b 5.25 Tabla 4.77a 5.55a sodio 7.34b 4.21b 37.0 9.37a 7.41 2.48 6.98c 6.53 2.55 cloruro 3.67 3.4a 8.02a 0.67b 5.86 a 4.67 2.75 1.87 CE drenaje 4.39 1.48 2.88a 3.m -2 23.06 2.55a 6.4ab 19. si exceptuamos la producción del tratamiento B.83 a % Frutos podridos a los 28 días 8.33b 1.44a 2.78 1.30c 4.4 a 14.5 15.18 b 4. Datos de fertirriego obtenidos de las mediciones diarias.26 4.7 b Número de ramilletes.67 3.51b cloruro 8.3a Tabla 3.77 sulfato 1.27c 5.38b 6.44 15.33 6.00 1.17 5.9a 30.7a 25.0 18.46 2.34 3.57 5.5 221.49 1.95 2.67 3.27b 2.29a 2.06a 3.3a fosfato 2.49 1.6 ab Peso medio del ramillete (g) 650 ab 661 a 632 b 645 ab Acidez 8.58 5.3a 25. Fase 1 Fase 2 Tratamientos A B C D A B C D Aporte agua (L) 221.

Sin embargo no se produjeron problemas de ningún tipo debido a los bajos valores de dichos elementos. También son destacables las producciones obtenidas por el tratamiento C. con ventilación cenital y lateral. Manchas en frutos de Tomate “Blotchy Rippening” P. con un ahorro interesante de agua y abono. Esto supuso un aumento de las concentraciones del cloro y el sodio en el drenaje pero que no afectó a la producción. El 21 de diciembre se trasplantaron cepe- llones de turba con la variedad de tomate Salvador a una densidad de 2 plantas por m2. La analítica del agua de riego utilizada en el ensayo fue la siguiente: Foto 29. 3.52 .3.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo este tratamiento B sobre los valores de nitrógeno y fósforo (tablas 3 y 4). en la zona productora hortícola del sur de la Comunidad Autónoma de Murcia. Fertirrigación de tomates con aguas de baja calidad Este ensayo es el único que se realizó fuera de la estación experimental de La Nacla en un invernadero frío. debido al poco porcentaje de drenaje empleado en la época de invierno. incluso se puede observar como este tratamiento tuvo una producción comercial superior o igual al resto.

D) La solución nutritiva igual que en el testigo pero el riego con un menor porcentaje de agua de drenaje. B) Mitad de abono que el testigo y el mismo aporte de agua. 8 y 9. P.70 5.62 3.13 3.5 dS∙m-1 por encima del testigo. Los datos del ensayo son mostrados en las tablas 6. desde este momento y hasta final del cultivo igual que B.77 7.96 5. Los tratamientos planteados fueron los siguientes: A) Testigo. C) Desde la plantación hasta poco antes del inicio de la recolección igual que el tes- tigo.86 7.Foto 30.53 . tratando de conseguir una CE en el drenaje que estuviera entre 0.L -1 de cloruro sódico en todos los tratamientos.01 5.5 y 1. P  untos de muestreo del ensayo del cultivo de tomate CE pH Ca++ Mg++ Na+ CO3H .39 Para obtener los niveles de concentración salina deseada se añadieron a este agua 10 mmol. 7. SO 4= Cl- Agua de riego 1.

20 4.1a nitratos 12.8b 24.7c CE riego 4.77b 6.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Tabla 6.2b 19.58 5.88 a 1. le puede hacer mas rentable.86 5.7 a 59.44a cloruro 21.9 Resultados de producción y calidad.72 7.49 a Producción Iª calidad (kg.56a 6.57c 0.07 a 7.08 cloruro 14.4bc 32.65a Tabla 7.82 5.53 7.2 309.5b 15.8a pH 7.4 a % frutos M 19.9b 13.21a 14.6a 16.48a 6.39b 4.29b 4. con altos contenidos en la solución de drenaje de cloro y sodio (tabla 8).5a 13.23b 0.6 a 59.6 318. este menor calibre pudo ser debido a la mayor CE que dicho tratamiento mantuvo durante todo el ciclo de cultivo frente al testi- go.40 8.99 CE drenaje 4.32a calcio 5.35 7.1 221.7a 9.5ab 26.09a 4.37 7.13 magnesio 4.2c 38.9 312.52a 5.14 4.72b 6. Fase 1 Fase 2 Tratamientos A B C D A B C D potasio 6.6a 12.1b 22.08c 4.77 a Peso medio frutos (g) 185 ab 189a 190a 173b % frutos GG 24.45 6.56 6.95a 6.38 7.3c 23.65 7.0a 8.02 a 1.50 4.38 a 8.84a magnesio 5.79 a Producción 2ª calidad (kg.40a 3.95 a 9.06a 3.56b 12.9a 22.9ab 16.5b 12.95c 1. Datos analíticos de las soluciones nutritivas de fertirriego según análisis mensuales para cultivo de tomate.22 Tabla.16b 8.36 3.96 5.2a 37.67 6.32b 3.8a nitratos 8.54 . Sin embargo.55c 0.61b 13.8b 23.3 a 10.98a 3.05a Tabla 8.8ab 33.50 6.46 CE 3.43 5.87 sodio 24.72 5.02 7.30 5.86b sulfato 7.91b 7.29a 4.07a 0. y dependiendo de los precios.10 3.89b 4.87 4.m ) -2 8.4b 7.16 3.48a 9.3 a 57.65b 3. con menor porcentaje de GG y mayor de M.1a 14.5 7.6 ab 17.10a 6. dicho tratamiento ahorró un 40% de agua y abono frente al testigo (tabla 6) lo que proba- blemente.1a 16.4a 11.34b 9.2b % frutos G 56.38a 2.06b 4.06b 8.11b 6.73 4.69c 6.90b 5.26a 1.96 a 2.91a 2.9a 25.9a 12.53c 4.3b 16. Hacer notar que este P.22 7.92a 1.5a 25. Tratamientos A B C D Producción comercial (kg.2a 15.8b 14.4a En la tabla 9 podemos observar como todos los tratamientos obtienen unas produc- ciones estadísticamente iguales.08a 6.78c 9.42b 0.8a pH 6.8ab 29.37 4.71c 7. Datos analíticos de las soluciones nutritivas de drenaje según análisis mensuales Fase 1 Fase 2 Tratamientos A B C D A B C D potasio 4.39b 9.9 253.57 4.3ab 41.10 6.30a 2.87 sodio 15.03 5.57 6.6a 22.3 253.9c 21.6 187.2 a 9.62b 8.80a 0.44 4.38 6.22 a 8.71b 5.4 % drenaje 29.52b 3.0bc 29.26a 3.72 6.5b 37.26 4.5b 16.99c 8.44b 4.13a 7.89a sulfato 5.65a 4.33 3.05b 9.0a fosfato 0.1 a 24.35 4.9ab 17.4a 12.50ab 7. Fase 1 Fase 2 Tratamientos A B C D A B C D Aporte agua (L) 258.68a 1.3a 14.23 4.47 5.08 7.69a 0.10c 17.22a 1.36 5.59b 2.m -2) 10.3b 25.57b 7. Datos de fertirriego obtenidos de las mediciones diarias.7a 35.4ab 19.97a 3.0a fosfato 2. Solo en el tratamiento D se presentan calibres diferentes al resto.01b 5.1a 16.50 6.82 4.41a calcio 5.97 3.47 5.m-2) 1.80 4.

Este dato suele confundir cuando se hacen interpretaciones de análisis. 3. En este caso el tratamiento B. También es destacable el comportamiento del tratamiento C. detalle del fruto en el tunel superior P. La producción del cultivo finalizó el 25 de febrero. mantiene producciones semejantes tanto de primera como de segunda. Foto 31. fósforo y potasio (tabla 8) iguales o mayores que el testigo en drenaje. Fertirrigación de pepino en cultivo sin suelo Se cultivó pepino de la variedad Albatros realizándose la siembra directa el 21 de septiembre poniendo una semilla por golpe y tres golpes en el saco de perlita resultado una densidad de plantación final de 1 planta por m2. fósforo y potasio (tabla 8). a dife- rencia de lo que sucedió en el ensayo anterior con aguas de buena calidad. pero no debido a una mayor aportación si no a una menor cantidad de riego. a pesar de tener un gasto de abono mucho menor que el testigo. fósforo y potasio (tabla 8).4. con un ahorro intere- sante de abono frente al testigo en la segunda fase. Cultivo de pepino. La explicación de esto puede estar en el hecho de que con aguas de baja calidad siempre se riega en exceso para evitar la acumulación de sales en el drenaje.tratamiento presenta valores de nitrógeno. pero que no disminuyen la producción. lo que se refleja en los datos de las soluciones de drenaje sobre todo en nitrógeno. con lo que la aportación de abonos es mucho mayor. lo que produce unos bajos valores de drenaje en nitrógeno.55 .

07 1.04 1.77 0.12 2. contempla un trata- miento con mitad de abono que en el testigo y otras variantes sobre el manejo de los dre- najes.17 pH 5.6 b 21.35 b 3.48 3.7 82.1 107.68 2.00 5.68 2.91 5.09 CE drenaje diario 2. Los tratamientos fueron: A) Testigo.12 8.04 sodio 2.69 1.5 107.7 128.1 b 39.5 107.49 2. Datos analíticos de las soluciones nutritivas de fertirriego según análisis mensuales en cultivo de pepino Fase 1 Fase 2 Tratamientos A B C D A B C D potasio 5.70 15.11 c 3.60 3.48 1.5 87. al igual que en los dos ensayos anteriores.83 3. 11.95 2.7 CE riego diario 2.73 1. con la mitad de abono que el testigo.68 6.3 fosfato 1.75 a 2.61 b 1.43 5. hasta el final del cultivo.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo El ensayo planteado. hasta el inicio de la recolección.70 0.81 3.00 6.21 2. Fase 1 Fase 2 Tratamientos A B C D A B C D Aporte de agua 82.56 .27 1.56 2.50 b Tabla 11.44 3.74 0.06 6.79 5.78 1.46 6. D) Una fase inicial. Los datos y los resultados del ensayo son mostrados en las tablas 10.6 ab 20.4 a 16. B) La mitad de abono que el testigo.7 a 8.3 9.41 magnesio 2.09 21.3 15. C) Una fase inicial.78 0.44 2.17 3.7 82.64 2. Tabla 10.34 1.46 5.70 4.77 0.03 2.81 0.6 2.93 2.70 cloruro 2.63 0.44 2.20 3.42 1.97 4. con una notable reducción del agua aportada tratando de conseguir la mitad del % de drenaje que en el testigo.45 a 1.62 nitratos 15.41 2.71 8. 12 y 13.82 b 3.48 2.44 2. Datos de fertirriego obtenidos de las mediciones diarias.3 9.95 0.46 P.87 4.85 3. con el doble de agua que el tes- tigo y una segunda fase.7 15.80 0.40 2.64 2. hasta el inicio de la recolección.45 b 1.80 sulfato 0.59 calcio 3. con el doble de abono que el testigo y una segunda fase.46 5.66 2.6 a 20.19 2.1 b 21.70 0.34 2.98 a % drenaje 17.97 2. hasta el final del cultivo.

Tabla 12.74 ab 5.18 b 0.53 a 0.43 a 8.79 ab 9. 3.92 b 4. También destacar el buen comporta- miento en producción de los tratamientos C y D.m-2 12.8 a En este caso el tratamiento B si pre- senta una producción menor que el resto de los tratamientos (tabla 13).52 a nitratos 11.20 a 0.23 b 6.18 b 1. Probablemente.3 a 11.01 a 1.62 b 11.35 b 0.01 a 7.37 b 6.03 a cloruro 6.9 a pH 7. Cultivo de judia P.09 b 8. Fertirrigación de judía en cultivo sin suelo Se cultivó la variedad Maite reali- zando una siembra directa el 15 de octu- bre y poniendo una semilla por golpe y tres Foto 32.5.09 a 1.6 b 2.79 a 1.12 b 7.90 a 1.71 a 1.1 ab 24. Los valores bajos en el drenaje de todos los elementos nutritivos durante todo el cultivo si pa- recen afectar al cultivo de pepino (tabla 12).90 a 0.7 a 14. los resultados no hubiesen sido estos.93 c 6.13 a 0.42 a 1.44 a magnesio 3.36 b 3.0 a 1.88 a 0.1 a 9.77 a 0.63 ab 10.16 c 17. si bien en la primera fase de este tratamien- to se utilizó mas abono que en el testigo.76 a 6.95 a 5. Datos de producción y calidad en cultivo de pepino Tratamientos A B C D Producción comercial kg.21 a 1.79 b 3.48 ab 0.41 b 9.20 a sodio 7.93 a calcio 4.00 c 2. de hecho los valores del tratamiento C son bajos en drenaje en la segunda fase (tabla 12) y no afectaron a la producción.51 ab 9.58 a 3.45 b 4.06 b 23.74 b 3.33 a 1.9 a fosfato 1.37 a 6.3 a 4. si hubiésemos deja- do mitad de concentración solo en la fase productiva.23 b 7.70 a 7. con manejos de riego y de solucio- nes nutritivas muy diferentes a los conven- cionales (tabla 10).78 a sulfato 1.06 a 5.54 ab 0.39 a Tabla 13.69 a 5.28 a 5.82 a 10.76 a 4.43 a 4. Datos analíticos de las soluciones nutritivas de los drenajes según análisis mensuales en cultivo de pepino Fase 1 Fase 2 Tratamientos A B C D A B C D potasio 3.68 b 7.05 b 7.43 b 7.65 a 3.30 a 4.00 a 0.77 b 6.57 .

23 5.47 c 6.74 1.06 3.17 c 31.8 99.0 b 6. entre otros iones.20 3.41 1.92 b 4.24 3.90 b 4.42 5. B) Igual manejo del riego que en el testigo pero con 5 mmol·L -1 de K+ y 7 mmol·L -1 de Ca+ + en la SN.17 3.71 c Tabla 15.2 a nitratos 15.81 b 8.02 3.5 b 8.05 b 14.0 b 23.4 a 3.0 a sodio 3.6 b 9.85 3.31 c 14. 7 mmol·L-1 de K+ y 5 mmol·L-1 de Ca+ +.39 a sulfato 1.2 b 55.10 3. Datos analíticos de las soluciones nutritivas de fertirriego y drenaje según análisis mensuales en cultivo de judía Gotero Drenaje Tratamientos A B C D A B C D potasio 7.08 1.39 2.89 a % drenaje 22.6 a pH 5.58 b 0.09 c 64.85 11.43 c 13.27 b 4.5 a magnesio 2.58 .15 3. 15 y 16. La producción del cultivo finalizó en los últimos días del mes de enero.36 5.9 b 23.8 55.08 c 2.55 2.22 2.76 b 1.86 4. Tabla 14.07 2.9 a 3.90 5.0 CE riego diario 2.49 7. C) Doble cantidad de agua y mitad de abono que en el testigo.67 0.66 6.15 b 5.24 10.84 1.4 9.47 b 2. Los tratamientos fueron los siguientes: A) Testigo.15 5.69 CE drenaje diario 3.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo golpes en el saco de perlita resultado una densidad de plantación final de 2 plantas por m2. Datos de fertirriego diarios en cultivo de judía Tratamientos A B C D Aporte de agua 99.50 d P.8 189.6 a calcio 4.0 28.25 10.50 2.56 1.90 a cloruro 3.40 b 3.7 a fosfato 1.6 18.49 11.85 1.19 22. D) Mitad de agua y doble de abono que en el testigo.10 a 7.0 b 4.14 6.15 b 2.38 b 1.51 c 5.17 3.14 c 0. La SN contenía.74 c 7.93 8.13 c 18. Los datos y los resultados del ensayo son mostrados en las tablas 14.22 c 12.

de alguna forma. Esto. Tabla 16.59 . se diferenciaron los tratamientos de la siguiente forma: Foto 33. obtiene una producción bastante menor (tabla 16). La plantación se realizó el 6 de marzo. Después del cuajado.79 b 1. con altos porcentajes de drenaje las cosas suelen funcionar bien. Y que el tratamiento D.93 a 1.. o lo que es lo mismo. Fertirrigación del melón en cultivo sin suelo Se trasplantaron melones de la variedad Campiño en cepellones de perlita-vermiculita sobre sacos de perlita a una densidad de plantación de 0. Cultivo de melón tipo “Piel de Sapo”.31 c Lo más destacable de este ensayo es el hecho de que el tratamiento C obtiene la mis- ma producción que el testigo con concentraciones muy bajas de todos los elementos nutri- tivos en el drenaje (tabla 15). en el tratamiento C se aplicó el doble de agua que en el testigo y en el tratamiento D la mitad (tabla 14).96 a 1. Frutos proximos a la recolección P. con concentraciones muy altas de todos los elementos nutritivos en el drenaje (tabla 15). Durante el periodo vegetativo el abonado fue el mismo para todo el ensayo.66 plantas por m2. Datos de producción y calidad en cultivo de judía Tratamientos A B C D Producción comercial kg. Como contrapunto. confirma una idea extendida de que es más importante el manejo del riego y no tanto el de las so- luciones nutritivas.m-2 1.6. 3. y cuando los frutos tenían un diámetro medio de 5-7 cm.

41 a 3.7 158.17 a 3.61 a 5.1 7.37 b 4.6 a 11.69 4.0 112.42 12.18 3. repitiendo el tratamiento a los 10 días.15 ab Sodio 2.17 2.m -2 3.17 9.3 L/m2 últimos 2 meses 134.22 2.0 132.5 CE diario drenaje 5.0 13.09 b 1.16 a 4.5 241.90 ab Peso medio del fruto (kg) 1.42 a 9.2 a 8.17 2.17 2.16 a 6. Datos de producción y calidad en cultivo de melón.54 4.32 a Número de frutos.86 b 4.74 b 2.59 2.35 3.7 a 15.35 ab Tabla 19.92 4.37 a Nitratos 14.52 a 12.18 10.36 2.m-2) 4.1 a 27. Datos analíticos de las soluciones nutritivas de fertirriego y drenaje en cultivo de melón según análisis mensuales.22 2.2 14.89 b 1.3 a magnesio 2.65 a Producción comercial (kg.4 ab Calcio 4.62 b 7.44 a 4.46 a 1.66 b 20.97 b 2.18 b Sulfato 2.3 a 28.57 a 3. Datos de fertirriego diarios en cultivo de melón Tratamientos A B C D L/m2 Total 218.36 b Tabla 18.6 10.45 a º Brix 12.3 b 37.94 2.50 0.99 a 11.45 a 1.53 b 21..15 a 2.19 a 3.58 a 4.8 a 12.81 6.93 b 9.96 ab 7.67 17.5 a 3.9 a Cloruro 3.5 a 14.0 a 7.58 a 3.36 ab 6.5 33.71 6. Tabla 17.49 a Acidez 3. 18 y 19.18 3.81 6.6 a 12.5 a pH 6.70 6.3 a P. Tratamientos A B C D Producción precoz (kg.45 % + ANA-AMIDA al 1.m-2) 2.60 .66 1.51 a 6.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo A) Testigo.2 mL·L -1 cuando los frutos de melón tenían un diá- metro aproximado de 5-7 cm. B) Solución nutritiva con 6 mmol·L -1 de K+ y tratando de conseguir un CE en la SN de drenaje no superior a 3-4 dS·m-1 en la fase de maduración.58 a 2.2 a 11.55 a % drenaje 8.36 a 9.21 b 2. Riego Drenaje Tratamientos A B C D A B C D Potasio 10.1 a 7.7 a 29.18 3. Solución nutritiva con 9 mmol·L -1 de K+ y tratando de conseguir un CE en la SN de drenaje no superior a 6-7 dS·m-1 en la fase de maduración.8 195. Los datos y los resultados del ensayo son mostrados en las tablas 17.29 a 1.4 a 26.87 b 6. D) Igual que el testigo pero se realizó un tratamiento con Fruitone (ANA al 0.29 12.28 1.1 35.2 11.6 a 11. C) Solución nutritiva con 12 mmol·L -1 de K+ y tratando de conseguir un CE en la SN de drenaje no superior a 9-10 dS·m-1 en la fase de maduración.2 %) a 0.28 8.8 216.10 a 5.2 a Fosfato 1.36 1.

3. aparte de la posible mejora en las cualidades organolépticas.61 . El 15 de septiembre se trasplantó la variedad de tomate tipo cereza Josefina a una densidad de plantación de 3 plantas por m2 iniciándose la recolección el 1 de diciembre y terminándose el cultivo el 16 de junio del año siguiente. Tomate tipo cereza.Foto 34. A parte de este hecho no se observaron diferencias entre los diferentes tratamientos. Los tratamientos que se plantea- ron fueron: P. Ajustar y minimizar la aportación de nitratos debe de contribuir a reducir el impacto medioambiental y el uso de aguas salinas. puede contribuir a disminuir el rajado del fruto. detalle de frutificación inicial Solo el tratamiento C obtiene una producción comercial más baja que el resto (tabla 19).7. Rendimiento y calidad en condiciones salinas y restricción de nitratos en cultivo sin suelo de tomate tipo cereza El objetivo de este ensayo era estudiar la respuesta de un cultivo de tomate tipo cereza a la restricción en el aporte de nitrógeno y al uso de aguas salinas. Probablemente debido a la poca cantidad de agua que se aportó al final del cultivo para llegar a la CE de drenaje prevista.

1a 35.28 2.78a Acidez titulable (meq. aunque no con significación estadística.57 5. obtuviera la misma producción.30a 12.50 7.0b 40.6b 19.68 6.80a 7.62 .73 6.12a 0.49 9.4a 11.31c 4.29a 4.60b 0.73 7.7a 12.13ab 6.25a 7.L -1 de cloruro sódico C) Igual que B y reduciendo un 35 % la concentración de nitratos a partir del inicio de la recolección.78 a 3.69 8.73b 1. Datos de producción y calidad para tomate tipo cereza Tratamientos A B C D Producción comercial (kg.24b Nitratos 10.0 568.07 CE drenaje 3.87a Peso medio (g) 12.56b Sulfatos 2.84 5.80a 3.10a 36.58b 0. y que se refleja claramente en los datos de drenaje (tabla 21).91 1.79a 3.41 2.88a 7.74a 3.55 3.76a 0.81a 3.1a Agrietados (kg. B) A la SN del testigo se le añadió 15 mmol.55b 0.31b pH 6.81bc Consistencia 84.60 1.00 2.58 12. al que se le redujeron los nitratos de forma notable a partir del comienzo de la recolección. con significación estadística.09 5.88a Tabla 22. que el testigo.49b 9.73ab 7.72a 9.90 12.40c 7.89 4.28 3.72 a 5.25 4. Tratamientos A B C D Agua aportada L·m-2 523.71 6.9 568.00a 5.m-2) 1.9b ºBrix 6.14 6. Riego Drenaje Tratamientos A B C D A B C D Potasio 5.32a 9.30 3.6a 85.5 519.00a 36.66b 7. Si es de desta- car como el tratamiento D.42 b Tabla 21.100 mL-1) 20. también afectaron a la producción comercial.34 3.59 0.66c 4. P.43 14. D) Igual que el testigo y reduciendo un 35 % la concentración de nitratos a partir del inicio de la recolección.1a 19.31 b 5.2a 85.22b 5.2ab 27.23 1.96 1.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo A) Testigo.96 4.62bc 4. Datos analíticos de las soluciones nutritivas de fertirriego y drenaje según análisis mensuales para cultivo de tomate tipo cereza.m-2) 9.66 1.27a Sodio 2.91 7.32a 9.93b Magnesio 2.4b CE riego 2.5a 85.05c Calcio 3.20 10.2ab 21.24a Cloruros 3.11 6.90 13.43d 7.57 1.15b 7. Los datos y resultados del ensayo se muestran en las siguientes tablas: Tabla 20.6a 11.92 6.72b 4. Datos de fertirriego obtenidos de las mediciones diarias en tomate tipo cereza.77c 7.11 4.06a pH jugo 3.67 13.05 3.17b Fosfatos 1.87a 6.09b 37.56b 3.47b 36.0 Drenaje % 26.4a En lo referente a la producción (tabla 22) solo comentar que si bien los tratamientos con aporte de cloruro sódico disminuyeron el problema de los tomates agrietados.90a 7.

Fertirrigación del pimiento en cultivo sin suelo Este ensayo se plantea dadas las aparentes dificultades de adaptación del pimiento al cultivo sin suelo.0 mmol·L -1 de K+ D) Solución nutritiva con 10. Se cultivó la variedad Ziggy trasplantándose el 7 de marzo con una densidad de plantación de 2 plantas por m 2. iniciándose la recolección el 9 de junio y finalizando el cultivo el 12 de agosto.63 . Se realizaron dos cultivos en ciclo de primavera con pimientos denomina- dos en la zona tipo Lamuyo que se caracterizan por ser de carne gruesa y sección cuadran- gular. Para este segundo año de cultivo se trasplan- tó la variedad Litron el 16 de marzo con una densidad de plantación de 2 plantas por m2.0 mmol·L -1 de NO3‾ y 1. La primera recolección se hizo el 23 de mayo y el cultivo finalizó el 22 de agosto.0 mmol·L -1 de K+ B) Solución nutritiva con 13.0 mmol·L -1 de NO3‾ y 4.8.5 mmol·L -1 de NO3‾ y 6. La estructura central del ensayo es trabajar con distintas relaciones N/K. Los dos tratamientos planteados fueron: P.5 mmol·L -1 de NO3‾ y 3. Cultivo de pimiento tipo “California” 3.5 mmol·L -1 de K+ C) Solución nutritiva con 11. Los tratamientos planteados fueron: A) Solución nutritiva con 14.Foto 35.5 mmol·L -1 de K+ De los resultados obtenidos en el ensayo se estimó oportuno repetir el ensayo al año siguiente realizando solo dos tratamientos y contemplando en uno de ellos la modificación de la solución nutritiva en la fase productiva.

25 a 6.95 5.22 2.9 a 29. Datos de fertirriego en cultivo de pimiento Primer año Segundo año Tratamientos A B C D A B Aporte de agua (L) 460.58 1.55 a 3.91 b Calcio 7.79 a 3.54 a 3. Datos analíticos de las soluciones de fertirriego según análisis mensuales en pimiento Primer año Segundo año Tratamientos A B C D A B Potasio 6.39 4.99 2.55 a 3.3 b 20.23 1.50 1. Después.16 6.2 a 16.95 1.58 1.20 2.81 Sulfato 1. Tabla 23. Datos analíticos de las soluciones de drenaje según análisis mensuales en pimiento Primer año Segundo año* Tratamiento A B C D A B Potasio 6.22 1.60 a 6.32 1.00 a 0.20 a 2.4 210.4 a 16.01 a 1. Los datos y resultados de los dos ensayos son mostrados en las tablas 23.22 a 3.77 a Magnesio 3.28 5.2 416.7 b 14.67 a 6.43 1.82 pH 6.63 a 6.28 4.45 a 3.10 6.08 CE drenaje diario 3.83 a 0.55 Cloro 2.12 4.01 a Cloro 5.4 340.95 a 6.8 a Tabla 24.6 a 21.40 a * Solo son mostrados los datos de la segunda fase P.06 a 2.62 a 4.97 1.30 14.38 a 8.0 mmol·L -1 de K+ B) Hasta el inicio de la recolección igual que A.5 mmol·L -1 de NO3‾ y 5.80 1.0 a Fosfato 1.46 a Sulfato 1.73 1.28 2.09 4.75 mmol·L-1 de K+.08 a 3.99 a 8.03 a 3.06 a 4. 25 y 26.37 Magnesio 2.79 Calcio 4.12 b 1.48 5.7 a 34.32 a 1.94 a Sodio 4.76 1.44 c 0.18 5.23 a Nitrato 22.96 a pH 6.5 10.61 1.67 Tabla 25.5 9.64 .22 2.00 a 3.58 a 6.37 Nitrato 13.49 1.96 a 3.53 1.97 a 1.05 a Drenaje % 25.44 a 3. y hasta el final del cultivo.56 1.25 mmol·L-1 de NO3‾ y 2.92 1.87 a 3.04 a 1.22 a 2. se aplicó una solución nutritiva con 11.6 210.07 a 2.06 a 5.44 c 2.27 4.5 Fosfato 1.6 CE riego diario 2.6 450.74 2.97 1.7 a 29.21 a 6.22 2.31 ab 2.14 a 4.3 12.6 a 25.18 5.20 2.08 0.91 1.5 12.12 0.24 a 7.29 a 1.64 Sodio 1.80 3.7 a 25.82 bc 2.72 1.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo A) Solución nutritiva con 13.52 a 4.57 d 5. 24.42 2.90 a 4.11 1.

ducción en dicho tratamiento (tabla 26). Datos de rendimiento y calidad en cultivo de pimiento Primer año Segundo año Tratamientos A B C D A B Producción 1ª calidad kg. Concentraciones de calcio y fósforo en cultivo sin suelo de pepino Este ensayo se planteó para dos cultivos distintos en años consecutivos.66a 7.90a Peso medio del fruto g 235a 247a 227a 213a 252a 258a En el cultivo del primer año el tra- tamiento D tuvo un desarrollo vegetati- vo muy deficiente.00a 6.m-2 5. afec- tó a esta de manera positiva. 3. Los tra- tamientos ensayados fueron los siguientes: P. Se plantearon distintos equilibrios nutritivos entre calcio y fósforo dependiendo de la etapa de desarrollo del cultivo. especialmente en los primeros estadios del desarrollo y debido muy posiblemente a la carencia de pota- sio. En este tratamiento se presenta- ron síntomas notables de carencia de este elemento en las hojas y aunque se llegó a recuperar con el paso del tiempo. después de la entrada en producción.38b 4.23b 4.m-2 6. El tratamiento C también sufrió por la misma carencia aun- que de forma mas leve. la pro- ducción quedó muy mermada como se observa en la tabla 26.9.73b 3.88a 5. Cultivo de pepino en contenedor de fibra de drenaje durante todo el periodo de pro- de coco. como se puede apreciar al observar los datos en el drenaje de este elemento (ta- bla 25). En el segundo año la disminución de la cantidad de potasio en el tratamiento B.65 . La primera recolección se realizó el 29 de octubre y la finalización del cultivo fue el 24 de enero.13a 3. se recuperó mucho antes y no le afectó a la producción.56a Producción comercial kg. El primer año se cultivó pepino tipo Almería de la variedad Obregón realizándose una siembra directa el 16 de septiembre a razón de una planta por m2. a pesar de los valores tan bajos encontrados en la solución Foto 36.47a 5.40a 3. Tabla 26.73a 5.

66 2.07 1.73 3.46 b 4.7 11.2 159.77 a 5.4 ab Sulfato 2.75 0.2 12.96 2.87 ab Sodio 1.97 2.18 c 0.9 ab 29. D) Durante todo el ciclo de cultivo 1.50 1.8 12.0 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase vegetativa y 4.14 c 6.19 b Media para el PO4H2 - 1.86 0.44 ab Ca++ fase vegetativa 5.20 6.07 1.63 a 4.30 3.34 6.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo A) T  ratamiento testigo.76 1.10 a 5.6 11.87 4.0 Drenaje % 22.51 0.60 a 5.25 b 0.77 4.81 1. C) Durante todo el ciclo de cultivo 1.17 c P.75 2.0 b 13.66 6.91 3.00 5.9 a 12.02 1.5 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase productiva.32 1.65 2.44 7.99 a CE 2.14 a 4.41 b 5.03 4.5 mmol∙L -1 de PO4H2.93 a pH 6. B) Durante todo el ciclo de cultivo 1.91 a Magnesio 1.0 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase vegetativa y 3.86 5.23 2.92 2.43 0.95 0.15 2.04 3.85 0.53 a 5.4 a 27. Datos de fertirriego para el cultivo de pepino Tratamientos A B C D Aporte de agua (L) 161.5 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase productiva.69 2.18 a 5.5 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase productiva.y 4. Durante todo el ciclo de cultivo 1.55 b 7.29 ab 4.03 a Nitrato 12.63 a 2.63 c PO 4H2 fase vegetativa - 1.59 6.58 3.07 a 3.88 5.18 c 7.44 Tabla 28.23 a 2.56 b 1.04 bc Media para el Ca++ 4.48 b 3.14 c PO 4H2.53 b 0.78 2.96 CE drenaje 2.21 a 5.77 6.89 a 2.13 a 6.5 158.22 a 2.95 a 7.2 b 29.16 a 5.00 5.50 1.43 2.49 b 0.87 c 7.81 3.13 b 2.69 6.8 a CE riego 2.fase productiva 1.07 4. Los datos y resultados del ensayo se muestran en las siguientes tablas: Tabla 27.y 5.04 0.99 3.87 b Cloruro 2.23 a 1.50 1.95 0.55 a 2.01 a 0.87 a 0.12 c 0.96 b Ca++ fase productiva 4.0 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase vegetativa y 3.5 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase productiva.24 6.6 ab 11.98 5.y 4.92 2.66 .76 1.00 2.63 ab 3. Datos analíticos mensuales de las soluciones de fertirriego y drenaje para pepino Riego Drenaje Tratamiento A B C D A B C D Potasio 5.0 159.09 1.61 a 6.0 mmol∙L -1 de PO4H2.09 1.5 mmol∙L -1 de PO 4H 2 - y 5 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase vegetativa y 4.0 mmol∙L -1 de PO4H2.02 b 4.94 a 0.59 1.

Datos de producción para el cultivo de pepino Tratamientos A B C D Producción comercial (kg. Tabla 29.5 a 10. a pesar de tener valores muy di- ferentes en el drenaje bien en calcio bien en fósforo. Detalle de racimo de tomate P. Los tratamientos planteados fueron los siguientes: Foto 37. 3.m-2) 10. según tratamiento.10. Concentraciones de calcio y fósforo en cultivo sin suelo de tomate tipo cereza Se trasplantó tomate de la variedad Josefina el 24 de febrero a una densidad de plan- tación de 3 plantas por m 2.1 a 10.67 .8 a 10.4 a Peso medio del fruto (g) 483 a 497 a 477 a 480 a Lo más destacable en este ensayo es que no se observaron diferencias significativas entre los cuatro tratamientos en lo referente a producción.

4 a Sulfato 1.en la fase vegetativa y 1.47 b 0.25 2.38 3.95 7.62 b PO 4H2.7 421.17 2.14 a 3.48 5.73 5.17 2.60 Tabla 31.42 b 3.en la fase vege- tativa y 1.13 a 2.96 1.82 6.2 9.17 1.0 mmol∙L -1 de PO4H2.65 6.90 a Sodio 2.03 a 4.99 a pH 6.38 b Media para el Ca ++ 4.18 0.70 a 5.02 4.81 1.en la fase vege- tativa y 1.84 a 7.48 a 4.92 1.60 b PO 4H2.95 a 1.en la fase productiva. D) Solución nutritiva que contiene 4.87 a 6.0 mmol∙L -1 de PO4H2.0 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase vegetativa y 3.5 a CE riego 2.92 1.5 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase productiva y 2.88 5.68 .37 3.84 6.5 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase productiva y 1.14 2.52 6.56 a 0.15 1.96 b 3.37 b 7.48 a 5.en la fase productiva.14 2.84 6.87 3.7 421.0 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase vegetativa y 4.58 3.32 b 4.6 18.0 mmol L -1 de Ca++ en la fase vegetativa y 3.50 b P.11 a Nitrato 11.87 3.00 2.87 a 5.en la fase productiva.36 3.9 a 15.92 a 6.7 a 24.fase productiva 1.66 4.72 a 6.96 3.88 a 9.5 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase productiva y 1.7 421.80 1.83 a 4.18 a 6.75 mmol∙L -1 de PO4H2.0 mmol∙L -1 de PO4H2.75 mmol∙L -1 de PO4H2.78 ab 2.27 a 1. B) Solución nutritiva que contiene 4.7 a 31.en la fase productiva.24 a 0.28 1.99 a CE 2.98 b Ca fase productiva ++ 4.32 b 0. Los datos y resultados del ensayo se muestran en las siguientes tablas: Tabla 30. Solución nutritiva con 5.72 2.16 b Media para el PO4H2.84 0.39 a 0. Datos analíticos mensuales de las soluciones de fertirriego y drenaje para el cultivo de tomate tipo Cereza Riego Drenaje Tratamiento A B C D A B C D Potasio 5.05 CE drenaje 3.48 3.en la fase vege- tativa y 1.86 ab 0.0 mmol∙L -1 de PO4H2.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo A) Tratamiento testigo.88 1. Datos de fertirriego para cultivo de tomate tipo Cereza Tratamientos A B C D Aporte de agua (L) 421.85 1.60 3.65 9.61 4.81 11.0 mmol∙L -1 de PO4H2.66 a 6.59 a 1.1 a 26.fase vegetativa 1.23 a 8.0 mmol∙L -1 de PO4H2.0 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase vege- tativa y 4.52 7.26 c 7.21 b 7.6 a 19.83 a 1.90 1.06 1.7 Drenaje % 23.05 3.20 a Magnesio 1.79 5.96 c 6.4 a 19.28 a 3. C) Solución nutritiva que contiene 5.81 3.68 c 8.24 4.8 11.87 a 3.37 a 8.78 2.74 1.69 6.00 2.60 ab Ca++ fase vegetativa 4.34 2.88 b 4. 1.5 mmol∙L -1 de Ca++ en la fase productiva y 2.85 1.79 2.02 5.40 1.86 a Cloruro 3.84 4.

bien en calcio bien en fósforo según tratamiento. por lo tanto.m-2) 6.18 a 7. y la variedad Catalina como representante de los tomates denominados tipo cereza. Se planteó este ensayo para dos tipos de cultivares de tomate que son apreciados en el mercado por su sabor.00 a Al igual que sucedió en el cultivo de pepinos. 3.69 . mien- tras que en tomate RAF se usó una densidad de 2 plantas por m 2. Para la variedad Catalina se empleó una densidad de plantación de 3 plantas por m2. la recolección comenzó a finales de noviembre de ese mismo año y la última recolección se realizó el 30 de marzo. Detalle de frutos tomate “Cherry” y “Raf” P. Foto 38. no se observaron diferencias significati- vas entre los cuatro tratamientos en lo referente a producción. Puede concluirse.97 a 6.62 a 7. Datos de producción para el cultivo de tomate tipo Cereza Tratamientos A B C D Producción comercial (kg. La idea era ver como se puede potenciar el sabor del tomate actuando sobre algunos de los elementos nutricionales que componen las soluciones nutritivas.11. obtención CLAUSE. Tabla 32. Diferentes estrategias nutricionales para la obtención de tomates con sabor en cultivos sin suelo. Se trasplantaron los tomates el 19 de septiembre de 2006. la variedad estándar denominada RAF. que los tratamientos con menor cantidad de estos elementos serán siempre los más rentables. a pesar de tener valores muy diferentes de drenaje.

52 a 5.5 a 10.53 1.66 6.45 b 2.4 b 48.37 3.0 mmol∙L -1 de sulfato potásico.90 1. 34 y 35.14 a 6.78 a 7.01 a 6.3 207.1 a 53.5 10.4 a Fosfato 1.09 7.03 6.25 b 2.84 3.74 7.2 a 25.31 a 7.66 CE drenaje 6.84 1.80 a P. Tabla 33.42 9.59 3.92 20.3 207.83 a 7.92 a 7.68 a 6.62 1.93 12.05 a Nitrato 10. Tratamientos A B C D Aporte de agua (L m ) -2 207.7 a 18.3 c 13.92 b 24.86 c Cloruro 3. C) A la solución nutritiva testigo se le quitan 4 mmol∙L -1 de nitrato potásico y se le añaden 8.1 a 5.65 2.6 b 11. Los datos y resultados del ensayo se muestran en las tablas 33.66 2.0 11.1 b Magnesio 1.94 b 23.7 b 12.72 2.51 b 5.00 b 23.42 a pH 5.3 Drenaje % 7.46 b Sodio 2.05 c 4. D) A la solución nutritiva testigo se le quitan 4 mmol∙L -1 de nitrato potásico y se le añaden 4 mmol∙L -1 de cloruro potásico y 4 mmol∙L -1 de cloruro sódico.0 19. con una solución nutritiva tipo como las utilizadas en el res- to de los ensayos pero con menos porcentaje de drenaje para intentar lograr una mayor CE en el mismo.16 6.47 2.41 a 0.54 6.46 a 0.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Los tratamientos planteados fueron los siguientes: A) Tratamiento testigo.66 b Sulfato 2.3 a 22.42 a 0.13 5.38 18.39 b 5.04 a 6.23 6.51 1.47 a Tabla 34.1 a 2.96 7.5 6.70 .87 1.2 c 33.86 10.62 0.89 8.83 6.03 a 7.3 a Calcio 3. Datos analíticos mensuales de las soluciones de fertirriego y drenaje Riego Drenaje Tratamiento A B C D A B C D Potasio 6.90 1.41 1. Datos de fertirriego para cultivo de tomate tipos RAF y cereza.4 6.79 3. B) A la solución nutritiva testigo se le quitan 4 mmol∙L -1 de nitrato potásico y se le añaden 4.17 2.0 mmol∙L -1 de cloruro potásico.3 207.6 a CE riego 2.

y D).87 a 3.68 b 5.76 b 5.30 a 3. Es interesante resaltar como. Tal es el caso del magnesio (A frente a B.25 a 6.47 a 8.97 a 9. quizás por una mayor disposi- ción de nitratos. Este menor drenaje propició una mayor acumulación en la concen- tración de la solución de drenaje de algunos elementos que a priori no se encontra- ban en la solución nutritiva de riego en valores altos. de forma significativa.4 a 19. tanto en el cultivo de tomate RAF como en el de tomate cereza.m-2) 7.Tabla 35. en la solución nutritiva.4 a 19. como era de esperar.18 a 4.88 a Acidez titulable (meq.70 a 1. todo ello de acuerdo y en correspondencia con las soluciones nutritivas aplica- das en cada tratamiento.16 a 6.4 a 9.100mL-1) 10.2 a 20. los tratamientos con menos CE en la solución nutritiva y en los drenajes.89 a 3.68 a 5.02 b 5.30 a 1. sodio (A frente a B y C) y cloruro (A frente a B).70 c Destrío ( kg.53 a 10.3 a 8. el porcentaje de drenaje del tratamiento A es significativamente menor lo que indica un mayor consumo de agua probablemente porque el desarrollo vegetativo del cultivo fue mayor.50b 6.71 .03 a 6.01 a 6.21 a 4.02 bc 4. Sin embargo los parámetros de calidad no muestran valores diferentes. habiendo mantenido un mismo aporte de agua en los cuatro tratamientos (tabla 33). Datos de producción y calidad para el cultivo de tomates tipos RAF y Cereza RAF Cereza Tratamientos A B C D A B C D Producción comercial ( kg. es decir. sulfatos (A frente a C y D).17 a 8. Vemos que las conductividades eléctricas de los drenajes no han sido muy diferentes (tabla 33).29 a 8. son superiores en los tratamientos A. pero en cambio si se observa (tabla 34) como los tratamientos C y D tienen un alto contenido de cloruros en el drenaje y el tratamiento B presenta un alto contenido de sulfatos en el drenaje.m-2) 1. P.15 a *El peso medio del tomate cereza se refiere a 50 frutos El objeto del ensayo era ver como afectaba a la producción y a la calidad del fruto el aumento de CE. Las producciones (tabla 35).20 a 4.86 a 3. obtenida de diferentes formas.38 a 1. ni en tomare RAF ni en tomate tipo cereza.39 a Peso medio del fruto (g)* 190 a 194 a 187 a 186 a 710 a 670 ab 630 b 590 b pH jugo 4.97 a 19. C.4 a ºBrix 6.

a través del manejo de la fertirrigación. Catalina.m-2. a saber. El trasplante se realizó a primeros de Octubre. El marco de plantación fue de 2x0. Cultivo del tomate RAF Con la experiencia obtenida en el ensayo anterior se plantea este otro ensayo con dos años de duración y con el mismo objetivo de tratar de encontrar. el híbrido tipo RAF denominado Dulzura.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Foto 39. se inició la re- colección el a principios de febrero y el cultivo se dio por finalizado a primeros de Junio.72 .5 m con una densidad de 2 plantas. el estándar RAF. la forma de potenciar el sabor del tomate en aquellos cultivares que son reconocidos en el mercado por esta característica. P. El segundo año se trasplantaron cuatro variedades.12. la primera recolección fue a últimos de Diciembre y el final del cultivo el último día de Mayo del año siguiente. En el primer año se puso la variedad estándar RAF y el híbrido tipo RAF denomi- nado Marmandino. la variedad tipo cereza. En este segundo año la plantación se hizo el 24 de Octubre. y la variedad SX387 tipo Kumato. Tomate tipo RAF 3.

85 7.4 a 74.70 a 7. D1) Variedad Marmandino sin aporte de cloruro sódico El segundo año se aplicó a los cuatro tratamientos la misma solución nutritiva que la del tratamiento testigo del primer año.25 b 12.10 4.25 a 7.90 1.8 a 25.0 a 14.9 b Nitrato 9.24 2.81 1.65 24.4 a 8.7 a 15. Tabla 36.3 a Drenaje % 18.39 a Sulfato 1.85 1.22 2.2 a 16.13 a 2.02 99.1 301. es decir con aporte de cloruro sódico. Datos analíticos mensuales de las soluciones de fertirriego y drenaje en el año 1º Riego Drenaje Tratamientos A1 B1 C1 D1 A1 B1 C1 D1 Potasio 9.11 3.94 1.1 7.29 3.67 4.16 4. C2) Variedad SX387 (tipo Kumato).8 274.4 a 13.33 3.5 3.8 a Fosfato 1.3 a Calcio 3.1 a 12. y los trata- mientos fueron los siguientes: A2) Variedad RAF como testigo.2 b 22.0 b 45.34 a 7.3 CE riego diario 4.78 b 8.14 2.50 a 2.7 a 15.5 313.12 4.51 a Cloruro 21. C1) Variedad RAF sin aporte de cloruro sódico.3 16.12 CE drenaje diario 13.73 .2 a 90.73 9. D2) Variedad Catalina (tipo cereza).8 a 14.08 a 8.96 8.1 224.1 a 14.81 5.18 2.88 5.40 a 7.68 a 7.7 324.84 9.4 a 13.8 a 23.25 83.54 9.89 a 6. Los tratamientos en el primer año fueron: A1) Variedad RAF con una solución nutritiva testigo a la que se le aportaban 13 mmol∙L -1 de cloruro sódico.96 a 2.9 a 13.0 21.3 a 12.90 a Sodio 16.9 a 16.96 1.02 a 6.42 a Magnesio 2. Datos de fertirriego para cultivo de tomate Año 1º Año 2º Tratamientos A1 B1 C1 D1 A2 B2 C2 D2 Aporte de agua (L. B1) Igual que el anterior pero con la variedad Marmandino.m-2) 273.91 5.33 3.7 a 30. 37 y 38. B2) Variedad Dulzura (tipo RAF).8 a 19.4 218.54 9.5 a 14.4 a 49.32 5.94 9.0 a 27.12 7.52 9.2 309.58 a 8.87 8. Los datos y resultados del ensayo se muestran en las tablas 36.63 2.92 1.50 13.90 a P.54 a 5.38 a 8.94 1.11 4.56 a 8.3 b pH 5.6 a Tabla 37.

2 a *El peso medio del tomate cereza (D2) se refiere a 50 frutos En el primer año los datos medios de los análisis de las soluciones de drenaje muestran una gran diferencia en cloruro.8 a 10. Datos de producción y calidad.m -2) Producción no comercial .97 a 7.100ml-1) 10.59 b Acidez titulable (meq.43bc 5. se pensó que sería muy difícil llegar a conseguir las mismas CE que en los tratamientos con cloruro sódico con tan solo recortar el riego y que en este caso proba- blemente se obtendrían muchos frutos con blossom end root y las plantas sufrirían en su desarrollo.99 c 8.m-2) .7 b 13.6a 68.73 c 8.87 c 8. manteniéndose el resto de los de los elementos con valores iguales estadísticamente en los cuatro tratamientos (Tablas 36 y 37). la CE se mantuvo en ellos muy baja respecto a los tratamientos con cloruro sódico (Tabla 36). .73 bc 5.02 a 3.20 a 4.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Tabla 38.75 b 3.04 a 2. P. Ello obligó a regar más los tratamientos C1 y D1 y. .12 a 4.51 a 10. a la vista de cómo se iban desarrollando los cultivos.10 b 8.38 c 14. una vez finalizado el ensayo se concluyó que hubiera sido muy difícil obtener las CE de los tratamientos A1 y B1 solo recortando riego y sin apor- tar cloruro sódico.15 ab Peso medio del fruto (g)* . a priori. Se podría haber planteado regar menos los tratamientos C1 y D1 para que un menor porcentaje de drenaje propi- ciase el aumento de la CE en el drenaje.m -2) Producción tota l(kg.25 a 4. . Hubo dos razones para no hacerlo.37 b 3. . . La segunda fue que. sodio y CE entre los tratamientos A1 y B1 frente a C1 y D1 de acuerdo con el cloruro sódico aportado.03 c (kg. Año 1º Año 2º Tratamientos A1 B1 C1 D1 A2 B2 C2 D2 Producción comercial 8.7 b 18.74 . 7.18 a 4.50 c 6.54 a 8.4 b 5.1 a 13. .41 ab 0. La primera es que se desconocía.14 b 6. hasta que valor de CE había que llegar en el drenaje para obtener una buena calidad. . 1.85 a 8.68 b 10.7 a 124. La idea en el primer año era mantener un porcentaje de drenaje similar en todos los tratamientos.44 b 8.98 a 3.2 b 493 c pH del fruto 4.3 b 24. .12 a (kg.57 b 6.7 a 9. 121. . aunque el porcentaje de drenaje fue algo menor en dichos tratamientos. Efectivamente.1 a ºBrix 7.4 a 12.

en el primer año los trata- mientos con cloruro sódico producen significativamente menos que los otros dos. siendo la variedad RAF la que obtiene. los frutos no comerciales fueron debidos básicamente a la presencia de blossom end rot. de forma significativa. Tomate de la variedad Kumato En el segundo año todos los datos registrados de CE y porcentaje de drenaje (Tabla 36) fueron iguales estadísticamente como era de esperar porque a todos se les aplicó el mismo abonado. Sin em- bargo los ºBrix son más altos en las dos variedades a las que se les aporta cloruro sódico. En las variedades. pero la denominada Dulzura nunca tuvo el sabor deseado en las pruebas de cata que se realizaron y. tuvo un alto porcentaje de pro- ducción no comercial debido en gran medida al problema de frutos rajados a lo largo de todo el cultivo. RAF y Catalina. si bien hubo que aportar más riego a las variedades con más vigor para lograr la misma CE en drenaje. Respecto a los datos de producción y calidad (Tabla 38). P. por otro lado. En el segundo año cabe destacar que las dos variedades tipo RAF tuvieron una pro- ducción comercial muy similar. los mejores resultados. Foto 40.75 . problema que no apareció con la misma intensidad en las otras variedades ensayadas.

En nuestras zonas de cultivo tiempos de riego de 4-6 minutos para lana de roca y de 6- 8 minutos para perlita son utilizados comúnmente. Con los datos del ensayo mencionado de Lorenzo y García Lozano (1993) cal- culamos los porcentajes de agotamiento producidos de acuerdo a la metodología descrita en la primera parte de esta publicación resultando para el riego de 10’ un agotamiento del 3.1.76 . En general no se aplican criterios cla- ramente definidos para elegir los tiempos de riego. ni en el porcentaje del agua drenada ni en el valor de CE de la misma.5 %. y para una misma cantidad de agua aportada al cultivo de tomate. Detalle ensayo dotaciones de riego contenedor de “fibra de coco” P.6 % y para el riego de 20’ un agotamiento del 7. trabajando en sacos de perlita B12 de 40 L de capacidad con dotaciones de riego de 10 y 20 minutos. Este manejo del riego implica regar cuando se ha agotado menos del 5% de la reserva del agua total que hay en el sustrato. no encontraron diferencias ni en las producciones. Foto 41. Frecuencia y tiempo de riego Está muy implantada la práctica de realizar riegos cortos en los cultivos sin suelo. Discusión de los resultados 4. Pensamos que optar por regar cuando se haya agotado una parte del agua almacenada puede ser una opción válida como criterio de manejo.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo 4. Lorenzo y García Lozano (1993).

Otra ventaja añadida es que el agricultor está más involucrado en la toma de decisiones al disponer de la información puntual de estos parámetros y poder contrastarlos con el aspecto del cultivo.3 en tomate regado con aguas de baja calidad. a pesar de que en el ensayo de tomate con aguas de baja calidad. los resultados fueron iguales estadísticamente al testigo.m-1 por encima de la CE de la solución nutritiva es un manejo correcto. demuestran que pueden ser utilizados tiempos de riego mayores a los que comúnmente se usan en nuestras zonas de cultivo sin que ello suponga pérdidas de producción. Por otro lado dar riegos cortos y numerosos produce mayores consu- mos de energía (más arranques de los motores). pero en nuestra opi- nión son muy dependientes de otros factores que escapan a su control y suelen cometerse bastantes errores. En los dos primeros casos. Los datos del ensayo realizado en la Nacla.5 dS. Porcentajes de agotamiento del agua almacenada en el entorno del 10 % pueden ser aconsejados sin que ello suponga asumir riesgos de pérdida de producción. balanza. Para el manejo del riego en cultivos sin suelo existen diversos métodos que automati- zan la frecuencia y dotación de riego: bandeja de demanda.0 y 1. menor vida útil de los elementos mecánicos y un peor ajuste entre la SN demandada y la realmente obtenida. es decir. 4. Esta práctica de riego obligará al sistema radicular del cultivo a explorar un mayor volumen de sustrato y permitirá una mejor adaptación del cultivo a situaciones ligeramente estresantes que. más posibilidades de averías en los equipos de fertirrigación. y el tratamiento C del ensayo 3. se dan con una cierta asiduidad en las condiciones de cul- tivo de nuestra zona. Necesidades de riego y porcentaje de drenaje. En la práctica se suele considerar que porcentajes drenaje entre el 25% y el 40%. ya que se tienen en cuenta los dos parámetros que mejor controlan la fertirrigación como son CE y % de drenaje. Este método es quizás algo más laborioso pero más exacto. Por ello nos sigue gustando el sistema más tradicional. bandeja de drenaje. solarímetro. como es sabido. junto con los ya aportados por Lorenzo y García Lozano (1993). y es posible que también un mejor desarrollo radicular y en consecuencia una mayor resistencia a enfermedades de raíz. la CE de la solución drenada y el porcentaje de drenaje. medir a diario.77 . etc. el tratamiento D del ensayo 3. Incluso las altas CE de drenaje en épocas frías podían servir para obtener una mayor calidad de frutos. la reducción del % de drenaje se hizo durante todo el ciclo y no solo en invierno. Sin embargo Sonneveld ya puso de manifiesto que unos mismos valores de CE en drenaje no afectaban por igual al cultivo en épocas frías o en épocas de calor.2.2 en tomate.4 en pepino. que mantengan una CE en el drenaje entre 1. o cada dos o tres días. Estos métodos resultan muy cómodos para el agricultor. Con esta idea se plantearon el tratamiento C del ensayo 3.6 en melón. el tratamien- to D del ensayo 3. En el caso del ensayo de pepino. también con los mismos resultados estadísticos de P. si bien es cierto que el calibre de los frutos fue inferior a los del testigo.

mientras que el tratamiento C obtuvo 5.3. y en el tratamiento C. Incluso los valores de CE del testigo se considerarían bastante altos.2 % respectivamente.2 de tomate. Entre los primeros tenemos. y si un ahorro interesante de agua y abono. probablemente porque durante los últimos 20 días la reducción de la cantidad de agua fue demasiado drástica.m-1 para el testigo. se ha de hacer notar que en la primera fase se aportó más agua a este tratamiento que al testigo.2 en tomate. donde se han seguido las ideas aportadas por Sonneveld. en el ensayo de melón.3 y 7.74 y 8. mayores o menores que el testigo durante todo el ciclo de cultivo o en un periodo determinado.3 y 2.4 en pepino y el tratamiento D del Foto 42. hay que mencionar que la CE de drenaje en los meses de enero y febrero fueron de 4. Detalle tomate de rama variedad “pitenza” P. En ambos casos la CE de la solución nutritiva apor- tada osciló entre 2.80 dS. del 4. Para el manejo que se hace en la zona de producción que nos afecta.m-1 para esos mismos meses.m-1. el tratamiento D del ensayo 3. Son varios los ensayos realizados en los que hemos utilizados concentraciones.1 y 21. El porcentaje de drenaje del testigo en dichos meses fue del 21. Por último.78 . además de que ya no era invierno si no primavera. Concentración de abono según las fases de un cultivo. y por consiguiente cantidades de abono. 4. Centrándonos en el ensayo 3.5 dS.3 %. pero ya vemos como no han significado ningún problema para la producción ni para el desarrollo del cultivo. el tratamiento C perdió producción.12 y 5.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo producción que el testigo. los valores de CE y porcentaje de dre- naje del tratamiento C están muy alejados de lo que comúnmente suele hacerse.99 dS. el tratamiento C del ensayo 3.

3 en tomate y el tratamiento B del ensayo 3. aunque en este caso también existen otras connotaciones. Lo que sí es seguro es que en todos estos trata- mientos hubo un aumento del gasto en fertilizantes. Así. la tendencia cambia y lo que se da es una acumulación de los elementos aportados.2 en cultivo de tomate. mas bien debíamos tener en cuenta el estado de desa- rrollo del cultivo. y debido al menor aporte de agua que se realiza. si se encuentra en fase vegetativa o en fase productiva. entre ellos tenemos el tratamiento C del ensayo 3. Llevados por esta idea planteamos el tratamiento D del ensayo 3. sobre todo de primera calidad y debido a la aparición de muchos frutos con deficiente coloración. si bien en este caso solo se redujeron el nitrógeno y el potasio. y en los análisis de muchos cultivos comer- ciales.4 de pepino.5 en judía. se aprecia claramente como. Por otro lado. se plantearon reducciones de abono durante todo el ciclo de cultivo. Los resultados fueros dispares. En los tres ensayos mencionados los resultados de producción fueron iguales al testigo estadísticamente y obviamente siempre condujeron a un ahorro de abono. En general se tiene la idea de que en invierno. 4. por el contrario. se debe aumentar la cantidad de abono. También podemos incluir en este apartado el tratamiento C del ensayo 3. cuando comienza la pro- ducción. y pensando que de un modo general se aportaba mucha cantidad de fertilizante en los invernaderos de la zona.7 en pimiento. mientras en el cultivo de tomate con agua de buena calidad se perdió producción. durante el periodo vegetativo se produce en los análisis de drenaje una disminución del valor de muchos elementos frente al valor aportado mientras que. Por ultimo. es decir.4 en pepino.ensayo 3. Concentración de los diferentes elementos en la solución nutritiva En general podemos observar que en todos los ensayos el tratamiento testigo tiene la mejor producción o al menos igual estadísticamente que el resto. incluso en algunos de ellos se produjo un detrimento de la producción.4. manejando soluciones nutritivas muy similares. Esto nos llevó a la conclusión de que no era cuestión de aumentar o disminuir la cantidad de abono en función de la época del año. en el cultivo de tomate con agua de mala calidad no se produjo tal merma y sí un ahorro de fertilizantes. Esto quiere significar dos P.2 y 3. Los resultados muestran que el incre- mento de abono en la época fría no significó un incremento de la producción. En los resultados de los ensayos realizados.3 en tomate y el tratamiento B del ensayo 3. Como podemos observar en los datos de producción de estos trata- mientos. en el cultivo de pepinos las pérdidas de producción fueron importantes y no parece nada recomendable tales reducciones de abono en este cultivo. Así tenemos los tratamientos B de los ensayos 3. ninguno de ellos significó una mejora de la misma.79 . Con esta premisa se plantearon varios ensayos en los que se disminuía la cantidad de nutrientes aportados cuando el cultivo entraba en producción.

P. vemos que aumenta el ºBrix de los frutos.6 de melón. al contrario que con el nitrógeno. En la misma línea.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo cosas. se plan- teó el tratamiento A del ensayo 3. junto con el nitrógeno. También debemos recordar el ya mencionado tratamiento B del ensayo 3.6 de melón. pero no se lograron resultados estadísticamente positivos en cuanto a calidad. la concentración se aumentó para lograr una mayor calidad. El tratamiento C de ese mismo ensayo perdió producción pero en nuestra opinión fue más debido a la falta de agua en el último periodo del cultivo que a la bajada de nitrógeno. observamos como en el ensayo 3. Si observamos los tratamientos A y C de este ensayo. el tratamiento C. no en producción pero si en el ahorro de agua. del que ya hemos hablado. que se consideró testigo en este ensayo. que las minoraciones puntuales realizadas so- bre diferentes elementos nutritivos sirven como ahorro de abono. tuvo un mejor comportamiento que el B. También se trabajó con este elemento en los tratamientos A y C del ensayo 3. pero con el objetivo de aumentar la calidad. si bien el tratamiento A.7 de tomate cereza. que es posible mantener la misma solución nutritiva durante todo el ciclo de cultivo con buenos resultados.7 en el cultivo de pimiento de segundo Foto 43. La tendencia que se observó fue el aumento del ºBrix conforme aumentábamos K. Primero. Segundo. pero la realidad fue que aunque se ahorró abono y agua no se mejoró la calidad estadísticamente.80 . Cultivo de tomate RAF año con los mismos resultados que el en- sayo anterior. y co- menzando por el nitrógeno. aunque en este caso. siempre que se haga un manejo correcto del riego y que la CE de dicha solución no se varíe de forma drástica (una o dos dé- cimas arriba o abajo para un ajuste pun- tual del drenaje no deben de considerarse como cambios importantes). obtiene una buena producción sin merma de calidad.7 en pimiento del segundo año. con una reducción del 35% en N durante el periodo productivo. Centrándonos por elementos. La concentración de K+ en la solución nutritiva se estudió. en el tratamiento B del ensayo 3. frente al tratamiento B que sería seguir con la solución nutritiva de inicio y sin restringir la cantidad de agua de riego durante la maduración de los frutos.

También en determinadas situaciones es conveniente que la planta no se desarrolle de una forma rápida. o nos interesa que no tenga una vegetación excesi- va.81 . que afectan seriamente a la producción.10 de pepino y tomate res- pectivamente vemos como los valores más bajos obtienen los mismos resultados productivos que el resto.Foto 44. como lo demuestra el ensayo 3.8 de pimientos en su pri- mer año en los tratamientos C y D donde las concentraciones de nitratos y potasio son tan bajas. En algunos cultivos se valora muy especialmente determinadas características en los frutos tales como el contenido en azúcar. el color y no tanto la producción total. y muy específica- mente el tomate RAF. Entre ellos tenemos el melón.5. hasta cualquier límite. el sabor. En todos esos casos está ampliamente demostrado que una subida de CE en el drenaje P. ciertos tipos de tomates. la consistencia. o parte de ellos. En los casos de P y Ca estudiados en los ensayos 3. sobre todo en el tratamiento D. Detalle de tomate cereza “en ramillete” Obviamente no se puede reducir las concentraciones de todos los elementos. ya que suponen un ahorro de fertilizantes. La Conductividad Eléctrica y la calidad de los frutos.9 y 3. 4. luego parece lógico considerarlos como los más adecuados.

puede llevar a una reducción de calibres e incluso de producciones con lo que no vale para todas las situaciones. que además tienen la ven- taja de resultar más baratos que la mayo- Gráfico 2. MS) y Raf y Marmandino sin 12 mmol∙L -1 de nitratos. Si se opta por subir la CE de la solución nutritiva de una manera lineal puede ocurrir. como por ejemplo el añadido (RS.6 en melón y el tratamiento A del ensayo 3. No obstante este manejo realizado fuera de la época fría.m-1 y se aumenta en 0. cloruro sódico o sulfato potásico. El au- mento de la CE del drenaje puede con- seguirse reduciendo el porcentaje de dre- naje o aumentando la CE de la solución nutritiva aportada. M). donde las dos variedades. el tratamiento D del ensayo 3.0 dS. Evolución de los ºBrix ría de los fertilizantes componentes de las en frutos de tomate Raf y Marmandino con ClNa soluciones nutritivas. lo que no parece contribuir a mejorar la calidad de los frutos ni a rete- ner el desarrollo del cultivo en el supuesto de que este tuviera una vegetación excesiva.12. Además el hecho de restringir el riego.2 en tomate. haciéndolo de una manera metódica. En el segundo caso no debemos olvidar que la solución nutriti- va inicial se supone que ya contiene los elementos nutritivos necesarios para un desarrollo óptimo del cultivo.Ensayo 3. con una CE de Cl Na añadido (R. Evolución de la CE en ejemplo. añadido (R. RAF y Marmandino. puede no ser suficiente como se puede desprender del primer año del ensayo 3.. parece que lo mejor será aumentar la CE de la solución nutritiva con abonos que no aporten más nitratos de los necesarios tales como el cloruro potásico. El aumento de la CE a base de res- tringir el riego es una buena opción ya que ahorra agua y abono y.82 . obtuvieron mucho P. puede resultar muy interesante como los demuestra el tratamiento C del ensayo 3.12 año 1º.12 año 1º. por Gráfico 1.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo ayuda a obtener dichos objetivos.m-1 la CE de dicha solución.5 dS.3 en tomate con agua de mala calidad.. Por lo tanto. ello implicaría su- bir a unos 15 mmol∙L -1 la concentración de nitratos. MS) y Raf y Marmandino sin Cl Na nitrato potásico. 2.Ensayo 3. cuando se trata de obtener un excelente sabor como en el caso del tomate RAF.11 en tomates cereza y RAF. que si la solución inicial contiene los drenajes de tomate Raf y Marmandino con ClNa añadido (RS. los tratamientos A y C del ensayo 3. ante situaciones como esta. M).

12. Gráfico 4. disminución de drenaje y aumento de la CE de la solu- ción nutritiva aportada.12 y el A del ensayo 3. La variedad Catalina.mejor sabor. frente a la evolución de este mismo parámetro en tres agricultores distintos elegidos al azar.11 frente a la evolución de los ºBrix de los tomates tipo cereza Josefina (1J) y Catalina (2C) en un ensayo de variedades realizado en la finca de La Nacla.Comparativa de calidad en tomate de la la importancia que tiene la genética en variedad Kumato. Se aprecia la alta correlación entre la CE y la calidad del fruto cuando esta se expresa en ºBrix y que para conseguir una alta CE en el drenaje es importante aportar sales extras y no tratar de conse- guirla solo con la restricción de los por- centajes de drenaje.12. La variedad Josefina es reconocida y apreciada por su sabor y es digno de resaltar. se deben combinar las dos opciones aquí expuestas. cuando a la vez que se redu- cía el riego. muestra la evolución de los ºBrix del to- mate Kumato en el tratamiento C2 del ensayo 3. Por otro lado.. en el gráfico 3 se cereza. El gran diferencial que se puede apreciar respecto a la calidad de los frutos está basado en que los agricultores tratan de maximizar sus rendimientos de producción y por lo tanto no estresan los cultivos hasta los límites en que se han estresado en estos ensayos. es notoriamente inferior en calidad P. También cabe resaltar Gráfico 3. del ensayo 3. C2 y D2. en el gráfico 4 también se muestra la evolución de los ºBrix del tomate tipo cereza Catalina en los tratamientos D2 del ensayo 3. en las condiciones de cultivo del ensayo de variedades. Esto suele produ- cir un notable aumento del sabor como lo demuestran los tratamientos A2. En nuestra opinión.Comparativa de calidad en tomates tipo Por otro lado. y abundando en el mismo tema. cuando se per- siga la obtención de un aumento de la CE en el drenaje. se aportaba cloruro sódico.. el aspecto del sabor y se aprecia como la variedad RAF consigue más ºBrix en los dos tratamientos.83 . cultivadores de la variedad Kumato y para el mismo periodo productivo. Los gráficos 1 y 2 muestran precisamente como evolucionaron las conductividades de los drenajes y los ºBrix en este último ensayo.

es muy caro y no parece mejorar en nada la calidad como lo demuestran los tratamientos D del ensayo 3. Aumentar la CE del drenaje. cabe resaltar como los tres abonos utilizados. parece ser la solución más inteligente y económica como se puede desprender del tratamiento B del ensayo 3. cloruro potásico y sul- fato potásico. han tenido un comportamiento muy similar. aumentar la CE de la solución de drenaje con sales no fertilizantes.5 en judía.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo a la variedad Josefina.12 en cul- tivo de tomate RAF. P. C y D del ensayo 3. por lo que parecería una buena opción utilizar el mas barato.12. combinándolo con una cierta restricción de la cantidad de riego.11 y notablemente superiores en las condiciones de cultivo del ensayo 3. En los tratamientos B. sin embargo consigue niveles de calidad similares en las condicio- nes de cultivo del ensayo 3.7 en tomate tipo cereza y los tratamientos A1 y B1 del ensayo 3. aumentando proporcionalmente todos los elementos de la solución nutritiva. Por último.2 en tomate y el tratamiento D del ensayo 3.11 en tomates cereza y RAF. como el cloruro sódico.84 . cloruro sódico.

pero no durante todo el cultivo. Alterar valores de diversos parámetros (calibre. sin apenas subidas y bajadas de CE durante el desarrollo de los cultivos. El porcentaje de drenaje se puede reducir de forma importante en invierno. azúcar. si no en otras variedades de tomate como Kumato y los tipo Cereza. P. tanto en riego como en nutrición. Conclusiones. peso medio. no solo para variedades que se dis- tinguen por esta característica como el tomate RAF. y que los tratamientos testigos han tenido un comportamiento muy bueno frente al resto de tratamientos. La CE y los nitratos de la solución nutritiva pueden disminuirse durante la fase pro- ductiva sin merma de la producción y consiguiendo un ahorro en fertilizantes. Obtener frutos con sabor es factible y económico. calidad…) no siempre es factible mediante la nutrición y el riego a pesar de usar concentraciones muy extremas. combinando la técnica de dismi- nución de riego con el aporte de sales (cloruro sódico). Los resultados muestran que incluso en los cultivos sin suelo los márgenes de actua- ción son amplios. lo que también supone un ahorro de agua y abono.5. Utilizar soluciones nutritivas con CE superiores a los testigos utilizados en estos en- sayos no supone ningún beneficio en la producción y si un aumento del gasto.85 .

capataz de la finca La Nacla. y en especial a Luís Martín. de la empresa Caparrós Nature (Almería). No queremos olvidar a diversos asesores que nos han ayudado en diferentes trabajos. por su colaboración en los ensayos de tomate RAF.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Agradecimientos Los autores agradecen a la Caja Rural de Granada todo su apoyo tanto en la realiza- ción de los trabajos como en la edición de este libro.86 . Agradecer también al Gabinete Técnico EE. La Nacla en la ejecucion de la mayorria de las experiencias a Juan Jesús Berenguer investigador y a Abelardo Martín. P.

M. I. Acta Horticulturae. RELACIÓN DE LOS ENSAYOS García Lozano.APENDICE 1.87 . Escobar. Berenguer.J. J. Berenguer. García Lozano. Escobar. J. (en prensa) García Lozano. Acta Horticulturae. P.. M. Acta. Almería.J.J. Almería. Escobar. Guzmán. Berenguer. 40. VII Jornadas del grupo de sustratos de la SECH. Yield and Quality under Saline Conditions and Restricted Nitrate Supply in Cherry Tomato Grown Soilless. García Lozano. M. Pontevedra. Escobar. Cultivo de tomates con sabor en cultivos sin suelo (sin publicar).. I. 39. 747. García Lozano. Acta Horticulturae. Fertirrigación de pepino y judía en cultivo sin suelo. 2004. Escobar J.J. García Lozano. Moreno. International Symposium on Advances in Soil and Soi- lless Cultivation under Protected Environment. Agadir (Morocco) 2006. Berenguer. 2004. Fre- cuencia y tiempo de riego en cultivos en coco. J. Barcelona 20-22 Noviembre 2002. Mayo 2003. J. Madrid. Berenguer. M. Téllez. Efecto de la fertirrigación y el uso de hormonas en la calidad y el tamaño del melón en cultivo sin suelo.M. Escobar. 747.. M. I.. Berenguer. III Jornadas del Grupo de Fertilización de la SECH. M. I. Escobar.J. T. I. Berenguer. J.M. M. M. M.. Escobar.. 697. Téllez. J. M. M. M. Agadir (Morocco) 2006. Interna- tional Symposium on Advances in Soil and Soilless Cultivation under Protected Environment.J.. 747. I.J. García Lozano. J. Ca and P applica- tion rate in cucumber and tomato grown soilless in plastic greenhouses. M. Berenguer. Fertigation of tomato crops using poor quality water. García Lozano. IX Jornadas de Horticultura. Green-pepper fertigation in soilless culture. Bizkaia.J. García Lozano. Fertirrigación del tomate en cultivo sin suelo. García Lozano. 42. J. I. Noviembre 2009. Agadir (Morocco) 2006. Téllez.J. Berenguer. X Congreso Nacional de Ciencias Hortícolas. I. Escobar.. Resúmenes VI Jornadas de Sustratos de la SECH Pág.M.. International Symposium on Advances in Soil and Soilless Cultivation under Protected Environment.. I. M. Diferentes es- trategias nutricionales para la mejora de la calidad del tomate en cultivo sin suelo. Acta Horticulturae. Almeria 2005. Acta.

M. P. A. 1994. Escobar. Cadahía. Namiki-T. Acta-Horticulturae. Tognoni-F. Ito-T .. Acta Horticulturae (ISHS) 401: 319-326. García M. Acta Hort. Análisis de suelos-agua-planta y su aplicación en la nutrición de cultivos. R.. Ehret. Y Urrestarazu M.. Grower Digest n1 12. García M. grouth and yield. Cultivos Hortícolas y Ornamentales. ISOSC Proceedings.C. Salas. Dorais. 1991. Hao. Micevic.. A.. Acta Hor- ticulturae 511. Fussell. (2001). The ABC of NFT. Ed. 33-44. G. Instituto la Rural.(ISHS) 511: 185-196. D. Santamaría P. 396. (1998).. Carofiglio O. Diez años de Experiencias en Cultivos sin Suelo. Effect of fertigation management of nutrient solution consumption and yield on closed agrosystem in relation to open system in mediterranean plastic house conditions. 151-156.. M. Response of cherry tomato to the electrical conductivity of the nutrient solution. Growing in perlite.. Caja Rural de Gra- nada. R. Dorval. 1996. No. M. Improving tomato fruit quality by in- creasing salinity: effects on ion uptake. Urrestarazu. Conversa G. 2003.. and Gosselin. Maruo-T. C. M. Gonnella M. Fertirrigación. Ediciones Mun- di Prensa. Hydroponics and transplant production. Publicaciones Casper. M. M.Papadopoulos.. D. 97-109.88 . The effect of reduced nitrates input on tomato yield and fruit quality. Szmidt.. Hall. y Casas E. Hitchon.. A.P. García Lozano... Casas A. A. 1995. 2000. (1999). Nutrient Film Tecnique. Desmond Day. Cajamar. Ho-LC. I. Acta Hor- ticulturae 609 Cooper.. (1999). Recirculación de la Disolución Nutritiva en las Con- diciones de los Invernaderos de la Europa del Sur. D. Caja Rural de Granada. Adams-P. 2000.... Hand D. Demers.. Changes in the composition of the nutrient solution during plant growth an imp ortant factor in soilless culture. X. Nukaya-A. D. Parente. D.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo BIBLIOGRAFÍA Alt. Turcotte.J. 1980.

J. 429-434 Magán Cañadas.J. 411-413 Medrano. Growth. 289. Cultivos sin asuelo II. García. Romero-Aranda R. 1996. A...2-7066-0140-X.L. P..J. Cuartero J. Flammarion. 1995.A.. A.. García Lozano. Irrigation management in perlite. Comparative effects of soli moisture and restricted root zone volume on morphogenetic and physiolo- gical responses of soybean.W.Hohjo-M. M. P. 1988. Cultures hydroponiques. Cultivos sin suelo: Hortalizas en clima mediterráneo. C. Lorenzo. Coïc. 221. Journal of Experiment Botany. The yearround culture of tomatoes on rockwool in the Netherlands. Ministry of Agriculture Fismeries and Food.. Krizek.89 . 1995.119 pages. D. Manejo de riego de un cultivo de to- mate en sustrato bajo abrigo.G. Noordam. M.. Mirecki. Heredia. Water relations and abscisic acid levels of watermelon as affec- ted by rooting volume restriction. E. Booklet 2194 Maff (Publications). pag. Relación entre agrietado del tomate cereza y salinidad Pontevedra 26-30 de Mayo. 129-134. Tanaka-S. Edi- ciones de Horticultura. F. 242-246. M. Y. A. 282. 2003. Latimer. S. Estación Experimental de Las Palmerillas. Barcelona. Environment-Control-in-Biology. 1993. Snyder. F. Matas A.. 1993. y Cajamar. A..A. yield. Liu. Lesaint. García. J. 30. Martínez.J.. 34: 2. 1983. Bunce. 1011-1015. 123 p. fruit quality and physiology of tomato plants grown under different levels of nutrient concentration at several growing stages. 46. Acta Horticulturae. Almería del 29 de septiembre al 10 Octubre 2003. E. 1985. M. Curso Superior de especialización. R. P..T.DD Obra colectiva editada por Pérez J. Acta Horticulturae nº 335. Efectos de la sa- linidad sobre el tomate en cultivo en sustrato en las condiciones del sureste pe- ninsular: resultados experimentales.M. (1999). 357-362. VI Congreso de la Sociedad Española de Ciencias Hortícolas.. Journal of Experimental Botany. Carmi. Paris. Ito-T.P. Actas del X Congreso Nacional de Ciencias Hortícolas 39. La Mai- son Rustique. Lime and Fertiliser Recomendations (1981). y Cuadrado I.. Instituto Cajamar.. Vol. Lorenzo.A.I.

8(7). M. 1985. Yield and quality of rockwool-grown tomatoes as affected by variations in EC-value and climatic conditions. De Inv.. M. Growth and cation absortion of some fruit-vegetable crops grown on rockwool as affected by different catión ratios in the nutrient solution. I.I. Pérez Melian. Curso superior de espe- cialización. 1988. Cultivo hidropónico de tomates. y coeditado por F. IV. Voogt. Sonneveld.A. y Cuadrado Gomez I.. C. F. P. Estación Experimental “Las Palmerillas”. 7: 1.. Junta Andalucía.MP. Agr.P. 119-125. Rockwool in Horticulture. En el libro “Cultivos Sin Suelo II” Curso Superior de Especialización. 1981. Propiedades y características de la fibra de coco. Instituto Cajamar. Almería del 29 de septiembre al 10 Octubre 2003. H. W.A. Potash and Magnesium nutrition of some ve- getable fruit under glass. London. Ed. Cultivos Hidropónicos.A. S.A. M. Y Form. Items for application of macro-elements in soiless cultures. Neth. MK. F. (2003). Mundi Prensa. Galván Sintes.. Schon. Instituto Cajamar Obra colectiva (2000).. Sonneveld. 187-195. C. M. Voogt. 585-602.. P. Programación del riego de cultivos hortícolas bajo invernadero en el sudeste español. Plant and Soil. Lorenzo. Ed.P. 30-33 Smith. Compton.M. 111. C. (1996). 129-139. 37-42. Curso Superior de Especialización sobre Mejora de la Efi- ciencia en el Uso del Agua en Cultivos Protegidos. Gral. G. 1987. Sonneveld. C.Comparison of cucumbers grown in rockwool or perlite at two leaching fractions. Influen- cia de la concentración total de la solución nutritive y su contenido en potasio. Editado por Fernández Fer- nández. CAJAMAR y Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía. G. Efectos de la salinidad en los cultivos sin suelo. Sonneveld. J. Cuadrado. 1981. Agric. 29.. 1980. 4ª ed. 1997. D. S.J. (1999).90 .L. Acta Hor- ticulturae.. Journal of Plant Nutrition. Sonneveld. H.Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo Obra colectiva editada por Fernández. ISOSC Proceedings. Grower Books. C. 149-168.. Direc. Resh. Mejora de la eficiencia en el uso del agua en cultivos protegidos. HortTechnology.J.. Welles. Posadas F. 126.I. Sci. Nitrogen.

. 21-37. A. Actas Horticultu- ra.T. (2004) Tratado de cultivo sin suelo. 1980. París. Urrestarazu. 1984. Steiner. Congr.I. 26. 98.. 447-452. 87-97. H. 1999. Recirculación del drenaje en cultivo de pepino en el sudeste español.F. Cultures legumiers sur substrats. 1976.Steiner. Obra colectiva. Soiless Culture. . Musard. Ediciones Mundi Prensa. Urrestarazu. C. Acta Horticulturae. García Lozano. IWOSC Proceedings 4th Int. A. The selective capacity of plants for ions and its importance for the com- position and treatment of the nutrient solution.L. M. M. Zuang. M. VIII Congreso Nacional de la SECH. The development of soilles culture and an introductión to the congress. M.

FINCA EXPERIMENTAL
NACLA-PUNTALÓN. Centro de investigación agrícola

Ca
mi Aprosmo
no
Ser
vic
io
Ap
ros

Ventillas / Garnatilla
mo
Oficinas

Camino de servicio

Pitayas
Mangos &
Chirimoyos

Ensayo Mangos Ensayo
Chirimoyos

Camino de servicio

Cabezal de riego
Rambla Puntalón

Variedades
Mangos
Entrada principal
Metereológica

Área de invernaderos
Estación

Camino de servicio

Camino de servicio

Otros Frutales:
- Carambolas
GR-5209

- Litchis
- Varios

Experiencias
en Aguacate
Motril

N

Camino de servicio

Ca
min Aprosmo
oS
erv
icio
Ap
ros
Ventillas / Garnatilla

mo
Oficinas

Camino de servicio

Pitayas
Mangos &
Chirimoyos

¿Cómo llegar?
Cómo llegar
Motril
N-323 Granada

Ctra de Almería

Polígono
Motril

Industrial
El Vadillo

N-3
40
Mo


lag 1,7 Km
a Garnatilla / Ventilla
s
tril

P.K. 5,8
GR-5209
to
er

Pueblo Nuevo
Pu

Ca
rch
N- un
a
34
0A
lm
er
ía

.

010) Gabinete Técnico de Caja Rural de Granada . FINCA EXPERIMENTAL NACLA-PUNTALÓN Centro de investigación agrícola Diez años de Mejora en la Fertirrigación de los cultivos sin Suelo GABINETE TÉCNICO (Mayo. 2.