You are on page 1of 3

EN LO PRINCIPAL: CONTESTA DEMANDA DE ALIMENTOS MENORES; OTROSÍ:

CONTESTA DEMANDA CUIDADO PERSONAL;


_____________________________________________________________________________________________________

S.J DE FAMILIA

IQUIQUE

DANIEL RAPIMAN ASSERELLA, abogado, en representación de la parte


demandada de autos, don LUIS JIMENEZ GONALEZ, ya individualizado, en autos sobre
alimentos y cuidado personal, RIT C-233-2018, caratulados “OYARCE CON JIMENEZ”, a
US., respetuosamente digo:

Que, encontrándome dentro del plazo legal, y de conformidad con lo dispuesto


en el artículo 58 de la ley 19.968, vengo en contestar la demanda de alimentos menores
interpuesta en contra de mi representado, solicitando su rechazo en cuanto a las
peticiones concretas formuladas por el demandante, en mérito de los hechos y
fundamentos de derecho que a continuación expongo:

1. Es efectivo que mi representado inició una relación con la demandante de autos en el


año 2016 y que en ese mismo año contrajeron matrimonio.

2. Es efectivo que la menor de autos de nombre ALICE TRINIDAD JIMENEZ OYARCE,


quien actualmente tiene cuatro meses de edad es hija de mi representado, según consta
en el certificado de nacimiento que se acompañó en la demanda.

3. Lo que no es efectivo es todo aquello indica respecto al maltrato, pero al ser una
materia diversa a la desarrollada en esta presentación, y que está siendo ventilada en
causa distinta, no haré referencia a este punto de la demanda.

4. También es efectivo que al estar actualmente viviendo separados, es deber de mi


representado el contribuir económicamente en las necesidades del menor de autos
conforme, a sus reales capacidades económicas, es por ello, que a continuación pasaré a
detallar el estado actual de ingresos y gastos de mi representado, para ilustrar a S.S. de
cuál es la verdadera capacidad económica que tiene a día de hoy:
- Actualmente tiene una remuneración liquida que asciende, según la última
liquidación de sueldo y que acompaño en esta presentación, a la suma de $933.489.-

- Como primer gasto tenemos los $267.000.- (doscientos sesenta y siete mil pesos) que
actualmente paga de manera mensual por el crédito hipotecario correspondiente al
inmueble donde actualmente vive la demandante junto a menor de autos.

- Además como gastos de celebración de matrimonio, y compra de todos los enseres


del inmueble antes mencionado, mi representado tiene actualmente un gasto mensual
total de $228.000.- (doscientos veintiocho mil pesos) correspondiente a dos mutuos en
dinero con el Banco Santander, uno por $72.000.- y otro por $156.000.-

- Un pago mensual de $46.000.- a Caja de Compensación Los Andes.

- Junto con todo lo mencionado tiene un gasto mensual que asciende a la suma de
$150.000.- (ciento cincuenta mil pesos), que corresponde al pago mensual de tarjeta
Visa Banco Estado.

- Y por último, tiene un gasto de $100.000.-(cien mil pesos) que debe pagar de arriendo
de la pieza en que actualmente vive.

Conforme a lo anteriormente mencionado mi representado tiene un gasto mensual total


que asciende a la suma de $791.000.-(setecientos noventa y un mil pesos), quedando un
saldo de remuneración aproximado de $142.000.-(ciento cuarenta y dos mil pesos), para
gastos propios, por lo que actualmente le es imposible cumplir con los alimentos
demandados, atendida su real capacidad económica.

Es importante recalcar que las deudas que obligan a mi representado actualmente,


fueron adquiridas por la sociedad conyugal de conformidad a lo dispuesto en el artículo
1749 del Código Civil y esos gastos se encuentran actualmente en los bienes muebles
que se encuentran en el inmueble de la sociedad conyugal.

La pensión de alimentos que se decrete a favor de la menor de la niña hija de las partes,
no puede implicar que su ejecución se verifique un riesgo patrimonial que implique la
imposibilidad del pago de los dividendos de la propiedad adquirida o el no pago de las
obligaciones bancarias y con la caja de compensación que se encuentran pactadas, de
manera tal, que los acreedores decidan embargar dicha propiedad para el pago de sus
acreencias.

Con los expuesto los montos requeridos de alimentos exponen a mi representado a que
se le aplique, por la imposibilidad del pago de dicha pensión, los apremios de la ley
14.908, y por tanto la sentencia que decrete los alimentos en un monto superior a la
capacidad de pago actual de Luis Jimenez, constituye en la práctica una presión por
deuda atendido las restricciones que tiene Luis Jimenez de satisfacer las deudas sociales,
el pago de dividendos, y sus gastos personales.

En este sentido el artículo 329 del Código Civil ordena se fije los alimentos en
consideración a las facultades del deudor, cuestión que en particular de don Luis
Jimenez no ocurriría, puesto que, carece de facultades económicas suficiente y viables
para el pago de los montos de alimentos que requiere la demandante.

POR TANTO;

RUEGO A SS., se sirva tener por contestada la demanda de alimentos,


someterla a tramitación legal, y, en definitiva, rechazarla en todas sus partes con expresa
condena en costas. En subsidio, y en el caso eventual que sea acogida la demanda de
alimentos menores, el monto de los mimos que S.S., decrete, no supere al valor fijado
como alimento provisorio, correspondiente a la suma de un 40% de un ingreso mínimo
remuneracionales.

OTROSÍ: Que, encontrándome dentro del plazo legal, y de conformidad con lo


dispuesto en el artículo 58 de la ley 19.968, vengo en contestar la demanda de cuidado
personal deducida en el primero otrosí de la presentación de la actora, en contra de mi
representado, allanándonos en todas sus partes.

POR TANTO;
RUEGO A SS., se sirva tenerlo presente.