You are on page 1of 5

ELEMENTOS QUE DEBEN SER ACREDITADOS

PARA LA CONFIGURACIÓN DEL DELITO DE


USURPACIÓN El elemento objetivo del delito de
usurpación se cumple con la materialización del
despojo o perturbación de la posesión, en el sentido,
de que para consumar este
El elemento objetivo del delito de usurpación se cumple con la materialización del despojo o perturbación de la posesión, en el sentido, de que
para consumar este delito, es preciso que la ocupación, en sentido estricto, sea material y efectiva; además, a efecto de ser amparado el
agraviado, es necesario que se acredite la posesión previa que ejercía sobre el inmueble supuestamente usurpado, a efecto de que se configure el
delito, así mismo acrediter los daños causados por el supuesto dspoje hecho que no ha sido acreditado por el agraviado ya que al realizarse la
respectiva pericia valorativa no se ha demostrado el daño por lo queda desestimada este extremo de la denuncia.

JUZGADO DE ASCOPE

JUEZ DOCTOR EMIGDIO CARRANZA VEREAU

INCULPADO: OSCAR CARRETERO AGUILAR Y OTRO

DELITO: USURPACION AGRAVADA Y DAÑOS

AGRAVIADO: PEDRO BACA FLORES

Trujillo, dieciséis de diciembre del dos mil dos

VISTOS; en audiencia pública, oídos los informes orales de los abogados de las partes de fojas seiscientos noventa y dos; con lo expuesto por el
Señor Fiscal Superior de fojas seiscientos setenta y siete; y,
CONSIDERANDO; además:

Primero.- Que, tal como se verifica de la lectura de los autos, de fojas uno el actor, Pedro Baca Flores formula denuncia de parte ante la Fiscalía
Provincial señalando, que con fecha "cinco de marzo de mil novecientos noventa y nueve, los denunciados Luis Atoche Vargas, César Carretero
Aguilar en compañía de veinte personas más pertenecientes a la Empresa Agroindustrial Cartavio S.A. por orden de los nombrados denunciados,
a viva fuerza y grave amenaza a mi persona procedieron a despojarme de mi legítima posesión del predio Unidad Catastral diez mil setecientos
diez de veintiuno punto treinta hectáreas, en su totalidad sembrándola de caña de azúcar para lo cual destruyeron mi barbecho y surcado que
tenía listo para sembrar maíz, daños estimados en dieciocho mil nuevos soles que invertí en maquinaria y mano de obra, sin que me permitan
acercarme a ese lugar"; sin embargo, esta denuncia no la hace inmediatamente después de los hechos del despojo, sino con fecha seis de
septiembre de ese año, esto es, después de varios meses de haberse producido la presunta usurpación; de ahí, que cuando se practica la
inspección judicial, tal como consta del acta de fojas cuarenta y cuatro y cuarenta y cinco de los autos, su fecha el veinticuatro de septiembre de
mil novecientos noventa y nueve, no se constatan vestigios del despojo, encontrándose áreas sembradas de caña de azúcar y áreas libres, sin
precisar cultivos anteriores;

Segundo.- Que, el elemento objetivo del delito de usurpación se cumple con la materialización del despojo o perturbación de la posesión, en el
sentido, de que para consumar este delito, es preciso que la ocupación, en sentido estricto, sea material y efectiva; además, a efecto de ser
amparado el agraviado, es necesario que se acredite la posesión previa que ejercía sobre el inmueble supuestamente usurpado, a efecto de que
se configure el delito;

Tercero.- Que, ambas partes han desarrollado una argumentación con medios probatorios de considerarse con el mejor derecho a la posesión o y
más propiamente a la propiedad del bien materia de esta litis, mientras que en el delito de usurpación, el bien jurídico protegido es la posesión,
mas no la propiedad, la cual es irrelevante en este tipo de delitos, la misma que debe dilucidarse en la vía correspondiente;

Cuarto.- Que, en cuanto a los daños sufridos como consecuencia del despojo, éstos no han sido acreditados, desde que la pericia valorativa de
fojas quinientos cincuenta y siete a quinientos cincuenta y nueve es subjetiva como allí se dice al respecto, "se ha efectuado sobre el cultivo de
maíz, en el supuesto que éste haya sido el cultivo a instalar en esa campaña (mil novecientos noventa y nueve)"; consecuentemente, debe
desestimarse este extremo de la denuncia, como la hace ver el A quo en la resolución recurrida;

Quinto.- Que, si bien el Juez en la sentencia no ha resuelto la tacha interpuesta por la parte civil respecto a la constancia de fojas noventa y cuatro
expedida por el Presidente del Consejo de Regantes Magdalena de Cao y Yalpa - Distrito de Riego Chicama en el sentido de que el agraviado no
se encuentra debidamente inscrito en el Padrón de Usuarios de la Comisión de Regantes;, esta certificación, no abona al objeto de la instrucción,
esto es, no decide la causa de la violación de la posesión a que pudiera tener el agraviado; así mismo, por escrito de fojas quinientos cincuenta y
cinco, el agraviado dedujo tacha de la constancia que expide el Jefe de la Oficina del Proyecto Especial de Titulación de Tierras y Catastro Rural -
PETT del Ministerio de Agricultura indicando de que en el año mil novecientos noventa y ocho el predio materia de los autos figura empadronado a
nombre del Complejo Agroindustrial Cartavio, también se trata de una certificación que se remite a la propiedad del bien sub litis sin mayor
trascendencia al objeto del delito investigado, ya que como reiteradamente se ha dejado establecido, en esta clase de delitos el bien jurídico
protegido es la situación de goce de un bien inmueble y el ejercicio de un derecho real de posesión y conducción pacífica y continua del predio, no
importando la calidad de propietario que pueda tener una de las partes; por lo que conforme al artículo doscientos noventa y ocho del Código de
Procedimientos Penales que establece que no procede declarar la nulidad de una resolución tratándose de vicios procesales que no afecten el
sentido de la resolución, mucho menos si se trata de certificaciones otorgadas por autoridad competente que se consideran documentos públicos,
en todo caso la cuestión que pudieran tener tendrá que dilucidarse en la vía correspondiente; en todo caso, los Jueces y Tribunales están
facultados para completar o integrar las resoluciones judiciales;

Sexto.- Que, también en el dictamen de fojas seiscientos setenta y siete el señor Fiscal se pronuncia por la nulidad de la sentencia debido a que el
Juez en su sentencia no ha señalado los delitos, menos al agraviado; sin embargo, por resolución de fojas seiscientos sesenta y cuatro, el Juez
integra su resolución sentencial, subsanándose de esa manera la omisión, integrándola, especifica el delito de Usurpación Agravada y daños en
agravio de Pedro Baca Flores.

POR ESTAS CONSIDERACIONES: INTEGRARON la sentencia venida en grado y DECLARARON sin objeto pronunciarse sobre las tachas
propuestas por la parte civil a las constancias de fojas noventa y cuatro, trescientos sesenta y siete y trescientos sesenta y ocho de los
autos; CONFIRMARON la sentencia apelada de fojas seiscientos cincuenta y dos a seiscientos cincuenta y cinco, su fecha veintidós de agosto del
dos mil dos, integrada a fojas seiscientos sesenta y cuatro en la que se absuelve a los acusados Oscar Carretero Aguilar en calidad de
representante o gerente de campo del Complejo Agroindustrial Cartavio y Luis Atoche Vargas en su condición de asesor Legal del Complejo
Agroindustrial Cartavio S.A. de los delitos de usurpación y daños en agravio de don Pedro Baca Flores, dejando a salvo el derecho a las partes
para que hagan valer en la vía correspondiente, y los devolvieron.

Ponente doctor Marcelo Valdiviezo García.

SS. VENTURA CUEVA; TORRES MENDOZA; VALDIVIEZO GARCIA.