You are on page 1of 1

SEPULTADOS POR LA ARENA

Foto: Extraída del libro Huelva en la II Guerra Mundial.

Varios barcos están sepultados por la arena en las playas de Mazagón y Doñana,
algunos llevan siglos hundidos. Entre ellos se encuentran tres navíos de la batalla de
Trafalgar de 1805: Rayo, Monarca y Berwick.

En 1.752 se hundió junto a la playa del Asperillo el San Diego, y en 1.758 el Nuestra
Señora del Rosario, los dos con destino a Cartagena de Indias. En 1.544, se hundió en la
playa de Mazagón el Espíritu Santo, una nao de 120 toneles con destino a Santo
Domingo.

El arqueólogo subacuático, Claudio Lozano, autor de numerosos trabajos para la
Universidad de Huelva, afirma en su tesis doctoral que en 1581, la Armada de Diego
Flores de Valdez salió de Sanlúcar de Barrameda con veintitrés navíos, pero el temporal
les hizo volver a Cádiz, con cuatro barcos menos, dos de ellos se hundieron en aguas
onubenses: El San Miguel, una nao de 400 toneles hundida frente a la playa de
Mazagón, y el Jesús María, un Galeón de 1.096 toneles hundido en la playa de Doñana.
El 29 de octubre de 1941 se hundía a 1,5-2 millas de la costa de Mazagón, el buque
británico Sarastone, bombardeado por un avión alemán. El Sarastone de 2.473 Tn, se
intentó rescatar en 1959, pero sólo se pudo recuperar una tercera parte del barco.

Fuentes consultadas:

http://www.bajoelagua.com/
Huelva en la II Guerra Mundial, de Jesús Ramírez Copeiro.