You are on page 1of 9

Daniel 1

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

1 En el año tercero del reinado de Joacim rey de Judá, vino


Nabucodonosor rey de Babilonia a Jerusalén, y la sitió.
2Y el Señor entregó en sus manos a Joacim rey de Judá, y parte de los
utensilios de la casa de Dios; y los trajo a tierra de Sinar, a la casa de
su dios, y colocó los utensilios en la casa del tesoro de su dios.
3Y dijo el rey a Aspenaz, jefe de sus eunucos, que trajese de los hijos de
Israel, del linaje real de los príncipes,
4
muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer,
enseñados en toda sabiduría, sabios en ciencia y de buen
entendimiento, e idóneos para estar en el palacio del rey; y que les
enseñase las letras y la lengua de los caldeos.
5 Y les señaló el rey ración para cada día, de la provisión de la comida del
rey, y del vino que él bebía; y que los criase tres años, para que al fin
de ellos se presentasen delante del rey.
6Entre éstos estaban Daniel, Ananías, Misael y Azarías, de los hijos de
Judá.
7A éstos el jefe de los eunucos puso nombres: puso a Daniel, Beltsasar;
a Ananías, Sadrac; a Misael, Mesac; y a Azarías, Abed-nego.
8Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la
comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de
los eunucos que no se le obligase a contaminarse.
9Y puso Dios a Daniel en gracia y en buena voluntad con el jefe de los
eunucos;

y dijo el jefe de los eunucos a Daniel: Temo a mi señor el rey, que


10

señaló vuestra comida y vuestra bebida; pues luego que él vea vuestros
rostros más pálidos que los de los muchachos que son semejantes a
vosotros, condenaréis para con el rey mi cabeza.

Entonces dijo Daniel a Melsar, que estaba puesto por el jefe de los
11

eunucos sobre Daniel, Ananías, Misael y Azarías:


12Te ruego que hagas la prueba con tus siervos por diez días, y nos den
legumbres a comer, y agua a beber.

Compara luego nuestros rostros con los rostros de los muchachos que
13

comen de la ración de la comida del rey, y haz después con tus siervos
según veas.
14 Consintió, pues, con ellos en esto, y probó con ellos diez días.

Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más


15

robusto que el de los otros muchachos que comían de la porción de la


comida del rey.

Así, pues, Melsar se llevaba la porción de la comida de ellos y el vino


16

que habían de beber, y les daba legumbres.


17A estos cuatro muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en
todas las letras y ciencias; y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y
sueños.
18Pasados, pues, los días al fin de los cuales había dicho el rey que los
trajesen, el jefe de los eunucos los trajo delante de Nabucodonosor.

Y el rey habló con ellos, y no fueron hallados entre todos ellos otros
19

como Daniel, Ananías, Misael y Azarías; así, pues, estuvieron delante del
rey.
20En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los
halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en
todo su reino.
21 Y continuó Daniel hasta el año primero del rey Ciro.

Antes de comenzar es necesario que hagamos un poco de historia,


en el tiempo en que se desarrolla el relato de Daniel poco queda del
pueblo que había sido sacado de la esclavitud de Egipto, aquel
pueblo guerrero y obediente que había expulsado a las naciones
cananeas que ocupaban la tierra que Dios les había dado por
heredad.
Ya casi se extinguía los años dorados que la nación había vivido en
el tiempo del rey David y de su hijo Salomón.
Luego de todas aquellas proezas, el pueblo desobediente cada vez
se alejaba más de su Señor, luego de la división del reino en 2 en
los tiempos de Roboam hijo de Salomón nada volvió a ser como antes.
El reino del norte; las 10 tribus, fueron gobernadas por reyes cada vez
peores y sin temor de Dios, mientras que lo que le ocurrió al reino de
Judá no fue muy distinto, salvo uno que otro rey piadoso, el fin de ambos
reinos era una cuestión de tiempo. Primero el reino del norte, fue
arrasado por los Asirios y siglos después lo mismo pasaría con el de
Judá, quienes sufrieron por mano de los Babilonios. Ese es el
escenario del libro de Daniel.
Por la desobediencia del pueblo Dios disciplinaría a su hijo.
Salmos 147:19-20
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
19 Ha manifestado sus palabras a Jacob,
Sus estatutos y sus juicios a Israel.
20 No ha hecho así con ninguna otra de las naciones;
Y en cuanto a sus juicios, no los conocieron.
Aleluya.

En un tira y afloja entre las dos super potencias de aquel entonces;


Egipto y Babilonia, se encontraba Judá, quien había realizado alianzas
con Egipto.
Luego de la batalla de Carquemis, donde Nabucodonosor derrotó al
faraón Necao, Babilonia se convierte en la nación dominante del oriente
medio y no tardó mucho en ir a conquistar Jerusalén.
Según lo que nos dice el texto en el año tercero del rey Joacim vino
Nabucodonosor y sitió Jerusalén, esto ocurrió en el año 605 a.C. El
ataque al reino de Judá fue paulatino, y hubo tres deportaciones, la
primera es aquella donde Daniel y sus amigos son llevados a
Babilonia, la segunda es aquella donde otro grupo de Judíos son
llevados allá entre los cuales se encuentra Ezequiel, el profeta. Y
finalmente en el año 589 a.C Jerusalén terminaría siendo destruida.
Aquella gloriosa nación, única con un trato especial del Dios
Todopoderoso, sin tierra, sin templo, sin Dios, por su
desobediencia eso los llevo a una angustia tremenda.
Salmos 137:1-4
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
137 Junto a los ríos de Babilonia,
Allí nos sentábamos, y aun llorábamos,
Acordándonos de Sion.
2 Sobre los sauces en medio de ella

Colgamos nuestras arpas.


3 Y los que nos habían llevado cautivos nos pedían que cantásemos,
Y los que nos habían desolado nos pedían alegría, diciendo:
Cantadnos algunos de los cánticos de Sion.
4 ¿Cómo cantaremos cántico de Jehová

En tierra de extraños?

Pero todo esto era voluntad de Dios, no fue el poderío de


Nabucodonosor, su estrategia, fue Dios en sus eternos propósitos
quien determinó entregar al pueblo.
Daniel es uno de los libros del antiguo testamento donde más se exalta
la soberanía de Dios.
El texto dice “que el Señor entregó en sus manos a Joacim”.
La costumbre en ese tiempo era que cuando un reino conquistaba a otro
se llevaba normalmente los objetos de culto de la nación conquistada,
con esto se demostraba que los dioses del reino victorioso era más
poderoso y había subyugado al otro, pero en realidad esto no era así,
El Dios Todopoderoso determinó que así fuera.
Babilonia también es presentada en el NT pero ya no como la ciudad
histórica, sino como una representación de todo lo mundano.
Apocalipsis 17:5
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
5y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE,
LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.
De esta manera, aparte de ser un relato histórico, todo lo ocurrido en
Babilonia nos muestra un reflejo espiritual de lo que el mundo hace al
pueblo de Dios.

Volviendo al pasaje. En la primera deportación, a la cual se refiere


el contexto de este pasaje, son llevados por “Aspenaz” a Babilonia, los
jóvenes nobles, probablemente los futuros gobernantes de la
nación. La estrategia de parte de los babilonios era clara, arrebatar a
todos quienes pudiesen reorganizar Judá y rebelarse contra ellos
¿Pero por qué no matarlos? ¿No hubiese sido más fácil? La verdad
ellos no querían desperdiciar el potencial de estos jóvenes, lo mejor
era capacitarlos en babilonia, vestirlos como babilonios, que hablaran
como babilonios, que terminaran amando Babilonia y que nunca más se
quisieran ir de allí.
Nabucodonosor quería a los mejores, fuertes, sanos e inteligentes,
Daniel 1:4-5
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer,
4

enseñados en toda sabiduría, sabios en ciencia y de buen


entendimiento, e idóneos para estar en el palacio del rey; y que les
enseñase las letras y la lengua de los caldeos.

Y les señaló el rey ración para cada día, de la provisión de la comida del
5

rey, y del vino que él bebía; y que los criase tres años, para que al fin
de ellos se presentasen delante del rey.

Entre estos jóvenes estaban Daniel, Ananías, Misael y Azarias. Lo


primero que hace Aspenaz para marcar la vida de estos jóvenes es
cambiarle el nombre, en la cultura semítica el nombre tiene una
importancia crucial, es un reflejo de la persona, de su esencia, en el
caso de estos jóvenes, todos sus nombres hacían alusión directa a
Dios.
Daniel, Dios es mu juez. Ananías; Jehová es misericordioso.
Misael; ¿Quién es como el Señor? Y Azarías; Jehová ha ayudado.
Mientras que los nuevos nombres que no sabemos con certeza que
significan eran representativos de todo lo que significaba Babilonia.
Babilonia quería cambiar la esencia de estos jóvenes, de la misma
manera que el diablo cuestionó la identidad de hijo de Dios de
Señor durante la tentación en el desierto, así también hoy, el
mundo, este sistema, desea cambiar la esencia del pueblo de Dios.
De esta manera estos jóvenes entraron a este periodo de
preparación, Daniel no tenía más de 18 años cuando llego a
Babilonia, así fue como comenzaron su preparación en la universidad
de Babilonia.
Ya con nuevos nombres, comenzaron a ser instruidos en la literatura
babilónica, y en la lengua babilónica. Ellos se sumergieron en la
cultura de ellos, aprendieron la sabiduría de ellos. Esto nos muestra
un principio importante.
El cristiano no está llamado a apartarse del mundo, sino a estar en
él. “No somos del mundo pero estamos en el mundo” eso fue lo
que dijo el Señor Jesucristo.
Hubo una generación de cristianos hace años atrás que satanizaron la
educación formal, no quisieron se parte de lo que según ellos no era de
Dios y lamentablemente hoy hemos cosechado representantes de la
iglesia que no están capacitados para hablar ante autoridades.
Lo mismo pasó previo a la edad media, fieles cristianos al ver lo
defectuoso de la iglesia católica se fueron a las montañas a vivir
apartados, en monasterios. El llamado del cristiano no es a apartarse
sino a ser parte de, no es vivir en una burbuja sino vivir en el mundo sin
ser parte de él.
La vida del cristiano no es el monasterio sino el ministerio.
Mateo 5:13
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
13Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con
qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y
hollada por los hombres.
Mateo 5:16
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean
16

vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los


cielos.

Daniel y sus amigos no fueron azetas que se negaron a aprender, que


se rebelaron ante Aspenaz, no todo lo contrario, estudiaron, aprendieron
Filipenses 2:15
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en
medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual
resplandecéis como luminares en el mundo;

Estos jóvenes se sirvieron de la mentalidad pagana pero no se


dejaron vencer por ella, ellos la usaron para servir a Dios y no para
negarlo.
Lamentablemente aparte del extremo que se aparta del mundo
académico y otras cosas existe otro extremo, el extremo que se deja
vencer por la literatura babilónica y por la lengua babilónica.
En Brasil una encuesta dice que el 83% de los jóvenes que se dicen
cristianos abandonan la iglesia luego de entrar a la universidad.
El problema no es alejarse del mundo o estar en el mundo, el problema
son las bases de fe que tienen los jóvenes, si se les ha predicado el
evangelio y han creído en Cristo, reconociendo su pecado y la majestad
de Dios, tal como Daniel y sus amigos de ninguna manera se
corromperán con el mundo, aprenderán y servirán a Dios en el mundo.
Ahora bien, ya hemos visto que estos jóvenes no tuvieron problemas
con su cambio de nombre, porque su corazón no cambiaría, no
tuvieron problemas con la literatura babilónica porque conocían bien
sus raíces y no tuvieron problema con la lengua babilónica, porque
su idioma era el del Dios del cielo. Pero en una cosa sí tuvieron
problemas.
Todo este plan de preparación de 3 años incluía comer de la ración de
la comida que el rey comía. Y eso Daniel no lo iba a permitir.
¿Por qué? Porque podían ser privados de sus nombres, de su historia
y cultura, de su idioma, pero nunca permitirían ser privados de su
fidelidad a Dios.
La comida que Nabucodonosor comía, era sacrificada a sus dioses y el
vino era rociado sobre los sacrificios.
Nosotros nos vemos ante ciertas presiones y cedemos fácilmente.
Si ya transamos en algo, hagamos lo con todo. Pidamosle perdón
a Dios por eso. Hemos sido regenerados tenemos más luz que
Daniel y sus amigos.
Santiago 4:4
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
!!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es
4

enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del
mundo, se constituye enemigo de Dios.

Ahora bien hay cosas que debemos resaltar en la forma en que llevaron
a cabo su fidelidad.
Su negación fue inmediata. Ellos no esperaron que se les diese la
ración para después de estar seguros negarse a consumirla. Su
manifestación fue desde el principio.
Su negación fue respetuosa. En ningún momento Daniel y sus amigos
hicieron una revuelta, ni marcharon contra Nabucodonosor. Primero fue
a Aspenaz y luego al siervo Melsar, siguió el protocolo.
Fue con amabilidad. En ningún momento empezaron a criticar a los
demás jóvenes de Babilonia University por comer cosas sacrificadas a
los ídolos, se preocuparon en su propia situación. Y propusieron una
solución comer “legumbres” (cosas plantadas) durante diez días de
prueba.
¿Cuál fue el resultado?
Daniel 1:15
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más
15

robusto que el de los otros muchachos que comían de la porción de la


comida del rey.

Y no solo eso.
Daniel 1:19-20
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Y el rey habló con ellos, y no fueron hallados entre todos ellos otros
19

como Daniel, Ananías, Misael y Azarías; así, pues, estuvieron delante del
rey.

En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los


20

halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en
todo su reino.

Llevándolo a Cristo. Si cedes a todo, no eres de Cristo, eres esclavo


de Babilonia, Babilonia te gobierna y vas a morir en Babilonia sin
esperanza.