You are on page 1of 6

Sonda vesical

Es un tubo delgado y flexible que se introduce a través de la uretra hasta la vejiga para la
evacuación continua de la orina, fijada por un globo.

Cuidados de la sonda vesical

 Observar periódicamente la permeabilidad de la sonda.


 Fijar el tubo de drenaje a la pierna del paciente calculando la movilidad de la misma para
evitar tirones.
 Lavar la zona con agua y jabón una vez al día y aclarar con suero fisiológico.
 Lavar bien los restos acumulados en el catéter cerca del meato urinario, girar este sobre
su eje longitudinal para evitar adherencias (nunca introducir el catéter ni tirar de él).
 Lavar la sonda cuando sea preciso para mantenerla permeable.
 Indicar al enfermo que mantenga la bolsa del drenaje por debajo del nivel de la vejiga,
para prevenir infecciones por reflujo
 Mantener la bolsa colectora fijada al soporte para evitar traumatismos
 Evitar desconexiones de la sonda innecesarias siempre que se puedan utilizar sistemas
cerrados de drenaje.
 Excepto que este contraindicado (pacientes con fallo renal o cardiaco) estimular el
aporte de líquidos de dos a tres litros por día, para aumentar el flujo urinario y evitar el
riesgo de infección.
 Limpieza de la zona perineal exhaustivamente cada 12 horas.
 Valorar los indicadores de infección urinaria (aumento de la temperatura, escalofríos,
dolor en flanco suprapúbico, orina turbia o mal oliente, hematuria).
 Valorar la aparición de infección uretral, comprobando que no hay secreción alrededor
de la sonda, en caso de que ésta existiera, tomar una muestra para cultivo.
 Cuando haya que pinzar la sonda, hacerlo siempre en el tubo de drenaje de la sonda,
nunca en el catéter
 Valorar la aparición de infección uretral, comprobando que no hay secreción alrededor
de la sonda, en caso de que ésta existiera, tomar una muestra para cultivo.
 Cuando haya que pinzar la sonda, hacerlo siempre en el tubo de drenaje de la sonda,
nunca en el catéter
 Lavarse las manos siempre antes y después de manipular la sonda.
 Realizar higiene y secado de genitales, evitando tirar de la sonda.
 El cambio de la bolsa se realizará cada 4-5 días.
 No desconectar la bolsa, ni para el vaciado ni para la higiene.
 Realizar el vaciado de la bolsa a través del grifo.
 Mantener la bolsa por debajo del nivel de la cintura, para evitar reflujo de la orina hacia
la vejiga.
 Evitar tirar de la sonda.
 Cambiar la colocación de la bolsa para evitar que la sonda esté siempre en contacto con
la misma zona.
 Evitar que la bolsa roce con el suelo.
 Evitar acodamientos en el recorrido del tubo.
Cuidados básicos de la hernia

Si la hernia no genera problemas y no existe una clara indicación quirúrgica, el paciente debe
aprender una serie de cuidados para evitar su aumento, garantizar la adaptación del dispositivo,
evitar la lesión de la piel y detectar posibles complicaciones.

Vigilar el tamaño del estomago

La hernia suele producir el ensanchamiento progresivo del estoma por lo que será necesario
comprobar con frecuencia los posibles cambios en el diámetro con el fin de que pueda adaptarse
perfectamente el orificio del dispositivo.

Adaptar el dispositivo de ostomía

Conviene revisar el sistema de ostomía utilizado para garantizar su buena adaptación a los
cambios en el diámetro, garantizar la adherencia y evitar las fugas de efluente.

Observar el ritmo de eliminación del estomago

El paciente debe observar el funcionamiento del estoma en cuanto a la eliminación de las heces
y su consistencia con el fin de advertir un posible cambio del ritmo habitual. La interrupción en
la eliminación de heces acompañado de dolor tipo cólico y vómitos, puede sugerir la presencia
de una complicación de la hernia y ha de ser motivo de consulta médica inmediata.

Evitar el estreñimiento

La expulsión de heces excesivamente compactas por el estoma supone un esfuerzo que puede
facilitar el aumento del abultamiento de la hernia o incluso la aparición de complicaciones. Para
combatir el estreñimiento conviene ingerir alimentos que aporten abundante fibra, beber
mucho líquido y caminar.

Evitar el sobrepeso y la obesidad

Uno de los factores que facilitan el incremento de la hernia es el aumento del volumen en el
interior del abdomen por lo que conviene que el paciente controle su peso de forma periódica
para evitar la ganancia excesiva y, si existe sobrepeso u obesidad, siga una dieta para perder
peso.

Evitar realizar esfuerzos físicos

Otro de los factores que determinan la aparición o el incremento de la hernia es el empuje sobre
la pared muscular del abdomen que ejercen las vísceras internas cuando aumente la presión en
su interior. Esta presión aumenta cuando el paciente realiza actividades físicas que supongan un
esfuerzo y en especial cuando manipula objetos pesados.

Modificar hábitos posturales

El paciente con hernia en el estoma ha de aprender a realizar las movilizaciones habituales de la


vida cotidiana evitando al máximo la distensión de la pared abdominal.

Proteger la pared abdominal

Debe protegerse la pared muscular del abdomen sujetando la zona periestomal con la mano
ante el inevitable esfuerzo que suponen la tos o el estornudo.
Utilizar prendas de compresión

Estas prendas consiguen contener la progresión de la hernia y facilitan la movilización del


paciente

Utilizar un enfoque sereno que dé seguridad

-Valorar la comprensión del/de la paciente acerca el proceso de enfermedad

-Proporcionar información objetiva al/a la paciente y familia respecto del diagnóstico,


tratamiento y pronóstico

-Proporcionar información al/a la paciente y familia acerca de la enfermedad

-Enseñar los signos y síntomas de las complicaciones de la enfermedad.

-Enseñar al/a la paciente medidas para controlar/ minimizar síntomas.

-Instruir al/a la paciente acerca de las actividades del procedimiento/ tratamiento

-Informar ala la paciente sobre la forma de ayudar en la recuperación

-Informar al/a la paciente y familia acerca de la fecha, hora y lugar programados para la cirugía

-Dar tiempo al/a la paciente para que haga preguntas y discuta sus inquietudes

-Describir al/a la paciente las rutinas pre-operatorias (anestesia, dieta, preparación intestinal y
de la piel..)

-Presentar el/la paciente al personal implicado en los cuidados de cirugía/ post-operatorio

-Instruir al/a la paciente acerca de la forma de cuidar la incisión durante el baño o la ducha

-Enseñar al/a la paciente a minimizar la tensión en el sito de la incisión

-Enseñar al/a la paciente y/o familia a curar la incisión, incluyendo signos y síntomas de infección

-Informar al/a la paciente y familia acerca del nombre, propósito y acción de cada medicamento

-Instruir al/a la paciente y familia acerca de las dosis, vía y duración de los efectos de cada
medicamento

-Instruir al/a la paciente y familia acerca de los posibles efectos secundarios o adversos de los
medicamentos (prevención de caídas)

-Evaluar el nivel de ejercicio actual del/ de la paciente

-Ayudar al/a la paciente en la deambulación inicial tras la cirugía

-Instruir al/a la paciente para avanzar de forma segura en la actividad y prevenir complicaciones

-Informar al/a la paciente del propósito y los beneficios de la actividad /ejercicio prescrito

-Ayudar al/a la paciente a incorporar la actividad/ejercicio en la rutina diaria/estilo de vida


HERNIA

Una hernia es un saco formado por el revestimiento de la cavidad abdominal


(peritoneo). El saco pasa a través de un agujero o área débil en la capa fuerte
de la pared abdominal que rodea el músculo, denominada fascia.
Tipo de hernia:

 Hernia femoral: es una protuberancia en la parte superior del muslo, justo


debajo de la ingle. Este tipo es más común en las mujeres que en los
hombres.
 Hernia hiatal: se presenta en la parte superior del estómago. Una porción
de la parte superior del estómago se adentra en el tórax.
 Hernia quirúrgica o eventración: puede darse a través de una cicatriz si
usted ha tenido una cirugía abdominal en el pasado.
 Hernia inguinal: es una protuberancia en la ingle. Este tipo es más común
en los hombres. Puede bajar hasta el escroto.
 Hernia umbilical: aparece como una protuberancia alrededor del ombligo.
Sucede cuando el músculo alrededor del ombligo no se cierra
completamente.

Tratamiento de la hernia:
La cirugía es el único tratamiento con el que se puede reparar una hernia
de manera permanente. La cirugía puede tener más riesgo para pacientes
con problemas de salud graves. En la operación, se asegura el tejido
debilitado de la pared abdominal (fascia) y se cierra cualquier agujero. En
la actualidad, la mayoría de las hernias se cierran con parches de tela para
sellar los orificios.
Complicaciones de las heridas quirúrgicas son:

♣ Hematoma: acumulación de sangre fuera de los vasos sanguíneos, en un


estado de semicoagulación, relacionada con la intervención quirúrgica. Se
evidencia mediante la equimosis y la inflamación.
♣ Seroma: acumulación de linfa en la herida. Se manifiesta con tumefacción
y molestia local sin eritema ni calor.
♣ Dehiscencia: separación de los bordes de la herida.
♣ Evisceración: protrusión del contenido de la herida, graves cuando son
incisiones abdominales. Ocurre cuando ceden las suturas, o cuando hay
tos, infección o distensión
♣ Absceso: acumulación de pus y material infectado dentro de la pared
abdominal, se observa inflamación local, calor e induración.

Cuidados de enfermería:
 Valoración continúa de los hematomas ya que indica una hemorragia
interna leve y administración de medicamentos para manejar el dolor y la
inflamación cuando sea necesario.
 Prevención del seroma (vendaje o apósito compresivo), en caso de que
aparezca se hace una punción para la extracción del líquido en condiciones
de asepsia y colocación de vendaje o apósito compresivo.
 Valoración de las características de la herida, garantizar la inmovilización
estricta del paciente en posición semifowler.
 Valoración de las características de la herida, garantizar la inmovilización
estricta del paciente en posición semifowler, manejo del dolor con
medicamentos según necesidad, acompañamiento constante al paciente
para tranquilizarlo y monitorizarlo.
 Realización de cura diaria con técnica aséptica, drenaje de la herida,
administración de antibióticos según prescripción médica y valoración de la
herida y del proceso de cicatrización.
PLAN DE CUIDADOS: Diagnósticos NANDA:

– 00146 Ansiedad r/c Cambios en el estado de salud del paciente y Cambio del entorno y m/p
Inseguridad, Miedo de consecuencias inespecíficas y Dificultad para conciliar el sueño.

– Resultados NOC: 1402 Control de la ansiedad

– Intervenciones NIC:

5820 Disminución de la ansiedad

5270 Apoyo emocional

4920 Escucha activa

7310 Cuidados de Enfermería al ingreso

1850 Fomentar el sueño

5610 Enseñanza: pre quirúrgica

– 00085 Deterioro de la movilidad física r/c Malestar, dolor y Miedo a iniciar el movimiento m/p
Dificultad para realizar las actividades de auto cuidados, Comunicación verbal o codificada de
dolor y Dificultad para conciliar el sueño.

– Resultados NOC: 0202 Nivel de movilidad. 1811 Conocimiento: actividad prescrita

– Intervenciones NIC:

1804 Ayuda con los auto cuidados: aseo(eliminación)

1803 Ayuda con los auto cuidados: alimentación

1802 Ayuda con los auto cuidados: vestir/arreglo personal

1801 Ayuda con los auto cuidados: baño/higiene

5612 Enseñanza actividad/ejercicio prescrito


1400 Manejo del dolor

– 00046 Deterioro de la integridad cutánea r/c Alteración de la sensibilidad, Alteración del


estado metabólico y Alteración de la circulación m/p Destrucción de las capas de la piel(dermis)

– Resultados NOC: 1102 curación de la herida: por primera intención

– Intervenciones NIC:

2316 Administración de medicación: tópica

3590 Vigilancia de la piel

3660 Cuidados de las heridas

5618 Enseñanza: procedimiento/tratamiento

6540 Control de infecciones

6550 Protección contra las infecciones