You are on page 1of 43

Definición

La seguridad e higiene industrial tiene como objetivo prevenir los


accidentes laborales, los cuales se producen como consecuencia de las
actividades de producción. Una buena producción debe satisfacer las
condiciones necesarias de los tres elementos indispensables:
 Seguridad
 Productividad
 Calidad de los productos.
Por tanto, contribuye a la reducción de sus socios y clientes.
 Conocer las necesidades de la empresa para poder ofrecerles la
información más adecuada orientada a solucionar sus problemas.

 Comunicar los descubrimientos e innovaciones logrados en cada


área de interés relacionada con la prevención de accidentes

Principales funciones del departamento de seguridad e higiene


 Revisar y aprobar las políticas de seguridad.
 Realizar inspecciones periódicas de seguridad.
 Establecer normas adecuadas de seguridad.
 Poner en funcionamiento y mejorar el programa de seguridad.
 Asesorarse sobre problema de seguridad.
 Ocuparse del control de las enfermedades ocupacionales.
 Asesorarse sobre problemas del medio ambiente.
 Identificar los riesgos contra la salud que existen.
 Ejecutar el plan de primeros auxilios
Desarrollo histórico de la seguridad industrial
Desde los inicios de la especie humana, de la necesidad de alimentarse
y proveerse medios de subsistencia, surge el trabajo y aunado a esto
los accidentes y enfermedades productos de la misma actividad.
Los primeros datos acerca del bienestar laboral, los encontramos hacia
400 años A.C., cuando Hipócrates, conocido popularmente como el
padre de la medicina, realizó las primeras anotaciones sobre
enfermedades laborales de que se tenga noticia. 500 años después, un
médico romano llamado Plinio “El Viejo”, hizo referencia de los peligros
inherentes en el manejo del zinc y del azufre, y desarrollo el primer EPP
respiratoria, fabricado con vejigas de animales, que se colocaba sobre
la boca para impedir la inhalación de polvos.
En 1473, Ulrich Ellembog escribió su libro sobre las enfermedades
relacionadas con el ambiente de trabajo y cómo prevenirlos, he hizo
renacer el interés de esta área.
En 1556 se publicó un libro relacionado con los riesgos asociados con
la minería. Su autor “Georgious Agrícola“, hace sugerencias para
mejorar la ventilación en las minas y fabricar máscaras, que protejan
efectivamente a los mineros; se discuten ampliamente los accidentes
en las minas y sus causas; describe los defectos del “pie de trinchera “,
el cual es una enfermedad debida a la exposición de los pies por largo
tiempo a la humedad a las minas; también trata de silicosis, enfermedad
producida en los pulmones y causada por la inhalación de polvos de
silicio o cuarzo.
En el siglo XVII Bernardino Ramazzini inició la práctica de lo que
actualmente se conoce como medicina del trabajo, al escribir de manera
sistemática y ordenada las enfermedades relacionadas con los
diferentes oficios que se desarrollaban en aquella época.
Más tarde, con el inicio de la revolución industrial en Europa, los
procesos y ambientes de trabajo se transformaron radicalmente, la
principal característica de este periodo fue el inicio del uso de máquinas
con el objetivo de aumentar la velocidad de producción y mediante este
método, incrementar también la productividad y las ganancias.
Desde luego estos cambios repercutieron en la salud y bienestar de los
trabajadores, en la mayoría de los casos de manera negativa; los
accidentes de trabajo incrementaron su incidencia y aparecieron
enfermedades hasta entonces desconocidas, creadas por los nuevos
agentes agresores utilizados durante los procesos de trabajos.
Poco a poco, la salud en los trabajadores y las medidas de precaución
para la disminución de accidentes se fueron desarrollando
aceptablemente en la mayoría de los países industrializados, sin que
esto quiera decir que se resolvieron todos los problemas al respecto.
Ante este panorama, adquieren mayor valor las acciones individuales,
colectivas, institucionales, nacionales o internacionales que se efectúan
con un afán real de colaborar en las mejoras de las condiciones de
higiene y seguridad industrial.
Charles Trackrak escribió un libro sobre riesgos en diversas industrias,
pero la más importante fue la que declaró “cada patrón es responsable
de la salud y seguridad de sus trabajadores”.
A fin siglo XVII y principios del XIX en Inglaterra, el gobierno comenzó a
preocuparse por las condiciones laborales, esto a raíz de un incendio
en Londonderry, Irlanda, en un barrio de talleres de confección de ropa
y el cual costo más de 600 vidas, el parlamento ingles nombro una
comisión investigadora, para evaluar la seguridad e higiene en los
centros de trabajo.
Las malas condiciones que fueron encontradas, dieron como resultado
que en 1833 se promulgara la “Ley sobre las fábricas” esta era la
primera vez que un gobierno mostraba un real interés por la salud y
seguridad de los trabajadores.
En 1970 se publica en E.U.A. “La ley de seguridad e Higiene
Ocupacional”, cuyo objetivo es asegurar en lo máximo posible que todo
hombre y mujer trabaje en lugares seguros y saludables, lo cual
permitirá preservar sus cuerpos. Esta ley es posiblemente el documento
más importante que se ha emitido a favor de la seguridad y la higiene,
ya que cubre con sus reglamentos, requerimientos con casi todas las
ramas industriales, los cuales han sido tomados por muchos otros
países.
En México fue hasta la década de los años treinta cuando surgieron las
primeras dependencias gubernamentales encargadas de vigilar las
condiciones de trabajo existentes en las industrias; La Secretaria de
Salubridad y Asistencia, con su dirección de Higiene Industrial, El
Departamento del Distrito Federal, con su Dirección de Trabajo, con su
Oficina Medica del Trabajo.
El aspecto legislativo se inició en 1931 con la promulgación de la “Ley
Federal del Trabajo”, en la cual se formularon las tablas de
enfermedades profesionales y las valoraciones de las incapacidades y
se dio el primer paso sólido para obtener mejores y más seguras
condiciones de trabajo.
En 1978 se emitió el Reglamento General de Higiene y Seguridad en el
trabajo en el cual se dan los lineamientos para proporcionar en áreas
específicas un ambiente de trabajo seguro y sano.
Normatividad y Reglamentación
Se encuentra regulada por diversos preceptos contenidos en nuestra
Constitución Política, la Ley Orgánica de la Administración Pública
Federal, la Ley Federal del Trabajo, la Ley Federal sobre Metrología y
Normalización, el Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el
Trabajo, así como por las normas oficiales mexicanas de la materia,
entre otros ordenamientos.

El artículo 123, Apartado “A”, fracción XV, de la Ley Suprema dispone


que el patrono estará obligado a observar, de acuerdo con la naturaleza
de su negociación, los preceptos legales sobre higiene y seguridad en
las instalaciones de su establecimiento, y a adoptar las medidas
adecuadas para prevenir accidentes en el uso de las máquinas,
instrumentos y materiales de trabajo, así como a organizar de tal
manera éste, que resulte la mayor garantía para la salud y la vida de los
trabajadores.

La Ley Federal del Trabajo, en su artículo 132, fracción XVI, consigna


la obligación del patrón de instalar y operar las fábricas, talleres,
oficinas, locales y demás lugares en que deban ejecutarse las labores,
de acuerdo con las disposiciones establecidas en el reglamento y las
normas oficiales mexicanas en materia de seguridad, salud y medio
ambiente de trabajo, a efecto de prevenir accidentes y enfermedades
laborales, así como de adoptar las medidas preventivas y correctivas
que determine la autoridad laboral. Asimismo, el referido ordenamiento
determina, en su fracción XVII, la obligación que tienen los patrones de
cumplir el reglamento y las normas oficiales mexicanas en materia de
seguridad, salud y medio ambiente de trabajo, así como de disponer en
todo tiempo de los medicamentos y materiales de curación
indispensables para prestar oportuna y eficazmente los primeros
auxilios. El referido ordenamiento también recoge las siguientes
obligaciones a cargo de los trabajadores, en su artículo 134, fracciones
II y X: observar las disposiciones contenidas en el reglamento y las
normas oficiales mexicanas en materia de seguridad, salud y medio
ambiente de trabajo y las que indiquen los patrones para su seguridad
y protección personal, y someterse a los reconocimientos médicos
previstos en el reglamento interior y demás normas vigentes en la
empresa o establecimiento, para comprobar que no padecen alguna
incapacidad o enfermedad de trabajo, contagiosa o incurable.
Por otra parte, la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal
faculta a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en su artículo 40,
fracción XI, para estudiar y ordenar las medidas de seguridad e higiene
industriales para la protección de los trabajadores.
La Ley Federal del Trabajo dispone en su artículo 512 que en los
reglamentos e instructivos que las autoridades laborales expidan se
fijarán las medidas necesarias para prevenir los riesgos de trabajo y
lograr que el trabajo se preste en condiciones que aseguren la vida y la
salud de los trabajadores.
La Ley Federal sobre Metrología y Normalización determina, en sus
artículos 38, fracción II, 40, fracción VII, y 43 al 47, la competencia de
las dependencias para expedir las normas oficiales mexicanas
relacionadas con sus atribuciones; la finalidad que tienen éstas de
establecer, entre otras materias, las condiciones de salud, seguridad e
higiene que deberán observarse en los centros de trabajo, así como el
proceso de elaboración, modificación y publicación de las mismas.
El Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo establece
en su artículo 10 la facultad de la Secretaría del Trabajo y Previsión
Social para expedir Normas con fundamento en la Ley Federal sobre
Metrología y Normalización y su reglamento, la Ley Federal del Trabajo
y el presente Reglamento, con el propósito de establecer disposiciones
en materia de seguridad y salud en el trabajo que eviten riesgos que
pongan en peligro la vida, integridad física o salud de los trabajadores,
y cambios adversos y sustanciales en el ambiente laboral, que afecten
o puedan afectar la seguridad o salud de los trabajadores o provocar
daños a las instalaciones, maquinaria, equipos y materiales del centro
de trabajo.
Las normas oficiales mexicanas que emite la Secretaría del Trabajo y
Previsión Social determinan las condiciones mínimas necesarias para
la prevención de riesgos de trabajo y se caracterizan por que se
destinan a la atención de factores de riesgo, a los que pueden estar
expuestos los trabajadores.

En el presente, se encuentran vigentes 41 normas oficiales mexicanas


en materia de seguridad y salud en el trabajo. Dichas normas se
agrupan en cinco categorías: de seguridad, salud, organización,
específicas y de producto. Su aplicación es obligatoria en todo el
territorio nacional.
Condiciones apropiadas del trabajo
Es de conocimiento general que los ambientes desfavorables o desagradables
provocan disminución de la productividad y deterioro de la moral de los trabajadores.
También estos aspectos son causas directas o indirectas de accidentes; puede ser
que una máquina no tenga las protecciones necesarias, o que exista una mala
iluminación y ventilación; los empleados se van acomodando a este ambiente y
piensan que se encuentran en un ambiente "normal", lo que desencadena en
numerosos accidentes debido al descuido de las personas desencadenado a partir
del descuido de la empresa por la higiene y seguridad de su planta.
La ventilación.
Según estudios, la elevación de la temperatura aumenta la proporción de accidentes
menores en un grado mayor que la de accidentes mayores; esto puede ser debido
a que el malestar que produce una alta temperatura tal vez conduce a un descuido
o indisposición hacia el trabajo. Esto es lo que principalmente origina accidentes
menores aunque no se descarta la posibilidad de que cause algunos mayores,
debido a malestares físicos que la temperatura ocasiona como mareos, dolores de
cabeza, habilidad para pensar, trastornos visuales y deshidratación, entre otros.
Otra forma de como la temperatura afecta a los obreros, es que estos se valgan de
algún accidente menor para parar su trabajo y descansar; debido a la fatiga que
puede causar el calor o el frío.
Es importante mencionar que aspectos de ventilación pueden ser la causa principal
de privación de oxígeno y la acumulación de vapores perjudiciales; que pueden
ocasionar desde un simple mareo hasta incluso la muerte. Se debe hacer una
correcta ventilación en la planta tomando en cuenta alturas mínimas de las
ventanas, cantidad de personas que trabajarán en cierta área, cantidad de
ventiladores a colocar de acuerdo al área del lugar y determinación de puntos de
entradas naturales de aire.
La iluminación
Una mala iluminación, bien sea porque hay demasiada o poca luz, es una causa
importante de accidentes, ya que debido a esa mala condición en la planta puede
ocasionar en los operarios deslumbramiento y problemas para visualizar riesgos
potenciales.
Una inadecuada iluminación afecta la productividad del personal en cuanto a que
hace más lento el trabajo, debido a que tienen que estar efectuando correcciones;
también influye en la higiene del lugar, ya que debido a que no se puede visualizar
bien la zona de trabajo, hace que muchos puntos se encuentren saturados de
basura, proliferándose otros riesgos nocivos para la salud.

Diseño del equipo.

Una máquina cumple con su objetivo cuando realiza el trabajo para el que fue
creada y es segura. Las máquinas deben diseñarse de manera que el operario no
tengan ningún tipo de contacto con las partes que significan riesgo: engranajes,
elementos cortantes, proyección de materiales, etc.
El diseño de equipos manufactureros con dispositivos de seguridad e interruptores
de la energía incorporados, es de directa importancia para la industria, estas
protecciones (conocidas como resguardos) deben suministrar una protección
positiva, no ocasionar molestias al operador, no interferir con la producción, resistir
al uso normal, prevenir todo acceso a la zona de peligro, no constituir un peligro por
sí mismos y funcionar con un mínimo esfuerzo.
Si un equipo no posee estos resguardos, la probabilidad de que se ocasione un
accidente es muy alta, debido a que muchas veces los operarios creen que son
capaces de realizar su trabajo hasta con los ojos cerrados y sin este tipo de
protecciones, el riesgo que corren es alto.
También es importante darle mantenimiento a esos dispositivos de seguridad, ya
que no se puede tener a los operarios bajo una "falsa seguridad" que solamente
traerá situaciones negativas a la producción de la empresa.
Riesgos de trabajo, identificación, evaluación y
control
La definición de Riesgo de Trabajo, es teoría pura tradicional, en materia del
derecho del trabajo, surgiendo en la historia de la humanidad, en Francia con la
primera Ley de Accidentes de Trabajo, promulgada en 1878, sin embargo, en
nuestro país, la definición legal, quedo plasmada en la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos de 1917, misma que por el estado de derecho mexicano,
fue trasladado a las respectivas leyes correspondientes, para encontrarla en dos
artículos, en primer lugar, el artículo 473 de la Ley Federal del Trabajo, así como en
la Ley del Seguro Social en su artículo 41, en ambos casos, se puede definir como
Riesgos de Trabajo:
“Los accidentes y enfermedades a que están expuestos los trabajadores en ejercicio
o con motivo del trabajo”
Sin embargo es preciso, entender el concepto fundamental de los Riesgos de
trabajo, el cual, debido a diferentes autores de la teoría del derecho podemos definir
como lo siguiente:
Un Riesgo de trabajo es aquella probabilidad de ante un determinado peligro se
produzca un cierto daño, pudiendo ser cuantificable, de acuerdo a los siguientes
factores:
 Factores o condiciones de Seguridad del trabajo
 Factores de origen físico, químico y biológico
 Factores derivados de las características del trabajo
 Factores de la organización del trabajo
 Factores de la organización del tiempo laboral
 Factores dependientes de las tareas laborales

El derecho del trabajo, es muy contundente, al afirmar que el patrón siempre será
responsable de los riesgos de trabajo, de acuerdo a diferentes responsabilidades,
que van desde el tipo de contrato laboral, la culpabilidad del propio trabajador, las
actividades laborales que tenga el colaborador, entre otras, sin embargo depende
de la espontaneidad o de la cotidianidad del riesgo, es la clasificación que se puede
tener de los riesgos de trabajo
¿En qué consiste la evaluación de riesgos?
Se entiende por evaluación de riesgos el proceso dirigido a estimar la magnitud de
aquellos riesgos que no hayan podido evitarse. La evaluación consiste en un
examen sistemático de todos los aspectos del trabajo para determinar:
 Qué puede causar daño o lesión;
 Si los riesgos pueden eliminarse y, si no es el caso,
 Qué medidas preventivas o de protección se han adoptado o deben
adoptarse para controlar los riesgos.
Las empresas tienen el deber general de garantizar la seguridad y la salud de sus
trabajadores en todos los aspectos relacionados con el trabajo y de llevar a cabo
evaluaciones de riesgos.
¿Cómo evaluar los riesgos?
Para la mayoría de las empresas, un enfoque sencillo de la evaluación de riesgos
en cinco pasos debería dar buenos resultados. No obstante, hay otros métodos
igualmente válidos, sobre todo si existen riesgos y circunstancias de mayor
complejidad.
Paso 1: Identificación de los riesgos y de los trabajadores expuestos
He aquí algunos consejos que ayudan a identificar cuáles son los riesgos:
 Recorrer el lugar de trabajo y examinar lo que podría causar daños;
 Consultar a los trabajadores y a sus representantes sobre los problemas con
que se han encontrado;
 Considerar los riesgos para la salud a largo plazo, como los niveles elevados
de ruido o la exposición a sustancias nocivas, así como otros más complejos
o menos obvios, como los factores psicosociales o los riesgos asociados a la
organización del trabajo;
 Examinar el historial de accidentes y enfermedades de la empresa;
 Recabar información de otras fuentes, como:
— manuales de instrucciones y fichas técnicas de fabricantes y
proveedores;
— sitios web sobre seguridad y salud en el trabajo;
— organismos nacionales, asociaciones empresariales o sindicales;
— reglamentos jurídicos y normas técnicas.
Para cada riesgo es importante aclarar quién puede resultar dañado; así será más
fácil establecer la mejor manera de hacerle frente. No se trata de elaborar un listado
con todos los miembros de la plantilla, sino de establecer grupos, como el de las
personas que trabajan en el almacén o el de los transeúntes. Limpiadores,
contratistas o terceros no pertenecientes a la empresa pueden encontrarse
asimismo en situación de riesgo.
Ha de prestarse especial atención a las cuestiones de género, a los grupos de
trabajadores expuestos a un mayor riesgo o que presenten características
especiales. En cada caso, es importante determinar qué daño pueden sufrir, es
decir, qué tipo de lesión o enfermedad puede afectarles.
Trabajadores que pueden verse expuestos a un mayor riesgo
 Trabajadores con discapacidades
 Trabajadores migrantes
 Trabajadores jóvenes y de edad avanzada
 Mujeres embarazadas y en períodos de lactancia
 Personal sin formación o experiencia
 Trabajadores de mantenimiento
 Trabajadores inmunodeprimidos
 Trabajadores que ya sufren alguna enfermedad, como bronquitis
 Trabajadores que toman medicamentos que pueden aumentar su
vulnerabilidad a los daños.

Paso 2: Evaluación de riesgos y asignación de prioridades a los mismos


El siguiente paso es la evaluación del riesgo derivado del trabajo. Esta tarea puede
abordarse considerando:
 La probabilidad de que un determinado peligro cause daños;
 La gravedad probable del daño en cuestión;
 La frecuencia con que se ven expuestos los trabajadores (y el número de
estos).
Un proceso sencillo, basado en el sentido común y que no exige destrezas
especializadas ni técnicas complejas, puede bastar para numerosos riesgos y
actividades laborales. Se incluyen entre estas las actividades con niveles bajos de
riesgos y los lugares de trabajo en los que los riesgos son bien conocidos o se
encuentran perfectamente identificados y en los que se dispone de los medios de
control adecuados. Probablemente, esto es lo que sucederá en la mayoría de las
empresas (sobre todo, las PYME). Terminada esta tarea, debe asignarse una
prioridad a los riesgos y abordarlos en el orden fijado.
Paso 3: Planificación de las medidas preventivas necesarias
El siguiente paso consiste en decidir el modo de eliminar o controlar los riesgos. En
esta fase debe considerarse:
 Si es posible eliminar el riesgo;
 En caso contrario, cómo puede controlarse de manera que no
comprometa la seguridad ni la salud de las personas expuestas.
Al prevenir y controlar los riesgos, han de tenerse en cuenta los siguientes principios
generales de prevención:
 Evitar los riesgos;
 Sustituir los factores peligrosos por otros que no lo sean, o que lo sean
menos;
 Combatir los riesgos en su origen;
 Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual
 (Por ejemplo, controlar la exposición a humos mediante sistemas de
ventilación y extracción localizada, no mediante mascarillas individuales);
 Adaptarse al progreso técnico y a los cambios en la información;
 Procurar la mejora del nivel de protección.

Paso 4: Adopción de las medidas


El siguiente paso consiste en la adopción de las medidas preventivas y de
protección. Es importante procurar la participación en este proceso de los
trabajadores y de sus representantes.
Una ejecución eficaz requiere la elaboración de un plan en el que se especifiquen:
 Las medidas que se van a aplicar;
 Quién hace qué y cuándo;
 En qué plazo ha de completarse.
Es fundamental que se dé prioridad a todas las tareas de eliminación o prevención
de riesgos.
Paso 5: Seguimiento y revisión
No debe descuidarse tampoco la realización de controles periódicos para
comprobar que las medidas de prevención y protección funcionan o se aplican, y
para detectar nuevos problemas.
La evaluación de riesgos ha de revisarse periódicamente, dependiendo de la
naturaleza de estos, de la probabilidad de un cambio en la actividad laboral o de las
conclusiones de la investigación de un accidente o incidente. La evaluación de
riesgos no es algo que se haga de una vez para siempre.
Accidentes del Trabajo: Causas, Clasificación y
Control

El accidente del trabajo constituye la base del estudio de la Seguridad Industrial, y


lo enfoca desde el punto de vista preventivo, estudiando sus causas (por qué
ocurren), sus fuentes (actividades comprometidas en el accidente), sus agentes
(medios de trabajo participantes), su tipo (como se producen o se desarrollan los
hechos), todo ello con el fin de desarrollar la prevención.
Accidente del trabajo Toda lesión que una persona sufra a causa o con ocasión del
trabajo y que le produzca incapacidad o muerte (Ley 16.744)
Accidentes de trayecto: son los ocurridos en el trayecto directo entre la habitación y
el lugar de trabajo y viceversa.
CAUSAS DE LOS ACCIDENTES
Los accidentes ocurren porque la gente comete actos incorrectos o porque los
equipos, herramientas, maquinarias o lugares de trabajo no se encuentran en
condiciones adecuadas. El principio de la prevención de los accidentes señala que
todos los accidentes tienen causas que los originan y que se pueden evitar al
identificar y controlar las causas que los producen.
Causas Directas
Origen humano (acción insegura): definida como cualquier acción o falta de acción
de la persona que trabaja, lo que puede llevar a la ocurrencia de un accidente.
Origen ambiental (condición insegura): definida como cualquier condición del
ambiente laboral que puede contribuir a la ocurrencia de un accidente.
No todas las acciones inseguras producen accidentes, pero la repetición de un acto
incorrecto puede producir un accidente.
No todas las condiciones inseguras producen accidentes, pero la permanencia de
una condición insegura en un lugar de trabajo puede producir un accidente.
Causas Básicas:
Origen Humano: explican por qué la gente no actúa como debiera.
*No Saber: desconocimiento de la tarea (por imitación, por inexperiencia, por
improvisación y/o falta de destreza).
*No poder: Permante: Incapacidad física (incapacidad visual, incapacidad auditiva),
incapacidad mental o reacciones sicomotoras inadecuadas. Temporal: adicción al
alcohol y fatiga física.
No querer: Motivación: apreciación errónea del riesgo, experiencias y hábitos
anteriores.
Frustración: estado de mayor tensión o mayor agresividad del trabajador.
Regresión: irresponsabilidad y conducta infantil del trabajador.
Fijación: resistencia a cambios de hábitos laborales.
Origen Ambiental: Explican por qué existen las condiciones inseguras.

Normas inexistentes.
 Normas inadecuadas.
 Desgaste normal de maquinarias e instalaciones causadas por el uso.
 Diseño, fabricación e instalación defectuosa de maquinaria.
 Uso anormal de maquinarias e instalaciones.
 Acción de terceros.

Control de accidentes
El desarrollo de la Seguridad Industrial ha permitido implementar una serie de
herramientas que ayudan a prevención de los accidentes y/o enfermedades de tipo
ocupacional. Estos instrumentos de control están insertos en una serie de decretos
de nuestra legislación con el fin de hacer obligatorios su cumplimiento.
Departamento de prevención de riesgos
De acuerdo a lo indicado por el Decreto 40 de 1969 Ministerio del Trabajo y
Previsión Social, toda empresa con más de 100 trabajadores debe formar un
Departamento de Prevención de riesgos, dirigido por un experto en la materia,
profesional o técnico. La contratación del experto será a tiempo completo o parcial,
lo que se definirá de acuerdo a los límites establecidos en el respectivo decreto, art.
10 y 11. Este departamento deberá planificar, organizar, asesorar, ejecutar,
supervisar y promover acciones permanentes para evitar accidentes del trabajo y
enfermedades profesionales.
Además están obligados a llevar las estadísticas completas de accidentes y de
enfermedades profesionales, tales como tasa mensual de frecuencia, tasa
semestral de gravedad y tasa anual de riesgos.
Reglamento interno
De acuerdo a lo indicado por el Decreto 40 de 1969 Ministerio del Trabajo y
Previsión Social, toda empresa o entidad estará obligada a establecer y mantener
al día un reglamento interno de seguridad e higiene en el trabajo, cuyo cumplimiento
será obligatorio para los trabajadores. La empresa deberá entregar gratuitamente
un ejemplar del reglamento a cada trabajador.
Si la empresa o entidad ocupa normalmente 25 o más trabajadores deberá
confeccionar un reglamento interno de orden, higiene y seguridad (art. 149 de la ley
18.620), que contenga las obligaciones y prohibiciones a que deben sujetarse los
trabajadores en relación a sus labores en la empresa o establecimiento.
El procedimiento y contenidos de este reglamento están indicado por el DS.54 de
1969 del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.
Derecho a Saber
El D.S.50 de 1988, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social estableció la
obligación de los empleadores de informar oportuna y convenientemente a todos
sus trabajadores acerca de los riesgos a que están expuestos en sus labores, de
las medidas preventivas y del procedimiento correcto de trabajo. Esta obligación
puede estar inserta como un capítulo más dentro del reglamento interno de higiene
y seguridad de la empresa.
Costos de los accidentes de trabajo
Los accidentes de trabajo representan costos tanto humanos como económicos. El
accidentado y la empresa deben afrontar las consecuencias del hecho según la
responsabilidad que a cada uno le competa en la relación de dependencia.
Existen costos y consecuencias que deberá afrontar el accidentado, mientras que
la empresa tendrá también que responder según le corresponda. A continuación
detallamos algunas de las cuestiones que se deben tener en cuenta para un
correcto funcionamiento organizacional:
COSTO PARA EL ACCIDENTADO
Para el accidentado es para quien el accidente representa el mayor costo. Él es el
primero e indiscutible perjudicado por las consecuencias del accidente ya que es
quien padece, en primer término, el sufrimiento de Ia lesión física. Ahora bien,
cuando se trata el concepto del costo del accidente para el trabajador, hay que
diferenciar más que nunca el costo humano del costo económico ya que el primero
tiene una importancia enorme. El costo humano del accidente para el trabajador
accidentado lo constituyen, fundamentalmente, el dolor y sufrimiento físico y
psíquico que producen la lesión y los tratamientos médicos necesarios para
mejorarla.
Este sufrimiento que ocasionan las lesiones habitualmente no es apreciado en su
verdadera magnitud. Parece como si no tuviera importancia, pero el hecho es que
a la mayoría de las personas les horrorizaría sólo el imaginar que a ellas les pudiera
ocurrir cualquiera de las lesiones consecuencia de los accidentes más corrientes.
Sea, por ejemplo, el caso de las amputaciones de un dedo, de varios, o de la mano
entera que causan, con elevada frecuencia, maquinas que se utilizan en carpintera,
como la sierra circular. A pesar de ello, es habitual contemplar cómo se realizan
trabajos en máquinas peligrosas sin temor las debidas precauciones.
Otro accidente extremadamente frecuente es la caída de altura que, cuando no
resulta mortal, produce lesiones permanentes que pueden afectar a cualquier parte
del cuerpo y especialmente a las piernas. Hay que imaginar el drama personal del
trabajador condenado de por vida a una silla de ruedas. Todos estos daños,
lógicamente, no se pueden valorar con dinero. Estos sufrimientos no tienen precio
porque alteran sustancialmente la calidad de vida de una persona.

Dentro del campo del costo humano existen otros capítulos que tampoco se pueden
valorar económicamente: la pérdida de la capacidad de trabajo -sea temporal o
permanente-, la pérdida para desarrollar la profesión del trabajador con la necesidad
de buscar otra, a una edad y coyuntura de empleo en las que es difícil cambiar y
más con la tara de una mutilación incapacitante. El sufrimiento de la familia, a causal
de todas estas desgracias, las formas de rechazo social hacia los disminuidos
físicos, de los que el accidentado pasa a formar parte si la lesión tiene
consecuencias permanentes y otras muchas que resultaría largo enumerar.
El costo económico del accidente para el trabajador es también muy importante. Se
ha dicho que para el trabajador su salario constituye habitualmente la fuente
principal o única de ingresos. El accidente supone una pérdida parcial o total do
esos ingresos bien durante un tiempo que puede ser el que transcurra hasta la
curación o bien para el resto de su vida si la lesión produce incapacidades
permanentes.
COSTO PARA LA EMPRESA
En muchas ocasiones las empresas no son conscientes de que los accidentes de
trabajo les representan un costo importante, pero la realidad es que efectivamente
es así. Un costo para la empresa derivado de los accidentes esta constituido por la
pérdida de los recursos humanos que se produce cuando los trabajadores son
apartados del proceso productivo por causa de los accidentes de trabajo, bien sea
temporal o definitivamente. Los conocimientos y experiencia de un trabajador en
parte, son sustituibles para la empresa, pero en parte no lo son porque estén ligados
a las propias características y potencialidades de la persona.
Pueden ser importantes los problemas y molestias que se derivan para el personal
de la empresa. De ellos, los más significativos son los procesos y condenas
judiciales a que son sometidas aquellas personas que el tribunal considera
responsables del accidente. Es una situación humanamente muy desagradable la
de la persona que se ve procesada por la muerte o lesiones de un” compañero o
subordinado uniendo, a la presión psicológica que ello supone, Ia incertidumbre o
la condena derivadas de un proceso judicial. Tales costos tienen una componente
humana y sobre todo una componente económica.
El costo económico que a la empresa le suponen los accidentes de trabajo es un
aspecto, importante ya que incide negativamente en lo que constituye el objeto
principal de las empresas, esto es, el beneficio económico. Quizá por ello el cálculo
de los costos de los accidentes ha sido una materia que ha interesado a muchos
profesionales en prevención de siniestros y existen varios métodos para realizarlo.
La ‘mayoría de ellos tienen en común el diferenciar los costos que se pueden
cuantificar con facilidad, como los costos asegurables, de aquellos otros que en
principio aparecen más o menos ocultos, pero que son muy cuantiosos en la
mayoría de los casos. Entre estos “costos ocultos” se pueden señalar los que se
relacionan a continuación:
 Costo del tiempo perdido por otros compañeros del accidentado que
interrumpen su trabajo para ayudarle, por solidaridad, o por curiosidad, etc.
 Costo del tiempo perdido por los mandos del accidentado asistiéndolo,
investigando las causas del accidente, organizando el trabajo que hacía para
que lo continúen otros trabajadores, seleccionando, entrenando o
introduciendo a nuevos empleados para reemplazar al accidentado
preparando informes del accidente, atendiendo a las autoridades de la
Administración Publica, etc.
 Costo de los primaros auxilios y atención médica no cubierta por el seguro.
 Costo de los daños sufridos por la maquinaria, herramientas, equipo y
materiales como consecuencia del accidente.
 Costos debidos a las interferencias de producción, fallos en el suministro,
penalizaciones por retrasos, etc.
 Costo de la parte de salario abonada al trabajador accidentado y no
trabajada, ni cubierta por el seguro.
 Costo de la pérdida de productividad que genera el malestar ocasionado por
el accidente.
 Costos fijos de energía, alquileres, etc. que continúan mientras el
accidentado sigue improductivo.
A todos estos costos habría que añadir otros que pueden ser muy importantes en el
caso de accidentes graves o mortales y también en el caso de accidentes
denominados mayores que puedan afectar gravemente a ciudadanos, al medio
ambiente o a bienes públicos.
Entre estos costos están los derivados de sanciones económicas, sobre la base de
los distintos ámbitos de la responsabilidad empresarial en materia de seguridad e
higiene en el trabajo: responsabilidad civil por los daños y perjuicios que pueden
derivar del incumplimiento de las obligaciones de prevención por parte del
empleador establecidas en los artículos 8 y 9 de ley de 19587 ;responsabilidad
administrativa, regulada de forma detallada en el Anexo II Capítulo 2 del Pacto
Federal del Trabajo Ley 25.212 cuyo importe, depende de la significación de la
infracción, pudiendo variar del veinticinco por ciento (25%) por una infracción leve
en su grado mínimo, al dos mil por ciento (2.000%) por la muy grave en su grado
máximo, del valor mensual del Salario Mínimo, Vital y Móvil vigente al momento de
la constatación de la infracción, por cada trabajador afectado.
Asimismo hay que tener en cuenta que el accidentado o sus herederos pueden
demandar a la empresa por responsabilidades derivadas de los accidentes mortales
o con lesiones incapacitantes y que dada la precariedad preventiva. En que pueden
encontrarse algunas instalaciones industriales es relativamente fácil demostrar la
existencia de falta de medidas de seguridad. Ante ello las empresas suelen preferir
llegar a un acuerdo económico con los perjudicados para que el proceso no prosiga.
Otros costes que pueden tener importancia son los derivados de conflictos laborales
que se pueden originar como protesta por los accidentes (con la pérdida de horas
de trabajo que esto representa), etc.
También hay que mencionar entre otros posibles costos importantes, que incluso
pueden llegar a ser irreparables, los debidos a una pérdida de imagen de la empresa
y a una pérdida de mercado a raíz de un accidente muy grave.
La relación de todos estos costes da una idea de la cuantía que para la empresa
puede suponer. A pesar de su importancia, muchas empresas no estén
mentalizadas para evitarlos, generalmente porque no aplican con rigor un análisis
de los costos de los riesgos que consciente o inconscientemente asumen.
Equipo de seguridad
Se entiende por EPI, cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el
trabajador para que lo proteja de uno o más riesgos que puedan amenazar su
seguridad y/o su salud, así como cualquier complemento destinado al mismo fin.
Los EPI son pues elementos de protección individuales del trabajador, muy
extendidos y utilizados en cualquier tipo de trabajo y cuya eficacia depende, en gran
parte, de su correcta elección y de un mantenimiento adecuado del mismo.
Se excluyen de esta definición:
 La ropa de trabajo corriente y los uniformes que no estén
específicamente destinados a proteger la salud o la integridad
física del trabajador.
 Los equipos de los servicios de socorro y salvamento.
 Los equipos de protección individual de los militares, de los
policías y de las personas de los servicios de mantenimiento
del orden.
 Los equipos de protección individual de los medios de
transporte por carretera.
 El material de deporte.
 El material de defensa o de disuasión.
 Los aparatos portátiles para la detección o señalización de los
riesgos y de los factores de molestia.
Según la definición y para tener la condición de EPI es necesario hacer las
siguientes consideraciones:
El EPI no tiene por finalidad realizar una tarea o actividad sino protegernos de los
riesgos que presentan la tarea o actividad. Por tanto, no tendrán la consideración
de EPI, las herramientas o útiles aunque los mismos estén diseñados para proteger
contra un determinado riesgo (herramientas eléctricas aislantes, etc.).
El EPI debe ser llevado o sujetado por el trabajador y utilizado de la forma prevista
por el fabricante.
El EPI debe ser elemento de protección para el que lo utiliza, no para la protección
de productos o personas ajenas.
Lista indicativa y no exhaustiva de equipos de protección individual
PROTECTORES DE LA CABEZA
 Cascos de seguridad (obras públicas y construcción, minas e
industrias diversas).
 Cascos de protección contra choques e impactos.
 Prendas de protección para la cabeza (gorros, gorras,
sombreros, etc., de tejido, de tejido recubierto, etc.).
 Cascos para usos especiales (fuego, productos químicos, etc.).
PROTECTORES DEL OÍDO
 Protectores auditivos tipo “tapones”.
 Protectores auditivos desechables o reutilizables.
 Protectores auditivos tipo “orejeras”, con arnés de cabeza, bajo
la barbilla o la nuca.
 Cascos anti ruido.
 Protectores auditivos acoplables a los cascos de protección
para la industria.
 Protectores auditivos dependientes del nivel.
 Protectores auditivos con aparatos de intercomunicación.

PROTECTORES DE LOS OJOS Y DE LA CARA


 Gafas de montura “universal”.
 Gafas de montura “integral” (uni o biocular).
 Gafas de montura “cazoletas”.
 Pantallas faciales.
 Pantallas para soldadura (de mano, de cabeza, acoplables a
casco de protección para la industria).
PROTECCIÓN DE LAS VÍAS RESPIRATORIAS
 Equipos filtrantes de partículas (molestas, nocivas, tóxicas o
radiactivas).
 Equipos filtrantes frente a gases y vapores.
 Equipos filtrantes mixtos.
 Equipos aislantes de aire libre.
 Equipos aislantes con suministro de aire.
 Equipos respiratorios con casco o pantalla para soldadura.
 Equipos respiratorios con máscara amovible para soldadura.
 Equipos de submarinismo.
PROTECTORES DE MANOS Y BRAZOS
 Guantes contra las agresiones mecánicas (perforaciones,
cortes, vibraciones).
 Guantes contra las agresiones químicas.
 Guantes contra las agresiones de origen eléctrico.
 Guantes contra las agresiones de origen térmico.
 Manoplas.
 Manguitos y mangas.
PROTECTORES DE PIES Y PIERNAS
 Calzado de seguridad.
 Calzado de protección.
 Calzado de trabajo.
 Calzado y cubre calzado de protección contra el calor.
 Calzado y cubre calzado de protección contra el frío.
 Calzado frente a la electricidad.
 Calzado de protección contra las motosierras.
 Protectores amovibles del empeine.
 Polainas.
 Suelas amovibles (antitérmicas, anti perforación o anti
transpiración).
 Rodilleras.
PROTECTORES DE LA PIEL
 Cremas de protección y pomadas.
PROTECTORES DEL TRONCO Y EL ABDOMEN
 Chalecos, chaquetas y mandiles de protección contra las agresiones
mecánicas (Perforaciones, cortes, proyecciones de metales en
fusión).
 Chalecos, chaquetas y mandiles de protección contra las agresiones
químicas.
 Chalecos termógenos.
 Chalecos salvavidas.
 Mandiles de protección contra los rayos X.
 Cinturones de sujeción del tronco.
 Fajas y cinturones anti vibraciones.
PROTECCIÓN TOTAL DEL CUERPO
 Equipos de protección contra las caídas de altura.
 Dispositivos anti caídas deslizantes.
 Arneses.
 Cinturones de sujeción.
 Dispositivos anti caídas con amortiguador.
 Ropa de protección.
 Ropa de protección contra las agresiones mecánicas
(perforaciones, cortes).
 Ropa de protección contra las agresiones químicas.
 Ropa de protección contra las proyecciones de metales en
fusión y las radiaciones infrarrojas.
 Ropa de protección contra fuentes de calor intenso o estrés
térmico.
 Ropa de protección contra bajas temperaturas.
 Ropa de protección contra la contaminación radiactiva.
 Ropa anti polvo.
 Ropa antigás.
 Ropa y accesorios (brazaletes, guantes) de señalización (retro
reflectantes, fluorescentes).
Contaminación y toxicología
El trabajo enfoca el problema de la contaminación y el estudio de la toxicología
desde un punto de vista racional y real; es decir, no podemos pensar que la
contaminación puede eliminarse, ni que de ahora en adelante no se generará más.
Esto sería una utopía, ya que es un fenómeno muy antiguo y que carece de difusión
suficiente como para que todo el mundo tenga conocimiento y, por ende, tome
conciencia. La contaminación un tema muy amplio, donde la variedad de recursos
sobre los cuales puede actuar, el tipo de sustancia considerada contaminante y los
efectos que cada una de éstas producen sobre los primeros, hacen de ella un
proceso multivariado, dependiente de numerosos factores. Dentro del tema
específico de la toxicología estudiaremos los puntos principales como ser: definición
de toxicología, sus vías de exposición, toxicología ambiental, subdisciplinas de la
toxicología, hasta concluir con los contaminantes inorgánicos. La descripción y
análisis de estos temas tiene por objetivo principal entender las causas de la gran
variabilidad que existe en la respuesta de los diferentes individuos y especies a la
toxicología. La variabilidad de las respuestas tóxicas obliga, en el estudio de la
toxicología ambiental y al tratamiento probabilístico de las posibilidades de daño, en
lugar de la estimación cuantitativa del daño mismo.

Contaminación

La contaminación: es la introducción en un medio cualquiera de un contaminante,


es decir, la introducción de cualquier sustancia o forma de energía con potencial
para provocar daños, irreversibles o no, en el medio inicial.

Se denomina contaminación ambiental a la presencia en el ambiente de cualquier


agente (físico, químico o biológico) o bien de una combinación de varios agentes en
lugares, formas y concentraciones tales que sean o puedan ser nocivos para la
salud, la seguridad o para el bienestar de la población, o bien, que puedan ser
perjudiciales para la vida vegetal o animal, o impidan el uso normal de las
propiedades y lugares de recreación y goce de los mismos. La contaminación
ambiental es también la incorporación a los cuerpos receptores de sustancias
sólidas, liquidas o gaseosas, o mezclas de ellas, siempre que alteren
desfavorablemente las condiciones naturales del mismo, o que puedan afectar la
salud, la higiene o el bienestar del público.
Tipos de contaminantes

Las sustancias contaminantes pueden ser de naturaleza física, biológica o química


y pueden aparecer en todos los estados físicos (sólido, líquido o gaseoso).

Contaminantes pueden ser impurezas naturales y contaminaciones generados por


la acción del hombre.

Impurezas naturales

Impurezas inorgánicas

Como un contenido elevado de suelo y agua en metales pesadas u otros


oligoelementos y sales.

Los contenidos en el agua pueden alcanzar valores que no permiten un uso como
agua potable o que limitan el uso del agua para algunas aplicaciones.

La presencia de estas impurezas depende de la situación geológica regional.

Impurezas orgánicas

Como los residuos vegetales en el suelo y el agua producido por la descomposición


natural de la celulosa, ligninas, peptinas y albúminas; los residuos de los
excrementos de animales con posibles efectos nocivos y también organismos vivos
como algas y bacterias.

Normalmente las impurezas orgánicos naturales son de importancia secundaria


para la calidad del agua por la actuación autolimpiadora de las aguas, aunque bajo
circunstancias especiales pueden causar efectos negativos.

Contaminaciones generadas por la acción del hombre

Mas importante (o en general: más peligroso) son las contaminaciones generados


por la acción del hombre. La actividad industrial o laboral particular determina la
cantidad, los tipos y las características de los contaminantes emitidos. Durante
todos los procesos industriales sustancias nocivas o tóxicas pueden llegar al agua
o al suelo, sea intencionalmente, accidentalmente o como causa de una
manipulación inadecuada de materiales peligrosos.

Existen sustancias que son peligrosas para el medio acuático, otros causan
problemas predominantemente para los microorganismos del suelo, otros son
nocivos para animales y el hombre.
En forma general se puede concluir:

 Cualquier sustancia que tiene efectos negativos para ecosistemas también


es nocivo para el hombre cuando entra al cuerpo humano
 cualquier sustancia dañosa para la salud de personas también causa
problemas en al medio ambiente una vez liberada a la atmósfera, al suelo o
al agua.

Contaminantes físicos

Los contaminantes físicos son caracterizados por un intercambio de energía entre


persona y ambiente en una dimensión y/o velocidad tan alta que el organismo no
es capaz de soportarlo.

Por varias razones el contaminante físico que más que otros está relacionado con
la geología ambiental es la radiactividad (natural o artificial).

La radioactividad natural puede generar problemas ambientales por ejemplo en la


cercanía de yacimientos de Uranio (y otros minerales radioactivos).

Las distintas aplicaciones de sustancias radioactivas en ciencia, técnica y en la


producción de energía y también el uso militar generan cantidades considerables
de desechos radioactivos.

La búsqueda y la habilitación de lugares seguros para el almacenamiento definitivo


de este tipo de deshecho es un problema para cada país que utiliza sustancias
radioactivas para fines civiles o militares.

El aspecto geológico de la solución de este problema forma parte de la geología


ambiental.

Contaminantes biológicos

En general: todos los agentes representados por organismos vivos (la mayoría
suelen que ser microorganismos como bacterias, virus, hongos etcétera). Se puede
imaginar por ejemplo la existencia de un microclima dentro de una mina subterránea
que favorece el crecimiento de hongos. Falta de higiene alrededor de una mina /
plata puede favorecer la presencia de parásitos u otros portadores de enfermedades
como ratas - seguramente un problema más frecuente en la minería artesanal que
en la gran minería).

Contaminantes químicos

Los agentes químicos representan seguramente el grupo de contaminantes más


importante - debido a su gran número y a la omnipresencia en todos los campos
laborales y en el medio ambiente.
Como contaminantes químicos se puede entender toda sustancia orgánica e
inorgánica, natural o sintética que tiene probabilidades de lesionar la salud de las
personas en alguna forma o causar otro efecto negativo en el medio ambiente. Los
agentes químicos pueden aparecer en todos los estados físicos.

Gaseoso

Gases propiamente dichos, vapores (sustancias de estado normal liquido o sólido -


vapor de mercurio por ejemplo) y humos (resultado de la combustión de sustancia
orgánica - también puede ser clasificado como sólido.

Líquido

Todo tipo de sustancia liquida que puede causar danos para la salud incluyendo por
ejemplo todo tipo de combustible que puede destruir ecosistemas o recursos
hídricos en general y que pueden afectar finalmente también el ser humano. Los
líquidos pueden ser liberados al medio ambiente en forma controlada / intencional
o en forma incontrolada.

Forma controlada: (controlada significa: se conoce la cantidad y la concentración


exacta de los residuos y (más o menos) el área de la dispersión que (ojalá) permite
reducir el riesgo.)

 Descarga de residuos sobre aguas superficiales (océano),


 Infiltración intencionada de residuos / ácidos al suelo o la dispersión de
pesticidas sobre un terreno etcétera

Forma incontrolada:

 Emisión de líquidos por un accidente o por manipulación / almacenamiento


inadecuado (cambio de aceite de una máquina, escape de un tanque en mal
estado etcétera),
 Formación de lixiviado y filtración de sustancias liquidas al subterránea (hacia
el agua subterránea). Esto incluye la formación de aguas ácidas de una mina
Enfermedades profesionales, identificación,
evaluación y control
Se entenderá por enfermedad profesional la contraída a consecuencia del trabajo
ejecutado por cuenta ajena o propia en las actividades que se especifiquen en el
cuadro que se apruebe por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esta ley,
y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho
cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional. En tales disposiciones se
establecerá el procedimiento que haya de observarse para la inclusión en dicho
cuadro de nuevas enfermedades profesionales que se estime deban ser
incorporadas al mismo. Dicho procedimiento comprenderá, en todo caso, como
trámite preceptivo, el informe del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e
Igualdad.

Los factores determinantes son:

 Variabilidad biológica: no todos los trabajadores expuestos a un mismo


riesgo o a una condición patógena similar enferman y los que enferman, no
lo hacen al mismo tiempo y con la misma intensidad.
 Multicausalidad: una enfermedad puede tener diferentes causas o factores
laborales y extra laborales que actúan simultáneamente y que contribuyen al
desencadenamiento de la misma.
 Especificidad clínica: la mayoría de enfermedades profesionales no tienen un
cuadro clínico específico que permita relacionar la sintomatología con un
trabajo determinado.
 Condiciones de exposición: un mismo agente puede presentar efectos
nocivos diferentes según las condiciones de exposición y en función de la vía
de entrada al organismo.
El reconocimiento del carácter profesional de una enfermedad es un proceso de
varias etapas: una corresponde al conocimiento del medio ambiente y condiciones
de trabajo, otra al conocimiento clínico-biológico y otras al marco legislativo y
médico-legal, que permite establecer las diferencias entre las enfermedades
profesionales y las comunes.
Costo de enfermedades profesionales
Un accidente de cada seis lo provocan las máquinas, los cinco restantes son
producidos por el llamado factor humano y todos se pueden evitar con sencillas
maneras de actuar en prevención:
 Los gastos de transporte y desplazamiento hacia los lugares de atención
médica
 Las pérdidas en percepciones y prestaciones adicionales al salario base
 Los gastos por la adquisición de algunos materiales complementarios al
tratamiento.
 Las erogaciones con relación a asesoría jurídica y a la interposición de
demandas de carácter laboral
PARA EL TRABAJADOR:
 El gasto en la prevención de los Riesgos de Trabajo
 El gasto en la atención médica (de urgencia, hospitalización, cirugía,
consultas, tratamientos y rehabilitación)
 Los gastos con motivo del estudio del paciente para efectos de valuación de
las secuelas y asignación de las prestaciones económicas a lugar.
 Los gastos jurídicos por la atención de inconformidad y demanda de aumento
en el monto de las prestaciones económicas
 El gasto en prestaciones económicas al trabajador o a sus deudos (pago de
incapacidades, subsidios, pago de pensiones, pagos por mortandad)
 La disminución de los recursos presupuestales disponibles para atender
otros problemas de salud.
PARA LAS INSTITUCIONES DE SEGURIDAD SOCIAL:
 La disminución del ingreso económico familiar
 Los gastos en materia de rehabilitación (terapias complementarias, ortesis y
prótesis
PARA LA FAMILIA:
 El descenso de la productividad en las empresas, la recesión, el desempleo
y la disminución del Producto Interno Bruto Nacional
 La disminución de las contribuciones fiscales individuales
 La disminución en la captación del Impuesto al Valor Agregado
 La disminución en la captación de contribuciones fiscales de las empresas
 El aumento en la erogación de recursos financieros del gobierno como
aportaciones al presupuesto de las instituciones de seguridad social
PARA LA SOCIEDAD:
Evidentemente este impacto social se deriva de la suma de los costos directos más
los efectos indirectos originados por los accidentes de trabajo y las enfermedades
de trabajo.
EL IMPACTO SOCIAL DE LOS RIESGOS DE TRABAJO
Los principales costos económicos para las empresas en relación con los
accidentes de Trabajo se pueden separar en los siguientes dos grandes grupos:
COSTOS DIRECTOS E INDIRECTOS
Costos Directos:
Este grupo incluye los costos tanto en materia de prevención después de, como del
seguro de Riesgos de Trabajo.
 La inversión en materia de la prevención de los Riesgos de Trabajo tales
como medidas y dispositivos de seguridad, instalaciones, equipo de
protección especifico, señalamientos, cursos de capacitación y otras
erogaciones.
 Las cuotas o aportaciones que por concepto de seguro de Riesgos de
Trabajo está obligado a pagar el empleador al seguro social, o a otras
organizaciones similares o equivalentes.
 Las primas que se aumentan, o costos de los seguros adicionales para la
empresa y los trabajadores.
Costos Indirectos
 Son el conjunto de pérdidas económicas tangibles que sufren las empresas
como consecuencia de los accidentes.
 El tiempo perdido de la Jornada Laboral
 Los daños causados a las instalaciones, maquinaria, equipo y herramientas
 El lucro cesante por para de la maquinaria.
 Las pérdidas en materia prima, subproductos o productos
 El deterioro del ritmo de producción
 La disminución de la Calidad
 El incumplimiento de compromisos de producción y la penalización de fianzas
establecidas en los contratos
 La pérdida de clientes y mercados
 Los gastos por atención de demandas laborales
 El deterioro de la imagen corporativa
Antecedentes históricos de la Ergonomía
La ergonomía es la disciplina tecnológica que se encarga del diseño de lugares de
trabajo, herramientas y tareas que coinciden con las características fisiológicas,
anatómicas, psicológicas y las capacidades del trabajador. Busca la optimización
de los tres elementos del sistema (humano-maquina-ambiente, para lo cual elabora
métodos de estudio de la persona, de la técnica y de la organización.
La ergonomía inicia en los años 40, cuando emerge como disciplina científica.
Surgió al comprender que no todos los beneficios de los equipos técnicos serían
posibles si las personas eran incapaces de entender el potencial completo del uso
de dichos equipos.
En términos sencillos, la ergonomía es el estudio y el diseño de los equipos e
instrumentos que mejor le cuadran al cuerpo humano y a su movimiento.
La ergonomía básica ha existido desde que los primeros ancestros del hombre
moderno comenzaron a crear unas herramientas primitivas para facilitar las tareas.
Después de la Revolución Industrial, las máquinas y los equipos de las fábricas
comenzaron a ser construidos con consideraciones de diseño, a las que hoy nos
referiríamos como características ergonómicas.
La ergonomía en el sentido moderno comenzó a popularizarse durante la Segunda
Guerra Mundial. Los equipos militares, la maquinaria y las armas específicamente
los aviones se hicieron mucho más complejos.
Después de las innovaciones de la Segunda Guerra Mundial la ergonomía continuó
floreciendo, ya que sus principios se empezaron a aplicar a tecnologías más
modernas.
La ciencia de la ergonomía moderna incluye el trabajo de ingenieros industriales,
médicos ocupacionales y muchos otros campos.
Casi cada aspecto de la vida moderna incluye un nivel de diseño ergonómico.
La ergonomía en la antigüedad
La importancia de un buen diseño entre los humanos y las herramientas fue notada
muy temprano en el desarrollo de la especie. La historia de la ergonomía data de la
época de los primeros humanos.
El austrolopitecus prometheus seleccionó piedras útiles como herramientas e hizo
cucharas de huesos de antílope, en un claro intento de crear y seleccionar objetos
para hacer que las tareas se hicieran más fáciles.
Se ha encontrado evidencia arqueológica de herramientas, equipos para la caza y
otros implementos en dinastías egipcias y en la antigua Grecia.
Estas herramientas eran elaboradas por el hombre e ilustraban principios
ergonómicos bastante sofisticados para su época.
La ergonomía en el siglo XX
Wojciech Jastrzebowski creó el mundo de la ergonomía, en 1857, en una narrativa
filosófica “basada en las verdades de la ciencia naturaleza”.
Los primeros conceptos para ayudar a los trabajadores a operar más
productivamente fueron publicados a mediados de 1900.
A mediados de 1900, la producción de la industria era ampliamente dependiente del
poder humano y los conceptos ergonómicos eran desarrollados para mejorar la
eficiencia del trabajador.
La administración científica, un método que mejora la eficiencia del trabajador al
mejorar el proceso de trabajo, se volvió popular.
Con la revolución industrial, las máquinas como la hiladora Jenny (una máquina que
produce hilos para hacer tela) y los trenes de laminación (un método de planchar
minerales en láminas delgadas), fueron desarrollados para mejorar los procesos de
trabajo. Ésta es la misma motivación detrás de la mayoría de los aspectos de la
ergonomía.
Frederick W. Taylor era un pionero en este acercamiento y evaluaba trabajos para
determinar la mejor manera en la que podían ser realizados.
En Bethlehem Steel, Taylor incrementó dramáticamente la producción de los
trabajadores y los sueldos en unas tareas de paleo, al combinar la pala con el tipo
de material que estaba siendo movido (cenizas, minerales o carbón).
Frank y Lilian Gilbert hicieron que los trabajos fueran más eficientes y menos
fatigantes a través del análisis del movimiento y las herramientas estandarizadas,
materiales y el proceso de trabajo.
Al aplicar este proceso, el número de movimientos al colocar los ladrillos se redujo
de 18 a 4,5, permitiendo que se incrementara el ritmo de su colocación de 120 a
350 ladrillos por hora.
La mayoría de los diseños de esta época eran creados para incrementar la
velocidad y la eficiencia de la producción, en vez de crear comodidad de uso para
los trabajadores involucrados.
La ergonomía en la Segunda Guerra Mundial
Se considera a la Segunda Guerra Mundial como el principio real del estudio de la
ergonomía.
La Segunda Guerra Mundial dio pie al gran interés en la interacción entre el humano
y la máquina, dado que la eficiencia del equipo militar sofisticado (como los aviones)
podía estar comprometida por el mal diseño o un diseño confuso.
Los conceptos de diseño de máquinas apropiadas para el tamaño del soldado y los
botones de control lo suficientemente entendibles y lógicos, evolucionaron.
Los psicólogos experimentales estudiaron los accidentes aéreos y llegaron a la
conclusión de que muchos de los accidentes ocurrían debido a conceptos de diseño
pobre o ilógico que no tomaban en cuenta el cuerpo humano. Éste fue el comienzo
del estudio de las capacidades humanas propio de la ergonomía.
Las características cognitivas humanas se empezaron a tomar en cuenta para el
diseño de las máquinas. Así es como la ciencia de los factores humanos se ha
desarrollado en el contexto de la psicología aplicada.
La ergonomía moderna
Actualmente, este campo científico no sólo provee diseños cómodos y seguros,
tales como aquellos que previenen los errores humanos y aquellos que se
encuentran en productos de uso común; también se expande a las áreas de
medicina, herramientas de guerra, aviación, tráfico, sistemas de tráfico e
instalaciones públicas.
A partir de 1960, la disciplina se extendió a los equipos de computadora, seguido
por el estudio del software para las computadoras en los 70. Más adelante,
incorporó el uso del Internet y la automatización de la tecnología de adaptación, a
partir del año 2000.
En Estados Unidos, los investigadores se concentraron en las ciencias de
comportamientos, tales como la psicología experimental y la tecnología. Por su lado,
el énfasis en Europa ha sido la fisiología humana.
Hoy en día, la ciencia de la ergonomía es una combinación de varias disciplinas,
incluyendo la psicología, la ingeniera y la fisiología.
Cuando se habla de ergonomía ya no se refiere a los problemas y quejas físicas. La
ergonomía actual se ha convertido en un campo muy amplio que busca algo más
que la prevención de los problemas de salud.
Su foco actual es la interrogante de cómo se puede alinear al ser humano con la
ejecución de sus tareas. Si esto se realiza de manera correcta, se pueden tener
muchas ganancias de tiempo y niveles de productividad más altos.
Factores humanos
Se le denomina al trabajo que aporta el conjunto de los empleados o colaboradores
de una organización. Pero lo más frecuente es llamar así a la función o gestión que
se ocupa de seleccionar, contratar, formar, emplear y retener a los colaboradores
de la organización. Estas tareas las puede desempeñar una persona o
departamento.

Características del factor humano.


 El factor humano tiene varias características que lo distinguen de los otros
factores productivos y lo ubican por encima de los demás.
 Los recursos humanos no pueden ser propiedad de la organización, a
diferencia de los otros recursos. Los conocimientos, la experiencia, las
habilidades, etc.; son parte del patrimonio personal.
 Las actividades de las personas en las organizaciones son voluntarias; pero,
no por el hecho de existir un contrato de trabajo la organización va a contar
con el mejor esfuerzo de sus miembros; por el contrario, solamente contará
con él si perciben que esa actitud va a ser provechosa en alguna forma.
 Las experiencias, los conocimientos, las habilidades, etc., son intangibles; se
manifiestan solamente a través del comportamiento de las personas en las
organizaciones. Los miembros de ellas prestan un servicio a cambio de una
remuneración económica y afectiva.
 El total de recursos humanos de un país o de una organización en un
momento dado puede ser incrementado. Básicamente existen dos formas
para tal fin: descubrimiento y mejoramiento.
Aptitudes, fatiga, motivación, percepción, memoria, decisión y acción entre otros. A
fin de estudiarlos, la Ergonomía necesita de una serie de disciplinas, como la
sicología experimet5al para el estudio de aptitudes y demás factores humanos, la
Medicina y la fisiología del trabajo con objeto de analizar las reacciones del cuerpo
humano, la Biometría y la Biomecánica que estudian las posturas y los movimientos
durante el trabajo y el análisis del trabajo, para conocer procesos, cargas y su
distribución dentro del sistema.
Aspectos Psicológicos:
Está entendido que el factor humano es la causa principal de la mayoría de los
accidentes. La razón es el propio individuo, por desequilibrio psíquico o físico.
Las de tipo psíquico se originan en la personalidad de sujeto, cuya consulta y
comportamiento están influido por estímulos y motivaciones o por sentimientos
antagónicos y negativos.
Los estímulos provienen de causas externas, en tanto que la conducta es
consecuencia de la propia integración del yo, lo que en circunstancias concretas
llega a manifestarse en hábitos y actitudes fijas como consecuencia de la formación
e influencia del entorno en que se desenvuelve el sujeto.
Las causa externas que influyen en la accidentabilidad del individuo se puede
esquematizar desde dos grandes aspectos: las intrínsecas de ambiente de trabajo
y las relativas a la vida privada del individuo.
Cuando las condiciones físicas ambientales en las zonas de trabajo no son
adecuadas, su influencia sobre el trabajador aumenta la accidentabilidad, aparte de
las implicaciones técnicas y materiales que pueda tener. Las condiciones de vida,
la situación familiar y la salud propia o de los suyos, constituyen otros factores de
riesgo.
Aspectos fisiológicos
El cuerpo humano es la base de partida para la concepción de los equipos y
dimensiones de los puestos de trabajo. Es un error el considerar el
dimensionamiento del sujeto estático y rígido, no en movimiento, en vez del
dimensionamiento dinámico. La mayor parte de la población mundial se agrupa en
torno a la medida, solo un pequeño número de personas queda a ambos extremos.
Basándose en estos aspectos y con ayuda de los estudios ergonómicos se debe
fijar el tamaño funcional de las áreas de trabajo, determinando las dimensiones
mínimas para los espacios ocupados y las mayores para los libres.
La sensibilidad cutánea incide en el estudio del factor humano por su relación
directa o indirecta con el cumplimiento de la tarea. Este fenómeno proporciona al
operador gran parte de la información de su entorno por lo que la mayor parte del
aprendizaje visual y auditivo está ligado a la sensibilidad cutánea.
Aspecto biométrico
La kinestencia indica la posición de los miembros, sus desplazamientos y la postura
del cuerpo en su conjunto, mediante la utilización de una serie de impulsos por los
cuales es posible la coordinación de todas las partes del cuerpo en una serie de
actos complejos; como por ejemplo esta la coordinación sincronizada del cuerpo en
una marcha normal. El control de una acción necesita el conocimiento del
movimiento y de la posición de las diferentes partes del cuerpo, y aun cuando todos
los sentidos contribuyen a ello, la información inicial la da el sentido muscular o
Kinestecia, cuya característica especial es que el estímulo proviene del mismo
organismo, a diferencia de los otros, cuyos estímulos provienen del exterior.
La fuerza es un elemento importante en la asignación del personal a determinadas
tareas (cargas, levantar, transportar a brazo, etc). La ergonomía permite un mejor
empleo del capital humano en la organización de la tarea y en la mejora de métodos,
al proporcionar datos sobre la fuerza de los brazos y las piernas, la última alcanza
su máximo alrededor de los 25 años y declina en un 50% entre los 30 y los 65 años;
la fuerza en las manos, para estos mismos datos, disminuye en un 16,5%. Es
interesante saber que la fatiga por motivo de la fuerza aparece alrededor de los 13
Kg trabajando con la espalda apoyada y los 23 Kg sin apoyarla.
La posición del cuerpo y de los miembros que ejercen la fuerza, la dirección de la
misma y el mando sobre el que se aplica, establecen el valor de la fuerza aplicable.
Aspectos biomecánicos
Los movimientos. Su complejidad influye como causa de la fatiga, el movimiento de
las diferentes partes del cuerpo, bien conocidas, aumenta su posibilidad de
utilización racional, multiplican sus efectos y determina las dimensiones del área de
trabajo.
Los movimientos-tipo que deben ser conocidos técnicamente por su ejecución
continua en trabajos que deben ser conocidos técnicamente por su ejecución
continua en trabajos generales y específicos, y que deben de servir de pauta para
organizar el área de trabajo, determinar la fatiga y prescribir las medidas pertinentes
de seguridad y correctivas.
La velocidad de reacción del sistema motor se traduce en:
 La rapidez esta en sentido opuesto a la carga desplazada.
 El tiempo necesario para alcanzar el máximo de rapidez varía en razón
directa de la carga.
 Las reacciones simples pueden ser aumentadas mediante entrenamiento.
 Los movimientos horizontales de la mano son más rápido que el vertical.
Antropometría
La antropometría es una de las áreas que conforman la ergonomía, esta estudia
todo lo relacionado con las medidas del cuerpo humano referente al tamaño del
cuerpo, formas, fuerza y capacidad de trabajo. En la ergonomía, los datos
antropométricos ayudan a poder diseñar los espacios de trabajo, herramientas,
equipo de seguridad y protección personal, teniendo en cuenta las diferencias entre
las características, capacidades y límites físicos del cuerpo humano. La
antropometría nos da a conocer los diferentes movimientos humanos a través de
medidas y para esto la ergonomía tiene que ir a la par de la antropometría. La
antropometría es la ciencia que entiende de las medidas de las dimensiones del
cuerpo humano. Los conocimientos y técnicas para llevar a cabo las mediciones,
así como su tratamiento estadístico, son el objeto de la antropometría.
La antropometría divide su competencia en dos áreas: antropométrica estática y
antropometría funcional. La primera concierne a las medidas efectuadas sobre
dimensiones del cuerpo humano en una determinada postura, mientras que la
segunda describe los rangos de movimiento de las partes del cuerpo, alcances,
medidas de las trayectorias, etc.
Para el diseño de mobiliario, como objeto destinado al uso humano, resulta
imprescindible considerar las dimensiones corporales de los usuarios. Ello supone
confrontar con los datos antropométricos cada una de las dimensiones que define
los distintos tipos de mobiliario.
La ergonomía es una herramienta indispensable, tanto en el proceso de diseño de
un producto, como para medir los resultados de unas determinadas condiciones de
trabajo en lo que a productividad y eficiencia se refiere.
Esta disciplina, que surgió con el fin exclusivo de aumentar la productividad del
trabajador, con el tiempo se ha convertido en multidisciplinaria, toda vez que busca
hacer más funcionales las herramientas y el espacio habitable a fin de mejorar
aspectos como seguridad, comodidad y salud.
En el ambiente laboral la antropometría y la ergonomía tienen un objetivo claro:
lograr la armonía entre el ser humano y su entorno, para provocar así la eficiencia
productiva en ambientes de trabajo.
Las variables antropométricas son principalmente medidas lineales, como la altura
o la distancia con relación al punto de referencia, con el sujeto sentado o de pie en
una postura tipificada; anchuras, como las distancias entre puntos de referencia
bilaterales; longitudes, como la distancia entre dos puntos de referencia distintos;
medidas curvas, o arcos, como la distancia sobre la superficie del cuerpo entre dos
puntos de referencia, y perímetros, como medidas de curvas cerradas alrededor de
superficies corporales, generalmente referidas en al menos un punto de referencia
o a una altura definida.
Espacio de trabajo
La función principal de la Ergonomía es la adaptación de las máquinas y puestos de
trabajo al hombre. Se pretende realizar un análisis ergonómico en oficinas con el fin
de determinar los factores de influencia y cuáles deben ser sus valores para
conseguir el confort y por lo tanto la eficacia en el trabajo.
Este análisis ergonómico debe entenderse como un estudio de carácter global y no
como una solución de diseño, puesto que son tantos los factores que influyen en el
área de trabajo, que prácticamente cada puesto de trabajo precisaría de una
valoración independiente.
Factores de estudio
Para el análisis ergonómico de los puestos de trabajo en oficinas, partiremos del
estudio de los siguientes factores:
● Dimensiones del puesto.
● Postura de trabajo.
● Exigencias del confort ambiental.
En cada grupo de factores, se analizarán los criterios fundamentales que permitan
valorar globalmente la situación de confort.
Adaptar el espacio al trabajador
El principio fundamental del diseño ergonómico es que el espacio de trabajo debe
adaptarse a las características del trabajador. En particular, es necesario
considerar:
 La altura de trabajo debe adaptarse a las dimensiones corporales de la
persona y al tipo de trabajo que realiza. La silla, la superficie de trabajo y/o la
mesa deben diseñarse como una unidad para lograr posturas cómodas y
evitar en la medida de lo posible la adopción de posturas forzadas.
 El diseño general del puesto de trabajo debe ajustarse a las características
antropométricas del trabajador.
 Altura de la cabeza: los objetos que haya que contemplar deben estar a la
altura de los ojos o un poco más abajo porque la gente tiende a mirar algo
hacia abajo.
 Altura de los hombros: hay que evitar colocar por encima de los hombros
objetos o controles que se utilicen a menudo.
 Alcance de los brazos:
 Los objetos deben estar situados lo más cerca posible al alcance del brazo
para evitar la extensión forzada de los brazos o la flexión de tronco al
alcanzar o sacar objetos.
 Hay que mantener los materiales y equipos de uso frecuente cerca del cuerpo
y de frente al trabajador.
 Altura del codo: hay que ajustar la superficie de trabajo para que esté a la
altura del codo o algo inferior para la mayoría de las tareas habituales
 Longitud de las piernas
 La altura del asiento debe ajustarse a la longitud de las piernas y a la altura
de la superficie de trabajo. Propocionar, si es necesario, un reposapiés para
que las piernas no cuelguen y estén bien apoyadas y sin presiones
 Dejar espacio para poder estirar las piernas, el espacio para las piernas debe
ser suficiente para que los trabajadores de mayor estatura puedan estirar las
piernas cómodamente.
 En general, los alcances deben diseñarse considerando a los usuarios con
dimensiones antropométricas más pequeñas. Por contra, las holguras deben
considerar las dimensiones de las personas de mayor tamaño.
Evitar la manipulación de cargas
En ergonomía, uno de los principios básicos es evitar la manipulación manual de
cargas siempre que sea posible. Los esfuerzos requeridos al manipular una carga
deben estar dentro de los límites fisiológicamente deseables. Los movimientos
corporales deben seguir un ritmo natural, de tal forma que se logre una armonía
entre la postura, la fuerza ejercida y el movimiento corporal.
En relación con la postura y esfuerzo corporal, hay que prestar atención a:
 El espacio de trabajo disponible para realizar una tarea, debe permitir que el
trabajador adopte diferentes posturas de trabajo, el espacio debe favorecer
la movilidad.
 El espacio de trabajo debe favorecer que el trabajador mantenga una postura
vertical y mirando al frente mientras realiza su actividad. Si la tarea impone
demandas visuales, los puntos de trabajo necesarios deben ser visibles
manteniendo la cabeza y el tronco rectos, o bien con una ligera inclinación
de la cabeza hacia delante. Evitar las posturas forzadas y asimétricas.
 Lo ideal es que el trabajador pueda elegir o al menos alternar entre la postura
de pie y sentada. Si hay que optar por una de estas dos posturas se preferirá,
en general, la sentada.
Si el trabajo se realiza sentado:
 El trabajador debe poder alcanzar los elementos de trabajo de uso habitual
sin alargar excesivamente los brazos ni girarse innecesariamente.
 La posición correcta es aquella en la que la persona está sentada recta frente
a la superficie de trabajo.
 La mesa y la silla de trabajo deben ser diseñadas de manera que la superficie
de trabajo se encuentre aproximadamente al nivel de los codos.
 La espalda debe estar recta y apoyada en el respaldo y los hombros deben
estar relajados.
 De ser posible, proporcionar algún tipo de soporte ajustable para los codos,
antebrazos o manos si la tarea lo requiere.
 Los pies deben apoyar cómodamente en el suelo, si no es así, conviene
proporcionar un reposapiés. El espacio de trabajo debe permitir los cambios
de postura de las piernas hacia delante y debajo del asiento.
 Si el trabajador ha de permanecer mucho tiempo sentado, las superficies de
apoyo del asiento deben disponer de acolchado firme, cómodo y transpirable.
 Las tareas deben realizarse con las articulaciones corporales
aproximadamente en el tercio medio de su rango de movilidad y no en los
extremos de dicho rango durante períodos de tiempo prolongados.
 Las posturas no deben causar fatiga por esfuerzo muscular estático
prolongado. Cada postura que se adopte debe tener un apoyo estable. Por
otra parte hay que favorecer los cambios de postura con relativa frecuencia.
 En lo que respecta a las tareas que se desarrollen de forma ocasional, es
necesario asegurar que no deben ejercerse fuerzas manteniendo los brazos
por encima de la altura del corazón. Si se requiere un trabajo manual ligero
en esta postura es imprescindible que los brazos tengan un apoyo adecuado.
Para tareas de manipulación es preferible una altura intermedia entre el nivel
del codo y del hombro del trabajador.
 Hay que evitar el esfuerzo estático prolongado de un mismo músculo.
Proporcionar un patrón de movimientos adecuado
 Los movimientos corporales deben estar equilibrados, es necesario tener en
cuenta que es preferible el movimiento a las corporales. Es preferible el
movimiento a una inmovilidad prolongada.
 Los movimientos que exijan gran precisión no deben requerir esfuerzos
musculares considerables. Cuando el trabajo requiera realizar movimientos
de tipo repetitivo hay que considerar que ambas manos deben iniciar y
finalizar el movimiento simultáneamente.
Relación Hombre-Maquina
La ergonomía busca maximizar la seguridad, la eficiencia y la comodidad mediante
el acoplamiento de las exigencias de la máquina del operario a sus capacidades. Si
el hombre se adapta a los requerimientos de su máquina, se establecerá una
relación entre ambos, de tal manera que la máquina dará información al hombre por
medio de su aparato sensorial, el cual puede responder de alguna manera, tal vez
si se altera el estado de la máquina mediante sus diversos controles; el hombre
podrá corregirlos gracias a sus sentidos. De esta forma, la información pasará de la
máquina al hombre y otra vez de éste a la máquina, en un circuito cerrado de
información-control.
No se deben considerar los componentes de un trabajo o tarea en forma aislada
sino conjunta, de esta manera tenemos el sistema hombre - máquina que es un
matrimonio para toda la vida, que con sus orígenes en los albores de la Humanidad
ha ido evolucionando a la par que la Historia del Trabajo.
Es herramienta, inerte prolongación de la mano del hombre en un primer momento,
máquina - herramienta con fuerza propia cuando el ingenio aplicado al trabajo
desarrolla la máquina de vapor, máquina con vida propia, prolongación de la
inteligencia, programada ya con capacidad de elección ante opciones distintas en
el momento actual, y tal vez en un futuro muy próximo, independiente, de tal forma
que hablar de sistemas hombre - máquina pueda resultar un tanto en desacuerdo
con la época presente.
No obstante, en ese momento persistirá la concepción del trabajo como diálogo
entre un hombre y una maquina considerando a los dos como un único sistema
cuyas interrelaciones y comunicación son el objeto de estudio de la Ergonomía,
aunque este diálogo se realice distanciado tanto en el tiempo como en él espacio

La consideración de sistema nos obliga definir ¿qué entendemos por sistema?, se


cree que la mejor definición es la que comprende el Sistema como «un conjunto,
constituido por objetos, por las relaciones de estos objetos entre sí y por las
relaciones de los atributos de estos objetos entre sí». El sistema hombre-máquina
es aquél en el que al menos uno de los elementos es un hombre que trabaja, el
sistema puede ser un hombre- una máquina o varios-hombres varias-máquinas, y
el estudio de las relaciones entre el hombre-y la máquina. El estudio de la
información y control que genera el sistema hombre-máquina y que lo regula es lo
que constituye en esencia la Ergonomía. Una de las definiciones que se ha dado de
la Ergonomía es la de Tecnología de las comunicaciones en los sistemas hombre-
máquina. El perfeccionamiento de éste sistema es el fin que se persigue y para ello
nos valemos de una serie de ciencias y de técnicas.
Las metodologías de estudio de los sistemas hombre - máquina son las de la
Ergonomía en general: Observación directa, Observaciones instantáneas,
Encuestas, Estudio de tiempos y movimientos, Check-list, Análisis de errores, como
más importantes, siendo la básica la creación de modelos para trabajar
experimentalmente con ellos y poder con posterioridad hacer una validación de los
mismos. Naturalmente los modelos no pueden reproducir totalmente la realidad si
no exclusivamente aquellos aspectos, de la misma que tienen más interés para
nuestros fines. El modelo, para que resulte válido, ha de ser pobre en elementos y
rico en la calidad de estos elementos. El modelo más sencillo es el que gráficamente
se representa en esquema por una máquina y un hombre, correlacionados por una
señal emitida que genera a su vez una respuesta del hombre.
Pero este modelo es incompleto ya que la máquina necesita hacer llegar su mensaje
(señal, información) y el hombre necesita hacer llegar su respuesta a la máquina
(mando, respuesta, control). Tenemos así el modelo clásico de SCHANON.
Este modelo es la base de partida para los estudios que sobre los sistemas de
información y control, en la relación hombre-máquina, nos llevan al conocimiento
del diálogo entre ellos.
El estudio de los modelos no es por supuesto la única técnica de que se vale la
Ergonomía pero es probablemente, tras el análisis del trabajo, aquella que nos
proporciona los mejores resultados cuando se trata de estudiar los sistemas de
información y control, y juntamente con la antropometría la que nos aproxima al
diseño ergonómico.
Hay que considerar que en la evolución histórica del trabajo, hemos llegado a un
punto de desarrollo tecnológico que obliga al hombre a la manipulación de
elementos de mando en base a una gran cantidad de información recibida en poco
tiempo y con una necesidad de decisión de la que va a depender la seguridad no
solo del operador sino de la instalación y aún de una cantidad de personal en
ocasiones difícil de calcular. De que el diseño del puesto de trabajo sea correcto, la
información que facilita la máquina sea la adecuada para las condiciones del
operador y la respuesta exigible esté dentro de los límites neurofisiológicos del
hombre, depende toda la aplicación ergonómica a la realización del trabajo.
El diseño ergonómico de los sistemas de información y control se ha de hacer en
base a los conocimientos sobre la fisiología, la psicología y la neurofisiología del
hombre, siendo necesario qqe las señales sean comprensibles y no lleguen a
saturar los canales de información y de respuesta a fin de que ésta sea la adecuada
a cada momento y en cada situación.
Estructura funcional del sistema hombre-máquina-entorno
Está conformada no solo por lo que se ha denominado factores humanos, sino
también por factores organizativos (de estructuración), factores informativos (de
comunicación) y factores territoriales (de espacio).
Al estudiar la estructura funcional del sistema debe considerarse, además de los
factores humanos, estos últimos para así obtener un mejor resultado de la
investigación. La ergonomía conceptualizada así no es una simple ciencia
integradora de otras ciencias sobre la actividad laboral.
El status de la ergonomía esta dado porque:
 Maneja inicialmente los datos de otras ciencias.
 Transforma dichos datos para elaborar sus propias ideas y conclusiones.
 Diseña las condiciones y modalidades de la actividad del hombre en el
sistema.