You are on page 1of 22

Massey

Abogados

Expediente:
Especialista:
Cuaderno: PRINCIPAL
Escrito Nro. : 01
SUMILLA: DEMANDA CUSTODIA Y
TENENCIA

AL JUZGADO MIXTO DE LA MOLINA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxx, identificado con pasaporte No. xxxxxxxxxxx, de nacionalidad


holandesa, con domicilio real en calle xxxxxxxxxxx No. xx, dpto. xx, distrito de
xxxxxxxxxxx, Lima, y señalando domicilio procesal en la casilla 6625 del Servicio de
Casillas del Colegio de Abogados de Lima – Sede Miraflores; ante Ud. atentamente me
presento y digo:

I. PETITORIO:

Que, al amparo de lo dispuesto por el artículo 83 de la ley No. 27337l, Código de los
Niños y Adolescentes, pido la CUSTODIA Y TENENCIA de mi dos menores hijos:
xxxxxxxxxxx (04 años) y xxxxxxxxxxx (07 años), ambos de nacionalidad holandesa1,
para tal efecto dirijo la presente demanda contra doña xxxxxxxxxxx, de nacionalidad
chilena, a quien se le deberá notificar por EDICTOS conforme lo establece el artículo 165
del Código Procesal Civil, procediendo a designarse Curador Procesal para que la
represente en el proceso, de conformidad con lo establecido por el artículo 61 inciso 1 del
mismo código, conforme a los fundamentos de hecho y de derecho que procedo a
exponer:

II. FUNDAMENTOS DE HECHO:

ANTECEDENTES

2.1.- En el año de 1989 viajé a Europa a fin de realizar estudios universitarios


quedándome a radicar finalmente en la ciudad Alblasserdam, Holanda, país donde
trabajaba y cuya ciudadanía adopté.
1
Según la legislación holandesa sobre la materia los hijos llevan los dos apellidos del padre.
2.2.- En el año 2001 encontrándome en la ciudad de Santiago de Chile por motivos de
trabajo, conocí a la señora xxxxxxxxxxx, mi actual esposa, cuando visité el night
club “Lucas Club”, lugar donde trabajaba desempeñándose como dama de
compañía. Luego de esa particular visita al club en mención, quedamos en
encontramos en el centro de Santiago para conocer a su pequeña hija
xxxxxxxxxxx, quien contaba en ese entonces con xx meses de edad
aproximadamente, y así comenzamos a entablar amistad. Días después viajé a la
ciudad de Lima para visitar a mis padres quienes viven en el distrito de
xxxxxxxxxxx, para luego de una semana regresar a Santiago exclusivamente
para visitar a xxxxxxxxxxx y viajar juntos al sur de Chile. Estuvimos algunos días
también en compañía de su menor hija. Fue así como comenzamos a
involucrarnos sentimentalmente.

2.3.- Luego de esa breve estadía en Chile regresé a Holanda. A las dos o tres semanas
invite a xxxxxxxxxxx para que viaje a visitarme y para que ella conociese el país,
continuar con nuestro romance y tomar ambos la decisión de mantener una
relación estable y definitiva en Europa, naturalmente con la compañía de su menor
hija xxxxxxxx. xxxx aceptó y llegó a Holanda en el mes de enero o febrero del año
2002, quedándose dos meses. En tal lapso decidimos mutuamente continuar
nuestra relación, vivir juntos en Holanda y que ella vaya de regreso a Santiago
exclusivamente para traer a su xxx. De regreso a Holanda con la niña se quedaron
sólo x meses al vencerse su visado de turistas con el que ingresaron a Holanda,
por lo cual decidimos su regreso a Chile a fin de regularizar su documentación
migratoria y pudiesen reingresar a Holanda con un visado de permanencia con
base en la relación sentimental que mantenía conmigo. Ambas obtuvieron
entonces un visado temporal de residencia.

2.4.- Pocos meses después viajé expresamente a Chile a fin de ser reconocido como
padre legal de Antonia Ignacia, quien automáticamente cambio sus apellidos,
siendo su nombre completo desde aquél día: xxxxxx. En vista de tal
reconocimiento Antonia obtuvo la nacionalidad holandesa, siendo su nombre legal
en Holanda el de: xxxxxxxxx; es decir, lleva los dos apellidos míos, según la ley del
país, habiéndole sido expedido su correspondiente pasaporte Holandés.
2.5.- Al inicio la relación transcurrió bastante bien, yo estaba bastante enamorado de
xxxxxx y en verdad me había entregado de lleno a ambas, madre e hija, para que
seamos felices y labrar juntos un buen futuro. Antes del nacimiento de mi menor
hijo durante el mes de julio del 2003, tramité un crédito hipotecario y adquirimos
una casa en Holanda.

2.6.- Durante nuestra convivencia en Holanda xxxxxxx quedó embarazada naciendo


nuestro hijo xxxxxx, el día xx de septiembre de xx. Durante el embarazo hubieron
algunas peleas que yo atribuí a su estado de gestación. xxx siempre había
mostrado un carácter fuerte pero nunca extremo, se podría decir que nuestra
relación era bastante normal hasta el nacimiento de nuestro hijo xxxxxx (Miki),
cuando se acentuaron considerablemente las peleas y ella abruptamente sacó a
relucir el lado oscuro y duro de su mal carácter, lo cual llamó poderosamente mi
atención y marcó negativamente para adelante nuestra relación como pareja y
padres de dos niños, que inició un rápido e inexorable desgaste.

2.7.- En paréntesis debo decir sin embargo, que antes del nacimiento de Miki algunos
acontecimientos dejaron marcas en nuestra relación, como por ejemplo el hecho
por mi descubierto cuando regreso con la niña de chile después de la
regularización de sus documentos a mediados de 2002, que se había acostado
con otro hombre antes de venir a Holanda con el cual mantenía contacto vía correo
electrónico.

2.8.- Para el nacimiento del niño trajimos a la madre de xxxxxx a Europa, durante su
visita tuvimos bastantes peleas. Después de que su madre se fue las discusiones
se hicieron cada vez más constantes, casi diarias y finalmente continuas en el día.
Además de los ataques verbales las agresiones físicas de xxxxxx a mi persona y
a nuestros hijos acompañaron muchas de las riñas. Nos convertimos todos así en
víctimas de su sus agresiones físicas y psicológicas.

2.9.- Ella tenía bastantes celos, decía que yo sólo me preocupaba por el niño y no por
ella. Al final argüía que yo hacía diferencias en mi trato con respecto a los dos
niños, lo cual era falso porque por mi edad y educación siempre tuve claro que
aquello siempre debía de evitar.

Aquí debo precisar que xxxxxx desde su nacimiento fue muy enfermizo y quien lo
cuidaba siempre y tranquilizaba era yo. Mientras mi esposa muchas veces prefería
seguir durmiendo por las noches era yo quien cuidaba al niño. Ella decía que sus
pechos se estaban deformando por lo que decidió amamantarlo sólo 3 meses. En
cambio nuestra hija xxxxxx siempre fue fuerte casi como un roble y nunca
necesito de un cuidado especial.

2.10.- Cuando estuvimos viviendo en Holanda ella siempre me decía (a pesar de que al
inicio decidió quedarse a vivir conmigo en Holanda) que quería regresar a Chile. Yo
le decía que ello no era posible ya que mi trabajo y único sustento económico
estaban en Holanda y que no podíamos mudarnos para Chile sin tener nada
seguro.

HECHOS LUEGO DEL MATRIMONIO:

2.11.- Desde el año 2002 hasta noviembre de 2003 fuimos convivientes; en el mes de
noviembre de 2003, dos meses después del nacimiento de xxxxxx, decidimos
contraer matrimonio civil. Posteriormente las peleas recrudecieron y eran cosa de
todos los días y más que constantes. Sacaba siempre a relucir que ya ella no
quería estar en Holanda, lo que sumado a los requerimientos económicos por
tener más dinero para disponer de lo que prudentemente podía darle para los
gastos de la casa donde nunca nos faltó nada y para sus gastos personales.

2.12.- En aquellos años trabajé ejerciendo mi profesión de abogado en un estudio


internacional, el cual después de 7 años de servicios debido a diferencias internas,
más los problemas con mi esposa hicieron que decida dejar mí trabajo,
dedicándome luego a organizar mi propia oficina de abogados en la parte trasera
de mi casa. Lamentablemente dicha decisión fue un yerro absoluto porque mi
esposa aprovechó todo ese tiempo para hacerme la vida y mi trabajo imposible,
entrando a mi oficina a cada momento sólo para iniciar pleitos, recriminándome
que se aburría en la casa y en un país extraño para ella, gritándome siempre a
viva voz su deseo de regresar a Chile.

2.13.- Los maltratos verbales y físicos eran diariamente soportada por mi persona y por
los niños. Ambos presenciaron muchísimas veces los gritos destemplados y
desbordados de su madre, todo lo cual fue un martirio que duro casi dos años,
siendo el clima de la casa familiar uno realmente insoportable y sobretodo no
recomendable en lo más mínimo para mis dos menores hijos.

2.14.- Recuerdo que en este tiempo ocurrieron eventos de gran magnitud. Me percaté
pronto que mi esposa era consumidora habitual de marihuana y tuve que
soportarlo al inicio.
En una oportunidad mi esposa Jessica llegó al extremo de ingerir después de una
pelea, alrededor de 25 pastillas tranquilizantes y tuve que llevarla con los niños (ya
que en Holanda no se acostumbra tener personas de servicio doméstico) de
emergencia a un centro médico donde procedieron a lavarle el estómago. A Dios
gracias pudo salvársele la vida y recibimos el consejo de que sea un psicólogo
quien la ayude a hacer su vida mas llevadera.

2.15.- En Holanda tuvimos un médico de cabecera que sabia de nuestros problemas


familiares y el estado semi depresivo de mi cónyuge, por lo que en dos
oportunidades le recetó tranquilizantes. Desde luego el hecho de haber injerido
una sobredosis de tranquilizantes, aunque sea por una vez, a fin de huir
momentáneamente de sus insatisfacciones que supuestamente la agobiaban fue
indicativo de la falta de coherencia entre sus actos y su condición de esposa y
madre de dos niños menores e impresionables. Al parecer su consumo habitual de
marihuana había perjudicado su conducta personal.

2.16.- Otro hecho de fuerte repercusión negativa para el matrimonio, fue cuando en
diciembre de 2005 Jessica me suplicó que le compre un pasaje a Chile ya que su
abuelita de cariño estaba agonizando, ante tal pedido no dude en comprarle un
boleto de viaje con dirección a Chile, inclusive recuerdo haberle sugerido que se
quedase hasta las navidades y disfrute de su familia a quien decía tanto añorar. Yo
me quede con los dos niños durante diciembre y Jessica regresó el 30 del mismo
mes a Holanda, sin notarse un esperado cambio positivo en ella ni distensión de
su carácter fuerte e irregular.

A los 4 días de haber regresado de Chile xxxx irrumpió en mi oficina para decirme
que quería regresar nuevamente a su país, porque tenía que encontrarse con ella
misma, que allá trabajaría mientras trataba de descubrir que quería en la vida . Mi
impresión fue tan grande que solo pensé que estaba ante una persona
descontrolada que quería abandonarnos pero tuve que acceder a su deseo
en contra de mi propia voluntad, porque no habría podido retenerla sin
seguir enfrentándome y conmigo a mis hijos, a sus insultos, agresiones y
atropellos a toda hora por no acceder a su voluntad. Se fue de viaje con
Antonia y dejó a nuestro hijo xxx a mis exclusivos cuidados.

Pasé una época muy difícil ya que tenía que trabajar para sostener mi hogar y
cuidar a mi hijo pequeño al mismo tiempo. Al cabo de mes y medio mi madre viajó
a Holanda para ayudarme con mi hijo. Al mes y medio de haberse ido xxxx llamó a
casa pidiéndome perdón.

2.17.- Contra todo consejo y después de casi 3 meses pensé que yo no podía privar a
mis hijos de estar juntos, cosa que siempre me ha preocupado, y de tener a su
mamá y papá con ellos; decidí por tanto recibir a mi esposa de nuevo en Holanda
como si nada hubiese pasado. Sin embargo a su regreso y después de muchas
promesas, pude observar a la luz de los hechos que no había cambiado nada en
ella ni en su actitud. Después solo sucedieron continuas peleas que yo
personalmente intente ocultar comprando felicidad con viajes diversos de
vacaciones dentro de Europa. Económicamente empezamos a decaer y tampoco
los viajes ayudaron. La situación económica difícil aunada a lo endeble de nuestra
relación como pareja, hizo que nuestro matrimonio vaya en picada cuesta abajo, y
que profesionalmente tampoco pueda sacar las cosas adelante, viéndome
obligado muchas veces a ir a trabajar en la propia calle literalmente hablando,
debido a su violencia visceral e impenitente.

2.18.- En este contexto aproximadamente en marzo de 2007 se presentó la oportunidad


de parte de la unión europea y el gobierno belga de representar a dos ONG que
trabajan en la zona de Apurímac, Perú; participé en el proceso de selección y por
suerte para mi familia fui seleccionado. Esto significaba el salvavidas económico
para los míos, el sueño de regresar al Perú y la posibilidad de que mi matrimonio
mejore en un ambiente de cultura parecida a la de mi esposa en donde ella
dominase el idioma, además con una familia que estaba esperando nuestra
llegada para apoyarnos; desee y pensé podríamos vivir en circunstancias mejores.

2.19.- Es así como en abril de 2007 llegamos al Perú y nos instalamos por un tiempo en
casa de mis padres. Sin embargo mi esposa nunca supo aprovechar estas
circunstancias y su relación con mis padres se deterioró vertiginosamente, debido
a que las discusiones que me armaba dentro de su casa y el trato duro que le
dispensaba a nuestros hijos terminaron también por afectarlos emocionalmente, ya
que acostumbraba pegarles para educarlos.

Mi esposa en discusiones siempre ha utilizado un vocabulario procáz, insultante e


hiriente, pese a que le pedí siempre respeto más aun si estaban nuestros hijos en
el mismo ambiente, pero eso no le importaba según me lo encaraba.

2.20.- Posteriormente nos mudamos a vivir a la ciudad de Abancay en el departamento


de Apurímac, lugar donde tengo habitualmente que desempeñar mi trabajo.
Nuevamente el tema de que era un lugar feo, que no se acostumbraba, que se
aburría en casa a pesar que tenia todo a su disposición y empleadas que le
ayudaban al cuidado de los niños, a pesar que acudía al gimnasio, mientras yo
cumplía con mis obligaciones laborales. Debo precisar y resaltar que mi esposa
nunca trabajó fuera del hogar pero tampoco quiso nunca cumplir a cabalidad su rol
materno y de ama de casa. Yo asistía a nuestros hijos en todas sus necesidades,
desde llevarlos a sus controles médicos hasta comprarles las medicinas y
vitaminas, pero ni siquiera le importaba al menos verificar que las tomasen, era su
conducta una dejadez total.

2.21.- El hecho de venir al Perú, entender el idioma y ver costumbres semejantes a las
de su país, tuvo un resultado inesperado para mí, porque se acentuaron aún mas
nuestras diferencias empeorando la situación de pareja y de familia, dado que mi
cónyuge aprovechaba para ausentarse sola muchos fines de semana para salir a
las discotecas. También se ausentó fines de semana enteros a la ciudad del Cuzco
para salir según ella con sus amigas. Pese a que se le recordaba que ella era una
mujer casada y la exhortaba para guardar cierta compostura. Siempre argumentó
abiertamente que ella es joven y que le gusta salir de noche, a diferencia mía que
siempre preferí estar con nuestros hijos en casa, hábitos que no fueron
compartidos ni comprendidos por mi esposa.

2.22.- Pese a que mi esposa me agredió física y psicológicamente reiteradamente, nunca


puse una denuncia en Holanda ante aquellos hechos, porque sentía estar
traicionando a mis hijos y quise tapar el sol con un dedo. La primera vez que acudí
a la policía pero tampoco asenté una denuncia fue una vez luego que regresamos
en auto de Lima a Abancay sobre la medianoche. Mi esposa después de una pelea
fuerte delante de los niños salió de la casa gritando que se iba a suicidar, por lo
cual tuve en aquél momento que vestir apresuradamente a mis niños y salir
corriendo con mis hijos a cuestas para buscar a mi esposa por miedo que cometa
una locura, llegué con los pequeños a la comisaría del sector donde fuimos
atendidos por la Técnico xxx y allí pedimos ayuda policial para ubicarla.
Paralelamente nosotros fuimos en la camioneta a buscar a mi esposa, quien
después de una hora apareció en nuestra casa llorando y pidiendo disculpas por
su reacción.

2.23.- Por mas que intente salvar nuestro matrimonio satisfaciendo sus requerimientos yo
solo percibí en ella un enorme rencor donde yo era el enemigo en todos los
sentidos, a pesar que fui yo quien la había sacado del mundo de la prostitución y
las drogas, dándole un apellido a la pequeña Antonia por el amor que sentía por
ella, casándonos ante la ley y procurando para todos un hogar estable y feliz.

2.24.- En otra oportunidad en la ciudad de Abancay estuve 2 días alojado en un hotel con
mi hijo xxxx, luego de sostener una fuerte discusión con mi esposa, en la que ella
me agredió física y verbalmente por lo que MI HIJO SE VINO CORRIENDO
HACIA MI DICIÉNDOLE A SU MAMÁ QUE NO ME DEBÍA PEGAR Y NOS
FUIMOS, EL NIÑO EN EL AUTO ME DECÍA DENTRO DE SU INOCENCIA QUE
VAYAMOS A LA POLICÍA PARA ACUSAR A SU MAMÁ.

Después de estar en el hotel una vez más esperando que mi cónyuge cumpla sus
promesas de cambio decidimos reconciliarnos y viajamos todos juntos a Lima con
la empleada, en el camino tuvimos nuevamente una pelea fuerte y a MIGUEL POR
PRIMERA VEZ LO ESCUCHE GRITAR Y DECIR QUE NO QUERÍA MÁS
PROBLEMAS QUE QUERÍA A TODOS. En este momento reflexioné mucho en el
hecho que mis hijos venían siendo testigos presenciales permanentes de los actos
de violencia de su madre, que se les estaba haciendo daño de verdad y que ya
habían asimilado inclusive el significado de problemas familiares.

2.25.- Los últimos meses quizá no hubieron peleas grandes ya que yo siempre evite la
confrontación a costa de mi propia despersonalización y pérdida de autoridad,
PERO SI HUBIERON DE SU PARTE ATAQUES VERBALES POR COSAS COMO
QUE SUPUESTAMENTE YO NO EDUCABA BIEN A MIS HIJOS, LLEGANDO AL
EXTREMO LOS ÚLTIMOS MESES DE AMENAZARME CON DECIRLE A MI HIJA
xxxx QUE YO NO ERA SU PADRE BIOLÓGICO, LO CUAL ME PARECIÓ UN
ACTO INHUMANO Y PROPIO DE UNA MUJER PERTURBADA.

DEBO RESALTAR QUE JESSICA Y YO ACORDAMOS Y JURAMOS DOS


COSAS: OLVIDAR SU PASADO Y NUNCA DECIRLE A ANTONIA QUE YO NO
ERA SU PADRE BIOLÓGICO.

2.26.- Los últimos meses de nuestra convivencia yo dormía en la habitación de mi hijo


xxxxxxl y ella con los niños. Rechacé un par de veces tener intimidad con ella
debido a que yo no estaba dispuesto sin que haya de por medio una reconciliación
de verdad; simplemente no me nacía estar con ella en el lecho conyugal. Esto la
enfureció mucho pese a que le dije sinceramente que primero quería que nuestras
vidas de una vez por todo se arreglasen por el bien de nuestros niños. Sin
embargo, en las últimas semanas éramos peor que desconocidos bajo el mismo
techo, ya no teníamos debito conyugal, hablábamos solo lo necesario y
simplemente si veía agresión en sus expresiones optaba por apartarme de su vista
y dejar allí las cosas.
2.27.- Debido a mi trabajo en una organización internacional he tenido que viajar y
ausentarme a veces de casa. En una oportunidad cuando me dirigía a Ecuador la
empleada de casa Srta. xxxx me llamó nerviosa al celular y me dijo que mi esposa
le había pedido que se quede con los niños ese fin de semana que yo no estaba,
ya que ella quería ir al Cuzco a pasar el fin de semana. La empleada me lo contó
en secreto y yo le dije que estaba prohibido que se quede ella sola con los niños,
le pedí entonces que le dijera a la señora que no podía colaborar con ella en su
propósito. Esto hizo que mi esposa se enfadase mucho con la empleada quien no
hizo más que actuar con más responsabilidad que la propia madre.

2.28.- El último hecho que constituyó el inicio del fin y de la separación física definitiva de
mi cónyuge, fue que luego de mi último viaje a Ecuador en el mes de noviembre de
2007, le pedí conversar y sugerí que vayamos con los niños unos días de
descanso que nos sirviesen para sincerarnos, reflexionar sobre nuestra relación y
el procurar superar nuestras recientes diferencias; pensé así que ella había
entendido el mensaje y la idea. Sin embargo, al día siguiente me presionó para
que hable con su padre a lo que le contesté que no podía ya que no me
encontraba en la disposición de comunicarme con alguien a quien en 6 años solo
le había hablado una vez, de quien nunca se tuvo noticias y quien nunca se había
interesado por nada de nuestra familia, lo cual finalmente no se lo reprocho pero
tampoco hacía pertinente una comunicación con el mismo sobre un asunto familiar.
Le dije sin embargo que en su momento adecuado hablaría con su familia. Acto
seguido la escuchaba que vociferaba por teléfono (aparentemente a su padre),
que no era necesario que venga para ensuciarse las manos conmigo. Ante
estas frases entendí lo hablado con ella el día anterior y el pretender pasar unos
días juntos de vacaciones era en vano, así que opte por coger a mi hijo y salir de la
casa cansado ya ese infierno, en este momento me llenó de insultos e improperios
en frente de mi hijo una vez más.

2.29.- Aquella fue la última vez que vi a la señora xxxxxx, alrededor del 21 de noviembre
del año en curso. Me fui a un hotel con mi hijo, porque mi hija se encontraba en el
colegio. Luego hablamos por teléfono un par de veces para sólo escuchar insultos
de su parte. El viernes 23 de noviembre de 2007 solicité a la Comisaría PNP de la
Familia de xxxxxx la constatación de la presencia física del recurrente y de mi hijo
en el Hotel Alhambra de la ciudad de Abancay desde el día xx de noviembre de
2007 fecha en que me retire forzosamente del hogar conyugal, con el objeto de
evitar más hechos interminables de violencia familiar. Acredito lo expuesto con la
copia certificada que adjunto.

2.30.- Ese mismo viernes viajé con mi hijo xx con dirección a Lima, alojándome en casa
de mis padres sito en el jirón xxx No. xx de la urbanización xx en el distrito de xxxx,
inmueble que tengo y/o he fijado desde dicha oportunidad como mi residencia y
domicilio permanente, y conmigo el de mi menor hijo xxxxx.

2.31.- En el lapso de los siguientes 15 días recibí mensajes de mi esposa en los que me
pedía que regresemos juntos, sin embargo, cuando yo la llamaba sólo eran injurias
las que me profería recordándome lo “desgraciado” que para ella soy. Las últimas
conversaciones cuando había yo mas o menos pensado en una reconciliación por
mis hijos a quienes no quería ni quiero tenerlos separados, le dije que no
estábamos preparados para estar en el mismo techo pero que si podíamos con
ayuda profesional aprender primero a ser amigos. Sin embargo, ya las últimas
llamadas fueron la diatriba de siempre. También sus mensajes y llamadas fueron
para exigirme dinero extra ya que ella argumentaba que había muchas cosas que
pagar, pese a que mandé dinero a Abancay y que había dejado dinero para pagos,
le mandé entonces lo requerido tal y como consta de los recibos que adjunto como
anexo.

2.32.- El día 06 de diciembre de 2007 la denunciada me solicita urgentemente 500


nuevos soles para sus necesidades personales y las de nuestra hija, lo que me
extrañó sobremanera ya que 4 días antes le había hecho otro giro vía Western
Unión, por lo que no accedí a sus injustificadas exigencias.

2.33.- Muy por el contrario decidí el sábado 08 de diciembre viajar de Lima a Abancay
con la intención de llegar el mismo sábado a Abancay para conversar con mi
cónyuge. Ese mismo día alrededor de las 19 horas recibí un mensaje de ella
pidiéndome que la llame urgente, la llamé y me pidió hablar con nuestro hijo
xxxxxx y le dije que no era posible ya que estaba con sus abuelitos en
Chaclacayo, ella se molestó mucho y me increpó el porqué lo dejaba con
personas mayores. Me dijo que como no podía hablar con él entonces no tenía
nada que hablar conmigo, le pregunte por mi hija xxxx y le pedí hablar con ella, me
dijo que en ese instante no estaba y que se encontraba con la empleada paseando
por el parque. Luego colgó sin más.

2.34.- ESA NOCHE DEL SÁBADO LLEGUE SOBRE LAS 23:00 HORAS A LA CASA
EN ABANCAY Y ME DI CON LA INGRATA SORPRESA QUE LA NIÑA ESTABA
DURMIENDO EN LA CASA DE LA EMPLEADA, DEBIDO A QUE SU MADRE LA
HABÍA DEJADO SOLA DESDE EL DÍA JUEVES 6 POR LA MADRUGADA CON
EL PRETEXTO QUE IBA A LIMA PARA A VER A xxxx Y ARREGLAR LOS
PROBLEMAS CONMIGO. ELLA NUNCA SE PUSO EN CONTACTO CON NADIE
DE MI FAMILIA NI CONMIGO EN LIMA PESE A QUE ELLA PERFECTAMENTE
SABE LAS DIRECCIONES Y TELÉFONOS.

SE DESCUBRIÓ SU GRAN MENTIRA, EVIDENTEMENTE UTILIZÓ EL


PRETEXTO PARA IRSE DE JUERGA O SABE DIOS QUE, A LA CIUDAD DE
CUZCO O LIMA PARA ACUDIR AL CONCIERTO DE SODAESTEREO (SEGÚN
COMENTARIO DE LA SRTA. xxx EN LOS DÍAS POSTERIORES). YO PROCEDÍ
A TRAER DOS EFECTIVOS POLICIALES A LA CASA CONYUGAL QUIENES
CONSTATARON LOS HECHOS Y DIERON PARTE COMO UNA SITUACIÓN
IRREGULAR DE MENOR EN DESAMPARO, CONFORME LO ACREDITO CON
LA COPIA CERTIFICADA DE FECHA 09 DE DICIEMBRE DE 2007; QUE EN
ANEXO SE ACOMPAÑA.

2.35.- Descubrí que no había pagado nada de los servicios, ni comprado víveres con el
dinero que le había dejado y el que le había mandado, así que procedí a pagar
todo lo que se debía, y comprar alimentos para mi hija. Pase todo el fin de semana
con Antonia a quien mi cónyuge la había dejado sola con la empleada; pasamos
días maravillosos, SIN EMBARGO MI HIJA ME CONTÓ QUE SU MAMÁ LE
DECÍA QUE YO NO LA QUERÍA Y QUE ERA MALO. ESTO LO TENGO
GRABADO EN MI TELÉFONO. TAMBIÉN TENGO GRABADA UNA
CONVERSACIÓN CON MI HIJA EN HOLANDA DONDE ELLA DICE QUE SU
MAMÁ LE PEGA MUCHO Y QUE LA OBLIGA A QUE NO ME LO CUENTE . El
lunes por la noche me regresé a Lima al conocer que ella ya estaba de regreso en
Abancay. Ella trató de ponerse esa noche en contacto conmigo pero no respondí. A
partir de ese momento se rompió totalmente la comunicación.
2.36.- Posteriormente, con fecha 12 y 13 de diciembre de 2007 la Srta. xxx me informó
telefónicamente que mi esposa estaba vendiendo los bienes muebles que se
encontraban al interior de la casa de Andahuaylas, y que estaba preparando en
secreto el viaje de nuestra hija xxx a Chile. Finalmente con fecha 19 de diciembre
de 2007 viajé con mi hijo xxxa la ciudad de Abancay y efectivamente constaté que
mi esposa había vendido de manera inconsulta todas nuestras pertenencias, las
que calculo tenían un valor aproximado a los US$ 5,000,00 (Cinco mil y 00/100
dólares), para finalmente emprender viaje a Lima con nuestra hija xxx.

2.37.- Luego de este reprochable actuar de mi cónyuge, con fecha 20 de diciembre último
al obtener el movimiento migratorio de mi hija xx, he podido tomar conocimiento
que LA MENOR SALIÓ EL DÍA 16 DE DICIEMBRE DE 2007 FUERA DEL PAÍS
SOLA, SIN MI CONSENTIMIENTO Y CON DIRECCIÓN A CHILE, lo que he
procedido a denunciar ante las autoridades competentes a fin de que inicie una
exhaustiva investigación de este hecho tan perjudicial para el recurrente y nuestros
hijos, acto que atenta el derecho a la patria potestad que me asiste respecto a
Antonia. ESTE HECHO INHUMANO NO HACE OTRA COSA QUE COMPROBAR
QUE LA SRA. xxx EN FORMA CONCIENTE HA ROTO LOS LAZOS
FRATERNOS ENTRE NUESTROS HIJOS Y POCO LE IMPORTA LA
ESTABILIDAD EMOCIONAL DE LOS MISMOS, SI CONSIDERAMOS QUE
ANTONIA HA PASADO LA NAVIDAD Y SU CUMPLEAÑOS (xxxx) SOLA, SIN
PAPÁ, SIN MAMÁ Y SIN HERMANITO.

2.39.- Los días 18 y 22 de diciembre del 2007, cuando yo me encontraba trabajando


(habiendo llevado conmigo a Miki), mi esposa en forma reiterativa y prepotente se
acercó e hizo tremendo escándalo en la puerta del departamento de mis padres,
gritando a viva voz que le devuelvan a su hijo, sentándose en la vereda de la acera
de en enfrente vociferando y con actitud amenazante en contra de mis ancianos
padres que nada tienen que ver con nuestros problemas, alterando el orden
público, su tranquilidad, y mellando su reputación e imagen ante el vecindario.
Inclusive en exigió golpeando la mampara de vidrio que se encuentra en la puerta
de ingreso del departamento de propiedad de mis padres, que le abran la puerta
empujando a mi señora madre tres veces, para buscar en todos los ambientes del
inmueble a nuestro hijo. Motivo por el cual se denuncio tal atropello y se
constituyeron efectivos de la delegación PNP de xxxxxx quienes tomaron la
declaración de la demandada; tal como lo acredito con las copias certificadas que
se acompañan. Mi cónyuge es una mujer violenta y no controla sus impulsos.

2.40.- Señora Jueza el suscrito en el intento de recuperar nuestro matrimonio, hogar y


vida entera, hizo en su oportunidad denodados esfuerzos para reconciliarnos,
siendo todos éstos lamentablemente infructuosos. Los hechos de maltratos antes
narrados han sido denunciados por el recurrente a la Fiscalía Mixta de La Molina
con fecha 04 de enero de 2008, en atención a que estos actos han sido constantes
y reiterados por muchos años, no pudiendo yo hacer nada para impedir que mi
esposa nos haga a un lado de su vida, se ausente del hogar, arremeta contra
nosotros con insultos y de vicios como el consumo habitual de marihuana,
ocasionándonos un sin fin de sinsabores, espectáculos deplorables, tristezas y
angustias.

Mi esposa nunca ha reflexionado en el grave daño que nos esta inflingiendo,


nunca ha procurado enmendarse y hacer acto de constricción alguno, muy
por el contrario ha sido capaz de separar a dos hermanitos que han vivido
juntos invariablemente desde el nacimiento del menor, resultando evidente
que esta separación es perjudicial para el fortalecimiento del vínculo fraterno
no dudando en vulnerar la ley y cometer delito contra la patria potestad al
sacar fuera del país a Antonia sin mi autorización (además de encontrase en
el intento de sacar del país también al menor). Debo hacer hincapié en el
hecho que mi hijo xxxx se encuentra totalmente identificado con el
recurrente, habiéndose inclusive fortalecido nuestra relación paterno filial,
lamentablemente el suscrito desconoce el paradero de mi esposa quien no
dudo en apartarme de mi otra hija Antonia Ignacia al sacarla del país, sin
destino conocido hasta la fecha de interposición de esta demanda.

2.41.- En efecto, la demandada resulta no ser idónea para vivir con mis hijos, ya
que nunca se ha hecho cargo de ellos, habiendo sido el recurrente quien
asumió en forma exclusiva la responsabilidad de la familia, no habiendo la
demandada cumplido con su rol de madre como la naturaleza manda, tanto
es así que poco le importo ausentarse de la casa por varios días sin dar a
conocer su paradero, nunca informo con quiénes se encontraba y para qué;
no reparó en dejar a nuestra hija sola y sin alimentos con la empleada del
hogar (buena persona pero a quien conocemos muy poco); por tener una
conducta fatua y ligera por decir lo menos, impropia de una mujer casada y
de madre puesto que mi esposa solía coger sus cosas y mandarse a mudar
supuestamente con sus “amistades”, sin participarme; entre otros.

2.42.- No esta demás precisar que no sólo el recurrente fue víctima de la


demandada, sino sobretodo nuestros dos hijos, quienes fueron objeto de
maltrato psicológico por parte de mi consorte debido a sus improperios y
procacidad habitual, debido a sus malos tratos, a su indiferencia y falta de
afecto, en general debido a su dejadez inexcusable.

Para mayor abundamiento, los actos que atribuyo a mi consorte y que hacen
que no sea el progenitor idóneo para ejercer la tenencia de mis hijos.- son el
hacer vida de soltera, dejando a los niños varios fines de semana solos en la
casa para que asista a sus constantes y continuas “salidas nocturnas”,
retornando a altas horas de la noche a la casa, el desatenderse de sus
obligaciones de madre recibiendo mis hijos malos ejemplos de vida, el
exhibirse con terceras personas o con “amigos” en discotecas, por su
conducta manipuladora y despiadada, gritar en presencia de nuestros hijos y
abandonarlos material y moralmente, por separarlos uno del otro enviando a
nuestra hija a Chile sin mi autorización atentando contra la patria potestad
del recurrente, por su adicción a la marihuana que la hace una persona
desaliñada, inconstante, agresiva y poco tolerante con los niños.

2.43.- Por todo lo expuesto, considero que no puede continuar esta inestabilidad
emocional en la crianza de mis hijos, por la falta de amor y atención de su
madre, máxime si la adicción a la marihuana de la emplazada constituye un
peligro para el desarrollo psicológico y físico de mis menores hijos, más aun
si mis hijos se encuentran en etapa de aprendizaje y travesuras que podrían
ocasionar reacciones represivas de la madre, que a la larga dejarán huella
en el futuro, cosas que como padre me preocupan sobremanera.

Razón por la cual es mi deseo velar por el desarrollo integral de mis


pequeños, atendiendo a que no es idóneo que vivan con su madre debido a
los hechos antes expuestos y a que su adicción a la marihuana no le
permiten cumplir con su rol materno. En tal sentido invocando el Principio
del Interés Superior del Niño, solicito la Tenencia de mis hijos,
comprometiéndome desde ya a su crianza, a procurarles una formación
integral y con valores. Amparo mi acción en la Constitución Política del
Estado y demás normas relacionadas a los deberes y derechos de asistencia,
educación, representación y formación de los hijos, obligaciones que
pretendo ejercer, y en la Convención sobre los Derechos del Niño que
reconoce que cuando medien circunstancias que signifiquen una conducta
de los padres perjudicial o lesiva del interés de los hijos, corresponderá
inevitablemente establecer cual de los padres ejercerá la tenencia.

JURISPRUDENCIA APLICABLE AL CASO:

“Por la patria potestad, los padres deben ejercer un conjunto de derechos y obligaciones
relativas al cuidado de la persona y bienes de sus hijos menores de edad, dirigidos a
lograr su desarrollo bío – psico – social”. Exp. 3318-97 Sala No. 6 Resolución No. 4 del
09.03.1998”2.

“La patria potestad es el conjunto de derechos que confiere la ley a los padres sobre las
personas y bienes de sus hijos menores con la finalidad, entre otras, de educarlos y
protegerlos, siendo la tenencia un atributo de la patria potestad.
El interés superior es un principio que garantiza la satisfacción de los derechos del menor;
y como standard jurídico implica que dicho interés deberá estar presente en el primer
lugar de toda decisión que afecte al niño o adolescente”. sic
Cas. Nº 1805-2000-Lima (Publicada el 30.01.2001)

III. FUNDAMENTACION JURIDICA:

De conformidad con el inc. 7 del art. 424 del código adjetivo fundamento mi petitorio en
las siguientes normas legales:

CÓDIGO DE LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES:

-Artículo 4°: A SU INTEGRIDAD PERSONAL.- El niño y el adolescente tienen derecho a


que se respete su integridad moral, psíquica y física y a su libre desarrollo y bienestar. No
podrán ser sometidos a tortura, ni a trato cruel o desagradable.

2
Pedro Mejía Salas. Librería y Ediciones Jurídicas. Setiembre 2002. La Patria Potestad. Pág. 187.
-Artículo 8º: A VIVIR EN UNA FAMILIA.- El niño y el adolescente tienen derecho a vivir,
crecer y desarrollarse en el seno de su familia.
-Artículo 83º: PETICIÓN.- El padre o la madre a quien su cónyuge o conviviente le
arrebate a su hijo o desee que se le reconozca el derecho a la Custodia y Tenencia,
interpondrá su demanda acompañado el documento que lo identifique, la partida de
nacimiento y las pruebas pertinentes.
-Artículo 133º: JURISDICCIÓN.- La potestad jurisdiccional del Estado en materia familiar,
la tienen los Juzgados de Familia.
-Artículo 135º: COMPETENCIA.- La competencia del juez especializado se determina:
a) Por el domicilio de los padres o responsables.
-Artículo 160º: PROCESO.- Corresponde al Juez especializado el conocimiento de los
procesos siguientes:
b) Tenencia.
-Artículo 164º: POSTULACIÓN DEL PROCESO.- La demanda se presenta por escrito y
contendrá los requisitos y anexos establecidos en los Artículos 424º y 425º del Código
Procesal Civil. Para su presentación se tiene en cuenta lo dispuesto en la Sección Cuarta
del Libro Primero del Código Procesal Civil.
-Artículo 182º: REGULACIÓN SUPLETORIA.- Todas las cuestiones vinculadas a los
procesos en materias de contenido civil en las que intervengan niños y adolescentes,
contempladas en el presente Código, se regirán supletoriamente por lo dispuesto en el
Código Civil y en el Código Procesal Civil.

CONVENCION DE LOS DERECHOS DEL NIÑO: Aprobada el 20 de noviembre de 1989


Numerales 1 y 3 art. 9.

CODIGO PROCESAL CIVIL


-Los artículos 424 sobre requisitos de las demandas, artículo 425 sobre anexos de las
demandas.

IV. VIA PROCESAL:

A la presente acción le corresponde el trámite del PROCESO UNICO de conformidad con


el art. 161 del Código de los Niños y Adolescentes.

V. MONTO DEL PETITORIO:


Por la naturaleza de la pretensión no es susceptible de valorización económica, por
tratarse de un vínculo jurídico de contenido personal y familiar.

VI. MEDIOS PROBATORIOS:

Ofrezco el mérito de los siguientes medios probatorios:

6.1 Copia legalizada de la denuncia de fecha 09 de diciembre de 2007, por situación


irregular de menor debido al abandono realizado por la denunciada, respecto de
nuestra hija xxxxxx, expedida por la Comisaría de PNP de la Familia de Abancay.
6.2 Copia legalizada de la constatación policial de fecha X de diciembre de 2007, con la
cual acredito que mi hijo xxxxxx Dueñas se encuentra en buen estado físico
viviendo en casa de mis padres, expedida por la Comisaría de Santa Felicia.
6.3 Copia legalizada de las constancias policiales del X y Xde diciembre de X, que prueba
el actuar violento de mi esposa, expedida por la Comisaría de Santa Felicia.
6.4 Copia legalizada de la constatación policial de fecha XX de noviembre de XXX, en la
cual se constato que recurrente se encontraba en el Hotel Alambra de la ciudad de
Abancay.
6.5 Copia legalizada de la constatación policial de fecha XX de diciembre de XX, en la
cual se constato que varios de los artefactos y propiedades que se encontraban
en en nuestro hogar habían sido retirados y vendidos por mi esposa.
6.6 Copia legalizada de la denuncia por faltas contra el patrimonio (hurto) de fecha 19 de
julio de XX, en contra de la demandada por haber irrumpido en propiedad privada
(mi centro de trabajo) habiéndose llevado consigo documentos de mi empleador.
6.7 Testimonio de la Sra. XXXXXX, de fecha 28 de enero de 2008 con firma legalizada y
huella dactilar.
6.8 Copia legalizada del movimiento migratorio de Antonia Ignacia XXXXX, de fecha 20 de
diciembre de 2007, con el cual acredito que mi hija salió del país con destino a
Chile el día 16 del mismo mes.
6.9 Copia legalizada del movimiento migratorio de xxxxxx, de fecha 20 de diciembre de
2007, con el cual acredito que mi cónyuge no salió del país, en consecuencia mi
hija viajo sola a Chile.
6.10 Copia legalizada del movimiento migratorio de xxxxxx, de fecha 20 de diciembre
documento que registra mis constantes viajes al extranjero.
6.11 Copia legalizada del movimiento migratorio de xxxxxx, de fecha 20 de diciembre
de 2007, documento que registra los viajes de mi hijo al exterior.
6.12 Copia legalizada del pasaporte holandés No. xxxxxx del recurrente.
6.13 Copia legalizada del pasaporte chileno No. xxxxxx de la demandada.
6.14 Copia legalizada del pasaporte holandés No. xxxxxx de la menor xxxxxx.
6.15 Copia legalizada del pasaporte holandés No. NL xxxxxx del menor xxxxxx.
6.16 Copia legalizada de la credencial de No inmigrante Oficial sellada por el Ministerio
de Relaciones Exteriores del Perú en el pasaporte de la menor xxxxxx.
6.17 Copia legalizada de la credencial de No inmigrante Oficial sellada por el Ministerio
de Relaciones Exteriores del Perú en el pasaporte del menor xxxxxx.
6.18 El merito de las declaraciones Testimoniales de:
- xxxxxx, identificada con DNI No. xxxxxx, con domicilio en Calle xxxxxx No. XX
No. XX distrito de xxxxxx y de ocupación asistenta del hogar, quien declarará con
respecto de los hechos que amparan mi demanda y la conducta de la demandada.
- xxxxxxcon domicilio en Calle xxxxxx No. X No. XX distrito de XXXXX y de
ocupación ama de casa, quien declarará respecto de la crianza de mis hijos y de
la personalidad de la demandada.
6.19.- La evaluación psicológica de los menores xxxxxx y xxxxxx, para lo cual el
Equipo Multidisciplinario de los Juzgados de Familia deberá emitir su informe
psicológico correspondiente.
6.20.- La evaluación psiquiátrica de la demandada a fin de determinar el estado de su
salud mental, para lo cual su Juzgado se servirá cursar Oficio al Director del
Instituto de Medicina Legal del Ministerio Publico.
6.21.- La evaluación toxicología de la demandada a fin de determinar su adicción a la
marihuana y cocaína, para lo cual su Juzgado se servirá cursar Oficio al Director
del Instituto de Medicina Legal del Ministerio Publico.
6.22.- La visita social que deberá realizar el Equipo Multidisciplinario de los Juzgados de
Familia en el domicilio de las partes intervinientes, a fin de determinar el lugar
idóneo para la formación y desarrollo psicosocial de mis queridos hijos.
6.23.- (08) fotos de los menores y el recurrente.
6.24.- (02) recibos de transferencia de dinero por Western Unión de fechas 23 y 26 de
octubre de 2007, a favor de mi esposa cuando se encontraba en Chile con mis
hijos, algunos días en el mes de octubre del año pasado.
6.25.- La copia legalizada de la autorización para viaje de menores al exterior de fecha
17 de octubre de 2007; con el cual acredito que los viajes al exterior de mis hijos
debe ser con mi autorización.
6.26.- 01CD de audio.
6.27.- 01CD de video.
6.28.- La declaración de parte de la demandada, conforme al pliego interrogatorio que en
sobre cerrado adjunto.
6.29.- El merito del informe médico debidamente traducido por profesional en la materia.
6.30.- El merito de la fotocopia simple del comunicado remitido por la Sección Posta
Medica Regional de Drechtsted al médico de la Sra. xxxxxxeri de fecha XX de
marzo de XX, tóxica.

VII. ANEXOS:

1-A: Copia legalizada de la denuncia de fecha XX de diciembre de XXX, expedida por la


Comisaría de Abancay.
1-B: Copia legalizada de la constatación policial de fecha XX de diciembre de XXX,
expedida por la Comisaría de Santa Felicia.
1-C: Copia legalizada de la constancias policiales del XX y XX de diciembre de 2007,
expedidas por la Comisaría de Santa Felicia.
1-D: Copia legalizada de la constatación policial de fecha XX de noviembre de XXX,
expedida por la Comisaría de Abancay.
1-E: Copia legalizada de la constatación policial de fecha XX de diciembre de XX,
expedida por la Comisaría de Abancay.
1-F: Copia legalizada de la denuncia por faltas contra el patrimonio (hurto) de fecha
Xde julio de XX, expedida por la Comisaría de Abancay.
1-G: Testimonio de la Sra. XXXX, de fecha 28 de enero de 2008.
1-H: Copia legalizada del movimiento migratorio de xxxxxxueñas, de fecha 20 de
diciembre de 2007.
1-I: Copia legalizada del movimiento migratorio de xxxxxx.
1-J: Copia legalizada del movimiento migratorio de xxxxxx.
1-K: Copia legalizada del movimiento migratorio de xxxxxx.
1-L: Copia legalizada del pasaporte holandés No. xxxxxx del recurrente.
1-M: Copia legalizada del pasaporte chileno No. xxxxxx de la demandada.
1-N: Copia legalizada del pasaporte holandés No. xxxxxx de la menor xxxxxx.
1-Ñ: Copia legalizada del pasaporte holandés No. xxxxxx del menor xxxxxx.
1-O: Copia legalizada de la credencial de No inmigrante Oficial sellada por el Ministerio
de Relaciones Exteriores del Perú en el pasaporte de la xxxxxx.
1-P: Copia legalizada de la credencial de No inmigrante Oficial sellada por el Ministerio
de Relaciones Exteriores del Perú en el pasaporte del menor xxxxxx.
1-Q: 02 sobres cerrados conteniendo los pliegos interrogatorios de los testigos.
1-R: 01 sobre cerrado conteniendo el pliego interrogatorio de la demandada.
1-S: (08) fotos de los menores y el recurrente.
1-T: (02) recibos de transferencia de dinero por Western Unión de fechas 23 y 26 de
octubre de 2007.
1-U: La copia legalizada de la autorización para viaje de menores al exterior de fecha
17 de octubre de 2007.
1-V: 01CD de audio.
1-W: 01CD de video.
1-X: La declaración de parte de la demandada, conforme al pliego interrogatorio que en
sobre cerrado adjunto.
1-Y.- Informe médico debidamente traducido por profesional en la materia.
1-Z.- Fotocopia simple del comunicado remitido por la Sección Posta xxxxxx de fecha
02 de marzo de 2005.
2-A: Tasa judicial por concepto de ofrecimiento de pruebas
2-B: Tasas judiciales por concepto de derecho de notificación

POR TANTO
Al Juzgado solicito se sirva tener por interpuesta la presente demanda y darle el trámite
que a su naturaleza corresponde, declarándola fundada en su oportunidad, conforme a
ley.

PRIMER OTROSI: REPRESENTACION. Que, delego las facultades generales de


representación, a que se refiere el artículo 80 del Código Procesal Civil, a los letrados
xxxxxxcon Reg. CAL Nro. xxxxxx y Oscar Massey Samaniego con Reg. CAL Nro.
20700, declarando estar instruido acerca de sus alcances. En cuanto al domicilio del
representado, requisito para la representación judicial por abogado, señalo que se
encuentra indicado en la parte introductoria de la presente demanda.

SEGUNDO OTROSI: AUTORIZACIÓN.- Que, por el presente autorizo a los señores


xxxxxxxx, identificado con DNI No xxxxxxxx y xxxxxxxx, identificado con DNI No.
xxxxxxxx, a fin de que puedan indistintamente, recoger y tramitar oficios, diligenciar
exhortos y notificaciones, partes judiciales, certificados de consignación, devolución de
anexos y su recojo, edictos, tramitar y recoger copias certificadas; y, en general para que
puedan diligenciar todo tipo de documentos expedidos por la Fiscalía con relación a la
presente denuncia, suscribiendo para los efectos las correspondientes constancias y
cargos de recepción. Pido al Juzgado se sirva acceder a lo peticionado por referirse a
asuntos de mero trámite.

TERCER OTROSI: NOTIFICACIÓN A LA DEMANDADA.- Declaro bajo juramento que


desconozco el domicilio actual de mi cónyuge, por cuanto luego de que se retiro de la
casa, solo se ha presentado en mi domicilio para hacer escándalos públicos, indicando
que estaba alojada en el Hotel El Dorado, en el distrito de La Molina (el cual no existe),
conforme acredito con la constancia policial de fecha 23 de diciembre de 2007; por lo que
de conformidad con el art. 165 del Código Procesal Civil, declaro bajo juramento que he
agotado las gestiones destinadas a conocer el domicilio de mi esposa.

Lima, 01 de febrero de 2008

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
Pasaporte No. XXXXXXX

Oscar Massey Samaniego


Reg. CAL 20700