You are on page 1of 12

Marcelo Altomare

Acción social y
orden social en la
sociología de Giddens

Introducción: acción sus teorías generales sobre la acción y


social y orden social el orden. En tanto y en cuanto se orien-
tan hacia la reflexión de las categorías
De las múltiples interpretaciones de la de acción y orden social, las teorías
historia de la sociológica clásica y con- generales clásicas establecen procedi-
temporánea,1 destaca, en las últimas mientos de generalización metateórica
décadas, una lectura dirigida a organi- dirigidos a elaborar, por un lado, un
zar esta tradición de saber en torno de conjunto de declaraciones de signifi-
dos conceptos fundamentales: acción cado relativamente unívocas del voca-
social y orden social. En este sentido, bulario básico del lenguaje sociológico
la investigación metateórica llevada a y, por otro lado, un conjunto de reglas
cabo por Alexander, en su Theoretical de inferencia para la derivación válida
Logic in Sociology,2 se ha constituido en de las principales proposiciones de su
un modelo de organización y delimi- argumentación. Heredera de la quere-
tación del campo disciplinar de la so- lla central del pensamiento occidental
ciología. Allí se propone revisitar a los que opone individuo versus sociedad
autores clásicos de la teoría social con o acción versus orden,3 los elementos
la finalidad de reconstruir la tradición básicos del continuo del pensamiento
de la sociología mediante el análisis de científico de la sociología están repre-

1 Parsons, T., La estructura de la acción social, Madrid, Guadarrama, 1968; Aron, R. Las etapas del pensamiento socio-

lógico, Buenos Aires, Siglo Veinte, 1992; Nisbet, R., La formación del pensamiento sociológico, Buenos Aires, Amorrortu,
1977; Giddens, A., El capitalismo y la moderna teoría social, España, Labor, 1992; Ritzer, G., Teoría sociológica clásica, Buenos
Aires, McGraw-Hill, 1993; Ritzer, G., Teoría sociológica contemporánea, Buenos Aires, McGraw-Hill, 1993; Habermas, J.,
Teoría de la acción comunicativa, vol. i: Racionalidad de la acción y racionalización social, Madrid, Taurus, 1992.
2 Alexander, J., Theoretical Logic in Sociology, Los Angeles, University of California Press. 1982-1983.
3 Alexander, J. y B. Giesen, “From reduction to linkage: the long view of the micro-macro debate”, en J. Alexander,

G. Bernhard, R. Munch y N. Smelser (comps.), The micro-macro link, Los Angeles, University of California Press, 1987.

125 revista de ciencias sociales, segunda época


Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136
sentados –afirma Alexander– por el las consecuencias no buscadas de la
problema de la acción y el problema acción como si estas conformasen una
del orden, temáticas estas a través de superficie de cara única, cuyo anverso
las cuales se conformaron dos respues- y reverso se continuaran uno al otro
tas teóricas completamente heterogé- sin interrupción, una superficie de una
neas. Desde la perspectiva del problema sola dimensión, una superficie donde
de la acción, esta puede tomar la forma la producción de la agencia es el envés
o bien de una acción racional, instru- de la reproducción de la estructura6 y,
mental y utilitaria, o bien de una acción simultáneamente, la reproducción de la
no racional, normativa e idealista; desde estructura es el envés de la producción
la perspectiva del problema del orden, de la agencia.
este es representado, ya sea a la mane-
ra de un orden individualista, un orden
resultante de la acción intencional del I. Las dimensiones de
actor, ya sea al modo de un orden co- la acción: intención,
lectivista, un orden exterior y coactivo reflexividad,
respecto de la acción individual. De la racionalización y motivo
combinación entre las concepciones
racionalista y normativa de la acción so- En el camino ya inaugurado por los estu-
cial con las concepciones individualista dios de los pensadores clásicos, la teoría
y colectivista del orden social surge la social propuesta en La constitución de la
matriz de los modelos metateóricos de sociedad se interroga sobre la naturaleza
la sociología.4 propia de la materia con la que trabaja la
Dadas las coordenadas de la lógi- teoría social a los fines de reconceptua-
ca teórica en sociología, delineadas por lizar el binomio categorial fundamental
Alexander para el estudio de los pen- de la tradición sociológica: acción social
sadores clásicos, pretendemos extender y estructura social. El centro del estudio
su jurisdicción analítica a los efectos está ocupado por la presentación de la
de examinar la respuesta que al pro- teoría de la estructuración, que aspira a
blema de la acción social y del orden articular los conceptos de acción social
social ofrece la teoría de la estructura- y estructura social. A tal efecto prepara
ción de Anthony Giddens, tal como fue una indagación sobre el concepto de
expuesta en su texto La constitución de acción social, concebido a la manera de
la sociedad.5 Nuestra hipótesis de lec- una práctica intencional y racionaliza-
tura declara que la teoría de la estruc- da de un agente que, subrogado a con-
turación presenta las relaciones entre diciones de acción inadvertidas y con-
la acción del sujeto consciente y el or- secuencias de acción no buscadas, obra
den de las condiciones impensadas y reflexivamente con vistas a la realiza-

4 Alexander, J., Las teorías sociológicas desde la Segunda Guerra Mundial, Barcelona, Gedisa, 1992.
5 Giddens, A., La constitución de la sociedad, Buenos Aires, Amorrortu, 1994.
6 Este modelo de tramitación del nexo entre agencia y estructura había sido ya propuesto por el autor en dos

libros anteriores: Giddens, A., Las nuevas reglas del método sociológico, Buenos Aires, Amorrortu, 1987, y Giddens,
A., Central problems in social theory, Los Angeles, University of California Press, 1979.

revista de ciencias sociales, segunda época


Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136 126 Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens
ción de un propósito (Giddens, 1994: la acción humana. La sociedad es tal
47-48). Aun cuando la jurisdicción en la medida en que sus miembros
cognoscitiva de las ciencias sociales ha interactúan entre sí, estableciendo
estado claramente delimitada al estu- relaciones recíprocamente referidas,
dio de la agencia humana, durante el por los cuales aquella es producida y
siglo xix la sociología buscó construir reproducida.
un saber de lo social bajo el modelo de Del mismo modo, la producción y
las ciencias naturales, esto es, una cien- reproducción de la sociedad es –para
cia de la sociedad, importando el mo- Giddens– resultado de la acción de
delo de las ciencias naturales al campo agentes cuyo obrar posee intención, re-
de estudio de las prácticas humanas flexividad, razón y motivo, aunque en
en sociedad como si fuese el punto de condiciones que escapan a su propó-
llegada necesario del progresivo avan- sito y comprensión. La vida social es el
ce del conocimiento científico hacia despliegue de acción por parte del self
el estudio del hombre (Giddens, 1987: actuante “capaz de desplegar (repetida-
13-14). Posteriormente convertido en mente, en el fluir de la vida diaria) un
un intento fallido de aunar dos cam- espectro de poderes causales, incluido el
pos de saber heterogéneos en un único poder de influir sobre el desplegado por
método de investigación empírico, esta otros” (Giddens, 1994: 51).
pretensión equivocada fue fruto del
desconocimiento de la extremada dife- Una acción nace de la aptitud del indi-
rencia de la materia propia de las cien- viduo para producir una diferencia en
cias sociales y las ciencias naturales: la un estado de cosas o curso de sucesos
sociedad, a diferencia de la naturaleza, preexistentes. Un agente deja de ser tal
es el producto de la actividad de los si pierde la aptitud de producir una dife-
agentes sociales. Frente a la naturaleza rencia, o sea, de ejercer alguna clase de
los seres humanos despliegan conduc- poder (Giddens, 1994: 51).
tas de transformación, esto es, operan
sobre una materialidad no creada por La constitución de la sociedad supone
ellos, aunque indispensable condición la acción social de carácter intencional,
de existencia social; opuestamente, la “un acto del que su autor sabe, o cree
sociedad es una creación humana, un saber, que tendrá una particular cuali-
producto de la actividad de los seres dad y resultado, y en el que ese saber
humanos, de sus “prácticas sociales or- es utilizado por el autor del acto para
denadas en un espacio y un tiempo”. A alcanzar esa cualidad o ese resultado”
causa de la completa disparidad de los (Giddens, 1994: 47). La acción social
modos de comportamiento del hom- es, así, un obrar consistente en un sa-
bre en uno y otro caso, Giddens puede ber hacer articulador de la práctica
postular que la sociología debe aban- presente del acto y la expectativa futu-
donar toda comprensión de lo social ra de realización del propósito, esto es,
que soslaye la capacidad creadora del un saber obrar del nexo entre medios y
hombre, puesto que la constitución fines. Así como la intencionalidad de la
y reproducción de la sociedad es una acción presupone un saber que contro-
obra de la competencia específica de la la mediación entre medios y fines, de

Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens 127 revista de ciencias sociales, segunda época
Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136
la misma manera, este saber hacer reco- incapacidad de conocer práctica o dis-
noce la existencia de un continuo y efi- cursivamente los impulsos que compe-
caz control de su propia actividad por len a obrar.
el actor: el registro reflexivo de la acción.
La corriente de intervención desarro-
llada por el agente y sus semejantes en II. Las dimensiones
el curso de los encuentros está sometida de la dualidad de la
a un permanente y deliberado registro estructura: medio
reflexivo, una intervención de dominio inadvertido y resultado
causal del curso de los eventos cotidia- no buscado de la acción
nos. Al control del registro reflexivo, se
añade la racionalización de la acción, un El problema de la estructuración con-
grado mayor de indagación del obrar cierne a la manera en que la multipli-
que conduce hacia una “comprensión cidad de acciones, organizadas, como
teórica continua sobre los fundamentos relaciones de reciprocidad repetidas y
de su actividad [...] una capa(cidad) de generalizadas entre actores, tanto en
explicar, si se les pide, casi todo lo que circunstancias de copresencia y sincro-
hacen” (Giddens, 1994: 43). Mientras nía, esto es, en contextos sin distancia-
que la realización de un acto intencio- miento espacio-temporal, como en cir-
nal supone en el agente la formación cunstancias de apresencia y diacronía,
de expectativas acerca de resultados es- esto es, en contextos con distanciamien-
perables, sustentadas sobre un conoci- to espacio-temporal, se anudan entre
miento determinado, la racionalización sí conformando un sistema integrado
de la acción implica la posibilidad de de producción y reproducción societal
fundamentar el “por qué un medio par- (Giddens, 1994: 211). En este complejo
ticular es el correcto, propio o apropia- y variado conjunto de acciones, el esti-
do para conseguir cierto resultado, en ramiento de los sistemas sociales debido
cuanto especificado por particular de al distanciamiento espacio-temporal se
un acto”. A la reflexividad, racionali- resuelve mediante los mecanismos de
dad de la acción intencional, se agrega ordenación encargados de operar la es-
el motivo, esto es, el elemento que im- tabilización de las relaciones sociales a
pulsa al agente a obrar, las necesidades través de extensiones espacio-tempora-
concienciales que impulsan a la acción les de grado diverso. Las reglas y los re-
y junto a las “fuentes [de motivación] cursos son los dos componentes básicos
no accesibles a su conciencia”. Final- de la estructura social donde se resuel-
mente, de las tres dimensiones analí- ve la mediación entre la producción y la
ticas de la acción intencional, Giddens reproducción de la acción social en so-
deriva tres modalidades de saber del ac- ciedades organizadas mediante prácti-
tor: la conciencia discursiva, o capacidad cas sometidas al principio del distancia-
de saber verbalizado de las condiciones miento espacio-temporal. Las reglas son
sociales de la acción, la conciencia prác- esquemas generalizados de saber hacer
tica, o capacidad de saber hacer sobre que componen el repertorio de la con-
las condiciones sociales de la acción, y, ciencia práctica del actor, transformando
por último, la cognición inconsciente, o a este en un miembro competente capaz

revista de ciencias sociales, segunda época


Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136 128 Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens
de “resolver según rutinas las situacio- de continuidades en una reproducción
nes de la vida social”. Los recursos, en social por un espacio-tiempo. A su vez
cambio, remiten, en primer término, a presupone el registro reflexivo que los
la disposición de medios de autoridad, agentes hacen en la duración de una
que permite la organización y domina- actividad social cotidiana, y en tanto
ción de las acciones de otros agentes, y, es constitutiva de esa duración. Pero
en segundo término, a la disposición de el entendimiento humano es siempre
medios de asignación, que permiten la limitado. El fluir de una acción produ-
explotación de recursos naturales con ce de continuo consecuencias no bus-
miras a la generación de poder. cadas por los actores, y estas mismas
Las reglas y los recursos están impli- consecuencias no buscadas pueden dar
cados en la constitución de la sociedad origen a condiciones inadvertidas de la
por medio del funcionamiento de la acción en un proceso de retroalimenta-
dualidad de la estructura: son parte, en ción. La historia humana es creada por
primer lugar, de la producción de la ac- actividades intencionales, pero no es un
ción social, cuyo resultado provoca no proyecto intentado; escapa siempre al
solo propósitos deseados sino también afán de someterla a dirección conscien-
consecuencias no buscadas, y, en segun- te (Giddens, 1994: 63).
do lugar, de la reproducción de la estruc-
tura, la cual, respecto de la agencia del Giddens articula el análisis de la rela-
actor, es simultáneamente su resultado y ción social y la estructura social por
su medio. En cuanto hay elementos de la medio de la introducción del concep-
agencia que permanecen desconocidos to de dualidad de la estructura, más
para la conciencia práctica del agente, específicamente, a través de sus tres
también queda fuera de la percepción dimensiones, las cuales reflejan carac-
de su saber hacer la estrecha relación terísticas esenciales de los conceptos
entre la producción y la reproducción mencionados. De esta suerte la inte-
social, y, correlativamente, entre las con- racción social es, básicamente, una re-
diciones inadvertidas y las consecuencias lación social de comunicación, de poder
no buscadas. El registro reflexivo del y de sanción entre agentes que realizan,
actor ignora que la estructura es, simul- en condiciones inadvertidas, acciones
táneamente, el resultado no buscado de intencionales, provocando consecuen-
la reproducción de reglas y recursos y el cias no buscadas; por su parte, la es-
medio inadvertido de producción de la tructura social es, esencialmente, un
acción. Consecuentemente, la constitu- conjunto de reglas y recursos de signifi-
ción de la sociedad reenvía, por un lado, cación, de dominación y de legitimación
a la producción de las acciones inten- (Giddens, 1994: 65). La articulación de
cionales de los actores hacedores de es- cada una de las tres dimensiones de la
tructuras y, por otro, a la reproducción relación social con cada una de las tres
de las estructuras posibilitadoras de las dimensiones de la estructura social es
acciones. realizada mediante tres modalidades
de mediación: el esquema de compren-
La dualidad de estructura es en todas sión, la facilidad y, finalmente, la norma
las ocasiones el principal fundamento (Giddens, 1994: 65). Desde la perspec-

Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens 129 revista de ciencias sociales, segunda época
Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136
tiva de la dualidad de la estructura, la fi- moral, la interacción social supone ac-
gura de la modalidad permite tratar “la tores que adecuan su comportamiento
mediación entre la interacción y la es- a normas comunes, instituyéndose, por
tructura en el proceso de la reproduc- ende, actos recíprocos de carácter válido
ción social”, considerando las reglas y fundados en fórmulas de legitimación
los recursos como el elemento y el re- jurídicas: la práctica de la sanción moral
sultado de una acción social practicada reproduce las propiedades de las insti-
recursivamente. Presupuesto y produc- tuciones jurídicas. En tanto conjunto
to de la agencia humana, la condición de reglas de significación, conjunto de
excluyente de la existencia de la estruc- recursos de autoridad y de asignación
tura es la práctica de la agencia, puesto y conjunto de reglas de legitimación,
que las reglas y los recursos subsisten estas estructuras, por un lado, son la
únicamente en las acciones de los acto- condición de existencia de las relaciones
res. A la manera de huellas mnémicas, la de comunicación, de poder y de sanción
estructura social no es sino la presen- moral y, por otro, representan las con-
cia de las reglas y los recursos de sig- diciones inadvertidas de la acción: en
nificación, de dominación y de legitima- la maqueta metateórica giddensiana la
ción en el ejercicio de la comunicación, producción de la acción social es el re-
del poder y de la sanción de la acción verso de la reproducción de la estructura
social. social.
Considerada en tanto relación de
comunicación, la interacción social
supone actores que son usuarios de III. El problema del
esquemas de comprensión comparti- orden en condiciones
dos, estableciéndose, así, lazos de sen- de distanciamento
tido mediante la utilización de proce- espacio-temporal
dimientos de significación comunes:
la práctica comunicativa de la lengua Contra el concepto durkheimiano de
materna reproduce las reglas de su gra- sociedad, que la representa, por un
mática, esto es, las propiedades de los lado, al modo de una “unidad cuyos lí-
órdenes simbólicos. Vista al modo de una mites la deslindan de otras sociedades
relación de poder, la interacción social que la circundan” y, por otro lado, a la
supone actores que poseen recursos de manera de una totalidad sustentada so-
autoridad y de asignación que les fa- bre un conjunto de creencias compar-
cilitan disponer tanto de las acciones tidas, externas e imperativas, Giddens
de otros agentes como de los bienes y construye su concepción de las deno-
artefactos físicos, constituyéndose, en minadas propiedades estructurales de
consecuencia, vínculos de coacción ba- los sistemas sociales. La sociología de
sados en operaciones de dominación: Durkheim reduce conceptualmente la
el ejercicio del poder del Estado y de la sociedad a un sistema cohesionado de
empresa capitalista reproducen las pro- prácticas y creencias comunes exter-
piedades de dominación de las institu- nas y coactivas, esto es, un orden social
ciones políticas y económicas. Evaluada compuesto de reglas morales de carác-
a la manera de una relación de sanción ter obligatorio: la conciencia colectiva.

revista de ciencias sociales, segunda época


Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136 130 Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens
Los hechos sociales de esta conciencia sistemidad del sistema social, dependien-
colectiva asumen la forma de una pres- te de la extensión y la clausura de relacio-
cripción social que temporalmente nes de reciprocidad entre las acciones de
antecede y socialmente coacciona al actores que transcurren, por un lado, en
individuo, demandándole adecuar su un contexto de copresencia y sincronía
práctica a ella. La coerción social de- espacial y temporalmente limitado y, por
rivada del trazo imperativo del hecho otro lado, en un contexto de apresencia
social es la evidencia del poderoso in- y diacronía espacial y temporalmente
flujo de las creencias y las prácticas co- ilimitado, la metateoría se desplaza a la
lectivas de las instituciones de la con- cuestión de la mediación entre los meca-
ciencia colectiva sobre las creencias y nismos de integración social y los meca-
las prácticas de los individuos. De esta nismos de integración sistémica.
manera, las creencias y las prácticas de
la conciencia colectiva son patrones de El problema del orden en la teoría de la es-
comportamiento estrictamente coacti- tructuración concierne al modo en que
vos: así, esta concepción de la sociedad los sistemas sociales logran ligar tiempo
desestima el efecto habilitante de las y espacio de suerte de consustanciar e
propiedades estructurales y, por ende, integrar presencia y ausencia. Esto a su
la capacidad reflexiva e intencional de vez se une estrechamente con la pro-
la agencia humana. blemática del distanciamiento espacio-
Bajo el axioma del rasgo esencial- temporal: el estiramiento de sistemas so-
mente bifronte de una estructura no ciales por un espacio-tiempo. Principios
menos habilitante que limitadora, que estructurales se pueden comprender en-
reconceptualiza la dualidad de la pro- tonces como principios de organización
ducción reflexiva e intencional del actor que dan lugar a formas discerniblemen-
y de la reproducción de reglas y recursos te consistentes de distanciamiento espa-
inadvertidos y no buscados, el examen cio-temporal sobre la base de precisos
de Giddens ingresa en el campo de las mecanismos de integración societaria
propiedades estructurales de los siste- (Giddens, 1994: 211).
mas sociales extendidos temporal y es-
pacialmente. Uno de los interrogantes Para ilustrar el funcionamiento de la
metateóricos fundamentales de la socio- organización societal, basada en los
logía giddensiana es el denominado pro- mecanismos de integración social y de
blema del orden, esto es, la modalidad en integración sistémica de las reglas y los
que los sistemas sociales logran articular recursos institucionalizados, Giddens
tiempo y espacio entre relaciones socia- recurre al análisis marxiano del circui-
les de contextos presenciales y apresen- to reproductor de la acumulación de
ciales. Expresado en otros términos, el capital de las sociedades capitalistas
orden social refiere al grado de estira- con la finalidad de distinguir tres ni-
miento de los sistemas sociales a través del veles de análisis articulados entre sí:
espacio y del tiempo; lo que asimismo se ejes de estructuración, conjuntos estruc-
une con el problema del distanciamiento turales y principios de estructuración.
espacio-temporal. En tanto el problema Considerado como un conjunto es-
del orden nomina, entonces, al grado de tructural, la combinación entre propie-

Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens 131 revista de ciencias sociales, segunda época
Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136
dad privada-dinero-capital-contrato de de compra y venta entre los diversos
trabajo-ganancia permite discriminar sectores de producción e intercambio
y analizar la reproducción del conglo- de bienes de consumo y de bienes de
merado de instituciones característico capital; en la esfera de la empresa, en
de los principios estructurales organiza- cambio, la división del trabajo nombra
dores de la sociedad capitalista, esto es, al procedimiento mercantil de las rela-
de las reglas y los recursos de la tríada ciones sociales de compra y venta entre
significación, legitimación y dominación, los diversos propietarios de la mercan-
suspendiendo el análisis de la acción cía –fuerza de trabajo y de la mercancía-
estratégica mediante la cual los actores capital–. De esta manera la teoría de la
utilizan reflexivamente reglas y recur- estructuración se propone articular el
sos en la producción de la interacción análisis del nivel de menor abstracción
cotidiana. Visto desde la dualidad de conceptual del eje de estructuración orga-
la estructura, la combinación entre pro- nizador de las relaciones de copresencia
piedad privada-dinero-capital-contrato entre el obrero industrial y el empresa-
de trabajo-ganancia posibilita diferen- rio capitalista y con el análisis del nivel
ciar y analizar las acciones reflexivas e de mayor abstracción conceptual de los
intencionales del vendedor de la fuerza principios estructurales organizadores de
de trabajo y el propietario de capital a las relaciones apresenciales entre las ra-
través de la aplicación de las reglas y mas de producción. Mediante el análisis
los recursos, que en tanto huellas mné- de estas tres dimensiones sociales se ex-
micas indican la presencia de las propie- hiben los elementos fundantes del cir-
dades estructurales en los contextos de cuito de reproducción de las relaciones
interacción. institucionalizadas, que, regidos tan-
Sin bien no existe un punto definido to por lazos homeostáticos resultantes
de separación entre ellos, cada uno de de los efectos de las consecuencias no
los tres niveles puede diferenciarse con buscadas como por la autorregulación
arreglo al creciente estado de abstrac- reflexiva, conducen a conocer las con-
ción conceptual que cobra la categoría diciones necesarias de estabilización y
fundamental de la división del traba- de cambio de cualquier tipo societal.
jo, cuya función opera en el proceso Frente a la cuestión de la articulación
de integración social y en el proceso entre el proceso de distanciamiento
de integración sistémica. En efecto, el espacio-temporal y el proceso de inte-
concepto de división del trabajo enla- gración social, esto es, ante el problema
za las características estructurales de del orden, del grado de sistemidad, la
la larga duración y la vasta difusión de resolución específica del tipo de socie-
las instituciones capitalistas –división dad capitalista consiste en reorganizar
del trabajo en la sociedad– con las ca- las dimensiones de tiempo y espacio
racterísticas estructurantes sincrónicas recombinando los ejes de estructura-
y presenciales de los encuentros cara ción de la división del trabajo del con-
a cara dentro de la fábrica –división del texto local de la manufactura con los
trabajo en la empresa–. En la esfera de la principios estructurales de la división
sociedad, la división del trabajo refie- del trabajo del contexto de enormes
re a las relaciones sociales mercantiles distancias espacio-temporales del do-

revista de ciencias sociales, segunda época


Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136 132 Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens
minio institucional compuesto por la nes simbólicas, políticas, económicas y
propiedad privada-dinero- capital-con- jurídicas que, a la manera de condicio-
trato de trabajo-ganancia. nes desconocidas y consecuencias no
deseadas, reproducen una y otra vez,
dentro de límites espacio-temporales
IV. Los principios de estiramiento variados, Giddens alcan-
estructurales y las za el análisis institucional de los prin-
totalidades societarias cipios estructurales de los tipos globales
de sociedad. Así, la construcción de la
Partiendo del axioma que afirma que tipología de las totalidades societarias se
todas las interacciones sociales aconte- corresponde con la clasificación de los
cen en un lugar determinado y a través principios estructurales, puesto que son
de una duración específica, donde cada estos los organizadores de las modali-
una de ellas está delimitada –esto es, dades de articulación de los conjuntos
zonificada– por medio de marcadores institucionales que clausuran el distan-
espacio-temporales claramente reco- ciamiento espacio-temporal más vasto de
nocibles, Giddens señala que las activi- tipos globales de sociedad, mostrando
dades sociales están, en consecuencia, el máximo grado de sistemidad de un
sujetas a una regionalización (Giddens, específico. Con el estudio de los prin-
1994: 151), esto es, a un procedimiento cipios estructurales la teoría de la es-
de distribución de prácticas en regiones tructuración releva, por un lado, los
de límites espacio-temporales. Confor- diferentes modos de coordinación de
me transcurre el desarrollo de la histo- las instituciones básicas componentes
ria social las interacciones sociales son de cada una de las totalidades societa-
sometidas a un proceso de estiramiento rias –esto es, políticas, económicas, ju-
temporal y espacial que dilata la dura- rídicas y simbólicas– y, por otro lado, la
ción y extiende el territorio hasta un diferenciación y articulación entre inte-
punto tal que conforman un sistema gración social e integración sistémica:
institucional de distanciamiento espa- la sociedad tribal, la sociedad divida en
cio-temporal desanclado de los contex- clases y la sociedad de clases (Giddens,
tos caracterizados por la reciprocidad 1994: 211-212). Prescindiendo comple-
de prácticas en circunstancias de copre- tamente de cualquier ideación evoluti-
sencia sincrónica. va, el modelo metateórico giddensiano
Paralelamente, considerando prime- señala una dirección de la historia hu-
ramente el análisis de la acción estra- mana donde se transita desde un mo-
tégica de agentes que disponen de un delo de integración local, sincrónico y
saber sobre las condiciones y las conse- presencial a un modelo de integración
cuencias de las acciones repetitivas que global, diacrónico y apresencial, remar-
practican en las rutinas de tiempo re- cándose, entonces, la existencia de un
versible de la actividad cotidiana, que, progresivo proceso social de separación
potencialmente, son capaces de funda- y estiramiento espacio-temporal.
mentar racionalmente su hacer, y, por El principio estructural de la socie-
ende, usuarios competentes de las pro- dad tribal funciona articulando reglas
piedades estructurales de las institucio- de parentesco y transmisión oral de la

Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens 133 revista de ciencias sociales, segunda época
Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136
tradición ancladas en las propias con- social y sistémica, “la sociedad dividida
diciones locales de tiempo y espacio en clases se caracteriza por cierta des-
reversibles características de las “sedes coordinación de las cuatro esferas ins-
con elevada disponibilidad de presen- titucionales” básicas (Giddens, 1994:
cia” (Giddens, 1994: 212) de sus miem- 213). Finalmente, el principio estruc-
bros. La preeminencia de las reglas de tural de sociedad de clases marcha co-
parentesco en la organización de las ordinando la estricta separación entre
relaciones sociales tipo global de socie- las instituciones políticas, económicas,
dad representado por la sociedad tribal jurídicas y simbólicas y, simultánea-
conlleva una escasa diferenciación en- mente, diferenciando definitivamente
tre normas jurídicas y prescripciones las prácticas de integración social de
religiosas, entre posesión de recursos aquellas sistémicas. Esta diferenciación
económicos y recursos de poder, así resultante de los acontecimientos de la
como una integración societal estric- doble revolución económica y política
tamente social debido a la inexistencia del último tercio del siglo xviii termina
de la escritura. El principio estructural por desperdigar las prácticas tradicio-
de la sociedad dividida en clases, en cam- nales a causa de los efectos que sobre
bio, se desempeña conectando zonas la vida cotidiana producen las prácticas
urbanas y rurales, creando esta típica administrativas del Estado y del capi-
diferenciación de los estados agrarios talismo de empresa. El estiramiento de
premodernos generador de la recípro- las instituciones políticas y económicas
ca indisposición de presencia entre los de la sociedad de clases hace posible la
habitantes de la ciudad y del campo. La rearticulación de las relaciones sociales
diferenciación campo-ciudad de los es- a través de modalidades de distancia-
tados agrarios provoca el estiramiento miento espacio-temporales desenclava-
espacio-temporal de las interacciones das de los contextos locales, dando, así,
sociales al desanclarlas de los contextos nacimiento a regionalizaciones societales
orales de copresencia, promocionando inéditas basadas en una reciprocidad
una diferenciación entre tipos de inte- societal donde los actores se encuen-
gración societal al introducir mecanis- tran fuera de condiciones de copresencia.
mos de control administrativo que, a El sistema social del Estado nación y del
cargo de los funcionarios de gobierno, capitalismo representan mecanismos
pretenden dominar a los residentes de institucionales de integración sistémica
las zonas rurales más alejadas de la ciu- estabilizadores de relaciones sociales
dad: “un puro poder militar [...] permite sometidas a un pronunciado distan-
[...] contener a regiones alejadas donde ciamiento espacio-temporal. El princi-
el control administrativo es particular- pio estructural de la sociedad de clases
mente débil” (Giddens, 1994: 213). Si funciona reorganizando el tiempo y
bien este tipo global de sociedad intro- el espacio mediante instituciones que
duce la institución de la lengua escrita, operan, simultáneamente, desanclando
la codificación de normas jurídicas y la las relaciones sociales de sus contextos
agencia del funcionariado burocratiza- locales y anclándolas en grandes dis-
do, juntamente con la diferenciación tancias espacio-temporales (Giddens,
entre las operaciones de integración 1994: 213-214).

revista de ciencias sociales, segunda época


Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136 134 Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens
Conclusión interpretativas asignan a la acción y
al sentido, olvidando los límites de la
La concepción de actor social como su- reflexividad del actor ocasionados por
jeto activo, agente hacedor, le permite a su desconocimiento tanto de los requi-
Giddens escapar a la desaparición de la sitos inadvertidos como los efectos no
autonomía del actor propugnada por el deseados de su propio obrar. Situada
funcionalismo y el estructuralismo, los sobre el terreno de una relectura de la
cuales “insisten con vigor en la preemi- tradición del pensamiento sociológico
nencia del todo social sobre sus partes en clave teoría de la acción social versus
individuales (o sea, los actores que lo teoría de la estructura social, la teoría
constituyen), los sujetos humanos”: las de la estructuración articula la cons-
propiedades de la estructura coaccio- titución de la sociedad por los actores
nan la acción del actor. Desde Durkhe- –dimensión de la producción de la
im hasta Parsons, el funcionalismo y el sociedad– y la constitución de esos ac-
estructuralismo han procurado demos- tores por la sociedad –dimensión de la
trar que los “actores interiorizan, como reproducción social– en una realidad
motivos, los valores compartidos de social de dimensión única, proponién-
los que depende la cohesión social”: la dose a sí misma como una respuesta a
acción social es esencialmente una in- la “frase famosa y muy citada que se en-
teriorización de valores. La concepción cuentra en Marx [...] (a saber) los hom-
de un orden estructural compuesto de bres (digamos enseguida, por nuestra
condiciones de acción inadvertidas y parte, los seres humanos) hacen la his-
consecuencias de acción no buscadas toria, pero no en circunstancias elegi-
ni deseadas le posibilita a Giddens evi- das por ellos mismos” (Giddens, 1994:
tar la preeminencia que las sociologías 213-214).

Bibliografía general
Alexander, J. (1982-1983), Theoretical Logic in Sociology, Los Angeles, University of California
Press.
—— (1992), Las teorías sociológicas desde la Segunda Guerra Mundial, Barcelona, Gedisa.
—— y B. Giesen (1987), “From reduction to linkage: the long view of the micro-macro deba-
te”, en J. Alexander, G. Bernhard, R. Munch y N. Smelser (comps.), The micro-macro
link, Los Angeles, University of California Press.
Aron, R. (1992), Las etapas del pensamiento sociológico, Buenos Aires, Siglo Veinte.
Giddens, A. (1992), El capitalismo y la moderna teoría social, Barcelona, Labor.
—— (1987), Las nuevas reglas del método sociológico, Buenos Aires, Amorrortu.
—— (1979), Central problems in social theory, Hong Kong, University of California Press.
—— (1994), La constitución de la sociedad, Buenos Aires, Amorrortu.
Habermas, J. (1992), Teoría de la acción comunicativa, vol. i: Racionalidad de la acción y raciona-
lización social, Madrid, Taurus,
Nisbet, R. (1977), La formación del pensamiento sociológico, Buenos Aires, Amorrortu.
Ritzer, G. (1993), Teoría sociológica clásica, Buenos Aires, McGraw-Hill.

Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens 135 revista de ciencias sociales, segunda época
Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136
—— (1993), Teoría sociológica contemporánea, Buenos Aires, McGraw-Hill.
Parsons, T. (1968), La estructura de la acción social, Madrid, Guadarrama, 1968.

[Evaluado el 4 de mayo de 2012.]

Autor

Marcelo Altomare es doctor en Ciencias Sociales. Profesor adjunto en la Universidad Nacional de Quil-
mes y en la Universidad Nacional de La Matanza; investigador de la Universidad Nacional de Quilmes.
Publicaciones recientes:
—— “El problema del cuidado: instituciones y sujetos”, “Las dimensiones del sentido en la teoría social
de Max Weber: acción social, relación social y orden legítimo”, Perspectivas en Psicología, vol. vii, Facultad
de Psicología, Universidad Nacional de Mar del Plata, 2010.
—— “Representaciones sociales: saber, hacer e identidad”, programa Espacio público y políticas: repre-
sentaciones, prácticas y actores. Argentina a partir de la década del 80, Universidad Nacional de Quilmes,
2010.
—— “Representación religiosa, racionalidad y modernidad en la sociología de Max Weber”, VI Jornadas
de Representaciones Sociales, Universidad Nacional de Quilmes, Universidad de Buenos Aires, 2011.

Cómo citar este artículo:

Altomare, Marcelo, “Acción social y orden


social en la sociología de Giddens”, Revista de
Ciencias Sociales, segunda época, año 4, Nº 22,
Bernal, Universidad Nacional de Quilmes,
primavera de 2012, pp. 125-136.

revista de ciencias sociales, segunda época


Nº 22, primavera de 2012, pp. 125-136 136 Marcelo Altomare
Acción social y orden social en la sociología de Giddens