You are on page 1of 6

INSTITUTO SUPERIOR TECNOLÓGICO TECSUP

PROCESOS QUIMICOS Y METALURGICOS

ENSAYO

“REGULACION DE LOS MEDIOS DE


COMUNICACIÓN POR PARTE DEL ESTADO”

ESTUDIANTE:

Estrada Martínez, Brandon

DOCENTE:

Salas Pocco, Jackeline

CURSO:

COMPRENSIÓN Y PRODUCCIÓN DE TEXTOS

SECCIÓN:

C1-2-A

LIMA – PERÚ

2018- I
REGULACIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN POR
PARTE DEL ESTADO
"La gestión de la información no puede depender únicamente de hombres de negocios y su
voluntad por permitir la libertad de expresión" (Pablo Iglesias Turrión)

Por Brandon Estrada Martínez

En la actualidad, la gran parte de las regulaciones de las regulaciones al sistema de

comunicación tiene que ver con estado y visiblemente algunos de estos se evocan en la democracia

y la libertad de expresión. Los gobiernos que mencionamos administran sus leyes de prensa con

mucho cuidado e interfieren solo cuando urge aplicarlos. Se menciona, por otro lado, que hay

gobiernos en donde solo les interesa su propio poder. Si globalmente miramos a nuestro alrededor,

podemos observar que hay muchos gobiernos que con las mismas herramientas que utilizan en su

voluntad, para poner en vigor otras esferas, regulan la prensa: el poder que confisca, el poder que

prohíbe, el poder que multa y el poder que encarcela. También, existen países que han regulado sus

medios de comunicación con la poca o casi nula participación del Estado, y crean organismos

independientes que se adjudican disputas y actúan como mediadores entre la prensa y el público.

Sin embargo, no pueden multar u obligar a que una publicación censurable difunda su veredicto.

Frente a esta situación, surgen algunos detractores que no están de acuerdo con esta iniciativa para

la regulación de los medios de comunicación, sin embargo, otros señalan que es un método de

regulación asociada a la ruptura de monopolios estatales sobre los medios de comunicación y al

reto de asegurar el equilibrio entre los intereses del mercado y de la ciudadanía. Por ello, considero

que la regulación de los medios de comunicación no solo puede ser regulado por el estado sino

también por organizaciones independientes. A continuación, se presentarán las razones por las que

los países de todo el mundo deberían de optar por la creación de organismos independientes como

primera opción para regular los medios de comunicación.

Una gran cantidad de países han regulado sus medios de comunicación sin que el estado

intervenga demasiado. Según el observatorio latinoamericano de regulación, medio y


convergencia(OBSERVACOM) países como Noruega, Holanda, el Reino Unido y otros países

desarrollados han optado por crear entidades independientes con el fin de regular los medios de

comunicación. También, la solución para eludir el control injusto relacionado a los medios – de los

gobiernos- es que los códigos éticos sean claros, propagados en la prensa y que estén a su talla. La

Organización de Noticias Ombudsmen (Organization of News Ombudsmen) asesora, en estados

unidos, a instituciones públicas (defensorías del pueblo) con el fin de que ellas puedan efectuar con

este trabajo con la prensa y apoyar a los futuros profesionales a establecer los códigos que se ha

mencionado en la prensa.

Otra forma de regular los medios de comunicación aplicando un mecanismo de

corregulación (autorregulación regulada) por organismos independientes. Hay quienes señalan que

la regulación de los medios de comunicación por parte del estado establece el derecho a la

información y una verdadera libertad de expresión, ya que hace indiscutible el deber de

compromiso de las empresas y los particulares al tiempo que permiten el ensayo ético de la

profesión que abarca los medios de comunicación. No obstante, debido a los abusos de algunos o

las difíciles evidencias de las obligaciones, tienden a formar autoridades independientes de control

o/y regulación que fijen buenos criterios, porque se quiere alejarlos de los intereses propios del

gobierno y empresas privadas. Una representación que se contextualiza por la consecuencia de las

políticas de comunicación y la regulación es la escasa protección de los derechos de adolescentes y

niños en la publicidad. En saber de qué en cada operador queda a discreción la autorregulación, los

Estados impulsan al establecimiento de consejos de comunicación con capacidad para sancionar.

Esto ha sido reflejado en el caso de "Cisarro" que es el seudónimo con el cual se conoció en Chile a

un niño, cuyo nombre completo y verdadero eran totalmente diferente. Los medios de

comunicación informaron de la contribución de este niño en un hurto a un reconocido

administrador de la capital, escenario que produjo gran atracción de la prensa por estar al tanto del

entorno familiar de "Cisarro”. La televisión reprodujo reiteradamente la apariencia del niño

saliendo de un juzgado, rodeado por cámaras y periodistas, propinando a estos puntapiés y

empujones. Más tarde de que fuera un recluso en un centro del Servicio Nacional de Menores

(SENAME), se supo, de igual forma a través de la prensa, que había sido "rescatado por sus
compañeros de pandilla delictual". Incluso, se pudo saber el contenido de los propios informes

psicológicos encargados por SENAME, al momento de que estos se filtraran a la prensa.

La repartición de la publicidad oficial es una herramienta de diferencia por parte de los

gobiernos. Las organizaciones internacionales que velan por la libertad de prensa son

inmensamente criticadas por la repartición de publicidades oficiales en algunos países. Un ejemplo

es Argentina en donde se ha observado la costumbre de compartir fondos de publicidad estatal

entre los medios más destacados y negar a los que son juiciosos con el estado en el enriquecimiento

a esa fuente de ingreso. Los estudios relacionados a la libertad de prensa en Argentina son

inconclusos porque en las provincias exclusivamente no se toma en cuenta su situación. Es en aquel

lugar en el que hay una escasa libertad de expresión y pluralidad de los medios de información.

Esto lo destaca los reporteros sin Fronteras y el Observatorio Iberoamericano de la Libertad de

Prensa, en la cual destaca la susceptibilidad de ciertos gobernantes con la prensa entorpeciendo la

función de los periodistas y practican intimidaciones, amenazas o agresiones a medios locales y

provinciales. Además, hay una alta concentración del mercado de televisión a nivel local, que es un

medio formador de juicio muy significativo. Para los medios fue una herramienta de discrepancia,

por parte de los países, muy significativo la de la repartición de las publicidades oficiales.

Los defectos regulatorios en el control de los medios de comunicación, en una nación, tiene

que ver con la reglamentación. El control por los medios públicos y privados, como hemos visto,

son por organismos dependientes del estado y no por instancias independientes A partir de las

propias instancias políticas se estipula la acción de los medios de comunicación, en vez de que las

decisiones de control sea por entidades independientes las que representan a los sectores (grupos

sociales relevantes, consumidores, partidos, sindicatos, etc.) para evitar su politización. Ello, como

es indiscutible, no es la principal alternativa para avalar una opinión publica independiente. De esta

manera, puede ratificarse que se ha pervertido la justificación de la intervención pública en los

medios (la garantía de una opinión publica libre) para garantizar la lucidez de acción del mundo

político referente a las comunicaciones.

Concluimos en que debe replantearse conjuntamente una legislatura para el establecimiento

de organismos independientes que regulen los medios de comunicación para que se persiga en
formar una comunidad más independiente, comprometido y preparado para contribuir en la

mayoría de las manifestaciones esenciales de la vida colectiva, muy principalmente, de la vida

política. Sin embargo, no debe olvidarse de ningún modo que la intercesión pública de los medios

de comunicación debe ser considerada con gran madurez. Somos firmes partidarios de esta

intercesión en aras de la conservación de un juicio público libre elemental para la fundación de un

sistema democrático. No obstante, no se debe dejar de lado el poder público, ya que es demasiado

alarmante para el ejercicio de derechos individuales. Por tal motivo, toda intercesión ha de

permanecer rodeada de suficientes cautelas que pueda frenar los agravios de aquel que dañen tales

derechos de la persona.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

 Organización de Noticias Ombudsmen (julio, 2015). Regulación de los medios de

comunicación: ¿cuál es el mínimo necesario?

Recuperado de http://www.observacom.org/regulacion-de-los-medios-de-comunicacion-cual-

es-el-minimo-necesario/

 SOLOZABAL ECHEVARRIA, J. J. (1989). Aspectos constitucionales de la libertad de

expresión y derecho a la información.

Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/79371.pdf

 RAFAEL BUSTOS, (1998). La intervención estatal en los medios de comunicación: la

garantía del pluralismo e independencia de los medios.

Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2901269.pdf