You are on page 1of 2

Fenalco apoya la ley antitabaco.

1. Se prohíbe la fabricación e importación de cigarrillos en cajetillas que contengan menos de


diez (10) unidades. La venta en máquinas dispensadoras con acceso directo a menores de
edad.
2. A partir de julio 22 de 2011, se prohíbe la venta de cigarrillos por unidades.
3. Se prohíbe la fabricación y venta de dulces, juguetes y refrigerios que tengan forma de
productos de tabaco.
4. A partir del 21 de julio de 2011, se prohíbe la promoción del tabaco en radio, televisión,
cine, boletines periódicos, revistas o cualquier medio masivo de comunicación, la
publicidad en vallas y similares. También el patrocinio de espectáculos deportivos.
5. Prohibición del consumo de tabaco en áreas cerradas de trabajo o lugares públicos, tales
como bares, restaurantes, tiendas, cafeterías. (Se entiende por área cerrada todo espacio
cubierto por un techo y confinado por paredes. Artículo 21 de la Ley 1335 de 2009). El
fumador será amonestado verbalmente y tendrá una sanción pedagógica.
6. Para el caso de tenderos y demás comerciantes, se debe fijar en un lugar visible del
negocio: avisos que contengan mensajes abusivos a los ambientes libre de humo.
Cualquiera de estos tres mensajes es viables:
- “POR EL BIEN DE SU SALUD, ESTE ESPACIO ESTÁ LIBRE DE HUMO DE CIGARRILLO O DE
TABACO.”
- “RESPIRE CON TRANQUILIDAD, ESTE ES UN ESPACIO LIBRE DE HUMO DE TABACO.”
- “BIENVENIDO, ESTE ES UN ESTABLECIMIENTO LIBRE DE HUMO DE TABACO.” También
deben tomar mediadas razonables para impedir que los clientes fumen, dirigirse a ellos de
manera respetuosa y persuadirlos sin entrar en conflicto. Se debe procurar evitar
conflictos dentro del establecimiento.

A los clientes hay explicarles esta nueva política, sin incurrir en medidas drásticas; por lo
tanto, el uso de la fuerza le compete a las autoridades. Es importante también, hacerle
saber a la policía que el tendero procedió correctamente: “yo le pedí el favor de apagar el
cigarrillo, que fumara afuera, que no me perjudicara,” de estos sencillos consejos depende
que el tendero no sea sancionado.
los tenderos y comerciantes deben tener en cuenta las siguientes pautas:
1. En áreas abiertas está permitido fumar. Las áreas abiertas permiten la circulación del aire.
Lo que no está expresamente prohibido está permitido, pues los particulares pueden
hacer todo lo que no esté expresamente prohibido por la Constitución y la ley. (Art. 6., de
la Constitución).
2. La venta de cigarrillos a mayores de edad, es decir a personas mayores de dieciocho (18)
años está permitida, es libre. La Ley no prohíbe la venta de cigarrillos, sólo exige hacerlo
en determinadas condiciones.
3. La publicidad en el punto de venta está permitida. Se puede exhibir el producto y obtener
material para comunicarlo a los clientes.

La venta de cigarrillos a mayores de 18 años está permitida, pero si el comerciante tiene dudas,
debe exigir la cédula de ciudadanía. No se debe vender cigarrillos a menores de edad. Fenaltiendas
hace un llamado a los tenderos para que acate esta normatividad, que tenga presente a sus hijos,
nietos o seres queridos. Se debe evitar el conflicto con los clientes y con las autoridades; en
cambio, los tenderos deben ser el eje propulsor de este cambio y ser un ejemplo a su comunidad.

Para conocer más sobre la nueva ley, los tenderos pueden participar y ser proactivos ante las
convocatorias realizadas por parte de las autoridades, por ejemplo, en la constitución de frentes
de seguridad local y el concurso de la mejor cuadra navideña, entre otros. De esta manera, los
tenderos no sólo podrían cumplir con la ley antitabaco, podrán ser líderes dentro de su
comunidad.

Para cualquier inquietud, los tenderos y comerciantes pueden comunicarse con el programa
Fenaltiendas al teléfono 3500-600, opción n. 5.