You are on page 1of 10

Enjuiciamiento de los tópicos energéticos

Las compañías eléctricas, lanzadas al desarrollo cos, o al menos algunos de sus miembros, que
de la energía nuclear en España, combaten con dan conferencias para el Forum Atómico por
poca habilidad y convicción los ataques de los ‘las ciudades españolas a favor de las nucleares.
ecologistas contra la energía nuclear. Los argu- Los servicios de relaciones públicas y exteriores
mentos son siemnre los mismos v han sido ner- de las compañías eléctricas, como Iberduerq,
manentemente rebatidos por cieniíficos, premios Sevillana de Electricidad, etc., que pagan pági-
Nobel mundiales. ecologistas. etc. Todos v cada nas enteras en los periódicos con campañas y
uno de los argumentos se van desmontando a concursos entre los niños de las escuelas para
medida que pasan los años, y los programas nu- hacerlos favorables a la energía nuclear.
cleares si algo tienen de común en todos los La gran mayoría de los funcionarios del Minis-
países es que no se están cumpliendo ni se terio de Industria.
cumplirán. La gran. mayoría de l?! Colegios de Ingenieros
{~n&cTtrzales y catedratrcos de Fzszca con su si-
Exponemos a continuación algunos de los axio-
mas que defienden los que intentan justificar Gran parte de los Colegios de Médicos y espe-
la energía nuclear. Estos y otros argumentos cialistas en radiobiología, que tampoco han con-
son repetidos sistemáticamente a través de di- denado las nucleares.
versos medios de intoxicación informativa,+ en- Las anemias de vublicidad como AGEUROP. aue
tre los que hay que denunciar como enemigos prepa?an las «campañas de imagen» favorables
de la salud y a combatir por los ecologistas: a las centrales nucleares.
Forum Atómico. Amigos ecologistas, tenemos que estar alerta y
La Junta de Energía Nuclear -que no se limita denunciar todos los artículos presentados con
sólo a imnulsar la energía nuclear. sino a com- aire científico y que en realidad son textos pro-
batir a los ecologistas kr lugar de proteger a pagandísticos y grandes campañas que al final
los españoles, lo que debería ser su misión. acabará pagando el consumidor en el recibo de
Sercobe (antiguo Sindicato Vertical de Bienes la luz. Así, pues, apagar las luces, a consumir
de Equipo). poco y a luchar duro que las nucleares están
La llamada Asociación de Periodistas Científi- tocadas de ala.
325
Los tópicos energéticos

Todos los países, sin excepciones, están construyendo centrales nucleares


La forma más acabada de este tópico se repite Las abundantes referencias a la energía nuclear
con las mismas palabras dos veces en el PEN- en los diferentes países son contradictorias y
78 1: uPor ella se han inclinado países de mo desconcertantes: resulta curioso agrupar algu-
delos económicos tan diversos como los Esta- nas de ellas en un cuadro común, como se hace
dos Unidos, Gran Bretaña y la Unión Soviética; más adelante. No obstante las grandes discre-
países occidentales como Francia y países orien- pancias que existen sobre la potencia nuclear
tales como Japón; paises grandes como la India en servicio y en construcción en cada país, puede
y países pequeños como Suiza; países sin reser- afirmarse con fundamento que:
vas petrolíferas como Alemama o con recursos España ocupa un primerísimo lugar en el hit-
abundantes como Irán. La adopción de la ener- parade nuclear, considerando valores relativos.
gía nuclear ha sido prácticamente general en- La nuclearización masiva de España es ya un
tre los países con un cierto grado de desarrollo hecho consumado, que resulta excesivo; aumen-
industrial. (sic). tarla todavía más sería una exageración mun-
Obsérvese, en primer lugar, que si quitamos a dial.
la Unión Soviética, en esta relación no quedan La Unión Soviética se está nuclearizando muy
más que países capitalistas que giran en la ór- modestamente, en relación con su potencial
bita económica de los Estados Unidos. No son, eléctrico total.
por lo tanto, países tan diferentes;. más bien
al contrario: todos ellos se caractertzan horno- A la energía nuclear no han recurrido todavía
géneamente por cierto grado de dependencia y en absoluto, o lo han hecho en forma insignifi-
satelización respecto de la economía americana. cante, «países de modelos económicos tan di-
Para enfocar este tema debemos considerar to- versos como Holanda, Austria y Checoslova-
das las motivaciones posibles que mueven a los quia; países occidentales como Italia y países
países hacia la energía nuclear: estar en la van- orientales como Pakistán; países grandes como
guardia de la investigación, por los posibles México y pequeños como Portugal.; países sin
descubrimientos y aplicaciones nuevas, tanto reservas petrolíferas como Finlandta, o con re-
militares como pacíficas ; dotarse de armamento cursos abundantes como Rumanian.
nuclear para mantener su papel de potencia Los países de ueconomía planificada. se han nu-
nuclear; desarrollar una tecnología y un equi- clearizado escasamente. A las naciones asocia-
pamiento propios, creando una infraestructura listas, ya antes citadas, hay que añadir los casos
de técnicos y de sistemas en este moderno cam- de Hungría, Polonia y Yugoslavia.
po de la industria, y, por ultimo, recurrir a la A estas consideraciones debe añadirse que en
energía nuclear como fuente masiva de abaste- todos los países de economía capitalista, en ge-
cimiento energético. neral, se ha producido una notable recesión de
Todas estas motivaciones están interrelaciona- los programas nucleares a partir de la crisis
das Y pueden darse simultáneamente. Pero des- del petróleo de 1973, e incluso antes, acompaña-
de nücstra perspectiva sólo debemos considerar da curiosamente de una ampliación de los pla-
la indicada en último lugar. nes de abastecimiento relativos a otras fuentes
Pues bien, no es cierto que todos los países es- tradicionales de energía. La energía nuclear está
tén recurriendo a la energía nuclear como una ya dejando de ser atractiva incluso para los
fuente importante para su abastecimiento ener- países con ueconomías de mercadoa.
gético.

Las reservas de uranio y el futuro de la energía nuclear


Las reservas comerciales de uranio del mundo que éstas sólo podrían abastecerse a precios
son escasas. Por lo que las previsiones de evo- prohibitivos hacia 1990. No hay ninguna esta-
lución de la demanda a las que conducen los dística seria, ninguna comunicación oficial, ni
reactores actualmente en construcción indican ninguna información correcta, que no muestre
con toda claridad este hecho contundente.
1. Plan Energético Nacional, p. 9 y 40. Algunas referencias tendenciosas muestran la
326
© faximil edicions digitals, 2002
Los tópicos energéticos

energía equivalente a las reservas de uranio del mayor ritmo real posible, se tiene escasamente
mundo suponiendo que se quemaron en los para abastecer un 30 % de las necesidades de
reactores reproductores rápidos. Este enfoque los grupos nucleares en servicio y con autoriza-
de fantasía-ficción escamotea el hecho de que ción definitiva (7 670 MW en total).
aunque llegaran a comercializarse extensamen- La energía nuclear de fisión va a ser efímera.
te alguna vez los reactores reproductores rápi- Antes de treinta o cuarenta años se habrán ago-
dos (lo que es por lo menos dudoso), las reser- tado las reservas mundiales accesibles de ura-
vas de uranio a que cse refieren ya se habrían nio comercialmente explotables (como dijo, por
tenido que consumir en la actual generación de ejemplo, en unas declaraciones a Lu Voz de As-
reactores térmicos lentos. turias [3-X1-1978] el actual director general de la
Es un hecho que el uranio para los actuales Energía). Sin embargo, su impacto radiactivo
reactores nucleares va a escaser, y que, por lo perdurará durante milenios.
tanto, estamos abocados a una crisis económica
de este combustible (que, por lo demás, ya se
ha iniciado al mismo tiempo que la crisis del 2. Un informe de la CIA habla de que el precio del
petróleo)2 uranio ha sufrido un incremento del 600 % desde el
En Espafia, considerando todas las reservas co- inicio de la crisis del petróleo, en 1973, hasta 1977
merciales conocidas y supuestas, extraídas al (Intemational Herald Tribune, 2 de abril de 1979).

El menor coste de la energía nuclear


Los partidarios de la opción nuclear para ge- El coste a que resulta la energía eléctrica en
neración eléctrica argumentan que es más bara- las centrales nucleares actualmente en servicio
ta y que ahorra más divisas que ninguna otra es muy variable: depende fundamentalmente
alternativa posible actualmente. Y como apoyo del mantenimiento preventivo, escrupuloso o no,
de esta opinión muestran los resultados con- que se esté siguiendo para que la seguridad de
tundentes de estudios económicos *objetivos y las instalaciones sea correctamente atendida.
realistas>. Comparativamente con otros países, la utiliza-
Al mismo tiempo, las estadísticas oficiales (si- ción de las centrales nucleares españolas en ser-
guiendo el ejemplo de la Agencia Internacional vicio es alta, y por consiguiente el mantenimien-
de la Energía de la OCDE) consideran a la ener- to preventivo es bajo. La energía eléctrica de
gía nuclear como un recurso propio de cada origen nuclear debe estar resultando en España
país, sin más fundamento que el uuso de la muy barata pero no se muestran sus costes. En
costumbre> de considerarlo así. Francia, según las estadísticas de Electricité de
En una época como la presente, de crisis y alta France, la energía eléctrica de origen nuclear
variabilidad de los factores económicos, no es fue mucho mCis cara que ninguna otra hasta
posible cuantificar con fundamento unas previ- 1974, y a partir de ese año su coste #semantiene
siones de costes a largo plazo, y menos en un similar al de las térmicas de carbón.
sector tan manejado por fuertes intereses como Aunque el uranio es un recurso energético es-
es el de la energía nuclear. Cualquier nuevo caso a nivel mundial, y por lo tanto es de pre
grupo nuclear cuya instalación se decidiera aho- ver una rápida escalada de su precio,3 es cier-
r$, entraría en servicio normal dentro de 10 to que el coste del mineral apenas si incide sc-
anos, y después tendría una vida útil de 25 o 30 bre el importe de la energía eléctrica generada
años. iQué hipótesis deben establecerse para con él, pero esto no evita unas perspectivas di-
los próximos 40 años, respecto de la inflación, fíciles y duras para el abastecimiento de las fu-
el desarrollo económico, el coste de la mano de turas centrales nucleares, debido a: rigidez de
obra y del combustible, el mantenimiento pre- la oferta mundial de combustible, pues está so-
ventivo y los controles de seguridad? El coste metido a posibles embargos políticos o milita-
real a que resultará la energía eléctrica de ori- res ; rigidez de la demanda del combustible! pues
gen nuclear que hoy se puede elegir para dentro una central nuclear no puede ‘ser convertlda al
de 10 a 40 años es una incógnita de la que sólo consumo de combustibles no nucleares.
podemos hablar con fundamento a nivel cuali-
tativo, analizando las tendencias de los factores
económicos que inciden y las previsiones más 3. Véase lo dicho en el tópico anterior sobre la
probables sobre su evolución. evolución del precio del mineral de uranio.
327
Los tópicos energéticos

En realidad, el coste de un sector tan monopo.


lizado como el de la energía nuclear será en
cada momento el que más convenga a las multi-
nacionales que dominan el mercado. No cabe

52ruedo ibérico
hacer predicciones objetivas en torno a un cos-
te manejado artificialmente por tan poderosos
intereses mundiales, económicos y políticos. l
libros de
Otros argumentos importantes que son contra-
rios a la supuesta bondad económica de la ener-
gía nuclear son los siguientes.
La fase de generación eléctrica forma parte con
otras fases de una «secuencia» nuclear, de cuyos Gerald Brenan
restantes costes no se habla porque no se con- El laberinto español
sideran rentables, y por esto también se adjudi-
ca su gestión a la iniciativa pública: extracción, Ortzi (Francisco Letaniendia)
concentración, enriquecimiento y fabricación del
combustible; almacenamiento de basuras ra- Historia de Euskadi :
diactivas, reprocesamiento del combustible que- El nacionalismo vasco y ETA
mado, control de la seguridad, aenterramien-
to» de los grupos nucleares al finalizar su vida Herbert R. Southworth
útil... La iniciativa privada se reserva sólo la La destrucción de Guernica
fase de generación eléctrica que implica sobre
todo la construcción de bienes de equipo nu- Franz Borkenau
cleares y el montaje de los nuevos grupos.
La potencia eléctrica de generación nuclear es El reñidero español
muy rígida. Su modulación de carga es peque-
ña y su regulación es prácticamente nula. Esto Michael Alpert
dificulta el servicio y encarece la producción de El ejército republicano .en la guerra civil
los restantes grupos convencionales interconec-
tados. Incluso obliga a instalar nuevos grupos Andrés Nin
hidráulicos de agua rodada, o reversibles, como Los problemas de la revolución
potencia de cobertura imprescindible para ga-
rantizar el suministro. Pero estos costes adi- española
cionales no son cargados a la energía nuclear
en ningún estudio económico. Jacques Attali
Los costes iniciales de la inversión son el doble Ruidos
que los de la misma potencia termoeléctrica Ensayo sobre la economía política
convencional (carbón o fuel), y el tiempo de
construcción es también el doble. Estos facto- de la música
res negativos adquieren una extraordinaria im-
portancia en una época de tan alta inflación Carlos Diaz
como la presente. La actualidad del anarquismo
El creciente rechazo popular de la energía nu-
clear origina unos costes adicionales de los nue
vos grupos difíciles de prever pero que van en
aumento: retrasos, diicultades, nuevas exigen-
cias... Ibéricti de Ediciones
Si en el sector energético, como en todos los
demás, el objetivo de las empresas capitalistas y Publicaciones, s. a.
es el logro de los mayores beneficios, la fuente
energética elegida por ellas no será la mejor
técnicamente, ni la de menor coste social, sino Distribuidos por:
la que ma ores dividendos produzca, y en la for- Distribuidora Torres. Calabria; 137. - Barcelona 15.
ma que Pos haga máximos, aunque para ello Martinez. Reina Mercedes. 3. -Madrid 20.
sea necesario distorsionar o agredir a la reali-
dad social.4
El mayor beneficio del petróleo lo han obtenido
328
© faximil edicions digitals, 2002
LOs tópicos energéticos

ofreciéndolo inicialmente barato. Y cuando las pulares y de los países pobres que son los que,
industrias de los países capitalistas dependían en última instancia, han pagado la subida.
rígidamente del consumo del petróleo, la esca- De la misma forma, con las mismas motivacio-
lada de precios de este combustible ha produ- nes: y con iguales mecanismos de poder, hoy
cido fabulosos beneficios a las empresas multi- estan preparando la ux-isis nuclear, los mls-
nacionales del sector, a costa de las clases PO- mos intereses multinacionales.

Editions Ruedo ibW¡co


GabrZel Jackson
Breve historia
de la guerra civil
de España
Síntesis brillante de la guerra civil española. Jackson ha hecho compatible la
brevedad y el rigor con la claridad de las exposiciones - son notables las
descripciones de la vida políticosoclal en las retaguardias republicana y sublevada -,
con la profundidad de los análisis de los hechos polfticos y la riqueza de las
Interpretaciones orlglnales sólidamente fundadas.
Indice: Prólogo. El trasfondo de la guerra civil. De la rebelión de octubre a la
sublevación mllitar de julio de 1936. De un pronunciamiento a una guerra clvll
internacional. La revolución y la contrarrevolución. El asedio de Madrid. La evolución
política desde octubre de 1936 hasta mayo de 1937. Un año de guerra: de abril
de 1937 a abril de 1938. Aspectos internacionales de la guerra civil. Desde la
consolidación pacífica del r6gimen hasta la victoria nacionalista. La importancia
actual de la guerra civil. Bibliografía. Indice de nombras.
212 p6glnas

Ibérica de Ediciones y Publicaciones


Los tópicos energéticos

pos para cambiar la Gmagenr de quien es el ver-


El riesgo insignificante dadero dueño del sector eléctrico.
5. La venta publicitaria de la seguridad nuclear asi-
de la energía nuclear mila hasta el accidente de Harrisburg. No ~610
porque haya ido el mismísimo presidente Carter a
Frecuentemente son utilizadas cifras de proba- la zona afectada y se recuerde, como de pasada, que
fue irweniero nuclear en la Armada. lo aue le con-
bilidades y diversas valoraciones del riesgo nu- fiere uñ cierto upoder mor&, sino &mb%n porque
clear, comparándolo con otros riesgos de la vida se ha hablado, nada más ocurrir el accidente, de
corriente, con más o menos fundamento. sabotaje, de acción exterior al funcionamiento de la
Esta propaganda del márketing nuclear habla central nuclear. <No es posible que haya errores
de la cantidad del riesgo nuclear, y así distor- técnicos, ~610 el hombre -esa máquina de carne
siona el enfoque del problema, confundiendo con para la que trabajan los sabios- puede cometer
éxito a la opinión pública.5 esos fallos., La técnica es infalible, es la nueva re-
lirrión. Al tiemuo. los divulzadores de lo nuclear en
E<paña han r&nzado las-campañas de orquesta-
4. En el artículo sobre <Las vinculaciones del sec- ción diciendo cosas tan ubuenas. y ~normales~ como
tor eléctrico y el negocio de la construcción de las que gracias al accidente de Three Mile Island se va
nucleares~, publicado en este fascículo, se observa a aprender mucho porque, como no ha llegado a
cómo prima esta cuestión no sólo en el hecho con- ocu?rir la mayor *desgracia de la humanidad., se
creto de construcción, sino también en la forma de ha demostrado que los niveles de seguridad en las
acontrola que los grandes capitales nacionales y ex- plantas nucleares son realmente los mejores, lo
tranjeros están desarrollando en los últimos tiem- umás avanzado técnicamente*.

Ibérica de Ediciones y Publicaciones, SA


Zaragoza, 16 - Barcelona-6
Condiciones de venta
Pesetas
Cuaderno ordinario (números 1 a 6) 250
Cuaderno ordinario 125
Cuaderno doble 250
Cuaderno triple 375
Cuaderno cuádruple 500
Precio de la colección completa
(números 1 a 60) 8 000
Condiciones de suscripción ’
España
Otros países (correo ordinario) 1;ii
América (correo aéreo) 1400
América latina (correo certificado) 1200
Condiciones de suscripcih extraordinaria ’
Suscripción mínima 8 000
1. Llénese la tarjeta de suscripción adjunta.
2. La suscripción de apoyo da derecho a los números publicados en el año en curso y a
una colección completa de Cuadernos de Ruedo ibérico (números 1 a 60). Llénese la tarjeta
de suscripción adjunta.
330
© faximil edicions digitals, 2002
Los tópicos energéticos

Para un enfoque objetivo del tema hay que ha- cidente nuclear no puede ser bien determinada.
blar de la calidad del riesgo nuclear, de su du- Sus efectos inducidos sobre el entorno, sus múl.
ración y extensión, y de la insuficiente experien- tiples consecuencias indirectas, no pueden ser
cia sobre su prevención y sus consecuencias. delimitadas. Las compañías de seguros no acep-
Estamos ante un riesgo de un orden de calidad tan cubrir responsabilidades por encima de un
diferente y nuevo en la historia de la civiliza- cierto nivel, variable según los países. Una pó-
ción. Los efectos de un accidente nuclear alcan- liza de seguro a todo riesgo de una central nu-
zan no solamente a las víctimas directas, sino clear no tendría ningún límite de precio. De he-
también a sus descendientes. Todos los ciclos cho el riesgo de la energía nuclear de fisión
biológicos afectados, animales o vegetales, que- está siendo asumido colectivamente por toda la
darán alterados irreversiblemente y por un sociedad. Aunque la probabilidad de un acci-
tiempo indefinido. dente nuclear sea muy baja, ~1 daño puede ser
muy elevado: la esperanza, o mejor en este caso
Por primera vez también se introducen en nues- «desesperanza», matemática de este juego es
tra vida factores de riesgo activo durante miles muy alta.
de años. El viejo refrán español de «no hay mal No podemos confiar con certeza en el buen
que cien años dure» ha perdido ya la vigencia funcionamiento ilimitado de los recipientes use-
de su sabiduría popular: aunque no haya acci- guras» de los residuos de alta actividad (que
dentes -que los hay-, vamos a dejar a las aún deben ser inventados), ni en la estanqueidad
generaciones futuras un mundo sembrado de estable de los inevitables «enterramientos» de
miedo. Durante milenios la prevención de este las instalaciones nucleares cuando finalicen su
largo riesgo supondrá un coste social prolon- servicio.
gado durante cientos de generaciones. Si hu- Tampoco podemos predecir el límite de los efec-
biera habido centrales nucleares en el paleolíti- tos acumulados generación a generación, sobre
co, aún tendríamos miedo de sus basuras ra- todos los seres vivos expuestos continuamente
diactivas, que estaríamos vigilando atentamente. a los incrementos artificiales de la radiactividad
La máxima extensión que puede alcanzar un ac- creciente de su entorno.

El desarrollo nuclear español genera puestos de trabajo


y pedidos importantes para las industrias de bienes de equipo,
que son imprescindibles para nuestra economía hoy
La técnica del márketing nuclear utiliza con fre- Con los 80000 millones de pesetas que cuesta
cuencia un chantaje doble: a los obreros, ame- actualmente un grupo nuclear de 1000 MW se
nazándoles con el paro laboral si no se constru- pueden instalar seis grupos de carbón de 350 MW
yen plantas nucleares ; y a los empresarios anun- cada uno (que es la potencia unitaria más co-
ciándoles el vacío de su cartera de pedidos de rriente hoy para estos grupos). Comparando es-
bienes de equipo. tas dos alternativas, en orden a la generación
Nadie ha demostrado todavía en un estudio cua- de empleo, se pueden concretar las siguientes
litativo, fiable y fundamentado, sobre la gene- conclusiones seguras:
ración de empleo que origina las inversiones En la fase de ingeniería hay una cierta equipa-
en centrales nucleares. Pero a nivel cuantitativo ración? debida a la mayor sofisticaci6n (en par-
no hay duda de que, para una misma inversión, te artificial) del diseño nuclear: unos tres mi-
las centrales de carbón, por ejemplo, generan llones de horas/hombre en cada caso.
mucho más empleo que las nucleares. En la fase de fabricación, los seis grupos de
331
Los tópicos energéticos

carbón generan una carga de trabajo mayor (del yor tiempo que lleva su construcción (de 8 a 10
orden del doble). años en lugar de 4 a 5) durante el cual se ori-
En la fase de construcción, también los seis gru- ginan unos intereses intercalarios muy gravo-
pos de carbón originan una mayor carga de tra- sos, y a las complejas dependencias de tecno-
bajo (un 15 % más): 12 bh/kW x 6 x 350 MW, logías extranjeras que deben pagarse por diver-
frente a 22 hh/kW x 1000 MW. sos canales (royalties, representaciones, licen-
En la fase de mantenimiento y explotación, los cias, acuerdos.. .).
seis grupos de carbón crearían por lo menos La mdustria española tiene otras cosas que ha-
tres veces más puestos de trabajo fijos: 0,5 pues- cer, mucho más convenientes para el conjunto
tos/MW x 6 x 350 MW, frente a 0,15 puestos/ del país, que no sean centrales nucleares. Y con
MW x IOOOMW. ellas se generarán más empleos, con inversiones
En los empleos indirectos inducidos, la compa- menores y en menos tiempo. Estas actividades,
ración es abrumadoramente favorable a la op- en el sector energético, serían, entre otras, las
ción del carbón. Basta considerar en primer lu- siguientes: centrales de carbón, gaseoductos e
gar al sector de la minería en España: mientras instalaciones de gas natural, equipos para me-
una mayor demanda del uranio no aumentaría canización de minas de carbón, conversión par-
la actividad de las minas (que ya se encuentran cial de las centrales de fuel a mezcla con car-
a tope con las centrales que hay construidas bón y a gas natural, reforma de la estructura de
o definitivamente autorizadas, a las que como las refinerías, barcos para el transporte nacio-
mucho podrán abastecer en un 30 % de sus ne- nal e internacional de carbón, equipos para de-
cesidades), no ocurre así con un aumento de sulfuración de humos, investrgacrón a fondo de
la demanda de carbón, pues la extracción de mi- las reservas de combustibles, agotamiento del
neral es susceptible de aumentos considerables, potencial hidroeléctrico práctico, desarrollo in-
al menos durante los próximos veinte años. dustrial del consumo autónomo de energía so-
Añádase a todo lo anterior que los grupos de lar, impulso a todas las nuevas técnicas ener-
carbón se construyen en la mitad de tiempo y. géticas...
por lo tanto, empiezan a generar energía eléc- Mantener en el sector energético la preferencia
trica antes. por la construcción de centrales nucleares viene
El mayor coste de la potencia nuclear respecto a ser hoy como querer resolver la crisis naval
de la misma potencia de carbón no se debe a manteniendo el encargo de grandes petroleros a
que necesite más carga de trabajo, sino al ma- los astilleros.

La energía nuclear favorece al fascismo, mientras que la


energía solar puede convertirse en una forma descentralizada
y popular de consumo energético
Este tópico es una gran verdad. consumidores dispersos, sometidos a la depen-
La energía nuclear desarrolla un gran poder dencia más rígida respecto de un suministro
energético, y por lo tanto social, en centros de único. Y una producción concentrada en gran-
decisión ajenos al pueblo. des plantas generadoras, pequeñas en número,
La energía solar puede crear consumidores au- para reducir costes. Una estructura así propicia
tónomos, dispersos y libres. Pero la lógica im- el desarrollo de un gran poder energético, fuer-
pulsada por las organizaciones empresariales temente concentrado, ante el que difícilmente
y estatales pretende crear plantas Bolares con- se pueden levantar barreras de control o defen-
centradas, de gran potencia, lo que distorsiona sa de los consumidores.
sus posibilidades. Presentar la energía solar en forma de grandes
El capitalismo energético necesita, para obtener unidades generadoras, con enormes superficies
mayores beneficios, un mercado creciente de de espejos, es ponerla en desventaja técnica y
332
© faximil edicions digitals, 2002
Los tópicos energéticos

económica respecto de las centrales nucleares; die ha presentado en su programa político la


es una forma de comparación tendenciosa. La lucha contra la nuclearización. Sin embargo,
energía solar puede ser hoy fundamentalmente en las municipales ha sido fuertemente contes-
una alternativa de consumo, no de producción. tada esta situación. Hay municipios afectados
Y por eso mismo no parece que una sociedad por la construcción que han votado concejales
cawitalista vava a encontrar atractivo por el antinucleares.
momento su desarrollo.
La reciente contienda electoral ha iluminado la Los medios de presión capitalistas ya airean con
realidad política de la energía nuclear: la co- deswlante el triunfo de ‘sus esweranzas nuclea-
rrelación de fuerzas electorales inclina ahora en res, el programa nuclear español va a tratar de
última instancia las «razones» nucleares. ser amwliado de nuevo. considerablemente. El
La derecha ha ganado las elecciones generales. accidente nuclear de Harrisburg va a provocar
La energía nuclear también ya que apenas na- nuevos problemas de «venta de la imagen,.

Sobre la energía nuclear sólo pueden opinar con fundamento


los técnicos que la conocen
Si bien es cierto que conocer un tema es una
condición necesaria para opinar correctamente
sobre él, también es verdad que no es suficien
te. Incluso a veces puede ser un obstáculo insal.
vable.
Los mejores cerebros técnicos suelen orientarse
lógicamente en cada época hacia las actividades
de más éxito y prestigio social y que producen
mejores compensaciones materiales. Los cere-
bros con mayor entrenamiento en funciones l&-
gicas, con más capacidad en unidades de me-
moria repletas de informaciones técnicas, sue-
len orientarse hacia los sectores wunta de la in-
dustria. Hace algunos años era eipetróleo y sus
industrias derivadas el wolo de atracción. Hov
lo es el sector nuclear. *
Estos grandes cerebros, que nos metieron de
lleno, inocentemente, en la crisis del petróleo,
hoy nos están metiendo en la crisis nuclear (o
mejor no nos van a sacar nunca de una crisis
energética continua).
Y es que lo fundamental de la mente humana
no es la capacidad para desarrollar correctamen-
te todas las funciones Iógica~s,ni la extensión y
seguridad de su memoria. Estas dos cualidades
son importantes, pero no decisivas. El factor
determinante de un «ordenador humano» es su
wrozramación. Cualauier ordenador. sezún ha
sid; programado, as; procesa los datos que re-
cibe. Los wrofesionales de la industria nuclear
están fuesemente condicionados por la progra-
mación de sus conveniencias profesionales y de
su formación técnica. Sus opiniones sobre la
energía nuclear pueden estar tan deformadas
como las que tengan los verdugos sobre la pena
de muerte.
Los tópicos energéticos

Los técnicos nucleares son juez y parte. Ellos activos que entienden perfectamente los proble-
no pueden decidir sobre la conveniencia de la mas derivados del uso de la fisión nuclear. El
energía nuclear. No es lo mejor lo que progra- tópico que encierra el título es única y exclusi-
man unos cerebros muy preparados; es la pro- vamente la plasmación absoluta de la idea ma-
pia sociedad la que puede, y tiene, que decidir dre que hace funcionar el sistema capitalista:
autónomamente el curso que quiere dar a su los individuos por sí mismos no pueden valer-
existencia. Los principios básicos de la energía se, deben delegar funciones en los wexpertos,
nuclear no son, por otra parte, tan arduos y di- -sean éstos políticos, ingenieros nucleares, 0
fíciles de entender como para que se delegue profesionales de la guerra-. De esta idea a la
en el aconsejo de Sabiosx. Los miles de mani- sociedad coercitiva, antiindividualista y jerár-
festantes activos que participan en las luchas quita no hay ni un paso. Son la misma cosa.
antinucleares permiten entrever muchos más no

Colección España contemporánea


ortZ¡ (Francisco Letamendia)
Historia de Euskadi
El nacionalismo
vasco y ETA
Libro hlstórlco que arranca de un pasado lelano lorganlzaclón tribal, feudalismo.
luches banderizas, neclmlento de la burguesía y del capitalismo comercial, guerras
carlistas), libro de historia cercana [desarrollo del capitalismo industrial y financiero.
República y guerra civil). libro de historia que se esta haciendo (franquismo y ETA].
Indice: Apuntes prehistóricos y medievales para la comprensión de Euskadi. Le
Edad moderna y los Fueros vascos. Carlistas y fueristas : .el antijacoblnlsmo popular
vasco del siglo XIX. La Restauración de 1874 y el surgimiento del nacionalismo
vasco : independentistas y colaboracionistas. Fascismo contra nacionalismo vasco.
El Estatuto de autonomía y el goblerno de Euskadl en la guerra clvll y en el exilio.
La crisis del franquismo y la cuestión vasca : Euskadi ta Askatasuna [ETA).
movimiento soclallsta vasco de liberación nacional. Epílogo. Reflexlones sobre
socialismo y patriotismo vasco. lndice de nombres.
458 páginas

Ruedo ibérico
Ibérica de Ediciones y Publicaciones
334
© faximil edicions digitals, 2002