You are on page 1of 6

Sobre la Universidad :

un programa reformista-utópico
Ante la convocatoria de Claustro, pensamos con nuestro modelo de Universidad será la
exponer la posición siguiente, tal vez algo eli- huelga de exámenes (y no el dejar de enseñar a
tista, tanto en las asambleas electorales como quienes deseen aprender y el dejar de investi-
en el propio Claustro. gar y publicar).
La Universidad es un lugar que reúne o debe- La demanda de nuestros servicios de *ense-
ría reunir a personas que enseñen a quienes ñanzar no puede medirse por lo que se llama
deseen aprender a un nivel relativamente alto *necesidades- de la sociedad, la cual, se dice,
de especialización de conocimientos. La Uni- «necesite» tantos titulados en economía, o en
versidad es también, o debería ser, un lugar literatura, 0 en medicina, 0 en arquitectura, 0 en
donde se realiza libremente investigación a un biología. En efecto, estas «necesidades» depen-
nivel científico alto, y es por tanto el lugar den, no de la voluntad de la población, sino
donde existen, o deberían existir, bibliotecas y de lo que conviene a las clases dominantes, tal
laboratorios adecuados. como lo expresa el Estado.
La Universidad es además una expendeduría Dicho de otro modo, con una distinta distribu-
de títulos profesionales. Los profesores nos ción de la carga del trabajo y de los ingresos
vemos obligados a examinar, aprobar y sus- privados, con una distinta distribución también
pender, actividad contraproducente para una del poder de decisión sobre los ingresos públi-
enseñanza eficaz y agradable. Aunque está cos, es posible que la wdemandaa de educación
de moda decir que esos títulos no valen mucho creciera, pues muchas personas dispondrían
en el escalafón de remuneraciones, todos sabe- de más tiempo y tal vez les interesara estudiar
mos que, si vendiéramos los aprobados, muchos algo por el interés de aprender, aun si profesio-
estudiantes estarían dispuestos a comprarlos. nalmente combinaran después ese aprendizaje
El título es un símbolo de status social, al que con trabajos de otro tipo o aun si ese apren-
va ligado el derecho a una mayor remunera- dizaje no fuera utilizado profesionalmente.
ción. Es un elemento importante en el esta- $ómo establecer cuál es la cantidad de persa-
blecimiento de la jerarquía de salarios que, nas que la sociedad «necesitaa que sepan
tanto en las sociedades capitalistas como en los historia, o economía, o ecología? Decir que una
paises llamados usocialistasa, responde a la Universidad que enseñe a todos quienes quie-
regla de: ucuanto más duro es el trabajo, menor ran aprender (a un nivel alto) es una Univer-
es la remuneración~ (regla que en los países sidad pase de depender de un ministro de Edu-
xsocialistas» se camufla bajo la máxima de xa que se prefiere emplear recursos en actividades
cada uno según su trabajar). distintas (muchas de ellas nocivas). La Univer-
El Estado, que está al servicio de quienes co- sidad debe negarse a aceptar el planteamiento
bran más trabajando en ocupaciones menos de la cuestión como una elección entre recur-
duras, al servicio de quienes cobran todavía sos para escuela primaria/escuela secundaria/
más sin apenas trabajar, no permitiría que la enseñanza universitaria. La educación, a todos
Universidad dejara de ser una expendeduría los niveles, es un bien de consumo que la gente
de títulos. A veces se usa el argumento de que prefiere a otros «productos*: lo que ocurre es
los júvenes no querrían asacrificarse» unos que la distribución del ingreso y del poder
años estudiando a menos que se les garantice no permite expresar esa preferencra,
después una mayor remuneración (el derecho a cambiar esa distribución aunque la pF$v:;
a la cual viene simbolizado por el título pro- sidad pase d edepender de un ministro de Edu-
fesional), argumento que estamos bien dispues- cación propagandista católico a depender de un
tos a rebatir. econsellern liberal o socialdemócrata.
Contraponemos esta función de expendición Nosotros, aunque estemos en contra, también
de títulos a las otras dos funciones antes men- recibimos un salario a cambio de aprobar, sus-
cionadas: la enseñanza y la investigación. Cuan- pender y dar títulos. Nos pagan, sobre todo,
do, para mejorar las condiciones de enseñan- por realizar esa tarea. Respondamos, con los
za y de investigación, entremos en lucha contra hechos, dedicándonos, sobre todo, a enseñar
el Estado (ya sea el Estado español o la Gene- y a investigar libremente, y enseñemos con el
ralitat), el arma más eficaz y más coherente mismo interés a todos quienes se presenten en
185
nuestras clases (con los conocimientos previos la situación actual, en este inicio de curso
necesarios para seguirlas) sin que les pidamos tan tardío).
ningún papel ni ninguna matrícula. Y si acuden Hasta aquí nuestro programa no aporta nada
«demasiados*, pediremos más profesores y más nuevo. Esas ideas estaban ya, por ejemplo, en
aulas. el Manifiesto de Bellaterra de 1975. Otra cosa
Nuestro programa de actuación práctica, aun- es que se lleven a la práctica. Madirfamos ade-
que reconoce que resulta imposible negarse a la más (los profesores lo pueden corroborar) que
expendición de títulos (pues nos cortarían la el nivel científico actual de esta Universidad
financiación), está basado en la premisa de que no es comparable al de universidades de países
esta Universidad querría dedicarse preferente- europeos de población semejante al nuestro
mente a la enseñanza y a la investigación. Si (países nórdicos, Suiza, Holanda, Bélgica), sino
éste fuera el caso, la selección y actuación de que se parece más al de universidades sudame-
profesores y estudiantes respondería a criterios ricanas de calidad media. Para elevar ese nivel,
distintos a los actuales. No presentamos nin- para escapar al provincianismo y mediocridad
guna utopía, sino las líneas principales de un actuales (que ciertas interpretaciones de ese
plan realizable (aunque suponemos que no se objetivo de una «universidad catalana y demo-
realizará). craticaB pueden acentuar), para que tengamos
Creemos que puede afirmarse (y apelamos a los más estímulos intelectuales tanto los profeso-
estudiantes para que lo corroboren) que buena res como los estudiantes, parece aconsejable
parte de los profesores, tanto funcionarios como recurrir a la contratación de cierto número de
contratados, muestran escasa competencia o de- profesores extranjeros (incluyendo catalanes
dicación. Basta, como anécdota, recordar el que trabajen en universidades extranjeras), más
reloj instalado en la Facultad de Derecho para aún si debe hacerse a costa de la descontra-
que los profesores marquen horas de entrada tación o retiro anticipado de otros profesores.
y salida, síntoma de una situación más general Nos tememos, sin embargo, que hay una coin-
que no se corrige con relojes. Es cierto que los cidencia de intereses corporativos de profesores-
profesores cumplen con su tarea principal de funcionarios y profesores-contratados en contra
aprobar y suspender, las actas y papeletas son tanto de la contratación periódica y con publi-
convenientemente re Plenadas. Bastantes, ade- cidad de todo el profesorado como de la incor-
más, nos interesamos por la enseñanza y por poración de profesores extranjeros (y catalanes
la investigación, pero otros no. A ningún profe- residentes en el extranjero). Los profesores-
sor-funcionario (ni tampoco a casi ningún pro- funcionarios dicen tener aderechos adquiridos.
fesor contratado) se le saca de la Universrdad a través del sistema de oposiciones y, en más
(ni de ésta ni de ninguna otra del Estado espa- de un caso, mediante la afiliación a una u otra
ñol) por falta de interés en la enseñanza, o por mafia o capilla, católica o no, de las que a
incompetencia docente, o por falta de mvesti- menudo determmaban al resultado de las opo.
gación. siciones. A cambio de respetar estos derechos
Ante esta situación proponemos, como ya se adquiridos, que dificultan muchísimo el retirar
ha propuesto muchas veces, la contratación de la Umversidad a un profesor-funcionario
periódica de profesores, con publicidad, y la (retirar de la nómina, no del local, donde algu-
posibilidad de rehusar la permanencia o recon- nos apenas aparecen), hay -líderes* (del PSC
tratación tanto de los profesores-funcionarios y del PSUC) de los otros profesores, los contra-
como de los profesorescontratados, siendo tados o no numerarios, que esperan obtener
los ímicos criterios de contratación la compe- para éstos la misma seguridad en el empleo
tencia investigadora y docente (estimada por y las mismas (o algo menores) posibilidades de
jurados en los que participen estudiantes), sin corrupción. Esta es, a nuestro juicio, la situa-
discriminación por razones de edad, sexo, reli- ción real, que tal vez sea aún posible modifi-
gión, nacionalidad, o afiliación o no afiliación car.
política o sindical. Habría que establecer unos La modesta cifra de un centener de profesores
mínimos de presencia en la Universidad (por extranjeros (y catalanes residentes en el extran-
ejemplo, veinte horas semanales, distribuidas jero) representaría para la Universidad de Bella-
por lo menos en cinco días), durante el periodo terra un incremento de algo así como un diez
lectivo (que, por ejemplo, debería abarcar del por ciento de profesores (que se podría distri-
1 de octubre al 30 de junio, excluyendo unas buir por Facultades proporcionalmente al nú-
seis semanas entre vacaciones de invierno y mero de estudiantes, o con un criterio distinto),
primavera: si los estudiantes estuvieran mayor- aumento que podría, e incluso debería, ser com-
mente interesados en aprender y no en conse- pensado por un decremento del diez, o veinte,
guir un ntítulo~, sin duda protestafian más ante o treinta por ciento de los profesores que, aun-
186
© faximil edicions digitals, 2002
Notas

que cumplen satisfactoriamente su función de te e investigadora, sin embargo consideramos


examinar-aprobar-suspender, apenas se dedican discutible la diferencia de salarios señalada
a la enseñanza y a la investigación, por falta arriba, que no se inspira en otro criterio que
de competencia y/o dedicación. Afortunadamen- lo practicable y plausible. Estamos proponien-
te, dada la crisis económica en Europa, y dados do un programa práctico, y no una utopía igua-
los acontecimientos en la América latina meri- litarista (o mejor dicho, lo que a muchos po-
dional, no faltan profesores competentes euro- dría parecer una utopía).
peos, también argentinos, capaces todos de La actual distinción entre enseñanzas teóricas
aprender rápidamente catalán o castellano (ade- (a cargo de profesores titulares) y enseñanzas
más de catalanes en el extranjero), a quienes prácticas (a cargo de ayudantes) es manifies-
sería posible contratar al nivel de salarios tamente absurda, por lo menos en ciencias so-
actualmente vigente para agregados y cate- ciales. Son los profesores quienes deben leer
dráticos contratados (se puede comprobar, con y corregir y comentar los ejercicios de los
escaso esfuerzo, que a estos niveles el profesora- estudiantes: ésa es realmente la parte más im-
do universitario en España está pagado igual portante de la enseñanza, y no la explicación
que el profesorado de similar nivel administra- teórica en el aula donde repetimos cosas que
tivo en varios países europeos). (Un catedrático están ya en los textos.
contratado gana 68000 pesetas, mensuales, ne- En conexión con lo anterior, habría que acabar
tas; un catedrático numerario, con sus varios con la explotación de algunos ayudantes y encar-
complementos y suplementos, gana unos cuan- gados de curso. No debería haber otros tipos
tos miles más). de profesores que los dos señalados anterior-
En realidad, no somos partidarios de salarios mente. Para los estudiantes que hayan acabado
altos.: aunque tampoco propongamos ni una los estudios al nivel de graduación y quieran
rebaja ni una igualación entre todos los profe- dedicarse a la investigación, habría que estable-
sores. Proponemos (como ya se ha hecho otras cer becas (suponiendo que la Universidad pueda
veces) que existan únicamente dos tipos de ofrecer los cursos adecuados para acompañar-
profesores: los que todavía están en formación les en su investigación, 10 que ahora realmente
inicial, de edad inferior por lo general a treinta no ocurre, y para lo cual el concurso de profe-
años, y los que hayan probado ya su capacidad sores extranjeros parece aún más deseable).
de investigación (mediante trabajos científicos Estas becas deberían suponer un ingreso men-
publicados, sean o no tesis doctorales) y su sual de unas 25 000 pesetas, por un plazo máxi-
capacidad de docencia. Para los primeros, un mo de cuatro anos, suficiente para avanzar bas-
salario juicioso (en la actual sociedad) sería del tante en el desarrollo de una investigación ori-
orden de 40000 pesetas y para los segundos (en ginal. Si, excepcionalmente, colaboran en la
promedio, más viejos y con más hijos) unas enseñanza, sus obligaciones deberían ser muy
60000 pesetas. (Ese sería también el salario pa- ligeras y de carácter voluntario. En cuanto a la
ra los profesores extranjeros contratados). Al categoría de <<encargado de curso= debería estar
argumento de que estos salarios no bastarían reservada (como ya se ha dicho otras veces)
tal vez para evitar el paso de profesores de la para personas que no están vinculadas a la Uni-
Universidad a la industria privada o a la admi- versidad permanentemente, y a quienes la Uni-
nistración pública, habría que responder que la versidad invitara a dar cursos sobre materias
Universidad no es una industria privada ni debe concretas en las que tienen una competencia
ser una dependencia del Estado. Estamos a fa- especial.
vor de que se reduzcan los altos salarios paga- Estimamos que, para Bellaterra, la relación
dos en las industrias privadas y a los altos actual profesores/estudiantes es en general satis-
funcionarios estatales, pues son salarios conse- factoria (en la Facultad de Económicas y Socio-
guidos a costa de la explotación de quienes logía es de unos 80 profesores por unos 1000
trabajan más, en trabajos más duros, y cobran estudiantes que asisten a la Universidad), y que
menos. A partir del momento actua!, estaría- los resultados docentes actuales, más bien tris-
mos a favor de indexar las remuneraclones que tes, se deben sobre todo a la poca dedicación
proponemos al aumento de precios, conservan- o competencia de buena parte del profesorado
do así, pero no aumentando, el poder de com- (en ocasiones acompañada, y tal vez agravada,
pra de esos salarios, por lo menos en tanto no por la relativamente escasa remuneración de
haya mucha más igualdad en la sociedad en algunos tipos de profesores). La carga docente
general. está muy desigualmente repartida (sin que esa
Bebemos afirmar también que, aunque vemos desigualdad se distribuya según las categorías
clara la diferenciación del profesorado en dos no numerarios/numerarios).
amplias categorías según su experiencia docen- Creemos que la Universidad debería admitir
187
Notas

más estudiantes, hasta llegar a un mayor grado mos que muchos estudiantes copian en los exá-
Bebería proporcionarse un ambiente más con- menes, ya que su objetivo es el aprobado y el
de utilización de la capacidad de aulas, etc. título. ¿No es esto el colmo de la alienación?
ducente al contacto entre estudiantes, con salas ZQué extraña comedia representamos, los unos
y bares más hospitalarios. Somos partidarios copiando exámenes, los otros corrigiendo exá-
de la creación de más Universidades si hay de- menes copiados? ¿No tenemos muchos profe-
manda de ello (sea o no solvente esa demanda) sores la experiencia de que si presentamos ejer-
pero no somos partidarios de expandir Bella- cicios a los estudiantes, una buena parte, a
terra mucho más. Las Universidades deberían menos que establezcamos una vigilancia poli-
estar cerca de lugares poblados, y no en des- cial, los copian de sus compañeros? iNo es
campado (como está Bellaterra, por motivos cierto que dar ejercicios o ensayos para hacer
de orden público); éste será siempre un handi- en casa, donde se puede estudiar y escribir más
cap para Bellaterra, aunque con profesores que cómodamente, es dar ocasión a la copia? iNo
se dedicaran más a la Universidad. la asisten- ocurre a veces que unos estudiantes suplantan
cia de estudiantes aumentaría, y el ambiente a otros en los exámenes? ¿,No aprobamos los
sería distinto: más activo, más agradable (como profesores a estudiantes que están en los cuar-
en la Escola d’Estiu, en Julio de 1977, por ejem- teles, sirviendo al rey, sin que asistan a los
plo). cursos? La comedia y la corrupción alcanzan ta-
Queremos acabar este programa con unos párra- les extremos que hay estudiantes honestos que
fos sobre los esttldiantes. La manera de acabar piden confusamente la supresión de exámenes
con la corrupción y con la alienación es que y ejercicios, cuando una cosa no tiene nada que
sea estudiante únicamente quien desee apren- ver con la otra: no es posible enseti sin que
der. Que se expulse de la Universidad a los los estudiantes escriban ejercicios y ensayos
aestudiantes~ cuya presencia esporádica en la y sin que los profesores los corrijan y comen-
Universidad esté únicamente motivada por el ten. La situación mejoraría radicalmente en una
interés crematístico y de status social de eapro- Universidad que no fuera una expendeduría de
bar asignaturasn y <sacar un título* y que títulos. Ya que ha situación actual lleva a esta
su lugar sea ocupado por estudiantes (a tiempo corrupción y a esta alienación, por lo menos
completo 0 a tiempo parcial, menores 0 mayo- denunciémosla, y procuremos cambiarla.
res de 25 años) que deseen aprender. En este Un párrafo final. Esta Universidad dedicada
sentido, aunque se oye hablar mucho de la vin- a la enseñanza y a la investigación, que cumpla
culación de la Universidad a la sociedad, es sólo por mero trámite (y para conseguir finan-
total la desvinculación entre la Universidad de ciación del Estado) su papel adicional de dar
Bellaterra y la comarca. Esta Universidad no títulos, jno sería sin embargo una institución
tiene ningún servicio de estudios extramurales elitista, un lugar donde se concentra el saber,
o de extensión, hacia Ciudad Badía (el núcleo una fábrica de csabios» y por tanto, probable-
urbano mas cercano), Cerdanyola, Ripollet, mente, una fábrica de burócratas (fue Baku-
Sabadell, Rubí, etc. La Universidad tiene cosas nin quiene definió a la burocracia como el
útiles que enseñar, sin disminuir el nivel pro- ngobierno de los sabios>)? Quienes deseamos
pio de una Universidad, a personas de estas una sociedad libre e igualitaria, nos sentimos
poblaciones. No proponemos nada fuera de lo molestos al pensar en la continuada existencia
usual en Universidades de otros países. de una casta de profesores universitarios, por
Creemos que la enseñanza no exige necesaria- muy dedicados que estemos a la enseñanza y a
mente evaluaciones, pero de otro lado tampoco la investigación. ¿No estamos contra la división
es incompatible con ellas. Es bien posible que del trabajo? UNOvivimos realmente los profeso.
a los estudiantes les interese que se les diga res a expensas del trabajo de quienes, produ-
si han adquirido competencia en una materia, ciendo bienes materiales que nosotros consu-
tanto como incentivo moral como para tener mimos, tienen acceso, en promedio, a menos
seguridad de que pueden continuar sus estudios bienes materiales que nosotros, sin que por
en otras materias a un nivel más alto. Lo que otro lado nuestras enseñanzas les lleguen, ni les
hay que evitar es que estas evaluaciones (que sirvan de mucho? Si alguien se pronuncia con-
deben hacerse continuadamente, en la forma de tra la Universidad por estas razones, le escu-
ejercicios en clase o fuera de clase, evitando charemos, aunque tal vez le podamos responder
los exámenes en la forma actual) se conviertan que hay otras instituciones mucho más nocivas
en ocasiones de engaño y corrupción como habi- para la sociedad que esta Universidad que pro-
tualmente ocurre. Aunque no hay estadísticas ni ponemos. Por el momento, no nos parece mal
parece haber interés de parte de las autorida- mejorar la Universidad en el sentido expuesto
des académicas por investigar el tema, estima- (plan, de otra parte, no por moderado más

© faximil edicions digitals, 2002


realizable, en el contexto político y social de ridad se debe a nuestra propia conveniencia, co-
Catalunya hoy en día). Pero si nos dicen que la mo profesores, o a que la Universidad es otro
Universidad es como el Ejkcito, o la Iglesia, tipo de institución! o podría serlo, con un lugar
u otras instituciones similares, que <mejorar- incluso en una sociedad de hombres libres, igua-
las» significa fastidiar más aun a ios pobres les y sin jefes.
y reforzar el poder, responderemos que el
debate sobre esta cuestión nos interesa, porque Un grupo pequeño de profesores
no la vemos muy clara: no sabemos si la oscu- Bellaterra, Barcelona, noviembre de 1977

Editions Ruedo ibérko


Gasteiz
Vitoria
De la huelga a la matanza
Escrito por las Comisiones representativas de las fábricas en lucha y por Q
pueblo de Vitoria, este libro revela el combate de más de dos meses que sostuvo
a principios de 1976 la clase obrera gasteitarra y que desembocó en la Jornada
del 3 de marzo., con 5 muertos y varios centenares de heridos causados por la
policía juancarhsta a las órdenes directas del «centrista. Fraga Iribarne.
Bajo el relato de los acontecimientos, escueto pero lleno de detalles, discurre el
hilo rojo del análisis de la aparición de un nuevo movimiento. obrero, que se
organiza con toda la autonomía que permiten las circunstancias y que .sul?o
mantener a raya a la burguesía local y plantear a todo el pueblo de Vltorm
alternativas distintas a las propiciadas por una oposición sindical y política
esclerotizada.
Esta descripción y este análisis de urgencia llenan el vacío impuesto por el
gobierno al ordenar la censura de artículos y publicaciones sobre el 3 -de marzo
de 1976 en Vitoria, fecha que ha señalado con evidencia brut$ los Ifmltes de la
pretendida liberahzación ofrecida por la dictadura monárqmca.
224 páginas 24 F
--Cuadernos de Ruedo ib&ico tSuplementol--
I El
Libertario español
Presentación [José Martínez).
Rudolf de Jong : El anarquismo en España. Gerard Brey y Jacques
Maurice : Casas Viejas : reformismo y anarquismo en Andalucía
(18704933). Carlos-Peregrín Otero : Noam Chomsky. Noam Chomsky :
Objetividad y cultura liberal. Noam Chomsky : Notas sobre anar-
quismo. James Stuart Christie : Sobre presente y futuro del movi-
miento libertario español.
Carlos da Fonseca : Sobre el proletariado español y la Asociación
Internacional de Trabajadores en Portugal. Frank Mintz : La autogestión
en la España revolucionaria. Juan García Durán : La CNT y la Alianza
Nacional de Fuerzas Democráticas. Fernando Gómez Peláez : De
a Soli B a = Frente Libertario ». Publicaciones libertarias en exilio.
Albert Meltzer : CNT: lo que muere contra lo que nace. Freddy y
Alicia : Apuntes sobre el anarquismo histórico y el neoanarquismo
en España.
Encuesta : Pasado, presente y futuro del movimiento Ilbertarlo espaiiol : IntroducciOn
y notas de Cuadernos de Ruedo ibérico. Respuestas de Octavio Alberola, Ramón
Alvarez, José Borrás. José Cabañas, Jos6 Campos, Salvador Cano, Francisco
Carrasquer, Colectivo de jóvenes dcratas. Eugenio Domingo. Miguel García, Victor
García, Juan García Durán. Jos6 Garcla Pradas, Freddy Gómez, Juan Lorenzo. Jos6
Martín-Artajo. Juan Manuel Molina, Jaime Mora, Mikel Orrantia. Abel Paz y
Jos Peirats.
Felipe Orero : Consideraciones sobre lo libertarlo.
Dlego Abad de Santillán : Ayer, hoy, mañana.
Salvador Segur: Misión del sindicalismo y Por qu6 soy slndicallsta.
¿Qu6 fue la FAI? Documentos. Testimonio de un fundador. Resumen del acta del
Pleno regional de Grupos anarquistas de Cataluña (19271. Slntesls del acta de la
Conferencia nacional de Valencia (1927). &luiénas somos? (manifiesto). Sentido
actual de las ensehamss de la FAI (Grupos Autónomos de Combate).
Una polémica : = treiotlstas m y - faístas m. El manifiesto de los treinta. Un edltorlal
de Solidaridad Obrera (Pelrd). Hablan a Eduardo de GuzmBn : Durrutl. Pelró, ArIn.
PIñ6n y García Oliver.
Carlos da Fonseca: Dos notas de lectura: = la revolución de 1868. Hlstorla.
pensamiento y literatura I y = Miguel Sakunin. la Internacional y la Alianza en
España (186848731 m de Mex Nettlau. Fernando Claudin : = Los anarqulstes espafioles
y el poder [18694969) m de Char M. Lorenzo. José MartinArtajo : Velntldós afios
eo las cárceles da Franco (e Franco% Prlsoner l de Mlguel Garcla). Francisco
Carrasquer : El gran problema del anarquismo (-El pueblo en armas. Durrutl m da
Abel Paz y = La guerrilla urbana. Sabat6 * de Antonlo 16llez).
Dibujos de Chichi. L.. Xesús Campos, Xos6 Diaz.
352 páginas 17 Ilustraclones 39 F
Ediciones Rwedo ibérico
8, roe de Latran
75005 Paris
© faximil edicions digitals, 2002