You are on page 1of 2

PLC

Los PLC (Controlador lógico programable) o autómatas programables son dispositivos


electrónicos que permiten programar una lógica para controlar todo tipo de máquinas y
procesos industriales. Los PLC son utilizados en muchas industrias y máquinas. A diferencia de
las computadoras de propósito general, el PLC está diseñado para múltiples señales de entrada
y de salida, rangos de temperatura ampliados, inmunidad al ruido eléctrico y resistencia a la
vibración y al impacto. Los programas para el control de funcionamiento de la máquina se
suelen almacenar en baterías, copia de seguridad o en memorias no volátiles. Un PLC es un
ejemplo de un sistema de tiempo real «duro», donde los resultados de salida deben ser
producidos en respuesta a las condiciones de entrada dentro de un tiempo limitado, de lo
contrario no producirá el resultado deseado.. Esto supone para las empresas un gran ahorro
de dinero en mantenimiento. Pero los ahorros en mantenimiento no es únicamente el
beneficio que aporta el PLC. También permite un aumento significativo de la vida útil de las
máquinas industriales y sus equipos asociados. Sin duda las aplicaciones del plc en la industria
moderna tienen un gran recorrido todavía.

Las ventajas de la aplicación del sistema PLC en la industria moderna

Tras un análisis detallado, encontramos que la aplicación de PLC o autómatas programables


cubren necesidades muy definidas. Así pues, ahora que se tiende a la automatización industrial
total, estos instrumentos electrónicos aportan un número de ventajas enormes para la
producción:

 Son ventajosos para una fábrica gracias a sus beneficios similares a la lógica cableada.
 Poseen una sencilla elaboración, por lo que no se pierde tiempo en los procesos en relación a
otros instrumentos menos manejables.
 No requieren de modificación de instalaciones eléctricas y cableados. De hecho, las
modificaciones se llevan a cabo en el mismo PLC.
 Se fabrican con el uso de muy poco material.
 Su coste es sensiblemente inferior a otros métodos más tradicionales.
 El mantenimiento es extremadamente económico en relación a otros sistemas, por lo que la
producción apenas tiene que ser parada.

Así pues, es evidente que la enorme evolución del software y hardware ha dado lugar a un
campo muy extenso para el PLC. Gracias a los avances modernos, se pueden detectar las
posibilidades reales de estos sistemas y aplicarlos en cualquier proceso de fabricación,
señalización, control, maniobra, etc… Es decir, donde sea necesario.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Dentro de las ventajas que estos equipos poseen se encuentra que, gracias a ellos, es posible
ahorrar tiempo en la elaboración de proyectos, pudiendo realizar modificaciones sin costos
adicionales. Por otra parte, son de tamaño reducido y mantenimiento de bajo costo, además
permiten ahorrar dinero en mano de obra y la posibilidad de controlar más de una máquina
con el mismo equipo.

Sin embargo, y como sucede en todos los casos, los controladores lógicos programables, o
PLCs, presentan ciertas desventajas como es la necesidad de contar con técnicos calificados
específicamente para ocuparse de su buen funcionamiento.