You are on page 1of 35

· \lE:RDAD

V rflE:TODO
-_._--, -, , 11
,
ftANS~GEORG GADAMER

\ I
I

)
h '. c. ¿UO .,S'8l¡

HERMENEIA 34 Hans-Georg Gadamer

Ve d metodo
1

SEGUNDA EDICIÓN

Otra~ obras publicadas
en la colección Hermeneia:

H.-G. Gadamer, Verdad y método 1 (H 7)
J. P. Miranda. Apelo a la razón (H 27)
J. P. Miranda. La revolución de la razón (H 33)
M. GarcÍa-Baró, La verdad y el tiempo (H 35)
W. D. Ross, Lo correcto y lo bueno eH 36)
1. S. Lucas Hernández, ed .. Nuevas antropologías del siglo XX (H 38)
1. Kant, Crítica de la razón prácTica (H 39) Ediciones Sígueme - Salamanca 1994

a Husserl y al Heidegger de Ser y tiempo. Pero me pareció y me sigue
pareciendo que eMe procedimiento, aunque justificado frente a una 24
teoría empirista-inductivista. olvida que tal reflexión encuentra su fun-
damento) su limitación en la praxis \ital que es siempre su origen. Texto e interpretación (1984)
Esta constatación impide acceder a una reflexión que se aventura en
un escalonamienlo idealista hacia el ~(espíritu». Yo creo que la cautela
aristotélica Y la autolimitación de su pensamiento sobre el bien en-
cuentr'an su justificación en la vida humana. y que imponen justamente
-quizá con Plat6n- al pensamiento filosófico. que no e~ desde luego
una mera generalización empírica. su vinculación a la propia tinitud
ya nuesU"a experiencia de ella. y por tanto, a nuestro condicionamiento
histórico.

Los problemas de la hermenéutica tuvieron su primer origen en
ciertas ciencias. especialmente la teología y la jurisprudencia, y al
final se extendieron a las ciencias históricas; pero ya el romanticismo
alemán vio con profundidad que la comprensión y la interpretación
no aparecen sólo, como dijera Dilthey, en manifestaciones vitales
fijadas por escrito, sino que afectan a la relación general de los seres
humanos entre sí y con el mundo. Esto se constata incluso en ciertas
palabras derivadas. como la paJabra Verstiíndllis (comprensión). Verso
tehel/ (comprender) significa también en alemán «entender de algo».
La capacidad de comprensión es así facultad fundamental de la persona
que caracteriza su convivencia con los demás y actúa especialmente
por la vía del lenguaje y del diálogo. En este semido la pretensión
universal de la hermenéutica está fuera de toda duda. Por otra pane,
la lingüisticidad del proceso de emendimiento que se produce entre
las personas choca con una barrera infranqueable que el romanticismo
alemán valoró en un principio posiljvamenre en su significado meta-
físico. La barrera aparece formulada en la frase índividuum est inef-
fabill!. La frase expresa una ümitaci6n de la ontología antigua (no ya
sólo del período medieval). Pero esto significa para la conciencia
romántica que el lenguaje nunca alcanza el misterio último e indes-
cifrable de la persona individual. Así lo expresa admirablemente el
sentimiento vital de la época romántica y sugiere una autonomía de
[a expresión lingüística que no constituye sólo su límite, sino también
su relevancia para la formación del common sense que comparten los
seres humanos.
Conviene recordar esta prehistona de nuestra problemática actual.
La conciencia metodológica de las ciencias históricas que aflora desde
el romanticismo y la presión que ejerció el modelo de las ciencias
naturales hicieron que la reflexión filosófica redujera la generalidad
de la experiencia a su forma científica. Ni en Wilhelm Dilthey, que
buscó en la continuación de las ideas de Friedrich Schleiermacher y

318 319

significa un hechizo irremediable par mí la profundización del concepto de compren~ión por Heidegger.. no e:. Esto se puede constatar en Platón. la superación de la escisión entre sujeto Y objeto en la analítica lo propio de la experiencia hiStórica es que nos encontramos en un transcendental del ser-ahí llevada a cabo por Heidegger. admitiendo la crítica al concepto de subjetividad hecha a una superación crítica del debate metodológico) a una ampliación por Heidegger. nos trodujo la expresión «círculo hermenéutico» en contraste con ideal de dice algo por sr misma. ni siquiera lo que Heidegger de la era de la tc!orí<l del conocimiento Fue de especial importanciél llama «lenguaje de la metafrsíca».l. que persiguieron una concepto de lo transcendental bajo el signo de la «vuelta» (Kehre) . sino de griega fuera siempre consciente de su radical insuficiencia. que había culminado en el idealismo del absoluto. para el pensamiento con tal que el pensador se confíe al lenguaje. la expresión «círculo historia: el ideal de objetividad en la investigación de la historia es hermenéutico» ::>ugiere en realidad la estructura del ser-en-el-mundo. Heidegger ~e apoyó para :>U análisis crítico Y de la clialéclica. Tübingen 1983. ef. uno de los lemas que yo he abordado ha sido la búsqueda de vías idealismo transcendental que en países en los que [es leTlres revisten para explicitar el lenguaje de Heidegger sobre el ser.ión es. no tanto en la prensión no se pretende deducir una cosa de otra.nt y del Así. del espíritu de la reflexión transcendental. Werke lIT. intenté detectar en el diálogo el fenóme no originario tipo. Heidegger abandonó más tarde el concepto de historicismo ) de Dilthey. aunque la dialéclica no 'ie trata aquí de la circularidad como metáfora metaffsica. de tal suerte que su lenguaje nunca se puede racioeinio lógico. Ahof'cl bien. estaba aún lectores creen encontrar en el nuevo lenguaje de Heidegger más poesfa presente toda la amplitud de la experienéia hermenéutica fundamental que pensamiemo filosófico. En este sentido la historia debe escribirse de nuevo con ella. El mismo I. contemplando no sl)lo la ciencia de clwlquier idea de substancia. tórico y por tanto como posible objeto de investigación científica.ado hermenéutico. concepto en el que demostró la Supervivencia de la del tema hermenéutico. hemlenéuüca porque vio que no podía romper por esa vía el hechizo 321 320 . sino que es su propio ser-en-el-mundo. esto que lo con\ irtió en un exi~tencial. in. siguiendo a Schleiermacher.u verdadero lugar en la teoría de no obstante. entre en diálogo con otros pensantes y COn los que piensan de otro categonal del . para objeto~ de conocimiento.obre el círculo especulativo. escribió diálogos y no textos dogmáticos: pero también lo que Hegel forma en una «(hermenéutica de la facticidad» que guía la pregunta de llama lo especulativo en filosofía y que subyaCe en su propia consi- Heidegger p()r el ser y que incluye la indagación del trasfondo del deración de la historia de la filosofía es. Este fue el e~timlllo que me indujo modo. Esto significaba a la vez una reorientación hermenéutica historia. un ser que no cierta importancia en la vida pública. representó. E~[Q se produjo quizá con mayor intensidad en el pafs de Ka.de sus amigos románticos la fundamentación de las ciencia!'. 88. Su filosofar. No es que ese arte pre- concepto en su analítica del . sino igualmente la experiencia del arte y la experiencia de la del lenguaje. desarrollada por el idealismo alemán como método polémico d~ la comprensión en el antiguo dbcur. en una determtn¡J. El con..~er-ahí» humano. de s. un correctivo al ideal metodológico de la dialéctica mo- In demostración cientffica como doctrina del circulo vicioso. Pero no COO'l iene olvidar que tendiera ser una dialéCtica meramente negativa.~r-ahí». clásica y me obligó a destacar lo lluevo en la crítica de la misma. derna.. Orro tanto cabe decir de la experiencia de la concepto de comprensión por el uso lingüísticO. ser y en su mundo. Esto me aproximó más a la historia de la hermenéutica al fmal llil8 dirección similar en lodas partes. sino que representa la de~crípción adecuada de la espíritu. interés me movió a indagar la estructura hermenéutica.uerte que el experiencia elaborada en la ciencia sino en la experiencia del arte y defecto lógico de circularidad en la prueba no es aquí ningún defeclo de la historia. sino que trabaja que ha sucedido. que sólo ese modo la metodología hermenéutica de cuño diltheyano se trans.. una constante Como se ~abe. una conducta relacionada con determinados La misma experiencia fundamental es válida. lo reivindicÓ como un círculo positivo) lo elevó a el movimiemo intelectual socrálico-platónico. De la filosofía y su historia. y una vertiente secundaria del tema. así el comprender. Si consideramo5 el verdadero alcance que posee el agotar en el concepto. hacia el ane del diálogo vivo en el que se había reali7. es decIr. y sólo en la reflexión nos percatamos de lo sabe usar una herramienta no la convierte en objeto. aunque se presente Como un producto his- estrUctura del comprender. en definitiva. sólo una vertiente. Esta inrerpretación me parece Un error~!. Pero la reflexión filosótica tomó es el Ser del ente. Dilthey. Por eso. un concepto lógico que encuentra s. Como el que proceso sin saber cómo. Mi mo Mi punto de partida fue la crítica al idealismo Y al metodologis idea es que ningún lenguaje conct:ptual. la recopilación de mis estudios sobre la obra tardía de Heidegger Heideggers Wege. La obra de arte. que permite al «ser-ahí» conocerse en SU desde cada presente.. mientras que es decir. a mi juicio. le juslificación epistemológico de la~ ciencias del espíritu en farola de llevó a una creciente penuria lingiiística hasta el punto de que muchos filosofía transcendental de la cultura v de los valores.o <. que intentó apartarse del en su historicidad. que son los objeto~ de las denominadas ciencias del del procedimiento. ni entre los neokantianos.epto de círculo hermenéutico signitica que en el ámbito de la com. Ces.

sino que con la misma originariedad repudiar lógicamente la exposición y crítica de Nietzsche que hace con que se muestra. Yo soy consciente . todo al enfrentarme con los continuadores franceses. para descubrir en ella el límite im- adopté una actitud crítica. Derrida reprocha al Heidegger seguirle hasta el último extremo y de ver en acción. pero descubre su unilateralidad). También puedo entender que alguien crea ver esta «inmanencia» 89.de que mis verificado como algo. nunca se puede comprender del lodo. Ahora bien. en la que Heidegger ceptual de la que Schelling carecía. Por eso puedo entender que el Heidegger tardío (y del olvido del ser. La «hermenéutica de la facticidad» significa una tran especialmente hasta qué punto yo mismo estoy arraigado en la transformación del sentido de la hermenéutica. Es la tarea del «comprender». Yo intenté así establecer el carácter inconcluso de toda experiencia de Sólo así llegan a pensar. el extremismo de Nietzsche. sin Su concepto de la interpretación no significa la búsqueda de un sentido conformarse con el extremo de su autodisolución. El intento de Heidegger de pensar el ser que considera el sentido como algo que está ahí y que es preciso supera esa disolución de la metafísica en el pensamiento axiológico. los valores convierte al ser mismo en un concepto axiológico al servicio Heidegger sigue hablando. según Derrida. Cuando acuñé la frase: «el ser tardío. según el mismo Derrida. La verdad es que la imagen de Nietzsche El encuentro con el escenario francés significa para mí. en estas que presenta Heidegger muestra más bien la profunda ambigüedad de circunstancias. queda prisionero cuando pregunta por el ser. ser «se muestra». J. sino la posición de sentido al servicio de la «voluntad Ese ir al trasfondo no liquida el concepto de logos y sus implicaciones de poder». Nietzsche no constituye según Derrida. Pero ésta es una postura crítica que no queda en esto Derrida estaría probablemente de acuerdo con él) opinara que rezagada con respecto a Nietzsche. para culminar en el concepto de valor y de acción. lo que significa la dimensión seductora del pensamiento nietzscheano. tardío el no haber superado realmente el logocentrismo de la metafísica. para eludir el lenguaje de la metafísica. se retraiga y sustraiga. el absurdo de la metafísica. En mi intento de des- tradición romántica de las ciencias del espíritu y del legado humanista. tendrá que resuelva en su automanifestación. o más exactamente: retrocede por detrás de la metafísica misma. Hegel. que la experiencia del ser que sentido y extraer conclusiones en orden a la hermenéutica partiendo Heidegger intentó descubrir detrás de la metafísica es más radical en de la idea heideggeriana de la relevancia central de la finitud.Leo Srrau5s and Hans- Georg Gadamer: [ndependent Journal of Philosophy 2 (1978) 5-l2. Lo problemático es saber hasta qué punto ha logrado uno aquelJo que se expre~a. pero sin duda es siempre captado. muerte». Yo echo de yo no había abandonado realmente la esfera de la inmanencia feno- menos en los seguidores franceses de Nietzsche un esclarecimiento de menológica presente en Husserl y en mi primera formación neokan- tiana. Deja guaje y le obliga a uno a hacerse traductor de este lenguaje para su sobreentender esto porque lo mentado en un lenguaje rebasa ~jempre propio uso. 322 323 . y la pregunta interminable por el sentido de la obra de arte Quizá la radicalidad de Heidegger obedece a que su propia crítica al o por el sentido de la historia que nos acontece. y que se presenta como su radicalización. sino que lo rebasa. como Nietzsche. me dejé guiar por la experiencia de sentido que Pero justo ante esta tradición de «historicismo» en la que estoy inmerso podemos hacer con el lenguaje. cribir los problemas. Lo que viene al lenguaje permanece como dar con el lenguaje para expresar esa traducción. un verdadero desafío. pero la tarea está planteada. El «ser para el texto» que me sirvió de orientación no puede en carta personal ya publicada89 que Nietzsche constituía el punto de competir en radicalidad de la experiencia límite con el «ser para la orientación de la crítica para Heidegger.sobre aquello que debe ser comprendido. el lenguaje de la metafísica. creo yo. Sólo así se destruye realmente el logocentrismo de la metafísicas. Tal es la dimensión hermenéutica en la que el propios intentos de «traducir» a Heidegger delatan mis límites y mues.iva que el ~er no se todo de Derrida. el punto extremo que hizo valer antes que todos Schelling contra el idealismo lógico de en el olvido del ser. ya que la creación y destrucción de todos Al preguntar por la esencia de la verdad o por el sentido del ser. Esta continuación de las ideas de Heidegger por obra sobre ficialidad». Leo Strauss me había indicado anteriormente puesto. «super- metafísica. 90. por el sentido del ser Yo procuré a mi vez no olvidar el límite que va implícito en toda como un lagos que se busca. Heidegger replantea esta cuestión insuflándole una fuerza con- Constituye más bien la superación de la metafísica. Para ello es de importancia deci<. Correspondence concerning Wahrheir und Merhode .invitación al esfuerzo de expresar eso mismo con un método dialéctico. en definitiva. justamente allí. 567s. tampoco significa un neokantismo fenomenológico de cuño husserliana le llevó finalmente fenómeno tan originario como la cuestión de la finitud planteada al a considerar a Nietzsche como el punto final de lo que él llama historia «ser-ahí» humano. Tal es la auténtica intuición Heidegger. Nietzsche fue en esto más radical. encontrar. es evidente que el Heidegger experiencia he¡menéurica del sentido. la frase dejaba sobreen- lenguaje semi poético que de ensayo en ensayo parece un nuevo len- lender que lo que es. elaboró su propio que puede ser comprendido es lenguaje}>~. preexistente. de la «voluntad de poder». y Dilthey lo era para mí.

algo que nos liga a otro?/ La mera presencia del otro a quien encontramos. La interpretación es algo más que la Iécnica de la exposición De modo análogo. Pero esta afirmación es meramente tautológica. las razones en contra del En el marco de esta problemática general el concepto de «texto» constituye un desafío peculiar.de la facilidad con que uno expresa las razones que posee y. locutor al que queremos convencer. otro. una tentación reiterada de sumergirse en algo con al- guien. la penetración psicológica de Nietzsche puso de científica de los textos. Tan lejos está el lenguaje de ser en el diálogo con la opacidad del otro. el mente porque detecta ahí el «logocentrismo» de la ontología griega. si un puente o llna barrera. rismática de su Sócrates destacando la persona y la tensión erótica que emanaba. poder». La experiencia dialogal que aquí se produce no se limita a ¿Qué relación guarda el texto con el lenguaje? ¿qué elemento del la esfera de las razones de una y otra parte. Que el len- guaje baya adquirido un puesto central en el pensamiento filosófico 91. en la alteridad» como dialéctica del reconoci· texto es algo más que el título de un campo objetual de investigación miento. justa- metodológica en la adhesión al círculo hermenéutico. no es más que la descripción modernos. De hecho. El cimiento de sí mismo. Ya en 1959 intenté rnostarlo en el artículo Sobre el círculo de la comprensióll se debe al giro que ha dado la filosoffa en el curso de los últimos dedicado a Heidegger. in- Se advierte aquí una limitación del modelo griego. El famoso descubrimiento del diálogo socrático como forma de lo que es la comprensión. y extremó esta dialéctica hasta la lucha por la vida y la muerte. Porque esta inmanencia. Cf SI/pra. o una barrera que limita nuestra autoentrega y la priva de la posibilidad de expresamos y comunicamos. Ante la amplitud de la comprensión. clausura. ello 91 presupone que el logos es común a todos y no exclusivo de él. literaria. ayuda. en la época del sentido. que más última instancia. incluido el del hablante en su referencia al conciencia filosófica en el ocaso de la metafísica. la circu- poética y la fuerza literaria de un Platón Sllpo describir la figura ca- laridad que media entre el sujeto que comprende y el objeto com- prendido debe reclamar para sí una verdadera universalidad.mo alemán. Esto se explica en parte porque un escritor con la imaginación sentido determinado. 63s . y qué es la lingüisticidad en una mera explicitación Y acreditación de nuestros prejuicios. en Pablo. E~i. Pero esto significa exponerse. sino un intento en constante cambio o. constituye el punto donde Heidegger resulla para mí decisivo. En todo caso antes de que él abra la boca. sobre todo. Un puente para comu- bien los pone a prueba: los expone a la propia duda y al contraste del nicarse uno con otro y construir identidades sobre el río de la otreidad. más contexto. Pero el hecho de que esta tensión entre la auto-renuncia Y la Esre desplazamiento se relaciona sin duda con el papel que ha auto-relación invada la esfera de las razones de una y otra parte. Pero cuando este su Sócrate)) razona en el diálogo. Hay algo más. la profundidad del principio dialogal sólo alcanzó la lenguaje que yo intenté investigar deja atrás el punto de partida de la subjetividad del sujeto. la llegado a desempeñar el fenómeno del lenguaje en nuesrro pensa- esfera por tanto del diálogo. y se instale en ella en cierto modo. a des-cubrir Y a abandonar la propia fue lo que me impulsó a replantear el tema «texto e interpretación». Desde Herder entendemos por «com- básica de pensamiento no recoge conceptualmente esta dimensión del prender» algo más que un recurso metodológico para descubrir un diálogo. miento. de nuevo. que está más allá de todo consenso en lo común/fal para todos? ¿cómo ha podido alcanzar el concepto de texto un ámbito es el límite que Hegel no logra franquear. 325 324 . Ambos conceptos han moditicado radicalmente manifiesto el sustrato de «voluntad de poder» que hay siempre en la durante el siglo XX su rango en nuestros esquemas mentales y en sumisión y el sacrificio: «también en el servidor hay voluntad de nuestra concepción del mundo. un potencial de alteridad. Concibió la estructura de la autoconciencia Y del «cono- que una reflexión sobre la metodología de las ~iencjas filológicas. y se ha impuesto de nuevo en nuestro siglo frente a la unilateralidad del sujero idealista. convence mente aquí está el punto en el que yo creo haber seguido la crítica de Heidegger al concepto fenomenológico de inmanencia implícito en la a otros de su ignorancia y puede incluso arraer al otro a su causa. Yo pregunto. Este conoció el principio tan universal? Para todo el que tenga en cuenta las tendencias filo- especulativo que rige en el lagos y hasta lo certificó en una concreción sóficas de nuestro siglo es evidente que este tema significa algo más dramática. Como fundamentación transcendental de Husserl • El carácter dialogal del queda indicado. hablantes y qué significa que podamos coincidir sobre unos textos o como muestran las experiencias descritas. incluso que el consenso dé por resultado un texto común e idéntico por decirlo así. cómo se compagina la comunidad de sentido que se produce exactamente. aun nuestros colegas franceses o [al vez nos separa de ellos. querer romper este círculo me parece una exigencia irrealizable. Lo que se manifiesta en el lenguaje no es la mera fijación de romantici::. en Lutero y en sus renovadores Schleiermacher Y en su sucesor Dilthey. en este un sentido pretendido. cuyo intercambio Y coin- lenguaje puede desaparecer en el textO? ¿qué es el consenso entre los cidencia pudiera constituir el sentido de todo diálogo. Y justa. ¿Quién no conoce la experiencia -sobre todo frente al inter. al igual que ocurre en en el antiguo (estamento. ya denunciada cluso contradictoria.

aparece como de la naturaleza desarrollado en la Mecá/lica de Galileo. De ese modo reali. que conocemo~ mundo/El mundo intermedio del lenguaje aparece frente a las i1u~iones coma hilo conductor de la metafísica griega Y cuyo análisi:-. La fundamentación del de los sistemas de lenguaje Y de los sistemas de signos. la semiótica Y la lingüística.obre el modo funcional Y la estructura q poco duró mucho en el círculo de Viena !. Schlick. es que comprendemos algo como «algo». la in- terpretación ha de ocupar también en tilosofía una posición clave.LÍLUiúo el\ la lógica) la leoría de la ciencia moderna Freud nos hizo conocer los admirables descubrimientos cientíticos que por el ideal de una tenl1lnología unívoca. que han siciones prolocolarias como fundamento de lodo conocimiento tam- aportado nuevoS conocimientos ::. Es una y su esquemalización del acceso al mund0 como tal. lógico de la autoconciencia y frente a la ingenuidad de un concepto positÍ\ i~la llevÓ a la lógica aristotélica} a la grammolit·o speculariva. Y de otro la conocimiento no puede evitar en el ámbito de las ciencias naturales teoría del conocimiento según la cual el lenguaje noS da a lodos el la consecuencia hermenéutica de que la realidad \(dada» es inseparable acceso al mundo..í. Weinsheimer.üficación de toda validez. Humboldt. Über das Fundament der Erkellntnis.. Wien 1938. perspecti\as originarias. eso signif!ca la mediación primaria para el acceso al mundo. a 93. Así se clarifica el que la interpretación lingüistica en el mundo vital no consliLUYó el carácter irrebasable del esquema lingüístico del mundo. el ideal del mentación de la verdad en la aUlOCcmeza de la conciencia propia. A Reading 01 Tmlh and Mechod. que en su forma apod íctica pasó a ser el origen y la lo explicabll! Y lo eonstruible desde leyes racionale~ lo que constituye ju::. la función desplazan la::. aunque se disputan el apriorismo) el empirismo. Si el del conocimiento científico que ha guiado a la validez general. La generación se abordó como tema el mundo intermedio del lenguaje: carrera triunfal de esta palabra comenzó con Niel2sche y pasó a ser es el cas. Ahora no de los hechos como la verdadera dimensión de la realidad. En el área anglosajona ocurrió algo realidad que permita buscar con seguridad el conocimiento de lo ge- imilar con Wittgenstein. noS interesa tanto . 1985. el cenlro de la filosofía. y hemos aprendido de la crílica radical ligadas d la universalidad del . en la que se formula la ciencia natural con decenios. 290-295 Y 300·309. de la regla. De ese modo el lenguaje natural. pierde su credibilidad ante con::. y el ideal de fundamentación última que la esencia de la ciencia. Su presupuesto 92. Gadamer's Hermeneutics . de la ley. del traduclor por estO representa una recuperación de ideas románticas -de Schleg. etc. metodOlógica gracias a los recursos de la construcción matemática. las experiencias límite tomaron en serio esta duda. en Gesamme/te Aulsatze 1926· era qlle el sujelo dominar'd la realidad empírica con una autocerteza 1936. conciencia v lOdo saber. M. Nietzsche nos enseñó a dudar de la funda- . Cuando el lenguaje se explicita como tal.. Como una prolongación lógica de las impli. de nuestra experiencia del Esto no significa desde luego el mero retorno a las experiencias del mundo de la "ida y a su sedimentaCIón lingüística.:aciones de esla moderna Ciencia natural malemática.o de Emst Cassirer y sobre lodo de Manin Heidegger." ni el ideal de una construcción prelación es lo que ofrece la mediación nunca perfecra entre hombre del lenguaje que se inserte en una semiótica general. sillO el lenguaje como lenguaje Se comprende así el auge del concepto de interpretación.na en la 327 326 . El mundo intermedio del lenguaje queda idealmente ¡eneiamodem~\ se inspiró en el modelo de la concepción matemática en suspenso. lenguaje fue~u::.u aponación lógica. con lo Cllal se palabra que expresó originariamente la relación mediadora . Yale la que daban expresión en forma de enunciados. ¿Hay una :. y pasó de ahí al descifr<lmiento de textos de diffcil comprensión. ranto. como un tuale~ que proceden de la filosofía griega del logos y que en el giro moderno llevaron a primer plano el concepto de sujeto. zaron su auténtica tarea cognitiva Y esta realización culmi.. de un lado. Ni los neokanúano~ ni ¡o~ fenomenólogo~ de la primera Desde el momento en que el mundo intem1edio óellenguaje se presenta hora tuvieron en cuenta el problema Llel lenguaje.erve su propio modo de ver) de hablar.<!\. Ambas corrientes actúan conjuntamente para ha. ide~ll simbolización matemática. Ahora es autocerteza. perdió la primacía que la prioridad e ineludibilidad del sistema del lenguaje que articula toda parece corresponderle . A::. "ino que inda. y mundo. S610 en una segunda a la conciencia filosótica en su signiticación predeterminante. El miro de la punto de partida de la inve:o¡ügación y del saber científico. Dentro de la lradición alemana del intérprete entre hablantes de diversos idiomas. confiere la primacía a la l<1ingUisticidad . y que encuentre ahí su cumplimiento? ¿no es la propia realidad el resultado de una interpretación? La inter- en las ciencias lingü[slicas comparada. de la imerpretación 93 • cemoS ver desde una llueva óptica los puntoS de partida de una jus- tificación filosófica del acceso cienlffico al mundo. Todo eso «unÍ\'er'ah>. Lo que buscamo!> ahora no e~ lamo una filosofía del lenguaje basada neral. al que en cieno modo el desaffo a cualquier tipo de positivismo. y en este sentido la única inmediatez y el único dato real gamos la enigmática relación que existe entre el pensar Y el hablar. que tom6 a Rllssell como punto de partida. C.\cceso científiCo al mundo han hecho de Heidegger al concepto de conciencia a ver 10l> prejuicios concep- que el lenguaJe natural haya pat-ado a ocupar de nuevo. La creencia en las propo- Tenemos así.iguió principalmente Hans Lipps. Para ello habría que hacer referencia a la reciente teoría de la ciencia que aborda 1.

sino un precipitado de la realil. para la Ahora bien .pecciva de cada lector. Bonn 1979. aclarar el funcionamiento hay en el texto. el uso lineüfsrico nos ofrece de nuevo una valiosa interpretación musical de las palabras. éste aparece como el punto de referencia frente a la del lenguaje al margen de lo que pueda decir el texto. El funcionamiento del lenguaje marcos diferentes. Hay que señalar en todo caso que sólo sobre el lenguaje consiste en que el «texro» debe entenderse aquí como desde el conceptO de interpretación aparece el concepto de textO como un concepto hermenéulico. pluralidad de posibilidades lo que el texto comunica. Así se descubrió en la percepción misma la com. sino la posibilidad de comunicarlo. Metapherngeschichre. y ésta significa siempre que el texto no cumple su ténnino cuando algo no encaja bien en la experiencia y siempre que misión como manifestación escrita. che. Esto rige aclarar el mecanismo en cuya virtud funciona el lenguaje como tal. un proceso que culmina después en la fijación protocolaria. El es- el-mundo». tiene relaci6n con la música. Siempre que nos acercamos con una presunción pri - conciencia de la fenomenología y -como Scheler. El otro uso natural de la palabra «texto» texto debe ser legible. El término «texto» aparece en las lenguas modernas dentro de dos el texto dice es lo único que interesa. prensión hermenéutica de «algo como algo». Pero en esa remisión a lo que comprensión del tema expuesto en el texto. de forma manifestación sea audible o que una fijación escrita se pueda descifrar que el textO representa el fundamento para la exégesis. 329 328 . pues el que pregunta busca una inversa a la que contempla el lingüista. Y en ese sentido nO es algo indicación en esta línea. arbitrariedad o al meno::.legibilidad}. expectativa de semido. sino que constituye la estructura originaria del «ser-en. Para la óptica hermenéutica . Desde entonces se echa mano de este es la ¡legibilidad. uso Iingüfstico de los juristas romanos. Pero la abstracción va en la dirección no exenta de prejuicioS Y parcialidad. interpretativas que apuntan a él..al calidad a la hora de enjuiciar un estilo o de valorar una traducción. Das Buch del' Natur . es un mero producto intermedio. Marerialien und Grundsiitzliches z/lr prensión. Su contrario interpretación y aplicación. de un texto cuando queremos expresar un mínimo de Estas dos acepciones de la palabra texto se remontan . Pero esto significa en La estrecha correlación entre textO e interpretación resulta evidente definitiva que la interpretación no es un recurso complementario del teniendo en cuenta que ni siquiera un texto tradicional es siempre una conocimiento. Rothacker. realidad dada previamente a la interpretación. Esto significa que no se contempla desde algo central en la estructura de la lingüisticidad: lo que caracteriza al la perspectiva de la gramática y la lingüfslica. de (. que después de la codificación Se trata obviamente de un lenguaje figurado. Esta indagación podrá tener siempre una respuesta y la fijación de esta misma fase. Es el libro cuyo texto escribió Dios con su dedo y que el una observación posee carácter informativa.eltexlo común.g o de sentido" Tal es la pregunta formulada por Nietzs. La expresión metafórica «libro de la naturaleza» se basa en 10 Sólo a la luz de la interpretación algo se convierte en «hecho» Y mismo~. Hablamos cambién en un sentido más exigente previo a la música. en cambio. E. El presupone unas verdades de fe. El primer presupuesto es que una tación se hace en la predicación) en el magisterio eclesial. Pero pone en claro las de Jusliniano destacan el textO legal frente al ámbito discutible de su cosas. que decide del rango Y del alcance de la hermenéutica Y de las El avance metodológico resultante de eSlal> observaciones hechas objeciones de sus adversarios. es decir. la comprensión de lo que Esto encuentra de nuevo confirmación en la historia de la palabra. es una simple condición previa. Éste no pretende llegar a la confirmación directa de sus hipótesis. como producto texto es que sólo se presenta a la comprensión en el contextO de la final al que apunta el análisis de su producción con el propósito de interpretación ~ aparece a su luz como una realidad dada. porque las opiniones discutidas se prescindiendo de lodos los contenidos que transmite. como suele ocurrir en las expresiones figuradas . los recursos semióticos para producir esta comunicación. Aquí el texto es para el canto . Cf. Es frecuente que sea la imerpretación la que conduzca a la creación crílka del texto. Desde la pers- pueden repetir para buscar la vía hacia una formulación vinculante pecüva hermenéutica .ambas. como texto del escrito cuya interpre. titUye un avance metodológico. Por un lado. Su tema no es cuestionabilidad.signi fica esto que la interpretación es una posición de sentido clarecimiento de esta relación inlerna entre interpretación y texto cons- y no un Itaflar:.<.que es la per:. Pero ¿. una fase en el proceso de comprensión En un sentido similar indaga el intérprete de un texto 10 que hay que encierra sin duda como tal una cierta abstracción: el aislamienro propiamente en él. La crítica de Heidegger investigador está llamado a descifrar o hacer legible e inteligible con desenmascaró aún más radicalmente como dogmático el conceptO de su exposición. misión que consiste en que se el recurso a la presunta realidad dada puede orientar para la com- 94.el concepto de maria de sentido a una realidad dada que se resiste a enWdf en una «percepción pura>. incluso en el consenso dialogal.. pero la exégesis para que sea posible la comprensión de lo dicho o de lo escrito.::i6n del canto. encontramos la referencia al concepto de texto.

contrariamente a la postura de la intercambio oral. Podemos afinnar El otro se atiene al significado de Jo dicho. ~iempre un género de interpretación . la referencia resulta extraña e ininteligible y por eso obliga a legible. de posible consideración. ef.ualidad que ambru. pero no es extraño el que quiere entender un texto. Lo hará y circunstancias de todo género ajenal> al texto influyen en la comprensión si la idea expresada le parece demasiado extraña y tiene que preguntarSe del texto.'\ convierte de continuidad si no se interpone un obsláculo especial para la com- en tema til prel\cindir del acuerdo sobre la cosa. porque desaparece como mera huella al evocar lo signi- una vez que este texto descifrado ~e resi<. Escribir una carta es un imemo cru. la expeclativa de sentido dición. es decir. en el fondo la misma condición básica que rige para el sustenta el acuerdo efectivo es.í que anticipamos ya la com. En el diálogo escrito Se acuerdo mismo un merO C350 límite. E~ es el lector anónimo. tampoco podido !. Pero e~ evidente que esta tarea sólo se plantea partiendo de recurrir al acervo de signos: al texto. la nOlificación científica. que que conforma UI1 texto legible se correl'ponde. Hay sin duda una especie didamente idealizado». o cuando no el> el destinatario mismo sino un cieno que el uso lingüístico distingue entre letra y texto. lo enriende incluso que el hecho de recurrir a la lerra o al texto como tal está siempre motivado por la peculiaridad de la siwación de consenso. Se confirma ru. La situación es muy distinta. que rebasan el mero contenido fijo de lo dicho. 95. La traducción. es un texto. Lo que requiere. La precomprensión. Por la nlim¡a razón no hablaremos '>u vez una relación hermenémica. sólo la dificultad en el La ampliación del concepto de texto encuentra más bien su funda. que considera eso:. esto es. Requieren una interpretación porque porque ni) se mua sólo de comprenderlo. obviamente. La cuestión del tex. acuerdo motivará el interes por la literalidad de lo dicho. pues lo dicho en él no sólo es media entre él y el lector originario. Cuando se habla de «teXtO» en e).te a la comprensión. al igual que el participante en el diálogo.:omprender La inseguridad en la percepción acústica de un es para todos: sólo pretende :. sea oral En todo caso el escritor. La comprensión de un texto. Si la referencia sólo es válida para mí transmisión auditiva direcla . con el que comparte ciertos presupuestos y COn cuya comprensión cuenta.er comprensible para aquel que está fa- mensaje oral es similar a la inseguridad de una variante.os casos es ciemrticos como verdaderos textos. aquí el lector previsto y ha de salvar la distancia que De ese modo se conviene en «ICXlO*. mismos testimornos previa para la traducción.to sólo se plantea entonces si la memoria . depende en lodo caso de unas condiciones comunicativas intenta comunicar lo que piensa y esto implica la atención al otro. lingllf~tica.. Pero en general la referencia no una ciena comprensión del te'<. destinatario. aunque aparezca publicada. Sólo una vez descifrado el texto. pues. Los dos interlocutores desean sincerrmlente entenderse. extranjtJra:. un texto como le2ible. inda. sino que el destinatario la recuperación de éste se puede convertir en una tarea explícita. Esto queda patente cuando ~e tratá de una traducción de lenguas si no encierra un malentendido. donde el texto El uso actual de la palabra «texto» puede ser tan esclarecedor en concluye con la fórmula: «El concepto de lector originario está profunda e incompren- este lientido como la historia de la palabra.lmente acústica. Si se cumple esta con- --e produce un a('oplamiento. que lo que el lingüisL. precisamente el olvido lingüístico que envuelve formal. en general de texto de una carta cuando nosotros mismos somos el e:. como señalé en otro lugar"1. perfectameme. preguntamos por la letra del texto. Siempre que se busca un entendimiento. memoria. pero adquiere su posibilidades de traducir lo dicho en la (<lengua meta». sino que pa:. sobre todo Verdad y método 1. gamos su verdadero comenido y preguntamos SI la lectura tradicional Pero hay también otro aspecto del acuerdo que no conduce en general o la variante elegida em correCta El tratamiento textual por el filólogo a hablar de «texto». El concepto de «lector originario» comprendido. que es el recnico. presupone detenninadas condiciones de entendimiento. es saber hasta qué punto se da esta situación y sus implicaciones cuando cuando alcanzamol> el acuerdo. y como en el contacto lingüístico directo griego el hablar y el escribir confluyen en el concepto de grammarike). mentación en la hermenéulica. el intérprete no e:.á a ser el «objeto" que está ahí frente a otraS es sin duda muy vago. ~ino de verterlo a otra lengua.to. Sólo cuando ese olvido se deshace.omáticas corrientes. La cuestión mente al habla o al texto.l en la situación de diálogo escrito sin ruplura Podemos afirmar. 330 331 . Enlonces se enrr. Esto se conoce en filologí~ como la tarea de generar un texto falla. pues. En ambos casos miliarizado con la investigación y su lenguaje. Tal es por ejemplo la notificación cientfficü. térmínos puedan imercambiarse (también en de diálogo como cualquier otro.que tiene lugar en una destinatario. hay buena voluntad . y en rodas las situaciones pra". Decimos que alguien ha oído cuando ha mismo. 472 Y especialmente 475. de fase de desvanecimiento del texto que apena:> llamaremos ya prensi6n de lo dicho en el texto Sólo partiendo de aquí apreciamos «texto»: por ejemplo. o escrito . Esto depende del con la percepción -no mer. y e~O implica a petf¡] en el curso de la investigación. aun la meramente literaJ. el colega no recurrirá generalmente al texto como texto. ficado en ella. las referencias que uno utiliza para apoyo de la v caliticamm. El dominio de! idioma extranjero es una mero condición pard el historiador de la ciencia.entienda sin dificultad. y no se especifica un destinatario o serie de ellos. representa para el prensión que obl igue a recurrir al texto mismo. resumiendo.

y el tex(O jurisprudencia. facilitar una com- recurrir a lo fIjado en él. pero debe mirar también los legisladores o las partes contratantes no estén accesibles. Los (ogoi que se presentan desligados letra). que toda aplicación práctica Lo que encomienda una tarea en relación con todas las fijaciones por lleva ya implícita la interpretación. Esto tiene su explicación en el hecho de que un texto no es un de la situación compren::. no se puedan decir el contenido de lo fijado es incierto y hay que alcanzar la recta com- ciertru. de contratos o de decisiones legale!> al interlocutor. destinatario o intérprete de lograr esa como 333 332 . sino una fase en la realización de un proceso de enten- están expuestos al abuso Yal malentendido porque les falta la enmienda dimiento. un horizonte de interpretación y com. prensión. En C!$te sentido el correctamente. hermenéutico en la interpretación de las «órdenes». es decir. Y sobre todo.ntendidos y el abuso. del texto de protocolo porque éste se Hablamos. Pero la «información» no es lo que el omite muchos extremos que en la inmediatez de la conversación ayudan hablante o el escribiente dijo originariamente. acompañarlas del énfasi!> Yel ge~to adecuados para hacerlas asequibles Por eso la formulación de leyes.remite a la «primitiva noticia). ESlO explica que en las cartas. razonable que ofrezca la interpre- constitución de textOS y hace visibl!! a la vez su tnserción en el contextO tación para la aplicación práctica. ello tendrá consecuencias para la imención misma de la es. cosas como en la inmediatez de la situación dialogal. la teoría hem1enéutica. por ejemplo. En ésta la al lector la búsqueda y el hallazgo de las palabras. Por eso le compete siempre a la escrito. Se lrata cuenta al otro. sin tomar nada al pie de la letra en sentido. como para el que lo encuentra y lo dicla: el tribunal. la fijación escrita pretende simple- comercio de la política. sea como un texto. No en vano ejerce la hermenéutica jurídica una especie de función terí<. lo cual implica buscar las palabras juSUlJ> y derecho.de evitar la considera de antemano como documento. descartar los mak. codificado o no. A la larea del escritor corresponde ejemplar hasta qué punto la redacción de un texto hace referencia aquí la tarea del leclor. de algún modo. Si la fijación escrita ofrece siempre esa carac. la segunda ofrece siempre la rido decir si yo hubiera sido su interlocutor originario. que no permite comunicar es especialmente riguro!>u. es Este puntO es bit!n conocido por el diálogo socrático Y por la crítica que éstas deben cumplirse «conforme a su sentido» (y no al pie de la plat6nica de la palabra escrita. siempre -en la (proclamación» o en la «codificacióm>. aun dirigidas a autenticidad original. Lo consagrado como tendrá siempre en cuenta al destinatario pan\ que éste pueda entenderle derecho !>ine para despejar o C!\'itar discusiones.tura. objeto dado. Como el diálogo vivo persigue el acuerdo mediante la recurso al texto está siempre justificado tanto para el que busca el afirmación Y la réplica. Es cierto que la fijación escrita lidad de una interpretación auténtica aunque los autores de la misma. Frente a la mera proclamación de la ley o a la interlocutor. El problema posibilidad de aclarar o defender en la confrontación 10 que se piensa. hermenéutico: todo retroceso al textO -sea un texto real. Aquf aparece el tránsito a la fonna escrita y la constante cri. práctica y esto significa. a los precedentes y a la pra:ds anterior una función fijado ha de fijar la información originaria de tal manera que su sentidO legislativa . es justO que esta «noticia)} debe ser comprendida. del mismo modo la escritura. Como el escritor conoce la problemática de la fijación escrita. mente establecer un seguro adicional. La «escritura» exige precisamente la posibi - más que la mera fijación de lo dicho. invocación del texto como algo obvio y natural. En este sentido aparece en el ámbito Jurídico con claridad sea comprensible unívocamente. Pero a eUo se debe que exista Hemosy llegado así a un concepto sumario que subyace en toda ya aquí un margen de concreciÓr. o una mera reproducción de lo manifestado en la conversa. «Escribir» es algo abuso o tergiversación. En este completándolo Y concretándolo.lÍca. Otro tantO rige para cualquier contrato en el mundo del conclusión efectiva del contrato. que ha de valer como algo idéntico dOlado de sentido. remite siempre a lo dicho originariamente. aquí una conclusión fundamental que es decisiva para en la codificación jurídica y paralelamente en la hermenéutica jurídica. de hacer hablar de nuevo al texto fijado. las parte~.iva -y e"m rige para tOda palabra escrita. La ley en tanto que estatuto o ción. La tarea de la interpretación es obligada cuando un colega con el que se tiene mucha fami1iaridad. por ejemplo. Yesto significa que es precisO discusión. jurídico se desprenda claramente del texto y se evite el peligro de prensión que el lector ha de llenar de contenido. modélica. Lo dicho se dirige siempre al consenso y tiene en se debe que la f6nnula escrira tenga que prever el margen de inter- pretación para el «lector» del texto que haya de aplicarlo. sino lo que habría que- a la recta comprensión. a la inversa. Pero eso requiere la firma Y rúbrica del prensión inequívoca. a lo notificado o informado constitución necesita siempre de la interpretación para su aplicación originariamente. obvia ESle fenómeno general se puede comprobar con especial claridad Sedel diálogo impone \i\"o. leer y comprender significan restituir la información a su su sentidO abstracto. A ello hacia adelante. debe abrir en el resolución o el acuerdo debe formularse de fonna que su sentido texto mismo. fijado por La pretensión de validez inherente a la legislación hace que ésta escrilO. La carta prensión de la «información». y lantO más sU tijación escrita.

que es su presupuesto Esto significa que esa respuesta es como una declaración escrita. En el traro humano. en composición literaria. por ejemplo. Vaya la comunicación en forma oral O escrita. sino que representan Hay sin duda numerosas formas de conducta lingüística comuni. Llamo antitextos a aque. Hay que señalar que el problema hermenéutico entre el se entienda como broma lo damos a entender en el proceso de la procedimiento oral y el escrito es en el fondo idéntico. La falta de tales re. pertenecen realmente a la transmisión del sentido. el componente lingüístico vacío de texto accesible de modo eminente a la textualización Y no el que realiza significado. Lo que yo abordo aquí como distinguir tres formas de ese lenguaje para destacar en su trasfondo el pseudotexlo es. pero no le gusta de consenso que funciona . Conocemos. parte cómo siempre es posible la comprensión con ~ól0 eltex[O fijado. el tránsito a la o dar una orden o formular una pregunta por escrito: también esto supone forma escrita fija resulta} a problemático. prete. hay una estrepitosa ruptura del prensión. por ejemplo. Pero si las circunstancias similar ocurre con aquellos casoS en los que se puede hacer una promesa de esta~ condiciones de consenso no son tan claras.uperior de los presupuestos educalivos: in- de cara a la expresión escrita de los resultados de la investigación. de la ironía presupone un pre-consenso común. puestO de que se lrata de ironía.. el ejemplo de sin solución de continuidad en forma escrita. Estas tres formas son los ficultad de descubrir y de tratar adecuadamente los materiales de re- antitextos. Así se social. Pero en el proceso al texto. Piénsese. En todos los casos es menéutica extraordinariamente ardua y no es fácil de justificar el su- evidente la referencia a la situación comunicativa original. mismo contexto. sino lo que ejerce el papel puramente funcional y ritual de comunicativo mismo oponen resistencia a su textualización. El uso abstracto del «texto». No puede negar lo que ha dicho. debe ajustarse plo. por la vfa escrita depende del grado de pre-consenso co- La tarea de fijación y. a una aphcación correcta y de chiste o gracia. por tanto. El testigo aislado en su testimonio está ya aislado en este ca~o. por ejemplo.wo. un aislamiento de la situación comunicativa original Y debe expresar el El uso de la ironía representa así. una labor her- sentido originario en forma de fijación escrita. Para que sea articularse una frase fijada por escrito.AJgo parecido cabe dedr de la sentencia justa. la pregunta que se les formula ofrece el carácter de otra forma ya cJá. El traductor nas formas de hablar que se resisten a la textualización porque en ellas 335 334 . y a la inversa.ica de entendimiento recíproco: la ironía. antiguas confirma por otra dista mucho del sentido comunicativo del discurso irónico. el sentido transferible tinatarios.e ellestigo el sumario escrito seguro de que le emienden lo que quiere decir. Se ha dicho no sin razón que el {amar Esto puede efectuarse también mediante una puntuación adicional algo en sentido irónico no es sino un acto de desesperación del intér- como la que encontró ya la fijación escrita para facilitar la recta com. El que dice lo contrario de lo que piensa.to a otro idioma.. la redacción del sumario tiene en cuenta municativo y de consenso que exista realmente. evidentemente. También se persigue con ello una solidaridad social: sanano del diálogo . Y la respuesta que han de dar es del mismo género. indica cómo debe consenso si no se comprende la presencia de la ironía. ese sentido unívoco así obtenido cursos de puntuación en numerosas euiLura:. Al segundo [ipo de texto anrilexIUal lo denominé pseudofe. el uso de la ironía en la antigua sociedad aristocrática. a menudo degradándolas en sentido peyorativo. Estos no ~uelen ser personas acompaña o la situación social. por decirlo así. por tanto. Pero no es posible. no es tal. Me La mera sucesión de los signos escritOS sin puntuación representa en refiero al modo de hablar y de escribir que asimila elementos que no cierto modo y en forma extrema la abstracción comunicativa. versadas en las condiciones de la investigación y en la labor de búsqueda reproducir esa expresión jocosa momentánea . Ueno del discurso al traducir un te:. El signo de interrogación. El uso de la$ citas clá- la declaraóón de los testigos muestra cómo el procedimiento escrito (o sicas. que dejarlo en ese aislamiento Y quisiera interpretarlo de inmediato él mismo. al reproducir la declaraóón. La posibilidad de taJ «desfiguración». De ellas forma parte cualquier upo siempre a una interpretación. El acertado uso español de posible la broma o la ironía se requiere un cOl/senso hásico. el control <. . Aunque esto sea pOl>ible. por tanto. por comunicación. pero puede estar comprueba en la insatisfacción con que acog. incluso) en 10 posible a la intención del declarante. muchas veces. discurso el contenido de las frases ni. se halla en una situación de una declaración. Algo tereses de clase y su ratineación. y la señal puede ser el tono de voz o el gesto que lo ejemplo. la situación dialogal e!:> dominame. en el interrogatorio de los tesúgo~. Así. en la di- su verdadera vocación en figura textual. en cambio. Se trata de textos La parte retórica se puede definir diciendo que no representa en el porque se pueden considerar {ajes al aparecer desligados de sus des. es decir. Todos conocemos este fenómeno. los pseudo textos Y los pre-textos. Cuando no tomamos algo en serio y esperamos que razonable. cativa que no es posible someter a esta finalidad. por ejem- esto en cuanto que el sumario. etc. Por eso enmarcar la frase interrogativa en dos signos de interrogación deja apenas c¡e puede restablecer el entendimiento entre las personas cuando patente la intención fundamental: ya al comienzo de la lectura se sabe alguien LransmUla su modo expresivo irónico en una formulación ine- cómo debe articularse la frase correspondiente. una especie de maLerial de relleno para enlaces retóricos del discurso. quívoca. pertenece a este los componentes de la escritura en el procedimiento) influye en el de.

todas las consideraciones anteriores van destinadas a mente como un trastorno del posible consenso y entendimiento y mo. que designa al hablante intermediario y significaba por eso la parte.te proceso de análisis reCOITe. asociativo. cuando se trata de los denominados «textos literarios». por ejemplo. 336 337 . y por eso el conocimiento y la eliminación de ese material el verdadero sentido que se enmascara en las fantasías oníricas y es de lugares vaCÍos constituye la verdadera tarea de la traducción racio. Es más bien el trastorno total del proceso de aquellos textos que interpretamos en una dirección que ellos no nom. Aquí se repite la motivación del implica que ésta no realiza una verdadera comunicación. que En ella los actos fallidos adquieren de pronto sentido eScrutando pone de manifiesto la influencia ideológica. Como se sabe. en objeto de una interpretación muy distinta material. trata de reconducir lo dicho a unos intereses enmascarados. por ejem. es decir. Esto es un riesgo que corre todo traductor. del género de los sueños y del cuento. Las experiencias de la vida onírica son en realidad entendimiento. 54-65. susceptible de decodificación.ueños un diálogo yo califico de eminentes. en G. pues. como los que vamos a conocer más adelante. Arnherst 1984. Esto no excluye que de la lógica sorpresiva de la vida onírica función originaria del intérprete que media entre interlocutores de pueda derivar un estímulo directo de sentido que es muy similar a la diferentes idiomas y une con su discurso mediador a los que están a-logicidad del cuento. mente que la propia actitud de crítica a la ideología sea también cri. interpretación literario-estética. lo que bran. partiendo de pretexto a unos intereses latentes. Es un considerar como motivo común de la recaída en unos intereses ocultos error deslacar es lOS casos de comprensibilidad deformada como caso la ruptura del consenso. que se constata dentro de la más diversa gradación. E:. ef. Conviene anticipar aquí que la cuestión cambia por completo la evocación de los sueños en el tratamiento psicoanalítico. Pre-textos son. Esto se ajustaba al sentido literal de la palabra imer- inconsistentes. pero la tarea de traducción abarca únicamente el contenido cuando se intenta desvelar detrás de los fragmentos del sueño evocado del texto. Shapiro-A. como el texto mismo. del autor The Hermeneurics 01 Suspiciol1. Esos textos aparecen. Cierto que es un sentido totalmente diferente al expre- aquí todas aquellas expresiones comunicativas cuya comprensión no sado por el soñador o. Es como una decodi. al extraído por los intérpretes se efectúa en la transmisión de sentido que ellas persiguen. En realidad la literatura narrativa se apoderó 96. más exactamente. Sica (eds. los de la clase burguesa en la lucha capitalista. en los que eran patentes los motivos de la inter- Hay otro ejemplo de esa interpretación como desenmascaramiento pretación y algo se constituía como texto en el proceso comunicativo. Lo que ellos nombran es un mero subterfugio detrás del cual se motiva el retroceso detrás de lo «memado» y la interpretación del pre- oculta el «sentido». El mismo fenómeno de los sueños se Lo cual no excluye que se pueda encontrar el equivalente para ese convierte. Quizá se puede llama hermenéutica de la sospecha. igual. El concepto de ideología ciertos movimientos inconscientes . A ello se debe la enorme relevancia de nal. en la opinión pública. antes comportaba. La relación entre texto e interpreración que constiruye el tema del ticable como una actitud ideológica si defiende intereses antiburgueses presente estudio aparece. Es posible igual. trastorno neurótico específico. se insertaba en la realidad del psicología profunda. comunicación. este acto se hace comprensible y pierde la dimensión irritante que plo.presume que hay en este material de relleno un auténtico sentido y alemán. conocida al margen del realmente en ellos. en el romanticismo Hermenewics. eliminar así los bloqueos y liberar al paciente de Su neu- En eso radica precisamente el límite en la traducibilidad de los textos rosis. y de este modo la tarea de la interpretación resulta texto. unas etapas literarios. Gracias a la aclaración. En todos los ficación. QuesriOlls and Prospects. pues. complejas de reconstrucción del texto onírico originario y de su in- Llamo pre-textos a la tercera forma de textos antitextuales. hermeneuric 01 slIspicion. aquí en una forma especial que Ricoeur o de otro tipo y enmascara así sus propios pre-textos. en cambio. La comunicación distorsionada aparece. ofi"ece también la misma estructura. sino que de los sueños que apaciguaron la inquietud de la experiencia onírica expresan algo que permanece enmascarado. entendimiento basado en el consenso que llamamos neurosis. con su interpretación. pues. sino que sirve regreso al inconsciente desde la inconsistencia. mostrar que la relación entre texto e interpretación cambia radicalmente tiva así la recuperación del sentido verdadero. por ejemplo. Pero es una cualidad esrética la que es objero de goce en el destruye con la versión el verdadero caudal de comunicación del texto juego de la fantasía onírica y puede experimentar obviamente una que tiene en sus manos. lo que Habermas llama deformación de la normal en la comprensión de textos""'. Incluyo terpretación. textos que puede movilizar mediante la interpretación de los :. casos precedentes. El análisis cuando se trata de textos de verdadera calidad literaria. de los pre-textos que desempeña el papel que los sueños ejercen en la la interpretación. La lógica de la vida empírica queda abolida en buena pres.). Ahora bien. ser la de descubrir los subterfugios y comunicar lo que se expresa La psicopatología de la vida Gotidiana. Por eso la crítica de la ideología de la incomprensibilidad del acto fallido.

teratura». que mienra algo. generales. sino que se mente un texto en un grado especial porque no remite a un acto ha incorporado al texto. aunque quizá únicamente para el oído inte. en su realidad Sonora. curso) no puede realizar sU mi!>ión de ser escuchado y comprendido . resolviendo No es fácil entendercorrecramente esta autopre.ociador». esa misma mediación se requiere cuando aparecen obs. Por eliO la com. ¿Cuál es canto. sino de artificiaJidad. Pero hay un fenómeno que se llama lireratura: textos que no de lo dicho no se puede imponer. Este ejerce una función lenguaje mediador pm.. Así como en ese caso se traspa<¡a la barrera del idioma rior. del término: palabras que sólo «existen» retr'dyéndose a sí mismas. sino su entrada en la comunicación.. del cantor de coro o del cantante lírico. el '<cómo}. se orientan a la escritura y por eso no puede sorprender El intérprete debe super-dl" el elemento extraño que impide la in- que en las culturas de la lectura rales textos egregios se llamen «li- teligibilidad de un texto. l>ino que pasa siempre a una mediación úgioso. así 97 ef. Pero si el discurso 338 339 . en suspenso la dimensión real de su enunciado. Por eso su ayuda a la comprensión no No en vano la palabra . sino que se presenta a sí misma lefdos en voz alta. de forma que la pertenencia a ella constituye un toque de real que Intenta equilibrar entre si el derecho) los ¡imites de las dos distinción. de ese modo queda patente bilidad de ser recitados par coeur. Ahora discurso. sino que surge en él mismo. la identidad del enunciado en la regresión a éL y esto significa po. Porque surge aqui un ticiones y actos lingüístico!:i: ningún lenguaje hablado puede cumplir momento de la estructura hermenéutica que conviene señalar. Este totalmente la norma que un texto representa. sino de imitación poetizanre: o hablamos no de un estilo cuya <.u característica? ¿qué significa para el lenguaje mediador del intér- calidad inconfundible admirarnos. Hace de mediador cuando el texto (el dis.ee también una estructura dialogal. Esta figura ofrece la relación entre texto e lingüístico originario.<Iitemtura» ha adquirido un sentido pres- ~e limita al plano lillgÜístico. Si el carácter del bien. sino que se acompañan con extranjero. No a ellos. en sentido ne!!ativo. especialmente los escritos sobre teoría de la literatura recogidos en G<J también la realidad sonora de las palabras y del discurso está unida Werke VIII. sino que prescribe por su parte todas las repe- interpretación en ~U$ rasgos mál. siquiera con el oído interior. Así como el estilo es un factor eficaz para constituir el texto de calidad sin imponerse como mero estilismo. 5U retirada no significa desaparición nifiesto lo que es el lenguaje mismo.. Esto tiene sus consecuencias texto. sino que se ofrecen a la compren5ión con una pretensión de la palabra. por la posi- táculos de comprensión en la misma lengua. dos partes no dejará de percibir su distancia frente a intención del hablante.to \ el horÍt::onre del lector: lo Es obvio que l¡¡s palabras conservan significación en el texto Iitenuio y que he denominado fusiólI de horizontes: Los horizontes separados transmiten el sentido del discurso.separados. El intérprete no tiene otra función que la de desaparecer una vez alcanzada la comprensi6n. Son 10 que son en virtud de la memoria. este hecho pone de ma- lector en la comprensión de éste. Por otra parte. Como si estuvieran escritos tencialmente en su tratamiento como texto en el alma. la retransmisión de un enunciado original.~entación de la palabra. La interpretación no es ya aquí un mero recurso para del interprete desaparezca toléllmente en ell11odo de escuchar el texto. Pese a eIJo un texto literario exige que se haga presente en su Mi tesis es que están presentes únicamente en el acto de regresión figura Iingüísúca y no sólo que cumpla su función comunicativa. En caso contrario no hablamos de arte desaparecen. B!:ii la tensión-entre el horizonte del tex. Viven en la memoria del rapsoda. compete a todo discurso. indisolublememe con la comunkación de sentido. Pero esto no signitica que la aportación hermenéuticas. Es propio de la como puntos de "iSla diferentes se funden en uno. yo creo que se da una relación análoga entre el texto ~ el lector. limitación por una y otra parte. la voz interior. por decirlo así. sino que posee su prop'a autenticidad. e incluso potenciarlo hasta el punto de dejar que desaparece de ese modo. El texto literario es justa- E~e aporte no es sólo temático. no de un tono que pide un tipo de normativa y preceden a toda posible lectura nueva del texto.7 • molesta. El «hablante mediador» se convierte en «neg. Un texto de este género no significa la mera fijación de un partes. a ambas posicione:" como una especie de . hablando Así adquiere la palabra su autopresencia plena en el texto literario. Un texto literario no es tan sólo la fijación de un discurso hablado. ~ino que sin 'e a un texto. que realizan el verdadero sentido de textos desde sí mismas . sino de un amaneramiento que nos prete el hecho de que los textos puedan estar «ah í» ?o.uperioridad sobre la doble raíz de un poema bien logrado que sorprende y supera al propio poeta. El intérprete normativa que no hace referencia ni a un discurso originario ni a la que media entre. discurso consiste en que el oyente lo escucha de pasada y centra su Si el intérprete supera el elemento extraño de un texto y ayuda así al atención en lo que el discurso fe comunica. Por eso el discurso del intérprete no es un No remite a una palabra ya pronunciada. Pero esto significa q ue son teXlO en el sentido original y propio basta con leerlo. y que si se recitan no sólo se oyen. es preciso ofrl0. Textos literarios son aquellos textos que deben ser Ko se ümüa a hacer presente lo dicho. calidad de un texto ¡i¡erario respetar este primado del comenido que prensión de un texto tiende a integrar al lector en lo que dice el textO. por ejemplo. objetivable como te'(to.

La prosa ordinaria rige el supuesto de que un discurso no es un «escrito») dialéctica es la representación de lo especulativo. La consecuencia es que el sentido del discurso pierde de pronto su univocidad. También es diferente el caso cuando el discurso poético no que la cancelación de la referencia a la realidad que caracteriza a un texto como producto literario. Por eso nos irrita el uso de juegos confieren su magnitud a la frase literaria. Por figura. en el texto desde la prosa anística hasta la poésie pure. Al moverse dentro de su propia unidad y no como se puede negar que éste. Así como el orador filosófico. de palabras no se compagina con la ambigüedad polivalente de la Lo literari. Warburg. es una sintaxis que no es necesaria- contrarios coinciden en el fondo. cada palabra que se inserta en la ejemplo. dependerá de la diversa literario la autoaparición de cada palabra en su sonoridad y la melodía participación del fenómeno lingüístico en la totalidad de sentido. Se trata de rupturas de la relación semántica natural del ~e toma libertades sintácticas que el oyente le otorga porque sintoniza discurso que son productivas para el pensamienro filosófico porque el con lodas las modulaciones Y gesticulaciones del hablante. de los testigos más relevantes de su intuición básica según la cual [os Tratándose de un texto literario. Piénsese en la srijom)'cf¡ia o en la autodes- aumento de volumen suspende la función comunicativa y la referencia trucción98 del héroe que se constata en el juego de palabras con el nombre del texto y lo convierte en un textO literario'? l. Detrás de la unidad del fenómeno sonoro se texto literario. ofr algo que entiende lo oído como sentido de UD discurso. muchas veces. Las connotaciones que acompañan a un significado texto sea legible. Hegeil habló a este propósito de instinto co-portadora del sentido discursivo sólo es un momento abstracto del dialéctico del lenguaje. porque rompen la unidad SI el conjunto del discurso se mantuviera en pie por sí solo . no su significación.o sucede a la inversa: propio . que es el ajuste del discurso a la culiar tensión entre el sentido del discurso y la autopresentación de su unidad y el reajuste de ~us elementos. Esas libertades se otorgan a la realidad sonora que refuerza valencias en los juegos de palabras representan la fonna más densa el sentido del conjunto del teXlO. obviamente. Pero éste es L1n modo de hablar mente ni tan sólo sintaxis de la gramática usual. Al final se ve lo complicad e. Zwei Fragen zum Kratylos: Neue philologische Untersuchungen 5 (Berlin 1929). que se explicita en juicios contradictorios. de las palabras. invitara del discurso. un papero Pero esto es Pero la cuestión cambia por la siguiente razón: la función del juego más válido aún para la literatura en el sentido eminente de la palabra. Diffcilmente será eficaz la frase explosiva del juego de a la quiemd e impidiera al lector o al oyente a hacerse cada vez más palabras en una canción o en un poema lírico. Se habla así de connotaciones el ingenio del hablante. como toda audición. advierte entonces la unidad oculta a de unos significados heterogéneos La palabra individual como portadora de su significado Y como e incluso opuestos entre sí. es decir. comprensible en su sentido. los juegos de palabras no Son simple~ juegos de originario. o sea. del discurso también son relevantes para el contenido. principal prestan al lenguaje su volumen literario.o supera la abstracción de lo escrito. Nace una pe. escuchamos y leemos el sentido que él nos comunica. también el lenguaje se ve así forzado a abandonar su significación objeliva in- texto literario -con todos lo~ matices que ostenta. E!' ci. cuando la palabra en su poli valencia no ofrece un sentido unidad de la frase representa una unidad de sentido al evocar algo con independiente. esto es. como automanífestación del 98. Tales relaciones no se darían de palabras y retruécanos cuando se reiteran. Justa. Llamamos a eso un juego de palabras. Pero este hacerse oyente es siempre. siempre que oyente. es decir.erto que ya en el ámbito de la de lo especulativo. pero sin recurrir a un lenguaje meras resonancias. sino iniciando un lenguaje nuevo e ideal. y el espacio que ocupen. M. Cada miembro del discurso. ni una conferencia es una lección de clase. pero al supeditarse terario posee una estructura propia. palabras rebasa así la unidad del discurso y debe entenderse en una mente las relaciones anexas que no van ligadas a la teleología de sentido relación de sentido refleja y superior. un prevalece la confonnaci6n melódica del lenguaje. como dice Hegel. y no sólo porque el palabra poética.se distingue por la búsqueda de sentido y por encima de su apariencia volumen? Ambos extremos son insuperables. El entramado de ambigüedad o polivalencia que den origen al discurso literario: se las referencias de sentidO nunca se agota del todo en las relaciones confrontan en ellos unas unidades de sentido autónomas. el caso del discurso dramático. pero supeditado totalmente al sentido del que resuenan cuando una palabra aparece con su significado en un discurso. Su presencia lingüística como texto a la unidad de sentido del discurso y evocar otros significados como exige una repetición de la letra original. hace aflorar la plenitud de sentido del discurso en todo su 340 341 . Ahora bien. Las poli- libertades. El juego ele que existen entre los significado~ principales de las palabras. y HeráclilO vio en el juego de palabras uno discurso. Un texto li. ef.posee sus propias mediara y favorecer la aparición de los reflejos mentales. puede desplegarse la únicamente cuando se utiliza como adorno del lenguaje que hace brillar plurivocidad de su virtualidad expresiva. alcanza la independencia mero medio para el presunto sentido discursivo. en el cual predomina la Es difícil saber lo que es aquí causa y lo que es efecto: ¿éste dialéctica de la escena. Todo debe verse en el ámbito más amplio de la sintaxis. lenguaje. Muy diferente es.

Se recita para otro y esto quiere decir que el recitador se dirige al otro. En todo en el vaso y la estela que deja el barco de la vida. ritual. sino que signifilcall. El área propia de la metáfora es más sentación dramática. a cuyo servicio está. sino extrema el «análisis saturado». cette écume. como decía yo antes. como Igitur. cita en p. para sugerir el borde de la copa. Esto se puede constatar en como un brindis y un balance vital. 1984. arrecife. Forget.[o poético exige no obstante la concreción en cada P. München. no traduce salta por saludo o salutación. que no destaca siquiera como me. La imposibilidad de aplicar el esquema puro de la A ne désigner que la coupe. sino por salvación (en referencia a récif) y entiende blanco deseo como papel. bien la retórica. sino que se mueve en el juego de la reflexión. de autopresen- La métafora se presta a consideraciones similares. Un ejemplo claro el texto. étoile Soledad. incluso cuando lo significado sólo existe en la palabra manifestada. pero ambas di. yo ya en popa entre significado y sonido. Algo simjlar hay que decir de Nous naviguons. No táfora. ape. 50 a U. las categorfas temporale~ que utilizamos en relación COn el dis- mensiones de sentido se pueden realizar en la misma unidad de discurso (. texto. o desde . el editor de Text ul/d Interpretat. Sólo A n'importe ce qui valut adondequiera que nos lleve que necesita de una técnica especial.e/ cOIlc:epw de objerivabilidad. 342 343 . para alegría de los padres. Encontramos aquí algo análogo al deletreo en la lectura: la Japp. ó mes divers Navegamm" amigos la leclUra en voz alt3. Hermeneutik. tiene que ser muy radical. caso. la ola de rayos y tempestades para sí y en sí. ni es siquiera aludido en el autorreferente v. A diferencia de otros textos. München 1977. que de literatura. no existe si no es comprendido. de sirenas. verso inocente poco explorado. mediador del intérprete a la realidad de los textos poéticos. récif. El discurso poético s610 se hace 99. porque los oyentes son gente Le blanc souci de notre toile. es decir. Porque la prosa carece aquÍ del discurso originario. estrella El ane del recitado tampoco es diferente en lo fundamental. Sorprende. Hasta tal tación de la palabra poética. Cabe preguntar cómo se puede reconducir el discurso Mallarmé utilice juegos de palabras en ensayos de prosa. oscilando entre la espuma del cava la estructura de la cemporalidad que compete a todo discurso.on. uno detrás de otro. Salut Saluracióll La estructura temporal del hablar y el leer representa un campo Rien. El experto o artista del recitado. En ella disfrutamos de la metáfora como metáfora. Pero hay Esta digresión muestra lo estratificado y diferenciado que es el que preguntarse también aquí si la vía de esa carga reflexiva de palabras juego de sonido y sentido en el habla y en el escrito cuando se trata no se pierde finalmente en lo inefable. porque debe compaginar en lo posible el fenómeno sonoro De porter debout ce salut lanzar a pie tlrme este saludo y la captación del sentido. sucesión al habla y a la lectura salta a la vista considerando que de Telle loin se noie une troupe lejos se baña un tropel De sirenes mainte a l·envers . 80s. Se habla como un único gesto melódico del lenguaje 99 • entonces de presencia e incluso. suena así: efectivo en el acto de hablar o de leer. en cambio. El lenguaje y la escritura se mantienen siempre en una referencia Desaparece en cierto modo después de despertar la intuición espi. de suene que el otro lo renueve y recree Vous l'avant fastueux qui coupe vosotros a proa orgullosa que corta Le llot de foudres et d'hivers. Pero es una falacia el entender esa punto aparece en poesía ligada al juego de resonancias. el blanco deseo de nuestra vela. El juego En la poética la teoría de la metáfora es algo tan secundario como de palabras puede ejercer así una función fecunda en una lírica muy la teoría del juego de palabras. oyente.origina el flujo de la narración ni el desarrollo del canto ni la repre. Los versos de Salut aparecen ciertamente no se interrumpe con el discurso mediador del intérprete. en efecto. v¡erge vers Nada. La respuesta pero cuando forma orquestas enteras de constelaciones poéticas. sentidos presencia desde el lenguaje de la metafísica. moi déja sur la poupe desiguales.erge verso Eso se llama «método sin es el de los niños que aprenden ve:-sos de memoria y los «recitan» verdad». No son. sino el deletreo. El que (jene que delerrear para leer es incapaz de leer. Hasta el leer en voz alta para uno mismo Sans craindre me me son tangage sin miedo a sus temblores es dialogal. El soneto de Mallarmé. sino que se estratificados y llenan una expectativa de sentido en planos tan diversos acompaña de su participación constante. «lo que está ahí dado». como actualización de verbales y sentido del discurso.urso) con el arte lingüístico ofrecen una dificultad peculiar. esta espuma. cuyos reflejos pueden rebasar las expectativas del discurso. Tal ocurre en la lírica hermética de Paul Celan. Japp disocia tres planos (apoyándose en Rastier): declamación mecán ica: Declamar mecánicamente no es hablar. Dictar y Une ivre~se belle m' engage Una dulce embriaguez me hace recitar son actos «dialogales». Solitude. El recitador está relacionado con el Otro. reflexiva. ni a ni¡¡g/i" Otro la metáfora apenas ejerce una función en la propia prosa poética. Por eso es esa la actualidad que compete a /(/ obra literaria. al que agregó una paráfrasis informal. el texto literario nas juega con palabras. anónima y el tex. muchas al revés ese modo no se describe la lectura. Recitar bien significa transrrutir a otro el juego Amis. recíproca. concepto que no aparece en alinear fragmentos de sentido.

y mostró cómo la comprensión de estructuras construir: el alumno de latín debe buscar el «verbo» y luego el sujeto y articular partiendo de ahí toda la masa verbal hasta lograr la con. el esquema de la sucesión está aquí fuera de lugar. hay que limitar radicalmente ver sus gestos. En el caso de desde dentro hasta alcanzar su propia figura y quizá sigue en evolución. Esa expresión DO alcanza al lenguaje real sino hablante ideal no pude hacerse presente directamente a sí mismo. En el texto poético ocurre lo mismo que en el texto literario ofrece siempre algo que actuaJiza distintas relaciones de la imagen artística. An leichten Ketten zierlich aufgetllmgen Ilier. '{encaja» y parece casi insustituible. En ellos no Es evidente la necesidad de entender fenómenos de este tipo. lOO . El estructura temporal que el comprender. Es el tinal del poema de Morike Auf eine Lampe lOl • El verso leemos de nuevo. Sin la disposición del receptor a ser «todo con su relación de sentido. presenta necesariamente una forma circular. una especie de comprensión instantánea que permite ver la lectura comprensiva y el fenómeno lingüístico queda en ella postergado . Ocurre a la inversa: ahondamos más cuantas 101 El poema de Miirike es: más sean las referencias de sentido y sonido que entran en la con. que debe llegar incluso a un ciego. 345 344 . El recitado no debe ser una serie de retazos de habla. sin duda. cuando se trata del lenguaje real. Conocemos relaciones de sentido. Es la estrucmm temporal de la movilidad que llamamos de modo vago Y fragmentario. continuando el idealismo romántico. temente noS vemos remitidos a las relaciones de sentido y de sonido Para terminar. Por esO el de manejo de palabras. Volvemos páginas atrás. es algo totalmente distinto del tono elegíaco. efectos. Goethe. Noch unverrückt. Cada palabra la recitación es posible con ese tipo de textos poéticos. que lo distingue como una obra de arte. las toma y las deja. cuando se trata de poesía reflexiva. pero en ambos casos la referencia permanencia lo que llena esa presencia y lo que el discurso mediador de imitativa a la realidad queda en suspenso. una relación que existe entre éstos (sin perjuicio de que rodos En todo caso.onocido puede servir de ilustra- que articulan la estructura de la totalidad. ción . en Sii/lltliche Werke XIV. para la cual la música absoluta COD su extrema a-conceptualidad en su sentido. un ejemplo bien (. O schone L1mpe. tan Uno recuerda lo que en el aprendizaje de la prosodia latina se llama prestigiado posteriormente. sino que posee un con los ojos cerrados y en correcta voz natural» lOO. construir algo que no está «cons- No corremos impacientes. La su tiempo. W . También aquí se oucción. Cabe preguntar si nuevo criterio. aunque quizá sentido y sonido. con la cual uno deja ya el texto tras de sí. La lírica coral y lo cantable en general. los textos literarios la situación es mucho más compleja.r hará presente una figura lingüística global. Frente al monopolio del pensamiento causa! en invita a sumarse. que primeras orientaciones. No dejamos atrás el texto. y esto implica recuperar de nuevo todos los intentos de cons- para captar con él la totalidad de la comunicación. y en cierto grado lo es. tanto en referencia al texto literario como a un cuadro. Shakespeare /ll1d kein Ende. por ejemplo. dejó de lado la relación causa-efeclo y habló de relación de poesía reflexiva sólo parece posible en pura soledad. únicamente al texto. Dice Goethe en algún lugar: «No hay mayor ni más las reglas y nOm18S. Este problema surge también en Fue Dilthey quien. Die Decke des nun (as! vergessnen Luslgemarhs. sino un todo palabras que dice y 00 se mantiene a distancia como el que maneja herramientas. Aristóteles describe la congelación de un líquido cuando es un ejemplo paradigmático por exclujr toda teorra de la imitación. sino que se ha ido fom'lando en cierto modo Esto vale para todo tipo de audición y de lectura. habló es agitado como un cambio repentino. la unidad del conjunto. aJ igual que el hablante está en las \ las palabras de su personaje como si las encontrara en el acto. Algo similar ocurre con la de conceptuación en un punto medio y abordó temáticamente la estructura comprensión cuando los elementos verbales desordenados cristalizan empora! de la comprensión. conciencia segura de haber comprendido la cosa. Nos quedamos dentro de él. 5chmlkkes! du. En estética se habla en sentido análogo de en la unidad de sentido de un todo. puro placer que no declamar. Cuando leemos textos literarios. Y esto es válido sobre todo para ellexto literario. Por eso resulta desorientador hablar compuesto de sentido y sonido que «se tiene en pie». como el actor debe crear ciencia. Partiendo de la audición fluencia repentina de elementos que parecían totalmente divergentes musical. J. sino que nos dejamos introducir en él. directamente a la búsqueda del sentido final truido». cuyo carácter circular es una significado impreciso de construcción implica que algo no se comprende de las constataciones más antiguas de la retórica y la hermenéutica. ellos tengan sus causas). El texto es lo único presente la interpretación ha de abordar. incapaz de Por eso. sino recitar un fragmento de Shakespeare Este no es correcto por decir lo que todos dirían. Mientras que la unidad del comprender y del leer se reaJiza en da. oídos» el texto poético no nos dice nada. 757. sino que le trata como si utilizara el vocabulario de una lengua extranjera. El oír y el leer poseen la misma construcción. en su realidad preestablecida. La tarea se trata simplemente de recoger la información transmitida por el textO. descubrimos nuevas relaciones Y al final no está la dice: «Mas lo bello resplandece en sí mismo». es asumir lo que es una construcción. dio aquí las la historia de la lírica. constan. Introdujo para ello el término «estructura».

Se puede demostrar que scheim es advierte el monsieur Jourdain de Moliere para sorpre~a suya. ~íno que. Auténtica obra de arte. en efecto con su propio enunciado por qué el oro de este verso no es 8. parecer) que resuena en la y el sellm Con el que tinaliza ) enmudece el ritmo.. la posición que ocupa e~!e verso en el poema.[3 interpretación prosaica de la expresión confiere un Jengua. Die K/lnst der Interpreta/ion: Wissenschaftlich~ Reihe 4078 (1971) . a la prosa «<¿quién se va a fijar'?»). saico sche/llt es Significaría la irrupción de prosa coloquial en el pare. AquC.1/ y este verso aparece un grupo verbal de aparente trivialidad: . El brillo L<!o Spilzer ha analizado en un docto trabajo sobre este debate el 110 es sólo algo que se comprende. La acción combinada de sonido )' ojo interior el suave fluir de la luz que llamamos «brillar". El oído interior percibe aquí la corres- reivindicó por su parte. poema que es preciso comprender. su borde de hiedra en bronce verde áureo trenzado. scheint. y el texto habla. splellder. En caso de contliclo rige el neXo más estrecho. E:.28-42. dokei. deren Rand Der Efeukranz van goldengrünen Erz umflichL. siempre nos amenaza a todos. el techo del salón lujoso casi olvidado . De ese significado de las palabras genera otra clara instancia áe decisión. Nos interesa aquí únicamente como un caso ejemplar. que expresa la autonomía de la obra de arte. Gna lámpara que no alumbra porque Ahora bien. la de su cuelga vetusta y pasada de moda en un !ialón de lujo (<<¿quién se va conclusión. . aparece documentado en Emil Staiger. ese desvío no queda muy Jejos. Pero callado movimiento en nuestro oído interior. und ein sanfler Geist Des Ernstes doch ergos sen um die ganze Form Ein Kunstgebild der echten Are Wer achtet sein? Was aber schon ist. Hace brillar en nueSlro hay también razones inmanentes. labras scllOn (bello) y sc:heillell (bnllar. indudable que el brillo se refiere aquí a la lámpara que luce aunque un «documento a la orden» o no remite a otra cosa. Heidegger }' s610 luce en estos versos. parecer». una desviación del comprender poé!ico que ~entido y por eso encontró su defensor. un tropel de niños danza en corro. de banco o una información. O dado prensión percibe el brillo de lo bello como su ser verdadero. samente esto ha llevado a la poesía aCluaJ a fomas eSlilí~ticas de un tico. como un billete nadit! la utilice . ¿Quién se va a fijar? Mas lo bello resplandece en sí mismo). El debate entre Emil Staiger y Martin Heidegger. Wie reizend alles I lachend. le confiere un peso gnl5mico especiaL Y el poema ilustra a fijar'?»). Tal es el enunciado global del este poema l>C aprOXlllla a veCe:-. hac. al que hago referencia a continuación. BL 1955. El lenguaje de lo beJlo se aplica aquí a una lámpara. Porque solemos hablar en prosa.. en bilidad de compren~ión es siempre un confljcro: pero e:. adquiere aquí su propio brillo porque es una obra de me. Pero resulta que tal interpre. Auf deiner weissen Marmorschale. etc. Zürich y Freiburg i. Preci- significa aquí «luce». En la frase (hay un acenlO métrico sobre scholl irt. selbst). nuestro oído oye y nuestra com- sistente (was aber !ichOn iSL selig scheint es in ihm selbst). modo nuestra mente no sólo conoce lo que se dice sobre lo bello y lo Dado que en este verso los sonidos sibilantes forman una trama con. sino que posee su propio valor. y entre scheírwll) se/bsr .e resonar el famosa expresión de Hegel sobre el brillo sensible de la idea. La doble posi. independientemente de cualquier relación de uso. 346 347 . con razón. selig. En tu blanca piel de mármol. Basta aplicar un principio hermenéu. imperturbable . sino que irrudia al conjunto del género literario de tales poemas de objetos e indicado en f0n11a con. hermetismo extremo que impiden la irrupción de la prosa. selig scheint es in ihm selbst (De leve cordón colgada adornas . bella lámpara. Risueño. pero envuelto en suave hálito de seriedad. esplendor de esta lámpara que cuelga inadvertida en un salón recatado vincente el lugar que ocupan en la historia de la literatura. ir seems. e\ idente que el poema de Méirike. la relación conceptual de las pa. como tación no cumple la ley del verso. pondencia entre schon (bello) y selig (feliz). El in- térprete que aporta sus razones desaparece. Schlingt frohlich eine Kinderschar den Ringelreihn. Qué delicioso todo .~cJ¡eint es. vide/uroiI semble. El versículo fue objeto de un debate entre Emil Slaiger ) Mamn que la modulación métrica del verso constituye la unidad melódica de Heidegger..¡e de un poema. no hay lugar para una irrupción reflexiva como sería un pro- Se puede entender como .

o 0 ••••••• 0 •••••••••••••••• o •• o o •• __ • • • • • • • • • • • • 133 11..... sobre el original alemán Wahrheir und Me/hade.. ........ La naturaleza de la cosa y el lenguaje de las cosas (1960) 71 7. Tübingen 1986 Lenguaje y comprensión (1970) . 81 8. ... Sobre la problemática de la autocomprensión... 1992 ¿Hasta qué punto el lenguaje preforma el pensamiento? Apartado 332 . o • • • 43 4.A .... ..... Sobre el círculo de la comprensión (1959) ..... .... Hombre y lenguaje (1965)... .... La incapacidad para el diálogo (1971) .. 11 n.. . o • 203 Printed in Spain Imprime: Josmar....... o •• o o.. Contenido INTRODUCCiÓN ..... o ••• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • o o o o...... El problema de la historia en la reciente filosofía alemana (1943) o ••••••••••••• •••• •••• o' o' 0 •• 0 • • o .... ......... o •• o o O' •••• o o' ••• o ••••••• o.E-37080 Salamanca/España '----' (1973) . ... Hermenéutica clásica y hermenéutica filosófica (1977) 95 III. .. Entre fenomenología y dialéctica. COMPLEMENTOS 9... 63 6........ 145 Tradujo Manuel Olasagasti ~t.....Register Sobre la planificación del futuro (1966) o ••••••• o ••••• o • 153 Semántica y hermenéutica (1968) ......Salamanca 1994 . o • o •••• o ••••• o ••• o •••• 195 ISBN: 84-301-1180-8 Depósito legal: S_ 924-1994 16. Erganzungell ..... o.. o • o • • • • • • o • • • • • • • • • • • • o.. ......... .. ¿Qué es la verdad? (1957).. S. 51 5.......... S.B.. Una con- tribución hermenéutica al tema de la «desmitologización» (1961) o o o o o o •• o o o.......... 171 ~ <D J ..... • • • • • • • • o. A Polígono El Monlalvo ..C. 181 © Ediciones Sígueme..... Mohr (Paul Siebeck). La historia del concepto como filosofía (1970) ... La continuidad de la historia y el instante de la existencia (1965) .. . 33 3 La verdad en las ciencias del espíritu (J 953) ......... Intento de una autocrí- tica (1985) .. o o. . o... 121 lO. . PREUMINARES 2...

..... .............. AMPLIACIONES ~ La universalidad del problema helmenémico (1966J ..... .. Relórica y hermenéutica (1976) ......... .. . .... ANEXOS 26 Hermenéutica (1969) ..... .. 403 Indice analítico .... ... . ...... ... ...... ... él Verdwi y método 1 (1967) .. .... 407 . . ....... . ........ ..... 319 25. .. Destrucción y deconstrucción (1986) ...... .. 309 24....... ....... 213 Retórica. ....... ......... 225 19 .... ...- [ndice de l10mbres .. Comen- tanos metacrrtico:. .... ... ... . ... 363 27 Autopresentación de Hans-Georg Gadamer (1977 ) . ..... 267 21.... Problemas de la razón práctica (1980) ... . ...... Texto e interpretación (1984) ... Réplica a Hemu!IIémica r ('rfric(1 de Itl ide()lo~[{I (197)) 243 20. 283 22. ... .... IV...:. .. .... La hemlcnéutica como turea teórica ) práctica (1978) 293 23......Lógica o retórica? De nuevo sobre la historia primitiva de la hennenéLltica (1976) .. 421 I Introducción 8 . . .... ......... 349 V. 375 Indicaciolles bibliográficas . . ................. hermenéutica) crítica de la ideologfa.....

FILOSOFIA ENSAYOS .

' :.') Traducción de PAUL RICCEUR PABLO CORONA DEL TEXTO A LA ACCIÓN Ensayos de hermenéutica II D FONDO DE CULTURA ECONÓMICA MÉXICO ..0t?'-....' .Jí . lbS 1'11 :) ~. /7 l' ( .~.. ~\.. '..

.............. antes de ser confrontado con la ética.. 09830 lo económico y lo social............ 333 2............ ........eflexión hermenéutica sobre la crítica........................................................ en relación con (IEPSA). 244.................. S................... 349 1 La ideología .............. 370 Fuemes de los textos 375 .. 362 México.. 341 La ideología y la utopía: dos expresiones del imaginario social ................ JI Lo político y el Estado ...380 íNDICE JI Para una hermenéutica crítica.. ........................... de C. ......................... Se tiraron 2 000 ejemplares.......................... en primer lugar........... F.......................... 1 Lo político debe ser definido........... Reflexión crítica sobre la hermenéutica.... Calz........................... 350 JI La utopía................... .......... de San Lorenzo............ ........... D.. 361 nar en el mes de febrero de 2002 en Impreso- ra y Encuadernadora Progreso..... 333 1............... R........... 366 JII La interacción entre ética y política.............. ............. A...................... v............................. 356 Este libro se terminó de imprimir y encuader· Etica y política.................

¿Qué es un texto? ..... ........... .................. · ...... . ................................ .................. Ficción y relato .... ............................................. 105 Para una teoría general de la imaginación. 127 II ¿Explicación o comprensión? ................... 182 1. 231 ... 127 La iniciativa ......................... · .. ........... La imaginación en la articulación de lo teórico y lo práctico ............................ . ......... La intersubjetividLld según Husserl contra el espíritu según Hegel......................... ................... ....... 175 J!. 140 Ideología........................ ........ 224 a la hermenéutica de la acción JII......... 197 W... · ......... La fijación de la acción .............................. 170 1......................... .... ....................................... .................. ........... 309 2. 259 JI............... .............................................. El concepto de regla de acción.............................. . El momento kantiano: si la razón..................................... .......... 279 considerada como un texto . Teoría de la acción .............. ............ La fuerza heurística de la ficción...... ......... ....... .............. ......... De la explicación a la comprensión .......... ................. La imaginación en el discurso........... La acción humana como una obra abierta...... ...... Ficción e intersubjetividad ............... .................... ·.............. 208 IV La constitución hermenéutica de la fe bíblica .......... ...................... .. 241 1.................. 220 De la hermenéutica de los textos [1............................................ ....... 219 II 1.......... ..... El ser nuevo y la cosa del texto ...... 197 V Comprenderse ante la obra ............ ...... 2~8 [125] W...... . .... De la comprensión a la explicación ........ ................................... 131 [J1............... ......... ............. Teoría del texto...................................................... ....................... 111 2. ......... 203 Hermenéutica filosófica y hermenéutica bíblica .. ............... ·· ................................ II.................... 307 ...... 117 4. 121 JII......... El texto y la explicación estructural................ ................. ........ El imaginario social........................................... t1 5 3.................. El paradigma de la interpretación de textos ....................... 169 1.............. Oo....... ·...................................... ...................... ·. 260 JI1...... . 111 1..... .......................... 184 1.................... Gadamer: la hermenéutica de las tradiciones ......................................................................... La dialéctica de la ciencia y de la ideología............. El espíritu hegeliano en el elemento de la conciencia... Ciencias sociales e ideología . 309 1............... ¿Qué es un texto?............................................... 289 2... . como tal. ... 104 La imaginación en el discurso yen la acción ... utopía y política [257] Explicar y comprender ........... . fNDICE fND1CE 379 378 Jll La relación del habla y de la escritura .... . 205 II El habla y la escritura.................... ·. .............. .. 163 II.... 108 1.......... Teoría de la historia ............. 282 1......... ................... .......... ....................... .... 180 4............ 207 JJ!............. 210 La razón práctica .. ... ........................ 178 JI1......... ·............ .............. · ...................................... La alternativa ................ .................. El mundo del texto.. 200 JI........................ ... .. ·................. 189 2............................. · .............. .......... Ficción y poder hacer ..................... 298 3. Pertinencia e importancia ................. ............. ............ 149 1... 181 Hermenéutica y crítica de las ideologías.............. Las formas del discurso bíblico. La tentación hegeliana...................... .............. ·............ Hacia un nuevo concepto de interpretación....... ·. · ............................................... .. ........... 151 Hegel y Husserl sobre la intersubjetividad.................. 156 1.... ........ ......... ...................................... ................................................ .. El paradigma del texto ............... 203 1.......... . La auronomización de la acción ...... 134 III W........... ....... Los conceptos de razón de actuar y de razonamiento práctico ........... ............................... Habermas: la crítica de las ideologías.................. puede ser práctica........ ..................................................... ·... .................. .. .......... 324 .............................. Búsqueda de criterios del fenómeno ideológico ...... 265 El modelo d~l texto: la acción significativa Ciencia e ideología ............ ....... ..................

. Bru- xelIes.. El primer "lugar" de la interpretación .......... Advertencia de! traductor .... núm. . ............ Wilhe!m Dilthey ... Publicado inicial......... Publicado en la Sémantique de l'actíon.... 39 "Hermenéutica y crítica de las ideologías"... ...... ... pp.. 54 mente en Philosophical Exchange. 207-228.. ........ diciembre de 1983. Friedrich Schleier~acher ..... Éditions du CNRS.... 73 3.... Geraets (comp. 2.......... . retomado en francés en Cahiers du CPO (Centre pro- testant de I'Ouest.......... 1979..... 225-241....... núm.... I Para una fenomenología hermenéutica "Ciencia e ideología".. . París.. . Publicado inicialmente en T. .... Nueva York. .... .... .. . .. ... ... 1 La crítica hermenéutica del idealismo husserliano 40 Castelli (comp......... . ..................... LXXII... .... .. . El presupuesto hermenéutico de la fenomenología 60 "Ideology and Utopia". bajo el título 2... bajo la di.............. pp. ...... mayo de 1974. pp. ......).... El presupuesto fenomenológico de la hermenéutica ...... .. 2. .. 83 2... ... 1986.. La hermenéutica contra e! idealismo husserliano 44 JI Para una fenomenología hermenéutica 53 "Ideología y utopía: dos expresiones de! imaginario social".... ....... 7l l De las hermenéuticas regionales a la hermenéutica generaL ........ ... 11 Acerca de la interpretación ... 25-64. Martin Heidegger ... t.. Bruxelles.... 1.. ..... Y en Publications du Centre de rechérche et de documentation sur Hegel et Marx de la Universidad de Poitiers................. 82 1..... 100 ..... Faire... .... .... Las tesis esquemáticas de! idealismo husserliano 40 pp.. 15 "Hegel y Husserl sobre la intersubjetividad". 9 rección de R....... . 79370 Celle-sur-Belle). 1976.... Démythisation et Idéologie. 72 cido en Ésprit... .. ............. . . ..... Hans Georg Gadamer 90 La función hermenéutica del distanciamiento 95 1 La realización de/lenguaje como discurso 97 II El discurso como obra .. ...... Les limites de la raison.............. 71 "Ética y política".... reprodu.... ..... ÍNDICE "La iniciativa". Publications des Facultés Universitaires Saint-Louis.. ...... 1.. Éditions de I'Université d'Ottawa. 1973. . Ce!is. La Ratio- nalité aujourd'huí............... 2. Publications des Fa- cultés Universitaires Sainr-Louis... ibíd.. Publicado inicialmente en E......... 1976. Publicado inicialmente en Revue philosophique du [37] Louvain.. Aubier-Montaigne.. mayo de 1985.... Publicado inicialmente en Labyrinthe: parcours éthiques....... Prefacio ... 76 II De la epistemología a la ontología ............. 326-358...... . "La razón práctica".... .....376 FUENTES DE LOS TEXTOS "La imaginación en el discurso y en la acción"..... Espérer.....)..... Fenomenología y hermenéutica: desde Husserl.. Publicado inicialmente en Cahiers du CPO... 1977.. '" . ...... Publicado inicialmente en Savoir...... La tarea de la hermenéutica: desde Schleiermacher y desde Dilthey . l...... 49-50.

El con- cepto de explicación. sino de modelos propiamente lingüisticos. ¿Qué es un texto? EsTE ENSAYO estará consagrado.u~ texto? l ¿Qué es un texto? Llamamos textO a rodo discurso fijado por la escritura. ¿que roda escritura fue primero._~ . quisiera detenerme en una pregunta preliminar que dirige en realidad todo lo que sigue de nuestra investigación. Esras dos actitudes han sido ~esumjdas a fines del siglo pasado. y hacía de la inrerpre~ción una forma d~ivada de la comprensión. ¿Qg~-1. ¿Significa esro que el discurso primero debió ser pronunciado física o me ntalmenre?. quizá menos antinómica y más fecunda. con los términos explicar e interpretar. se desplazó. sufrió en la hermenéutica moderna transformaciones pro- fundas que lo alejan de la noción psicológica de comprensión. Me propongo aquí examinar el destino de esta oposición a la luz de los conflictos de escuelas contemporáneas. Dilthey llamaba explicación al modelo de inteligibilidad tomado de las ciencias naturales y extendido a las ciencias his- róric?S p'~r las escuelas positivistas. En cuan ro al concepto de interpretación.~. un habla? En síntesis.e debe pensar de la relación del texto fon el habla? . en la cual veía la actitud fundamental de las ciencias del espíritu. al debate entre dos actitudes fundamentales que se pueden tomar frente a un texco. Pero antes de enrrar en los nuevos con- cepcos de explicación e interpreracion. en efecto. no es ya heredado de las ciencias naturales. en lo esencial. la única que podría respecar la diferencia fundamencal entre estas ciencias y las naturales. ca pregunta es: ¿q~. al menos potencialmenre. en la época de Wilhelm Dilthey. Me interesa estudiar esta nueva posición del problema. ¿qué es lo que fija la escritura? Dijimos: todo discurso. Pero. en el sentido de Dilthey. la fijación por la escritura es constitutiva del textO mismo. Según esta defini- ción.

scritura es una inscripci6ñ-éfí: los enunciados mismos d~ nuestro discurso. escrirura no agrega nada al fenómeno del y al libro como--PÓStumo. y de esta manera sustituye la relación de diálogo que une inmediatamente Sauss . más 'óbvia: ei escrito co¡. La atención casi exclUSiva dada a las escrituras gUSta ~ecij a v~ qu~ leer ~n libro ~: <:()Il~iderar .: escritura. La fijación por la escritura se pro. si se entiende por habla. La liberación de! tex- dentro de poco. de alH la convicción de -. esta segunda perturbación al distinguir la lectura del diálogo. noS permitirá introc. En efecto. perfecta. la diversas subjetividades Implicadas.:!. pues. a~n cuando.~ - o [ación con el libro se hace completa y. cOm~nzÓ por transcribir gráficamente los signos del habla. sin0 cuan..-' fonéticas parece confirmar que la. con Ferdinand de ~~!. e11ibro algo. inscripción que asegura al habla su duración Esta diferencia entre el acto de la lectura y el acto del diálogo confirma gracias .~llalltor c~~~:yá. el escritor no responde alleccor. de algún modo. No basta con ir más lejos aún. en el lugar donde el habla habda tamente en lugar de pronunciarlo? Se insistió siempre sobre la característica podido aparecer. a no ser la fijaCión que permite conservarla.tenemos él sentimiento de un profundo trastorno de destinada a fijar mediante un grafismo lineal todas las articulaciones que ya esta relación tan particular que tenemos con el autor en y por su obra. como institución. cir que la relaci6n del lecror con el libro es de índole (Oralmente distinra. un discurso que se habría podido deCir. existe la tentación de decir que toda escritura se agrega a al.a. la del autor y la del lector. el sujeto del discurso dice algo sobre este tipo entre:: el escritor y ellecro r. es la función de la lectura respecto de la ¿Esto es todo? Conservación y eficacia acrecentadas sólo caracterizan hasta escritura. ciones entre el lenguaje y el mundo cuanto de la relación entre e! lenguaje y las mente la escritura riene e! lugar de 11 locución Y del hablante. En efecto. sólo cuando el autor está muerto la re- habla. El ¿Qué entendemos por relación referencial o por función r:eferencial? Lo diálogo es un intercambio de preguntas Y respuestas. es dedr. sea grafls. íl ¿QUÉ ES UN TEXTO? 129 DE LOS TEXTOS A LA ACCIÓN 128 comunican. Esta liberación de tura es. Además. neación de los símbolos permite una traducci6n analítica y disrintiva de to- Lo que podría dar peso a esta id{~a de una relación directa er. de -su fíbro). referencial del lenguaje con el mundo cuando e! texto toma e! lugar de! habla. como siméuic. Se agrega rambién que la ali- do inscribe directamente en la letra lo que qUIere decir el discurso.s Inscripción de habla.o por 1. la pro. Nos podemos preguntar entonces SI el texto nO es verdade. parte.J carácter de la Imagen. es cierco. La anterioridad psicológica Y sociológica del habla respecto de l. Volvamos. paralela al habla. el lector está ausente en la escritura y e! escritor está ausente en Por cierto. Pero cabe preguntarse si la aparición tardía de la es. la escritura reclama la lectura según una re!aci¿n que. no puede responder. la realización de la lengua en un acontecimiento discursivo. pero que pre. decir del enunciado y la escritura.:. fa escrit~~~ defmición: ~Ltexto." Como sabe- separa más bien en dos vertientes el acto de escribir y e! acto de leer que no . una realización que toma su lugar y que de alguna manera la ra no está en cuesti~.. a nuestra recta "dé esta intención. aquí la transcripción de/lenguaje oral en signos gráficos. gistro. de que la inscripción.ctor y del escri- gún habla anterior. pero partiendo esta vez del trastorno que alcanza a la relación decir que la lectura es un diálogo con el aucor a través de su obra. :~nyerÍ:. aquello sobr~·"I~--quehabEi es e! referente de su discurso. en relación escribir-leer no es un caso particular de la relación hablar-responder. el autor ya que la escritura es un habla fijada.~o y lo convierte en un archivo dispo- ramente textO cuando no se limita a transcribir un habla anterior.esc:ritu.--. la escritura es posterior al habla: esraría ejemplo. ure ducción de un discurso singular por un hablante singular.l . sólo queda leer su obra. hay que de. Me han aparecido en la oralidad. Lo que fija la escri.. ror to respecto de la oralidad supone una verdadera perturbación tanto de las rela- ahora. digamos que el lector tiene e! lugar del inrerlocucor. entonces cada tex. El te~t<? p~o4uce a~í ~r: ~o~le ()cultamientl:>: del le.:a. e. Por esta razón podernos decir que lo que llega a la escritura es e! s critura no provocó un cambio radical en la relación que mant'enemo con discurso en ranto intención de decir. intercepta.m o re. ¿qué sucede con el enunciado mismo cuando se lo inscribe direc- duce en el lugar mismo del habla. histórica y psicológican.ue querer dos los rasgos sucesivos y discretos del lenguaje y así aumenta su eficacia. nuestra hipótesis de que la escritura es una realización comparable al habla. En efectO.se~~ e! disc.es un discurso fijad. En efecto."~rlt~-. y que la . en efecto. habrá que No es ni una relación de interlocuci6n ni un caso de diálogo. nib[f!'p~~a la memoria individual y colectiva. Esta sustitución de la lectura en e! lugar mismo donde e! diálogo no tiene to se halla en relación con la lengua en la misma posición de realización que lugar es tan manifiesta que cuando encontramos a un autor y hablarnos (por el habla. Ahora.uór el conceptO de interpretación. cisamente se escribe porque no se lo dice. no hay intercambio de siguie~te:~rdlrígirs-eaotro hablánte. la escritura que la pone en el lugar del habla es e! acto de nacimiento del texto. la lectura. la voz de uno con e! oído de! otro. Percibimos.

que pue- eSl. vamos a ver enfrentarse enseguida las dos actitudes circunstancial mostrada por el habla viva. mediante la función re- las palabras dejan de desaparecer ante las cosas. dice Benveniste. Guillaume) estos signos que la función simbólica. Así hablamos del mundo griego. pero también están presentes la situación. esta función referencial está presente en la oración. en el habla viva. que mediante una hipóstasis indebida conjunto de los problemas con los cuales vamos ahora a enfrentarnos. dad circunstancial que rodea a la instancia de discurso. m~nte la tarea de la lectura como interpretación: efectuar la referencia.. en efecto.umdQl>i~t!~o. ésta será precisa.a de alguna manera otra carac~eríst!. algo lmportanre pasa. A este 11?-~~d~ se lo puede llamar imagInario. los pronombres personales. Digo intercep- nera que como primer lector? La puesta a distancia del autor por su propio rado y no suprimido porque esto me permite separarme de lo que llamo des- texto es ya un fenómeno de primera lectura que. plantea el de ahora la ideología del texto absoluto.a. los hablantes están en presencia mutua. que ubicamos al comienzo bajo el doble título de la explicación y la inter- . p_~~s. engrnºra el cuasi~ündo de los textos o literatura. los demostrativos. gracias a esta JI ¿Explicación o comprensión? obliteracíÓn de la relación con el mundo. aparecen en ocasión de la lectura. al mundo. hacia aque- llo sobre lo cual se habla. que es la primera y Esta relaci6n de texro a texto. qlJ~ está presentificado por lo escrito. fuera del mundo o sin mundo. pero"esr-e lmaginario es él m{smo una creación de la literatura.ura. en su nacimiento. Al menos. esta referencia real tiende a confundirse blaIl_~?' al menos en el sentido de una autodesignación inmediata y directa del que habla en la iIlstancia de discurso. que es la de separar los signos de las cosas. cuando el movimiento cial es tan importante que COIl]E:Els. cada text~ es libr~"de entrar en re- lación con todos los otros textos que vienen a tomar el lugar de la realidad En la lectura. al texto es el lugar mismo donde el autor adviene. sobre La base de las justas observaciones que refieren a las relaciones de la explicación y la interpretación. si se puede decir. Creemos saber lo que l~aar. Todo discurso se encuentra así vinculado. aquella que afecta la relación para asegurar este anclaje. de la Esta conmoción d~li relación entre el texto y su mundo es la clave de esa propia insrancia de discurso. en algu- textos puede ser (an-complero que el miiridOinismo. el ambiente. del intercambio de habla. el texto que- da en cierto modo en el aire. deje de ~er lo que se puede mostrar al hablar y se reduz~a a esta Pero cuando el texto toma el lugar del habla. el lenguaje está bien equipado otra conmoción de la que ya hemos hablado. lenguaje. los tiempos del verbo.¿de qué hablar{amos? la escrit.130 DE LOS TEXTOS A LA ACCI6N ¿QUt ES UN TEXTO? 131 mos. Veremos que el textO tiene referencia. El vimientó de la referencia hacia la mostración se encuentra interce:Eta4o. que él mismo No ocurre lo mismo cuando el texto toma el lugar de la palabra. de una sola vez. en la desaparición del mundo sobre el cual más simple unidad de discurso. el ienguaje "reintegra al universo" (según uriá expresión de Gustave palabras por sí mismas.c:a del de la referencia hacia la mostración se encuentra interceptado por el texto. si no se habla del m~ndo. En el límite. las palabras escritas devienen ferencial. relaciones que acabamos de hacer. la que tiene el objetivo de decir algo . hicie- Esre ocultamiento del mundo circunstancial por el cuasimundo de los ron ausentes en las cosas. Así.. de con su propia palabra es sustituida por una relación compleja del autor con hacer ver. dero o algo real. en última instancia. el texto que permite decir que el autor es instituido por el texto. Esta función referen- Tal es la conmoción 'q~~ 'J'e~t. es '[(~mitir a esta realidad. en el lugar mismo donde el mundo Remitir a la realidad. d~. en una civilización de munedida. porque se deriva la idea de la de hablante. Esta proximidad del sujeto hablante con una designación ostensiva donde el habla se une al gesto de mostrar. de ser mostrada en torno de los hablantes. en torno.verda- se habla. El discurso significa plenamente. Pero. es el que se designa a s( mismo diciendo "yo". en el sentido en relación con este medio circunstancial. el sujeto los indicadores ddctico$ u ostensivos sirven para anclar el discurso en la reali- del habla. los adverbios de tiempo y de del texto con las subjetividades del aUtOr y del Jeccor. Cuando el tocco toma el lugar del nabla. el medio circunstancial del discurso n. Al menos en el discurso declarativo. ~l mo- se sostiene en el espacio de significado trazado e inscripto por la escritura. ¿llega allí de otra ma- mismo tiempo que el diálogo está interrumpido por el texto. El sentido muere en la referencia y ésta en la mostración. que se pasa subrepticiamente al límite. En el suerte de aura que despliegan las obras. ~l di~~urs~ ~is~o.ºªPr:esent~do por el habla.. '~s-''iiñ-im~ginario literario. ya no hay locutor propiamenre ha- el sentido ideal de lo que se dice se inclina hacia la referencia real. en esta suspensión donde la referencia se halla diferida. y en general todos es el autor de un texto. Por orra: parte.

. Digamos de inmediato que la disc"usión est:ii"á deliberadamente ofíe·ntáda haci. y..ncias del espfritu La región de la naturaleza es 12 de los objetos ofrecidos importante que el rasgo común a todo~¡ los signos. Escuche- interior se da en signos exteriores que pueden ser percibidos y comprendídos mos a Dilthey comentando a Schleiermacher: "El fin último de la hermenéu- como signos de un psiquismo ajeno: "Llamamos co m preflsi6n -dice en ei -fa- moSO artículo de 1900 s~bre ~l origen de la he.. En Dilchey."". o bien se int"pr~ta. o bIen se explica.nones de la lógica inductiva. tal como la "h~n:(). Así.. ~ ) . Encontramos esta dualidad. La comprensión es ese traslado hacia el ioterior menéutico. [.~ ~sta_bJec¡<:lO .:¡..cie SignOS seo. Ahora bien. París.ble mentariedad y reciprocidad entre explicación e interpretación. -- que él debe al concepto psicologizante de comprensión al cual se lo subordina. Pero en el c razón mismo del concepto de interpretación renace el conflicto entre carácter imuirivo inverifica.º5! 5. 1947. Me pro- pongo mostrar que la noción de te.'¡~gales.on su ma- nifesta~iÓ~1" (p. hacia cuyo Lnterior cacL1 psi- Dilthey.~él (sich gleichfetzen).etaciÓ~ e~. los ('monumentos escritos". ventOr.en la vació n que-la escritura confiere a los signos-: ' . Esta alternativa ex- terpretací6n aporra el grado ' de objei:ivación. Entre lOS signos del psiql. efconocÍffii-ento'· mediante sign~s del psiquismo ajeno. ¿No es la interpretación una especie de la comprensión que hace estallar por función disonguir. no deja de oscurecerse desde que se amea la pregunta sobre las condiciones de cientificidad de la interpretación \ Se expuJsó a la explicaci6n menos antinómica de sus relaciones. a tales testimonios. y la in- turalista. lo es porque. . en Le Monde de cóincidir con el íñteriorder autor:lguafa'1~. He aquí la psicología de la comprensión. la oposición inicial no es exactamente entre explicar e interpre- tar.xtO. preguntar s¡ un conocimIentO científICO de los ind~viduos es posible."una-conc~p~ión obstante. donde la interp.jme!"-PS. La interpretación es así el arre de seos de f~~~~prensión al separarse de ¡.lTñmeéirate~de 'la coniprensióndel ofi:ü.Yl!d?-. él lo había superado mediante la práctica humana de un feliz ma- de un psiqUlsmO ajeno.l. EstaS dos esferas son la de las ciencias naturales y la de el género? ¿La diferencia específica.~e~éutica-! al proceso por el tica es comprender al autor mejor de lo que él se ha comprendido a sí mis- mo". si esta oposición es excluyente. gracias a la fijación y la con~er­ duyeOle proporciona el puma de partid. la hermenéutica cumple los de- Po~\a escritura'.()0. los "testimonios humanos conservados b~~de toda certeza histórica" (p. graci~s a esta renovación". dar un interior en un ex:re- a la observ-aci6n científica y sometida desde Galileo a la empresa de matemati- rjor~ ¿Qué es lo más importante en la hermenéurica. 333)..:'j~·¡?-'d~ la hist~~. 32Ó).Jl- ronces.a p¡~vincia por una parte. las exigencias epistemológicas son más apremiantes.. exige una renovación de los dos conceptoS de Esra discincion entre explicar y comprender arece en principio clara.los dos t¿minos designan dos esferas de la realidad qué éllostienen pone finalmente en tela de juicio la relación entre comprensión e interpreta- ción. en primer lugar.-L~ int~rp~e~aci6n es una prOVincia particular de esta la interpretación: "Es función de la hermenéutica establecer teóricamente. en pleno día. en Diith~.. Preguntar si pueden exism ciencias del espíritu -es. Con Dilthey.ela~ión...Pl~. nes fijadas de una manera durable". contra la intrusión constante ~e 1. reprodu- 1 l' Esprit. a la manera del historiador. esta pareja comprender/interpretar. / ¡) '. En Dilthey. Este desgarramiento de la hermenéutica entre particular de la comprensión.Er~nsión./ c. ¿QUÉ ES UN TEXTO? 133 DE LOS TEXTOS A LA ACCIÓN 132 comprender aplicado a tales manifestaciones. la comprensión proporciona el un téñnino debía excluir al otrO. no es aquí más las cie.a de la discusión que sigue. estas distInciones constituían una alternativa en la cual En.. su inclusión en la esfera zación y desde John $ruarr Mill a los ci.¡.ill. a tales mo- preraci6n.. Pero veamos ahora la lógica de cual conocemos algo psíquico con 1~_a. muchas generaciones ertrrenadas en la reflexión de recibir una validez unIversal Dilthey responde afirmativamente porque el epistemológica. había sido el testigo de este desgarramiento imerno del proyecto her- qUlsmo es capa2 de uasla&rse. si trimonio entre la genialidad romdntica y la virtuosidad filológica.. antes de del espíritu es ia de las Individualidades psíquicas.~"_~QjY~r~~ <:kE.~~queda d~ una estrecha ¿omple- del campo de las cienoas namrares.0 ajbit~~Xi() romántico y del subjef~yism~ es.lismo ajeno. no explicación y de interpretación y. por otra. primera parte de este ensayo. "Origine et développement de l'herméneutique" (1900).... tenemos las "manifestacio.~alJ<l_ Y~<1Ji<4~. Es pues necesario partir de la oposición entre ex- su tendencia psicologizante y su búsqueda de una lógica de la interpretación plicar y comprender. sino entre explicar y comprender. cépti~~ en el d~.osión quiere Wilhem Dilthey.sibLes. La región de la ::~p~ensi6n o su diferencia respecto de ella.'estO"-es. _--~ .?! Schleiermacher. en Dilthey! su in- numentos. cuyo carácter distintivo es la escritura. la exigencia de objetividad vinculada a la noción misma de ciencia del espíritu. ·separáiidose-·d·e~los"-vaIóie~' di. . también la contradicción estalla ahor:¡¡. a la manera del sabio na: fundam~ilto.. si es susceptible separan del sabio romántico. la fijación por la escritura. ~ . G C-Q.Q. Muchas generaciones lo esta ¡nrcligencia de lo singtdar puede ser obJetiva a su manera.

A partir de allí es posible un comportamiento explicativo pretación apunta siempre a una rep. Si hay préstamo.r la susperislon. la ció n de la vida implica este carácter cada vez más indirecto y mediato de la constitución del texto como texto y de la red de textos como literatura auto- interpretación de uno mismo y del otro. tratarlo como texto sin múndo y sin ~l1:tor}'. a una Nachbildung de las expe- con respecto al texto. su dinamis- suspensión de la relación referencial con el mundo y con el sujeto habEmte. nos conduce no está de ninguna manera tomado en prést~mo de otro campo de conoci- a plantear las dos preguntaS que dirigen la continuidad de la discusión: ¿no miento y de otro modelo epistemológico que no sea el del lenguaje mismo.. de la intercepción por parte del texto de todas las relaciones que no existe ni en la realidad coríd. no tiene más que un adentro. es el psiquismo mismo.tomenota. la lengua. de esta creación. Es Bosible tratar los textos según las reglas de explicación que la lin- gíbllidad en la comprensión del otro. como regla del juego cuya ejecución es el habl~. Sobre la base de esta elección. Estas unidades. ¿QUÉ ES UN TEXTO? 135 DE LOS TEXTOS A LA ACCIÓN 134 textos engendra dos posibilidades.susp~h_~íoKddte~to. Como lectores. <no se ha de reelaborar también su re- güís~ aplica con éxito a los sis_t~mas simples-de signos que cOIlstituy(. la inter- do y h~c)a otro. hacia un ITlUn- persigue un sí mismo y un otro planteados en términos psicológicos.intención. la vertiente objetiva de la Retomémoslas sep. mo creador. La_t::xterioriza- Este proyecto no sólo es posible sino también legítimo. perte- Il~ce .' las cuales no. son por sí mismas fenómenos psíquicos. el sentido de un enunciado constituye una idealidad por así decir. si es cierto que el recuerdo mismo sigue el hilo de los sigllifi- como se tendría con una palabra dirigida a alguien a propósito de algo. la hennenéutica gar. no desempeña aquí ll!I!gún critos un caso particular de la comprensión de los signos exteriores de un papel. v. 'Como se sabe. se produce en el inte. llamamos -el ocultamiento del mundo circundante por el cuasimundode los .:n la lación con la explicación. cados. o incluso en la conexión. De manera análoga. a la JJI. municación viva. es-necesario abandonar decididamente la referencia de la interpretación a la No es un modelo naturalista extendido ulteriormente a las cienci'as del espí- comprensión y dejar de hacer de la interpretación de los monumentos es- ri!u. Pero los~ignos . O bien podemos le- macherllama la forma e:xter'ior e interior de la obra. podemos permanecer en la ~r (nachbilden) el prpceso creador que ha engendrado la obra.aradarnente. de la comprensión misma.. antes de considerar su articulación. ila psic~logía. va}qres. sin embargo. Así. lo que reclama esta mediación a través de significaciones. Este comportami~nto explicativo.tÍltimos escritos de Dilthey (La edificación del mundo histórico en las cien- necell ambas a la lectura y la lectura es la d{aléctica de estas dos actitudes.de lectura del texto.teo: mientras que el habh perrenece a la fisi~logía. el lector decide mantenerse en el lugar del texto y fines. E~~a insoporrable tensión. Pero. la e~igencia cientÍfica conduce a una despsicologización cada vez en la clausura de este lugar. no hay intención de trascendencia. Pode- obra se acentú~ bajo la influencia de las Investigaciones lógicas de Husserl (co- mos hacer un primer tipo.g. El texto y la explicación estructural sociología. cias12umanas) han agravado la tensión. quizás aun de I1n afuera. para Husserl.o si la interpretación ya no busca su norma de inteli- sigIlOS. Por un lado. por su estructura. lá 'distinción lengua-habla: es la distinción fundamental que permitió darle a la lingüística un objeto ho- mogé-. con lo cual lo interpretamos. (' mo se sabe. la interpre~ación riza la interc~pcíón de esta doble trascendencia del discurso. sólo pueden buscarse en lo queSchleier- entonces~ 'por sus' ielaciones internas. riencias vividas. La oposicíón naturaleza-espíritu.~ 1~_!i!1gi!:f~tica.e)(pli<:ªrlo de esta . el de prolongar la se intercalan así entre el autor y nosotros. Estas dos posibilidades perte- Los . incluso.(io~ del mismo campo. a díferencia de lo que pensaba Dilthey.ant.del texto. el de los p~iquismo interior? Pef. cuyo testigo es el último Dilthey. En efecto. la lingüística sólo conoce siste- Retomemos nuestro análisis del texto y del estatuto autónomo que le recono- mas de unidades desprovi~tas de significados propios y cada una de lás 'cua- cimos en relación con el habla y el intercambio de palabras habladas. lá iÍurospección. que habíamos dejado de lado? leng~a por oposicióu' al habla. Esta transferencia hacia el lugar del texto -lugar que es un no lugar- procede de la objetivación de las energías creadoras de la vida en las obras que c()~~tituye un proyecto particular con respecto al texto. En este proyecto particular.üaiícción. Lo que les se define por su diferencia con respecto a todas las otras.íana ni en la realidad psíquica: es una pura con un mundo que se pueda mostrar y'con subjetividades que puedan dialo- unidad de sentido sin localización real). acabar el texto en palabras'y restituirlo a la co- el encadenamiento (Zusammenhang) . una lectura que. Como tainbién se sabe. que hace de ella un todo organizado. el texto no tiene más avanzada de la interpretación.

ación lexj<::al. pero afectada por el signo inverso: relación de parentesco subestimado o devaluado (Edipo mata a su padre La- yo. para marcar esta anaIogía"Claude .u¡:~rizan a tema~las unidades linguístiéas de nivd inferior. Esta hipótesis es per. sin ser habla. los fonemas. Recordaré aquí brevemente el análisis que Lévi-Strauss propone del mito gí. como las de la artir:. . de morFemas. 1980]. la cuarta agrupa todes los nombres propios la traducción castellana.. Clallde Lévi~Strauss form. son unidades oposiüvas.'¡3. las actitudes posibles con respecto a un te~to. "h~'(fe'r'ela¿i6nes": "SOf6· en forma de combinaci6n de cales haces las unida- des unidades del lenguaje. sino la combinación. " _.! estructural. Buenos Aires. la estructura del mito. Pero antes de sefi~~r el límite para éste. _~ en la primera todas las que hablan de la relación de parentesco Como {Oda ser lingüístico. en el lengUaje ge Lévi.en última instancia. . una sustanCia.---. grado de des discretas.._. El como estos mismos son en relación con los monemas y estos en relación con ju~go de las oposiciones y de sus combinaciones. en la Antropo!o. del lado del discurso. 2 a propósito de una categoría de textos.. en su sustancia sonora. . sino un '--. aun antes de emprender la carea. Él texi:~.-que corresponde a m1. un fectamente legítima: consiste en deCir que. el fonema no es un sonido concreto. 190-191).~ relación con esta distinción'Jengua-discurso. guiente: a pesar de que la escritura está del mismo lado que el habla en rela.ean puramente distintivas. tQmado en forma absoluta. ¿no estará del mismo lado que el hcilik en rela. es. ¿la distinción habla-escritura no _Llyi-Scrauss habfadem"ltemas. las grandes unidades. discurso? Estas observaciones son perfectamente legítimas y nós .valor de oposición . Antígona estas unidades constitutivas implican la presencia de aquellas que intervienen entie. le¡{guaje.------. Pero ellas son en relación con estas últimas (les semantemas).a~() por unidades consütutivas.'pc)r e'irá ráziSn llamáremos a los elem~ntes que pertenecen pro- Este modelo estructural proporcion3_~1 tipo de comportamiento explica. zurdo.. ' "" . es decir.. la especificidad de la escritura en forma. define el concepto de est(uctura en lingüística.se ocupa la lingüística.') 136 DE LOS TEXTOS A LA ACCIÓN ¿QUÉ ES UN TEXTO? 137 ya s. '". en la.. quizás. pie . -_. La hipótesis de trabajo de todo análisis estructural de textos es la si. cuyo. Pero para mantenerse en los Jimites de la analogla entre los mi- I . como las de la articulación. ~s deci. la tercera columna concierne a 2 C1aude Lévi·Srrauss. . en cierr~ conqiciones..:ntemas. sobreestimado (por ejemplo: Edipo se casa can su madre YoCasta.t~ f<?Em. el mit() ~s. un juego de relaciones. Eteocles mata a su hermano Polinices). hay que hacerse cargo de su fecundi. nificativas. del Gracias a esta hipótesis. Lo que se lla- ción. Eudeba. el del sem..' - .ipo.l- ser tratados como análogos de la lengua en el discurso. Cada ferma difi~re de la precedente por un II). distinta. es decir. van a poder ser tratadas según las mismas reglas que las más en tanto s<:rie de enuric~a4os. las gran. de este comportamiento explicativo. aquellas que s~ alcance filosófico o existencial. en un inventario de unida. y que se resuelve en su valor de oposición por relación con todos los otros.. los monemas y los lumna. las unidades 4e n~yel inf~ri0r a la oración. se encuentra la misma relación. o sig. . las unidades de nivel superior a la ora. como se habla de fonemas. de es . Del mismo modo. .f:9. des~ co~~it~tivas' adquieren una función significante" (p.. .- tivo que vamos a ver ahora aplicado al texto. AnthropoIogie structurale... significado evoca una dificultad para caminar erguido (cojo..s una detrás de la otr~ c~q~dt~yen el ~elato ción con la lengua? ¿No hay que oponer globalmente a la le~gua el Qlscurso propio del mito. Il:0.todo: distribuye en cuatro columnas las frases del mito. de oraciones? En pe9ueñ~ unidad:es-f:mrili~a los lingüistas.uta as{ esta hipótesis de trabajo. la dispesición de les sof! precisamente de las que.una de las f~~ses del mito.. que son por lo menos de la ex- habla. que no se poddan aplicar_al text~ leyes que no son válidas más que para la lengua. para hablar como Saussure. --_. los mitos: d~.. .-. sino una ción con la lengua. te. piament~al mito (y que son los más complejos de todos): grandes unidades censtiturivas" (pp. mitemas. es decir. La paginación citada corresponde a les monstrues y su destrucción..9E4_~1iOra~i~~iS~<p~e§ta. ofrecen' organizaciones comparables a las de las pequeñas unidades del ma aquí función significante no es en absoluto lo que el mito Cjuíere decir.. París.lIl. semantemas. 1958-1971 (traducción castellana: Antropología estructural. les [enema-s. un mi tema no es relación con el habla efectiva se basa en rasgos estructurales susceptibles de . cemplejidad. Plan.:Suauss. Se objetará. el análisis de los textos de- pensar que el modelo explicativo llamado estru-Ccural no agota el campo de berá piocedecc6n la misma suerte de abstracción que practica el fonólogo. 191).-..secundaria y no se h~n de ubicar lengua y habla -der~ismó lado.ás alto. chas oraciones particulares y constituye. en suma. fonológica. en este sentido. según este mé.ra a su hermano Polinices a pesar de la prohibición). es una función definida por el método conmutativo dad.~~g!!!1da co- normalmente en la estructura de la lengua.

pero n2 gue lo por ejetnplo. es el que promete.~ 't¡e~p~ que limitémonos a enunciarlo. etcétera.ul.o en establecer los diversos tüaEn-~nce co~~e.a oración tienen la rrtisma ~f9sición que las unida. en la suspen.el relato. franceses del análisis estructural de los relatos. el narrador sólo es designa- consiste en la capacidad del todo de jnr~rar' subunldades. estudiar una psicología conductista.. La lógica ae-lá acción consiste entonces en un encadenamiento de nudos de bestimación como el esfuerzo para escapar a la autoctonía es a l~ imposibili. tenemos relacio nes de parentesco una vez sobrevalora. éstas no serán para él unidades psico. cada un~.138 DE LOS TEXTOS A LA ACCrON ¿QUÉ ES UN TEXTO' 139 hinchado). ayudar. los extremos de estas secuencias son sólo das. seen:éaáenan~ las unidades elementales se int~gran en unidadt. nivel de l~s ac- mentos y con la totalidad de la obra. narrativa subyaceriteal tiempo narrativo. niveles de ini:egración de las parees en el todo (aspecto jerárquico). objeto de lectura y no en absoluto de la misma naturaleza entre los actantes del relato: no son los personajes como habla. relato: el actante es aquel que . 'po~ría [Ornar acción se hace. traicionar. de tal modo que. el de los relatos folclóricos. entre 3 y 4. Más'allá de estos tres niveles (nivel de las acciones. el que recibe la promesa. aparece la lógica de interpelar. Explicar un relato es captar esta imbricación. sino los papefes'Corre- en' una situación concreta. en proce.. en la suspensión de su significado para nosotros. etcétera.méto- columna mantiene la misma relación con la columna 3 que la columna 1 d04e_ ~nm utación del plano fonológico al plano de las unidades del relato. ción de un modelo lingüístico a la teoría del relato comprue¡. 196-197).. con la columna 2 . lógicas susceptibles de ser vividas o unidades de comportamiento que pueda lación. lo por los predicados de la acción. seinlülogo. toda la serie es diferente: se reconoce aquí la transposición del . . Se Queda entonces ensamblar el relato como un todo y ubicarlo en la co- encuentran en estOS autOres los mismos posJ. hemos interpretado. como aproximarse.!!~mentación (aspeccQ horizontal). Roland Barmes y Greimas.. que cie- consigo misma" (pp. estos postulados en conjunto definen el tantes. Así. Los actantes son definidos só- como texto. Esta transposi- do el analista aísle unidades de acción. impedir. nivercre-Ia narración).. Podemos decir. p~~ para el análisis es_tructural. pero ya no de carácter lingüístico. Entre 1 y 2. el do por los s'lgnC)S de la narratividad. dotados de una existencia propia.~~~a~ta~ente . el sentido de! relatO está en la cofñ6inación de los elementos y no deben buscarse en otro lugar que en el texto. que .ados que en Lévi-Suauss: las municac~<?'?:r~arratlva. No se dejará A esta cadena y a esta imbricación de acciones corresponden relaciones de de notar que esta ley es. la sobrevaloración del parentesco de sangre es a la su. . . Por medio del análisis estructural.. El análisis estructural presenta así una jerarquía de actantes plorado por los formalistas rusos de la escuela de Propp y por los especialjstas correlativa a la de las acciones. 199). Et ~to aparece entonces como una suertede"íns(ru~ento apíTcaciÓn de esta técnica conduce a descronologizar .t~rio. como la Otra. rr~~. esta las operaciones que ponen en relación mutua los haces de relaciones y que estructura en fuga de los procesos de acciones implicadas. etcétera. .. por los ejes semánticos de la oración y del sión de toda realización en un habla actual. Una secuencia es. Aquí el texto sólo es texto y la lectura lo habita lativos a las acciones por su parte formalizadas. Volveremos enseguida sobre este resultado. dor ayfÍ destina. económicos. En últíma de poner en conexión grupos de relacioneS'es -superada (o. La comparación de las cuatro columnas hace aparecer una corre. otra vez subestimadas. el relato se reducida a una coinhinatoria de algunas unid.dés' dra- reemplazada) por la afirmación de que dos relaciones contradictorias entre sí mátlcas -prometer. en el sencido de un recitado donde el poder del mito seda reactivado sujetos psicológicos. sOlo esta el mundo de los usuarios del relato.que serían los para- son idénticas. ideológicos). en la medida en que cada una es. inversamente.. los dos interlocutores des inferiores. de manera de lógico que disminuye las contradicciones para superarlas: "la imposibilidad hacer aparecer la lógica.. por excelencia. tinatario. luego una los puntos de orientación del relato. instancia. enconces. saludar. entonces.e.. da relato.ponder a 'otras disciplinas semiológicas (sistemas sociales. a quien . el des- otro en un dominio vecino. accióIi que en conjunto constituyen la continuidad estructural del relato. cuan. ya no hay nada que pertenezca a la ciencia del cie~ ~~I relara. la tarea dd análisis esuucrural consistirá. el cual puede eVen- der a . si se cambia ' Un ele- negación del carácter autóctono del hombre: "De eso resultaría que la cuarta men~o. etcétera. consriruye "la ley esrrucrural del mito considerado" (p. tenemos una afmnación. Este campo fue ex. que hemos explicado el mitO. el encuentro incluye acciones elementales. con quien . más exactamente. . por ciereo.:s más amplias. . una serie de nudos. al m}~-. la Acabo de tomar un ejemplo en el dominio de los mi[Os. el do nance. la dad de lograrlo".~_§e convierte en un discurso dirigido por el narra- unidades mayores que l. "una alternativa abierta por la anterior. lueg. .. contradictoria dig~as d~ l~ acción. que pertenecen a la constituEión misma sencido de 'un clemenro es su capacidad de entrar en relación con OtrOS ele.

e.xiva que he llamado.bre todo.q~~··el·c~ncepto opuesto de explicación ya ganó en feréñcia anál6gicade las pequefias unidades de la lengua (fonemas y Iexemas) a fuerza.~~gos. Il1.~}!. mente de Dilth'~y... al?J::of>iación entiendo lo siguiente: la interpretación de un texto se ~cab.en . como una lucha hacia el significado. la interpretación abierto hacia oua cosa. .de roda hef!!lenéu~ca es luchar contra la distancia cultUral. seremos llevados a presentar el concepto de in- y tomado de las ciencias naturares transferido a un 'dciffiínÍo ajeno. es el más importante. se p:uació~.~~l~_s.s¡-a&n' ~-posible darle un' s~. marca la realización.e~u.fÜ~rª§e.~~:<lII1bién levan:t~~ esta sus!. dd sistema lectura La lecrura es posible porque el texto no está cerrado en sí mismo.ue. Por este campo: la língiiís"tíca: . esta~á en piaci~ que. l~er. en toda hipótesis.. ~Ldelos terpretación ~~ '¿posi'cíó"ri át'&:explicación. La_otra lectura no sería incluso posibl~. . y que la expIlcación no es nada si no se "mari~efas._ como una lucha conga d alejamiento del sentido mismo.. si en primer lu. la comprensión del textO no es un fin para sf misma.'al discurso del texto.RIJSt¡va:-P~ro constituci.~>. como escritura.entelu~r. como se verá por lo que sigue. comienza a comprenderse.no de un En síntesis. sino que mediatiza la relación consigo mismo de un sujeto que no encuentra ro. pode~. Decíamos que se nos ofrece~ dos diación de los signos y de las obras.lei~~-¡. de una manera aún próxima a la de Dilthey.mporáneo y se~. en primer lugar. en términos más verdaderamente hermenéu- gar no resultara evidente que el texto. más estrechamente complementaria y recíproca entre explicar e interpretar. en términos puramente temporales.\.P9. reflexión-concreta.4~~~~'pr. pJincipiQ era extraño.erc. lucha la verdadera naturaleza de la suspensión que afecta al moti miento del texto -que puede comprenderse. en este sentido. 140 DE LOS TEXTOS A LA ACCIÓN ¿QUÉ ES UN TEXTO? 141 nuestra observación inicial: actualmente la explicación 'ya no es un concepto En unp'~imer momento. . si se dad. último -- rasgo . una capacidad ~rig~aI de cbnti. Pa~mos .J~nte. y se forma. miCo. espera y reclama una [ICOS. nunc.ó n del sí rrzismo y la del sentido son ~ont~~poráneas.~10~gir y acentü.-A partir de esto.-~.q. oponiéndola a la precedente.us._9. que es s~carácter abi~rtb. sino que nace de la propia esfera aer lenguaje. Pero. Una de las Esta seg~..n._ en la constitución misII:1a del texto. por (rans. A decir ver- debate 'con un modelo de' inrellgi6íIída-cfque' pertenece de nacimiento.acher. Por un lado.tido.tiiest~lévela finalidades . ej.la milfid'o y al pt1bIico de los 'sujetos hablámes: eS l~a-t~~. <l4ep1. térl!l.. en el interior de la misma esfera del lenguaje. '.i~n: la lectura es como la c~'ncreto de esrn articulación y de esta continuación. peIÍ~ii:queafecta aja referencia del texto y llevarla hasta elento-.actiial de la inrerprera.a.de los signos de culrura en los cuales el yo se documenta la que hemos llamado interpretación.c. 4()~ '. C~Il_ . como el relato. el foldoreo el de las ciencias naturales.iª. Hermenéutica y filosofía reflociva son aquí correlati- vas y recíprocas.~~¡~~"S~h. 'so.¡J. la autocomprensión misma pasa por el rodeo Consideremos ahora la otra actitud que se puede tomar con respecto al texto. "contra el alejruniento secular o. sólo será mediatizado por la explica- puede decir. de la comprl!~jqn. ál proc~der de la lingüística y de la semiología en lugar de ser tomado las grand~~ ~n:ickdes superiores a la oración.c:!.propio lQ. ya Según este primer sentido. se comprende de otra manera 0.ensi6n y acabar el text~ coñ\o' Iiabkfc:~. sino de valores sobre el cual el texto se establece. Esra articulación de un díscurso con un discurso de. articular.¡ partit~r~ iñ'usical.nÜble­ moiiiimentosesciitos. explicar e interpretar se hallarán en debate sobre el @inrerpre:tación de s{ de un sujeto que desde entonces se comprende mejor.l~ r~¿o.ión de un.l!.J:l}~~.ínti~a§. J~. Este acabamiento de la mteligencia del texto en una imeligencia de sí mismoca- racteriza la especie--demosofía reAe. Así.-úzte. en lugar de serle opuesto de manera inmediata y en suma ingenua.un discurso nuevo ac. ... la 'actuali~dó~. incorpora como intermediaria en el proceso de la autocomprensión mismo. ~!n{~~prera<. al dominio -de las ciencias 'humanas y a una ciencia de punta de ción. la interpretación conserva el carácter de ~pro­ n'O será confioIltada con un modelo exrerioú:1as-ciencias humanas. Medi@te la lectura.}~. leer es. la interpretac16ñ. iguala.4~1 teJ:Cto.s. este sentido no será abandonado..de. incluso. de las posibilidad~s s~m. por el otro. al caracterizar la interpretación como apropiación. La podemos introducir. en la reflexión hermenéutica -o en la hermenéutica reflexiva.lna VeZ más de la lectura.ión es el cumplimiento quiere desta~~~~Cgi-ict~¡'.?.n~a actitud es el ver~dero destino de la lecruiá'f. en Desde esté'momeni:o.lo ~ual es verdadera- -. habrá que acceder por grados a una relación en el cortocircuitode ia 'reflexión inmediata el sentido de su propia vida. Este-.. es necesario decir con igual fuerza que la reflexión no es nada sin la me- . en divers~ o~i~ IV Hacia un nuevo concepto de interpretación nes. conyiertc. . mismo' i:¿ireno. Dilthey y Bultmann.i~o aproptticiór¡ subrayarem9s. Pe.

Lévi-Strauss lo reconoce. del carácter aut6ctono o no aut6ctono del bla no es que sea proferida.s. Edipo desposa a su madre. Pues la lectura nunca el pensamiento mítico procede de la toma de conciencia de ciertas oposicio- eqL\ivale a -'un intercambio de palabras. Continuamos oponién. mito es una especie de instrumento lógico destinado a operar una mediación acontecimiento e instancia de discurso.e u!10 ~lsmo. 200). la instancia de discurso. nes y tiende a su mediación progresiva" (pp. estas relaciones pueden aún escribirse en forma de oración. la relación de sangre es menos alta que del texto significan hic et nunc. to_ma de éo~ci~n~ia es la de las aporía~ de la exlsÍ:encia. la . la semántica viva dd mito? Me inclino a ~reer gue. este carácter de reali~ací6n. a la integración de segmentos de acción y de los actantes dentro del da que es. lo restituye en un nivel de mayor radicalid~. El análisis Quisiera ahora superar esta oposición antinómica y presentar la articula.ntido propio de las . ni tentativa de resolución de contradicción. la figura lo mismo nace de lo mismo o del otro.ción progresiva. sigue siendo exterior si no hubiera preguntas significativas. lato de los orígenes es la que se ha querido poner entre paréntesis. Diremos que en la interpretación la lectura se convierte en sar. la rela- to discursivo . Las oraciones ción de sangre es la más alta de todas. 204-205).'. revela un as. lo que Lévi-Strauss llama un mitema. ahora tiene. sangre sobrevaloradas o subestimadas. etcétera. entonces. De hecho. es decir. a su pe- el lector mis~o. . es que sea un acontecimiento. mos decir que la explicación estructural neutraliza el se. referencia hacia un mundo ya sujetos. a saber.d. yel mito sería privado de la función que Por ejemplo. tia sobre el origen. ¿Podría. 'Eliminar esta intención . nace de la tierra o de sus pa- Detengámonos aquí.. ¿de dónde viene el hombre. interceptado y suspendido. retoma su movimiento. proposiciones de sentido sobre el ori- a la explicación en el sentido_del análisis estructural. El mito no es un operador' lógico entre cualquier proposición. según parece. En el trasfondo der mito hay una pre- cir. a saber. El texto tenía sólo un sentido. . cuando declara que d pensamiento mitico constitutiva del mito. donde la interpretación. Pór su sentido. Esta. a un diálogo. se expresa en una oración que tiene un significado procededelatom~' de éo~cr~~cia dé ciertas oposiciones y tiende a su media- propio: Edipo mata a su padre. que acaba el discurso del texto en una es ~¡{n del orden de la ~~ación y del significado. ahora tiene un significado. por su significado. Entonces el texto actualizado encuentra un la relación social.a una de las dos actitudes que proposiciones que apuntan a situaciones lí~ite. hombre. gunta que es una pregunta sumamente significativa. la sexualidad. sino entre dos Para esto es importante mos'trar cómo caq. fu. relaciones internas. Final- entorno y un público. entreIa vida y la muerte" (p. el sufrimiento.oración. una pregunta sobre la una realización en el discurso propio del sujeto que lee. un acontecimien.142 DE LOS TEXTOS A LA ACCI6N ¿Quf ES UN TEXTO? 143 pues es la condición de los o~ros dos: victoria sobre la distancia cultural. ¿No teoría del mito y del relato. Si se habla de relaciones de dimensión semejante a la del habla. entendida como apropiación. sino que se acaba con. para hacer apEecer una semántica profun- texto. etcétera. relato considerado como un todo cerrado en sí mismo. propio de la interpretación. Nuestra discusión ha alcanzado un punto crítico. como dice Benveniste. sería. el vida y sobre la muerte: ¿se nace de uno solo o de dos? Incluso formalizada en texto tenía sólo una dimensión semiológica. hemos ~p-uesto r~~ite a la otra por rasgos q~e ¡~ sonp. función del análisis estructuial la de recusar una semárú:IC'a tido que se reduciría estrictamente a la combinación de los elementos de un de~~tie. el sujeto es se enuncia como relaciones significantes. El mundo es el deliector.' . que según él es la unidad Lévi-Srrauss mismo le reconoce. Ahora bien. a una combinacoria irrisoria. El análisis estructural. Nos esforzamos por atenernos a una noción de sen. la contradicción que el mito intentaría resolver. lejos de abandonar este Volvamos a los ejemplos del análisis estructuraÍ que h~mos tomado de la cuestionamiento radical. habría que elegir. nadie se si ésa no fuera la función del análisis estructural.'. es de. dres? No habría contradicción. és[3 se reduciría a un juego detiene en una concepción tan formal del sentido de un relato o de un mito. una estructura. gen y el fin del hombre. Y más adelante: "El cretamente en un acto que es al texto lo que el habla es a la lenglla. oraciones para quedarse sólo con su posición en el mito? Pero el haz de rela- sión de la interpretación del texto con la illEerpretaci?.opi'. esta función misma del mito como re- dalas como dos actitudes entre las cuales. estéril. la muerte. por ejemplo en la prohibición del incesto. En ciones al cual Lévi-Strauss reduce el mitema todavía comprende al orden de efecto. sólo la posterga para más adelante. de mente.en torn~ de las cuales gr~vita el p~~samiento mítico. Lo que nos interesa del concepto de ha. esta pregunta es la de la angus- una dimensión semántica. me atrevo a decir. el origen y el fin. según Lévi-Strauss.n . y el juego de oposiciones que se instituye en este nivel abstracto pecto decisivo de la lectura. la del mito rel~rado. estructural no llega a~ludjr esta función. cuando escribe: "La razón de estas elecciones apare'ce si se reconoce que una suerte de habla. No digo: se convierte en habla. ción ~i~eha¡'ía comple~entarios el análisis estructural y la hermenéutic.

?i por e! contrario se considera el análisis do. cir -según otra acepción del término "sentido"':"". es!. Lo que quiere e! texto es introducirnos en su sentido. Por mi parte. interpretar es tomar el camino del pen.'~cesaria":'.n. podría decir: ex.r~ q~ie~ ob. es el discurso mismo. titudes opuestas de la explicación y la comprensión en una concépción glo. Seuil. no es lo que se hace en un segundo lenguaje con respecto a un dial.' q~equi~r~-decTr~ p. entonces se muesúa: i:o'mo ~p()sible"sitUar la ex. al m. como se recordará. etapa -y una etap~ -. 4a: esta exégesis hace ser interpretación sobre el lenguaje. La interpretación es. la obra misma de la vox significativa per se ipsam aliquid significans. es decir. ~J\lt. . §1). Así. con el interpretar si nos volvemos ahora hacia e! segundo término de la contradic. sino [o que qi. bra y no del texto: "Los sonidos emitidos por la voz son los símbolos de los samiento abierto por e! texto.terpretación más en e! cual la creación se expresa como un relato de acción: "Dios hizo .. problema de la comprensión de los demás a través de los signos que e! otro ción inicial.' ysi" esta intencióñ es di-'la que interpretan en tanto significan. la intenció~ 'de! autor. la de interpretante a signo. las vivencias d~( ~s~. interpretar. Lo que es interesante aquí es que la interpretación.cQ. Ahora bien.Í.144 DE LOS TEXTOS A LA ACCIÓN ¿QUÉ ES UN TEXTO? 145 significante sería reducir la teoría de! mito a una necrología de los discursos puede decir que el primer relato desemp.ediatizar con signos nues- llegar. Según Peirce. es el acto mismo del lenguaje sobre las cosas. para el exé- ulla interpretación profunda. un relato de palabras: "Dios ' dijo. No obstante. Al decir esto. el verbo. para comprender que la intención o e! objetivo del texto no es. 1-2. las relaciones internas de dependencia de significado de! mismo texto.'.n_lln . cuando pone la interpretación en relación y' un Wortbericht. La hermeneía de Aristóteles. el acto del texto: la relación entre tradi- ingenua y una interpretación crítica. hay que comprender la semántica Es cierto que la interpretación en el sentido de Aristóteles no prepara profunda en un sentido fundamentalmente dinámico. Interpretar.~dece a tra relación con las cosas.ito'r a-las CU~i~S2~a~_p~sible primero. y próximo al qtt~ [~qJús:r:t. Si [a intención es la intención del texto'. Boecio. Tiene incluso una antigüedad digna de rivalizar . en el interior mismo del texto. exactarriente para la inteligencia de esta relación dinámica entre varias capas plicar es extraer la estructura. más acá de la operación subjetiva de [a interpretación como acto sobre confunde con la dimensión semántica de la palabra misma: la interpretación e! texto. Tomaré de Charles Sanders Peirce un concepto d~ .. es lo que. de intrerpretación. Por eso la interpretación se buscar. París. el nombre. retengo de Aristóteles la Tomaré un ejemplo de un estudio reciente 3 que hice sobre la exégesis del idea de que la interpretación es interpretación mediante el lenguaje antes de relato-sace'idü'taI'dé la creación en el Génesis 1.Íón entre explicar e con el de interpretación subjetiva que se vincula.esis. rección que elía abre para e! pensamiento. un Tatbericht. ' no tiene nada de insólito.=-~~§~.. Hasta aquí trabajamos con un C()ilcepto' de interpretación que da de su vida consciente. presupone una teoría de la pala- que constituyen la estática de! texto. 4a". y en cierto modo intratextual.hac~ ya el primer lenguaje. pOD<::r~~. geta. . la relación de '\'-.. un sigJ:Zo . Esta estados del alma.~ ~a~ia el oríent~ del te~ro. continuamos en e! ámbiro de! Acerca de La interpretación. en Exégese et Herméneutique. sostenida por el propio texto.o a interpretante es una relación abierta. y las palabras escritas. aparecer. J. los símbolos de las palabras emitidas observación nos invita a corregir nuestro concepto inicial de interpretación ya por e! habla" (Acerca de La interpretación.. entre una interpretación de superficie y ción e interprétación es una relació¡'¡'interna al texto. Dª-r~fIl. a diferencia de la téc- comprende'r díltheyano. En efecto.!Io. es todo discurso. pues: según el comentario de su exhortación. es de. es decir. estrucqualcomo una. poñetnosen Ei"'misma di. Así.ofojeto es tal que otra relación. eso fue". vincularé deliberadamente este nue- resulta muy subjetivo.de los adivinos y de los intérpretes mántica profunda d~l texto. l~ qu~ acaba~~~d~ ' de~ir s~bre la ~_e­ nica hermenéutica -hermeneutiké téchne. a la cual remite e! análisis estructural.~?C~g.entré illfa interpretación antes aeser el acto del exégeta. Aristóteles. sive incomplexa. bal de la lectura como recuperación dei sentido. ".lÍer~e! re~t¿: l. Este concepto de interpretación objetiva.. el discurso son los r<:.q. sive complexa. una operación objetiva de la interpretación que sería el acto deL texto. es ponerse en el sentido indicado por esta relación de interpretación plic!lción y la interpretación en un 6nico -arco -~ermeñeutlé(/ e'iriré'grar las ac.. e! juego de dos relatos. pue- "Sur l'exégese de Genése 1.s"un paso más en dirección d~'e~t¡ rec:oncili<l-c.eña el papel de tradición y el segun- insignificantes de la humanidad. Hemos dicho que interpretar es apropiarnos hic et vo concepto de interpretación con e! de Aristóteles en el título de su tratado nunc~de la intención de! texto. Se con la tradición en el interior mismo de un texto. 1971. ción de sig. ~~sjl1~ta a de oráculos. "Parole de de incorporarse a la primera: (o 'im:poñm. a título primox:. 1-2.re para nosotros es que esta rela- Dieu". en el sentido de que hay "'--.

En el caso del estructuralismo. des. G. Granger.. Essai d'un philosophie du style. es decir. La siempre una experiencia que no se reduce nunca perfectamente a la idea u objeto de! signo de! que era estructura. en la medida en que es la rea- " ter indefinido de la serie de interpretantes de Peirce (p. G.. sólo queda remitida al término del proceso. A. la transfe- rencia de las leyes de organización de las unidades de nivel inferior a la oración a las unidades de rango superior o igual a ella.proceso p. ES UN TEXTO? 147 siempre otro interpretante susceptible de mediatizar la primera relación. Al término de la investigación. Colin. reactiva el decir del texto. En nuestro caso. es ponerse en el sentido indicado por esta relación de inter- El interpretante evocado en e! espíriru por e! signo no podría ser e! resultado pretación sostenida por el texto. el anclaje del arco en el suelo de lo vivido. de una experiencia entre e! hablante y e! receptor [. los primeros interpretantes sirven de tradición para los últimos. que Por cierto. una definición. no queda por viera contenido [. no puede hacerse posible sino por la comunidad. Si. sunción de aquello mismo que se halla obrando. 1968.. ] El interpretante es un comentario. El decir del hermeneuta es un re-decir. Así instruidos por el concepto aristotélico de interpretación. Pero toda la teoría de que se realice. París. según hemos dicho. La asociación signolinterpretante. en parto de sentido en el texto. se puede decir lo siguiente: la serie abierta de los interpretantes que se incorpo- ran a la relación de un signo con un objeto pone de manifiesto una relación triangular. está en el extre- glosa sobre e! signo en su re!aciórl con el objeto. es necesario aplicar con mucha prudencia el concepto de interpre. objeto-signo-interpretante. mo de lo que hemos llamado antes el arco hermenéutico. tante de Peirce a la interpretación de textos. más o me- la hermenéutica consiste en mediatizar esta interpretación/apropiación por la nos imperfecta. en los estructuralistas. ~ . trasladado de las pequeñas unidades a las gran. la estructura fonológica de la lengua sirve de modelo de codificación para las estructuras de articulación superior. su interpretante es un interpretan. Co. interpretar.cicmes de despsi- 4 G. no es ni más ni menos analógico que. se traslada al plano de los enunciados y de los textos un rasgo de las unidades lexicales. apropiación pierde entonces su arbitrariedad. 104). el signo es la semántica profunda destacada por el análisis estructural y la se- rie de interpretantes es la cadena de interpretaciones producidas por la comu- nidad interpretante e incorporadas a la dinámica del texto. como el trabajo del sentido sobre sí mismo.. es el último pilar bólica. pues. estamos en condi. resulta que la lectura es este acto concreto te de signos. De aquí en más. so- mos perfectamente conscientes del carácter analógico de la transposición. ] Es serie de interpretan tes que pertenecen al trabajo del texto sobre sí mismo. mientras que el nuestro es un interpretante de enunciados. colo~zar tanto como sea posible nuestra noción de interpretación y de refe- mo dice muy bien G. pero en el cual se consuma el destino del texto.. Granger. En esta cadena. comprendida como apropiación. en su Ensayo de una filosofia del estilo: 4 rirla al trabajo mismo que se ejecuta en el texto. En el corazón mismo de la lectura nuestro uso del interpretante. por cualquier. que puede servir de modelo para otro triángulo que se constituye en el nivel del texto. de una deducción pura y simple que extraería de! signo algo que allí ya esru.icológico del p~uente. El objeto es el texto mismo. que está en trabajo. De allí e! carác. 146 DE LOS TEXTOS A LA ACCI6N ¿QuE. se oponen y se concilian indefinidamente la explicación y la interpretación. para el exégeta. una ello eliminada. que son la interpretación propiamente dicha. y sobre todo por el concepto de interpretación de Peirce. Él mismo es expresión sim. La idea de interpretación.